Seguridad del Paciente

La seguridad del paciente ha adquirido gran relevancia en los últimos años, tanto para los pacientes y sus familias, como para las gestores y profesionales que desean ofrecer una asistencia sanitaria segura, efectiva y eficiente.
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Seguridad del Paciente
Fecha actualización

12-08-2015

Información de interés

Seguridad del paciente, Plan de Calidad del SNS

Seguridad del paciente, OMS

Seguridad con las medicinas, CDC US

Consejos a los pacientes para seguridad en la consulta, semFYC

Red Ciudadana de Formación en Seguridad del Paciente, Plan de Calidad del SNS


Artículos de Revistas

Fecha publicación   
02-08-2015




Eficacia comparativa de las intervenciones para promover la higiene de las manos en el hospital-> Esta revisión encuentra útil la promoción de la higiene de las manos con la estrategia OMS-5 para aumentar el cumplimiento de los trabajadores de salud. La adición de la fijación de metas, el premio con incentivos y las estrategias de valoración de resultados pueden producir nuevas mejoras. Los informes sobre los recursos necesarios para este tipo de intervenciones sigue siendo insuficiente.
BMJ, 28/07/2015 "Comparative efficacy of interventions to promote hand hygiene in hospital: systematic review and network meta-analysis"
Objetivo: Evaluar la eficacia relativa de la campaña de la Organización Mundial de la Salud de 2005 (OMS-5) y otras intervenciones para promover el lavado de manos entre los trabajadores de la salud en el ámbito hospitalario y para resumir la información asociada en el uso de los recursos. Diseño: Revisión sistemática y meta-análisis de red. Fuentes de datos: Medline, Embase, CINAHL, Base de Datos de Evaluación Económica del NHS, Centro de NHS para Revisiones y Difusión, Cochrane Library, y el registro de EPOC (diciembre 2009-febrero 2014); estudios seleccionados por los mismos términos de búsqueda en las revisiones sistemáticas anteriores (1980-2009). Métodos de revisión: Los estudios incluidos fueron ensayos controlados aleatorios, ensayos no aleatorios, ensayos controlados antes-después, y estudios de series temporales interrumpidos de una intervención para mejorar el cumplimiento de la higiene de manos entre los trabajadores de la salud en el ámbito hospitalario y de medición de cumplimiento o apoderamiento apropiado que cumplen la calidad predefinida de los criterios de inclusión. Cuando los estudios no habían utilizado métodos analíticos adecuados, se volvieron a analizar los datos primarios. Los efectos aleatorios y metanálisis de red se realizaron en estudios que informaron el cumplimiento observado directamente con la higiene de manos cuando se consideraron suficientemente homogéneos con respecto a las intervenciones y los participantes. Se extrajo la información sobre los recursos necesarios para las intervenciones y se clasificó en tres niveles. Resultados: De 3.639 estudios recuperados, 41 cumplieron los criterios de inclusión (seis ensayos controlados aleatorios, 32 series temporales interrumpidas, un ensayo no aleatorio, y dos controlados tipo antes y después). El metanálisis de dos ensayos controlados aleatorios mostró que la adición de la fijación de metas de la OMS-5 se asoció con un mejor cumplimiento (agrupados odds ratio 1,35, 95% intervalo de confianza 1,04 a 1,76; I 2 = 81%). De 22 comparaciones por pares de series temporales interrumpidas, 18 mostraron aumentos graduales en el cumplimiento de la higiene de manos, y todos menos cuatro mostraron una tendencia a aumentar el cumplimiento después de la intervención. Los meta-análisis de red indicaron una considerable incertidumbre en la efectividad relativa de las intervenciones, pero no obstante proporcionaron evidencia de que la OMS-5 es eficaz y que el cumplimiento se puede mejorar aún más mediante la adición de intervenciones incluyendo el establecimiento de metas, incentivos de recompensa, y valoración de resultados. Diecinueve estudios informaron de resultados clínicos; Los datos de estos fueron consistentes con reducciones clínicamente importantes en las tasas de infección resultante de la mejora de la higiene de manos para algunos, pero no todos los patógenos importantes del hospital. Los costes informados de intervenciones variaron entre $ 225 a $ 4669 (£ 146- £ 3035; € 204- € 4229) por 1.000 días de cama. Conclusión: La promoción de la higiene de las manos con la estrategia OMS-5 es eficaz para aumentar el cumplimiento de los trabajadores de salud. La adición de la fijación de metas, el premio con incentivos, y las estrategias de valoración de resultados pueden producir nuevas mejoras. Los informes sobre los recursos necesarios para este tipo de intervenciones sigue siendo insuficiente.

Fecha publicación   
19-07-2015




Riesgo de hemorragia intracraneal en los usuarios de antidepresivos con el uso concomitante de anti-inflamatorios->  El uso combinado de antidepresivos y anti-inflamatorios no esteroideos se asocia con un mayor riesgo de hemorragia intracraneal dentro de plazo de 30 días desde la combinación inicial.
BMJ, 14/07/2015 "Risk of intracranial haemorrhage in antidepressant users with concurrent use of non-steroidal anti-inflammatory drugs: nationwide propensity score matched study"
Objetivo: Definir el riesgo de hemorragia intracraneal en los pacientes tratados con antidepresivos y medicamentos anti-inflamatorios no esteroideos (AINE), en comparación con el riesgo entre los tratados con antidepresivos sin AINE. Diseño: Estudio de cohorte, retrospectivo, nacional de tendencia de puntuación. Configuración: Base de datos de Corea del seguro de salud en todo el país, entre el 1 de enero de 2009 y el 31 de diciembre de 2013. Participantes: Los pacientes que comenzaron a recibir antidepresivos por primera vez (fecha índice), sin antecedentes de haber recibido una receta de antidepresivos durante el año anterior. Se excluyeron los pacientes que habían sido diagnosticados con enfermedades cerebrovasculares un año antes de la fecha índice. Medida de resultado principal: Tiempo hasta el primer ingreso en el hospital con hemorragia intracraneal dentro de los 30 días después del inicio de consumo de AINEs. Se utilizaron modelos de regresión de Cox emparejados para comparar el riesgo de hemorragia intracraneal en los pacientes que fueron tratados con antidepresivos con y sin AINE, después de la tendencia de puntuación con una proporción de 1:1.  Resultados: Después de la estimación de la tendencia de puntuación y coincidente en una relación 1: 1, la cohorte utilizada en el análisis incluyó a 4.145.226 personas. El riesgo a los 30 días de hemorragia intracraneal durante todo el período de estudio fue mayor para el uso combinado de antidepresivos y AINE que para el uso de antidepresivos sin AINE (hazard ratio 1,6, IC 95% 1,32-1,85). No se encontraron diferencias estadísticamente significativas en el riesgo de hemorragia intracraneal entre las clases de fármacos antidepresivos. Conclusiones: El uso combinado de antidepresivos y AINE se asoció con un mayor riesgo de hemorragia intracraneal dentro de los 30 días de la combinación inicial.

Fecha publicación   
29-06-2015




¿Es necesario mantener la coagulación en pacientes con fibrilación auricular que van a ser operados?-> En los pacientes con fibrilación auricular que siguen tratamiento con warfarina interrumpida durante una operación electiva u otro procedimiento invasivo electivo, la renuncia a mantener la anticoagulación fue no inferior al tratamiento perioperatorio puente con heparina de bajo peso molecular, para la prevención del tromboembolismo arterial, y disminuyó el riesgo de hemorragia mayor.
N Engl J Med, 22/06/2015 "Perioperative Bridging Anticoagulation in Patients with Atrial Fibrillation"
No está claro si es necesaria la reducción de la anticoagulación para los pacientes con fibrilación auricular que necesitan una interrupción en el tratamiento con warfarina para una operación electiva u otro procedimiento invasivo electivo. La hipótesis es que la renuncia a la anticoagulación puente sería no inferior al puente con heparina de bajo peso molecular para la prevención de tromboembolismo arterial perioperatoria y sería superior al puente con respecto a la hemorragia mayor. Métodos: Se realizó un estudio aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo en el que, después de la interrupción del tratamiento con warfarina perioperatoria, los pacientes fueron asignados al azar para recibir tratamiento anticoagulante puente con heparina de bajo peso molecular (100 UI de dalteparina por kilogramo de peso corporal) o placebo administrado por vía subcutánea dos veces al día, desde 3 días antes del procedimiento hasta 24 horas antes del procedimiento, y luego durante 5 a 10 días después del procedimiento. El tratamiento con warfarina fue detenido 5 días antes del procedimiento y se reanudó el plazo de 24 horas después del procedimiento. El seguimiento de los pacientes continuó durante 30 días después del procedimiento. Los resultados primarios fueron el tromboembolismo arterial (ictus, embolia sistémica, o ataque isquémico transitorio) y hemorragia mayor. Resultados: En total, 1.884 pacientes fueron incluidos, con 950 asignados a no recibir ninguna terapia puente y 934 asignados a recibir terapia puente. La incidencia de tromboembolismo arterial fue del 0,4% en el grupo sin puente y un 0,3% en el grupo de puente (diferencia de riesgo, 0,1 puntos porcentuales, 95% intervalo de confianza [IC], -0,6 a 0,8; P = 0,01 para no inferioridad). La incidencia de hemorragias graves fue del 1,3% en el grupo de no-puente y el 3,2% en el grupo de puente (riesgo relativo, 0,41; 95% CI, 0,20 hasta 0,78, p = 0,005 para la superioridad). Conclusiones: En los pacientes con fibrilación auricular que seguían tratamiento con warfarina interrumpido durante una operación electiva u otro procedimiento invasivo electivo, la renuncia a salvar la anticoagulación fue no inferior a al tratamiento perioperatorio puente con heparina de bajo peso molecular, para la prevención del tromboembolismo arterial, y disminuyó el riesgo de hemorragia mayor. (Financiado por el Instituto Nacional del Corazón, Pulmones y la Sangre de los Institutos Nacionales de la Salud).

