Soy mujer‎ > ‎

Embarazo y Bebés Saludables

Información sobre el embarazo para usted y su pareja, el cuidado de su bebé, el ácido fólico, nacimientos prematuros, etc.
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Embarazo y Bebés Saludables
Fecha actualización

18-06-2015

Información de interés

Servicio de Información Telefónica a la Embarazada (SITE)
91 822 24 36, de 9 a 15 horas de lunes a viernes

March of Dimes
http://nacersano.org/

Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad
http://www.msps.es/ciudadanos/proteccionSalud/mujeres/embarazo/home.htm

Enfermería virtual, lactancia materna
http://www.infermeravirtual.com/lactancia-materna/consejos-de-la-enfermera.html

Medicamentos durante el embarazo, CDC

La Leche League

E-lactancia, lactancia y medicamentos o plantas


APPS - Applications


iMamma, ayuda durante el embarazo

Pregnancy Assistant, ayuda durante el embarazo (English)


Información en Inglés - Information in English

March of Dimes (English)
http://www.marchofdimes.com/

WebMD (English)
http://www.webmd.com/baby/default.htm


Artículos de Revistas
Fecha publicación   
18-06-2015 (B)




¿Qué es mejor para prevenir el aumento de peso en el embarazo, la dieta, el ejercicio o ambos?-> Pruebas de alta calidad indican que la dieta o el ejercicio, o ambos, durante el embarazo pueden reducir el riesgo de aumento excesivo de peso gestacional. Otros beneficios pueden incluir un menor riesgo de parto por cesárea, macrosomía, y la morbilidad respiratoria neonatal, especialmente para las mujeres de alto riesgo que recibieron intervenciones de dieta y ejercicio combinados. La hipertensión materna también puede ser reducida. El ejercicio parece ser una parte importante para controlar el aumento de peso durante el embarazo y se necesita más investigación para establecer las pautas de seguridad. La mayoría de los estudios incluidos se llevaron a cabo en los países desarrollados y no esta claro si estos resultados son ampliamente aplicables a las embarazadas de los países con ingresos más bajos.
Rev Cochrane, 11/06/2015 "Diet or exercise, or both, for preventing excessive weight gain in pregnancy"
Antecedentes: Esta es una actualización de una revisión Cochrane publicada por primera vez en 2012, número 4. El aumento excesivo de peso durante el embarazo se asocia con resultados maternos y neonatales pobres como la diabetes gestacional, la hipertensión, la cesárea, macrosomía, y muerte fetal. Las intervenciones mediante dieta o ejercicio, o ambas, pueden reducir el aumento excesivo de peso gestacional (APG) y los malos resultados asociados; Sin embargo, la evidencia de la revisión original no fue concluyente. Objetivos: Evaluar la eficacia de la dieta o el ejercicio, o ambas cosas, las intervenciones para prevenir el aumento excesivo de peso durante el embarazo y las complicaciones del embarazo asociadas. Métodos de búsqueda: Se realizaron búsquedas en laCochrane Pregnancy and Childbirth Group's Trials Register (5 de noviembre de 2014), se estableció contacto con los investigadores de los estudios en curso identificados previamente y examinaron las listas de referencias de los estudios recuperados. Criterios de selección: Ensayos controlados aleatorios (ECA) de dieta o el ejercicio, o ambas cosas, y las intervenciones para prevenir el aumento excesivo de peso durante el embarazo. Recopilación y análisis de datos: Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente los ensayos para la inclusión y el riesgo de sesgo, extrajeron los datos y verificaron su exactitud. Organizamos los ECA de acuerdo con el tipo de intervenciones y los datos agrupados utilizando el modelo de efectos aleatorios en el programa informático Review Manager. También se realizaron análisis de subgrupos según el riesgo inicial de efectos adversos relacionados con el mal control de peso. Se realizó un análisis de sensibilidad para evaluar la solidez de los resultados. Resultados principales: Se incluyeron 65 ECA, de los cuales 49 ECA con 11.444 mujeres contribuyeron con datos al metanálisis cuantitativo. Veinte estudios tenían un riesgo de moderado a alto de sesgo. Intervenciones estudio incluyó principalmente sólo de dieta, de ejercicio solamente, y de intervenciones de dieta y ejercicio combinadas, por lo general en comparación con la atención estándar. Los métodos de estudio variaron ampliamente; Por lo tanto, se estimó el efecto promedio entre los estudios y realizó el análisis de sensibilidad, en su caso, mediante la exclusión de los valores atípicos y estudios con alto riesgo de bias. Las intervenciones de dieta o ejercicio, o ambas, redujeron el riesgo de APG en promedio en un 20% en general (promedio riesgo relativo (RR) 0,80; intervalo de confianza del 95% (IC) 0,73 a 0,87; participantes = 7.096; estudios = 24; I² = 52%). Esta estimación era robusta para análisis de sensibilidad, lo que redujo la heterogeneidad, por lo tanto, se calificó como esta evidencia de alta calidad. Las intervenciones que integran dietas bajas en la carga de índice glucémico, ejercicio físico solo supervisado o sin supervisión, o dieta y ejercicio combinados llevaron a reducciones similares en el número de mujeres que ganan peso excesivo en el embarazo. Las mujeres que recibieron dieta o el ejercicio, o ambas intervenciones fueron más propensas a presentar una bajada de APG que los de los grupos de control (RR 1,14 promedio; IC del 95%: 1,02 a 1,27; participantes = 4.422; estudios = 11; I² = 3%, pruebas de calidad moderada). No se encontraron diferencias entre los grupos de intervención y control respecto de la pre-eclampsia (RR 0,95; IC del 95%: 0,77 a 1,16; participantes = 5.330; estudios = 15; I² = 0%; evidencia de alta calidad); Sin embargo, la hipertensión materna (no un resultado preespecificado) se redujo en el grupo de intervención en comparación con el grupo control general (RR promedio 0,70, IC del 95%: 0,51 a 0,96; participantes = 5.162; estudios = 11; I² = 43%; pruebas  de baja calidad) .No hubo diferencias claras entre los grupos con respecto a la cesárea en general (RR 0,95; IC del 95%: 0,88 a 1,03; participantes = 7.534; estudios = 28; I² = 9%; evidencia de alta calidad); aunque la estimación del efecto sugirió una pequeña diferencia (5%) a favor de las intervenciones. Además, para las intervenciones de dieta y el ejercicio combinados con asesoramiento hubo una (-1% a 25%) reducción del 13% en este resultado (significación estadística marginal). No encontramos diferencias entre los grupos en relación con el parto prematuro en general (RR promedio 0,91, IC del 95%: 0,68 a 1,22; participantes = 5.923; estudios = 16; I² = 16%; evidencia de calidad moderada); sin embargo una evidencia limitada sugiere que estas estimaciones de los efectos pueden variar en función de los tipos de intervención, con una tendencia hacia un mayor riesgo para las intervenciones con sólo ejercicio. No se encontraron diferencias claras entre los grupos de intervención y control en relación con la macrosomía infantil (RR promedio 0,93, IC del 95%: 0,86 a 1,02; participantes = 8.598; estudios = 27; I² = 0%; evidencia de alta calidad), aunque la estimación del efecto sugirió una pequeña diferencia (reducción de 7%) a favor del grupo de intervención. El tamaño del efecto mayor se produjo en el grupo de ejercicio supervisado como única intervención (RR 0,81; IC del 95%: 0,64 a 1,02; participantes = 2.445; estudios = 7; I² = 0%), que se acercaron a la significación estadística (p = 0,07). Por otra parte, en el análisis de subgrupos por riesgo, las mujeres de alto riesgo (mujeres con sobrepeso u obesidad, o mujeres con o en riesgo de diabetes gestacional) que recibieron intervenciones de dieta y ejercicio con asesoramiento combinados experimentaron un 15% de reducción en el riesgo de macrosomía infantil (RR promedio 0,85, 95 % CI 0,73-1,00; participantes = 3.252; estudios = nueve; I² = 0; P = 0,05; pruebas de calidad moderada) No hubo diferencias en el riesgo de pobres resultados neonatales incluyendo la distocia de hombros, hipoglucemia neonatal, hiperbilirrubinemia, o trauma de nacimiento (todas las pruebas de calidad moderada) entre los grupos de intervención y control; sin embargo, los bebés de las mujeres de alto riesgo tenían un menor riesgo de síndrome de dificultad respiratoria si sus madres estaban en el grupo de intervención (RR 0,47; IC del 95%: 0,26 a 0,85; participantes = 2.256; estudios = dos; I² = 0%; moderada pruebas de calidad). Conclusiones de los autores: Pruebas de alta calidad indican que la dieta o el ejercicio, o ambos, durante el embarazo pueden reducir el riesgo de aumento excesivo de peso gestacional. Otros beneficios pueden incluir un menor riesgo de parto por cesárea, macrosomía, y la morbilidad respiratoria neonatal, especialmente para las mujeres de alto riesgo que recibieron intervenciones de dieta y ejercicio combinados. La hipertensión materna también puede ser reducida. El ejercicio parece ser una parte importante para controlar el aumento de peso durante el embarazo y se necesita más investigación para establecer las pautas de seguridad. La mayoría de los estudios incluidos se llevaron a cabo en los países desarrollados y no esta claro si estos resultados son ampliamente aplicables a las embarazadas de los países con ingresos más bajos.

Fecha publicación   
18-06-2015 (A)




¿Se comportan las madres de niños prematuros de manera diferente con ellos? -> Las madres de niños prematuros no resultan ser menos sensibles o responsables hacia sus hijos que las madres de niños a término.
Pediatrics, 01/06/2015 "Maternal Sensitivity in Parenting Preterm Children: A Meta-analysis"
Antecedentes y objetivos: El parto prematuro es un factor de estrés significativo para los padres y puede afectar negativamente el comportamiento de crianza materna. Sin embargo, los resultados han sido inconsistentes hasta ahora. El objetivo de este meta-análisis fue determinar si las madres de niños prematuros se comportan de manera diferente (por ejemplo, menos responsables o sensibles) en las interacciones de las madres con sus hijos después de ser dados de alta del hospital respecto de las madres de niños no prematuros. Métodos: Se buscaron en Medline, PsychInfo, ERIC, PubMed y Web of Science desde enero de 1980 hasta mayo de 2014, con las siguientes palabras clave: "prematuro", "pretérmino", "bajo peso al nacer" en conjunción con "comportamiento materno*r", "interacción madre-hijo", "sensibilidad materna", y "paternidad". Fueron elegibles tanto los estudios longitudinales como los transversales que utilizaron una medida de observación de la conducta de crianza materna. Se extrajeron los resultados del estudio relativos a conductas parentales definidos como la sensibilidad, la facilitación y la capacidad de respuesta, y las medias estimadas se combinaron en meta-análisis con efectos aleatorios. Resultados: Treinta y cuatro estudios fueron incluidos en el meta-análisis. Las madres de niños prematuros y a término no fueron significativamente diferentes entre sí en cuanto a su comportamiento hacia sus hijos (Hedges 'g = -0,07; intervalo de confianza del 95%: -0,22 a 0,08; z = -0,94; p = 0,35 ). La heterogeneidad entre los estudios fue significativa y alta (Q = 156,42; I 2 = 78,9; p = 0,001) y no se explica por el grado de prematuridad, fecha de publicación, zona geográfica, edad de lactancia, o el tipo de comportamiento maternal. Conclusiones: Las madres de niños prematuros no resultaron ser menos sensibles o responsables hacia sus hijos que las madres de niños a término.

Fecha publicación   
14-06-2015




¿La depresión previa al embarazo puede ser un riesgo de depresión post-parto?-> Los síntomas depresivos perinatales son precedidos en su mayor parte por problemas de salud mental que comienzan antes del embarazo, en la adolescencia o la edad adulta. Las mujeres con antecedentes de persistencia de trastornos mentales comunes antes del embarazo son un grupo de alto riesgo identificable, merecedor de apoyo clínico durante los años reproductivos. Además, la ventana para considerar la intervención preventiva para la depresión perinatal debe extenderse a una etapa anterior a la concepción.
The Lancet, 10/06/2015 "Prediction of perinatal depression from adolescence and before conception (VIHCS): 20-year prospective cohort study"
La depresión perinatal es una prioridad de la salud mundial descuidada, que afecta a un 10-15% de las mujeres en los países de altos ingresos y una mayor proporción en los países de bajos ingresos. Los resultados para los niños incluyen dificultades cognitivas, conductuales y emocionales y, en los entornos de bajos ingresos, la depresión perinatal se asocia con retraso del crecimiento y enfermedades físicas. El el Victorian Intergenerational Health Cohort Study (VIHCS), tuvo como objetivo evaluar el grado en que las mujeres con síntomas de depresión perinatal tenían antecedentes de problemas de salud mental antes de la concepción. Métodos: El VIHCS es un estudio de seguimiento de los participantes en el ictorian Adolescent Health Cohort Study (VAHCS), que se inició en agosto de 1992, en el estado de Victoria, Australia. En el VAHCS, los participantes fueron evaluados para los resultados de salud en nueve momentos del período (ondas) desde la edad de 14 años a la edad de 29 años. Los síntomas depresivos se midieron con el Revised Clinical Interview Schedule and the General Health Questionnaire. La inscripción para el VIHCS comenzó en septiembre de 2006, durante la novena ola del VAHCS; los síntomas depresivos en este punto de tiempo se midieron con la Composite International Diagnostic Interview. Se estableció contacto con las mujeres cada 6 meses (desde la edad 29 años a la edad de 35 años) para identificar cualquier embarazo. Se evaluaron los síntomas depresivos perinatales con la Edinburgh Postnatal Depression Scale (EPDS) mediante entrevista telefónica asistida por ordenador a las 32 semanas de gestación, 8 semanas después del nacimiento, y 12 meses después del nacimiento. Definimos la depresión perinatal como una puntuación EPDS de 10 o más. Hallazgos: A partir de una muestra aleatoria estratificada de 1.000 mujeres participantes en el VAHCS, inscribimos 384 mujeres con 564 embarazos. 253 (66%) de estas mujeres tenían una historia previa de problemas de salud mental en algún momento de la adolescencia o la edad adulta. 117 mujeres con un historial de problemas de salud mental, tanto en la adolescencia y la edad adulta temprana tuvieron 168 embarazos, e informaron de síntomas de depresión perinatal en 57 (34%) de estos embarazos, en comparación con 16 (8%) de 201 embarazos en 131 mujeres sin la historia previa a la concepción de problemas de salud mental (odds ratio ajustada 8,36 CI, 95% 3,34-20,87). Los síntomas depresivos perinatales fueron informados en uno o más puntos de evaluación en 109 embarazos; una historia previa a la concepción de problemas de salud mental se informó en 93 (85%) de estos embarazos.  Interpretación: Los síntomas depresivos perinatales son precedidos en su mayor parte por problemas de salud mental que comienzan antes del embarazo, en la adolescencia o la edad adulta. Las mujeres con antecedentes de persistencia de trastornos mentales comunes antes del embarazo son un grupo de alto riesgo identificable, merecedor de apoyo clínico durante los años reproductivos. Además, la ventana para considerar la intervención preventiva para la depresión perinatal debe extenderse a una etapa anterior a la concepción.

Fecha publicación   
07-06-2015 (B)




Relación entre el uso de antidepresivos al final del embarazo y el riesgo de hipertensión pulmonar persistente del recién nacido-> La evidencia de este gran estudio de mujeres embarazadas aseguradas públicamente, es que el uso materno de los antidepresivos inhibidores de la recaptación de la serotonina (ISRS) en el embarazo tardío aumenta el riesgo de hipertensión pulmonar persistente en el recién nacido. Sin embargo, el riesgo absoluto es pequeño, y el exceso del riesgo parece más modesto de lo sugerido en estudios previos.
JAMA, 02/06/2015 "Antidepressant Use Late in Pregnancy and Risk of Persistent Pulmonary Hypertension of the Newborn"
Importancia: La asociación entre los inhibidores de la recaptación de serotonina (ISRS), antidepresivos selectivos utilizados durante el embarazo y el riesgo de hipertensión pulmonar persistente del recién nacido (PPHN) ha sido motivo de controversia ya que la Food and Drug Administration de Estados Unidos emitió un aviso de salud pública en 2006. Objetivo: Examinar el riesgo de hipertensión pulmonar persistente asociado con la exposición a diferentes clases de medicamentos antidepresivos al final del embarazo. Diseño y configuración: Estudio de cohortes anidado en el 2000-2010 Medicaid Analytic eXtract para 46 estados de Estados Unidos y Washington, DC. La última fecha de seguimiento fue el 31 de diciembre de 2010. Participantes: Un total de 3.789.30 mujeres embarazadas inscritas en Medicaid con 2 meses o menos después de la fecha del último período menstrual, hasta al menos 1 mes después del parto. La cohorte fuente se restringió a las mujeres con un diagnóstico de depresión y el análisis de regresión logística con ajuste de puntuación de tendencia aplicado para controlar los factores de confusión potenciales. Exposiciones para estudios observacionales: Uso de los ISRS y los no ISRS en monoterapia durante los 90 días antes del parto versus ningún uso. Principales resultados y medidas: Registro del diagnóstico de hipertensión pulmonar persistente durante los primeros 30 días después del parto. Resultados: Un total de 128.950 mujeres (3,4%) tenían al menos 1 receta de antidepresivos al final del embarazo: 102.179 (2,7%) utilizaron un ISRS y 26.771 (0,7%) un no-ISRS. En total, 7.630 niños no expuestos a los antidepresivos fueron diagnosticados con hipertensión pulmonar persistente (20,8; IC del 95%, 20,4-21,3 por cada 10.000 nacimientos), en comparación con 322 niños expuestos a los ISRS (31,5; IC del 95%, 28,3-35,2 por cada 10.000 nacimientos), y 78 niños expuestos a los no-ISRS (29,1; IC 95%, 23,3-36,4 por 10.000 nacimientos). Las asociaciones entre el uso de antidepresivos y la HPPN se atenuaron con el aumento de niveles de ajuste de confusión. Para los ISRS, las odds ratios fueron 1,51 (IC 95%, 1,35-1,69) sin ajustar y 1,10 (IC 95%, 0,94-1,29) después de restringir a las mujeres con depresión y el ajuste para la puntuación de alta dimensión de tendencia. Para los no ISRS, los odds ratios fueron 1,40 (IC 95%, 1,12-1,75) y 1,02 (IC 95%, 0,77-1,35), respectivamente. Tras la restricción de los resultados de PPHN primaria, la odds ratio ajustado por los ISRS fue de 1,28 (IC 95%, 1,01-1,64) y para no ISRS 1,14 (IC 95%, 0,74-1,74). Conclusiones y relevancia: La evidencia de este gran estudio de mujeres embarazadas aseguradas públicamente es que el uso materno de los antidepresivos inhibidores de la recaptación de la serotonina en el embarazo tardío aumenta el riesgo de hipertensión pulmonar persistente en el recién nacido. Sin embargo, el riesgo absoluto es pequeño, y el exceso del riesgo parece más modesto de lo sugerido en estudios previos.

Fecha publicación   
07-06-2015 (A)




Relación entre la lactancia materna con la incidencia de leucemia-> La lactancia materna es una medida de bajo coste de salud pública muy accesible. Este meta-análisis que incluyó estudios no descritos anteriormente sobre el tema, indica que la promoción de la lactancia materna durante 6 meses o más puede ayudar a reducir la incidencia de la leucemia infantil, además de sus beneficios para la salud de los niños y las madres.
JAMA Pediatrics, 01/06/2015 "Breastfeeding and Childhood Leukemia Incidence. A Meta-analysis and Systematic Review"
Importancia: El cáncer infantil es la principal causa de mortalidad entre los niños y adolescentes en el mundo desarrollado y la incidencia aumenta el 0,9% cada año. La leucemia representa alrededor del 30% de todos los cánceres de la infancia, pero su etiología sigue siendo en su mayoría desconocida. Objetivo: Llevar a cabo un meta-análisis de la evidencia científica disponible sobre la asociación entre la lactancia materna y la leucemia infantil. Fuentes de datos: Se llevó a cabo una búsqueda exhaustiva de artículos publicados entre enero de 1960 y diciembre de 2014, que investigaran la asociación entre la lactancia materna y la leucemia infantil en PubMed, la Biblioteca Cochrane, y Scopus (realizado en julio y diciembre de 2014), complementado con búsquedas manuales de las listas de referencias. Selección de estudios: Para ser incluidos en los meta-análisis, los estudios tenían que ser de casos y controles; incluir la lactancia materna como medida de exposición y la leucemia como resultado medido; incluir datos sobre duración de la lactancia en meses; y ser publicados en una revista revisada por pares con el texto completo disponible en Inglés. Extracción y síntesis de datos: La búsqueda identificó 25 estudios relevantes, de los cuales 18 cumplieron con todos los criterios de inclusión. No se detectaron sesgos de publicación o de heterogeneidad entre estos 18 estudios. La calidad de cada estudio que cumplió los criterios de inclusión se evaluó mediante la escala Newcastle-Ottawa. Se realizaron múltiples meta-análisis utilizando el modelo de efectos aleatorios en los datos en bruto en el programa estadístico StatsDirect. Principales resultados y medidas: La no lactancia o la duración de la lactancia materna y la incidencia de la leucemia infantil. Resultados: El meta-análisis de los 18 estudios indicó que en comparación con no lactancia o la lactancia más corta, cualquier tipo de lactancia durante 6 meses o más se asoció con un riesgo 19% menor de la leucemia infantil (odds ratio, 0,81; IC del 95%, 0,73 hasta 0,89). Un meta-análisis separado de 15 estudios indicó que los amamantados con leche materna en comparación con los no amamantados se asoció con un riesgo del 11% menor de leucemia infantil (odds ratio, 0,89; IC del 95%, 0,84-0,94), aunque la definición de no amamantados difirió entre estudios. Todos los meta-análisis de subgrupos de los 18 estudios mostraron asociaciones similares. Sobre la base de los actuales resultados del meta-análisis, del 14% al 19% de todos los casos de leucemia infantil puede prevenirse mediante la lactancia materna durante 6 meses o más. Conclusiones y relevancia: La lactancia materna es una medida de bajo coste de salud pública muy accesible. Este meta-análisis que incluyó estudios no descritos anteriormente sobre el tema, indica que la promoción de la lactancia materna durante 6 meses o más puede ayudar a reducir la incidencia de la leucemia infantil, además de sus beneficios para la salud de los niños y las madres.

Fecha publicación   
23-05-2015




Asociación entre la edad materna en el parto con los resultados de niños y adultos descendientes en países de medios y bajos ingresos-> Los hijos de las madres jóvenes en los países de bajos ingresos y países de ingresos medios, tienen una desventaja en los resultados del parto, en la nutrición durante la infancia y en la escolarización. Deben reforzarse los esfuerzos para prevenir la maternidad temprana. Tras ajustar por factores de confusión, los hijos de madres mayores tienen ventajas en el estado nutricional y la escolarización. Los extremos de la edad materna podrían estar asociados con la alteración del metabolismo de la glucosa en la descendencia.
The Lancet, Global Health, 18/05/2015 "Association between maternal age at childbirth and child and adult outcomes in the offspring: a prospective study in five low-income and middle-income countries (COHORTS collaboration)"
Tanto la edad materna joven como avanzada se asocian con resultados adversos del nacimiento y del niño. Pocos estudios han examinado estas asociaciones en países de bajos ingresos y países de ingresos medios (PIBM), y ninguno ha estudiado los resultados de la descendencia en la edad adulta. El objetivo fue examinar tanto los resultados del niño como del adulto en cinco PIMB. Métodos: En este estudio prospectivo, se agruparon los datos de COHORTS (Consortium for Health Orientated Research in Transitioning Societies): una colaboración de cinco cohortes de nacimiento de los PIBM (Brasil, Guatemala, India, Filipinas y Sudáfrica), en el que se reclutaron madres antes o durante el embarazo, y se siguieron a los niños hasta la edad adulta. Examinamos las asociaciones entre la edad materna y el peso al nacer descendencia, edad gestacional al nacer, la talla para la edad y peso para puntuaciones Z en la infancia, la educación alcanzada, la estatura adulta, la composición corporal (índice de masa corporal, circunferencia de la cintura, la grasa y la masa magra), y los factores de riesgo cardiometabólico (presión arterial y la concentración de glucosa en plasma en ayunas), junto con variables binarias derivadas de estos. Los análisis fueron ajustados para materna, el estatus socioeconómico, la altura y la paridad y duración de la lactancia. Hallazgos: Se obtuvieron datos de 22.188 madres de las cinco cohortes, con la inscripción en la que tuvieron lugar en varias ocasiones entre 1969 y 1989. Los datos para la edad materna y al menos uno de los resultados estaban disponibles para 19.403 niños (87%). En los análisis no ajustados, las edades maternas más jóvenes (≤19 años) y las mayores (≥35 años) se asociaron con menor peso al nacer, la edad gestacional, el estado nutricional de los niños, y la escolarización. Después del ajuste, las asociaciones con la edad materna menor permanecieron,  el bajo peso al nacer (odds ratio [OR] 1,18 (95% CI 1,02-1,36)], el parto prematuro (1,26 [1,03-1,53] ), el retraso en el crecimiento a los 2 años (1,46 [1,25-1,70]), y la falta de completar la educación secundaria (1,38 [1,18-1,62]) en comparación con las madres de entre 20 a 24 años. Después del ajuste, la edad materna mayor permaneció asociada con un mayor riesgo de parto prematuro (OR 1,33 [95% IC 1,05-1,67]), pero los hijos de madres de más edad tenían menos retraso en el crecimiento a los 2 años (0,64 [0,54-0,77]) y la falta de completar la educación secundaria (0,59 [0,48-0,71]) que aquellos con madres de 20 a 24 años. Los hijos adultos de las madres jóvenes y mayores tenía superiores concentraciones de glucosa en ayunas (aproximadamente 0,05 mmol / L). Interpretación: Los hijos de las madres jóvenes en los PIMB tienen una desventaja en los resultados del parto, en la nutrición durante la infancia y en la escolarización. Deben reforzarse los esfuerzos para prevenir la maternidad temprana. Tras ajustar por factores de confusión, los hijos de madres mayores tienen ventajas en el estado nutricional y la escolarización. Los extremos de la edad materna podrían estar asociados con la alteración del metabolismo de la glucosa en la descendencia. Financiación: Wellcome Trust y la Fundación Bill y Melinda Gates.

Fecha publicación   
17-05-2015




Efectos perinatales y maternos del uso de medicamentos antipsicóticos en el embarazo-> El uso de medicamentos antipsicóticos en el embarazo tiene un impacto mínimo evidente en importantes resultados perinatales médicos y maternos a corto plazo. Sin embargo, la tasa de resultados adversos es lo suficientemente alta como para justificar una evaluación cuidadosa del bienestar materno y fetal entre las mujeres a las que se prescribe antipsicóticos en el embarazo.
BMJ, 13/05/2015 "Antipsychotic drug use in pregnancy: high dimensional, propensity matched, population based cohort study"
Objetivo: Evaluar los resultados médicos y perinatales maternos asociados al uso de drogas antipsicóticas en el embarazo. Diseño: Estudio de cohorte de alta escala de tendencia de dimensiones (HDPS). Ámbito: Múltiples bases de datos administrativos de salud de la población vinculadas en toda la provincia de Ontario, Canadá. Participantes: Entre las mujeres que dieron a luz a un bebé único entre 2003 y 2012, y que fueron elegibles para la cobertura de medicamentos financiados provincialmente, aquellas con ≥2 recetas consecutivas para un medicamento antipsicótico durante el embarazo, fueron seleccionadas las que al menos uno de los cuales se cumplimentó en el primer o segundo trimestre. De estas usuarias de drogas antipsicóticas, 1.021 fueron emparejadas 1: 1 con 1.021 no usuarias por medio de un algoritmo de HDPS. Principales medidas de resultado: Los principales resultados médicos maternos fueron la diabetes gestacional, los trastornos hipertensivos del embarazo, y el tromboembolismo venoso. Los principales resultados perinatales fueron el parto prematuro (<37 semanas), y un peso al nacer <3rd o >97th percentil. Se utilizó un análisis de regresión de Poisson condicional para generar las razones de tasas y los intervalos de confianza del 95%, con ajuste de medicamentos psicotrópicos no antipsicóticos prescritos adicionalmente. Resultados: En comparación con las no usuarias, las mujeres a las que prescribió un medicamento antipsicótico durante el embarazo no parecen tener un mayor riesgo de diabetes gestacional (razón de tasas IC 1,10 (95% 0,77-1,57)), trastornos hipertensivos del embarazo (1,12 (0,70-1,78) ), o enfermedad tromboembólica venosa (0,95 (0,40-2,27)). El índice de nacimientos prematuros, aunque alto entre las usuarias de antipsicóticos (14,5%) y las no usuarias coincidentes (14,3%), no fue relativamente diferente (cociente de tasas 0,99 (0,78-1,26)). Ni el peso al nacer <3rd o >97th percentil se asoció con el uso de antipsicóticos de drogas en el embarazo (razones de tasas de 1,21 (0,81-1,82) y 1,26 (0,69-2,29), respectivamente). Conclusiones: El uso de drogas antipsicóticas en el embarazo tuvo un impacto mínimo evidente en importantes resultados perinatales médicos y maternos a corto plazo. Sin embargo, la tasa de resultados adversos es lo suficientemente alta como para justificar una evaluación cuidadosa del bienestar materno y fetal entre las mujeres a las que se prescribe antipsicóticos en el embarazo.

Fecha publicación   
19-04-2015 (B)




Relación entre el consumo de analgésicos opioides en el embarazo con problemas del recién nacido-> El uso de opioides con receta en el embarazo es común en EEUU y fuertemente asociado con complicaciones neonatales. La exposición prenatal acumulada a la prescripción de opioides, el tipo opioide, el consumo de tabaco y el uso selectivo de un inhibidor de la recaptación de serotonina aumentan el riesgo de síndrome de abstinencia neonatal.
Pediatrics, 13/04/2015 "Prescription Opioid Epidemic and Infant Outcomes"
Objetivos: A pesar de que los analgésicos opioides son comúnmente prescritos en el embarazo, se ha descrito poco su asociación con los resultados neonatales. Nuestros objetivos fueron identificar las complicaciones neonatales asociadas a la exposición prenatal a opioides como calmante para el dolor, y para establecer predictores del síndrome de abstinencia neonatal (SAN) Métodos: Los datos administrativos relacionados con las estadísticas vitales para las madres y los recién nacidos incluidos en el programa de Medicaid de Tennessee entre 2009 y 2011. Fue evaluada una muestra aleatoria de casos de SAN por revisión de historias clínicas. La asociación de las exposiciones prenatales con SAN se evaluó mediante regresión logística multivariable, controlando por características maternas e infantiles. Resultados: De las 112.029 mujeres embarazadas, 31.354 (28%) tenían cumplimentada ≥1 prescripción de opioides. Las mujeres a las que les fueron prescritos analgésicos opiáceos fueron más propensas que a las que les fueron prescritos opioides (P <0,001) a tener depresión (5,3% vs 2,7%), trastorno de ansiedad (4,3% vs 1,6%) y al humo de tabaco (41,8% vs 25,8%) . Los bebés con SAN expuestos a opioides fueron más propensos que los bebés no expuestos a nacer con un bajo peso al nacer (21,2% vs 11,8% vs 9,9%, p <0,001). En un modelo multivariable, una mayor exposición acumulativa al opioide para las preparaciones de acción corta (p <0,001), el tipo de opiáceos (P <0,001), número de cigarrillos fumados al día (P <0,001), y el uso de inhibidores de la recaptación de serotonina (odds ratio: 2,08 [IC del 95%: 1,67 a 2,60]), se asociaron con un mayor riesgo de desarrollar SAN. Conclusiones: El uso de opioides con receta en el embarazo es común y fuertemente asociado con complicaciones neonatales. La exposición prenatal acumulada a la prescripción de opioides, el tipo opioide, el consumo de tabaco y el uso selectivo de un inhibidor de la recaptación de serotonina aumentaron el riesgo de síndrome de abstinencia neonatal.

