Home‎ > ‎Fiestas‎ > ‎

Décimas e Himnos




Décimas



En San Esteban nació

el Santo Pedro Bautista.

Maravilla nunca vista

al nacer se realizó.

Dios la puerta cerró

de la Iglesia en aquel día;

ni el sacerdote podía

salir de allí a celebrar;

mas la partera al llegar

vio que Dios la puerta abría.

 

Fue su escuela Mombeltrán

y su cátedra Oropesa

y en la ciudad Avilesa

dio a la música su afán.

De su ciencia pruebas dan

los pueblos de la Moraña

y hombres quo de toda España

en la ciudad Salmantina

admiran virtud Divina,

que a Pedro siempre acompaña.

 

Mérida ciudad murada

y antiguo pueblo romano,

tuvo luego al Franciscano

de guardián de su morada.

No menos afortunada,

cuéntense entre los primeros,

Peñaranda, Fontiveros

y el celebre Cardillejos,

quo a pedirle sus consejos

corrieron pueblos enteros.

 

Si veis a un niño jugar,

con inofensiva espada,

la señal es bien probada:

¡Anhela ser militar!

Mas si le veis empuñar

una cruz y en procesión

de otros niños en unión

formar solemne calvario,

diréis que es emisario

quizás de alguna misión

 

Es ya un joven y llamado

por Dios a la soledad,

Con prontitud y humildad

sale de su pueblo amado

y, cuando al sitio ha llegado,

cuesta y pinar de La Parra,

el demonio con su garra

quiere a Pedro amedrentar

y para este fin lograr,

los pinos troncha y desgarra.

 

Mas como Dios le destina

por sus elevadas miras

a las islas apartadas

a predicar su doctrina,

hacia Manila camina

dejando su Patria cara

y allí le ordena y repara

una inmortal comisión:

La de marchar al Japón,

donde el rey le delegara.

 

Ved a Pedro que jugaba

con otros de sus iguales

y en solemnes festivales

sus aficiones mostraba.

Procesiones simulaba

y eran toda su afición

publica demostración

de que llegando algún día

el héroe invicto sería

del calvario del Japón.

 

Mas el joven no alucina,

ni la tormenta le espanta,

lleno de fe y unción santa,

para el convento camina

guiado por luz Divina

que protege su inocencia

y a San Francisco obediencia

prometiendo, en celda oscura

hace la vida mas pura

y sin igual penitencia.

 

Concesiones a millares

logra allí Triunfos extraños

que le hacen en pocos años

dueño de aquellos lugares

por milagros singulares

que realiza cada día,

pues tanto con Dios podía

el ínclito Franciscano,

que con solo abrir su mano,

el cielo le obedecía.


Himno a San Pedro Bautista

HIMNO A SAN PEDRO BAUTISTA


Gloria, Gloria a San Pedro Bautista.
De Castilla hermosísima Flor.
Diplomático ilustre de España.
Protomártir de Cristo en Japón.

ESTROFAS

Como Apóstol de Paz enviado.
De Manila al Imperio Nipón
con destreza logró la concordia
y una guerra funesta evitó.
Misionero celoso y ferviente
muchas almas a Dios convirtió
que inflamadas con su santo ejemplo.
Del martirio corrieron en pos (bis).


Sentenciado a morir con afrenta
y después de una larga prisión
padeciendo increíbles trabajos
fue llevado al confín del Japón
allí puesto en la cruz como Cristo
y ostentando invencible valor
traspasáronle el pecho las lanzas
y su espíritu al cielo voló (bis).


Capitán esforzado de mártires
que a tu lado murieron por Dios
y regaron vertiendo su sangre
la feliz cristiandad del Japón.
Óyenos, oh Bautista triunfante
míranos con mirada de amor.
Pide a Dios nos mantenga constantes
en su gracia y en su santo temor (bis).

Veneremos la Cabeza

VENEREMOS LA CABEZA


Veneremos la Cabeza
con el alma y corazón,
que es de San Pedro Bautista,
Protomártir del Japón.

Del gran Pedro Bautista tenemos
su Santa Cabeza, que hemos de adorar;
veneremos tan eximia alhaja,
ahora y siempre hasta la eternidad.

Veneremos la Cabeza...

Entre paños de púrpura y oro,
paredes de plata y limpio cristal,
conservemos tan santa reliquia
pidiéndola siempre nos guarde del mal.

Veneremos la Cabeza...

Gloria, gloria, todos pronunciemos,
por la gran fortuna que tenemos ya;
poseyendo tan rico tesoro,
tan inmensa dicha, tal felicidad.

Veneremos la Cabeza...

Viva, viva San Pedro Bautista,
viva, viva, viva su cráneo divino,
como emblema de aquel gran atleta
redentor del Japón Filipino.

Veneramos la Cabeza...