Fecha publicación   
18-06-2015




Daños asociados con la transfusión perioperatoria de una sola unidad de sangre-> Una transfusión perioperatoria de una unidad de concentrado de hematíes se asocia con aumento de las probabilidades de accidente cerebrovascular isquémico perioperatorio y / o infarto de miocardio, incluso después del ajuste para una amplia gama de factores en nuestros datos, ya pesar de los análisis de sensibilidad extensos.
BMJ, 12/06/2015 "Harms associated with single unit perioperative transfusion: retrospective population based analysis"
Objetivo: Determinar si la transfusión perioperatoria de tan sólo una unidad de glóbulos rojos concentrados en la sala de operaciones o el día después de la cirugía se asoció con un aumento medible de probabilidades para el accidente cerebrovascular isquémico perioperatorio y el infarto de miocardio. Diseño: Estudio de cohortes retrospectivo de los datos administrativos del hospital. Ámbito: 346 hospitales en los Estados Unidos que participan en las solicitudes de la base de datos Premier Perspective desde 1 enero 2009 hasta 31 marzo 2012. Participantes: 1.583.819 adultos que se sometieron a cirugía no cardiaca, no intracraneal, no vascular y requierieron una estancia de al menos una noche en el hospital y no recibieron concentrados de glóbulos rojos en los días segundo y séptimo después de la cirugía. Intervención: Transfusión de concentrado de glóbulos rojos en el día de la cirugía o un día después por categorías de exposición (ninguna o una, dos, tres, cuatro o más unidades). Principales medidas de resultado: El resultado compuesto de ictus / infarto de miocardio que se definió como el accidente cerebrovascular isquémico, infarto de miocardio con elevación del ST, taquicardia ventricular o fibrilación ventricular durante el ingreso índice o como diagnóstico primario de readmisión en el plazo de 30 días. La fibrilación ventricular taquicardia / ventricular se incluyeron como un sustituto para el infarto de miocardio. Resultados: 41.421 (2,6%) pacientes recibieron al menos una unidad de glóbulos rojos empaquetados dentro de las 48 horas de la cirugía, y 8.044 (0,51%) experimentaron el resultado compuesto de ictus / infarto de miocardio. Los pacientes que fueron transfundidos fueron mayores, con más probabilidades de ser mujer, y tenían más enfermedades comórbidas. La regresión logística jerárquica ajustada por comorbilidades y demografía con efectos aleatorios por hospital, mostró que la transfusión de tan sólo una unidad se asoció con una odds ratio de 2,33 (IC del 95% 1,90-2,86) para ictus / infarto de miocardio perioperatorios, y aumentaron notablemente las probabilidades de ictus / infarto de miocardio con la transfusión de cuatro o más unidades. El análisis de subgrupos que limita la cohorte a uno de varios procedimientos quirúrgicos comunes, con exclusión de los que recibieron dos o más unidades, o excluyendo los que recibieron transfusiones en día uno del postoperatorio mostró resultados sustancialmente similares, al igual que un análisis de puntuación de tendencia coincidente. Dos métodos de modelización de los factores de confusión no medidos sugieren una odds ratio de >10 con el desequilibrio de hasta el 47% entre los pacientes que recibieron y no recibieron transfusión, sería necesaria para invalidar los resultados. Conclusiones: Una transfusión perioperatoria de una unidad de concentrado de hematíes se asocia con aumento de las probabilidades de accidente cerebrovascular isquémico perioperatorio y / o infarto de miocardio, incluso después del ajuste para una amplia gama de factores en nuestros datos, ya pesar de los análisis de sensibilidad extensos.

Fecha publicación   
13-04-2015




Interacciones fármaco-enfermedad y entre fármacos en las guías de enfermedades crónicas frecuentes-> Las interacciones fármaco-enfermedad son relativamente poco frecuentes, con la excepción de las interacciones cuando un paciente tiene también la enfermedad renal crónica. Los redactores de las guías deberían considerar directrices con un enfoque más sistemático en relación con el potencial de interacciones fármaco-enfermedad, basado en el conocimiento epidemiológico de las comorbilidades de las personas con la enfermedad en que se centra la guía, y en particular deben considerar si es frecuente la enfermedad renal crónica en la población objetivo. Por el contrario, las interacciones farmacológicas potencialmente graves entre los fármacos recomendados para diferentes condiciones son comunes. El amplio número de interacciones potencialmente graves requiere enfoques interactivos innovadores para la producción y difusión de directrices para que los médicos y los pacientes con multimorbilidad a tomar decisiones informadas sobre la selección de medicamentos.
BMJ, 11/03/2015 "Drug-disease and drug-drug interactions: systematic examination of recommendations in 12 UK national clinical guidelines"
Objetivo: Identificar el número de medicamentos para la enfermedad y las interacciones fármaco-fármaco para el índice de condiciones de las guias clínicas del National Institute of Health and Care Excellence (NICE). Diseño: Identificación sistemática, cuantificación y clasificación de los medicamentos para la enfermedad y las interacciones fármaco-fármaco potencialmente graves para los medicamentos recomendados por las guías clínicas del NICE para la diabetes tipo 2, la insuficiencia cardíaca y la depresión en relación con otras 11 afecciones comunes y medicamentos recomendados por las directrices de NICE para esas condiciones. Ámbito: Las guías clínicas del NICE para la diabetes tipo 2, insuficiencia cardíaca y depresión. Principales medidas de resultado: Las interacciones potencialmente graves de medicamentos para las enfermedad y las interacciones fármaco-fármaco. Resultados: Siguiendo las recomendaciones para la prescripción en 12 guías clínicas nacionales darían lugar a varias interacciones potencialmente graves de los medicamentos. Hubo 32 interacciones potencialmente graves fármaco-enfermedad entre los fármacos recomendados en la guía para la diabetes tipo 2 y las otras 11 condiciones en comparación con seis de los medicamentos recomendados en la guía para la depresión, y 10 por los medicamentos recomendados en la guía para la insuficiencia cardíaca. De estas interacciones fármaco-enfermedad, 27 (84%) en la guía de la diabetes tipo 2 y todos los de las otras dos directrices fueron entre el medicamento recomendado y la enfermedad renal crónica. Se identificaron interacciones farmacológicas potencialmente más graves entre los fármacos recomendados por las guías para cada una de las tres condiciones de índice y los medicamentos recomendados por las directrices para las otras 11 condiciones: 133 interacciones farmacológicas de los medicamentos recomendados en la guía la diabetes tipo 2, 89 de depresión, y 111 para la insuficiencia cardíaca. Pocos de estas interacciones medicamento- enfermedad o fármaco-fármaco se destacaron en las directrices para las tres condiciones de índice. Conclusiones: Las interacciones fármaco-enfermedad fueron relativamente poco frecuentes, con la excepción de las interacciones cuando un paciente tiene también la enfermedad renal crónica. Los redactores de las guías deberían considerar directrices con un enfoque más sistemático en relación con el potencial de interacciones fármaco-enfermedad, basado en el conocimiento epidemiológico de las comorbilidades de las personas con la enfermedad en que se centra la guía, y en particular deben considerar si es frecuente la enfermedad renal crónica en la población objetivo. Por el contrario, las interacciones farmacológicas potencialmente graves entre los fármacos recomendados para diferentes condiciones fueron comunes. El amplio número de interacciones potencialmente graves requiere enfoques interactivos innovadores para la producción y difusión de directrices para que los médicos y los pacientes con multimorbilidad a tomar decisiones informadas sobre la selección de medicamentos.