Fecha publicación   
19-04-2015 (A)




Asociación entre la diabetes de la madre con el autismo de la descendencia-> En esta gran cohorte clínica, multiétnica de niños únicos nacidos entre las 28 y 44 semanas de gestación, la exposición a la diabetes mellitus gestacional materna diagnosticada a las 26 semanas de gestación se asocia con el aumento del riesgo de trastornos del espectro autista en la descendencia.
JAMA, 14/04/2015 "Association of Maternal Diabetes With Autism in Offspring"
Importancia: La información sobre la asociación de la diabetes materna y los trastornos del espectro autista (TEA) en la descendencia es limitada, sin información sobre la importancia del momento de la exposición durante la gestación. Objetivo: Evaluar el riesgo TEA asociado con la exposición intrauterina a la diabetes tipo 2 preexistente y la diabetes mellitus gestacional (DMG), por edad gestacional al momento del diagnóstico de la DMG. Diseño, ámbito y pacientes: Estudio longitudinal de cohorte retrospectivo que incluye 322.323 hijos únicos nacidos entre 1995-2009 en los hospitales del Kaiser Permanente Southern California (KPSC). Los niños fueron seguidos desde el nacimiento hasta la primera de las siguientes fechas: fecha de diagnóstico clínico de TEA, última fecha de afiliación al plan de salud continua del KPSC, muerte por cualquier causa, o el 31 de diciembre de 2012. Los riesgos relativos de los TEA se estimaron por proporciones de riesgo ( HR) mediante modelos de regresión de Cox ajustando por año de nacimiento. Exposiciones: Diabetes mellitus tipo 2 preexistente materna (n = 6.496), diagnóstico de DMG a las 26 semanas de gestación o antes (n = 7.456) o después de las 26 semanas de gestación (n = 17.579), o sin diabetes (n = 290.792) durante el embarazo índice. Principales resultados y medidas: El  diagnóstico clínico de TEA en la descendencia. Resultados: Durante el seguimiento, 3.388 niños fueron diagnosticados de TEA (115 expuestos a la diabetes preexistente de tipo 2, 130 expuestos a DGM en ≤26 semanas, 180 expuestos a DGM a> 26 semanas, y 2.963 no expuestos). las incidencias anuales de TEA sin ajustar fueron 3,26, 3,02, 1,77, y 1,77 por 1.000 entre los niños de madres con diabetes preexistente de tipo 2, diagnostico de DMG a las 26 semanas o antes, diagnostico de DMG después de 26 semanas, y sin diabetes, respectivamente. Los HRs ajustados por año de nacimiento fueron 1.59 (IC 95%, 1,29-1,95) para la diabetes tipo 2 preexistente, (IC 95%, 1,35-1,97), 1,63 para la DMG diagnosticada a las 26 semanas o antes, y 0,98 (IC del 95%, 0,84 -1,15) para la diabetes gestacional diagnosticada después de 26 semanas en relación con la no exposición. Tras ajustar por edad materna, paridad, educación, ingresos del hogar, raza / etnia, historia de comorbilidad, y el sexo del niño, la diabetes tipo 2 preexistente materna no se asoció significativamente con el riesgo de TEA en la descendencia (HR, 1,21; IC del 95% , 0,97-1,52), pero la DMG diagnosticada a las 26 semanas o antes, se mantuvo así (HR, 1,42; IC del 95%, 1,15-1,74). La exposición a medicamentos antidiabéticos no se asoció de forma independiente con el riesgo de TEA. El ajuste para un hermano mayor o madre con TEA en la cohorte completa y para el tabaquismo materno, índice de masa corporal antes del embarazo, y el aumento de peso gestacional en el subgrupo con datos disponibles (n = 68.512), no afectó a los resultados. Conclusiones y relevancia: En esta gran cohorte clínica, multiétnica de niños únicos nacidos entre las 28 y 44 semanas de gestación, la exposición a la DMG materna diagnosticada a las 26 semanas de gestación se asoció con el riesgo de TEA en la descendencia.

Fecha publicación   
13-04-2015




Inducción del parto vs actitud expectante para fetos grandes para su edad gestacional-> La inducción del parto por sospecha de fetos grandes para la edad de gestación se asocia con un menor riesgo de distocia de hombros y morbilidad asociada, en comparación con la conducta expectante. La inducción del parto no aumenta el riesgo de parto por cesárea y mejora la probabilidad de parto vaginal espontáneo. Estos beneficios deben equilibrarse con los efectos de la inducción temprana del trabajo de parto.
The Lancet, 08/04/2015 "Induction of labour versus expectant management for large-for-date fetuses: a randomised controlled trial"
Los fetos macrosómicos tienen mayor riesgo de distocia de hombros. El objetivo fue comparar la inducción del parto con la conducta expectante para los fetos grandes para la fecha de gestación, para la prevención de la distocia de hombros y otra morbilidad neonatal y materna asociada con macrosomía. Métodos: Hicimos este ensayo pragmático, aleatorizado y controlado entre el 1 de octubre 2002 y el 1 de enero 2009, en 19 centros de atención terciaria en Francia, Suiza y Bélgica. Las mujeres con fetos únicos cuyo peso estimado supera el percentil 95, fueron asignadas al azar (1: 1), mediante la asignación al azar permutada bloque generada por computadora (tamaño de bloque de cuatro a ocho) para recibir la inducción del trabajo de parto dentro de 3 días entre la 37 + 0 semanas y la 38 + 6 semanas de gestación, o la conducta expectante. La aleatorización se estratificó por centro. Los participantes y los cuidadores no estaban cegados a la asignación de grupos. El resultado primario fue un compuesto clínicamente significativo de distocia de hombro, fractura de la clavícula, lesión del plexo braquial, hemorragia intracraneal, o la muerte. Hicimos el análisis por intención de tratar. Este ensayo se ha registrado en ClinicalTrials.gov, número NCT00190320. Hallazgos: Asignamos aleatoriamente a 409 mujeres en el grupo de inducción y a 413 mujeres al grupo de conducta expectante, de las cuales 407 mujeres y 411 mujeres, respectivamente, fueron incluidas en el análisis final. El peso medio al nacer fue de 3,831 g (SD 324) en el grupo de inducción y de 4,118 g (392) en el grupo expectante. La inducción del parto redujo significativamente el riesgo de distocia de hombros o la morbilidad asociada (n = 8), en comparación con la conducta expectante (n = 25; riesgo relativo [RR] 0,32, 95% CI 0,15-0,71; p = 0,004). No se registraron lesiones del plexo braquial, hemorragias intracraneales o muertes perinatales. La probabilidad de parto vaginal espontáneo fue mayor en las mujeres en el grupo de inducción que en las del grupo de tratamiento expectante (RR 1,14 CI, el 95% 1,01-1,29). El parto por cesárea y la morbilidad neonatal no presentaron diferencias significativas entre los grupos. Interpretación: La inducción del parto por sospecha de fetos grandes para la edad de gestación se asocia con un menor riesgo de distocia de hombros y morbilidad asociada, en comparación con la conducta expectante. La inducción del parto no aumenta el riesgo de parto por cesárea y mejora la probabilidad de parto vaginal espontáneo. Estos beneficios deben equilibrarse con los efectos de la inducción temprana del trabajo de parto. Financiación: Assistance Publique–Hôpitaux de Paris and the University of Geneva.

Fecha publicación   
04-04-2015 (B)




Relación entre la ganancia de peso durante la gestación con la obesidad, adiposidad y el tamaño corporal de niños-> El índice de masa corporal durante el embarazo se asocia positivamente con la obesidad del niño, un mayor porcentaje de grasa corporal y la adiposidad abdominal. Deben asegurarse estrategias para apoyar un índice de masa corporal saludable durante el embarazo para promover el crecimiento saludable y prevenir la obesidad infantil.
Maternal&Child Nutrition, 04/2015 "Gestational weight gain and obesity, adiposity and body size in African–American and Dominican children in the Bronx and Northern Manhattan" 
El aumento de peso gestacional (GWG) es potencialmente modificable y se asocia con el tamaño infantil y la composición corporal; sin embargo, no se han informado los efectos a largo plazo sobre la obesidad infantil entre las poblaciones urbanas multiétnicas. Se examinó la asociación entre el GWG y las medidas antropométricas del niño y la composición corporal a los 7 años [circunferencia de la cintura (CC), índice de masa corporal z-score (BMIZ), la obesidad (BMIZ ≥95% ile), de las estimaciones de análisis de impedancia bioeléctrica de porcentaje de grasa corporal (% de grasa)] en afro-americanos y dominicanos diadas (n = 323) en la cohorte prospectiva de nacimiento Columbia Center for Children's Environmental Health de 1998 a 2013. Regresiones lineales y logísticas evaluaron la relación entre el excesivo GWG [> Instituto de Medicina (IOM ) 2009 directrices] y los resultados, ajustando para el IMC pre-embarazo y covariables. El BMI pre-embarazo (media ± desviación estándar, todos los valores) y el total de GWG fueron 25,8 ± 6,2 kg m-2 (45% de sobrepeso / obesidad) y 16,4 ± 7,9 kg (64%> directrices OIM), respectivamente. El exceso de GWG se asoció con mayor un BMIZ {0,44 [intervalo de confianza del 95% (IC): 0.2, 0.7], P <0,001}, WC [β: 2,9 cm (IC del 95%: 1,1, 4,6), p = 0,002],% grasa a los 7 años [β: 2,2% (IC del 95%: 1,0, 3,5), p = 0,001)] y la obesidad [odds ratio: 2,93 IC (95%: 1,5, 5,8), p = 0,002]. El IMC pre-embarazo se asoció positivamente con el tamaño del niño, la adiposidad y la obesidad (todos p <0,05). El exceso de GWG fue altamente prevalente y se asoció con la obesidad infantil, mayor porcentaje de grasa corporal y la adiposidad abdominal. Deben asegurarse estrategias para apoyar un GWG saludable para promover el crecimiento saludable y prevenir la obesidad infantil.
Fecha publicación   
04-04-2015 (A)




¿Son útiles los suplementos de hierro rutinarios en las mujeres embarazadas?-> No existen pruebas concluyentes de que la suplementación prenatal de rutina para la anemia por falta de hierro mejore los resultados clínicos de la salud materna o infantil, aunque los suplementos pueden mejorar los índices hematológicos maternos.
Ann Intern Med, 30/03/2015 "Routine Iron Supplementation and Screening for Iron Deficiency Anemia in Pregnancy: A Systematic Review for the U.S. Preventive Services Task ForceIron Supplementation and Screening for Iron Deficiency Anemia in Pregnancy"
Antecedentes: La detección de rutina y la suplementación para la anemia por falta de hierro (AFH) en mujeres embarazadas asintomáticas, no anémicas podrían mejorar los resultados de salud materna e infantil. Objeto: Actualización de una revisión sistemática de 2006 por la Preventive Services Task Force de Estados Unidos sobre el cribado y la suplementación de la AF en el embarazo. Fuentes de datos: MEDLINE y Cochrane Library (desde 1996 a agosto de 2014) y listas de referencias de las revisiones sistemáticas pertinentes para identificar estudios publicados desde 1996. Selección de estudios: Ensayos en idioma Inglés y estudios observacionales controlados sobre la eficacia de la detección y la suplementación de rutina para la AFH en los países desarrollados. Extracción de datos: La extracción de datos y la evaluación de la calidad se confirmó por un segundo investigador utilizando criterios predefinidos. Síntesis de datos: Ninguno comparó directamente los resultados o los daños del examen clínico o no indicaciones en mujeres embarazadas para la AFH. Se incluyeron doce ensayos de suplementación, y no existieron estudios observacionales controlados que cumplieran con los criterios de inclusión. En base a 11 ensayos, la administración de suplementos de hierro materno de forma rurinaria tuvo efectos inconsistentes sobre las tasas de parto por cesárea, tamaño pequeño para la edad gestacional y el bajo peso al nacer y ningún efecto sobre la calidad de la vida de la madre, la edad gestacional, la puntuación de Apgar, el parto prematuro, o la mortalidad infantil . Doce ensayos informaron de mejoras en los índices hematológicos maternos, aunque no todos fueron estadísticamente significativos. El análisis agrupado de 4 ensayos dio lugar a una diferencia estadísticamente significativa en la incidencia de la AFH a término, a favor de la suplementación (razón de riesgo: 0,29 [IC 95%, 0,17-0,49]; I 2 = 0%). Los suplementos de hierro maternos no afectaron al nivel de hierro de los lactantes a los 6 meses. Ninguno de los perjuicios fueron graves o tuvieron consecuencias a largo plazo, se informaron de forma incoherente en 10 de los ensayos, y la mayoría no encontró diferencias entre los grupos. Limitaciones: Se incluyeron los datos de los ensayos en los países con una limitación generalizada a poblaciones US. Los estudios fueron metodológicamente heterogéneos, y algunos eran pequeños y de poca potencia. Conclusión: No existen pruebas concluyentes de que la suplementación prenatal de rutina para la AFH mejore los resultados clínicos de la salud materna o infantil, pero la suplementación puede mejorar los índices hematológicos maternos. Fuente de financiación principal: Agency for Healthcare Research and Quality.
Fecha publicación   
21-03-2015




Asociación entre la lactancia materna y la inteligencia en la edad adulta-> La lactancia materna se asocia con un mejor rendimiento en las pruebas de inteligencia, 30 años después, y podría tener un efecto importante en la vida real, al aumentar el nivel educativo y de ingresos en la edad adulta.
The Lancet Global Health, 03/2015 "Association between breastfeeding and intelligence, educational attainment, and income at 30 years of age: a prospective birth cohort study from Brazil"
La lactancia materna tiene beneficios claros a corto plazo, pero aún no se han establecido sus consecuencias a largo plazo sobre las personas. El objetivo fue evaluar si la duración de la lactancia se asoció con el cociente intelectual (CI), los años de escolaridad y los ingresos a la edad de 30 años, en un entorno en el que no existe un fuerte patrón social para la lactancia materna. Métodos: Se puso en marcha en 1982 un estudio prospectivo de base poblacional de nacimientos en cohorte de recién nacidos, en Pelotas, Brasil. La información sobre la lactancia materna se registró en la primera infancia. A los 30 años de edad, se estudió el coeficiente intelectual (Wechsler Adult Intelligence Scale, tercera versión), el nivel educativo y el de ingresos de los participantes. Para el análisis, se utilizó la regresión lineal múltiple con ajuste para diez variables de confusión y la fórmula G. Hallazgos: De los 5.914 recién nacidos incluidos, desde el 4 de junio de 2012 al 28 de febrero 2013, se disponía información sobre el coeficiente intelectual y la duración de la lactancia de 3.493 participantes. En los análisis crudos y ajustados, las duraciones de la lactancia materna total y la lactancia materna predominante (la lactancia materna como la forma principal de la nutrición con algunos otros alimentos) se asoció positivamente con el coeficiente intelectual, los logros educativos, y los ingresos. Se identificaron asociaciones dosis-respuesta con la duración de la lactancia para el coeficiente intelectual y el nivel de instrucción. En los análisis de confusión ajustados, los participantes que fueron amamantados durante 12 meses o más tenían puntuaciones más altas de CI (diferencia de 3,76 puntos; IC del 95%: 2,20-5,33), más años de educación (0,91 años, 0,42-1,40), y un aumento de los ingresos mensuales (341,0 reales brasileños, 93,8-588,3) que aquellos que fueron amamantados durante menos de 1 mes. Los resultados de nuestro análisis de mediación sugirieron que el coeficiente intelectual fue responsable del 72% del efecto en los ingresos. Interpretación: La lactancia materna se asocia con un mejor rendimiento en las pruebas de inteligencia, 30 años después, y podría tener un efecto importante en la vida real, al aumentar el nivel educativo y de ingresos en la edad adulta. Financiación: Wellcome Trust, International Development Research Center (Canada), CNPq, FAPERGS, y el Brazilian Ministry of Health.
Fecha publicación   
15-02-2015




Evaluación de efectividad y seguridad de las prostaglandinas para la inducción del parto-> Una dosis baja (<50 mg) de solución de misoprostol oral tiene la menor probabilidad de cesárea, mientras que el misoprostol vaginal (≥50 g) tiene la mayor probabilidad de lograr un parto vaginal en 24 horas. Estos resultados tienen implicaciones importantes para una serie de directrices nacionales e internacionales vigentes para la inducción del trabajo de parto y la investigación futura en este ámbito.
BMJ, 05/02/2015 "Labour induction with prostaglandins: a systematic review and network meta-analysis"
Objetivos: Evaluar la efectividad y seguridad de las prostaglandinas utilizadas para la inducción del parto. Diseño: Revisión sistemática meta-análisis con red bayesiana. Fuentes de datos: La Cochrane Pregnancy and Childbirth Group’s Database of Trials (que incorpora los resultados de una amplia búsqueda genérica para todos los ensayos con el embarazo y después del parto). Las fuentes incluidas fueron CENTRAL, Medline, Embase, NHS Economic Evaluation Database, CINAHL, revistas relevantes, resúmenes de congresos, y los registros de ensayos en curso. Los criterios de elegibilidad para la selección de los estudios fueron los ensayos clínicos aleatorios de prostaglandinas o análogos de prostaglandinas utilizados para la maduración cervical o la inducción del trabajo de parto versus placebo o ningún tratamiento, la dosis alternativa prostaglandina o administración, o un tipo diferente de prostaglandina. Se incluyeron estudios que reclutaron mujeres con un feto viable, pero sin otras restricciones relativas a la indicación para la inducción o el idioma de publicación del trabajo. Los resultados evaluados fueron la morbilidad neonatal grave (lista de ensayos definida) o muerte perinatal; morbilidad materna grave (autor del ensayo definido) o la muerte; parto vaginal no logrado en 24 horas, la cesárea, y la hiperestimulación uterina con cambios en la frecuencia cardiaca fetal. Resultados: Fueron incluidos en la revisión 280 ensayos clínicos aleatorios (48.068 mujeres). La mortalidad materna y neonatal y la morbilidad grave rara vez se informaron y se resumieron de forma narrativa. Se observó Inconsistencia sin resolver para el resultado de hiperestimulación. En relación con el placebo, las probabilidades de no lograr un parto vaginal fueron los más bajas para el misoprostol vaginal (≥50 g) (odds ratio 0,06 (95% intervalo de credibilidad 0,02-0,12)), con un 39% de probabilidad absoluta de eventos (95% intervalo de credibilidad del 1% a 94%). En comparación con el placebo, las probabilidades de cesárea fueron más bajas para solución de misoprostol oral titulada (<50 mg) (odds ratio 0,65 (0,49 a 0,83)), con una probabilidad absoluta de caso del 15% (3% a 40%). Conclusiones: Una dosis baja (<50 mg) titulada de solución de misoprostol oral tiene la menor probabilidad de cesárea, mientras que el misoprostol vaginal (≥50 g) tiene la mayor probabilidad de lograr un parto vaginal en 24 horas. Estos resultados tienen implicaciones importantes para una serie de directrices nacionales e internacionales vigentes para la inducción del trabajo de parto y la investigación futura en este ámbito.
Fecha publicación   
07-12-2014




Relación entre el sobrepeso de la madre con el riesgo de mortalidad del niño-> El sobrepeso y obesidad materna se asocian con un mayor riesgo de mortalidad infantil debido a un mayor riesgo de la mortalidad en los nacimientos en plazo y a un aumento de la prevalencia de los nacimientos prematuros. El sobrepeso y la obesidad materna puede ser un importante factor de riesgo prevenible de mortalidad infantil en muchos países.
BMJ, 02/12/2014 "Maternal overweight and obesity in early pregnancy and risk of infant mortality: a population based cohort study in Sweden"
Objetivo: Investigar las asociaciones entre el sobrepeso materno y los resultados de obesidad y mortalidad infantil, incluida la mortalidad por causas específicas. Diseño: Estudio de cohorte Poblacional. Ámbito y participantes: 1.857.822 nacimientos únicos vivos en Suecia desde 1992 hasta 2010. Variables principales: Las asociaciones entre el índice de masa corporal materno (IMC) al inicio del embarazo y los riesgos de mortalidad infantil, neonatal y posneonatal, global y estratificada por la duración de la gestación y por causas de muerte infantil. Las odds ratio se ajustaron por edad materna, paridad, el tabaquismo, la educación, la altura, el país de nacimiento, y el año del nacimiento. Resultados: Las tasas de mortalidad infantil aumentaron de 2,4 / 1.000 en las mujeres de peso normal (IMC 18,5-24,9) a 5,8 / 1.000 en las mujeres con obesidad grado 3 (IMC ≥40.0). En comparación con el peso normal, el sobrepeso (IMC 25,0 a 29,9) y la obesidad de grado 1 (IMC 30,0-34,9) se asociaron con un aumento modesto riesgos de mortalidad infantil (odds ratio ajustado de 1,25 (95% intervalo de confianza 1,16-1,35) y 1,37 (1,22 a 1,53), respectivamente), y la obesidad grado 2 (IMC 35,0 a 39,9) y grado 3 se asociaron con más que el doble del riesgo (odds ratio ajustado 2,11 (1,79-2,49) y 2,44 (1,88-3,17)). En los análisis estratificados por nacimientos prematuros y a término, el IMC materno estaba relacionado con los riesgos de mortalidad infantil, principalmente en los nacimientos en plazo (≥37 semanas), los riesgos de las muertes por asfixia al nacer y otras morbilidades neonatales aumentaron con sobrepeso y obesidad materna. La obesidad grado 2-3 también se asoció con mayor mortalidad infantil por malformaciones congénitas y el síndrome de muerte súbita del lactante. Conclusiones: El sobrepeso y obesidad materna se asocian con un mayor riesgo de mortalidad infantil debido a un mayor riesgo de la mortalidad en los nacimientos en plazo y a un aumento de la prevalencia de los nacimientos prematuros. El sobrepeso y la obesidad materna puede ser un importante factor de riesgo prevenible de mortalidad infantil en muchos países.
Fecha publicación   
30-11-2014




Relación entre los antibióticos en la vida fetal con el posterior desarrollo de asma, ¿Estábamos confundidos?-> Las asociaciones positivas anteriores entre la exposición a los antibióticos en la vida fetal temprana y el asma posterior en la infancia podrían haber sido causadas por la confusión de factores familiares compartidos, además de la confusión por infecciones respiratorias.
BMJ, 28/11/2014 "Antibiotics in fetal and early life and subsequent childhood asthma: nationwide population based study with sibling analysis"
Objetivo: Investigar la asociación entre la exposición a los antibióticos en la vida fetal temprana y el asma en la primera infancia, con ajuste por factores de confusión. Diseño: Estudio prospectivo de una cohorte de población a nivel nacional, incluyendo el diseño de control de hermanos. Ámbito: Población sueca identificada a partir de los registros de demografía y salud. Participantes: 493.785 niños nacidos entre 2006-10; 180.894 de estos fueron elegibles para el análisis de hermanos. Principal medida de resultado: El asma, definida como tener tanto un diagnóstico de asma como la dispensación de medicamentos para el asma. La asociación entre la exposición a los antibióticos y el asma se ha investigado en toda la cohorte mediante regresión de riesgos proporcionales de Cox. Fue utilizado un modelo estratificado condicional de riesgos proporcionales en grupo de hermanos para ajustar por factores compartidos dentro de las familias. Se evaluó la confusión por infecciones respiratorias mediante la investigación de si los grupos específicos de antibióticos se asociaron con asma. Resultados: La exposición a los antibióticos en la vida fetal se asoció con un mayor riesgo de asma en los análisis de cohortes (HR 1,28, IC del 95% 1,25 a 1,32), pero no en los análisis de hermanos (0,99, 0,92 a 1,07). En los análisis de cohorte, los antibióticos utilizados para tratar las infecciones respiratorias en la infancia se asociaron con un mayor riesgo de asma más pronunciada (4,12, 3,78 a 4,50) que los antibióticos para las infecciones del tracto urinario y la piel (1,54, 1,24 a 1,92). En los análisis de los hermanos, el exceso de riesgo después de la exposición a los antibióticos para las infecciones respiratorias disminuyeron (2,36, 1,78 a 3,13) y desaparecieron con los antibióticos para las vías urinarias y la piel (0,85, 0,47 a 1,55). Conclusiones: Las asociaciones positivas anteriores entre la exposición a los antibióticos en la vida fetal temprana y el asma posterior en la infancia podrían haber sido causadas por la confusión de factores familiares compartidos, además de la confusión por infecciones respiratorias.
Fecha publicación   
17-11-2014




¿Es necesario el rasurado púbico rutinario en la embarazada antes del parto? Ver+ Ésta revisión no encuentra evidencia de un beneficio clínico con el rasurado perineal. No parece más seguro rasurar rutinariamente a las mujeres antes del parto.
Rev Cochram, 14/11/2014 "Routinely shaving women in the area around the vagina on admission to hospital in labour" 
A las mujeres habitualmente se les afeitan sus pelos púbicos con una navaja de afeitar (rasurado perineal) cuando están ingresadas en el hospital para dar a luz. Esto se hace en la creencia de que el afeitado reduce el riesgo de infección si se realiza una episiotomía y hace que la sutura sea más fácil, y ayuda en los partos instrumentales. El afeitado es un procedimiento de rutina en algunos países. Se informaron tres ensayos controlados que involucraron un total de 1.039 mujeres en entre 1922 y 2005. En cada uno de ellos utilizaron una preparación antiséptica de la piel y rasurado perineal en comparación con el corte de pelos vulvares. La calidad general de las pruebas varió de muy baja (para resultados del postparto, morbilidad febril materna y la infección neonatal) a menor (para los resultados de infección de la herida y la satisfacción materna). Cuando se combinaron los resultados de los ensayos, no se encontraron diferencias, con y sin afeitar, en el número de madres que presentaron aumento de la temperaturas del cuerpo después del nacimiento. Un ensayo también miró a la infección de la herida perineal, la incidencia de heridas abiertas y la satisfacción materna inmediatamente después de haber concluido una reparación perineal y no encontró diferencias entre los grupos. La mayoría de los efectos secundarios atribuibles al afeitado se produjeron más tarde, como se describe por uno de los ensayos. Estos incluyen irritación, enrojecimiento, múltiples arañazos superficiales de la maquinilla de afeitar y ardor y picazón de la vulva. Un ensayo evaluó la satisfacción materna y no encontró diferencias entre los grupos. Otros resultados, como el dolor, la vergüenza o incomodidad durante la regeneración del cabello, no se informaron. La presente revisión no encontró evidencia de un beneficio clínico con el rasurado perineal. No parece más seguro rasurar rutinariamente a las mujeres antes del parto.
Fecha publicación   
02-11-2014




Tratamiento antiepiléptico en embarazadas y riesgos en el desarrollo de los niños. Ver+ Los niños expuestos al valproato de sodio en el útero tienen mayor riesgo de retraso  en el desarrollo neurológico, tanto en la infancia como en la edad escolar. Por otra parte, la mayoría de la evidencia indica que la exposición en el útero a carbamazepina no está asociada con un desarrollo neurológico más pobre. No hay datos disponibles para todos los antiepilépticos usados actualmente o para todos los aspectos de neurodesarrollo infantil. Esto significa que la toma de decisiones para las mujeres y sus médicos es difícil. Se necesitan más investigaciones para que las mujeres y sus médicos puedan tomar decisiones basadas en la evidencia sobre qué medicamento es el adecuado para ellas en su edad reproductiva.
Rev Cochram, 30/10/2014 "Treatment for epilepsy in pregnant women and the development of the child" 
Para la mayoría de las mujeres que tienen epilepsia, es importante para su salud que continúen con su medicación durante el embarazo. Durante los últimos 25 años las investigaciones han demostrado que los niños expuestos a estos medicamentos en el útero pueden tener un mayor riesgo de tener un defecto de nacimiento o un nivel más pobre de desarrollo. Pregunta de investigación: Esta revisión tuvo como objetivo comprobar si la exposición a los fármacos antiepilépticos (AEDs) durante el embarazo está relacionado con unos niveles más pobres en la capacidad para habilidades tales como el coeficiente intelectual, el lenguaje y la memoria (neurodesarrollo). Características de los estudios: La revisión incluyó 28 estudios. Las participantes fueron mujeres con epilepsia que tomaban (AEDs), que fueron comparadas con otras mujeres sin epilepsia o mujeres que tenían epilepsia, pero que no seguían tratamiento con fármacos antiepilépticos. También se hicieron comparaciones entre los niños expuestos a diferentes fármacos antiepilépticos en el útero. La evidencia presentada en esta revisión esta actualizada a mayo de 2014. Resultados: La evidencia para los niños más pequeños expuestos a la carbamazepina (CBZ) en el útero fue conflictiva, pudiendo deberse a las diferencias en la forma en que se realizaron estos estudios. En los niños mayores los expuestos a la CBZ no se observó un menor coeficiente intelectual que los niños que no fueron expuestos. No se encontró relación entre la dosis de CBZ y la capacidad del niño. - Tanto los niños más jóvenes como los de más edad expuestos en el útero a valproato de sodio (VPA) mostraron un desarrollo cognitivo más pobre en comparación con los niños no expuestos y los niños expuestos a otros fármacos antiepilépticos. Se encontró una asociación entre la dosis administrada del VPA y la habilidad del niño en seis estudios; con vinculación de dosis más altas de la droga a una capacidad intelectual más baja en el niño. Es probable que el nivel de esta diferencia aumente el riesgo de resultados educativos más pobres. - Los niños expuestos a la CBZ en el útero no difieren en sus habilidades de los niños expuestos a la lamotrigina (LTG), sin embargo son pocos los estudios que han investigado esto. Tampoco hubo diferencias entre los niños expuestos a la fenitoína (PHT) en el útero y los expuestos a la CBZ o a los expuestos a LTG. - Los datos son muy limitados para los medicamentos más nuevos como LTG, levetiracetam o topiramato. Calidad de los estudios: La calidad del diseño de los estudios es variada. Los estudios concluidos más recientemente tienden a tener calificaciones más altas de calidad, lo que sugiere una evidencia más fiable. Conclusiones: Esta revisión encontró que los niños expuestos al valproato de sodio en el útero tienen mayor riesgo de retraso  en el desarrollo neurológico, tanto en la infancia como en la edad escolar. Por otra parte, la mayoría de la evidencia indica que la exposición en el útero a carbamazepina no está asociada con un desarrollo neurológico más pobre. No hay datos disponibles para todos los antiepilépticos usados actualmente o para todos los aspectos de neurodesarrollo infantil. Esto significa que la toma de decisiones para las mujeres y sus médicos es difícil. Se necesitan más investigaciones para que las mujeres y sus médicos puedan tomar decisiones basadas en la evidencia sobre qué medicamento es el adecuado para ellas en su edad reproductiva.
Fecha publicación   
27-10-2014




Utilidad de la inmunoterapia como tratamiento para el aborto recurrente-> La revisión de los ensayos no encontró beneficio significativo de los tratamientos (inmunización utilizando células blancas de la sangre de la pareja de la mujer, células blancas de la sangre de un donante de terceros, los productos derivados de los embriones o anticuerpos derivados de la sangre) respecto del placebo, en la mejora de la tasa de nacidos vivos o en la reducción del riesgo de aborto involuntario futuro en las mujeres que tienen abortos involuntarios recurrentes.
Rev Cochram, 21/10/2014 "Immunotherapy for recurrent miscarriage" 
La inmunoterapia no reduce el riesgo de aborto futuro involuntario en las mujeres que abortan repetidamente. Antecedentes: El aborto recurrente involuntario son tres o más abortos involuntarios tempranos consecutivos. Una teoría es que en algunas mujeres esto podría ser causado por una respuesta del sistema inmunológico al embrión o feto. Las terapias que tratan de inmunizar a la mujer contra las células "extrañas" de un futuro embarazo han sido evaluadas. Las inmunoterapias han incluido glóbulos blancos (leucocitos) de la pareja de la mujer o de un donante, los productos derivados de embriones tempranos (membranas trofoblásticas) o anticuerpos derivados de la sangre (inmunoglobulina). La pregunta de la revisión trató de determinar si los tratamientos inmunológicos mejorarían las posibilidades de nacimientos vivos en mujeres con antecedentes de abortos recurrentes. Características del estudio: Se incluyeron 20 ensayos controlados aleatorios con 1.137 mujeres, que tuvieron lugar entre 1985 y 2004 en 11 países. Los ensayos analizaron cuatro formas diferentes de inmunoterapia: la inmunización utilizando células blancas de la sangre de la pareja de la mujer (12 ensayos, 641 mujeres), las células blancas de la sangre de un donante de terceros (tres ensayos, 156 mujeres), los productos derivados de los embriones tempranos (uno ensayo, 37 mujeres), o anticuerpos derivados de la sangre (inmunoglobulina intravenosa) (ocho ensayos 303 mujeres). Calidad de las pruebas y conclusiones: En general, consideramos que el riesgo de sesgo para la mayoría de los estudios incluidos es bajo. La revisión de los ensayos encontró que ninguno de estos tratamientos proporcionan un efecto beneficioso significativo respecto del placebo en la mejora de la tasa de nacidos vivos o en la reducción del riesgo de aborto involuntario futuro en las mujeres que tienen abortos involuntarios recurrentes.
Fecha publicación   
05-10-2014




