Coitocentrismo. La primera vez (1)
 

Cuando hablamos de la primera vez, casi todo el mundo piensa que es el primer coito. Por ejemplo, cuando en una encuesta se pregunta ¿A qué edad tuviste la primera relación sexual?  Se piensa en la primera relación coital. Esta asociación entre primera vez y primer coito no es nada simple, sino que tiene unas consecuencias bastante importantes para la vida afectiva y sexual de las personas. Pensar eso significa diferenciar entre prácticas sexuales de primera (la penetración) y prácticas sexuales de tercera (caricias, abrazos, etc., es decir, los llamados preliminares), y significa también marcar la diferencia entre el sexo maduro y el inmaduro. El petting, que es el término inglés que sirve para designar todas las prácticas sexuales excepto el coito, se considera una práctica menor que se realiza solo porque no se puede acceder a la práctica estrella. Utilizando un símil automovilístico, sería como si a Fernando Alonso le dieran a elegir entre un Ferrari y un Ford Fiesta, y se quedara con el segundo.

 

La segunda de las consecuencias de esta diferenciación, conlleva también una jerarquía: la primera vez es heterosexual, por lo tanto, las personas homosexuales y las prácticas homosexuales son de tercera categoría, como poco, y para algunos con ideas antediluvianas, degradantes o perversas. ¿Cuál es la primera vez homosexual?

 

Pero la cosa no se queda tampoco aquí. Sobre el primer coito heterosexual se piensa que es una práctica enormemente relevante para las personas, especialmente si estas son del sexo femenino. De sobras conocemos que las chicas continúan estando educadas para vivir la sexualidad con el envoltorio del amor romántico, de manera que sobre la esperada primera vez empezarán a desplegarse toda una serie de expectativas, de mitos y de miedos. Y muchas, muchísimas preguntas:

 

¡Lo haré cuando esté preparada! ¿Y cómo se sabe cuando está una preparada? ¿Hay algún reloj interior que se ponga a sonar y a avisar de que ya ha llegado la hora?

 

¡Lo haré cuando esté enamorada! ¿Solo se puede tener sexo con amor? ¿No pueden las chicas hacerlo simplemente por placer? ¿Son malas si lo hacen?

 

¡Lo haré cuando confíe en el chico y le conozca de verdad! ¿Cuándo se conoce realmente a una persona?: ¿a los tres meses?, ¿a los tres años?...

 

¡Lo haré cuando esté segura de que el chico no me dejará después! ¿Cómo se puede diferenciar entre los que mienten para conseguir y los que son sinceros sobre sus intenciones? ¿Es verdad eso que dicen que los chicos no son de fiar porque todos buscan lo mismo?

 

¡Lo haré cuando él quiera, así controlaré su interés! ¿Las chicas deben hacerse de valer utilizando el sexo como instrumento? ¿Los chicos pierden el interés cuando las chicas son “fáciles”?

¡Lo haré porque si no me dejará! ¿Los chicos siempre quieren sexo? ¿Abandonan a las chicas si estas no les dan la ración que necesitan? ¿Están los chicos muy necesidades sexualmente?

 

¡Uf, cuantas preguntas! ¡Y qué difícil contestarlas todas! ¿Te animas a hacerlo?