Mujeres samurai

En japonés tradicional, el término "mujer samurai" no existia ya que "samurai" servia para denominar a los hombres. Más tarde, en la época moderna, a las mujeres que pertenecieron a familias de casta samurai se las conoce como mujeres samurai o Onna bugeisha (onna significa mujer y bugeisha significa guerrera).


Aunque actualmente no se les relacione conforme tenian ningún papel especial en aquella época , las mujeres samurai formaban un rol importante, ya que eran un gran apoyo para los samurais y eran las que se encargaban de defender la casa.

Desde pequeñas se les instruia en las artes marciales, especialmente en el arte de la naginata,la katana y en la arquería, de esta forma podían defender sus haciendas mientras los hombres estaban fuera. Estas mujeres guerreras ,cuyos valores eran fortaleza, humildad, obediencia, autocontrol y lealtad, defendian la casa y el honor de su familia frente a sus enemigos a partir de las artes recibidas con mucha destreza y valor.

Pertenecientes a la clase bushi, mientras defendían el honor de su familia y el suyo propio, si eran derrotadas llevaban a cabo el jigai, ritual mediante el cual se cortaban la carótida con una daga más afilada que la katana. Llegaban a estos extremos , al igual que los samurais, para salvaguardar su honor y en su caso, evitar ser violadas. También llegaban a atarse las piernas, a la altura de los tobillos, para evitar la deshonra al caer y morir con las piernas abiertas.

Pese a tener una visión de la sociedad japonesa como machista, en aquella época las onna bugeishas eran altamente reconocidas y respetadas, teniendo un papel importante en el desarrollo cultural y militar de Japón, incluso adquiriendo claros derechos sobre el poder de la familia para llevar el rol del difunto marido y, por lo tanto, adquiriendo una importancia igual que la que tenían los varones de la época.

En el hogar, se les otorgó una alta posición en los asuntos administrativos ya que llegaban a administrar las finanzas de la casa y los empleados que trabajaban en ella. Con los hijos, se encargaban de educarlos en los ideales del samurai, de lealtad y coraje.

La era de los samurais abarcó varios siglos y , por lo tanto, no siempre se encontraron las mismas condiciones. Des de su álgido papel en el s.XI hasta el s.XVI, a partir del s.XVII , las mujeres fueron apartadas a un papel más secundario,usadas solo para estar en casa, dar hijos y unir familias mediante el matrimonio. A las niñas se les enseñaba des de pequeñas a leer y escribir pero a la temprana edad de 10 años, en la escuela, ya se dedicaban a aprender a coser, aunque generalmente ya habrían aprendido puesto que en sus hogares ya les iban enseñando des de más pequeñas.

Debido a esto, su papel como mujeres guerreras y que podían participar en los asuntos bélicos fue apartado y , por lo tanto, durante todos los siglos que abarcó la época de los samurais, su educación y representación fue variando. Des de grandes guerreras y mujeres metidas en el mundo de la política a perfectas amas de casa, madres y esposas.

Hoy en día, hay grandes leyendas de valientes guerreras que se entregaron a la batalla, comandando ejércitos y logrando victorias, tanto para Japón como para sus señores.


Las onna bugeishas más conocidas y representativas son:

  • Emperatriz Jingu (c.169 - 269 A.D) dirigió la invasión a Corea, regresando victoriosa tres años después.

  • Tomoe Gozen (1157-1184) Onna bugeisha más famosa se destacó por su valor y maestría con la katana. Peleó en la guerra de Genpei (1180 -1185).


  • Nakano Takeko (1847-1868) Intensamente entrenada en artes marciales. En la Batalla de Aizu dirigió un grupo de combatientes femeninas. Muere en la Guerra de Boshin de un disparo en el pecho.


Yamakawa Futaba (1844-1909) Peleó defendiendo el Castillo Tsuruga en la Guerra Boshin. Luego de sobrervivir a la guerra, mejoró la educación de mujeres y niñas en el Japón.