Estilo de visa saludable previo al embarazo y riesgo de diabetes gestacional-> La adherencia a un estilo de vida saludable (peso corporal, dieta, ejercicio regular y no fumar) antes del embarazo se asocia con un bajo riesgo de diabetes gestacional y podría ser una estrategia efectiva para la prevención de la diabetes gestacional.
BMJ, 30/09/2014 "Adherence to healthy lifestyle and risk of gestational diabetes mellitus: prospective cohort study" 
Objetivo: Cuantificar la asociación entre una combinación de factores de estilo de vida saludable antes del embarazo (peso corporal saludable, dieta saludable, ejercicio regular y no fumar) y el riesgo de diabetes gestacional. Diseño: Estudio de cohorte prospectivo. Ámbito: El Nurses 'Health Study II, Estados Unidos. Participantes: 20.136 nacidos vivos únicos de 14.437 mujeres sin enfermedad crónica. Medida de resultado principal: Auto informe de incidente de diabetes gestacional diagnosticada por un médico, validado por los registros médicos en un estudio previo. Resultados: Se informaron incidentes por primera vez de diabetes gestacional en 823 embarazos. Cada factor de estilo de vida medido fue independiente y significativamente asociado con el riesgo de diabetes gestacional. La combinación de los tres factores de bajo riesgo (no-fumadora, ≥150 minutos a la semana de actividad física moderada a vigorosa, y alimentación saludable (superior a dos quintas partes del índice de adherencia Alternate Healthy Eating Index-2010)) se asoció con un riesgo 41% menor de diabetes gestacional en comparación con todos los otros embarazos (riesgo relativo 0,59, 95% intervalo de confianza 0,48-0,71). Además el índice de masa corporal (IMC) <25 antes del embarazo (dando una combinación de cuatro factores de riesgo bajo) se asoció con un riesgo 52% menor de diabetes gestacional respecto del resto de embarazos (riesgo relativo 0,48, 0,38 a 0,61). En comparación con los embarazos en las mujeres que no cumplan alguno de los factores de estilo de vida de bajo riesgo, las que cumplían los cuatro criterios tenían un riesgo 83% menor de diabetes gestacional (riesgo relativo 0,17, 0,12 a 0,25). El porcentaje atribuible a la población del riesgo de los cuatro factores de riesgo en combinación (tabaquismo, la inactividad, sobrepeso y la mala alimentación) fue del 47,5% (IC 95% 35,6% al 56,6%). Se observó un porcentaje similar atribuible a la población de riesgo (49,2%) cuando los daos se aplicaron al cálculo las distribuciones de los cuatro factores de bajo riesgo de la National Health and Nutrition Examination Survey (2007-10). Conclusiones: La adherencia a un estilo de vida de bajo riesgo antes del embarazo se asocia con un bajo riesgo de diabetes gestacional y podría ser una estrategia efectiva para la prevención de la diabetes gestacional.
Fecha publicación   
13-09-2014




Vacunación antigripal en embarazadas VIH +/- y protección en sus hijos-> La vacuna antigripal es inmunogénica (produce anticuerpos) en mujeres embarazadas, tanto infectadas como no infectadas por el VIH, y proporciona una protección parcial contra la gripe confirmada en ambos grupos de mujeres y en los niños no expuestos al VIH.
N Eng J Med, 04/09/2014 "Influenza Vaccination of Pregnant Women and Protection of Their Infants"
Antecedentes: Existen datos limitados sobre la eficacia de la vacunación contra la gripe confirmada en las mujeres embarazadas con y sin infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y la protección de sus hijos. Métodos: Hemos llevado a cabo dos ensayos doble ciego, aleatorizados, controlados con placebo de la vacuna trivalente antigripal inactivada (IIV3) en Sudáfrica durante el año 2011 en las mujeres embarazadas infectadas con el VIH y durante 2011 y 2012 en las mujeres embarazadas que no estaban infectadas. La inmunogenicidad, seguridad y eficacia de IIV3 en las mujeres embarazadas y sus bebés fueron evaluadas hasta 24 semanas después del nacimiento. La respuesta inmune se midió mediante estudio de inhibición de la hemaglutinación (HAI), y la gripe fue diagnosticada por medio de la transcriptasa inversa-polimerasa-reacción en cadena (RT-PCR) de muestras respiratorias. Resultados: Las cohortes del estudio incluyeron 2.116 mujeres embarazadas que no estaban infectadas por el VIH y 194 mujeres embarazadas que estaban infectadas con el VIH. Tras 1 mes después de la vacunación, las tasas de seroconversión y la proporción de las participantes con los títulos de HAI de 01:40 o más fueron más altas entre las receptoras IIV3 que entre las receptoras de placebo en ambas cohortes. Los recién nacidos de IIV3 destinatarios también tenían mayores títulos de HAI que los recién nacidos que recibieron placebo. La tasa de ataque de gripe confirmada-RT-PCR entre ambos receptores de placebo no infectados por el VIH y sus bebés fue del 3,6%. Las tasas de ataque entre el VIH-no infectada destinatarios IIV3 y sus bebés fueron de 1,8% y 1,9%, respectivamente, y las tasas de eficacia de la vacuna respectivamente fueron del 50,4% (95% intervalo de confianza [IC], 14,5-71,2) y 48,8% (95% IC, 11,6-70,4). Entre las mujeres infectadas por el VIH, la tasa de ataque para los receptores de placebo fue del 17,0% y la tasa de las inmunizadas IIV3 fue de 7,0%; la tasa de eficacia de la vacuna para estas inmunizadas IIV3 fue del 57,7% (IC del 95%, 0,2-82,1). Conclusiones: La vacuna antigripal fue inmunogénica en mujeres embarazadas no infectadas por el VIH y también para infectadas por VIH, y proporciona una protección parcial contra la gripe confirmada en ambos grupos de mujeres y en los niños que no fueron expuestos al VIH. Financiación: Financiado por la Fundación Bill y Melinda Gates.
Fecha publicación   
01-09-2014




Exposición prenatal a antidepresivos y riesgo de trastornos del espectro autista y déficit de atención e hiperactividad-> El riesgo de trastorno del espectro autista observado hasta ahora con la exposición prenatal a antidepresivos es probable que se haya confundido por la severidad de la enfermedad materna. No obstante, tal exposición puede estar asociada con el riesgo del trastorno de hiperactividad por déficit de atención . Este riesgo, modesto en términos absolutos, todavía puede ser el resultado de la confusión residual y debe equilibrarse con las importantes consecuencias de la depresión materna no tratada.
Molecular Psych, 26/08/2014 "Prenatal antidepressant exposure is associated with risk for attention-deficit hyperactivity disorder but not autism spectrum disorder in a large health system"
Estudios previos han sugerido que el riesgo de trastorno del espectro autista (TEA) puede aumentar en los niños expuestos a los antidepresivos durante el período prenatal. No se ha abordado la especificidad de la enfermedad de este riesgo y no se ha excluido la posibilidad de confusión. Fueron identificados los niños con TEA o trastorno de hiperactividad por déficit de atención (TDAH) nacidos en el sistema de salud de Nueva Inglaterra a partir de los registros electrónicos de salud (EHR), y cada grupo diagnóstico fue confrontado 1:3 con los niños sin TEA o TDAH. Todos los niños estaban vinculados con los datos de salud materna utilizando los certificados de nacimiento y los EHR para determinar las exposiciones prenatales a medicación. Se utilizó la regresión logística múltiple para examinar la asociación entre la exposición prenatal a antidepresivos y el riesgo de TEA o de TDAH. Un total de 1.377 niños diagnosticados de TEA y 2.243 con TDAH fueron emparejados con los controles sanos. En los modelos ajustados para las características sociodemográficas, la exposición al antidepresivo antes y durante el embarazo se asoció con el riesgo de TEA, pero los riesgos asociados con la exposición durante el embarazo ya no fueron significativos después de controlar la depresión mayor materna (odds ratio (OR) 1,10 (0,70-1,70)). Por el contrario, la exposición a antidepresivo durante, pero no antes de que el embarazo se asoció con el riesgo de TDAH, incluso después del ajuste para la depresión materna (OR 1,81 (1,22-2,70)). Estos resultados sugieren que el riesgo de autismo observado con la exposición prenatal antidepresivo es probable que se haya confundido por la severidad de la enfermedad materna, pero además indican que tal exposición aún puede estar asociada con el riesgo de TDAH. Este riesgo, modesto en términos absolutos, todavía puede ser el resultado de la confusión residual y debe equilibrarse con las importantes consecuencias de la depresión materna no tratada.
Fecha publicación   
10-08-2014




Exposición prenatal a los antidepresivos ISRS con los rasgos autistas en los niños-> Hay una asociación entre la exposición prenatal a los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) y los rasgos autistas en niños. Los síntomas depresivos prenatales sin el uso de ISRS también se asocian a rasgos autistas, aunque esta asociación es más débil y menos específica. Se necesitan ensayos de seguridad de medicamentos a largo plazo antes de hacer recomendaciones basadas en la evidencia.
BJ Psych, 01/08/2014 "Prenatal exposure to selective serotonin reuptake inhibitors and social responsiveness symptoms of autism: population-based study of young children"
Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) se consideran seguros y se utilizan con frecuencia durante el embarazo. Sin embargo, dos estudios de casos y controles sugirieron una asociación entre la exposición prenatal ISRS y el autismo infantil. Objetivos: Determinar prospectivamente si la exposición intrauterina a ISRS se asocia con síntomas autistas en la infancia en un estudio basado en la población. Método: Fueron incluidos 376 niños expuestos prenatalmente a los síntomas depresivos maternos (sin exposición a ISRS), se incluyeron 69 niños expuestos prenatalmente a los ISRS y un total de 5.531 niños no expuestos. Fueron evaluados los problemas de desarrollo general y afectivos de los niños por la información de los padres con el Child Behavior Checklist a las edades de 1,5, 3 y 6 años. A los 6 años, se evaluaron los rasgos autistas utilizando la Social Responsiveness Scale (n = 4264). Resultados: La exposición prenatal a los síntomas depresivos maternos sin ISRS se relaciona tanto con el desarrollo general (odds ratio (OR) = 1,44, IC del 95%: 1,07 a 1,93) como con los problemas afectivos (OR = 1,44, IC del 95%: 1,15 a 1,81). En comparación con los niños no expuestos, aquellos expuestos prenatalmente a los ISRS también presentaban un mayor riesgo de desarrollar problemas generalizados del desarrollo (OR = 1,91, IC del 95%: 1,13 a 3,47), pero no de los problemas afectivos. Los niños expuestos prenatalmente a los ISRS también tenían más rasgos autistas (B = 0,15 IC 95%: 0,08 a 0,22) en comparación con los expuestos solo a los síntomas depresivos. Conclusiones: Nuestros resultados sugieren una asociación entre la exposición prenatal ISRS y los rasgos autistas en niños. Los síntomas depresivos prenatales sin el uso de ISRS también se asociaron a rasgos autistas, aunque esto fue más débil y menos específico. Se necesitan ensayos de seguridad de medicamentos a largo plazo antes de hacer recomendaciones basadas en la evidencia.
Fecha publicación   
03-08-2014




Comparación del patrón de lactancia guiada por el bebé (a demanda) con el de lactancia programada-> No hay estudios que cumplan los criterios de inclusión para esta revisión, por lo tanto, no hay conclusiones puedan adoptarse en estas alternativas. Se recomienda no se realizar cambios en las guías de práctica actuales sin llevar a cabo más investigación sólida que incluya diferentes patrones de lactancia materna y no se limiten a la lactancia guiada por el bebé y programada. También se necesita más investigación para evaluar los efectos de la lactancia materna guiada por el bebé en comparación con la programada (o mixta) para la lactancia materna exitosa, en los recién nacidos sanos.
Rev Cochram, 01/08/2014 "Patterns of breastfeeding, according to the baby or according to the clock" 
Los patrones de lactancia pueden variar mucho de un país o lugar a otro. A menudo se utilizan dos enfoques muy diferentes para determinar cuando el bebé se alimentará y por cuánto tiempo. Uno de los enfoques es controlado por el bebé, y se conoce como lactancia guiada por el bebé, sin restricciones, o lactancia a demanda. El otro enfoque esta controlado por reloj , que es de cuerdo a un horario previsto, conocida como lactancia programada. A las madres de principios del siglo 20 en muchos centros de salud se les aconsejó amamantar según el reloj; temporización y la restricción de la frecuencia y duración de las tomas. Esta práctica cambió cuando se defendió la guiada por el bebé o lactancia a demanda. Con la lactancia guiada por el bebé, la cantidad de leche producida se determina por la demanda del bebé. De esta manera, el bebé controla el suministro de leche, asegurando que suficiente leche se produce para satisfacer sus necesidades. Con este enfoque, se anima al contacto cercano entre la madre y su bebé sin restricciones. Sin embargo, la madre no siempre puede estar en condiciones de amamantar a su bebé a su demanda debido a, por ejemplo, estar separada de su bebé por cualquier motivo, y no puede haber incertidumbre para la madre, siempre y cuando su bebé exija una toma . Buscamos estudios que compararon la lactancia materna guiada por el bebé con la programada (o mixta) para una lactancia exitosa de los bebés recién nacidos sanos. Sin embargo, no se encontraron estudios que cumplieran los criterios de inclusión para esta revisión, por lo tanto, no hay conclusiones puedan adoptarse en este punto. Se recomienda que no se realicen cambios a las guías de práctica actuales sin llevar a cabo más investigación sólida, que incluya muchos patrones de lactancia materna y no se limiten a la lactancia guiada por el bebé y programada. Se necesita más investigación para evaluar también los efectos de la lactancia materna guiada por el bebé en comparación con la programada (o mixta) para la lactancia materna exitosa, en los recién nacidos sanos. Sin embargo, la realización de un estudio de este tipo, particularmente un ensayo controlado aleatorio, es poco probable que reciba la aprobación ética, por la condición de obtener el consentimiento informado de las madres o las acepten ser asignadas al azar entre la lactancia guiada por el bebé y la programada y es probable que las prácticas de la Iniciativa Baby Friendly Hospital prohibirían tal estudio.
Fecha publicación   
20-07-2014




Riesgo de recurrencia de la parálisis cerebral en miembros de la familia  con diferentes grados de parentesco-> Las personas que nacen en familias en las que alguien ya tiene parálisis cerebral tienen mayor riesgo, en función de su grado de parentesco. El mayor riesgo puede extenderse incluso a los parientes de tercer grado (primos hermanos). Los patrones de riesgo sugieren herencia multifactorial, en la que múltiples genes interactúan entre sí y con factores ambientales. Estos datos ofrecen evidencia adicional de que las causas subyacentes de la parálisis cerebral se extienden más allá del procedimiento clínico del parto.
BMJ, 15/07/2014 "Familial risk of cerebral palsy: population based cohort study"
Objetivo: Investigar los riesgos de recurrencia de la parálisis cerebral en miembros de la familia con diferentes grados de parentesco para dilucidar los patrones de heredabilidad. Diseño: Estudio de cohortes de base poblacional. Configuración: Datos del Registro Médico de Nacimientos de Noruega, vinculado al régimen de seguridad social de Noruega para identificar los casos de parálisis cerebral y de las bases de datos de Estadísticas de Noruega, para identificar a los parientes. Participantes: 2.036.741 noruegos nacidos durante 1967-2002, 3.649 de los cuales tenían un diagnóstico de parálisis cerebral; Se identificaron 22.558 pares de gemelos, 1.851.144 pares de familiares de primer grado, 1.699.856 pares de parientes de segundo grado, y 5.165.968 pares de parientes de tercer grado. Resultado principal: Medida de la parálisis cerebral. Resultados: Si un gemelo tenía parálisis cerebral, el riesgo relativo de recurrencia de la parálisis cerebral fue 15,6 (IC 95% 9,8 a 25) en el otro gemelo. En las familias con un niño afectado, el riesgo se incrementó 9.2 (6.4 a 13) veces en un hermano posterior y 3,0 (1,1 a 8,6) veces en un primo. Los padres afectados también tenían mayor riesgo de tener un niño afectado (6,5 (1,6 a 26) veces). No se encontró evidencia de transmisión diferencial a través de las madres o padres, aunque el estudio tuvo un poder limitado para detectar tales diferencias. Para las personas con un primo hermano afectado, existía sólo una débil evidencia de un mayor riesgo (1,5 (0,9 a 2,7) veces). Los riesgos en hermanos o primos fueron independientes del sexo del caso índice. Después de la exclusión de los nacimientos prematuros (un factor de riesgo importante para la parálisis cerebral), los riesgos familiares se mantuvieron y fueron a menudo más intensos. Conclusiones: Las personas que nacen en familias en las que alguien ya tiene parálisis cerebral están en riesgo elevado, en función de su grado de parentesco. El riesgo elevado puede extenderse incluso a los parientes de tercer grado (primos hermanos). Los patrones de riesgo sugieren herencia multifactorial, en la que múltiples genes interactúan entre sí y con factores ambientales. Estos datos ofrecen evidencia adicional de que las causas subyacentes de la parálisis cerebral se extienden más allá del procedimiento clínico del parto.
Fecha publicación   
15-07-2014




¿Que es mejor en una cesárea, la sutura con hilo o las grapas?-> El cierre de la incisión de la piel en el parto por cesárea mediante sutura se asocia con una disminución significativa en complicaciones de la herida en comparación con el cierre mediante grapas. La disminución de complicaciones de la herida son debidas en gran parte a la reducción de la incidencia de la separación de la herida.
Obstet Gynecol, 06/2014 “Suture Compared With Staple Skin Closure After Cesarean Delivery: A Randomized Controlled Trial”
Objetivo: Comparar la incidencia de complicaciones de la herida entre la sutura y cierre de la piel con grapas después de una cesárea. Métodos: Ensayo clínico prospectivo, aleatorizado llevado a cabo en tres hospitales en los Estados Unidos entre 2010 y 2012, que incluyó a mujeres sometidas a cesárea a las 23 semanas de gestación o más, mediante una incisión transversal baja en la piel. Las mujeres se asignaron al azar para el cierre de la incisión de la piel con sutura o con grapas después de la estratificación por el índice de masa corporal y la comparación primaria con el parto por cesárea de repetición. El resultado primario fue la incidencia de complicaciones de la herida, definida previamente como un compuesto de infección, hematoma, seroma, la separación de 1 cm o más, o el reingreso por complicaciones de la herida. El análisis se realizó de acuerdo con el principio de intención de tratar; los resultados se estratificaron por grupos de asignación al azar y se ajustaron para el hospital al incluirlo como una covariable. Resultados: Un total de 746 mujeres se asignaron al azar, 370 a sutura y 376 al cierre mediante grapa. La edad gestacional media fue de 39 semanas. Cincuenta y ocho mujeres (7,8%) tuvieron complicaciones de las heridas, el 4,9% en el grupo de sutura y el 10,6% en el grupo de grapas (odds ratio ajustado [OR] 0,43, 95% intervalo de confianza [IC] 0,23-0,78); esto fue en gran parte como resultado de la disminución de la incidencia de la separación de la herida en los grupos respectivos (1,6% frente a un 7,4%; OR ajustada 0,20, IC del 95%: 0,07 a 0,51). Conclusiones: El cierre de la incisión mediante sutura de la piel en el parto por cesárea se asoció con una disminución del 57% de las complicaciones de la herida en comparación con el cierre mediante grapas. http://journals.lww.com/greenjournal/Fulltext/2014/06000/Suture_Compared_With_Staple_Skin_Closure_After.5.aspx
Fecha publicación   
22-06-2014




Uso de antidepresivos en el embarazo y riesgo de defectos cardíacos congénitos-> Los resultados de este gran estudio de cohorte basado en la población no sugieren ningún aumento sustancial en el riesgo de malformaciones cardíacas atribuibles al uso de antidepresivos durante el primer trimestre del embarazo.
N Engl J Med, 19/06/2014 "Antidepressant Use in Pregnancy and the Risk of Cardiac Defects"
No se sabe si el uso de los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) y otros antidepresivos durante el embarazo se asocia con un mayor riesgo de defectos cardíacos congénitos. En particular, existe la preocupación acerca de una posible asociación entre el uso de la paroxetina y la obstrucción del tracto de salida del ventrículo derecho, y entre el uso de la sertralina y la comunicación interventricular. Métodos: Se realizó un estudio de cohorte anidado a nivel nacional eXtrae Medicaid analítico para el período 2000 a 2007. El estudio incluyó a 949.504 mujeres embarazadas que estuvieron inscritas en Medicaid durante el período de 3 meses antes de la última menstruación hasta 1 mes después del parto y sus recién nacidos vivos. Se comparó el riesgo de defectos cardíacos graves entre los bebés nacidos de mujeres que tomaron antidepresivos durante el primer trimestre, con el riesgo entre los bebés nacidos de mujeres que no utilizaron antidepresivos, con un análisis sin ajustar y análisis restringiendo la cohorte de mujeres con depresión y haciendo ajuste por la puntuación de propensión para controlar por la gravedad de la depresión y otros posibles factores de confusión. Resultados: Un total de 64.389 mujeres (6,8%) utilizaron antidepresivos durante el primer trimestre. En total, 6.403 niños que no estuvieron expuestos a los antidepresivos nacieron con un defecto cardíaco (72,3 bebés con un defecto cardiaco por cada 10.000 recién nacidos), en comparación con 580 lactantes con exposición (90,1 por cada 10.000 recién nacidos). Las asociaciones entre el uso de antidepresivos y defectos cardíacos se atenuaron con el aumento de los niveles de ajuste para los factores de confusión. Los riesgos relativos de cualquier defecto cardíaco con el uso de ISRS fueron 1,25 (IC del 95% [IC], 1,13 a 1,38) en el análisis no ajustado, 1,12 (IC del 95%, 1,00 a 1,26) en el análisis restringido a mujeres con depresión , y 1.06 (IC 95%, 0,93 a 1,22) en el análisis ajustado completamente restringido a mujeres con depresión. No se encontró asociación significativa entre el uso de la paroxetina y la obstrucción del tracto de salida del ventrículo derecho (riesgo relativo: 1,07, IC 95%, 0,59-1,93) o entre el uso de la sertralina y la comunicación interventricular (riesgo relativo: 1,04, IC del 95%, 0,76 a 1,41). Conclusiones: Los resultados de este gran estudio de cohorte basado en la población no sugieren ningún aumento sustancial en el riesgo de malformaciones cardíacas atribuibles al uso de antidepresivos durante el primer trimestre.
Fecha publicación   
13-04-2014




Utilidad de dosis bajas de aspirina para prevenir la preeclampsia en mujeres de riesgo-> En las mujeres con alto riesgo de preeclampsia, una dosis baja de aspirina todos los días a partir del segundo trimestre reduce resultados de salud adversos clínicamente importantes como la preeclampisa, la reducción del crecimiento intrauterino y parto prematuro. No se han identificado los daños con la aspirina, pero las pruebas a largo plazo han sido limitadas.
Ann Intern Med, 08/04/2014 "Low-Dose Aspirin for Prevention of Morbidity and Mortality From Preeclampsia: A Systematic Evidence Review for the U.S. Preventive Services Task Force"
Antecedentes: La preeclampsia es una causa principal de morbilidad y mortalidad materna y perinatal. Objetivo: Revisar sistemáticamente los beneficios y daños de la aspirina en dosis bajas para prevenir la morbilidad y mortalidad de la preeclampsia. Fuentes de datos: MEDLINE, Base de Datos de Resúmenes de Revisiones de Efectos, PubMed, y Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (enero 2006 hasta junio de 2013); revisiones sistemáticas anteriores, registros de ensayos clínicos, y búsquedas de vigilancia de grandes estudios (junio 2013 a febrero 2014). Selección de estudios: Ensayos controlados aleatorios (ECA) para evaluar los beneficios entre las mujeres con alto riesgo de preeclampsia y ECA o grandes estudios de cohortes de los daños en las mujeres de cualquier nivel de riesgo. Se incluyeron los estudios en idioma Inglés y de buena calidad. Extracción de datos: Evaluación de la calidad dual y la abstracción de los estudios. Síntesis de datos: Se incluyeron dos grandes ECA multicéntricos y 13 ECA pequeños de mujeres de alto riesgo (8 de buena calidad), además de 6 ECA y 2 estudios observacionales de mujeres con riesgo promedio para evaluar los daños (7 de buena calidad). En función del riesgo de referencia, el uso de aspirina se asoció con una reducción absoluta de riesgo del 2% al 5 % para preeclampsia (riesgo relativo [RR], [IC 95%, 0,62-0,95] 0.76), 1% a 5% de la restricción del crecimiento intrauterino (RR, 0,80 [IC, 0,65 a 0,99]), y entre el 2% y el 4% para el parto prematuro (RR, 0,86 [IC, 0,76-0,98]). No se identificaron daños perinatales o maternos importantes, pero no se pueden descartar daños raros. La evidencia sobre los resultados a largo plazo fue escaso, pero de 18 meses de seguimiento del ensayo más grande no encontró daños en el desarrollo. Limitaciones: Los beneficios se pueden haber sobrestimado debido a los efectos de los estudios pequeños. Los intervalos predictivos no fueron estadísticamente significativos. Los estudios futuros podrían cambiar los resultados hacia el valor nulo. Conclusión: La aspirina a una baja dosis diaria comenzando en el segundo trimestre, impidió resultados clínicamente importantes para la salud. No se identificaron daños, pero las pruebas a largo plazo fueron limitadas.
Fecha publicación   
16-03-2014




Utilidad e los parches de nicotina para el abandono del tabaco en las embarazadas-> El parche de nicotina no aumenta la tasa de abandono del tabaco, ni varia el peso al nacer, a pesar del ajuste de la dosis de nicotina para que coincida con los niveles alcanzados cuando se fuma.
BMJ, 11/03/2014 "Nicotine patches in pregnant smokers: randomised, placebo controlled, multicentre trial of efficacy"
Objetivo: Determinar la eficacia de los parches de nicotina de 16 horas entre las fumadoras embarazadas, con la dosis ajustada de forma individual de acuerdo con la cotinina en saliva (rango potencial de 10-30 mg / día). Diseño: Ensayo multicéntrico, aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo, de grupos paralelos (estudio del parche de nicotina en el embarazo, SNIPP) entre octubre de 2007 y enero de 2013. Ámbito: 23 salas de maternidad en Francia. Participantes: 476 fumadoras embarazadas de más de 18 años y de gestación de entre 12 y 20 semanas, que fumaban al menos cinco cigarrillos al día. Después de las exclusiones, 402 mujeres se asignaron al azar: 203 para los parches de nicotina y 199 a placebo parches. Los datos estaban disponibles en 192 nacidos vivos en cada grupo. Intervenciones de nicotina y los parches de placebo idénticos fueron administrados desde el primer día de dejar de fumar hasta el momento del parto. Las dosis se ajustaron a los niveles de cotinina en la saliva cuando se fuma para producir una tasa de sustitución del 100 %. Las participantes fueron evaluadas mensualmente y recibieron apoyo del comportamiento para dejar de fumar. Principales medidas de resultado: Los resultados primarios fueron la abstinencia completa (autoinforme confirmado por nivel de monóxido de carbono en aire espirado ≤ 8 ppm) a partir de la fecha de abandono del parto, y el peso al nacer. Los resultados secundarios fueron la prevalencia puntual de la abstinencia, el tiempo de hacer efecto (unas bocanadas ) o recaída, y las características del parto y del nacimiento. Todos los datos se analizaron en intención de tratar. Resultados: Los resultados completos de la abstinencia se lograron un 5,5% (n = 11) de las mujeres en el grupo de parches de nicotina y el 5,1% (n = 10 ) en el grupo de parches placebo (odds ratio 1,08 , IC 95% 0,45-2,60). La mediana de tiempo hasta el primer cigarrillo que se fuma después del día objetivo para dejar de fumar fue de 15 días en ambos grupos (rango intercuartil 13-18 en el grupo de parches de nicotina, 13-20 en el grupo del parche placebo). La prevalencia puntual de abstinencia osciló entre el 8% y el 12,5% en el grupo de parches de nicotina y entre un 8% a un 9,5% en el grupo del parche placebo sin diferencias estadísticamente significativas. La tasa de sustitución de la nicotina no fue diferente del 100%, y la tasa de cumplimiento media auto reportada fue del 85% (rango intercuartil 56-99%) en el grupo de parches de nicotina y del 83 % (56-95%) en el grupo del parche placebo, evaluado en 1016 visitas . El peso medio al nacer fue de 3.065 g (DE 44 g ) en el grupo de parches de nicotina y 3.015 g (DE 44 g ) en el grupo de parches de placebo (P = 0,41). La presión arterial diastólica fue significativamente mayor en el grupo con parche de nicotina que en el grupo del parche placebo. La frecuencia de eventos adversos graves fue similar entre los grupos, aunque las reacciones adversas no graves más, principalmente de la piel, se produjeron en el grupo de parches de nicotina. Conclusión: El parche de nicotina no aumentó las tasas, ya sean para dejar de fumar o el peso al nacer a pesar del ajuste de la dosis de nicotina para que coincida con los niveles alcanzados cuando se fuma, y superior a las dosis habituales.
Fecha publicación   
02-03-2014




Exposición pasiva al humo del tabaco en gestantes y resultados adversos del embarazo-> Las mujeres expuestas al humo de tabaco de segunda mano tienen un riesgo significativamente mayor de resultados adversos del embarazo, incluyendo aborto involuntario, muerte, y el embarazo ectópico.
Tob Control, 26/02/2014 "Associations of lifetime active and passive smoking with spontaneous abortion, stillbirth and tubal ectopic pregnancy: a cross-sectional analysis of historical data from the Women's Health Initiative"
Objetivo: Examinar la asociación entre la exposición al tabaco y los resultados adversos del embarazo utilizando medidas cuantitativas de vida para la exposición al tabaquismo activo y el humo de segunda mano (SHS). Métodos: Datos históricos reproductivos en 80.762 mujeres que participaron en la Women's Health Initiative Observational Study se examinaron con un análisis transversal. Se evaluó el auto-informe de la exposición activa y pasiva del humo del tabaco, los abortos espontáneos de auto-informe, mortinatos y embarazos ectópicos. Resultados: En comparación con las mujeres no fumadoras, las participantes que eran fumadoras activas alguna vez durante sus años reproductivos tenían un OR (OR) de 1,16 (IC del 95%: 1,08 a 1,26) para 1 o más abortos espontáneos, 1,44 (IC del 95 %: 1,20 a 1,73) durante 1 o más partos muertos y 1,43 (IC del 95 %: 1,10 a 1,86) para 1 o más embarazos ectópicos. Las mujeres participantes que nunca habían fumado con los niveles más altos de exposición al humo ajeno de por vida, incluyendo > 10 años en la infancia, > 20 años de adulta en el hogar y exposición de adultas durante el trabajo > 10 años, en comparación con las mujeres no fumadoras sin exposición al humo ajeno tenían OR ajustados de 1.17 (IC del 95 %: 1,05 a 1,30) para el aborto espontáneo, 1,55 ( IC del 95%: 1,21 a 1,97) para la muerte fetal, y 1,61 (IC del 95%: 1,16 a 2,24) para el embarazo ectópico.  Conclusiones: Las mujeres que no fumaron nunca durante sus años reproductivos tenían significativamente mayores estimaciones del riesgo de aborto espontáneo, muerte fetal y embarazo ectópico tubárico. Las mujeres que nunca fumaron con los niveles más altos de exposición de por vida a SHS aumentaron significativamente las estimaciones del riesgo de aborto espontáneo, muerte fetal y el embarazo ectópico tubárico.
Fecha publicación   
16-02-2014