Fecha publicación   
21-03-2015




Concordancia diagnóstica entre patólogos en la interpretación de las biopsias de mama-> En este estudio de patólogos, en la que la interpretación de diagnóstico se basó en una sola diapositiva de biopsia de mama, el acuerdo general entre las interpretaciones de los patólogos individuales y de los expertos diagnósticos de referencia derivado de consenso fue del 75,3%, con el mayor nivel de concordancia para carcinoma invasivo y menores niveles de concordancia para el carcinoma ductal in situ y atipia. Se necesita más investigación para entender la relación de estos resultados con el tratamiento del paciente.
JAMA, 17/03/2015 "Diagnostic Concordance Among Pathologists Interpreting Breast Biopsy Specimens"
Importancia: El diagnóstico de la patología mamaria proporciona la base para las decisiones de tratamiento y manejo clínico; Sin embargo, su precisión no está suficientemente entendido. Objetivos: Cuantificar la magnitud del desacuerdo diagnóstico entre los patólogos en comparación con un diagnóstico de referencia de panel de consenso, y para evaluar las características del paciente y patólogo asociados. Diseño, escenario y participantes: El estudio de patólogos que interpretan las biopsias de mama en las clínicas en 8 estados de Estados Unidos. Exposiciones: Los participantes interpretaron de forma independiente diapositivas entre noviembre de 2011 y mayo de 2014, frente equipos de prueba de 60 biopsias de mama (240 casos en total, 1 diapositiva por caso), incluyendo 23 casos de cáncer de mama invasivo, 73 carcinoma ductal in situ (CDIS), 72 con hiperplasia atípica (atipia), y 72 casos benignos sin atipia. Los participantes fueron cegados a las interpretaciones de otros patólogos de estudio y los miembros del panel de consenso. Entre los 3 miembros del panel de consenso, el acuerdo unánime de sus diagnósticos independientes fue del 75%, y la concordancia con los diagnósticos de referencia de consenso derivado fue del 90,3%. Principales resultados y medidas: Fueron evaluadas las proporciones de diagnósticos sobreinterpretados e infrainterpretados en relación con los diagnósticos de referencia de consenso derivado. Resultados: El sesenta y cinco por ciento de los invitados, patólogos que respondieron fueron elegibles y dieron su consentimiento para participar. De estos, el 91% (N = 115) completaron el estudio, proporcionando 6,900 diagnósticos de casos individuales. En comparación con el diagnóstico de referencia derivado de consenso, la tasa de concordancia global de las interpretaciones de diagnóstico de los patólogos participantes fue del 75,3% (IC del 95%, 73,4% -77,0%; 5.194 de 6.900 interpretaciones). Entre los casos de carcinoma invasivo (663 interpretaciones), el 96% (IC del 95%, 94% -97%) fueron concordantes, y el 4% (IC del 95%, 3% -6%) fueron infrainterpretados; entre los casos de carcinoma ductal in situ (2.097 interpretaciones), el 84% (IC del 95%, 82% -86%) fueron concordantes, el 3% (IC del 95%, 2% -4%) fueron sobreinterpretados, y el 13% (IC del 95%, 12% -15%) fueron infrainterpretados; entre los casos de atipia (2.070 interpretaciones), (IC del 95%, 44% -52%) el 48% fueron concordantes, el 17% (IC del 95%, 15% -21%) fueron sobreinterpretados, y el 35% (IC del 95%, 31% -39%) fueron infrainterpretados; y entre los casos benignos sin atipia (2.070 interpretaciones), el 87% (IC del 95%, 85% -89%) fueron concordantes y el 13% (IC del 95%, 11% -15%) fueron sobreinterpretados. El desacuerdo con el diagnóstico de referencia fue estadística y significativamente mayor entre las biopsias de las mujeres con más alta (n = 122) vs inferior (n = 118) densidad del seno en las mamografías previas (tasa global de concordancia, el 73% [IC del 95%, 71% -75%] para mayor frente al 77% [IC del 95%, 75% -80%] para inferior, P <0,001), y entre los patólogos que interpretaron los que tenían menores volúmenes de casos semanales (P <0,001) o trabajaban en labores menores (P = 0,034 ) o actividades no académicas (P = 0,007). Conclusiones y relevancia: En este estudio de patólogos, en la que la interpretación de diagnóstico se basó en una sola diapositiva de biopsia de mama, el acuerdo general entre las interpretaciones de los patólogos individuales y de los expertos diagnósticos de referencia derivado de consenso fue del 75,3%, con el mayor nivel de concordancia para carcinoma invasivo y menores niveles de concordancia para el carcinoma ductal in situ y atipia. Se necesita más investigación para entender la relación de estos resultados con el tratamiento del paciente.

Fecha publicación   
01-03-2015




¿Hay relación entre la duración de la estancia hospitalaria tras la fractura de cadera con la mortalidad?-> Un menor tiempo de estancia en el hospital después de la fractura de cadera se asocia con mayor riesgo de muerte tras el alta hospitalaria, pero sólo entre los pacientes con duración de la estancia de 10 días o menos. Esta asociación se mantuvo robusta durante varios años consecutivos.
BMJ, 20/02/2015 "Length of hospital stay after hip fracture and short term risk of death after discharge: a total cohort study in Sweden"
Objetivo: Investigar relación entre el tiempo de hospitalización después de la fractura de cadera y el riesgo de muerte después del alta hospitalaria. Ámbito: Población ≥50 años de edad residentes en Suecia al 31 de diciembre del 2005 con una primera fractura de cadera entre los años 2006-12. Participantes: 116.111 pacientes con una fractura de cadera incidente de una cohorte nacional cerrada. Medida de resultado principal: La muerte dentro de los 30 días del alta hospitalaria en relación con la duración de la estancia hospitalaria después del ajuste para múltiples covariables. Resultados: La media de duración de la estancia de hospitalización después de una fractura de cadera se redujo de 14,2 días en 2006 a 11,6 días en 2012 (P <0,001). La asociación entre la duración de la estancia y el riesgo de muerte después del alta no fue lineal (P <0,001), con un umbral para este efecto no lineal de unos 10 días. Por lo tanto, para los pacientes con duración de la estancia de ≤10 días (n = 59.154), cada reducción de 1 día de la estancia hospitalaria aumentó las probabilidades de muerte dentro de los 30 días del alta en un 8% en 2006 (odds ratio 1,08 (95% intervalo de confianza 1.4 a 1.12)), que aumentó al 16% en 2012 (odds ratio 1,16 (1,12 a 1,20)). En contraste, para los pacientes con una duración de la estancia de ≥11 días (n = 56.957), una reducción de 1 día de la estancia hospitalaria no se asoció con un mayor riesgo de muerte tras el alta durante cualquiera de los años de seguimiento. Limitaciones: No se pudo realizar una evaluación precisa de la causa básica de muerte. Conclusión: Un menor tiempo de estancia en el hospital después de la fractura de cadera se asocia con mayor riesgo de muerte tras el alta hospitalaria, pero sólo entre los pacientes con duración de la estancia de 10 días o menos. Esta asociación se mantuvo robusta durante varios años consecutivos.

Fecha publicación   
15-02-2015




Asociación entre el volumen del hospital con las tasas de reingresos-> Las tasas estandarizadas de reingreso son las más bajas en los hospitales de menor volumen, en contraste a la asociación habitual de mejores resultados en los hospitales con mayor volumen. Esta asociación es independiente de las características del hospital y es parcialmente atenuada por el examen de la mortalidad y los reingresos juntos. Nuestros hallazgos sugieren que los reingresos se asocian con diferentes aspectos de la atención que la mortalidad o las complicaciones.
BMJ, 09/02/2015 "Association of hospital volume with readmission rates: a retrospective cross-sectional study"
Objetivo: Examinar la asociación del volumen del hospital (un marcador de la calidad de la atención) con las tasas de reingreso hospitalario. Diseño: Estudio transversal retrospectivo. Ámbito: 4651 US hospitales de agudos. Los datos del estudio 6.916.644 altas de adultos, excluidos los pacientes que reciben tratamiento para médico para el cáncer o psiquiatría. Principales medidas de resultado: Se utilizaron los datos libres de pago por el servicio de Medicare del 1 julio de 2011 hasta el 30 junio de 2012 para calcular los ratios estandarizados de reingreso no planificadas, observadas respecto de los esperados, en 30 días, para los hospitales y cohortes de las especialidades de medicina, cirugía / ginecología, cardiorrespiratoria, cardiovascular y neurología. Se evaluó la asociación entre el volumen del hospital por quintiles con las tasas de reingreso estandarizadas en 30 días, con y sin ajuste por las características del hospital (estado de la red de seguridad, situación docente, región geográfica, estatus urbano / rural, cociente enfermera - cama, propiedad y capacidad para procedimientos cardiacos. También examinamos las asociaciones con los resultados compuestos de 30 días, las tasas de reingreso o mortalidad estandarizadas. Resultados: En una media de 30 días, la tasa de reingresos estandarizada entre el quintil de los hospitales con el volumen más bajo fue de 14,7 (desviación estándar 5,3) en comparación con 15,9 (1,7) del quintil de los hospitales con mayor volumen (P <0,001). Se observó el mismo patrón de las tasas de reingreso más bajas en los hospitales con volumen menor en comparación con los de mayor volumen en las cohortes de especialidad para medicina (16.6 v 17.4, P <0,001), cardiorrespiratoria (18.5 v 20.5, P <0,001), y neurología (13.2 v 14.0, p = 0,01); la cohorte cardiovascular, sin embargo, tuvo una asociación inversa (14.6 v 13.7, P <0,001). Estas asociaciones se mantuvieron después del ajuste por las características del hospital, excepto en la cohorte cardiovascular, que se convirtió en no significativa, y la cohorte de cirugía / ginecología, en el que los hospitales del quintil de volumen más bajo tuvieron significativamente tasas estandarizadas más altas de reingreso que los del quintil de mayor volumen (diferencia de 0,63 porcentaje puntos (95% intervalo de confianza 0,10-1,17), p = 0,02). En una media de 30 días, la mortalidad estandarizada o tasa de reingresos no fueron significativamente diferentes entre los quintiles de mayor y menor volumen (20.4 v 20.2, P = 0,19) y fue mayor en el quintil medio de hospitales (rango 20,6-20,8). Conclusiones: Las tasas estandarizadas de reingreso son las más bajas en los hospitales de menor volumen, en oposición a la asociación típica de mejores resultados en los hospitales con mayor volumen. Esta asociación fue independiente de las características del hospital y fue parcialmente atenuada por el examen de la mortalidad y los reingresos juntos. Nuestros hallazgos sugieren que los reingresos se asocian con diferentes aspectos de la atención que la mortalidad o las complicaciones.

