EXAMEN OCULAR Y VISUAL




Componentes de un examen ocular y visual completo


Los exámenes oculares y visuales periódicos son una parte importante del cuidado preventivo de la salud. Muchos problemas visuales y oculares no presentan indicios o síntomas evidentes. Por lo tanto, frecuentemente las personas no conocen la existencia de estos problemas. El diagnóstico y el tratamiento precoz de los problemas visuales y oculares son importantes para mantener una visión saludable y, si es posible, para prevenir la pérdida de la visión.

Un examen ocular y visual completo para una persona adulta puede incluir, pero sin limitarse a, las pruebas que se detallan a continuación. Los indicios y los síntomas del paciente junto con el análisis del doctor pueden influenciar considerablemente la prueba realizada.

Historia médica del paciente

La historia médica ayuda a determinar algunos síntomas que el paciente experimenta, cuándo comenzaron, la presencia de cualquier problema de la salud general, los medicamentos que toma y las condiciones ambientales y ocupacionales, que pueden afectar la visión. El doctor le preguntará acerca de algún otro problema visual u ocular que puede estar experimentando y sobre su salud en general. El doctor también indagará acerca de alguna enfermedad o problema ocular previo que usted o los miembros de su familia hayan sufrido.

Agudeza visual

Las medidas de la agudeza visual evalúan la claridad con la que cada ojo ve. Como parte de la prueba, se le pide al paciente que lea letras de cerca y a la distancia en una tabla de letras. Los resultados de la prueba de la agudeza visual se escriben como una fracción, por ejemplo 20/40. 

Cuando se evalúa la visión lejana el número posicionado en la parte superior de la fracción indica la distancia estándar con la que se realiza la prueba, veinte pies. El número en la parte inferior indica las letras más pequeñas que usted fue capaz de leer. Una persona con una agudeza visual 20/40 indica que la línea que el paciente leyó correctamente a los 20 pies pudo ser leída por una persona con visión normal a los 40 pies. La distancia normal de la agudeza visual es 20/20.

Pruebas preliminares

Las pruebas preliminares pueden incluir la evaluación de aspectos específicos del funcionamiento visual y de la salud ocular como la percepción de la profundidad, la visión del color, los movimientos de los músculos oculares, la visión lateral y periférica y la forma en que las pupilas responden a la luz.

Keratometría

Esta prueba mide el radio de curvatura de la córnea, es decir la estructura transparente localizada al frente del ojo, al focalizar un círculo de luz en la córnea y medir su reflexión. Esta medida es especialmente importante para determinar el ajuste correcto de los lentes de contacto.

Refracción

La refracción se realiza para determinar el aumento o potencia apropiado del lente, necesario para compensar algún error de refracción (miopía, hipermetropía o astigmatismo). Con un instrumento denominado foróptero, su optometrista coloca una serie de lentes frente a sus ojos y mide cómo éstos enfocan la luz a través de un instrumento luminoso de mano llamado retinoscopio. El doctor puede optar por utilizar un instrumento que evalúa automáticamente la capacidad de enfoque de su ojo. Las respuestas del paciente definen el aumento o potencia del lente para determinar los lentes que le proporcionaron la visión más clara.

La prueba puede realizarse sin el uso de colirios para determinar cómo responden los ojos en condiciones visuales normales. El colirio se utiliza en algunos casos, como por ejemplo para los pacientes que no pueden responder verbalmente o cuando algunas de las capacidades de enfoque del ojo pueden encontrarse ocultas. Las gotas evitan temporalmente que los ojos cambien de foco mientras se realiza la prueba.

Prueba de enfoque del ojo, de coordinación y de movimiento ocular.

El análisis de la acomodación, de la motilidad ocular y de la visión binocular determina cuán bien se enfocan, mueven y trabajan en conjunto los ojos. Para obtener una imagen simple y clara de lo que se está observando, los ojos deben cambiar de foco, moverse y trabajar coordinadamente con efectividad. Esta prueba investigará los problemas que impiden que sus ojos se enfoquen efectivamente o que le dificultan el uso de ambos ojos en conjunto.

Evaluación de la salud ocular

El examen externo del ojo que incluye la evaluación de la córnea, los párpados, la conjuntiva y el tejido que rodea al órgano ocular se realiza utilizando aumento y una luz fuerte. 

La evaluación del cristalino, de la retina y de la parte posterior del ojo se puede realizar con la pupila dilatada para proporcionar un mejor panorama de las estructuras internas del ojo. 

Se mide la presión intraocular (tonometría). La presión ocular normal varía desde los 10 a los 21 milímetros de mercurio (mm Hg), con un promedio de aproximadamente 14 a 16 mm Hg. Cualquier persona con una presión ocular mayor de 22 mm Hg corre un gran riesgo de desarrollar glaucoma, si bien existen personas con una presión normal que también desarrollan esta enfermedad. (Enlace a Glaucoma)

Prueba adicional

Se puede llegar a necesitar una prueba adicional basada en los resultados de pruebas anteriores para confirmar o descartar posibles problemas, para aclarar resultados inciertos o para proporcionar un análisis más profundo.

Una vez terminado el examen, su optometrista analizará y evaluará los resultados de la prueba para determinar un diagnóstico y programar un tratamiento. El profesional analizará con usted la naturaleza de sus problemas de salud ocular o visual y le explicará las opciones de tratamientos disponibles. En algunos casos se puede indicar una derivación para una consulta o un tratamiento con otro optometrista o profesional de la salud.

Si tiene preguntas con respecto a algunas enfermedades visuales u oculares diagnosticadas, o sobre el tratamiento recomendado, no dude en pedirle a su doctor más información o explicaciones adicionales.


Comments