Utilidad del consejo sobre el estilo de vida antenatal para mujeres con sobrepeso u obesidad-> Los consejos sobre el estilo de vida prenatal para mujeres que tienen sobrepeso u obesidad, no reducen el riesgo de tener un bebé que pese por encima del percentil 90 para la edad gestacional o de mejorar el embarazo de la madre y los resultados del parto.
BMJ, 10/02/2014 "Antenatal lifestyle advice for women who are overweight or obese: LIMIT randomised trial"
Objetivo: Determinar el efecto de las intervenciones dietéticas y de estilo de vida prenatal sobre los resultados de salud de las mujeres embarazadas con sobrepeso y obesidad. Diseño multicéntrico aleatorizado: Hemos utilizado un servidor de asignación al azar central telefónica, con horario generado por ordenador, bloques variables equilibradas, y estratificación de la paridad, categoría del índice de masa corporal (IMC), y el hospital. Ámbito: Las tres maternidades públicas del municipio en Australia del Sur. Participantes: 2.212 mujeres con un embarazo único, con edad gestacional entre 10+0 y 20+0 semanas, y el IMC ≥ 25. Intervenciones: 1.108 mujeres se asignaron al azar a una intervención de dieta y el estilo de vida integral ofrecido por personal de investigación; 1.104 fueron asignadas al azar a la atención estándar y recibió la atención del embarazo de acuerdo a las normativas locales, que no incluían dicha información. Principales medidas de resultado: Incidencia de niños nacidos grandes para la edad gestacional (peso al nacer ≥ percentil 90 para la edad gestacional y el sexo). Resultados secundarios preespecificados: Incluyeron el peso al nacer > 4000 g, hipertensión, preeclampsia y diabetes gestacional. Los análisis utilizados fueron por intención de tratar. Resultados: 2.152 mujeres y 2.142 recién nacidos vivos fueron incluidos en los análisis. El riesgo de que el bebé es grande para la edad gestacional no fue significativamente diferente en los dos grupos (consejos de estilo de vida 203/1075 (19%) vs atención estándar 224/1067 (21%), el riesgo relativo ajustado 0,90 , IC del 95%: 0,77 a 1,07 , p = 0,24). Los bebés nacidos de las mujeres después de consejos de estilo de vida fueron significativamente menos propensos a tener un peso al nacer por encima de 4000 g (consejos de estilo de vida 164/1075 (15%) vs atención estándar 201/1067 (19%); 0,82 , 0,68-0,99; número necesario a tratar (NNT) 28, del 15 al 263; P = 0,04). No hubo diferencias en el embarazo de la madre y los resultados del parto entre los dos grupos de tratamiento. Conclusiones: Para las mujeres que tenían sobrepeso u obesidad, los consejos de estilo de vida prenatal utilizados en este estudio no redujeron el riesgo de tener un bebé que pese por encima del percentil 90 para la edad gestacional y el sexo o mejoraron el embarazo de la madre y los resultados del parto.
Fecha publicación   
19-01-2014




Exposición prenatal a los antidepresivos y riesgo de hipertensión pulmonar persistente en el recién nacido-> El riesgo de hipertensión pulmonar persistente del recién nacido aumenta ligeramente en los bebés expuestos a los inhibidores de la recaptación de la serotonina (ISRS) en el embarazo tardío, con independencia de las posibles variables moderadoras examinadas. Esto no se aprecia en la exposición a los ISRS en el embarazo temprano.
BMJ, 14/01/2014 "Prenatal exposure to antidepressants and persistent pulmonary hypertension of the newborn: systematic review and meta-analysis"
Objetivo: Examinar el riesgo de hipertensión pulmonar persistente del recién nacido asociada con la exposición prenatal a los antidepresivos. Diseño: Revisión sistemática y meta- análisis. Fuentes de datos: Embase, Medline, PsycINFO y CINAHL desde su inicio hasta el 30 de diciembre de 2012. Estudios con idioma Inglés. Elegibilidad: Informes hipertensión pulmonar persistente del recién nacido asociada con la exposición a los antidepresivos. Dos revisores independientes extrajeron los datos y evaluaron la calidad de cada artículo. Resultados: De los 3.077 resúmenes examinados, se recuperaron 738 artículos y se incluyeron siete. Los siete estudios estaban por encima de nuestro umbral de calidad. El análisis cuantitativo sólo fue posible para los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS). Aunque la exposición a los ISRS en el embarazo temprano no se asoció con hipertensión pulmonar persistente del recién nacido (odds ratio 1,23 , IC 95% 0,58-2,60 , p = 0,58), si lo fue la exposición al final del embarazo (2,50 , 1,32 a 4,73 , p = 0,005). Los efectos no fueron significativos para ninguna de las variables moderadoras examinadas, incluyendo el diseño del estudio, las malformaciones congénitas, y la aspiración de meconio. No fue posible evaluar el efecto de la cesárea, el índice de masa corporal o parto prematuro. La diferencia de riesgo absoluto para el desarrollo de la hipertensión pulmonar persistente del recién nacido después de la exposición a los ISRS en el embarazo tardío fue de 2,9 a 3,5 por 1.000 recién nacidos, por lo que por estimación sería necesario tratar de 286 a 351 mujeres con un ISRS al final del embarazo para dar lugar a un caso promedio adicional de hipertensión pulmonar persistente del recién nacido. Conclusiones: El riesgo de hipertensión pulmonar persistente del recién nacido parece aumentar en los bebés expuestos a los ISRS en el embarazo tardío, con independencia de las posibles variables moderadoras examinadas. No fue evidente una relación significativa de la exposición a los ISRS en el embarazo temprano. Aunque la asociación estadística fue significativa, clínicamente el riesgo absoluto de la hipertensión pulmonar persistente del recién nacido se mantuvo bajo, incluso en el contexto de la exposición tardía a los ISRS.
Fecha publicación   
01-01-2014 (B)




Consumo de cacahuetes y nueces (C/N) durante el embarazo y alergia a C/N en los niños-> Las mujeres embarazadas que consumen cacahuetes y nueces  durante el embarazo pueden impedir que sus niños desarrollen alergias a estos frutos secos. Este estudio apoya la hipótesis de que la exposición al alergeno precoz aumenta la tolerancia y reduce el riesgo de alergia alimentaria infantil.
JAMA Pediatr, 23/12/2013 "Prospective Study of Peripregnancy Consumption of Peanuts or Tree Nuts by Mothers and the Risk of Peanut or Tree Nut Allergy in Their Offspring"
Importancia: La etiología de la creciente prevalencia de la alergia a los cacahuetes o nueces en la infancia (C/N) es desconocida. Objetivo: Examinar la asociación entre el consumo de C/N por embarazadas y por las madres y el riesgo de alergia a C/N en su descendencia. Diseño, lugar y participantes: Estudio de cohortes prospectivo. Los 10.907 participantes en el Growing Up Today 2 Study, nacidos entre el 1 de enero de 1990 y el 31 de diciembre de 1994, que fueron los hijos de mujeres que informaron previamente sobre su dieta durante, o poco antes o después de su embarazo del niño como parte del actual Nurses' Health Study II. En 2006, la descendencia informó sobre la alergia alimentaria diagnosticada por un médico. Se les preguntó a las madres para confirmar el diagnóstico y para proporcionar registros médicos disponibles y resultados de las pruebas de alergia. Dos pediatras certificados por la junta, incluyendo uno certificado por el consejo de alergia / inmunología, revisaron de forma independiente todos los casos posibles y se les asignó un código de confirmación (por ejemplo, alergia alimentaria probable) para cada caso. Se utilizaron análisis de regresión logística no ajustados y multivariables para evaluar las asociaciones entre el consumo de C / N por las embarazadas y por las madres e incidentes de alergias N/C en sus hijos. Exposición: Consumo de C / N en embarazadas. Principales resultados y Medidas: Diagnóstico médico de alergia a N/C en la descendencia. Resultados: Entre 8.205 niños, se identificaron 308 casos de alergia a los alimentos (cualquier comida), incluyendo 140 casos de alergia aC/N. La incidencia de la alergia a C/N en la descendencia fue significativamente menor entre los niños de las 8.059 madres no alérgicas que consumían más C/ N en su dieta durante el embarazo (≥ 5 veces frente a < 1 vez al mes: odds ratio = 0,31, IC del 95%, desde 0,13 hasta 0,75 ; Ptrend = 0,004). Por el contrario, se observó una asociación positiva no significativa entre el consumo de C/N durante el embarazo y riesgo de alergia a C/N en la descendencia de 146 / madres alérgicas a C/N (P = 0,12) Ptrend. La interacción entre consumo de C/N durante el embarazo y el estado de la alergia a C/N materna fue estadísticamente significativa (Pinteraction = 0,004). Conclusiones y relevancia: Entre las madres sin alergia aC/N, el mayor consumo de C/N durante el embarazo se asoció con un menor riesgo de alergia a C/N en su descendencia. Nuestro estudio apoya la hipótesis de que la exposición al alergeno precoz aumenta la tolerancia y reduce el riesgo de alergia alimentaria infantil.
Fecha publicación   
01-01-2014 (A)




¿Deben ser atendidos los partos exclusivamente por matronas?-> Esta revisión concluye que a la mayoría de las mujeres se les debe ofrecer modelos de continuidad de atención por comadronas, aunque se debe tener cuidado en la aplicación de este consejo a las mujeres con previsión de complicaciones médicas u obstétricas sustanciales.
Rev Cochram, 20/12/2013 "Midwife-led continuity models versus other models of care for childbearing women"
En muchas partes del mundo, las matronas son las principales proveedoras de atención para mujeres en edad fértil. Por otra parte, pueden ser obstetras o médicos de familia los que tienen la responsabilidad principal de la atención, o la responsabilidad puede ser compartida. La filosofía detrás de los modelos de continuidad por comadronas es la normalidad, la continuidad de la atención y el cuidado de un conocido, partera de confianza durante el parto. El énfasis está en la capacidad natural de las mujeres a experimentar el nacimiento con la mínima intervención. La continuidad de la atención por comadronas puede ser proporcionada a través de un equipo de comadronas que comparten la carga de trabajo, a menudo llamado el "equipo" de partería. Otro modelo es el 'número de casos de obstetricia', que tiene como objetivo asegurar que la mujer reciba toda la atención de una partera o de su compañera de práctica. La continuidad de la atención por comadronas se proporciona en una red multidisciplinaria de consulta y de referencia con otros proveedores de servicios. Esto contrasta con los modelos de médicos de atención por donde un médico obstetra o de familia es el principal responsable de la atención. En los modelos de atención compartida, la responsabilidad es compartida entre los diferentes profesionales de la salud. En esta revisión se incluyeron los modelos de atención, donde las parteras proporcionan cuidados durante el embarazo y durante el parto y después del nacimiento. Se identificaron 13 estudios que incluyeron 16.242 mujeres, tanto de bajo como de un mayor riesgo de complicaciones. La continuidad de la atención por comadronas fue asociado con varios beneficios para las madres y los bebés, y no tuvo efectos adversos identificados en comparación con modelos de atención por médicos y la atención compartida. Los principales beneficios son la reducción en el uso de la anestesia epidural, con menos episiotomías o nacimientos instrumentales. También se incrementaron las posibilidades de ser atendidas en el parto por una partera que había llegado a conocer a la mujer y tener un parto vaginal espontáneo. No hubo diferencia en el número de partos por cesárea. Las mujeres que recibieron la continuidad de atención por comadronas fueron menos propensas a experimentar el parto prematuro, o perder a su bebé antes de las 24 semanas de gestación, aunque no hubo diferencias en el riesgo de perder el bebé después de 24 semanas, o en general. Todos los ensayos incluyeron parteras con licencia profesional, y ninguno incluyó parteras tradicionales o inexpertas. Ningún ensayo incluyó modelos de atención donde se ofreciera el parto en el hospital. La revisión concluye que a la mayoría de las mujeres se les debe ofrecer modelos de continuidad de atención por comadronas, aunque se debe tener cuidado en la aplicación de este consejo a las mujeres con complicaciones médicas u obstétricas sustanciales.
Fecha publicación   
21-12-2013




Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) y riesgo de trastorno del espectro autista-> Este estudio no pudo detectar una asociación significativa entre el uso materno de ISRS durante el embarazo y el trastorno del espectro autista en la descendencia. Sin embargo, encontró un aumento significativo del riesgo entre las mujeres que recibieron los ISRS antes del embarazo, pero no durante el embarazo.
N Eng J Med, 19/12/2013 "Use of Selective Serotonin Reuptake Inhibitors during Pregnancy and Risk of Autism"
Los estudios han aumentado la preocupación acerca de una asociación entre el uso de inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) durante el embarazo y un mayor riesgo de trastornos del espectro autista en la descendencia. Métodos: Se realizó un estudio de cohorte de todos los nacidos vivos únicos en Dinamarca desde 1996 hasta 2005 (626.875 nacimientos), con seguimiento hasta el 2009. El uso de los registros de población danesa, vinculamos la información sobre el uso materno de ISRS antes y durante el embarazo, los trastornos del espectro del autismo diagnosticados en los hijos y una gama de posibles factores de confusión. Se utilizó un análisis de supervivencia de la duración de los síntomas en la descendencia con regresión de Poisson para estimar las razones de tasas de trastornos del espectro autista de acuerdo con el uso materno de ISRS. Resultados: En 5.057.282 personas-años de seguimiento, se identificaron 3.892 casos de trastorno del espectro autista (tasa de incidencia 77,0 por 100.000 personas- año). Un total de 52 casos durante 42.400 personas-año de seguimiento de hijos de mujeres que fueron expuestas a los ISRS durante el embarazo (tasa de incidencia 122,6 por 100.000 personas- año). En comparación con el no uso de los ISRS, tanto antes como durante el embarazo, el uso durante el embarazo no se asoció con un aumento significativo del riesgo de trastornos del espectro autista (relación completamente ajustado tasa 1,20; intervalo de confianza del 95% [IC], 0,90 a 1,61). Entre las mujeres que recibieron los ISRS antes del embarazo, pero no durante el embarazo, la proporción de la tasa ajustada correspondiente fue de 1,46 (IC 95%, 1,17-1,81).  Conclusiones: No se detectó una asociación significativa entre el uso materno de ISRS durante el embarazo y el trastorno del espectro autista en la descendencia. Sobre la base del límite superior del intervalo de confianza, nuestro estudio no puede descartar un riesgo relativo de hasta a 1,61, y por lo tanto la asociación justifica un estudio adicional.
Fecha publicación   
09-12-2013




Riesgo de muerte fetal en las gestantes con diabetes previa al embarazo-> Este gran estudio basado en población Inglesa demuestra un mayor riesgo de muerte fetal en las mujeres con diabetes previa al embarazo en comparación con las no diabéticas. El mayor riesgo se relaciona con un control glucémico inadecuado, reduciéndose con un mejor control de la diabetes.
Diabetologia, 11/2013 "Pre-existing diabetes, maternal glycated haemoglobin, and the risks of fetal and infant death: a population-based study"
Objetivos / hipótesis: La preexistencia de la diabetes se asocia con un mayor riesgo de muerte fetal, pero pocos estudios han excluido el efecto de las anomalías congénitas. Este estudio utilizó datos de una numerosa encuesta basada en la población a las mujeres con diabetes preexistente para investigar los riesgos de muerte fetal e infantil y cuantificar la contribución del control glucémico. Métodos: Fue identificada toda la descendencia normalmente formada de las mujeres con diabetes preexistente (1.206 con diabetes tipo 1 y 342 con diabetes tipo 2) en el norte de Inglaterra durante 1996-2008, a partir del Northern Diabetes in Pregnancy Survey. Fueron estimados el RR de muerte fetal (≥ 20 semanas de gestación) y muerte infantil por comparación con los datos de población del Northern Perinatal Morbidity and Mortality Survey. Los predictores de muerte fetal e infantil en las mujeres con diabetes pre-existente fueron examinados por regresión logística. Resultados: La prevalencia de muerte fetal en mujeres con diabetes fue más de cuatro veces mayor que en aquellas sin diabetes (RR 4,56 [IC del 95%: 3,42, 6,07], p < 0,0001), y para la muerte del bebé que fue de casi el doble (RR 1,86 [IC del 95% 1,00, 3,46], p = 0,046). No hubo diferencias en la prevalencia de muerte fetal (p = 0,51) o la mortalidad infantil (p = 0,70 ) entre las mujeres con diabetes tipo 1 ni en las mujeres con diabetes tipo 2. No hubo pruebas de que el riesgo relativo de muerte fetal e infantil hubiera cambiado con el tiempo (p = 0,95). El aumento de la concentración de HbA1c periconcepción superior a 49 mmol / mol ( 6,6%) (odds ratio ajustada [ORa ] [IC del 95%: 1,00, 1,04 ] 1,02, p = 0,01), la retinopatía antes del embarazo (OR ajustado 2,05 [IC del 95%: 1,04 , 4,05], p = 0,04 ) y la ausencia de consumo de ácido fólico antes del embarazo (ORa 2,52 [IC del 95%: 1,12, 5,65], p = 0,03) se asociaron independientemente con el aumento de las probabilidades de muerte fetal e infantil. Conclusiones / interpretación: La diabetes preexistente se asoció con un riesgo significativamente mayor de muerte fetal e infantil en los hijos normalmente formados, cuyo efecto es moderado en gran medida por el control de la glucemia.
Fecha publicación   
24-11-2013




Factores asociados con la ausencia de complicaciones en el primer embarazo-> Los factores asociados con el embarazo normal mediante la adopción de intervenciones individualizadas sobre el estilo de vida (normalización de peso de la madre, el aumento de la ingesta de fruta antes del embarazo, control de la presión arterial, abandonar el uso de drogas) pueden aumentar la probabilidad de ausencia de complicaciones  en el embarazo.
BMJ, 21/11/2013 "Exploration and confirmation of factors associated with uncomplicated pregnancy in nulliparous women: prospective cohort study"
Objetivo: Identificar los factores a las 15 y 20 semanas de gestación que se asocian con un embarazo sin complicaciones posteriores. Diseño: Estudio de cohortes prospectivo observacional multicéntrico internacional. Entorno: Auckland , Nueva Zelanda y Adelaide, Australia (exploración y local de la replicación de datos) y Manchester, Leeds y Londres, Reino Unido, y Cork, República de Irlanda (conjunto de datos de confirmación externa). Participantes: 5.628 mujeres nulíparas sanas con un embarazo único. Medida principal de resultado: Embarazo sin complicaciones, que se define como un embarazo normotenso con parto a > 37 semanas de gestación, con resultado de bebé nacido vivo que no es pequeño para su edad gestacional, y la ausencia de otras complicaciones significativas del embarazo. Comparación mediante regresión logística por pasos el grupo con el de mujeres con un embarazo complicado. Resultados: De las 5.628 mujeres, 3.452 (61,3 ) tuvieron un embarazo sin complicaciones. Los factores que reducían la probabilidad de un embarazo sin complicaciones incluyeron el aumento de índice de masa corporal (riesgo relativo 0,74 , IC del 95% intervalos de 0,65 a 0,84), el uso indebido de drogas en el primer trimestre (0,90 , 0,84 a 0,97), la media de la presión arterial diastólica (para cada aumento de 5 mm Hg 0,92 , 0,91 a 0,94), y la media de la presión arterial sistólica (por cada 5 mm Hg de aumento 0,95 , 0,94 a 0,96). Los factores beneficiosos fueron la ingesta de fruta antes del embarazo por lo menos tres veces al día (1,09 , 1,01 a 1,18) (por cada ocho horas de aumento1,02 , 1,01 a 1,04) y de tener en un empleo remunerado. Los factores perjudiciales sin posibilidad de alteración fueron los antecedentes de hipertensión arterial durante el uso de la anticoncepción oral, el índice socioeconómico, los antecedentes familiares de complicaciones hipertensivas en el embarazo, el sangrado vaginal durante el embarazo, y el aumento del índice de resistencia de la arteria uterina. Fumar en el embarazo se observó como factor perjudicial en los dos conjuntos de datos iniciales, pero no permaneció en el modelo final. Conclusiones: Este estudio identifica los factores asociados con el embarazo normal a través de la adopción de un nuevo enfoque de generación de hipótesis, que ha desplazado el énfasis de los resultados adversos hacia los embarazos sin complicaciones. Aunque es necesaria la confirmación en otras cohortes, este estudio implica que las intervenciones de estilo de vida individualizadas (normalización de peso de la madre, el aumento de la ingesta de fruta antes del embarazo, reducción de la presión arterial, detener el uso indebido de drogas) pueden aumentar la probabilidad de resultados del embarazo normal.
Fecha publicación   
17-11-2013 (B)




Resultados perinatales en las mujeres que han tenido una intervención de cirugía bariátrica-> Las mujeres con antecedentes de cirugía bariátrica tienen un mayor riesgo de parto prematuro y de bajo peso al nacer para la edad gestacional, por lo que deben ser consideradas como un grupo de riesgo durante el embarazo.
BMJ, 12/11/2013 "Perinatal outcomes after bariatric surgery: nationwide population based matched cohort study"
Objetivo: Comparar los resultados perinatales en los partos de las mujeres con versus sin antecedentes de cirugía bariátrica. Diseño: Estudio de cohorte de base poblacional emparejado. Configuración: Servicio sueco de salud nacional. Participantes: 1.742.702 nacimientos únicos identificados en el Registro Sueco médico de nacimientos entre 1992 y 2009. Por cada parto de una madre con antecedentes de cirugía bariátrica (n = 2562), fueron emparejados hasta cinco nacimientos como controles, por edad materna, paridad, índice de masa corporal al inicio del embarazo, tabaquismo, embarazo temprano, nivel educativo y el año del parto. Como cohortes secundarias de control, incluidas las mujeres elegibles para la cirugía bariátrica (índice de masa corporal ≥ 35 o ≥ 40) , fueron agrupadas por los mismos factores, excepto el índice de masa corporal. La historia de la cirugía bariátrica materna se determinó a través del registro nacional de pacientes de Suecia 1980-2009. Variables principales: El parto prematuro (<37 semanas), bajo peso al nacer para la edad gestacional, grande al nacer para la edad gestacional, muerte fetal (≥ 28 semanas), y muerte neonatal (0-27 días ). Resultados: Los nacidos después de la cirugía fueron más a menudo prematuros que en los controles (9.7% ( 243/2.511 ) v 6.1% (750/12 379), odds ratio 1,7 , intervalo de confianza del 95%: 1,4 a 2,0, P < 0,001). El indice de masa corporal parece ser un modificador del efecto (P = 0,01), y el aumento del riesgo de parto prematuro sólo se observó en las mujeres con un índice de masa corporal < 35. Una historia de cirugía bariátrica se asoció con un mayor riesgo de ambos (5,2% (130/2511) v 3.6% ( 441/12.379), odds ratio 1,5 , 1,2 y el 1,9 , P < 0,001) parto prematuro espontáneo y médicamente indicado (4,5% (113/2.511) v 2.5% (309/12.379), odds ratio 1.8 , 1.4 a 2.3 , p < 0.001). Una historia de la cirugía bariátrica también se asoció con un mayor riesgo de un nacimiento con bajo peso para edad gestacional (5,2% (131/2.507) v 3,0% (369/12.338), odds ratio 2,0 , 1,5 a 2,5 , P < 0,001) y menor riesgo de un nacimiento grande para la edad gestacional (4,2% (105/2.507) v 7,3% (895/12.338), odds ratio 0,6 , 0,4 a 0,7 , P < 0,001). No se detectaron diferencias en muerte fetal o neonatal. Los mayores riesgos para prematuros y pequeños para la edad gestacional al nacer, así como la disminución del riesgo de grandes para la edad gestacional al nacer, se mantuvieron cuando se compararon los nacimientos después de la cirugía con los nacimientos de mujeres elegibles para la cirugía bariátrica. Conclusión: Las mujeres con antecedentes de cirugía bariátrica tenían un mayor riesgo de parto prematuro y de bajo peso al nacer para la edad gestacional y deben ser consideradas como un grupo de riesgo durante el embarazo.
Fecha publicación   
17-11-2013 (A)




Ingreso en hospital y riesgo de tromboembolismo venoso mujeres embarazadas-> El riesgo global de primer tromboembolismo venoso en mujeres embarazadas aumenta durante los ingresos en hospital que no relacionados con el parto, y se mantiene significativamente más alto en los 28 días posteriores al alta.
BMJ, 07/11/2013 "Risk of first venous thromboembolism in pregnant women in hospital: population based cohort study from England"
Objetivo: Examinar la posibilidad de que la prevención del tromboembolismo venoso durante y después de los ingresos hospitalarios preparto en mujeres embarazadas. Diseño: Estudio de cohortes utilizando registros de atención primaria (Clinical Research Practice) y registros de atención secundaria (hospitales Estadísticas episodio) vinculados. Entorno: Centros de cuidados primarios y secundarios, Inglaterra. Participantes: 206.785 mujeres de 15-44 años de edad que tuvieron uno o más embarazos desde 1997 hasta 2010. Medida principal de resultado: Riesgo de primer tromboembolismo venoso en mujeres embarazadas ingresadas en el hospital por uno o más días por razones distintas del parto o de tromboembolismo venoso. El riesgo se evaluó mediante el cálculo de la tasa absoluta de tromboembolismo venoso y la comparación de estas tasas con las observadas durante el tiempo de seguimiento no asociado con ingreso hospitalario mediante un modelo de regresión de Poisson para estimar las razones de tasas de incidencia. Resultados: El ingreso en el hospital durante el embarazo se asoció con un mayor riesgo de tromboembolismo venoso (tasa absoluta 1752/100.000 años persona; tasa de incidencia 17.5, intervalo de confianza del 95%: 7,69 a 40,0) en comparación con el tiempo fuera del hospital. La tasa de tromboembolismo venoso también fue alta durante los 28 días después del alta (tasa absoluta 676 , 6,27 , 3,74 a 10,5). La tasa durante y después del ingreso combinado fue más alta en el tercer trimestre (961, 5,57 , 3,32 a 9,34) y en las de ≥ 35 años (1756 , 21,7 , 9,62 a 49,0). Mientras que la tasa absoluta en el período combinado fue más alta para los que tienen tres o más días en el hospital (1511, 12,2 , 6,65 a 22,7), también hubo un aumento de cuatro veces (558, 4,05 , 2,23 a 7,38) en el riesgo de tromboembolismo venoso para los admitidos en el hospital durante menos de tres días. Conclusión: El riesgo global de primer tromboembolismo venoso en mujeres embarazadas aumentó durante los ingresos hospitalarios no relacionados con el parto, y se mantuvo significativamente más alto en los 28 días después del alta. Durante estos períodos la necesidad de tromboprofilaxis debería recibir una consideración cuidadosa.
Fecha publicación   
08-11-2013




Riesgo de cáncer en niños nacidos tras procedimientos de reproducción asistida-> El mayor estudio basado en la población de este tipo no ha encontrado ningún aumento en el riesgo global de cáncer durante un periodo de estudio de 17 años. La reproducción asistida no se asoció con un mayor riesgo de leucemia, neuroblastoma, retinoblastoma, tumores del sistema nervioso central o renal o tumores de células germinales, aunque se encontró un mayor riesgo de hepatoblastoma y rabdomiosarcoma, pero los riesgos absolutos fueron pequeños.
N Engl J Med, 07/11/2013 "Cancer Risk among Children Born after Assisted Conception"
Se necesitan datos poblacionales exactos sobre la incidencia de cáncer en los niños nacidos después de la concepción asistida. Métodos: Vinculamos los datos de todos los niños nacidos en Gran Bretaña entre 1992 y 2008 después de la concepción asistida y sin participación de los donantes con los datos del United Kingdom National Registry of Childhood Tumours para determinar la cantidad de niños en los que desarrollaron cáncer antes de los 15 años de edad. Las tasas de cáncer de cohortes se compararon con las tasas poblacionales en Gran Bretaña durante el mismo período, con la estratificación de los posibles mediadores y la moderación de factores, como el sexo, la edad al momento del diagnóstico, el peso al nacer, parto único versus múltiples, paridad, edad de los padres, el tipo de concepción asistida y la causa de la infertilidad parental. Resultados: La cohorte consistió en 106.013 niños nacidos después de la concepción asistida (700.705 personas-año de observación). La duración media del seguimiento fue de 6,6 años. En total, se identificaron 108 tipos de cáncer, en comparación con 109,7 cánceres esperados (razón de incidencia estandarizada, 0,98, intervalo de confianza del 95% [ IC]: 0,81 a 1,19 , p = 0,87). La concepción asistida no se asoció con un mayor riesgo de leucemia, neuroblastoma, retinoblastoma, tumores del sistema nervioso central o renal o tumores de células germinales. Se asoció con un mayor riesgo de hepatoblastoma (razón de incidencia estandarizada, 3,64 , IC 95%, 1,34-7,93, P = 0,02, exceso de riesgo absoluto, 6,21 casos por 1 millón de personas-año) y el rabdomiosarcoma (razón de incidencia estandarizada 2,62 ; IC 95%, 1,26-4,82, P = 0,02; exceso de riesgo absoluto, 8,82 casos por 1 millón de personas-año), con hepatoblastoma en desarrollo a 6 niños y rabdomiosarcoma en 10 niños. El exceso de riesgo de hepatoblastoma se asoció con bajo peso al nacer. Conclusiones: No hubo un aumento en el riesgo global de cáncer entre los niños británicos nacidos después de la concepción asistida durante el período de estudio de 17 años. Se detectaron aumento de los riesgos de hepatoblastoma y rabdomiosarcoma, pero los riesgos absolutos fueron pequeños.
Fecha publicación   
01-11-2013




Eficacia de los suplementos dietéticos para prevenir la depresión post parto-> No hay suficiente evidencia en este momento para recomendar el selenio, el ácido docosahexaenoico, el ácido eicosapentaenoico o cualquier otro suplemento dietético para la prevención de la depresión postparto.
Rev Cochram, 24/10/2013 "Dietary supplements for preventing postnatal depression"
La depresión posparto es una condición común que afecta a las mujeres y que puede afectar a sus hijos. Los síntomas comunes de la depresión posparto incluyen fluctuaciones en el estado de ánimo, cambios del estado de ánimo, ideación suicida y la preocupación por el bienestar del niño, que van de un exceso de preocupación hasta los delirios francos. Actualmente no existe mucha evidencia sobre las intervenciones que puedan prevenir o tratar la depresión postnatal. Una dieta carente de ciertas vitaminas, minerales u otros nutrientes puede causar depresión postparto en algunas mujeres. La corrección de este déficit con suplementos dietéticos lo tanto, podría prevenir la depresión postnatal. Ejemplos de posibles de suplementos dietéticos destinados a prevenir la depresión posparto incluyen ácidos grasos omega- 3, los ácidos grasos, el hierro, el ácido fólico, la s - adenosil -L -metionina, la vitamina B12 (cobalamina), B6 (piridoxina), B2 (riboflavina), vitamina D y calcio. Esta revisión identificó dos estudios controlados aleatorios. Un estudio examinó el efecto de los suplementos de selenio tomados por las mujeres desde el primer trimestre hasta el nacimiento en la prevención de la depresión postparto. Este estudio tenía un alto riesgo de sesgo debido a las mujeres que se mantuvieron o no completaron el sistema de autoevaluación para la depresión (Edinburgh Postnatal Depression Scale). También puede haber sido difícil asegurar que las mujeres tomaron sus suplementos debido a las preocupaciones que existen acerca de tomar suplementos durante el embarazo. Se requerirían más estudios de alta calidad para confirmar algún beneficio en la prevención de la depresión postparto con selenio. Esta revisión también identificó un estudio controlado aleatorio que comparó el ácido docosahexaenoico y eicosapentaenoico con placebo en mujeres con riesgo de depresión posparto. Este estudio encontró que ni el ácido docosahexanoico ni el ácido eicosapentaenoico previnieron la depresión postparto. En general, no hay suficiente evidencia en este momento para recomendar el selenio, el ácido docosahexaenoico, el ácido eicosapentaenoico o cualquier otro suplemento dietético para la prevención de la depresión postparto. Por desgracia no había otros estudios de otros suplementos dietéticos que cumplieron con los criterios de selección. Deben ser estudiados otros suplementos en ensayos donde las mujeres deprimidas sean excluidas de entrada para determinar si los suplementos previenen la depresión postnatal.
Fecha publicación   
25-10-2013