Fecha publicación   
08-02-2015




Causas asociadas con el reingreso hospitalario tras la cirugía-> Los reingresos después de la cirugía se asociaron con nuevas complicaciones posteriores al alta en relación con el procedimiento y no con las reagudizaciones de complicaciones de la causa índice de la hospitalización, lo que sugiere que los reingresos después de la cirugía son una medida de complicaciones posteriores al alta. Estos datos deben ser considerados en el desarrollo de indicadores de calidad y políticas que penalizan los hospitales para la readmisión quirúrgica.
JAMA, 03/02/2015 "Underlying Reasons Associated With Hospital Readmission Following Surgery in the United States"
Importancia: Las cargas económicas de los reingresos se han expandido más allá de las condiciones médicas para incluir los procedimientos quirúrgicos. Los hospitales están trabajando para reducir los reingresos; Sin embargo, poco se sabe acerca de las razones de los reingresos quirúrgicos. Objetivo: Caracterizar las razones, los plazos y los factores asociados a los reingresos no planificados postoperatorios. Diseño, lugar y participantes: Los pacientes sometidos a cirugía de cada uno de los 346 reclutados de forma continua de los hospitales del American College of Surgeons National Surgical Quality Improvement Program (ACS NSQIP), entre el 1 de enero de 2012 y el 31 de diciembre de 2012, que tenían disponible información clínica. Las tasas de reingreso y motivos (comprobadas por extracciones de datos clínicos en cada hospital) fueron evaluados para todos los procedimientos quirúrgicos y para 6 operaciones representativas: procedimientos bariátricos, colectomía o proctectomía, histerectomía, total de cadera o artroplastia de rodilla, reparación de la hernia ventral y derivación vascular de extremidades inferiores. Principales resultados y medidas: Reingresos no planificados en el plazo de 30 días y el motivo del reingreso. Resultados: La tasa de reingresos no planificados para las 498.875 operaciones fue del 5,7%. Para los procedimientos individuales, la tasa de reingresos varió del 3,8% para la histerectomía a un 14,9% para la derivación vascular de las extremidades inferiores. La razón más común para el reingreso no planificado fue la infección del lugar quirúrgico (SSI) en general (19,5%) y también después de la colectomía o proctectomía (25,8%), reparación de la hernia ventral (26,5%), histerectomía (28,8%), artroplastia (18,8%), y la derivación vascular de las extremidades inferiores (36,4%). La obstrucción o íleo fue la razón más común para la readmisión después de la cirugía bariátrica (24,5%) y la segunda razón más común en general (10,3%), después de una colectomía o proctectomía (18,1%), reparación de hernia ventral (16,7%), e histerectomía (13,4 %). Sólo el 2.3% de los pacientes fueron readmitidos por la misma complicación que habían experimentado durante su hospitalización índice. Sólo el 3,3% de los pacientes readmitidos por SSI había experimentado un SSI durante su hospitalización índice. No hubo un patrón de tiempo para el reingreso precoz (≤7 días después del alta) y tardío (> 7 días posteriores al alta) y las readmisiones se asociaron con las mismos 3 razones más comunes: El SSI, íleo u obstrucción y sangrado. Las comorbilidades del paciente, índice de reingreso por complicaciones quirúrgicas, el alta con destino distinto al domicilio (hazard ratio [HR], 1,40 [IC 95%, 1,35-1,46]), el grado de enseñanza del hospital (HR, 1,14 [IC 95% 1.7 a 1.21]), y el elevado volumen quirúrgico (HR, [IC 95%, 1.7 a 1.25] 1,15) se asociaron con un mayor riesgo de reingreso hospitalario. Conclusiones y relevancia: Los reingresos después de la cirugía se asociaron con nuevas complicaciones posteriores al alta en relación con el procedimiento y no con las reagudizaciones de complicaciones de la causa índice de la hospitalización, lo que sugiere que los reingresos después de la cirugía son una medida de complicaciones posteriores al alta. Estos datos deben ser considerados en el desarrollo de indicadores de calidad y políticas que penalizan los hospitales para la readmisión quirúrgica.

Fecha publicación   
14-12-2014 (B)




¿Son muchos los ensayos clínicos quirúrgicos que se interrumpen antes de tiempo y no se publican?-> Uno de cada cinco ensayos controlados aleatorios quirúrgicos se interrumpen antes de tiempo, uno de cada tres ensayos completados permanecen inéditos, y los investigadores de los estudios no publicados con frecuencia no son localizables. Esto representa una pérdida de recursos de investigación y plantea preocupaciones éticas con respecto a los datos clínicos ocultos y la participación inútil por los pacientes con sus correspondientes riesgos.
BMJ, 09/12/2014 "Discontinuation and non-publication of surgical randomised controlled trials: observational study"
Objetivo: Determinar la tasa de interrupción temprana y la falta de publicación de los ensayos controlados aleatorios con pacientes sometidos a cirugía. Diseño: Estudio observacional de cruce transversal de los ensayos registrados y publicados. Ámbito: Los ensayos controlados aleatorios de las intervenciones en los pacientes sometidos a un procedimiento quirúrgico. Fuentes de datos: Se realizaron búsquedas de ensayos intervencionistas registrados entre enero de 2008 y diciembre de 2009 en la base de datos ClinicalTrials.gov mediante la palabra clave "cirugía". Estado de reclutamiento se extrajo de la base de datos ClinicalTrials.gov. Se realizó una búsqueda sistemática de los estudios publicados en revistas revisadas por pares; si no se encontraron los resultados publicados se buscaron en la base de datos ClinicalTrials.gov. Se hicieron consultas por correo electrónico a los investigadores de los ensayos completados discontinuados y no publicados si no se dieron a conocer razones para que el estado respectivo. Principales medidas de resultados: La interrupción del ensayo antes de la finalización y la falta de publicación después de la finalización. Se utilizó regresión logística para determinar el efecto de la fuente de financiación en el estado de publicación, con ajuste para el tipo de intervención y el tamaño del ensayo. Resultados: De 818 ensayos registrados encontrados usando la palabra clave "cirugía", 395 cumplieron los criterios de inclusión. De éstos, el 21% (81/395) se interrumpieron antes de tiempo, sobre todo debido al escaso reclutamiento (44%, 36/81). Los 314 (79%) ensayos restantes procedieron a la finalización, con un porcentaje de publicación del 66% (208/314) en un tiempo medio de 4,9 (rango intercuartil 4,0 a 6,0) años a partir de la finalización del estudio. Otro 6% (20/314) de los estudios presentó resultados en ClinicalTrials.gov sin una publicación revisada por los pares correspondientes. Financiación de la industria no afectó la tasa de interrupción (odds ratio ajustada 0,91, IC del 95% 0,54 a 1,55), pero se asoció con una menor probabilidad de publicación de ensayos completos (0,43, desde 0,26 hasta 0,72). Se identificaron direcciones de correo electrónico de los investigadores de los ensayos con un destino incierto para el 71,4% (10/14) de los ensayos interrumpidos y el 83% (101/122) de los estudios no publicados. Sólo del 43% (6/14) y del 20% (25/122) se recibieron respuestas. Las respuestas de correo electrónico de los ensayos previos indicaron que 11 ensayos estaban en prensa, cinco estudios publicados (cuatro en revistas científicas no indexadas), y nueve ensayos clínicos no publicados. Conclusiones: Uno de cada cinco ensayos controlados aleatorios quirúrgicos se interrumpieron antes de tiempo, uno de cada tres ensayos completados permanecen inéditos, y los investigadores de los estudios no publicados con frecuencia no son localizables. Esto representa una pérdida de recursos de investigación y plantea preocupaciones éticas con respecto a los datos clínicos ocultos y la participación inútil por los pacientes con sus correspondientes riesgos. Para promover la eficiencia y la transparencia futura, se proponen cambios en los marcos de la gobernanza de investigación para superar estos problemas.

