Nosotros

Agentes Naturales de la Salud

Enfermedades

Afecciones

Afecciones de la Cabeza

"Conserva la cabeza fresca y los pies calientes, y no llenes demasiado el vientre"

Es una regla de oro para conservar la salud, comprensible para todos y, precisamente por eso, descuidada por la mayoría. Es algo que sucede a menudo: la verdad, cuanto más sencilla se manifiesta, más fácilmente es ignorada.

A continuación, se encontrará un listado de dolencias más frecuentes que aquejan al hombre y el tratamiento natural que la experiencia indica en cada caso.

Notará que cada caso, le entregamos la causa que lo origina, los síntomas y el tratamiento, sin olvidar el principio de que el organismo debe considerarse como un conjunto armónico en lo referente al estado de salud o enfermedad, corroborando así la regla de oro del doctor Boerhave, que es lo escrito al principio.

Aunque cada dolencia parezca diferente, el tratamiento que indicaremos tendrá por objeto el restablecimiento de la normalidad funcional de todo el organismo del enfermo. Se darán si, indicaciones específicas para tratar el órgano afectado, pero sin olvidar en ningún momento que éste es tan solo un pieza de la gran máquina humana.

El principio hipocrático de que " no hay enfermedades sino enfermos" es básico para comprender y aplicar la Medicina Natural.

El notable naturista chileno Manuel Lezaeta Acharán dice: "somos un aparato digestivo con miembros y en el estómago e intestinos se elaboran la salud y se origina la enfermedad, cualquier que sea su n
ombre o manifestación"

Efectivamente, una correcta digestión y una posterior eliminación de desechos constituyen los pilares de la normalidad funcional. Para que estos procesos se desarrollen felizmente es preciso que exista un equilibrio térmico constante entre el interior y el exterior del organismo.