Asociación de la alimentación con biberón con la estenosis hipertrófica de píloro-> La incidencia de estenosis pilórica hipertrófica ha disminuido entre 2003-2009 en EEUU, junto con un aumento en la lactancia materna. Este estudio de casos y controles encuentra que la alimentación con biberón se asocia con un mayor riesgo de estenosis hipertrófica de píloro, y que esta asociación se modifica significativamente por la edad materna.
Jama Pediatr, 21/10/2013 "Role of Bottle Feeding in the Etiology of Hypertrophic Pyloric Stenosis"
Importancia: La alimentación con biberón ha sido implicada en la etiología de la estenosis hipertrófica de píloro (HPS). Se necesitan más datos para definir la naturaleza de esta relación y las variables clínicas que influyen en ella. Objetivo: Determinar si la alimentación con biberón después del nacimiento se asocia con el desarrollo de HPS en los lactantes. La hipótesis es que la alimentación con biberón se asocia con un mayor riesgo de HPS y que este riesgo es modificado por otros factores de riesgo. Diseño, escenario y participantes: Estudio de casos y controles de base poblacional de los nacimientos desde el 1 de enero de 2003 hasta el 31 de diciembre de 2009 con los certificados de nacimiento del estado de Washington relacionados con las altas hospitalarias. En él participaron todos los bebés únicos nacidos en el período de estudio y posteriormente ingresaron con un código de diagnóstico de HPS y un código de procedimiento para piloromiotomía (n = 714). Los controles fueron seleccionados al azar entre los bebés únicos que no desarrollaron HPS y fueron emparejados con los casos por año de nacimiento. Estado de exposición (mama vs biberón) fue codificado en el certificado de nacimiento como el tipo de alimentación del lactante recibía al alta del nacimiento. Medida principal: Diagnóstico de HPS. Resultados: La incidencia de estenosis pilórica hipertrófica disminuyó con el tiempo, desde 14 por 10.000 nacimientos en 2003 a 9 por 10.000 en 2009. Al mismo tiempo, la prevalencia de la lactancia materna se incrementó del 80 % en 2003 al 94% en 2009. En comparación con los controles, los casos tuvieron más probabilidades de seguir una alimentación con biberón después del nacimiento (19,5 % frente al 9,1%). Después del ajuste, la alimentación con biberón se asoció con un mayor riesgo de HPS (odds ratio [ OR] = 2,31 , IC, 1,81-2,95 95%). Esta asociación no fue diferente en función del sexo o el estado de tabaquismo de la madre, pero se modificó significativamente por la edad materna (<20 años OR, 0,98; IC del 95% 0,51-1,88; ≥ 35 años OR, 6,07; IC del 95% 2,81 a 13,10) y la paridad (nulíparas OR, 1,60 , IC 95%, 1,07-2,38; multíparas OR, 3,42 , IC 95 %, 2.23-5.24). Conclusiones y Relevancia: La alimentación con biberón se asocia con un mayor riesgo de HPS, y este efecto parece ser más importante en las mujeres mayores y multíparas. Estos datos sugieren que la alimentación con biberón puede desempeñar un papel en la etiología del HPS, y nuevas investigaciones pueden ayudar a dilucidar los mecanismos subyacentes a la modificación del efecto observado por edad y paridad.
Fecha publicación   
19-10-2013




Metoclopramida (primperan) durante el embarazo y riesgo de malformaciones-> No hay asociación entre la exposición a la metoclopramida durante el embarazo y un mayor riesgo de defectos de nacimiento aborto espontáneo o muerte fetal. No se encuentra asociación significativa entre el medicamento y cualquiera de las 20 categorías de malformación, incluidos los defectos del tubo neural, la transposición de los grandes vasos, defectos del septo ventricular, acortamiento de las extremidades ni labio leporino.
JAMA, 16/10/2013 "Metoclopramide in Pregnancy and Risk of Major Congenital Malformations and Fetal Death"
Importancia: La metoclopramida, un medicamento de uso frecuente para las náuseas y los vómitos en el embarazo, se cree que es segura, pero la información sobre el riesgo de malformaciones específicas y muerte fetal es insuficiente. Objetivo: Investigar la seguridad del uso de metoclopramida durante el embarazo. Diseño, escenario y participantes: Estudio de cohorte basado en registros de Dinamarca, 1997-2011. A partir de una cohorte de 1.222.503 embarazos, fueron emparejadas las mujeres expuestas a metoclopramida y las no expuestas (1:4 ratio) sobre la base de la edad, año de calendario y puntuaciones de propensión. Principales resultados y medidas: Las medidas de resultado primarias fueron las malformaciones congénitas en general, 20 categorías malformaciones individuales (seleccionadas según criterios de poder), el aborto espontáneo y muerte fetal. En el análisis combinado, se utilizó la regresión logística para estimar la odds ratio de prevalencia de malformaciones y la regresión de Cox para estimar los cocientes de riesgo (CR ) de aborto espontáneo. Resultados: De las 28.486 mujeres expuestas a la metoclopramida durante el primer trimestre, 721 tuvieron un bebé con una malformación congénita mayor (25,3 [IC 95%: 23,5-27,1] casos por cada 1.000 nacimientos), en comparación con 3.024, entre 113.698 mujeres no expuestas (26,6 [ IC del 95 %, 25,7-27,5] por 1.000 nacimientos). No se encontraron asociaciones significativas entre el consumo de metoclopramida y las malformaciones en general (odds ratio de prevalencia, 0.93 [ 95 % CI, 0,86 a 1,02]) o cualquiera de las 20 categorías malformación individuales, por ejemplo, defectos del tubo neural, la transposición de los grandes vasos, defectos del tabique ventricular, defecto septal interauricular, tetralogía de Fallot, coartación de la aorta, labio leporino, paladar hendido, atresia / estenosis, y la integridad física de reducción anorrectal (límite superior del IC del 95 % por debajo de 2.0 para 17 de 20 categorías). La metoclopramida no se asoció con un mayor riesgo de aborto espontáneo (757 casos [20,0 { IC , 18,5-21,4 %} 95 por 1000] entre 37.946 mujeres expuestas a la metoclopramida y 9.414 casos [62,1 { IC , 60,9-63,3 95 %} por 1000] entre las 151.661 mujeres no expuestas; HR, 0,35 [IC, 0,33 a 0,38 ] del 95 %) y muerte fetal (142 casos [3,5 { CI, 2.9 a 4.1 95 %} por 1000 ], entre 40.306 mujeres expuestas a la metoclopramida y 634 casos [3.9 { IC, 3.6 a 4.2 95 % } por 1000] entre 161.098 mujeres no expuestas; HR, 0,90 [IC, 0,74-1,08] 95 %). Conclusiones y relevancia: El uso de la metoclopramida durante el embarazo no se asoció con un mayor riesgo de malformaciones congénitas en general, ni a cualquiera de las 20 categorías individuales de malformación, aborto espontáneo o muerte fetal. Estos datos de seguridad pueden ayudar a informar la toma de decisiones cuando es considerado el tratamiento con metoclopramida en el embarazo.
Fecha publicación   
13-10-2013




Relación entre la depresión materna durante el embarazo con el riesgo de depresión en los hijos adolescentes-> Las personas cuyas madres tienen depresión durante el embarazo presentan un mayor riesgo de depresión a los 18 años. La educación materna parece ser un factor importante en la relación entre la depresión postnatal (pero no la depresión prenatal) y el riesgo de depresión en los hijos. Los resultados sugieren que el tratamiento de la depresión materna antes del parto puede prevenir la depresión en los hijos durante la edad adulta y que puede ser más eficaz en las madres menos favorecidas.
JAMA Psychiatry, 09/10/2013 "Maternal Depression During Pregnancy and the Postnatal PeriodRisks and Possible Mechanisms for Offspring Depression at Age 18 Years"
Importancia: Algunos estudios pequeños sugieren que la depresión postnatal materna es un factor de riesgo para la depresión en sus hijos adolescentes. Sin embargo, hasta donde sabemos, no hay grandes estudios de cohortes que hayan abordado esta cuestión. Además, sólo un pequeño estudio examinó la asociación entre la depresión prenatal y la depresión posterior de la descendencia. La comprensión de estas asociaciones es importante para la prevención. Objetivo: Investigar la hipótesis de que hay asociaciones independientes entre la depresión prenatal y postnatal con la depresión en la descendencia y que las vías de riesgo son diferentes, de manera que el riesgo es moderado por la desventaja (baja educación maternal) con la depresión postnatal, pero no con la depresión prenatal. Diseño, escenario y participantes: Investigación prospectiva de asociaciones entre los síntomas de la depresión parental prenatal y postnatal con la depresión hijos a la edad de 18 años en una cohorte de base comunitaria Reino Unido (Estudio Longitudinal Avon de Padres e Hijos), con datos de más de 4.500 padres y sus hijos adolescentes. Principales resultados y Medidas: El diagnóstico de depresión mayor en los descendientes mayores de 18 años utilizando la Clasificación Internacional de Enfermedades, 10ª revisión. Resultados: La depresión prenatal fue un factor de riesgo independiente. El offspring fue 1,28 veces (IC, 1,08-1,51 95 %, p = 0,003) mayor para la probabilidad de tener depresión a la edad de 18 años por cada aumento de una desviación estándar en la puntuación de la depresión materna antes del parto, independientemente de la depresión materna posterior. La depresión posparto también fue un factor de riesgo para las madres con bajo nivel de estudios, con el descendiente 1,26 veces (IC, 1,06-1,50 95 %, p = 0,01) más propenso a sufrir de depresión por cada aumento de una desviación estándar en la puntuación de la depresión postnatal. Sin embargo, para las madres con mayor educación, hubo poca relación (odds ratio, 1,09, IC, 0,88-1,36 95 %, p = 0,42). Los análisis encontraron que la educación materna moderó los efectos de la depresión postnatal, pero no prenatal. Depresión paterna prenatal no se asoció con la depresión de la descendencia, mientras que después del nacimiento, la depresión paterna mostró un patrón similar a la depresión materna. Conclusiones y significado: Los resultados sugieren que el tratamiento de la depresión materna antes del parto puede prevenir la depresión en los hijos durante la edad adulta y que puede ser más eficaz la priorización de las madres menos favorecidas tras el nacimiento.
Fecha publicación   
09-10-2013




Cesárea programada o parto vaginal para embarazo gemelar- > En el embarazo gemelar, el parto por cesárea programada no disminuye ni aumenta el riesgo de muerte fetal o neonatal, o la morbilidad neonatal grave, en comparación con el parto vaginal planificado. También es similar la muerte o morbilidad materna grave antes de los 28 días tras el parto.
N Engl J Med, 03/10/2013 "A Randomized Trial of Planned Cesarean or Vaginal Delivery for Twin Pregnancy"
El parto gemelar se asocia con un mayor riesgo de resultados perinatales adversos respecto del parto único. No está claro si los resultados de las cesáreas planificadas tienen un menor riesgo de resultados adversos que el parto vaginal planificado en el embarazo gemelar. Métodos: Asignamos aleatoriamente a las mujeres de entre la semana 32 + 0 días y 38 semanas + 6 días de gestación con embarazo gemelar y con el primer gemelo en la presentación cefálica a la cesárea programada o un parto vaginal planificado con cesárea sólo si estaba indicada. El parto electivo fue planeado entre la 37 semana + 5 días y la 38 semana + 6 días de gestación. El resultado primario fue un compuesto de muerte fetal o neonatal, o la morbilidad neonatal grave, con el feto o el bebé como la unidad de análisis para la comparación estadística. Resultados: Un total de 1.398 mujeres (2.795 fetos) fueron asignados al azar a parto por cesárea programada y 1.406 mujeres (2.812 fetos) a parto vaginal planificado. La tasa de cesáreas fue del 90,7% en el grupo de cesárea prevista y el 43,8% en el grupo de parto vaginal planificado. Las mujeres en el grupo de cesárea prevista el parto fue antes de lo que lo hicieron las del grupo de parto vaginal planificado (media del número de días a partir de la asignación al azar, 12,4 vs 13,3, p = 0,04). No hubo diferencia significativa en el resultado primario compuesto entre el grupo cesárea de entrega prevista y el grupo de parto vaginal planificado (2,2% y 1,9%, respectivamente; odds-ratio con cesárea planificada, 1,16, intervalo de confianza 95%, 0,77 a 1,74, P = 0,49). Conclusiones: En el embarazo gemelar de entre 32 semanas + 0 días y 38 semanas + 6 días de gestación, con el primer gemelo en presentación cefálica, la cesárea programada no disminuye ni aumenta significativamente el riesgo de muerte fetal o neonatal o la morbilidad neonatal grave, en comparación con el  parto vaginal previsto.
Fecha publicación   
05-10-2013 (B)




Asociación entre el aumento de peso de la madre durante el embarazo con el sobrepeso - obesidad en sus hijos-> El aumento de peso de la madre durante el embarazo se asocia con las probabilidades de sobrepeso y obesidad en sus hijos. El orden de nacimiento no tiene efecto significativo sobre la ganancia de peso de la madre durante el embarazo o el peso del niño al nacer.
PLOS Medicine, 09/2013 "Pregnancy Weight Gain and Childhood Body Weight: A Within-Family Comparison"
El aumento excesivo de peso durante el embarazo se asocia con la obesidad en los hijos, pero esta relación puede ser confundida por influencias compartidas genéticas y otros. El objetivo fue examinar la asociación del embarazo el aumento de peso con el índice de masa corporal (IMC) en los hijos, utilizando un diseño dentro de la familia para reducir al mínimo los factores de confusión. Métodos y resultados: En este estudio de cohorte de base poblacional, emparejamos los registros de todos los nacidos vivos en Arkansas con los datos exigidos por el estado sobre el IMC en la infancia obtenidos en las escuelas públicas (del 18 agosto 2003 al 2 junio 2011). La cohorte incluyó a 42.133 mujeres que tenían más de un embarazo único y sus 91.045 bes. Examinamos cómo las diferencias en el aumento de peso que se produjeron durante dos o más embarazos por cada mujer predijo el IMC de sus hijos y la odds ratio (OR) de tener sobrepeso u obesidad (IMC ≥ percentil 85) a una edad media de 11,9 años, con un diseño familiar. Por cada kg adicional de ganancia de peso durante el embarazo, el niño aumentó el IMC en 0,0220 (95% IC 0,0134 hasta 0,0306, p <0,0001) y el OR de sobrepeso / obesidad aumentó en 1.007 (CI 1,003-1,012, p = 0,0008). Las variaciones en la ganancia de peso durante el embarazo representan una diferencia de 0.43 kg/m2 en el índice de masa corporal del niño. Después del ajuste para el peso al nacer, la asociación del aumento del peso en el embarazo con el IMC del niño fue atenuado, pero se mantuvo estadísticamente significativa (0,0143 kg/m2 por kg de ganancia de peso durante el embarazo, CI desde 0,0057 hasta 0,0229, p = 0,0007). Conclusiones: El aumento de peso en el embarazo se asocia con un aumento de peso corporal de los niños en la infancia, y este efecto está mediado sólo parcialmente a través de mayor peso al nacer. La traducción de estos resultados para la prevención de la obesidad de la salud pública requiere estudio adicional.
Fecha publicación   
05-10-2013 (A)




Resultados adversos asociados a nacimientos en plazo temprano (37-38 semanas)-> Dentro de la gama de gestación considerada dentro de plazo, los nacimientos más tempranos,  entre la 37-38 semanas, tienen mayores riesgos de enfermedad para el bebé, respecto de los nacimientos entre la 30-40 semanas.
JAMA Pediatr, 30/09/2013 "Adverse Neonatal Outcomes Associated With Early-Term Birth"
Importancia: Los recién nacidos a término que nacen en la edad gestacional entre 37 y 41 semanas se han considerado como un grupo homogéneo y de bajo riesgo . Sin embargo , la evidencia reciente de los estudios basados en el tipo de parto, ha apuntado hacia un aumento de la morbilidad asociada a la sección de partos por cesárea en plazo temprano (37-38 semanas) en comparación con los recién nacidos a término (39-41 semanas). Objetivo: Comparar la morbilidad a corto plazo de los recién nacidos a término respecto del plazo temprano una cohorte de nacimiento utilizando como objetivo principal el ingreso a una unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN) o el servicio de neonatología. Diseño, escenario y participantes: Estudio retrospectivo de cohorte de nacimiento basado en la población (1 de enero 31 2006 - diciembre de 2008) de 3 años en los principales hospitales de infantiles del Condado de Erie, Nueva York. Todos los nacidos vivos a término conformaron la cohorte de nacimiento, la información se obtuvo de las bases de datos perinatales de los hospitales y los datos relativos a la UCIN o admisiones en el servicio de neonatología que se obtuvieron de las historias clínicas individuales. Exposición: La edad gestacional a término temprano (37-38 semanas) vs a término (39-41 semanas). Principales resultados y Medidas: La admisión en la UCIN o servicios de neonatología. Resultados: Hubo 33.488 nacidos vivos durante el período de 3 años, de los cuales 29.741 tenían una edad gestacional entre 37 y 41 semanas. Del total de nacidos vivos, 9.031 (27,0 %) lo fueron en plazo temprano. En comparación con los recién nacidos a término, los recién nacidos en plazo temprano tuvieron un riesgo significativamente mayor de los siguientes: hipoglucemia (4,9 % vs 2,5 %, odds ratio ajustado [OR ], 1,92), ingreso en UCIN o servicio de neonatología (8.8 % vs 5.3 %; OR ajustada, 1,64), necesidad de asistencia respiratoria (2,0 % vs 1,1 %; OR ajustada, 1,93), necesidad de líquidos por vía intravenosa ( ,5 % vs 4,4 %; OR ajustada, 1,68), tratamiento con antibióticos por vía intravenosa (2,6 % vs 1,6 %; OR ajustada, 1,62), y ventilación mecánica o intubación (0,6 % vs 0,1 %; OR ajustada, 4,57). El nacimiento por cesárea fue común entre los nacimientos en plazo temprano (38,4 %) y aumentó el riesgo de ingreso en UCIN o servicios de neonatología (12,2 %) y de morbilidad (7,5 %) en comparación con los nacimientos en plazo normal. Entre los partos vaginales, los recién nacidos en plazo temprano (6,8 %) tuvieron una tasa significativamente más alta de ingreso en la UCIN o servicios de neonatología en comparación con los recién nacidos a término (4,4 %). Conclusiones y relevancia: Los nacimientos en plazo temprano se asocian con una alta morbilidad neonatal y con ingreso en UCIN o servicios de neonatología. La evaluación de los datos de prevalencia locales ayudará a la implementación de medidas y planes de prevención específicos, así como dar prioridad a los recursos sanitarios limitados.
Fecha publicación   
29-09-2013




¿Cuando y porqué de los problemas para continuar la lactancia materna-> El máximo riesgo de suspender la lactancia materna se produce entre los días 3 y 7, y puede deberse a la brecha de apoyo a la lactancia entre la salida del hospital y atención en el centro de salud. Los problemas más frecuentes son la dificultades para la lactancia, el dolor o la cantidad de leche.
Pediatrics, 23/09/2013 "Breastfeeding Concerns at 3 and 7 Days Postpartum and Feeding Status at 2 Months"
Objetivo: Hemos caracterizado las preocupaciones sobre la lactancia de las respuestas maternas con texto abierto y se determinó su asociación con la interrupción de la lactancia en 60 días (interrupción de la lactancia) y la alimentación con cualquier fórmula entre los 30 y 60 días (uso de fórmulas). Métodos: Se evaluaron el apoyo a la lactancia, las intenciones y preocupaciones en 532 primíparas embarazadas, y realizamos entrevistas de seguimiento a los 0, 3, 7, 14, 30, y 60 días después del parto. Se calculó el riesgo relativo ajustado (RRA) y el riesgo ajustado atribuible poblacional (RAP) para los resultados de la alimentación por la categoría de la preocupación y día, ajustado para las intenciones de la alimentación y la educación. Resultados: En 2.946 entrevistas, se reportaron 4.179 preocupaciones de lactancia, que comprenden a 49 subcategorías y 9 categorías principales. El noventa y dos por ciento de las participantes informaron que ≥ 1 se aborda en el día 3, siendo las más predominantes las dificultades con la alimentación infantil en el pecho (52%), el dolor en la lactancia materna (44%), y la cantidad de leche (40%). Las preocupaciones en cualquier entrevista después del parto se asociaron significativamente con un mayor riesgo de interrupción de la lactancia y el uso de la fórmula, con el pico de RRA en el día 3 (por ejemplo, dejar de amamantar RRA [intervalo de confianza del 95%] = 9,2 [3,0-infinito]). Las preocupaciones que producen el mayor RAP ajustado para suspender la lactancia fueron el día 7 "dificultad de alimentación infantil" (RAP ajustada = 32%) y el día 14 "cantidad de leche" (RAP ajustada = 23%). Conclusiones: Las preocupaciones sobre la lactancia son muy frecuentes y se asocian con la detención de la lactancia materna. Se debe dar prioridad al desarrollo de estrategias para la reducción de la incidencia global de las preocupaciones de la lactancia materna y resolver, en particular, la alimentación infantil y las preocupaciones de la cantidad de leche que se producen dentro de los primeros 14 días después del parto.
Fecha publicación   
18-09-2013




¿Puede el tratamiento activo del trabajo de parto reducir el número de partos por cesárea? -> Las mujeres que reciben tratamiento activo tienen una probabilidad ligeramente menor de cesárea y es más probable que tengan un trabajo de parto más corto (menos de 12 horas). No hay diferencias en el número de partos asistidos, ni en las complicaciones para las madres o sus neonatos respecto de las que reciben atención habitual.
Rev Cochram, 16/09/2013 "A package of care to actively manage labour in women who are at low risk of complications to reduce caesarean section rates"
En muchos países la tasa de cesárea está en aumento. El aumento de las tasas no siempre proporciona beneficios adicionales, puede aumentar los riesgos maternos y afecta los embarazos posteriores. El tratamiento activo del trabajo de parto se ha propuesto para reducir el número de partos por cesárea. El tratamiento activo incluye amniotomía habitual (rotura artificial de las membranas), reglas estrictas para diagnosticar el progreso lento, uso de oxitocina intravenosa para aumentar las contracciones del útero y atención personalizada. Las desventajas del tratamiento activo son que es probable que se realice una monitorización más invasiva, más intervenciones y un parto más medicalizado en el cual las mujeres tienen menos control y menos satisfacción. La revisión incluyó siete ensayos con 5390 mujeres. Estos estudios muestran que las mujeres que recibieron tratamiento activo tuvieron una probabilidad ligeramente menor de tener una cesárea y fue más probable que tuvieran un trabajo de parto más corto (menos de 12 horas). No hubo diferencias en el número de partos asistidos, ni en las complicaciones para las madres o sus neonatos al comparar las mujeres del grupo de tratamiento activo con las que recibieron atención habitual.
Fecha publicación   
07-09-2013




¿Tiene riesgos el uso de corticosteroides tópicos durante el embarazo? -> El uso de esteroides tópicos durante el embarazo no aumenta apreciablemente el riesgo de resultados adversos del embarazo. Únicamente se ha correlacionado la utilización elevadas cantidades de corticosteroides de potencia alta o muy alta (más de 300 g durante todo el embarazo) con el riesgo de bajo peso al nacer.
JAMA Dermatology, 04/09/2013 "Pregnancy Outcomes After Maternal Exposure to Topical CorticosteroidsA UK Population-Based Cohort Study"
Importancia: Los corticosteroides tópicos están indicados para las mujeres embarazadas con enfermedades de la piel, pero su seguridad en el embarazo no se conoce completamente. Objetivo: Investigar si la exposición materna a los corticosteroides tópicos ocasional resultados adversos del embarazo. Diseño: Estudio de cohortes retrospectivo. Configuración: Servicio Nacional de Salud del Reino unido. Participantes: Un total de 2.658 mujeres embarazadas expuestas y 7.246 no expuestas a los corticosteroides tópicos. Exposición: Corticosteroides tópicos dispensados durante el embarazo. Principales resultados y Medidas: Hendidura orofacial, bajo peso al nacer, parto prematuro, muerte fetal, baja puntuación de Apgar, y el tipo de parto. Resultados: En el análisis primario no se encontraron asociaciones entre la exposición a corticosteroides tópicos materno con hendidura orofacial, bajo peso al nacer, parto prematuro, muerte fetal, baja puntuación de Apgar y el tipo de parto (cociente de riesgo ajustado [RR], 1,85 [IC del 95%, 0,22-15,20] [P = 0,57]; 0,97 [IC del 95% 0,78-1,19] [P = 0,75]; 1,20 [IC del 95%, 0,73-1,96] [P = 0,48]; 1,07 [IC del 95% , 0,56-2,05] [P = 0,84]; 0,84 [IC del 95%, 0,54-1,31] [P = 0.45] y P = 0,76, respectivamente). Los análisis estratificados en base a la potencia no revelaron asociaciones significativas en la mayoría de estas categorías, aunque un análisis exploratorio mostró un aumento significativo del riesgo de bajo peso al nacer cuando la cantidad dispensada de corticoides tópicos potentes o muy potentes superaron los 300 g durante todo el embarazo (ajustado RR, 7,74 [IC del 95%: 1,49 a 40,11], p = 0,02). Conclusiones y significado: Este estudio tranquilizador no muestra ninguna asociación de la exposición a corticosteroides tópicos materno con hendidura orofacial, parto prematuro, muerte fetal, bajo puntaje de Apgar y el tipo de parto. Con este estudio y todos los datos disponibles en su conjunto, el riesgo de bajo peso al nacer parece estar correlacionado con la cantidad de exposición a corticosteroides tópicos.
Fecha publicación   
03-09-2013




Mejor posición de la madre en la primera etapa del parto -> El período de dilatación puede durar aproximadamente una hora menos en las mujeres que permanecen en posición vertical o caminan durante el mismo. La posición corporal de la madres no afecta a las tasas de intervenciones. Hay escasa información sobre la satisfacción materna o sobre las medidas de resultado para el recién nacido.
Rev Cochram, 19/08/2013 "Mothers' position during the first stage of labour"
Posición de la madre durante el período dilatante. Las mujeres de países desarrollados y de países de bajos ingresos que dan a luz en establecimientos de salud generalmente atraviesan el período dilatante en cama. En otros lugares, las mujeres atraviesan el período dilatante en posición vertical, de pie, sentadas, arrodilladas o caminando, aunque pueden elegir recostarse a medida que avanza el trabajo de parto. Las actitudes y expectativas de personal de asistencia sanitaria, las pacientes y sus parejas han cambiado con respecto al dolor, al alivio del dolor y al comportamiento apropiado durante el trabajo de parto y el parto. Que la madre se encuentre semirecostada o en posición de decúbito lateral o supino durante el período dilatante puede ser más conveniente para el personal y puede facilitar la monitorización de la evolución y el control del recién nacido. La monitorización fetal, las anestesias epidurales para el alivio del dolor y el uso de infusiones intravenosas también limitan el movimiento. La posición de decúbito dorsal (supina) coloca el peso del útero de la mujer embarazada sobre los vasos sanguíneos abdominales y las contracciones pueden ser menos fuertes que cuando se está en posición vertical. Las contracciones eficaces ayudan la dilatación cervical y el descenso del feto. Los resultados de la revisión indican que el período dilatante puede durar aproximadamente una hora menos para las pacientes que permanecen en posición vertical o caminan durante el mismo. Las posiciones corporales de las madres no afectaron las tasas de intervenciones. Los revisores identificaron 21 estudios controlados de varios países que asignaban al azar a un total de 3706 pacientes a posiciones verticales o en decúbito durante el período dilatante. Nueve de estos estudios incluían sólo a pacientes primerizas. Cuando se informó la duración del período expulsivo y el número de pacientes que lograron partos vaginales espontáneos o requirieron partos asistidos y estimulación de la dilatación con fármacos, los resultados fueron similares entre los grupos. El uso de analgesia opiácea no fue diferente, aunque las pacientes asignadas al azar a las posiciones verticales tenían menor probabilidad de recibir analgesia epidural. En los estudios que específicamente examinaron la posición y movilidad de las pacientes que recibían analgesia epidural (5 ensayos, 1 176 madres), la posición vertical o en decúbito no cambió la duración del período dilatante del trabajo de parto (tiempo desde la inserción de la analgesia epidural hasta la dilatación cervical completa) o las tasas de parto vaginal espontáneo, asistido y por cesárea. Se facilitó poca información sobre la satisfacción materna o sobre las medidas de resultado para el recién nacido. 
Fecha publicación  
31-08-2013
Atención por comadronas respecto de otros modelos de atención para las mujeres durante el parto -> La atención por comadronas se asocia con numerosos beneficios para las madres y los recién nacidos y no se identifican efectos adversos. Los principales beneficios son la reducción del riesgo de pérdida del recién nacido antes de las 24 semanas, reducción en el uso de analgesia regional, menos episiotomías o partos instrumentales.
Rev Cochram, 21/08/2013 "Midwife-led continuity models versus other models of care for childbearing women"
Atención por comadronas versus otros modelos de atención para las mujeres durante el parto. La atención por comadronas proporciona beneficios para las mujeres embarazadas y sus recién nacidos, por lo que es recomendable. En muchas partes del mundo las comadronas son las profesionales primarias de atención para las mujeres durante el parto. En otros sitios pueden ser los médicos o los médicos de familia quienes tienen la responsabilidad principal en la atención, o la responsabilidad puede compartirse. La filosofía de base de la atención por comadronas es la normalidad y la atención durante el trabajo de parto por una comadrona conocida y fiable. Se hace énfasis en la capacidad natural de las mujeres de tener su parto con una intervención mínima. Algunos modelos de la atención por comadronas proporcionan un servicio a través de un equipo de comadronas que comparten casos. Otro modelo es las "comadronas de casos", donde el objetivo es ofrecer una mayor continuidad del cuidador durante todo el período de atención. Las comadronas de casos tienen como objetivo asegurar que la mujer reciba toda su atención de una comadrona o su pareja de práctica. Por el contrario, en los modelos de atención por médicos un obstetra o un médico de familia es el responsable principal de la atención. En los modelos de atención compartida la responsabilidad se comparte entre diferentes profesionales de la asistencia sanitaria.
La revisión de la atención por comadronas incluyó comadronas que proporcionaban atención prenatal, durante el trabajo de parto y en el período posnatal. Dicho modelo se comparó con los modelos de atención por médicos y la atención compartida e identificó 11 ensayos que incluyeron 12 276 mujeres. La atención por comadronas se asoció con numerosos beneficios para las madres y los recién nacidos y no se identificaron efectos adversos. Los beneficios principales fueron la reducción del riesgo de pérdida de un recién nacido antes de las 24 semanas. Asimismo, durante el trabajo de parto hubo una reducción en el uso de analgesia regional, con menos episiotomías o partos instrumentales. La atención por comadronas también aumentó la probabilidad de la mujer de recibir atención durante el trabajo de parto por una comadrona que ella conocía. También aumentó la probabilidad de un parto vaginal espontáneo y de iniciar la lactancia materna. Además, la atención por comadronas dio lugar a que más mujeres sintieran estar bajo control durante el trabajo de parto. No hubo diferencias en el riesgo de una madre de perder su recién nacido después de las 24 semanas. La revisión estableció la conclusión de que a todas las mujeres se les deben ofrecer modelos de atención por comadronas.
 