Fecha publicación   
14-12-2014 (A)




¿La transfusión de sangre produce inmunosupresión a largo plazo como para afectar a la tasa de mortalidad?-> La transfusión de sangre con una estrategia libre no afecta la mortalidad en comparación con una estrategia restrictiva en un grupo de pacientes de edad avanzada de alto riesgo con enfermedades o factores de riesgo cardiovasculares subyacentes. Las causas subyacentes de la muerte no son diferentes entre los grupos del ensayo. Estos hallazgos no apoyan la hipótesis de que la transfusión de sangre conduce a la inmunosupresión a largo plazo lo suficientemente grave como para afectar a la tasa de mortalidad en el futuro.
The Lancet, 09/12/2014 "Liberal versus restrictive blood transfusion strategy: 3-year survival and cause of death results from the FOCUS randomised controlled trial"
La transfusión de sangre puede afectar la mortalidad a largo plazo, modificando la función inmune y por lo tanto podría aumentar el riesgo de infecciones subsiguientes y la recurrencia del cáncer. En comparación con una estrategia de transfusión restrictiva, una estrategia más libre podría reducir las complicaciones cardiacas mediante la reducción de daño miocárdico, reduciendo así futuras muertes por enfermedad cardiovascular. El objetivo es establecer el efecto de una estrategia de transfusión libre en la supervivencia a largo plazo en comparación con una estrategia de transfusión restrictiva. Métodos: En el ensayo FOCUS, controlado aleatorio, con pacientes adultos de 50 años y mayores, fueron elegibles para su inclusión los que tenían antecedentes o factores de riesgo de enfermedad cardiovascular, y con concentraciones de hemoglobina postoperatoria  inferiores a 100 g / L en los 3 días siguientes a la cirugía de reparación de una fractura de cadera. Los pacientes fueron reclutados en 47 hospitales participantes en los EE.UU. y Canadá, y los participantes elegibles fueron asignados aleatoriamente en una proporción 1: 1 por un sistema telefónico centralizado a cualquier transfusión libre en el que recibieron transfusión de sangre para mantener el nivel de hemoglobina a 100 g / L o superior, o transfusión restrictiva en el que recibieron transfusión de sangre cuando el nivel de hemoglobina era inferior a 80 g / L, o si tenían síntomas de la anemia. En este estudio, hemos analizado la mortalidad a largo plazo de los pacientes asignados a las dos estrategias de transfusión, lo cual fue un resultado secundario del ensayo FOCUS. La mortalidad a largo plazo se estableció mediante la vinculación de los participantes del estudio a los registros nacionales de mortalidad en los EE.UU. y Canadá. La asignación del tratamiento no fue enmascarada, pero los investigadores que comprobaron la mortalidad y la causa de la muerte fueron enmascarados para discernir a la asignación de grupos. Los análisis fueron por intención de tratar. El ensayo FOCUS se ha registrado en ClinicalTrials.gov, número NCT00071032. Hallazgos: Entre el 19 de julio de 2004 y 28 de febrero 2009, 2.016 pacientes fueron reclutados y asignados al azar a los dos grupos de tratamiento: 1.007 a la estrategia de transfusión liberal y 1.009 a la estrategia transfusional restrictiva. La duración media de seguimiento fue de 3,1 años (IQR 2,4 - 4,1 años), durante los cuales 841 (42%) pacientes fallecieron. La mortalidad a largo plazo no difirió significativamente entre la estrategia liberal transfusión (432 muertes) y la estrategia de transfusión restrictiva (409 muertes) (razón de riesgo 1,09 [IC del 95%: 0,95-1,25] 09; p=0,21). Interpretación: La transfusión de sangre con una estrategia libre no afectó la mortalidad en un grupo de pacientes de alto riesgo en comparación con una estrategia restrictiva en un grupo de pacientes de edad avanzada alto riesgo con enfermedades o factores de riesgo cardiovasculares subyacentes. Las causas subyacentes de la muerte no fueron diferentes entre los grupos del ensayo. Estos hallazgos no apoyan la hipótesis de que la transfusión de sangre conduce a la inmunosupresión a largo plazo lo suficientemente grave como para afectar a la tasa de mortalidad en el futuro en más de un 20 a 25% en la causa de la muerte. Financiación: National Heart, Lung, and Blood Institute. 

Fecha publicación   
09-11-2014




Reducción de los errores médicos tras la implementación de un Programa de Transferencia de Información. Ver+ En este estudio, la implantación de un programa de transferencia de información se asocia con reducciones en los errores médicos, en los eventos adversos prevenibles, así como con mejoras en la comunicación, sin un efecto negativo en el flujo de trabajo.
N Eng J Med, 6/11/2014 "Changes in Medical Errors after Implementation of a Handoff Program"
Los problemas de comunicación son la principal causa de errores médicos graves. Se carece de estudios multicéntricos que evalúen los programas destinados a mejorar la transferencia de información sobre la atención al paciente. Métodos: Se realizó un estudio de intervención prospectivo de un programa de mejora del traspaso de información médica en nueve hospitales, midiendo las tasas de errores médicos, los eventos adversos prevenibles y falta de comunicación, así como el flujo del trabajo médico. La intervención incluyó una regla mnemotécnica para estandarizar transferencias orales y escritas, de formación y de transferencia de comunicación, un programa de desarrollo y observación de la capacidad, y una campaña de sostenibilidad. Las tasas de error se midieron mediante vigilancia activa. Las transferencias fueron evaluadas mediante la evaluación de los documentos de traspaso impresos y grabaciones de audio. El flujo del trabajo se evaluó a través de observaciones de movimiento-tiempo. El resultado primario tenía dos componentes: los errores médicos y los eventos adversos prevenibles. Resultados: En 10.740 ingresos de pacientes, la tasa de errores médicos disminuyó en un 23% desde el período previo a la intervención hasta el período posterior a la intervención (24,5 frente a 18,8 por cada 100 admisiones, P <0,001), y la tasa de eventos adversos prevenibles disminuyó en un 30% (4,7 vs . 3,3 eventos por 100 ingresos, p <0,001). La tasa de eventos adversos no prevenibles no cambió significativamente (3,0 y 2,8 eventos por 100 ingresos, p = 0,79). Los análisis a nivel del lugar mostraron reducciones significativas de error en seis de los nueve lugares. Por los lugares estudiados, se observaron aumentos significativos en la inclusión de todos los elementos clave pre-especificados en los documentos escritos y la comunicación oral durante la transferencia (nueve por escrito y cinco elementos orales; P <0,001 para todas las comparaciones 14). No hubo cambios significativos desde el período previo a la intervención respecto del período posterior a la intervención en la duración de transferencias orales (2,4 y 2,5 minutos por paciente, respectivamente; p = 0,55) o en el flujo de trabajo médico, incluyendo el contacto con el paciente-familia y tiempo de computadora. Conclusiones: La implantación del programa de transferencia de información se asoció con reducciones en los errores médicos y en los eventos adversos prevenibles, y con mejoras en la comunicación, sin un efecto negativo en el flujo de trabajo. (Financiado por la Office of the Assistant Secretary for Planning and Evaluation, U.S. Department of Health and Human Services, y otros de Estados Unidos.)

Fecha publicación   
27-10-2014




Efecto de la legislación contra la mala praxis sobre las decisiones médicas en el Servicio de Urgencias-> Una legislación que cambió sustancialmente el estándar de mala praxis para los médicos de emergencia en tres estados de EEUU (Texas, Georgia y Carolina del Sur), tuvo poco efecto sobre la práctica clínica, de acuerdo a las medidas de las tasas de petición de pruebas de imagen, ingreso hospitalario y tarifas medias.
New Eng J Med, 16/10/2014 "The Effect of Malpractice Reform on Emergency Department Care"
Antecedentes: Muchos creen que el temor a las demandas por negligencia conduce a los médicos a ofrecer atención de alguna manera innecesaria, y que las reformas legales podrían reducir tales gastos innecesarios. Los médicos de emergencia trabajan en un ambiente rico en recursos y pobres en información que pueden prestarse a la práctica defensiva costosa. Tres estados de Texas, (en 2003), Georgia (en 2005), y de Carolina del Sur (en 2005), promulgaron legislación que sustituye el concepto de malpraxis estándar por el de atención de urgencia para las negligencias graves. Hemos investigado si estas reformas sustanciales cambian la práctica. Métodos: Utilizando una muestra del 5% al azar de Medicare de pago-por-servicio de los beneficiarios, se identificaron todas las visitas a las salas de emergencia de los hospitales en los tres estados de con la reforma y en los vecinos (controles), desde 1997 hasta el 2011. Utilizando un diseño cuasi-experimental, comparamos paciente resultados -nivel, antes y después de la legislación, en los estados con la reforma y en los estados de control. Se han controlado las características de los pacientes, las características del hospital invariables en el tiempo y las tendencias temporales. Los resultados fueron los cambios de política atribuible al uso de la tomografía computarizada (TC) o la resonancia magnética (IRM), cargos por visita al servicio de urgencias, y la tasa de ingresos hospitalarios. Resultados: Para ocho de las nueve combinaciones de resultados probados, no se detectó ninguna reducción de la política atribuible en la intensidad de la atención. No encontramos ninguna reducción en las tasas de utilización de TC o IRM o ingreso hospitalario en cualquiera de los tres estados con la reforma, sin reducción en los cargos en Texas o Carolina del Sur. En Georgia, la reforma se asoció con una reducción del 3,6% (intervalo de confianza del 95%, 0,9-6,2) en los cargos al servicio de urgencias por visita. Conclusiones: La legislación que cambió sustancialmente el estándar de mala praxis para los médicos de emergencia en los tres estados tuvo poco efecto sobre la intensidad de la práctica, de acuerdo a las mediciones de las tasas de petición de pruebas de imagen, tarifas medias, o las tasas de ingreso hospitalario. (Financiado por la Affairs Office of Academic Affiliations and others y otros.)