Ínclito Pedro Bautista, Primer Mártir del Japón

ÍNCLITO PEDRO BAUTISTA, PRIMER MÁRTIR DEL JAPÓN


Los hijos de San Esteban
se glorían con razón
de tener a su paisano
por abogado y patrón.
Este es San Pedro Bautista
primer Mártir del Japón

ÍNCLITO PEDRO BAUTISTA
PRIMER MÁRTIR DE JAPÓN

¡Vítor nuestro Santo amado!
¡Vítor su divino amor!
¡Vítor el dichoso vientre
que al Santo niño llevó!
¡Vítor la dichosa madre
y el pecho que le crió!

ÍNCLITO PEDRO BAUTISTA
PRIMER MÁRTIR DEL JAPÓN

Ninguno de San Esteban,
ningún cristiano dudó
que Pedro Bautista ha sido
mártir por la religión
y que de padres honrados
en este pueblo nació.

ÍNCLITO PEDRO BAUTISTA
PRIMER MÁRTIR DEL JAPÓN.

Himno a San Pedro Bautista en su Primer Centenario

HIMNO A SAN PEDRO BAUTISTA EN SU PRIMER CENTENARIO



CORO:

San Pedro Bautista, que estas en los cielos
cantando alabanzas en torno al Señor,
escucha a tu pueblo que quiere nombrarte
de nuevo, enviado de paz y en Misión.

Estrofa 1ª:
La Misión, que hace siglos llevaste
por un mundo angustiado y sin fe,
hoy se enloda en babeles satánicos
y los hombres se matan
y no saben por qué.
Tú que hiciste en la Tierra Embajadas,
Por los pueblos de paz y amor,
te pedimos que embajes de nuevo
porque el mundo se muere
en pecado y sin Dios.

Estrofa 2ª:
Llevas instancias de afán hasta Cristo
porque triunfe en la Tierra su Cruz,
y poniendo la tuya por prenda
ilumina a los hombres
el amor de su luz.
Lleva a Cristo la nueva Embajada
que le pide por medio de Ti,
los que quieren que reine en el mundo
el Amor desbordado en su Cruz, al morir.

CORO FINAL:

San Pedro Bautista, que estás en los cielos
cantando alabanzas en torno al Señor,
escucha a tu pueblo que viene a enviarte
con nueva embajada de paz y de amor.

Viva el Mártir

VIVA EL MÁRTIR

Viva el Mártir de eterna memoria
viva el sabio de nombre sin par
de San Pedro Bautista la gloria
venid todos conmigo a cantar.

I - Era niño y en su pecho,
el aliento de los héroes
de Dios abrigó, y su espíritu humilde,
el acento de la Gracia Divina escuchó.
Fue sencillo cual blanca paloma
su prudencia no tuvo rival.
Y guardó, cual la flor, el aroma,
su pureza que fue angelicaI (bis)

Viva el Mártir.....

II - Y creció como el sol del Oriente
aumentando su brillo y su luz,
el pecado no mancha su frente
y voló de virtud en virtud.
Extasiado en sublime delirio
con firmeza que aterra a Satán
el martirio, tan solo el martirio,
fue su anhelo, su dicha y su afán.

Viva el Mártir.....

III - Y valiente pasó el Océano
empuñando de Cristo el Pendón
su virtud admiró al mejicano
y sus ecos escucha el Japón.
Y resuenan las voces que cantan
las grandezas del Dios inmortaI
y mil templos a Dios se levantan
y aterrado se esconde Satán.

Viva el Mártir.....

IV - Y el infierno, que vio de esta suerte
destrozado su imperio y poder
cual si Pedro temiera la muerte
en matarle cifró su poder.
Nada puede el feroz Taicosama,
nada valen su rabia y furor,
los tormentos avivan la llama
que en su pecho, consume de amor

Viva el Mártir.....

V - Y murió como mueren los Santos
enclavado, de Cristo en la Cruz
y su alma voló entre mil cantos
del que dijo «haya luz» y hubo luz
tu que ciñes corona radiante
colocado ante el trono de Dios
mira y oye a tu pueblo que amante
de rodillas te ofrece su amor.

Ruega al Señor

RUEGA AL SEÑOR

Cual bello y fragante lirio
en San Esteban naciste,
marcado con cruz viniste,
profecía es, no delirio,
de padecer el martirio
por Dios y su Religión,
por Dios y su Religión.

Ruega al Señor por nosotros
Pedro Mártir del Japón (bis)

En Salamanca estudiaste,
y fue tal tu aplicación
que causaste admiración
como sin igual contraste.

De discípulo te alzaste
a maestro y campeón,
a maestro y campeón.

Ruega.....

Para San Andrés del Monte
te diriges con gran celo
cual EIias al Carmelo,
pasas presuroso el monte;
llegas, pues, a este horizonte
y entras en la Religión,
y entras en la Religión,

Ruega. ....

Honor a tí

HONOR A TI

Honor a ti, Apóstol Franciscano,
preclaro atleta, mártir del Japón
que distes por la fe, la sangre ufano
triunfando del tirano, elevado en cruz
y lanzas por blasón.
A ti Pedro Bautista, con amores,
hoy tu pueblo te rinde adoración (bis)
A San Pedro Bautista, himnos y honores
himnos de gloria, férvidos loores
al Santo Protomártir del Japón.


Ċ
San Esteban del Valle,
27 ene. 2012 4:35
Comments