 
Fecha publicación  
20-08-2013
 

La lactancia materna puede proteger del cáncer de mama -> La lactancia materna durante más de 6 meses protege a las madres del cáncer de mama y, cuando las madres son fumadoras, retrasa significativamente la aparición de la enfermedad. Las enfermeras juegan un papel crucial en el fomento de la lactancia a las nuevas madres, y esto ayuda a prevenir el cáncer de mama"
J Clin Nursing, 13/08/2013 "Breastfeeding and the prevention of breast cancer: a retrospective review of clinical histories"
Metas y objetivos: Evaluar a qué edad las mujeres multíparas y nulíparas fueron diagnosticadas con cáncer de mama. Los factores que se consideraron en las mujeres que tuvieron hijos fueron si habían amamantado a sus hijos y, si es así, la duración del período de lactancia. Otros factores considerados por ambos grupos fueron la obesidad, antecedentes familiares de cáncer, tabaquismo y consumo de alcohol. Fondo: El cáncer de mama es la forma más común de cáncer en las mujeres jóvenes de los países occidentales. Su creciente incidencia, así como la cada vez más temprana edad de diagnóstico nos llevó a analizar cuidadosamente sus posibles causas y las medidas preventivas que se deben tomar. Este es un objetivo particularmente importante en la investigación epidemiológica. Diseño: Estudio retrospectivo de las historias clínicas de las pacientes diagnosticadas de cáncer de mama en el Hospital Universitario San Cecilio de Granada (España). Métodos: En este estudio, se analizaron 504 historias clínicas de pacientes de sexo femenino, de 19 a 91 años de edad, que habían sido diagnosticadas y tratadas por cáncer de mama entre 2004 y 2009 en el Hospital Universitario San Cecilio de Granada (España). Los datos relevantes (edad de diagnóstico, período de lactancia, antecedentes familiares de cáncer, obesidad, consumo de alcohol y hábito de fumar) se obtuvieron de las historias clínicas de cada paciente y se analizaron. Se utilizó un árbol de inferencia condicional para relacionar la edad del diagnóstico, el hábito de fumar y la duración del período de lactancia. Resultados: El árbol de inferencia condicional identificó diferencias significativas entre la edad de las pacientes con diagnóstico de cáncer de mama, el hábito de fumar (p <0,001) y el período de lactancia, si los sujetos habían amamantado a sus hijos durante más de seis meses (p = 0,006), independientemente de si tenían una historia familiar de cáncer. Conclusiones: Nuestro estudio concluyó que la lactancia materna durante más de seis meses, no sólo proporciona numerosos beneficios para la salud a los niños, sino que también protege a las madres del cáncer de mama cuando las madres son fumadoras. Relevancia para la práctica clínica: Las enfermeras juegan un papel crucial en el fomento de la lactancia a las nuevas madres, y esto ayuda a prevenir el cáncer de mama.
 
Inducción al parto o aumento del trabajo de parto y riesgo de autismo -> Las probabilidades de autismo aumentan significativamente en los niños de madres que dieron a luz de forma inducida o con aumento del trabajo de parto. Se controlaron factores como el sufrimiento fetal, la presencia de meconio, la prematuridad y la diabetes materna"
Jama Pediatrt, 12/08/2013 "Association of Autism With Induced or Augmented Childbirth in North Carolina Birth Record (1990-1998) and Education Research (1997-2007) Databases"
Importancia: Uno de cada 88 niños en los Estados Unidos es diagnosticado de trastorno del espectro autista. Hay un gran interés  por la comprensión de los factores ambientales que pueden contribuir al riesgo de autismo. Objetivo: Examinar si la inducción del parto (estimular las contracciones uterinas antes del inicio de trabajo de parto espontáneo) y / o el aumento del trabajo de parto (aumento de la fuerza, la duración, o la frecuencia de las contracciones uterinas con inicio espontáneo del trabajo) se asocian con el aumento de las probabilidades de autismo. Diseño, escenario y participantes: Se realizó un análisis epidemiológico utilizando modelos de regresión logística multivariable utilizando la base de datos North Carolina Detailed Birth Record and Education Research.. El estudio contó con 625.042 nacidos vivos relacionados con los registros de la escuela, incluyendo más de 5.500 niños con diagnóstico documentado de autismo. Exposiciones: Nacimientos o inducidos o aumentados-prolongados. Principales Resultados y Medidas: El autismo según la evaluación de denominaciones excepcionales de los registros educativos del niño. Resultados: En comparación con los niños nacidos de madres que no han tenido ni inducción del parto, ni aumento del trabajo, los niños nacidos de madres que fueron inducidas y tuvieron trabajo aumentado, inducido solo o aumentados sólo, experimentaron aumento de las probabilidades de autismo después de controlar los factores de confusión potenciales relacionados con la situación socioeconómica, la salud materna, los eventos relacionados con el embarazo, las condiciones y año de nacimiento. Las asociaciones observadas entre la inducción del parto / aumento fueron particularmente acusadas en los niños varones. Conclusiones y relevancia: Nuestro trabajo sugiere que la inducción / aumento de trabajo de parto se asocia con mayores probabilidades de diagnóstico de autismo en la infancia. Aunque estos resultados son interesantes, se necesita más investigación para diferenciar entre posibles explicaciones de la asociación, incluyendo las condiciones de embarazo subyacentes que requieren la eventual necesidad de inducir / aumentar, los acontecimientos del parto asociados con la inducción / aumento y los tratamientos específicos y la dosificación utilizada para inducir / acelerar el parto (por ejemplo, oxitocina y prostaglandinas exógenas).
 
Fecha publicación  
10-08-2013

Asociación entre el asma durante el embarazo y enfermedades en la descendencia -> El asma durante el embarazo puede ser un factor de riesgo para numerosas enfermedades en la descendencia. Por ello es importante una cuidadosa monitorización de las mujeres con asma durante el embarazo y su descendencia
Pediatrics, 05/08/2013 "Asthma During Pregnancy and Clinical Outcomes in Offspring: A National Cohort Study"
Antecedentes y objetivo: El asma materna es una complicación común del embarazo, con efectos adversos a corto plazo para la descendencia. El objetivo fue determinar si el asma durante el embarazo es un factor de riesgo de enfermedades en la descendencia. Métodos: Se estudiaron las mujeres embarazadas de la cohorte nacional danesa (nacimientos: 1996-2002, datos prospectivos), que dieron a luz a hijos únicos (n = 66.712 parejas madre-hijo), con 4.145 (6,2%) mujeres que sufrieron asma durante el embarazo . Se estimó la asociación entre el asma durante el embarazo y las enfermedades de la descendencia (Clasificación Internacional de Enfermedades, décima revisión diagnósticos de los registros nacionales), con control de los factores de confusión potenciales y validación de los resultados de los análisis secundarios. Resultados: La mediana de edad al final del seguimiento fue de 6.2 años (3.6 a 8.9). El asma se asoció con un mayor riesgo de enfermedades infecciosas y parasitarias en la descendencia (hazard ratio [HR] 1,34, intervalo de confianza del 95% [IC]: 1,23 a 1,46), enfermedades del sistema nervioso (HR 1,43, IC 1,18-1,73), enfermedades del oído (HR 1,33, IC 1,19 a 1,48), enfermedades del sistema respiratorio (HR 1,43, IC 1,34 a 1,52) y la piel (HR 1,39, IC 1,20 a 1,60) y, posiblemente (no confirmado en los análisis secundarios), de trastornos endocrinos y metabólicos (HR 1,26 , IC 1,02 a 1,55), enfermedades del sistema digestivo (HR 1,17, IC 1,04-1,32) y malformaciones (odds ratio 1,13, IC 01.01 a 01.26), pero no de tumores, trastornos mentales o enfermedades de la sangre y la inmunidad , sistema circulatorio, sistema músculo-esquelético o del sistema genitourinario. Conclusiones: Este es el primer estudio exhaustivo de las asociaciones entre el asma durante el embarazo y un amplio espectro de enfermedades en la descendencia. En consonancia con los datos anteriores sobre los resultados seleccionados, el asma durante el embarazo puede ser un factor de riesgo para numerosas enfermedades en la descendencia, lo que sugiere que es importante una cuidadosa monitorización de las mujeres con asma durante el embarazo y su descendencia.
 
Fecha publicación  
10-08-2013
 
 
Terapia de fertilidad y riesgo cardiovascular posterior -> La terapia de fertilidad con éxito no se asocia con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular en el futuro. Las mujeres que reciben tratamiento de fertilidad también tienen un menor riesgo ajustado por todas las causas de mortalidad, de eventos tromboembólicos, depresión posterior, alcoholismo y de autolesiones.
J Am Coll Cardiol, 07/2013 "Long Term Cardiovascular Risk in Women Prescribed Fertility Therapy ONLINE FIRST"
Objetivo: Se investigó si el tratamiento de fertilidad podría contribuir a la enfermedad cardiovascular subsiguiente. Antecedentes: Los medicamentos de fertilidad se utilizan para el uno por ciento de los nacimientos, pero pueden conducir a una lesión endotelial con consecuencias adversas a largo plazo para la madre. Métodos: Se realizó un análisis de cohorte basado en la población de mujeres que dieron a luz en Ontario, Canadá entre el 01 de julio 1993 y el 31 de marzo de 2010, distinguiendo las que recibieron y no recibieron terapia de fertilidad en los dos años antes del parto. Se utilizaron modelos proporcionales de Cox para estimar los cocientes de riesgo (HR) con y sin ajuste por las características basales. El resultado primario fue un criterio de valoración compuesto de muerte cardiovascular, isquemia coronaria no fatal, ataque, tromboembolismo o insuficiencia cardíaca isquémica derrame cerebral, transitorio. Resultados: Entre 1.186.753 mujeres que dieron a luz durante el período de estudio, 6.979 dieron a luz después de una terapia de fertilidad. Tras 9,7 años de seguimiento medio, las mujeres que dieron a luz después de la terapia de fertilidad tuvieron menos eventos cardiovasculares que las controles (103 frente a 117 casos por 100.000 personas-año), lo que equivale a un HR ajustado 0,96 (intervalo de confianza del 95% [IC]: 0,72 -1,29, p = 0,79) y una HR ajustada 0,55 (IC, 0,41-0,74, p <0,0001 95%). Se observó un riesgo relativo aparente bajo en todos los grupos de ingresos y edades. Las mujeres que recibieron terapia de fertilidad también tuvieron un riesgo ajustado por todas las causas de mortalidad más bajo, eventos tromboembólicos, depresión posterior, alcoholismo y la autolesiones (p <0,01 para cada uno). Conclusión: La terapia de fertilidad con éxito no se asoció con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular posterior.
 
 
Fecha publicación   
31-07-2013 (B)




Mas datos sobre la relación entre la lactancia materna y el desarrollo cognitivo del niño -> La mayor duración de la lactancia materna en la infancia se asocia con una puntuación más alta en las pruebas de vocabulario a los 3 años. También se asocia con una mayor puntuación en las pruebas de inteligencia a los 7 años.
JAMA Pediatr, 29/07/2013 "Infant Feeding and Childhood Cognition at Ages 3 and 7 YearsEffects of Breastfeeding Duration and Exclusivity"
Importancia: La lactancia puede beneficiar el desarrollo cognitivo del niño, pero pocos estudios han cuantificado duración de la lactancia o la exclusividad, tampoco ningún estudio hasta la fecha ha examinado el papel de la dieta materna durante la lactancia sobre la cognición infantil. Objetivos: Analizar las relaciones de duración de la lactancia y la exclusividad con la cognición infantil a los 3 y 7 años, y para evaluar el grado en que el consumo de pescado durante la lactancia materna modifica las asociaciones de la alimentación del lactante con la cognición posterior. Diseño, escenario y participantes: Estudio prospectivo de cohortes (Project Viva), una cohorte antes del nacimiento en  EE.UU. que incluyó a las madres a partir del 22 de abril de 1999 y hasta el 31 de julio de 2002, y el seguimiento de los niños hasta la edad de 7 años, incluyendo 1.312 madres y los niños. Exposición principal: Duración de la lactancia materna a los 12 meses. Principales Resultados y Medidas: El lenguaje receptivo del niño evaluado con el Peabody Picture Vocabulary Test a la edad de 3 años, y el Wide Range Assessment of Visual Motor Abilities en edades de 3 y 7 años, y el Kaufman Brief Intelligence Test y el Wide Range Assessment of Memory and Learning a la edad de 7 años . Resultados: Después de ajustar por las características sociodemográficas, la inteligencia materna y el entorno familiar en la regresión lineal, una mayor duración de la lactancia materna se asoció con un mayor Peabody Picture Vocabulary Test puntuación a la edad de 3 años (0,21, IC, 0,03 hasta 0,38 puntos por mes amamantados 95%) y con una inteligencia superior en el Kaufman Brief Intelligence Test a la edad de 7 años (0,35; 0,16-0,53 puntos verbales por mes amamantado y 0,29, 0,05 a 0,54 puntos por mes amamantado no verbales). La duración de la lactancia no se asoció con la escala del Wide Range Assessment of Memory and Learning. Los efectos beneficiosos de la lactancia materna sobre la Wide Range Assessment of Visual Motor Abilities a la edad de 3 años parecieron mayores para las mujeres que consumían 2 o más porciones de pescado por semana (0,24, 0,00 hasta 0,47 puntos por mes amamantado), en comparación con menos de 2 porciones de pescado por semana (-0,01; -0,22 a 0,20 puntos por mes amamantado) (P = 0,16 para la interacción). Conclusiones y relevancia: Nuestros resultados apoyan una relación causal de la duración de la lactancia con el lenguaje receptivo y la inteligencia verbal y no verbal en el futuro.

Fecha publicación   
31-07-2013 (A)




Utilidad de los enemas durante el parto -> No hay pruebas de los beneficios evaluados, ni para la mujer ni para el recién nacido. Por lo tanto datos que apoyen el uso sistemático de enemas durante el trabajo de parto.
Rev Cochram, 23/07/2013 "Enemas during labour"
Las pruebas no apoyan el uso de enemas en el trabajo de parto. Administrar a las mujeres enemas durante el trabajo de parto ha sido la práctica habitual en muchos países durante muchos años. Ocasionalmente las mujeres defecan durante el parto y se consideraba que un enema en el trabajo de parto inicial reduciría esta encopresis y las consiguientes molestias para las mujeres. También se pensaba que la evacuación intestinal proporcionaría más espacio para el nacimiento del feto, reduciría la duración de trabajo de parto y disminuiría las probabilidades de infección para la madre y el recién nacido. También se ha indicado que reduciría las evacuaciones intestinales después del nacimiento, las que a menudo provocan preocupación en las mujeres. Las desventajas indicadas fueron que es un procedimiento muy desagradable y provoca mayor dolor a las mujeres durante el trabajo de parto. También se considera que un enema podría producir una encopresis fecal acuosa mientras ocurre el parto, lo cual pudiera aumentar el riesgo de infección. La revisión identificó tres estudios con 1.765 mujeres. Las pruebas no mostraron diferencias significativas en cualquiera de las medidas de resultado evaluadas para la mujer ni para el recién nacido. Sin embargo, ningún ensayo evaluó el dolor de la mujer durante el trabajo de parto y no hubo suficientes para evaluar resultados adversos infrecuentes. Por lo tanto las pruebas no apoyan el uso sistemático de enemas durante el trabajo de parto.

Fecha publicación   
30-07-2013




Tabaquismo materno durante el embarazo y problemas de conducta en la descendencia -> Se ha encontrado una asociación entre el tabaquismo materno durante el embarazo y los problemas de conducta de los hijos. La asociación se observó tanto entre los niños criados por madres genéticamente relacionadas como no relacionadas.
JAMA Psychiatry, 24/07/2013 "Maternal Smoking During Pregnancy and Offspring Conduct ProblemsEvidence From 3 Independent Genetically Sensitive Research Designs"
Importancia: Varios estudios reportan una asociación entre el tabaquismo materno durante el embarazo y los trastornos de conducta en la descendencia. Sin embargo, más allá de las evidencias existen dificultades para desagregar las influencias ambientales prenatales de las influencias ambientales y genéticas postnatales. Objetivo: Examinar la relación entre el tabaquismo materno durante el embarazo y los problemas de conducta en los hijos criados por madres genéticamente relacionadas y madres no relacionadas genéticamente. Diseño, escenario y participantes: Se utilizaron los 3 estudios siguientes que usaron diseños de investigación distintos pero complementarios: el Christchurch Health and Development Study (un estudio de cohorte longitudinal que incluye hijos biológicos y adoptados ), el Early Growth and Development Study (una longitudinal adopción-en estudio al nacer), and the Cardiff IVF (Fertilizacion in Vitro) Study (un estudio de adopción en familias genéticamente relacionadas y las familias no relacionadas genéticamente). El tabaquismo materno durante el embarazo se midió como el número medio de cigarrillos por día (0, 1-9, o ≥ 10) fumado durante el embarazo. Las posibles covariables fueron controlados en los análisis, incluyendo el sexo infantil, el peso al nacer, la raza / etnia, la edad de colocación, y la lactancia materna, así como la educación materna y la edad de la madre al nacer, la desintegración familiar, las prácticas de crianza de los hijos y el nivel socioeconómico de la familia. Principales resultados y medidas: Los problemas de conducta de la descendencia (rango de edad, 4-10 años) reportados por los padres o profesores utilizando las escalas de calificación de la conducta por Rutter and Conners, el Child Behavior Checklist and the Children’s Behavior Questionnaire Short Form y el Strengths and Difficulties Questionnaire. Resultados: Se observó una asociación significativa entre el tabaquismo materno durante el embarazo y los problemas de conducta en los hijos criados por madres genéticamente relacionadas y madres no relacionadas genéticamente. Los resultados de un meta-análisis confirmaron este patrón de resultados a través de muestras de estudio agrupadas. Conclusiones y relevancia: Los hallazgos distribuidos en 3 estudios utilizando un complemento de los diseños de investigación genéticamente sensibles, sugieren que fumar durante el embarazo es un factor de riesgo prenatal para los problemas de conducta de la descendencia cuando se controlan los factores de confusión perinatales y postnatales específicos.

Fecha publicación   
25-07-2013




La edad de los padres se asocia con el fenotipo de sus hijos -> Los padres de mayor edad (mayores de 35 años) pueden tener descendencia más alta y más delgada, aunque estos niños pueden tener problemas de colesterol.
Clin Endocrinol, 26/06/2013 "Increasing paternal age at childbirth is associated with taller stature and less favourable lipid profiles in their children"
La edad paterna en el parto ha ido en aumento en todo el mundo. Se evaluó si este aumento afecta el crecimiento, la composición corporal y el metabolismo en sus hijos. Métodos: Se estudiaron 277 niños (de 3-12 años) nacidos de padres de entre 19,8 a 51,8 años. Las evaluaciones clínicas fueron la altura y el peso ajustado para mediciones de los padres, la DEXA derivada de la composición corporal, lípidos en ayunas, la homeostasis de glucosa y los perfiles hormonales. Resultados: Los niños nacidos de padres de 31 a 35 años (p = 0,009) y > 35 años (p = 0,021) fueron 2 cm más altos que los de padres de edad ≤ 30 años. Los hijos de padres de edad > 35 años en el parto tenían un índice de masa corporal (IMC) (-0,32 SDS) que los hijos de los padres de 31 a 35 años (-0,01 SDS, p = 0,043) y ≤ 30 (SDS 0,22, p = 0,019). Hubo efectos marcados de la edad paterna en el parto sobre los lípidos sanguíneos en la infancia. Las concentraciones de LDL-C en los niños nacidos de padres con edad > 35 años fueron entre al 11% y el 21% más altos que en los niños de padres de 31 a 35 años y ≤ 30 años, respectivamente (P <0,01). El colesterol total y ratio HDL-C también fue mayor entre los hijos de padres de 31 a 35 años (12%, p = 0,014) y> 35 años (16%, p = 0,004) en el parto en comparación con el grupo ≤ 30. Además, HOMA-IR en las niñas (no niños) nacidos de padres de 31 a 35 años (0,99) o > 35 años (1,11) indica una mejor sensibilidad a la insulina en comparación con los hijos del grupo ≤  30 (1,63 , P <0,05). Conclusiones: El aumento de la edad paterna en el parto está asociado con un fenotipo más favorable en sus hijos (alto y más delgado, con mejor sensibilidad a la insulina en las niñas), pero con un perfil lipídico menos favorable.

Fecha publicación   
16-07-2013




"¿Pinzamiento temprano o tardío del cordón umbilical de los recién nacidos?-> Demorar pinzamiento del cordón umbilical durante un minuto o dos puede aumentar los niveles de hierro en los recién nacidos, persistiendo su depósito elevado durante meses. No obstante también se asocia a un ligero aumento del riesgo de ictericia que requiere fototerapia.
Rev Cochram, 11/07/2013 "Effect of timing of umbilical cord clamping of term infants on maternal and neonatal outcomes"
La práctica clínica el momento de clampeo del cordón umbilical varía, el clampeo precoz generalmente lleva a cabo en los primeros 60 segundos después del nacimiento, mientras que el pinzado no precoz del cordón umbilical se realiza pasado más de un minuto tras el nacimiento o cuando el cordón deja de latir. Se debaten los beneficios y los daños potenciales de cada práctica. Objetivos: Determinar los efectos del pinzamiento temprano en comparación con el clampeo tardío del cordón después del parto sobre los resultados maternos y neonatales. Estrategia de búsqueda: Se realizaron búsquedas en la Cochrane de Embarazo y el Childbirth Group's Trials Register  (13 de febrero de 2013). Criterios de selección: Ensayos controlados aleatorios que compararon los tiempos de pinzamiento. Recopilación y análisis de datos: Dos revisores evaluaron de forma independiente la elegibilidad, la calidad y extrajeron los datos. Resultados principales: Se incluyeron 15 ensayos con un total de 3.911 mujeres y parejas de niños. Consideramos los ensayos que  tengan un riesgo moderado de sesgo general. Resultados maternos: No hay estudios en esta revisión que informaran sobre la muerte materna o morbilidad materna grave. No hubo diferencias significativas entre los grupos de clampeo temprano del cordón umbilical versus tardío para el resultado primario de la hemorragia postparto severa (riesgo relativo (RR) 1,04, intervalo de confianza del 95% (IC) 0,65 a 1,65; cinco ensayos con datos de 2.066 mujeres con tasa de eventos en el tiempo de pinzado (LCER) de ~ 3,5%, I2 0%) o de la hemorragia posparto de 500 ml o más (IC 0,94-1,44 RR 1,17 95%, cinco ensayos, 2260 mujeres con LCER de ~ 12%, I 2 0%) . No hubo diferencias significativas entre los subgrupos en función de la utilización de fármacos uterotónicos. La pérdida media de sangre se informó en sólo dos ensayos con datos de 1.345 mujeres, sin diferencias significativas observadas entre los grupos, o los valores de hemoglobina materna (diferencia de medias ponderada (DMP) -0,12 g / dl, IC 95% -0,30 a 0,06; I 2 0 %) a las 24 y 72 horas después del parto en tres ensayos. Resultados neonatales: No hubo diferencias significativas entre pinzado temprano o tardío para el resultado primario de la mortalidad neonatal (RR 0,37, IC 0,04-3,41 95%, dos ensayos, 381 recién nacidos con un LCER de ~ 1%), o para la mayoría de los otros  resultados neonatales de morbilidad, como la puntuación de Apgar menor de siete a los cinco minutos o admisión a la unidad de cuidados especiales o la unidad de cuidados intensivos neonatal. El peso medio al nacer fue significativamente mayor en el tardío, en comparación con el temprano (101 g aumento del 95% IC 45 a 157, modelo de efectos aleatorios, 12 ensayos, 3139 neonatos, I2 62%). Menos niños del grupo con pinzamiento temprano requirieron fototerapia para la ictericia, respecto del grupo con pinzamiento del cordón tardío (RR 0,62, IC 0,41-0,96, datos de siete ensayos, 2324 neonatos con LCER de 4,36%, I2 0% 95%). La concentración de hemoglobina en niños a las 24 y 48 horas fue significativamente menor en el grupo de pinzamiento precoz (MD -1,49 g / dl, 95% IC -1,78 a -1,21; 884 recién nacidos, I2 59%). Esta diferencia en la concentración de hemoglobina no se observó en las evaluaciones posteriores. Sin embargo, persistió una mayor reserva de hierro, teniendo los niños del grupo de pinzamiento temprano del cordón más del doble de probabilidades de tener deficiencia de hierro a los tres a seis meses en comparación con los niños del grupo de pinzamiento tardío (CI 1,04-6,73 RR 2,65 95%, cinco ensayos , 1152 lactantes, I2 82%). El único ensayo que informó resultados del desarrollo neurológico a largo plazo no se observaron diferencias generales entre ambos grupos según la escala del cuestionario Ages and Stages Questionnaire scores. Conclusiones de los autores: Parece estar justificado un enfoque más libre para el clampeo tardío del cordón umbilical en recién nacidos a término sanos, en particular a la luz de la creciente evidencia de que el pinzamiento tardío del cordón aumenta las concentraciones de hemoglobina y los primeros depósitos de hierro en los niños. Es probable que el pinzamiento tardío del cordón sea beneficioso, siempre y cuando este disponible el acceso al tratamiento para la ictericia que requiere fototerapia.

Fecha publicación   
05-07-2013




Riesgo de retraso mental en los nacidos tras procedimientos de fertilización in vitro -> Este estudio sueco demuestra un aumento pequeño pero significativo riesgo de retraso mental entre los niños nacidos después de la fertilización in vitro. Solo se observó en partos múltiples, lo que sugiere que la transferencia de embriones múltiples o nacimientos prematuros pueden contribuir a este riesgo.
JAMA, 03/07/2013 "Autism and Mental Retardation Among Offspring Born After In Vitro Fertilization".
Importancia: Entre 1978 y 2010, aproximadamente 5 millones de niños  nacieron después tratamientos de fertilización in vitro (FIV). Sin embargo, existe poca información sobre el desarrollo neurológico después de la FIV, sobre todo después del primer año de vida. Objetivo: Examinar la asociación entre el uso de la FIV y diferentes procedimientos de FIV y el riesgo de autismo y retraso mental en los hijos. Diseño, escenario y participantes: Estudio de cohorte de base poblacional, prospectivo utilizando registros suecos de salud nacionales. Se realizó seguimiento de los hijos nacidos entre 1982 y 2007 para el diagnóstico clínico de trastorno autista o retraso mental hasta el 31 de diciembre de 2009. La exposición de interés era la FIV, clasificados de acuerdo a si se utilizó la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) para la infertilidad masculina y si los embriones fueron frescos o congelados. Para ICSI, también se consideró si los espermatozoides se eyacularon o se extrajeron quirúrgicamente. Principales resultados y Medidas: Los riesgos relativos (RR) para el autismo y el retraso mental y las tasas por 100.000 personas-año, comparando descendencia de concepción espontánea con los nacidos después de un procedimiento de fecundación in vitro y la comparación de 5 procedimientos de FIV utilizados en Suecia, FIV sin ICSI con trasnferencia de embriones frescos vs el tratamiento más común. También se analizó el subgrupo restringido a los hijos únicos. Resultados: De los más de 2,5 millones de bebés nacidos, 30.959 (1,2%) fueron concebidos por fecundación in vitro y fueron seguidos durante una media de 10 años (SD, 6). En total, 103 de los 6.959 niños (1,5%) con trastorno autista y 180, de 15 de 830 (1,1%) con retraso mental fueron concebidos por fecundación in vitro. El RR para el trastorno autista después de cualquier procedimiento en comparación con la concepción espontánea fue de 1,14 (IC del 95%: 0,94 a 1,39; 19.0 vs 15.6 por 100 000 personas-año). El RR para el retraso mental fue de 1,18 (IC del 95%: 1,01 a 1,36; 46.3 vs 39.8 por 100 000 personas-año). Por tanto los resultados, no hubo asociación estadísticamente significativa cuando se restringe el análisis a los hijos únicos. En comparación con la FIV sin ICSI con transferencia de embriones frescos, no hubo un aumento estadísticamente significativo en el riesgo de autismo después de ICSI con espermatozoides extraídos quirúrgicamente y embriones frescos (RR, 4,60 [IC del 95%: 2,14 a 9,88]; 135,7 vs 29,3 por 100 000 personas- años), para el retraso mental después de ICSI con espermatozoides extraídos quirúrgicamente y embriones frescos (RR, 2,35 [IC del 95%: 1,01 a 5,45]; 144.1 vs 60.8 por 100 000 personas-año), y después de ICSI con espermatozoides eyaculados y embriones ( RR, 1,47 [IC del 95% 1.3 a 2.9]; 90.6 vs 60.8 por 100 000 personas-año). Cuando se restringe el análisis a los únicos, los riesgos de autismo asociado con ICSI con espermatozoides extraídos quirúrgicamente no fueron estadísticamente significativas, pero los riesgos asociados con la ICSI con embriones congelados fueron significativas para el retraso mental (con embriones congelados, RR 2,36 [IC del 95% , 1,04-5,36], 118.4 vs 50.6 por 100 000 personas-año], con embriones frescos, RR 1,60 [IC del 95% 1,00 a 2,57], 80.0 vs 50.6 por 100 000 personas-año). Conclusiones y relevancia: Comparados con la concepción espontánea, el tratamiento de FIV en general no estuvo asociado con el trastorno autista, pero se asoció con un pequeño pero estadísticamente significativo aumento del riesgo de retraso mental. Para conocer los procedimientos específicos, la FIV con ICSI para la infertilidad paterna se asociaba con un pequeño aumento del riesgo relativo de autismo y retraso mental en comparación con la FIV sin ICSI. La prevalencia de estos trastornos fue baja, y el aumento en el riesgo absoluto asociado con la FIV fue pequeña.

Fecha publicación   
23-06-2013




Beneficios de los suplementos de hierro para la anemia en el embarazo -> Los suplementos de hierro para la anemia en el embarazo mejoran la hemoglobina, los índices de hierro y el riesgo de bajo peso al nacer.
BMJ, 21/06/2013 "Anaemia, prenatal iron use, and risk of adverse pregnancy outcomes: systematic review and meta-analysis".
Objetivos: Resumir las pruebas sobre la asociación entre la anemia materna y el uso de hierro prenatal con resultados de embarazo adversos hematológicos y maternos, y para evaluar posibles relaciones exposición-respuesta de dosis de hierro, la duración de uso, y la concentración de hemoglobina en periodo prenatal en los resultados del embarazo. Diseño: Revisión sistemática y meta-análisis. Fuentes de datos: Búsquedas PubMed y Embase de estudios publicados hasta mayo de 2012 y las referencias de artículos de revisión. Criterios de selección del estudio: Ensayos aleatorios de uso de hierro prenatal y estudios de cohorte prospectivos de anemia prenatal, se excluyeron los estudios transversales y de casos y controles cruzados. Se incluyeron 48 ensayos aleatorios (17.793 mujeres) y 44 estudios de cohortes (1.851.682 mujeres). El uso de hierro aumentó la concentración media de hemoglobina materna en 4,59 (intervalo de confianza del 95% 3,72 a 5,46) g / L en comparación con los controles y redujo significativamente el riesgo de anemia (riesgo relativo 0,50, 0,42 a 0,59), deficiencia de hierro (0,59, 0,46 a 0,79) , anemia por deficiencia de hierro (0,40, 0,26-0,60) y bajo peso al nacimiento (0,81, 0,71 a 0,93). El efecto del hierro sobre el parto prematuro no fue significativo (riesgo relativo 0,84, 0,68 a 1,03). El análisis de los estudios de cohorte mostró un riesgo significativamente mayor de bajo peso al nacer (odds ratio ajustada 1,29, 1,09 a 1,53) y el parto pretérmino (1,21, 1,13 a 1,30) con la anemia en el primer o segundo trimestre. El análisis de exposición-respuesta indica que por cada aumento de 10 mg en dosis de hierro / día, hasta 66 mg / día, el riesgo relativo de la anemia materna fue de 0,88 (0,84 a 0,92) (p de tendencia lineal <0,001). El peso al nacer se incrementó en 15,1 (6,0-24,2) g (p para la tendencia lineal = 0,005) y el riesgo de bajo peso al nacer disminuyó en un 3% (riesgo relativo: 0,97, 0,95 a 0,98) por cada aumento de 10 mg en la dosis / día (p para la tendencia lineal <0,001). Duración del tratamiento no se asoció significativamente con los resultados después de ajustar por dosis. Además, por cada 1 g / L de aumento de la hemoglobina media, el peso al nacer se incrementó en 14,0 (6,8-21,8) g (p para la tendencia lineal = 0,002), sin embargo, la media de hemoglobina no se asoció con el riesgo de bajo peso al nacer y parto prematuro . No se observó evidencia de un efecto significativo sobre la duración de la gestación, nacimientos pequeño para la edad gestacional y la longitud al nacer. Conclusiones: El uso prenatal diario de hierro mejoró sustancialmente el peso al nacer de forma dosis-respuesta lineal, probablemente conduce a una reducción en el riesgo de bajo peso al nacer. Una mejora en la concentración media de hemoglobina prenatal aumentó linealmente el peso al nacer.