Fecha publicación   
19-10-2014




Eficacia de un centro de enfermería especializada para evitar reingresos en hospital de agudos-> Entre los beneficiarios de pago por servicio de Medicare dados de alta a un centro de enfermería especializada después de una hospitalización en agudos, las medidas de rendimiento disponibles no se asocian consistentemente con las diferencias en el riesgo ajustado de readmisión o la muerte.
JAMA, 15/10/2014 "Association Between Skilled Nursing Facility Quality Indicators and Hospital Readmissions"
Importancia: Los reingresos hospitalarios son comunes, costosos y potencialmente prevenibles. Poco se sabe sobre la asociación entre el centro de enfermería especializada (SNF), las medidas de rendimiento disponibles y el riesgo de reingreso hospitalario. Objetivo: Medir la asociación entre las medidas de desempeño de un SNF y los reingresos hospitalarios entre los beneficiarios de Medicare que reciben atención post-aguda en los SNF en los Estados Unidos. Diseño y participantes: Utilizando datos nacionales sobre los beneficiarios de Medicare de pago por servicio de Medicare dados de alta a un centro de enfermería especializada después de una hospitalización de agudos entre el 1 de septiembre de 2009, y el 31 de agosto del 2010, se examinó la asociación entre el rendimiento del SNF con las medidas disponibles públicamente (intensidad de personal SNF, deficiencias de salud identificadas a través de inspecciones in situ, y los porcentajes de pacientes SNF con delirio, dolor moderado a severo, y úlceras por presión nuevas o que empeoran) y el riesgo de readmisión o de muerte 30 días después del alta a un SNF. Análisis ajustados para controlar la mezcla case-mix paciente, factores instalaciones SNF, y el hospital de alta. Principales resultados y medidas: El índice de readmisión a un hospital de agudos o la muerte dentro de los 30 días del alta hospitalaria. Resultados: De los 1.530.824 pacientes dados de alta, 357.752 (23.3%, IC 99%, 23,3% -23,5%) fueron readmitidos o murieron dentro de los 30 días; 72.472 murieron dentro de los 30 días (4,7%, IC del 99%, 4,7% -4,8%), y 321.709 fueron readmitidos (21.0%, IC 99%, 20,9% -21,1%). El riesgo no ajustado de la readmisión o muerte fue menor en los SNF con mejores calificaciones de personal. Los SNF con clasificación más bajo (19,2% del total de los SNF) tenían un riesgo de readmisión a los 30 días o muerte del 25,5% (IC del 99%, 25,3% -25,8%) vs 19,8% (IC del 99%, 19,5% -20,1%) entre los clasificados más alto. Los SNF con mejores calificaciones de inspección de instalaciones también tenían un menor riesgo de reingreso o muerte. Los SNF clasificados más bajos (20,1% del total de los SNF) tenían un riesgo del 24,9% (IC del 99%, 24,7% -25,1%) vs 21,5% (IC del 99%, 21,2% -21,7%) entre los que ocupaban los primeros lugares. Los ajustes por factores del paciente, los factores de las instalaciones de SNF, y el hospital del alta atenúan estas asociaciones; hemos observado pequeñas diferencias en el riesgo ajustado de readmisión o muerte según las calificaciones SNF de inspección de instalaciones (baja vs alta calificación: 23,7%; IC 99%: 23,7%, 23,7%; vs 23,0%; IC 99%: 23,0%, 23,1% ). Otras medidas no predijeron diferencias clínicamente significativas para el riesgo ajustado de la readmisión o la muerte. Conclusiones y relevancia: Entre los beneficiarios de pago por servicio de Medicare dados de alta a un centro de enfermería especializada después de una hospitalización de agudos, las medidas de rendimiento disponibles no se asociaron consistentemente con las diferencias en el riesgo ajustado de readmisión o la muerte.

Fecha publicación   
26-01-2014




Es Interacciones de la warfarina (Sintrom) con los antibióticos en el medio ambulatorio-> La infección del tracto respiratorio superior aumenta el riesgo de una anticoagulación excesiva incluso la administración de antibióticos.  Los antibióticos que interfieren con el metabolismo de la warfarina (metronidazol y trimetoprim-sulfametoxazol) tienen más probabilidades de producir más aumentos en el INR.
JAMA Intern Med, 20/01/2014 "Warfarin Interactions With Antibiotics in the Ambulatory Care Setting"
Importancia: El efecto de la administración concomitante de antibióticos sobre el índice internacional normalizado (INR) en una población tratada con warfarina relativamente estable en el mundo real, no se ha descrito de manera adecuada. Los informes de casos y estudios de voluntarios sanos no tienen en cuenta la contribución potencial de la enfermedad aguda a la variabilidad del INR. Objetivo: Comparar el exceso de riesgo en la anticoagulación en los pacientes con la terapia con warfarina estable que adquieren un antibiótico (grupo de antibióticos), con el riesgo de los pacientes que adquieren una repetición de warfarina (controles estables) y los pacientes con infección del tracto respiratorio superior, pero que no recibieron un antibiótico (controles enfermos). Diseño, lugar y participantes: Estudio retrospectivo, de cohorte longitudinal de pacientes evaluados que recibieron warfarina entre el 1 de enero de 2005 y el 31 de marzo de 2011, en el Kaiser Permanente de Colorado, un sistema de atención integral de salud. Los datos continuos se expresaron como media (DE) o mediana (rango intercuartil). Se utilizó un análisis de regresión logística multivariante para identificar factores asociados de forma independiente con un INR de seguimiento de 5.0 o más. Un total de 5.857 (48,8%), 5.579 (46,5%), y 570 (4,7%) pacientes se incluyeron en el antibiótico, control estable, y grupos de control enfermos, respectivamente. La edad media fue de 68,3 años y la fibrilación auricular fue el ( 44,4 %) la indicación más común para la anticoagulación. Exposiciones: Tratamiento con warfarina con una visita médica para la infección del tracto respiratorio superior o co-administración de antibióticos. Resultados primarios principales: Los resultados y mediciones fueron la proporción de pacientes que experimentaron un INR de seguimiento de 5.0 o más y el cambio entre el último INR medido antes de la fecha índice y el INR seguimiento. Resultados: La proporción de pacientes que experimentaron un INR de 5.0 o más fue del 3,2% , 2,6% y 1,2% para el antibiótico, los grupos de enfermos, y estables, respectivamente (P < 0,001 , antibióticos vs grupo control estable, p < 0,017, enfermo vs grupo control estable, p = 0,44, antibióticos vs grupo control enfermo). El diagnóstico de cáncer, el nivel de INR elevado al comienzo, y el sexo femenino predijeron un INR de seguimiento de 5.0 o más. Entre los antibióticos, los que interfieren con el metabolismo de la warfarina plantea el mayor riesgo para un INR de 5.0 o más. Conclusiones y relevancia: La infección del tracto respiratorio superior aguda aumenta el riesgo de la anticoagulación excesiva independiente del uso de antibióticos. Los antibióticos también aumentan el riesgo, sin embargo, la mayoría de los pacientes con la terapia con warfarina previamente estable no experimentarán aumentos clínicamente relevantes en el INR tras la exposición a antibióticos o infección del tracto respiratorio superior aguda.