Fecha publicación   
26-05-2013




Riesgo de diabetes gestacional en mujeres que estuvieron expuestas al humo del tabaco en el útero -> Las mujeres expuestas al tabaquismo durante la vida fetal tienen mayor riesgo de desarrollar diabetes gestacional y obesidad.
Dabetologia, 05/2013 "Maternal smoking during pregnancy and daughters’ risk of gestational diabetes and obesity".
Objetivos / hipótesis: El objetivo primario del estudio fue el de investigar el riesgo de desarrollar diabetes gestacional en mujeres que estuvieron expuestas al humo del tabaco en el útero. Los objetivos secundarios fueron evaluar el riesgo de la obesidad y la diabetes no gestacional. Métodos: Se tomaron datos del Registro Médico de Nacimientos de Suecia para las mujeres que nacieron en 1982 (cuando se comenzaron a registrar los datos de tabaco) o después y que habían dado a luz al menos un hijo, se incluyeron 80.189 embarazos. Las asociaciones entre la exposición al tabaco en el útero (tres categorías: los no fumadoras, 1-9 cigarrillos / día [moderadamente expuesta] y> 9 cigarrillos / día [muy expuestas]) y la posterior diabetes gestacional (n = 291), la diabetes no gestacional (n = 280) y la obesidad (n = 7300) fueron evaluados. Resultados: Los OR ajustados (AOR) de diabetes gestacional aumentaron entre las mujeres que estaban moderadamente (1.62, CI 1.24, 2.13 95%) y en gran medida (1.52, CI 1.12, 2.06 95%) expuestas. Los AORs correspondientes de la obesidad fueron 1,36 (IC 1.28, 1.44 95%) y 1,58 (IC 1.48, 1.68 95%), respectivamente. Se observó un reducido OR para la diabetes gestacional en los hijos de fumadoras empedernidas (ORa 0,66, IC 0.45, 0.96 95%). Conclusiones / interpretación: Las mujeres expuestas al tabaquismo durante la vida fetal tienen mayor riesgo de desarrollar diabetes gestacional y obesidad.

Fecha publicación   
12-05-2013




Gripe durante el embarazo y riesgo de trastorno bipolar en la descendencia -> La gripe durante cualquier momento del embarazo aumenta el riesgo de trastorno bipolar en la descendencia. Previamente se había asociado con la esquizofrenia.
JAMA Psych, 08/05/2013 "Gestational Influenza and Bipolar Disorder in Adult Offspring".
Importancia: La gripe gestacional se ha asociado con la esquizofrenia en la descendencia, pero la relación entre esta exposición y el trastorno bipolar (TB) es poco claro. La identificación de la gripe gestacional como un factor de riesgo para TB puede tener potencial para enfoques preventivos. Objetivo: Probar la hipótesis de que la influenza materna durante el embarazo está relacionado con TB en los hijos. Diseño: Estudio de casos y controles anidados en una cohorte de nacimiento poblacional del Child Health and Development Study (CHDS). Desde el 1 de enero de 1959 hasta el 31 de diciembre de 1966, el CHDS recluta a casi todas las mujeres embarazadas que reciben atención obstétrica en el Kaiser Permanente Medical Care Plan, Northern California Region (KPNC). Se utilizaron los datos sobre la gripe materna tratada de las CHDS. Los casos potenciales con TB de la cohorte fueron identificados por los vínculos de base de datos de identificadores entre las CHDS, la base de datos de Kaiser Permanente y una gran base de datos de salud del condado, mediante un cuestionario enviado a la cohorte CHDS con entrevistas posteriores, y de un seguimiento psiquiátrico a principios del seguimiento en esta cohorte de nacimiento. Configuración: Los CHDS, Kaiser Permanente, y bases de datos de salud del condado. Participantes: Los casos de TB (n = 92), confirmados por las entrevistas de investigación estructuradas y diagnóstico de consenso entre los 214 sujetos (48% de los comprobada) que participaron, y los controles (n = 722) emparejados por fecha de nacimiento, sexo, y la pertenencia a KPNC o residencia en el condado de Alameda. Exposiciones: Influenza. Resultado principal y Medidas: E trastorno bipolar I o II, el TB si no se especifica lo contrario, el TB o con características psicóticas. Resultados: Se encontró un aumento significativo, casi 4 veces en el riesgo de TB (odds ratio, 3,82 [IC, 1,58 a 9,24 95%; P = 0,003]) después de la exposición a la influenza materna en cualquier momento durante el embarazo. Los resultados no fueron confundidos por la edad materna, la raza, el nivel educativo, la edad gestacional al nacer ni trastornos psiquiátricos maternos. Conclusiones y Relevancia: La gripe materna  puede ser un factor de riesgo para el TB. Aunque se requieren más estudios, los resultados sugieren que la prevención de la gripe materna durante el embarazo puede reducir el riesgo de TB.

Fecha publicación   
07-05-2013




El masaje perineal prenatal ayuda a reducir el trauma perineal durante el parto y el dolor posterior -> El masaje perineal, realizado por la mujer o su pareja (por lo menos una vez o dos veces por semana a partir de la semana 35), reduce el riesgo de trauma perineal (principalmente episiotomías) y dolor perineal posterior.
Rev Cochram, 30/04/2013 "Antenatal perineal massage for reducing perineal trauma".
La mayoría de las mujeres están dispuestas a dar a luz sin desgarros perineales, cortes y suturas, ya que a menudo causan dolor y malestar después, y esto puede tener un impacto negativo sobre el funcionamiento sexual. El masaje perineal durante el último mes del embarazo se ha sugerido como una posible forma de permitir que el tejido perineal se expanda más fácilmente durante el parto. La revisión de cuatro ensayos (2.497 mujeres) mostró que el masaje perineal, realizado por la mujer o su pareja (por lo menos una vez o dos veces por semana a partir de la semana 35), reduce el riesgo de trauma perineal (principalmente episiotomías) y dolor perineal continuo. El impacto fue claro para las mujeres que no habían dado a luz anteriormente por vía vaginal, aunque menos claro para las mujeres que ya habían tenido un parto vaginal previo. Las mujeres deben ser informadas acerca de los beneficios del masaje digital perineal prenatal.

Fecha publicación   
04-05-2013




La Academia Americana de Pediatría, de acuerdo con la recomendación del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, afirma que los hospitales y maternidades son las opciones más seguras para el parto en los EE.UU., respetando el derecho a la libre decisión de las mujeres. También hace una serie de recomendaciones cuando se considera el parto en casa planificado.
Pediatrics, 29/04/2013 "From the American Academy of Pediatrics. Policy Statement. Planned Home Birth".
La Academia Americana de Pediatría, en esta declaración, de acuerdo con la recomendación del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, afirmar que los hospitales y centros de maternidad son las opciones más seguras para el parto en los EE.UU., pero también dice que respeta el derecho de las mujeres a tomar una decisión médica informada sobre alternativa. La incidencia de parto en casa se mantiene por debajo del 1% de todos los nacimientos en los EE.UU., aunque la tasa de parto en casa se ha incrementado durante los últimos años, para las mujeres no hispanas blancas. En la declaración se describen los componentes del sistema de atención de salud que los autores dicen que son fundamentales para la reducción de las tasas de mortalidad perinatal y el logro de resultados favorables del parto en casa, y hace una serie de recomendaciones para su uso cuando se considera el parto en casa planificado.

Fecha publicación   
01-05-2013




Tratamiento con valproato (tratamiento para la epilepsia) durante el embarazo y riesgo de autismo infantil y trastornos del espectro autista en sus hijos -> Los riesgos absolutos de autismo infantil y trastorno del espectro autista con el uso de valproato son respectivamente de 2,5% y 4,4%, y se mantienen significativamente elevados tras el ajuste para la epilepsia de los padres y la enfermedad psiquiátrica.
JAMA, 24/04/2013 "Prenatal Valproate Exposure and Risk of Autism Spectrum Disorders and Childhood Autism".
El valproato se utiliza para el tratamiento de la epilepsia y otros trastornos neuropsicológicos y puede ser la única opción de tratamiento para las mujeres en edad fértil. Sin embargo, la exposición prenatal al valproato puede aumentar el riesgo de autismo. Objetivo: Determinar si la exposición prenatal al valproato se asocia con un mayor riesgo de autismo en los hijos. Diseño, escenario y participantes: Estudio poblacional de todos los niños nacidos vivos en Dinamarca desde 1996 hasta 2006. Los registros nacionales se utilizaron para identificar a los niños expuestos al valproato durante el embarazo y el diagnóstico de los trastornos del espectro autista (autismo infantil [trastorno autista], síndrome de Asperger, autismo atípico y otros trastornos no especificado generalizados del desarrollo). Se analizaron los riesgos asociados con los trastornos del espectro autista, así como autismo infantil. Los datos fueron analizados por regresión de Cox para ajustar posibles factores de confusión (la edad de la madre en la concepción, la edad paterna en la concepción, la historia psiquiátrica parental, la edad gestacional, el peso al nacer, el sexo, las malformaciones congénitas y la paridad). Los niños fueron seguidos desde el nacimiento hasta el día de diagnóstico de trastorno del espectro autista, la muerte, la emigración o el 31 de diciembre de 2010, lo que ocurriera primero. Principales medidas de resultado: Riesgo absoluto (incidencia acumulada) y el cociente de riesgo (CR) de trastorno del espectro autista y el autismo infantil en los niños después de la exposición al valproato durante el embarazo. Resultados: De los 655.615 niños nacidos entre 1996 y 2006, 5.437 fueron identificados con trastorno del espectro autista, incluyendo 2.067 con autismo infantil. La edad media de los niños al final del seguimiento fue de 8,84 años (rango, 4-14, mediana, 8,85). El riesgo absoluto estimado después de 14 años de seguimiento fue de 1,53% (IC 95%, 1.47% -1.58%) para el trastorno del espectro autista y el 0,48% (IC 95%, 0.46% -0.51%) para el autismo infantil. En general, los 508 niños expuestos al valproato tenían un riesgo absoluto del 4,42% (IC 95%, 2.59% -7.46%) para el trastorno del espectro autista (HR ajustado, 2,9 [IC del 95% 1.7 a 4.9]) y un riesgo absoluto de 2,50% (IC 95%, 1.30% -4.81%) para autismo infantil (HR ajustado, 5,2 [IC del 95%: 2,7 a 10,0]). Cuando se restringe la cohorte de los 6.584 niños nacidos de mujeres con epilepsia, el riesgo absoluto de trastorno del espectro autista entre los 432 niños expuestos al valproato fue del 4,15% (IC 95%, 2.20% -7.81%) (HR ajustado, 1,7 [IC del 95% , 0,9-3,2]), y el riesgo absoluto de autismo infantil fue 2,95% (IC 95%, 1.42% -6.11%) (HR ajustado, 2,9 [IC 95%, 1,4-6,0]) vs 2,44% (IC del 95% , 1,88% -3,16%) para el trastorno del espectro autista y el 1,02% (IC 95%, 0.70% -1.49%) para el autismo infantil entre 6.152 niños no expuestos al valproato. Conclusiones y relevancia: El uso materno de valproato durante el embarazo se asoció con un riesgo significativamente mayor de trastornos del espectro del autismo y el autismo infantil en la descendencia, incluso después de ajustar por la epilepsia materna. En las mujeres en edad fértil que utilizan medicamentos antiepilépticos, estos resultados deben compararse con los beneficios del tratamiento para las mujeres que requieren de valproato para el control de la epilepsia.

Fecha publicación  
05-04-2013




Intervenciones psicosociales y psicológicas para prevenir las depresión postparto -> Las intervenciones prometedoras incluyen visitas domiciliarias posparto por profesionales, no profesionales o el soporte telefónico entre pares (mujeres con condiciones similares), y la psicoterapia interpersonal. Las intervenciones proporcionadas por diferentes profesionales de la salud y personas no profesionales son igualmente beneficiosas.
Rev Cochram, 28/02/2013 "Psychosocial and psychological interventions for preventing postpartum depression".
La depresión postparto es una condición seria de significativa importancia para la salud pública. El objetivo de esta revisión fue evaluar el efecto de las intervenciones psicosociales y psicológicas para reducir el riesgo de depresión postparto en comparación con la atención habitual. Esta revisión incluye datos de 28 ensayos controlados aleatorios con casi 17.000 mujeres. Las intervenciones preventivas evaluadas en los ensayos incluidos fueron diversas y los puntos finales fueron muy diferentes, pero la calidad metodológica fue de buena a excelente. Se encontró un claro efecto beneficioso en la prevención de la depresión postparto a partir de una variedad de intervenciones psicosociales y psicológicas. Las intervenciones prometedoras incluyen las visitas domiciliarias postparto por profesionales, no profesionales o soporte telefónico postparto entre pares (mujeres con condiciones similares), y la psicoterapia interpersonal. Las intervenciones proporcionadas por diferentes profesionales de la salud y personas no profesionales fueron igualmente beneficiosas. Las intervenciones basadas en interacción individual fueron tan beneficiosas que las que participaron en varios contactos. También hay evidencia de que las intervenciones iniciadas después del nacimiento asistidas para la prevención de la depresión postparto fueron los dirigidos específicamente a las madres "en riesgo". Muchas preguntas siguen sin respuesta y se necesita investigación adicional.

Fecha publicación  
20-03-2013 (B)




Características de la depresión post-parto (EE.UU)-> La mayor parte de los episodios comienzan después del parto (40,1%), durante el embarazo (33,4%) y antes del embarazo (26,5%). El 19,3% tiene ideación de autolesiones. Casi una cuarta parte de las mujeres con depresión posparto tiene trastornos bipolares y la mayoría trastornos comórbidos de ansiedad antes o durante el embarazo.
JAMA Psychiatry, 13/03/2013 "Onset Timing, Thoughts of Self-harm, and Diagnoses in Postpartum Women With Screen-Positive Depression Findings".
La prevalencia de depresión entre las mujeres es de 21,9% en período de un año después del primer parto, sin embargo, quedan dudas sobre la utilidad del cribado para la depresión. Objetivos: La detección de la depresión en las mujeres después del parto y evaluar los resultados positivos para determinar el momento de aparición del episodio, la frecuencia e intensidad de las ideas de autolesión, primaria y secundaria y los trastornos DSM-IV, para informar sobre el  tratamiento y las decisiones políticas. Diseño: Series de casos secuenciales de las mujeres que dieron a luz recientemente, en hospital docente urbano de mujeres. Participantes: Durante la hospitalización por maternidad, las mujeres se ofrecían para el cribado a las 4 a 6 semanas después del parto por teléfono. Las screen-positivas fueron invitadas a someterse a evaluaciones psiquiátricas en sus hogares. Principales resultados: un hallazgo positivo fue una puntuación de 10 o superior en la  Edinburgh Postnatal Depression Scale (EPDS). La ideación de autolesión se evaluó sobre el punto 10 de la EPDS: "He tenido la idea de hacerme daño" (sí, muy a menudo, a veces, casi nunca, nunca). Las screen-positivas se sometieron a evaluación con la Entrevista Clínica Estructurada para el DSM-IV para el diagnóstico del Eje I primarios y secundarios. Resultados: 10.000 madres se sometieron a cribado, con resultados positivos en 1.396 (14,0%), de las cuales 826 (59,2%) completaron las visitas domiciliarias y 147 (10,5%) completaron una entrevista telefónica en el diagnóstico. Las mujeres screen-positivas fueron más propensas a ser más jóvenes, afroamericanas, tener solo seguro público, y tener menor educación. La mayor parte de los episodios comenzaron después del parto (40,1%), seguidos por el embarazo (33,4%) y antes del embarazo (26,5%). En esta población, el 19,3% tenía ideación de lesiones autoinfligidas. Todas las madres con mayor intensidad de ideación de autolesión se identificaron con la puntuación EPDS de 10 o superior. Los diagnósticos más frecuentes fueron los trastornos depresivos unipolares (68,5%), y casi dos tercios tenían trastornos comórbidos de ansiedad. Un sorprendente 22,6% tenía trastornos bipolares. Los autores concluyen que el diagnóstico más común en las mujeres con test positivo fue un trastorno depresivo mayor con trastorno comórbido de ansiedad generalizada. Son necesarias estrategias para diferenciar a las mujeres con trastornos bipolares de las unipolares.

Fecha publicación  
20-03-2013 (A) 
 




Efecto de la lactancia materna sobre la obesidad -> Este ensayo aleatorio no encuentra ninguna asociación entre la lactancia materna exclusiva y las tasas de obesidad infantil a una edad media de 11,5 años. La lactancia materna tiene muchas ventajas, pero es poco probable las estrategias poblacionales para fomentarla frenen la epidemia de obesidad.
JAMA, 13/03/2013 "Effects of Promoting Longer-term and Exclusive Breastfeeding on Adiposity and Insulin-like Growth Factor-I at Age 11.5 YearsA Randomized Trial".
La evidencia de que la lactancia materna a largo plazo y exclusiva reduce el riesgo de obesidad infantil se basa en estudios observacionales que son propensos a la confusión. Objetivo: Investigar los efectos de una intervención para promover el aumento de la duración y exclusividad de la lactancia materna sobre la adiposidad infantil y la insulina circulante-como factor que regula el crecimiento (IGF)-I. Diseño escenario y participantes: Ensayo controlado aleatorio por grupos en 31 hospitales de maternidad de Belarús y sus clínicas afiliadas con distribución al azar en 1 de los 2 grupos: intervención promoción de la lactancia (n = 16) o de las prácticas habituales (n = 15). Las participantes fueron 17.046 lactantes parejas madre-hijo inscritos en 1996 y 1997, de los cuales 13.879 (81,4%) fueron seguidos entre enero de 2008 y diciembre de 2010 a una media de edad de 11,5 años. Intervención de promoción de la lactancia materna según modelo de la OMS / UNICEF Baby-Friendly Hospital Initiative (World Health Organization/United Nations Children's Fund). Resultado principal: medida del índice de masa corporal (IMC), índice de masa grasa y sin grasa (FMI y FFMI), porcentaje de grasa corporal, circunferencia de cintura, tríceps y pliegues cutáneos subescapular, sobrepeso y obesidad, e IGF-I en sangre. El análisis primario se basó en la contabilidad modificada por intención de tratar (sin imputación), para la agrupación dentro de los hospitales y clínicas. Resultados: La intervención experimental aumenta sustancialmente la duración de la lactancia materna y la exclusividad en comparación con el control (43% vs 6% exclusivamente con leche materna a los 3 meses y un 7,9% frente a 0,6% a los 6 meses). Los cluster medios ajustados para las diferencias en los resultados a los 11.5 años de edad entre los grupos experimentales vs control fueron: 0,19 (IC 95%, -0,09 a 0,46) para el IMC; 0,12 (-0,03 a 0,28) para el FMI; 0,04 (-0,11 a 0,18) para FFMI; 0,47% (-0,11% a 1,05%) para el porcentaje de grasa corporal; 0,30 cm (-1,41 a 2,01) para la circunferencia de la cintura; -0,07 mm (-1,71 a 1.57) para el tríceps y -0,02 mm (-0,79 a 0,75 ) para los pliegues cutáneos subescapular, y -0,02 desviaciones estándar (-0,12 a 0,08) para el IGF-I. El odds ratio del cluster ajustado para el sobrepeso / obesidad (IMC ≥ percentil 85 vs <percentil 85) fue de 1,18 (95% CI, 1,01 a 1,39) y la obesidad (IMC ≥ 95a vs <percentil 85) fue de 1,17 (95% CI, 0,97 a 1,41). Los autores concluyen que entre los recién nacidos a término sanos en Bielorrusia, una intervención que logró mejorar la duración y exclusividad de la lactancia materna no previno el sobrepeso o la obesidad, ni afectó los niveles de IGF-I, a la edad de 11,5 años. La lactancia materna tiene muchas ventajas, pero las estrategias poblacionales para aumentar la duración y exclusividad de la lactancia materna es poco probable que frenen la epidemia de obesidad.

Fecha publicación  
10-03-2013




Frecuencia y consecuencias de la ansiedad tras el parto -> La ansiedad después del parto se asocia con una menor duración de la lactancia materna y mayor uso de consultas sanitarias, especialmente entre las madres primerizas. La ansiedad tras el parto es más frecuente que depresión, a lo largo del seguimiento de este estudio que se prolongó hasta los 6 meses del parto.
Pediatrics, 04/03/2013 "Postpartum Anxiety and Maternal-Infant Health Outcomes".
No se suele buscar la ansiedad después del parto a pesar de los cambios que se dan en los roles de la vida y de la responsabilidad tras parto. Nuestro objetivo era determinar la prevalencia de la ansiedad después del parto durante la hospitalización por maternidad y las asociaciones con los resultados maternos y del niño. Además tuvimos como objetivo comparar los correlatos de la ansiedad con correlatos de depresión. Métodos: En un ensayo controlado aleatorio de las madres con recién nacidos sanos de ≥ 34 semanas de gestación comparando 2 hospitales con distintos modelos de atención tras el alta, las madres completaron la entrevista personal durante la estancia posparto y las encuestas telefónicas a las 2 semanas, 2 meses y 6 meses para evaluar el uso de la atención médica, duración de la lactancia, la ansiedad y la depresión. Todas las participantes con la intención de amamantar. Fueron consideradas positivas las puntuaciones del estado de ansiedad ≥ 40 en el Trait Anxiety Inventory (STAI) y de depresión ≥12 en el Edinburgh Postnatal Depression Survey (EPDS). Resultados: 192 (17%) de un total de 1.123 madres participantes fueron positivas para STAI en la entrevista inicial; 62 (6%) tuvieron un EPDS positivos. La primiparidad se asoció con un STAI positivo (20% vs 15%, P = .02), pero no una EPDS positiva (4% frente a 7%, P = 0,05). Las puntuaciones positivas STAI se asociaron con el parto por cesárea (22% vs 15%, P = .001), menor duración de la lactancia (P = .003), y el incremento maternal, pero no con la utilización planificada de salud infantil dentro de las 2 semanas posteriores al parto (p = .001). Las puntuaciones positivas STAI fueron más frecuentes que las puntuaciones positivas EPDS en la evaluación a los 6 meses después del parto. Los autores concluyen que el estado de ansiedad postparto es un fenómeno común, durante la hospitalización por maternidad que se asocia con un aumento de la utilización de atención de la salud materna después del alta y una menor duración de la lactancia materna. La detección del estado de ansiedad durante la estancia posparto podría mejorar estos resultados.

Fecha publicación  
02-03-2013




Riesgos de la exposición prenatal a sustancias de abuso -> Informe de la Academia Americana de Pediatría que alerta del riesgo del consumo de nicotina, alcohol, marihuana, opiáceos, cocaína y metanfetaminas en los primeros meses de embarazo por la posibilidad de efectos teratogénicos (malformaciones), y en los meses posteriores por alteraciones en el desarrollo cerebral.
Pediatrics, 25/02/2013 "Technical Report. Prenatal Substance Abuse: Short- and Long-term Effects on the Exposed Fetus".
Abuso de sustancias en el periodo prenatal sigue siendo un problema importante en este país y plantea riesgos importantes para la salud del feto en desarrollo. El papel del pediatra de atención primaria en el tratamiento de la exposición prenatal a sustancias incluye la prevención, la identificación de la exposición, el reconocimiento de los problemas médicos para el bebé recién nacido expuesto, la protección del niño, y el seguimiento del niño expuesto. Este informe proporcionará información sobre las sustancias más comunes que intervienen en la exposición prenatal: la nicotina, el alcohol, la marihuana, los opiáceos, la cocaína y la metanfetamina. Los efectos de las drogas sobre el feto en desarrollo son muy diversos y varían según la sustancia y el tiempo de exposición. La exposición en los primeros meses de gestación, a sustancias de uso relativamente común, tales como la nicotina, el alcohol, la marihuana, los opiáceos, la cocaína y las metanfetaminas pueden tener efectos teratogénicos, y en los meses posteriores del embarazo, están más estrechamente relacionados con problemas de desarrollo del cerebro.

Fecha publicación  
22-02-2013




Efectos del tabaquismo pasivo en la embarazada sobre el parto -> Este estudio investigó la incidencia de parto prematuro después de la aplicación de la legislación antitabaco en tres fases (Flandes, Bélgica). Después de la introducción de cada fase de la prohibición de fumar Hubo reducciones en el riesgo de parto prematuro.
BMJ, 14/02/2013 "Impact of a stepwise introduction of smoke-free legislation on the rate of preterm births: analysis of routinely collected birth data".
Estudio para investigar la incidencia de parto prematuro en la población belga después de la implementación de la legislación antitabaco en tres fases (en los lugares públicos y lugares de trabajo, enero de 2006, en los restaurantes, enero de 2007, y en los bares que sirven comida enero de 2010). Diseño: Análisis de regresión logística de los datos de nacimientos recogidos de manera sistemática desde enero de 2002 a Diciembre 2011. Población: En Flandes, Bélgica, todos los nacidos vivos de partos simples, de 24-44 semanas de gestación (n = 606.877, con n = 448.520 partos espontáneos). Variables principales: Nacimiento pretérmino (edad gestacional <37 semanas). Resultados: Se encontró una reducción en el riesgo de parto prematuro después de la introducción de cada fase de la prohibición de fumar. No fue evidente la tendencia a la baja en los años o meses antes de las prohibiciones. Hemos observado un cambio en el riesgo de parto prematuro espontáneo de -3,13% (95% IC% -4,37% a -1,87, p <0,01) el 1 de enero de 2007 (prohibición de fumar en restaurantes), y un cambio de pendiente anual de -2,65% (-5,11% a -0,13%, p = 0,04) después del 1 de enero de 2010 (prohibición de fumar en los bares que sirven comida). El análisis de todos los nacimientos dió resultados similares: un cambio de ritmo de -3,18% (-5,38% a -0,94%, p <0,01) el 1 de enero de 2007, y un cambio de pendiente anual de -3,50% (-6,35% a -0,57 %, P = 0,02) después del 1 de enero de 2010. Estos cambios no pueden ser explicados por factores personales (sexo infantil, la edad materna, paridad, nivel socioeconómico, nacionalidad, nivel de urbanización), factores relacionados con el tiempo (tendencias subyacentes, meses del año, día de la semana), o factores relacionados con la población (días festivos, epidemias de gripe, y cambios a corto plazo en la temperatura aparente y la contaminación atmosférica de partículas). Los autores concluyen que el estudio muestra un patrón consistente de reducción en el riesgo de parto prematuro con sucesivas las sucesivas intervenciones en la población para restringir el tabaco. Este resultado no es definitivo pero apoya la idea de que las prohibiciones de fumar tienen beneficios de salud pública en la primera infancia.

Fecha publicación  
17-02-2013 (B)




¿Cual es la mejor posición de la mujer para el final del parto con anestesia epidural? -> No parece haber una clara ventaja entre la posición vertical (de pie, sentada o en cuclillas) frente a una posición acostada para reducir los posibles efectos negativos de la anestesia epidural. Por lo tanto, las mujeres deben ser alentadas a tomar la posición que prefieran.
Rev Cochram, 31/01/2013 "Upright or recumbent positions in late labour for women using an epidural for pain relief in labour".
La anestesia epidural es el método más eficaz para el alivio del dolor durante el parto. Es utilizada frecuentemente por las mujeres a pesar de que puede prolongar el parto y aumentar la necesidad de fórceps o la ventosa. Los partos instrumentales se asocian con la posibilidad de que la mujer desarrolle un prolapso, incontinencia urinaria o relaciones sexuales dolorosas. Las dosis bajas de técnicas epidurales, también conocidos como 'Walking' epidurales, hacen que las mujeres todavía pueden ayudar durante su trabajo de parto. Algunos expertos han sugerido que adoptar una posición vertical en al final del parto (como estar de pie, sentada, en cuclillas) reduciría los efectos negativos de la anestesia epidural. Los cinco ensayos controlados aleatorios (con 879 mujeres) evaluados en esta revisión no mostraron un claro efecto de cualquier posición vertical frente a una posición acostada. Los ensayos son pequeños y sin embargo no se puede descartar la existencia de pequeños beneficios o daños importantes, por lo que las mujeres deben ser alentadas a tomar la posición que prefieran.

Fecha publicación  
17-02-2013 (A)




Los suplementos prenatales de ácido fólico reducen el riesgo de defectos del tubo neural y de trastornos del espectro autista en los niños -> El uso de suplementos de ácido fólico en torno al momento de la concepción se asocia con un menor riesgo de trastorno autista en este estudio observacional.
JAMA, 13/02/2013 "Association Between Maternal Use of Folic Acid Supplements and Risk of Autism Spectrum Disorders in Children".
Los suplementos de ácido fólico prenatales reducen el riesgo de defectos del tubo neural en los niños, pero no se ha determinado si protegen contra otros trastornos del neurodesarrollo. El objetivo de este estudio es examinar la asociación entre el uso materno de suplementos de ácido fólico prenatales y el riesgo subsiguiente de los trastornos del espectro autista (TEA) (trastorno autista, síndrome de Asperger, trastornos generalizados del desarrollo no especificados en otra categoría [PDD-NOS]) en niños. Diseño: Los pacientes de la muestra de estudio de 85.176 niños se derivaron de una base poblacional, prospectivo Norwegian Mother and Child Cohort Study (MoBa). Los niños nacieron en el período 2002-2008, y finalizaron el seguimiento el 31 de marzo de 2012, el rango de edad fue de 3,3 a 10,2 años (media, 6,4 años). La exposición de interés principal fue el uso de ácido fólico entre las 4 semanas antes y 8 semanas después del comienzo del embarazo, definido como el primer día del último período menstrual antes de la concepción. Los riesgos relativos de los TEA se estimaron mediante los odds ratios (OR) con IC del 95%, en un análisis de regresión logística. Los análisis se ajustaron para el nivel de educación de la madre, el año de nacimiento y la paridad. Las principales medidas de resultado fueron el diagnóstico confirmado por especialista de los TEA. Resultados: Al final del seguimiento, 270 niños de la muestra del estudio habían sido diagnosticados de trastornos del espectro autista: 114 con trastorno autista, 56 años con síndrome de Asperger y 100 con PDD-NOS. En los niños cuyas madres tomaron ácido fólico, el 0,10% (64/61 042) tenían trastorno autista, en comparación con el 0,21% (50/24 134) en los no expuestos al ácido fólico. El OR ajustado para el trastorno autista en los niños de los usuarios de ácido fólico fue 0,61 (95% CI, 0.41 hasta 0.90). No se encontró asociación con el síndrome de Asperger o PDD-NOS, pero el poder del estudio era limitado. Los análisis prenatales similares para los suplementos de aceite de pescado no mostraron ninguna asociación con el trastorno autista, a pesar de que el uso de aceite de pescado se asoció con las mismas características maternas como el consumo de ácido fólico. Los autores concluyen que el uso de suplementos de ácido fólico prenatales en el momento de la concepción se asociaron con un menor riesgo de trastorno autista en la cohorte de MoBa. Aunque estos resultados no pueden establecer causalidad, apoyan el uso de la suplementación prenatal de ácido fólico.