Fecha publicación   
12-01-2014




Calidad de los informes de efectos adversos en las revisiones sistemáticas de estudios publicados-> Las revisiones sistemáticas ofrecen una deficiente información de los datos sobre daños en los estudios primarios, al eludir su informe o hacerlo de forma inadecuada. La mejora de la notificación de eventos adversos en las revisiones sistemáticas es un paso importante para la evaluación equilibrada de las intervenciones.
BMJ, 08/01/2014 "Quality of reporting in systematic reviews of adverse events: systematic review"
Objetivos: Examinar la calidad del informe de los daños en las revisiones sistemáticas, y determinar la necesidad de una directriz específica de información para las revisiones de los daños. Diseño: Revisión sistemática. Fuentes de datos: Revisiones Sistemáticas Cochrane (CDSR) y Base de Datos de Resúmenes de Revisiones de Efectos (DARE). Métodos de revisión de las bases de datos: Se realizaron búsquedas de revisiones sistemáticas que tuvieran un efecto adverso como resultado principal, publicada entre enero de 2008 y abril de 2011. Los eventos adversos incluyeron reacciones adversas, daños o complicaciones asociados con cualquier intervención de asistencia sanitaria. También se incluyeron los artículos con un objetivo primordial de investigar el perfil de seguridad completa de una intervención. Elaboramos una lista de 37 elementos para medir la calidad de los informes sobre los daños en cada revisión, los datos fueron recolectados como resultados dicotómicos ("sí" o "no" para cada elemento). Resultados: De 4.644 artículos identificados, 309 fueron revisiones sistemáticas o meta- análisis de la evaluación de los daños, principalmente (13 de CDSR; 296 de DARE). A pesar de un corto intervalo de tiempo, la comparación entre los años 2008 y 2010-11 no mostró ninguna diferencia en la calidad de la información en el tiempo (P = 0,079). Los títulos en menos de la mitad de las revisiones (proporción de artículos 0,46 (intervalo de confianza del 95%: 0,40 a 0,52)) no mencionaron ningún término de daños relacionados. En casi un tercio de las opiniones DARE (0,26 (0,22-0,31)) no se definieron claramente los eventos adversos examinados, ni tampoco se especificaron en los diseños de los estudios seleccionados para su inclusión en su sección de métodos. Casi la mitad de los exámenes (n = 170) no tuvieron en cuenta los factores de riesgo del paciente o la duración del seguimiento en la revisión de los daños de una intervención. De 67 comentarios de complicaciones relacionadas con la cirugía u otros procedimientos, sólo cuatro (0.05 (0.01 a 0.14)) informaron de la cualificación profesional de los individuos involucrados. El general, sin ponderar, la proporción de opiniones con buenos informes fue de 0,56 (0,55 a 0,57); las proporciones correspondientes fueron 0,55 (0,53-0,57) en el 2008, 0,55 (0,54 a 0,57) en 2009, y 0,57 (0,55 a 0,58) en el año 2010 - 11. Conclusión: Las revisiones sistemáticas ofrecen un deficiente informe de datos de daños en los estudios primarios, al no informar sobre los daños o hacerlo de forma inadecuada. La mejora de la notificación de eventos adversos en las revisiones sistemáticas es un paso importante para una evaluación equilibrada de una intervención.

Fecha publicación   
09-12-2013




Utilidad de un programa de transferencia de información para reducir los errores médicos en un hospital infantil-> Los errores médicos detectados en un gran hospital infantil disminuyeron 45% tras poner en marcha un programa para mejorar los procedimientos de traspaso de pacientes. La duración del traspaso de la información se mantuvo sin cambios, y transferencias verbales produjeron más a menudo en lugares privados / tranquilos.
JAMA, 04/12/2013 "Rates of Medical Errors and Preventable Adverse Events Among Hospitalized Children Following Implementation of a Resident Handoff Bundle"
Importancia: La falta de la transferencia de la información es la principal causa de los errores médicos. Se carece de información des estudios que evalúan los programas de mejora integral de la transferencia. Objetivo: Determinar si la introducción de un programa de transferencia de múltiples facetas se asocia con tasas reducidas de los errores médicos y eventos adversos prevenibles, un menor número de omisiones de datos clave en transferencias escritas, mejora de las transferencias verbales, y cambios en el flujo de trabajo del residente médico. Diseño , lugar y participantes: Estudio de intervención prospectivo con 1.255 ingresos de pacientes (642 antes y 613 después de la intervención) que implicó a 84 médicos residentes (42 antes y 42 después de la intervención) entre julio y septiembre de 2009, y noviembre de 2009 y enero de 2010 en 2 unidades de hospitalización en el Hospital de Niños de Boston. Intervenciones: El residente hizo el traspaso de información, que consistía en una comunicación estandarizada y un entrenamiento en la transferencia, una regla mnemotécnica verbal, y una nueva estructura del equipo de transferencia. En una unidad, se introdujo una herramienta de transferencia informatizada vinculada a la historia clínica electrónica. Principales resultados y Medidas: Las medidas de resultado primarias fueron las tasas de errores médicos y eventos adversos prevenibles medidos por la vigilancia sistemática diaria. Los resultados secundarios fueron las omisiones en el documento de traspaso impreso y la actividad de movimiento-tiempo del residente. Resultados: Los errores médicos se redujeron de 33,8 por cada 100 admisiones (IC 95%, 27,3-40,3) a 18,3 por cada 100 admisiones (IC 95%, 14,7-21,9 , p < 0,001) y los eventos adversos prevenibles disminuyeron de 3,3 por cada 100 admisiones (95% IC, IC 1.7 a 4.8) a 1,5 (95%, 0,51 a 2,4) por cada 100 ingresos (P = 0,04) después de la intervención. Hubo menos omisiones en los elementos clave del a traspaso de documentos impresos, especialmente en la unidad que recibe la herramienta de transferencia computarizada (reducciones significativas de las omisiones en 11 de 14 categorías con herramienta informática; reducciones significativas en 2 de 14 categorías sin herramienta informática). Los médicos pasaron un mayor porcentaje de su tiempo de un período de 24 horas en la cama del paciente después de la intervención (8,3%, IC del 95%: 7,1% -9,8%) frente al 10,6% (IC 95%, 9,2% -12,2%, p = 0. 03). No varió la duración media de los traspasos verbales por paciente. Fue más frecuente que las transferencias verbales tuvieran lugar en una zona tranquila (33,3%, IC 95%, 14,5% -52,2% vs 67.9%, IC 95%, 50,6% -85,2%, p = 0,03) y en ubicación privada (50,0%; IC del 95%, 30% -70% vs 85.7%, IC 95%, 72,8% -98,7%, p = 0.007) después de la intervención. Conclusiones y relevancia: La implementación de un programa de transferencia se asoció con una reducción significativa de los errores médicos y eventos adversos prevenibles entre los niños hospitalizados. Se produjeron mejoras en los procesos de traspaso de información verbal y escrita, y no varió de forma adversa el flujo de trabajo del residente.

Fecha publicación  
17-03-2013




Aumento del riesgo de cardiopatía isquémica  tras la radioterapia como parte del tratamiento para el cáncer de mama -> La radioterapia es beneficiosa como parte del tratamiento para el cáncer de mama, aunque produce un aumento en el riesgo de cardiopatía isquémica posterior. El aumento del riesgo es mayor en los primeros 5 años de la radioterapia, pero persiste durante al menos dos décadas.
N Engl J Med, 14/03/2013 "Risk of Ischemic Heart Disease in Women after Radiotherapy for Breast Cancer".
La radioterapia para el cáncer de mama a menudo implica una cierta exposición incidental del corazón a la radiación ionizante. Es incierto el efecto de esta exposición en el posterior riesgo de enfermedad cardiaca isquémica. Métodos: Se realizó un estudio poblacional de casos y controles de eventos coronarios mayores (es decir, infarto de miocardio, revascularización coronaria o muerte por enfermedad isquémica del corazón) en 2.168 mujeres que se sometieron a radioterapia para el cáncer de mama entre 1958 y 2001 en Suecia y Dinamarca. El estudio incluyó 963 mujeres con eventos coronarios mayores y 1.205 controles. Se obtuvo la información de cada paciente individual mediante los registros hospitalarios. Se estimó las dosis de radiación promedio para cada mujer para todo el corazón y para la arteria coronaria izquierda descendente anterior a partir de la tabla de radioterapia. Resultados: El promedio general de las dosis medias de todo el corazón fue de 4,9 Gy (rango: 0,03 a 27,72). Las tasas de eventos coronarios mayores aumentaron linealmente con la dosis media para el corazón en un 7,4% al gris (95% intervalo de confianza, 2,9 a 14,5; P <0,001), sin umbral aparente. El aumento comenzó en los primeros 5 años después de la radioterapia y continuó en la tercera década después de la radioterapia. El aumento proporcional en la tasa de eventos coronarios fue similar en mujeres con y sin factores de riesgo cardíaco en el momento de la radioterapia. Los autores concluyen que  la exposición del corazón a la radiación ionizante durante la radioterapia para el cáncer de mama aumenta la tasa posterior de la enfermedad isquémica del corazón. El aumento es proporcional a la dosis media para el corazón, comienza en unos pocos años después de la exposición, y se prolonga durante al menos 20 años. Las mujeres con factores de riesgo cardíacos preexistentes tienen mayores aumentos absolutos en el riesgo de la radioterapia que otras mujeres.

Fecha publicación  
10-03-2013




La revisión de la evidencia identifica 10 intervenciones que implementadas en el hospital son capaces de mejorar la seguridad del paciente.
Annals Intern Med, 05/03/2013 "The Top Patient Safety Strategies That Can Be Encouraged for Adoption Now".
Este resumen de la evidencia actual recomienda la implementación en el hospital general de 10 medidas con beneficios comprobados para la seguridad del paciente. Además, ofrece 12 intervenciones adicionales que deben tenerse en cuenta, aunque el peso de la evidencia no es tan fuerte.