Fecha publicación  
14-02-2013 (B)




Asociación entre la exposición materna a la contaminación del aire por partículas y el peso del niño al nacer -> La exposición materna a la contaminación por partículas se asocia con bajo peso al nacer del niño a término.
Environ Health Perspect, 06/02/2013 "Maternal Exposure of Particulate Air Polution and Term Birth Weight : A Multi-Country Evaluation of Effect and Heterogeneity". 
Antecedentes: Un creciente cuerpo de evidencia ha asociado la exposición materna a la contaminación del aire con efectos adversos sobre el crecimiento fetal, sin embargo, la literatura existente es inconsistente. El objetivo de este estudio es cuantificar la asociación entre la exposición materna a la contaminación del aire por partículas con el peso al nacer a término y el bajo peso al nacer (BPN) a través de catorce centros de nueve países, y estudiar la influencia de las características del lugar y los métodos de evaluación de la exposición en la heterogeneidad entre los centros en esta asociación. Métodos: Mediante un protocolo analítico común, en el International Collaboration on Air Pollution and Pregnancy Outcomes (ICAPPO) que genera estimaciones del efecto para bajo peso al nacer y el peso al nacer a término asociado con PM10 y PM2.5. Se utilizó un metanálisis para combinar las estimaciones del efecto a través de centros (~ 3 millones de nacimientos), y meta-regresión para evaluar la influencia de las características del centro y los métodos de evaluación de la exposición en la heterogeneidad entre centros en las estimaciones del efecto informados. Resultados: En los efectos aleatorios del meta-análisis, el bajo peso al nacer a término se asoció positivamente con la exposición al aumento a 10-μg/m3 de PM10 (OR = 1,03, IC 95%: 1,01 a 1,05) y PM2.5 (OR = 1,10, IC 95%: 1,03 , 1,18) durante todo el embarazo, ajustando por el nivel socioeconómico materno. La exposición al aumento a 10-μg/m3 en las PM10 también se asoció negativamente con el peso al nacer a término con un resultado continuo en los efectos plenamente ajustados al azar del meta-análisis (-8,9 g, 95% IC: -13,2, 4,6 g-). La meta-regresión reveló que los centros con mayor mediana de los niveles de PM2.5 y relaciones PM2.5/PM10 y centros que utilizaron una evaluación de la exposición temporal (en comparación con el espacio-temporal), tendieron a reportar fuertes asociaciones. Los autores concluyen que la exposición materna a la contaminación por partículas se asoció con bajo peso al nacer a término a través de las poblaciones de estudio. Hemos detectado tres características del emplazamiento y aspectos de la metodología de evaluación de la exposición que parecen contribuir a la variación de las asociaciones reportados por los centros.

Fecha publicación  
14-02-2013 (A)




Exposición a la polución del aire durante el primer trimestre de embarazo -> La exposición a niveles elevados de ozono (O3) durante el primer trimestre del embarazo se asocia con el aumento en las tasas de pre-eclampsia y parto prematuro. Sin embargo, la exposición a los gases de los vehículos (NOx) no se asocia con pre-eclmapsia, parto prematuro ni bajo peso del bebé para la edad gestacional.
BMJ Open, 05/02/2013 "Air pollution exposure in early pregnancy and adverse pregnancy outcomes: a register-based cohort study".
El objetivo fue estudiar las posibles asociaciones entre la exposición a niveles elevados de contaminación del aire, ozono (O3) y gases de escape de vehículos (NOx), durante la gestación temprana, y los resultados adversos del embarazo como la preeclampsia, partos prematuros y bajo peso para la edad gestacional. Diseño: Estudio prospectivo de cohortes basado en registros. El Swedish Medical Birth Register incluye datos sobre todas los nacimientos entre 1998 y 2006 en Gran Estocolmo, Suecia. Fueron utilizados el Registro Nacional de Pacientes y en el Registro de Medicamentos prescritos, para recopilar información sobre el asma materna. Participantes: Se incluyeron todos los embarazos únicos, concebidos como muy pronto, en agosto de 1997 y, a más tardar en febrero de 2006, n = 755.120. Medidas de resultado: Se estudió el parto prematuro, el bajo peso para la edad gestacional y la preeclampsia. Resultados: El 4,4% de los embarazos resultaron en nacimiento prematuro. La prevalencia de la pre-eclampsia fue del 2,7%. Se observó una asociación entre la exposición a O3 en el primer trimestre y el parto prematuro (OR 1,04, IC del 95%: 1,01 a 1,08), así como una asociación con la pre-eclampsia (OR 1,04, IC del 95%: 1,01 a 1,08), con el incremento de 10 mg/m3 en O3. No se observó asociación entre la exposición a NOx en el primer trimestre y resultados adversos del embarazo. No se observaron asociaciones entre cualquiera de los contaminantes del aire y bajo peso al nacer. Los autores concluyen que el aumento de los niveles de O3 durante el primer trimestre aumentó el riesgo de  pre-eclampsia y parto prematuro. Los contaminantes del aire no mostraron ningún efecto sobre la restricción del crecimiento fetal. Se estimó que 1 de cada 20 casos de pre-eclampsia que se asocia con la exposición al O3.

Fecha publicación  
19-01-2013




Lactancia materna para el alivio de dolores leves del recién nacido -> La lactancia materna es eficaz para reducir el dolor de los bebés cuando son sometidos a procedimientos dolorosos leves.
Rev Cochram, 12/2012 "Breastfeeding or breast milk for procedural pain in neonates".
La lactancia materna proporciona alivio del dolor para los bebés recién nacidos sometidos a procedimientos dolorosos. Comúnmente se utilizan medicinas en el alivio del dolor para los principales procedimientos dolorosos, pero no se pueden utilizar por pequeñas intervenciones dolorosas como la toma de muestras de sangre (por punción del talón o venopunción). Hay diferentes estrategias no farmacológicas que pueden ser utilizadas para reducir el dolor en los bebés, como tomarlo en brazos, chupar un chupete o dar soluciones dulces (como la sacarosa o glucosa). Diferentes estudios realizados en niños han demostrado que la lactancia materna es una buena manera de reducir el dolor de los bebés cuando son sometidos a procedimientos dolorosos leves. Estos estudios han sido realizados en bebés nacidos a término y han demostrado que la lactancia materna es eficaz, demostrando que reduce el tiempo de llanto de los bebés y el dolor en diferentes puntuaciones que han sido validadas para los bebés. La leche materna dada por jeringa no ha mostrado la misma eficacia que la lactancia materna. No se han realizado estudios en los bebés prematuros, y por lo tanto se necesitan nuevos estudios para determinar si el uso de suplemento de leche materna en estos bebés pequeños es eficaz en la reducción de su dolor.

Fecha publicación  
14-01-2013




Riesgo de aborto al tomar el antibiótico claritromicina en el primer trimestre del embarazo -> La toma de claritromicina en el embarazo temprano se asocia con un aumento del riesgo de aborto involuntario un 50%, pero no de los defectos de nacimiento en los recién nacidos. El aumento del riesgo no se observa con la penicilina ni la eritromicina.
Plos One, 02/01/2013 "Clarithromycin in Early Pregnancy and the Risk of Miscarriage and Malformation: A Register Based Nationwide Cohort Study"
El antibiótico claritromicina se ha asociado con la pérdida fetal en animales, y un estudio ha encontrado el doble de abortos involuntarios entre las mujeres que utilizan claritromicina en el embarazo. El objetivo de este estudio fue investigar si el uso de claritromicina en el embarazo temprano se asocia con un mayor riesgo de abortos involuntarios y malformaciones mayores. Se realizó un estudio de cohorte a nivel nacional incluyendo todas las mujeres de Dinamarca con embarazo conocido entre 1997 y 2007. La Base de Datos de Fertilidad se utilizó para identificar a todas las mujeres que dieron a luz y el National Hospital Register para identificar a todas las mujeres con antecedentes de aborto involuntario o inducido. Los datos de prescripción se obtuvieron del National Prescription Register. El resultado primario fue el número de abortos involuntarios y los hijos con malformaciones congénitas entre las usuarias de la claritromicina en comparación con las no usuarias. Resultados: Se identificaron 931.504 embarazos (705.837 nacidos vivos, 77.553 abortos espontáneos 148.114 abortos inducidos). A 401 mujeres les fue recetada claritromicina en el primer trimestre, de las cuales 40 (10,0%) experimentaron un aborto involuntario y 9 de los nacidos vivos (3,6%) fueron hijos con malformaciones. El hazard ratio (HR) de tener un aborto involuntario después de la exposición a claritromicina fue 1,56 (IC del 95% 1.14 a 2.13). No hubo un mayor riesgo de tener un aborto involuntario con la exposición a la penicilina o eritromicina. No hubo mayor prevalencia (OR = 1,03 (IC 95% 0.52 a 2,00)) de tener hijos con malformaciones después de la exposición a claritromicina. Los autores concluyen que se encontró un mayor riesgo de aborto involuntario, pero no de tener hijos con malformaciones en las mujeres que recibieron una receta de claritromicina en el embarazo temprano. Esto apoya los estudios previos en animales y seres humanos. Sin embargo, se requiere más investigación para explorar el posible efecto de la indicación del tratamiento en las asociaciones encontradas.

Fecha publicación  
13-12-2012




Los niños concebidos tras un tiempo prolongado de intentos ( >12 meses, o subfértiles) son significativamente más propensos a sufrir asma, sibilancias y estar tomando anti-asmáticos. Esta asociación se observa principalmente entre los niños nacidos después del uso de las tecnologías de reproducción asistida.
Hum Reprod, 5/12/2012, "Asthma in children born after infertility treatment: findings from the UK Millennium Cohort Study".
Pregunta del estudio: ¿es más común el asma entre los niños nacidos después de la subfertilidad y las tecnologías de reproducción asistida (TRA)? Respuesta: Sí. El asma, las sibilancias en el último año y los medicamentos anti-asmáticos eran más comunes en los niños nacidos después de un tiempo prolongado para la concepción (TPC). Esto se debió específicamente a los niños nacidos después de TRA. Pocos estudios han investigado la asociación entre TRA y el asma en los hijos posteriores, y los resultados hasta la fecha han sido contradictorios. Un amplio estudio encontró un aumento en la medicación para el asma en niños de TRA, pero sugiere que la infertilidad subyacente es el factor de riesgo. Poco se sabe sobre el asma en niños después de concepciones no planificados o inoportunos. Este es un estudio prospectivo de 18.818 niños del Millennium Cohort Study del Reino Unido, reclutados a los 9 meses de edad. El seguimiento fue continuo y analiza los datos de encuestas de seguimiento a los 5 y 7 años de edad (tasa de respuesta del 79 y 70%, respectivamente). Participaron niños de Singleton cuyas madres naturales proporcionaron datos de seguimiento: si su embarazo fue planeado, el TPC y los detalles de cualquier TRA. La población se dividió en 'imprevisto' (no planeado y no deseado), a "destiempo" (no planeado pero deseado),  "planificado" (planificado, TPC <12 meses), "no subfértiles" (planificado, TPC> 12 meses), "ovulación inducida "(tratadas con citrato de clomifeno) y 'TRA' (FIV o ICSI). El análisis principal se utilizó la comparación con los niños del grupo planificado, el análisis secundario se compararon con los grupos de niños nacidos de padres no tratados subfértiles. Los resultados fueron los informes de los padres sobre el asma y sibilancias a los 5 y 7 años, obtenido de las preguntas validadas en el International Study of Asthma and Allergies in Childhood, además del uso de medicamentos antiasmáticos. Un total de 13.041 (72%) niños con datos completos sobre el asma y los factores de confusión se incluyeron a los 5 años de edad, y 11.585 (64%) a los 7 años. Principales resultados: Los niños nacidos de padres subfértiles fueron significativamente más propensos a sufrir de asma, sibilancias y tomar anti-asmáticos a los 5 años de edad [odds ratio ajustada (OR): 1,39 (IC del 95% intervalo de confianza (IC): 1,07, 1,80), OR: 1,27 (1,00, 1,63) y OR: 1.90 (1.32,2.74), respectivamente]. Esta asociación se debió principalmente a un aumento entre los niños nacidos después del TRA (OR ajustado: 2,65 (1,48, 4,76), OR: 1,97, (1,10, 3,53) y OR: 4,67 (2,20, 9,94) para el asma, sibilancias y tomar anti- asmáticos, respectivamente). La asociación también estuvo presente, aunque en menor medida, a la edad de 7 años. Limitaciones del estudio: El número de hijos únicos nacidos después de TRA fue relativamente pequeño (n = 104), y como tal, los resultados deben ser interpretados con cautela. Sin embargo, estaban disponibles y se analizaron los datos sobre una amplia gama de posibles factores de confusión y de mediación. Los datos fueron ponderados por la falta de respuesta para minimizar el sesgo de selección. Los autores concluyen que: Los resultados se suman al creciente cuerpo de evidencia que sugiere una asociación entre la subfertilidad, TRA y el asma en los niños. Es necesario seguir trabajando para establecer la causalidad y dilucidar el mecanismo subyacente. Estos resultados son generalizables solamente a Singletons solamente.

Fecha publicación  
17-11-2012




Infecciones durante el embarazo y autismo -> No está claro si las madres que desarrollan infecciones comunes durante el embarazo tienen más probabilidades de tener hijos autistas. No se observan asociaciones significativas para cualquier trastorno del espectro autista o autismo infantil en ningún trimestre en el que se produjo la infección materna.
Pediatrics, 12/11/012, "Autism After Infection, Febrile Episodes, and Antibiotic Use During Pregnancy: An Exploratory Study".
Los resultados de los estudios en animales sugieren que la activación inmune materna durante el embarazo causa deficiencias en el desarrollo neurológico del feto. Las enfermedades infecciosas son la vía más común de la activación inmune materna durante el embarazo. El objetivo de este estudio fue determinar la incidencia de las infecciones comunes, los episodios febriles y el uso de antibióticos informados por la madre durante el embarazo y el riesgo de trastorno del espectro autista (TEA) y el autismo infantil en la descendencia. Se utilizó una cohorte de base poblacional de 96.736 niños de 8 a 14 años, nacidos entre 1997 y 2003 en Dinamarca. La información sobre las infecciones, los episodios febriles y el uso de antibióticos se obtuvo a través de entrevistas telefónicas durante el embarazo y el postparto temprano. Los diagnósticos de autismo y TEA infantil fueron recuperados del Danish Psychiatric Central Register, 976 niños (1%) de la cohorte fueron diagnosticados de TEA. En general, hemos encontrado escasa evidencia de que los diversos tipos de enfermedades comunes infecciosas leves o episodios febriles durante el embarazo se asocien con el autismo TEA / infantil. Sin embargo, nuestros datos sugieren que la infección por influenza materna se asoció con un riesgo dos veces mayor de autismo infantil, los episodios prolongados de fiebre causaron un riesgo tres veces mayor de autismo infantil y la utilización de diversos antibióticos durante el embarazo fueron los factores potenciales de riesgo para TEA / autismo infantil. Los autores concluyen que sus resultados no sugieren que las infecciones leves, episodios febriles o el uso de antibióticos durante el embarazo sean factores de riesgo importantes para el TEA / autismo infantil. Los resultados pueden deberse a múltiples pruebas, los resultados positivos son pequeños y pueden deberse al azar.

Fecha publicación  
06-11-2012




Riesgos de los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) en mujeres que buscan embarazo -> El uso de ISRS durante el embarazo se asocia con un mayor riesgo de aborto involuntario, defectos de nacimiento, nacimiento prematuro, síndrome del comportamiento del recién nacido, hipertensión pulmonar persistente del recién nacido y posibles efectos neurológicos a largo plazo.
Hum Reprod, 31/10/2012, "The risks of selective serotonin reuptake inhibitor use in infertile women: a review of the impact on fertility, pregnancy, neonatal health and beyond".
Hay poca evidencia de que las mujeres infértiles se beneficien de tomar inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), por lo tanto, se debe aconsejar adecuadamente sobre los riesgos y se aconseja considerar alternativas tratamientos más seguros para tratar los síntomas depresivos. Se sabe que el uso de ISRS se asocia con una posible reducción de la eficacia del tratamiento de infertilidad, así como tasas más altas de pérdida del embarazo, el parto prematuro, complicaciones del embarazo, problemas neonatales y a largo plazo alteraciones neuroconductuales en los hijos. En esta revisión de todos los estudios publicados en los que evalúan a mujeres con síntomas depresivos que están tomando medicamentos antidepresivos y que están experimentando la infertilidad pero buscan el embarazo. Resultados: el uso de antidepresivos durante el embarazo se asocia con un mayor riesgo de aborto involuntario, defectos de nacimiento, nacimiento prematuro, síndrome del comportamiento del recién nacido, hipertensión pulmonar persistente del recién nacido y posibles efectos neuroconductuales a largo plazo. No hay evidencia de resultados favorables del embarazo con el uso de antidepresivos. Existe alguna evidencia de que la psicoterapia, incluyendo la terapia cognitiva conductual, así como el ejercicio físico, está asociada con una reducción significativa en los síntomas depresivos en la población general, las investigaciones indican que algunas formas de asesoramiento son eficaces en el tratamiento de los síntomas depresivos en mujeres infértiles que buscan embarazo. Limitaciones del estudio: los resultados están limitados por la disponibilidad de estudios publicados, que generalmente son retrospectivos y de pequeño tamaño. Los autores concluyen que los médicos que atienden a pacientes con infertilidad y que buscan embarazo deben tener un conocimiento profundo de la literatura publicada sobre ISRS para que puedan aconsejar adecuadamente a sus pacientes.

Fecha publicación  
15-10-2012




Hipertensión durante el embarazo y capacidad cognitiva en la tercera edad -> Los hombres cuyas madres fueron hipertensas durante el embarazo tienen peor función cognitiva en las pruebas después de los 65 años de edad. También presentan una mayor disminución de la capacidad cognitiva después de los 20 años.
Neurology, 03/10/2012, "Hypertensive disorders in pregnancy and cognitive decline in the offspring up to old age".
Estudio para evaluar si los trastornos hipertensivos maternos en el embarazo pueden predecir cambios en la capacidad cognitiva relacionada con la edad en los hijos hasta la tercera edad. Utilizando los datos de las madres de la presión arterial y mediciones urinarias de proteínas registradas en las maternidades y hospitales de nacimiento, se clasificaron los embarazos de los 398 hombres que participaron en la Helsinki Birth Cohort 1934–1944 Study en normotensos o hipertensos. Los hombres se sometieron a la Finnish Defence Forces basic ability dos veces: la primera durante el servicio militar obligatorio a la edad de 20,1 (SD = 1,4) años, y luego en una nueva prueba a la edad de 68,5 (SD = 2,9) años. En la prueba se obtiene una puntuación total con subescalas para test de medición verbal, aritmética y razonamiento visu-espacial. Resultados: Los hombres nacidos después de los embarazos complicados por una enfermedad hipertensiva, en comparación con los hombres nacidos después de los embarazos normotensos, registraron 4,36 (intervalo de confianza 95%, 1,17 a 7,55) puntos por debajo de la capacidad cognitiva total a 68,5 años y mostraron una mayor reducción en la capacidad cognitiva total (2,88, intervalo de confianza 95%, 0,07-5,06) después de 20,1 años. Respecto de los resultados parciales, las asociaciones fueron más fuertes para el razonamiento aritmético. Los autores concluyen que los trastornos hipertensivos maternales en el embarazo predicen una menor capacidad cognitiva y un mayor deterioro cognitivo hasta la vejez. La propensión a disminuir la capacidad cognitiva hasta la vejez puede tener orígenes prenatales.

Fecha publicación  
07-10-2012




Nacimiento prematuro y riesgo de complicaciones en embarazos posteriores -> Estudio de cohorte canadiense encuentra que las mujeres nacidas prematuramente tienen un mayor riesgo de complicaciones durante embarazos posteriores. Las complicaciones evaluadas incluyen la diabetes gestacional, la hipertensión gestacional o la preeclampsia y eclampsia.
CMAJ, 24/09/2012, "Pregnancy complications among women born preterm".
Los adultos que nacieron con bajo peso tienen un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares y metabólicas, incluidas las complicaciones del embarazo. El bajo peso al nacer puede ser el resultado de la restricción del crecimiento intrauterino, parto prematuro o ambas cosas. Este estudio de cohorte basado en la población de Quebec examina la relación entre el nacimiento prematuro y complicaciones del embarazo en el futuro. Se incluyeron 7.405 mujeres nacidas de forma prematura (554 <32 semanas, 6.851 entre 32-36 semanas y una cohorte de 16.714 nacidas a término entre 1976 y 1995, que tuvo un/a nacido/a vivo/a o mortinato/a entre 1987 y 2008. Las medidas de resultado primarias fueron las complicaciones del embarazo (diabetes gestacional, hipertensión gestacional y preeclampsia o eclampsia). En general, el 19,9% de las mujeres nacidas con menos de 32 semanas, el 13,2% de los nacidos entre 32-36 semanas y el 11,7% de los nacidos a término tuvieron al menos 1 complicación del embarazo por lo menos una vez durante el período de estudio (p <0,001). Las mujeres nacidas pequeñas para la edad gestacional (a término y pretérmino) tenían una mayor probabilidad de tener al menos una complicación del embarazo en comparación con las mujeres que nacieron a término y apropiadas para la edad gestacional. Después de ajustar por diversos factores, como el peso al nacer para la edad gestacional, las probabilidades de complicaciones durante el embarazo asociadas con el parto prematuro respecto de las mujeres nacidas a término se elevaron 1,95 veces (95% intervalo de confianza [IC] 1,54 a 2,47) entre las mujeres nacidas antes de 32 semanas de gestación y 1,14 veces (95% IC 1.3 a 1.25) entre las nacidas a las 32-36 semanas de gestación. Los autores concluyen que el nacimiento prematuro, además de, e independiente de que sea pequeña para la edad gestacional, se asoció con un riesgo significativamente mayor de tener complicaciones en embarazos posteriores.

Fecha publicación  
28-05-2012




El parto post-término se asocia con más problemas de conducta y emocionales en la primera infancia, especialmente con el trastorno por déficit de atención e hiperactividad. Esta circunstancia debe ser considerada en el manejo del embarazo prolongado.
Int J Epidemiol, 02/05/2012, “Post-term birth and the risk of behavioural and emotional problems in early childhood”.
El parto post-término, definido como el parto después de las 42 semanas de gestación, se asocia con una mayor morbilidad y mortalidad neonatal. Las consecuencias a largo plazo del parto post-término son desconocidas. Este estudio poblacional de cohorte prospectivo en Rotterdam, Países Bajos evalúa la asociación del parto post-término con problemas de conducta en la infancia temprana. Se incluyeron 5.145 niños de embarazadas entre 2001 y 2005, de los cuales 382 (7%) han nacieron después de término y 226 (4%) nacieron prematuros. Los padres realizaron un cuestionario de verificación del comportamiento estandarizado y validado (Child Behavior Checklist, CBCL/1.5-5) cuando sus hijos tenían 1,5 y 3 años de edad. La relación cuadrática entre la edad de gestación al nacimiento y los problemas de comportamiento indican que los niños tanto prematuros como a post-término tienen puntuaciones más altas de problemas conductuales y emocionales que los niños nacidos a término. En comparación con niños nacidos a término, los niños nacidos post-término tienen un mayor riesgo de problemas de conducta en general [odds ratio (OR) = 2,10, intervalo de confianza del 95% (IC) = 1,32 hasta 3,36] y una probabilidad 2,5 veces mayor de tener una trastorno por déficit de atención e hiperactividad (OR = 2,44, IC 95%: 1,38 a 4,32 =). Los autores concluyen que el parto post-término se asocia con más problemas de conducta y emocionales en la primera infancia, especialmente con el trastorno por déficit de atención e hiperactividad. Esta circunstancia debe ser considerada en el manejo del embarazo prolongado.

Fecha publicación  
28-05-2012




Es efectiva la oferta de apoyo a las madres que amamantan de profesionales o no profesionales entrenadas para el comienzo o la prolongación de la lactancia materna.
Rev Cochram, 16/05/2012, “Support for healthy breastfeeding mothers with healthy term babies”.
Existen pruebas extensas sobre los beneficios de la lactancia materna para la salud a corto y largo plazo de las madres y los recién nacidos. En 2003, la Organización Mundial de la Salud recomendó que, siempre que sea posible, los recién nacidos deben ser alimentados exclusivamente con leche materna hasta los seis meses de edad. Sin embargo, en algunos países de altos ingresos muchas madres dejan de lactar antes de lo que desean y este hecho provoca decepción en las madres y más problemas de salud para los recién nacidos. Esta revisión analizó si la oferta de apoyo a las madres que amamantan por parte de profesionales, de personas no profesionales entrenadas o de ambas, puede ayudarlas a continuar la lactancia materna. La revisión halló 34 estudios, de 14 países, que incluían aproximadamente 30 000 mujeres. El apoyo profesional y no profesional fueron efectivos y juntos también fueron efectivos en las áreas donde el comienzo y la continuación de la lactancia materna no eran altas. Se necesitan investigaciones adicionales para identificar los aspectos más efectivos del apoyo. 

Fecha publicación  
28-05-2012




El contacto piel a piel temprano entre la madre y su neonato reduce el llanto del bebe, favorece la lactancia y puede mejorar la relación con su madre.
Rev Cochram, 16/05/2012, “Early skin-to-skin contact for mothers and their healthy newborn infants”.
El contacto piel a piel entre la madre y el neonato reduce el llanto al nacer, mejora la interacción entre la madre y el recién nacido, mantiene al neonato caliente y ayuda a las mujeres a lactar con éxito. En muchas culturas, es común que se sostenga a los recién nacidos desnudos contra el pecho desnudo de la madre apenas nace. Históricamente este procedimiento ha sido necesario para la supervivencia del neonato. En la actualidad, en algunas sociedades, como un número mayor de niños nace en hospitales, se separa a los recién nacidos de sus madres o se les viste antes de entregarlos. Se ha indicado que en las sociedades industrializadas, las rutinas hospitalarias pueden perturbar de forma significativa las interacciones tempranas entre la madre y el neonato y poseen efectos perjudiciales. La revisión se realizó para analizar si existía alguna repercusión del contacto piel a piel temprano entre la madre y su neonato sobre la salud del recién nacido, la conducta y la lactancia. La revisión incluyó 30 estudios con 1.925 madres y sus neonatos. Se demostró que los recién nacidos interactuaron más con sus madres, permanecieron más calientes y lloraron menos. Los neonatos que recibieron contacto piel a piel presentaron más probabilidades de lactar y de hacerlo durante más tiempo. Además, los neonatos presentaron posiblemente más probabilidades de entablar una buena relación temprana con sus madres, pero este hecho fue difícil de medir. 

Fecha publicación  
21-05-2012




La intervención dietética para reducir el exceso de peso durante el embarazo además de ser segura para la madre y el bebé, también puede reducir los problemas obstetricos en comparación con el ejercicio solo o una combinación de los dos. La media de perdida de peso de las intervenciones (dieta, ejercicio, o ambos) durante el embarazo fue de 1,42 kg.
BMJ, 17/05/2012, “Effects of interventions in pregnancy on maternal weight and obstetric outcomes: meta-analysis of randomised evidence“.
Revisión sistemática y meta-análisis para evaluar los efectos de las intervenciones dietéticas y de estilo de vida durante el embarazo sobre el peso materno y fetal, así como para cuantificar los efectos de estas intervenciones en los resultados obstétricos. Se incluyeron 44 ensayos controlados aleatorios pertinentes con un total de 7,278 mujeres, que evaluaron tres categorías de intervenciones: dieta, actividad física, y un enfoque mixto. En general, hubo reducción de 1,42 kg (95% intervalo de confianza 0,95 a 1,89 kg) en la ganancia de peso durante la gestación y la intervención en comparación con el control. Con todas las intervenciones combinadas no hubo diferencias significativas en el peso al nacer entre los grupos (diferencia de medias -50 g, -100 a 0 g) y la incidencia de bebés grandes para la edad gestacional (riesgo relativo: 0,85, 0,66 a 1,09) o pequeños para la edad gestacional (1,00 , 0,78 a 1,28), aunque la actividad física se asoció con menor peso al nacer (diferencia de medias -60 g, -120 a -10 g). Las intervenciones se asociaron con una reducción del riesgo de preeclampsia (0,74, 0,60 a 0,92) y distocia de hombros (0,39, 0,22 a 0,70), sin un efecto significativo sobre otros resultados de importancia crítica. La intervención dietética, obtuvo la mayor reducción en la ganancia de peso materno gestacional (3,84 kg, 2,45 a 5,22 kg), con la mejora de los resultados del embarazo en comparación con otras intervenciones. La eficacia de las intervenciones en general fue bajo o muy bajo para los resultados importantes, como la preeclampsia, diabetes gestacional, hipertensión gestacional y parto prematuro. Los autores concluyen que la dieta y el estilo de vida durante el embarazo pueden reducir la ganancia de peso durante la gestación y mejorar los resultados tanto para la madre y el bebé. Las intervenciones basadas en la dieta son las más eficaces.

Fecha publicación  
12-03-2012




La toma de ISRS durante el embarazo se asocia con mayor riesgo de parto prematuro y retraso en el crecimiento cefálico fetal, mientras que la depresión no tratada se asocia con retraso en el crecimiento cefálico y corporal.
Arch Gen Psychiatry, 05/03/2012, “Maternal Use of Selective Serotonin Reuptake Inhibitors, Fetal Growth, and Risk of Adverse Birth Outcomes”.
Estudio prospectivo de 7.696 mujeres embarazadas para examinar los efectos del uso de inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) durante el embarazo sobre el crecimiento fetal y efectos al nacimiento. Mediante cuestionarios trimestrales para la detección de depresión se observo que 7027 mujeres embarazadas no tenían síntomas de depresión (91,3%), 570 tenían síntomas depresivos con importancia clínica (7,4%) pero no tomaron ISRS, mientras que 99 precisaron ISRS (1,3%). Se realizaron ecografías fetales cada trimestre para determinar el cuerpo y la cabeza del feto. En el estudio se observo que la depresión materna no tratada se asociaba con menores tasas de crecimiento del feto y de la cabeza. También se encontró que las madres embarazadas tratadas con ISRS tuvieron menos síntomas depresivos y, aunque sus fetos no tenían ningún retraso en el crecimiento corporal, presentaban retraso en el crecimiento de la cabeza y mayor riesgo de parto prematuro.

Fecha publicación  
29-01-2012




Aunque el riesgo de hipertensión pulmonar persistente del recién nacido es baja, el uso de inhibidores selectivos de recaptación de serotonina (ISRS) lo duplica.
BMJ, 12/01/2012, “Selective serotonin reuptake inhibitors during pregnancy and risk of persistent pulmonary hypertension in the newborn: population based cohort study from the five Nordic countries“.
Estudio de cohortes realizado en el norte de Europa entre 1996 y 2007 con más de 1,6 millones de niños nacidos después de la 33 semana de gestación. Unas 30.000 mujeres habían usado ISRS durante el embarazo y algo más de 11.000 lo habían tomado después de la semana 20 de gestación. La exposición a los ISRS al final del embarazo se asoció con un significativo mayor riesgo de hipertensión pulmonar persistente en recién nacidos (33 de 11.014 lactantes expuestos), en comparación con la incidencia general (1,2 por 1.000). El aumento del riesgo de hipertensión pulmonar persistente en el recién nacido se observó con una magnitud similar para cada uno de los ISRS estudiados (sertralina, citalopram, paroxetina y fluoxetina), por lo que parece un efecto de clase. La toma de los ISRS antes de la 8ª semana gestacional aumentó levemente el riesgo.