Fecha publicación  
02-03-2013




Los errores diagnósticos más frecuentes de atención primaria -> Implican a diagnósticos comunes y se relacionan con alteraciones del encuentro clínico médico-paciente. Los más comunes se observan en la recogida y síntesis de la información relacionada con la historia clínica, el examen físico, las pruebas de diagnóstico y falta de revisión de la documentación.
JAMA Intern Med, 25/02/2013 "Types and Origins of Diagnostic Errors in Primary Care Settings".
Los errores de importancia diagnóstica son un aspecto poco estudiado de la seguridad del paciente ambulatorio. El objetivo de este estudio es determinar los tipos de enfermedades perdidas y los procesos de diagnósticos involucrados en casos confirmados de errores de diagnóstico en atención primaria, y determinar si las revisiones de registros podrían arrojar luz sobre los posibles factores que contribuyen a recomendar futuras intervenciones. Diseño: Se revisaron los registros médicos de los errores diagnósticos detectados en dos lugares a través de las historias electrónicas basadas en factores desencadenantes. Los desencadenantes se basaron en los patrones de visitas de los pacientes que regresaron después de una primera visita índice de atención. Se desarrolló en un gran centro urbano de Veterans Affairs integrado y en un gran sistema privado de salud. Participantes: Nuestro estudio se centró en 190 instancias únicas de errores diagnósticos detectados en las consultas de atención primaria, entre el 1 de octubre de 2006, y el 30 de septiembre de 2007. Principales medidas de resultado: A través de revisiones de historias clínicas, se recogieron los datos en la presentación de los síntomas en la visita índice, tipos de diagnósticos fallidos, errores de proceso, posibles factores contribuyentes, y el daño potencial por errores. Resultados: De un total de 190 casos, se perdieron 68 diagnósticos únicos. La mayor parte de los diagnósticos perdidos fueron por condiciones comunes en la atención primaria, siendo los más comunes la neumonía (6,7%), insuficiencia cardíaca congestiva descompensada (5,7%), insuficiencia renal aguda (5,3%), cáncer (primario) (5,3%) e infección del tracto urinario o pielonefritis ( 4,8%). El proceso de errores más frecuentemente implicado fueron el encuentro clínico médico-paciente (78,9%), pero también se relacionaban con las derivaciones (19,5%), factores relacionados con los pacientes (16,3%), seguimiento y rastreo de información de diagnóstico (14,7%) y el desempeño y la interpretación de pruebas de diagnóstico (13,7%). En el 43,7% de los casos se implicaban más de uno de estos procesos. Los alteraciones en los encuentros medico-paciente fueron principalmente relacionadss con problemas de la historia clínica (56,3%), el examen (47,4%), y / o la petición de pruebas de estudio para el diagnóstico (57,4%). La mayoría de los errores se asociaron con potenciales lesiones moderadas a severas. Los autores concluyen que los errores diagnósticos identificados en nuestro estudio incluyeron una gran variedad de enfermedades comunes y tenían un gran potencial para el daño. La mayoría de los errores se relacionaron con las alteraciones del proceso de encuentro clínico médico-paciente. Las intervenciones preventivas deben dirigirse a factores comunes que contribuyen al diagnóstico, especialmente aquellos que involucran la recolección de datos y su síntesis en el encuentro médico-paciente.

Fecha publicación  
30-08-2012




Un programa de seguridad basada en las propuestas de los miembros del equipo quirúrgico multidisciplinar se asocia con una reducción de las infecciones quirúrgicas en los pacientes sometidos a cirugía colorrectal. Las intervenciones incluyeron el lavado con clorhexidina la noche antes de la cirugía, la eliminación selectiva de la preparación mecánica del intestino, el calentamiento preoperatorio del paciente y la especial observación de los tiempos en la profilaxis antibiótica.
(Fecha publicación: 30-08-2012)
J Am Coll Surg, 08/2012, "Implementation of a Surgical Comprehensive Unit-Based Safety Program to Reduce Surgical Site Infections".
Las infecciones quirúrgicas (IQ) son un problema frecuente y costoso, que prolongan las hospitalizaciones y aumentan los reingresos. La adhesión a las bien conocidas medidas de control de la infección no se ha asociado con reducciones sustanciales en IQ. Hasta la fecha, la carga mundial de IQ prevenible sigue siendo causa de daño al paciente y el aumento de los costes de atención de salud a gran escala. Se ha diseñado un estudio para evaluar la asociación entre la aplicación de un amplio programa de seguridad quirúrgica en base a Unidad Quirúrgica con Programa de Seguridad Integral (UQPSI) y las tasas de IQ postoperatoria. Un año antes y después de la intervención de la UQPSI fueron recogidas las tasas de IQ a través del módulo piloto de alto riesgo de la American College of Surgeons National Surgical Quality Improvement Program (julio 2009 a julio 2011).  El grupo multidisciplinario de la UQPSI que estuvieron directamente involucrados en el cuidado de los pacientes de cirugía colorrectal se reunió mensualmente (cirujanos, enfermeras, técnicos de quirófano y anestesiólogos). En los 12 meses previos a la implantación de la UQPSI, la tasa media de IQ de las intervenciones fue del 27,3% (76 de 278 pacientes). Tras su inicio, la tasa fue del 18,2% (59 de 324 pacientes) durante los 12 meses siguientes, con una reducción del 33,3% (IC del 95%, 9-58%, p <0,05). Las intervenciones incluyeron la estandarización de la preparación de la piel, la administración duchas preoperatorias de clorhexidina, la eliminación selectiva de la preparación mecánica del intestino, el calentamiento de los pacientes en el área de preanestesia, la adopción de mejores técnicas de esterilización para la piel y cierre de la fascia, y la especial observación de los tiempos en la profilaxis antibiótica. No se observaron diferencias en el cumplimento de la programación quirúrgica durante el tiempo de estudio. Los autores concluyen que la formación de pequeños grupos de proveedores asistenciales de primera línea para mejorar la aplicación de sus conocimientos y la evidencia existente puede mejorar la seguridad del paciente. Se demuestra una intervención mediante UQPSI puede disminuir notablemente las IQ en una población de alto riesgo.

Fecha publicación  
17-06-2012




Entre 1996 y 2010 ha habido un gran aumento en la tasa de estudios de diagnóstico avanzado por la imagen en los sistemas integrados de atención de la salud de EEU, así como de la exposición a la radiación asociada. Los resultados pueden ser más o menos extrapolables a nuestro medio.
JAMA, 13/06/2012, “Use of Diagnostic Imaging Studies and Associated Radiation Exposure for Patients Enrolled in Large Integrated Health Care Systems, 1996-2010".
El diagnóstico por imagen se ha incrementado significativamente en los últimos años. Estudio mediante análisis retrospectivo de los registros electrónicos de pacientes de 6 grandes sistemas integrados de salud de diferentes regiones de los Estados Unidos, para estimar las tendencias en la utilización de imágenes y exposición a la radiación asociada. Se incluyeron  entre 1 y 2 millones de pacientes cada año desde 1996 hasta 2010, que se sometieron a un total de 30,9 millones de exámenes de imágenes (25,8 millones de personas-año), lo que representa 1,18 pruebas/persona y año (IC del 95%, 01.17 a 01.19), de las cuales el 35% eran de diagnóstico avanzado por imagen (tomografía computarizada [TC], resonancia magnética [RM], medicina nuclear y ultrasonidos). El uso del diagnóstico avanzado por imagen aumentó entre 1996 y 2010; concretamente la TC aumentó de 52 por cada 1.000 afiliados en 1996 a 149‰ en 2010, el 7,8% anual (IC del 95%, 5,8% -9,8%). El uso de la RM aumentó de 17 a 65‰ afiliados, el 10% anual (95% IC, 3,3% -16,5%). El ultrasonido aumentó 134 a 230‰ afiliados, un 3,9% anual (95% IC, 3,0% -4,9%). Aunque el uso de la medicina nuclear disminuyó de 32 a 21‰ afiliados, un 3% anual (95% IC, 7,7% de disminución a 1,3% de incremento), las tasas de PET aumentaron después de 2004, desde 0,24 hasta 3,6‰ afiliados, el 57% anual. El mayor uso de la TC entre 1996 y 2010 dio lugar a exposición a la radiación mayor para los afiliados, con el doble de la media per cápita por dosis efectiva (1,2 frente a 2,3 mSv mSv), y a un aumento en la proporción de afiliados que recibieron dosis altas de radiación anual (> 20-50 mSv) ( 1,2% vs 2,5%) y muy altas (> 50 mSv) (0,6% vs 1,4%). En 2010, el 6,8% de los afiliados que se sometieron a imagen recibieron una alta radiación (> 20-50 mSv) y el 3,9% recibió la exposición anual muy alta (> 50 mSv). Los autores concluyen que entre 1.996 y 2.010, dentro de los sistemas integrados de atención de la salud, hubo un gran aumento en la tasa de imágenes de diagnóstico avanzado y de la exposición a la radiación asociada.

Fecha publicación  
23-01-2012




Los antiinflamatorios se asocian a un incremento signficativo del riesgo cardiovascular. El naproxeno parece ser la mejor opción.
BMJ, 11/01/2011, “Cardiovascular safety of non-steroidal anti-inflammatory drugs: network meta-analysis”.
Meta-análisis de 31 ensayos clínicos incluyendo más de 110.000 pacientes para comparar un antiinflamatorio (AINE)con otro o placebo para comrpobar su efecto sobre distintas variables cardiovasculares como infarto de miocardio, ictus, mortalidad cardiovascular y mortalidad total. Se observó que los AINE evaluados, incluidos los coxib, se relacionan con un incremento importante y significativo del riesgo de sufrir episodios cardiovasculares mauores, mortales o no mortales. El naproxeno parece más seguro, pero no está exento de riesgo. Por tanto, es necesario tener muy presente el riesgo cardiovascular individual al tomar un AINE