Información por contenidos

Enfermedades Reumáticas y de la Piel

Información sobre enfermedades reumáticas y de la piel, y sobre lesiones deportivas.
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Enfermedades Reumáticas y de la Piel
Fecha actualización

30-03-2014

Información de interés

National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin (NIAMS), EEUU

http://www.niams.nih.gov/Portal_En_Espanol/Informacion_de_Salud/

Sociedad Española de Reumatología

Orthoinfo, American Academy of Orthopaedic Surgeons

Sociedad Española de Reumatología Pediátrica

Academia Española de Dermatología y Venereología

Actitud lesiones deportivas
http://www.niams.nih.gov/Portal_en_espanol/Lesiones_deportivas/default.asp

Lesiones deportivas frecuentes
http://www.euskalnet.net/lmpipaon/lesiones/lesiones/lesiones.htm

Ejercicios para el paciente con dolor, Change Pain

Liga Reumatológica Española

Portal de artroscopia, vídeos de distintos tipos de intervenciones


Información en Inglés - Information in English

National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin (NIAMS), EEUU (English)
http://www.niams.nih.gov/Health_Info/default.asp


Artículos de Revistas
Fecha publicación   
30-03-2014




Revisión del dolor lumbar a nivel mundial-> El dolor lumbar provoca más discapacidad mundial que cualquier otra condición.  El dolor lumbar derivado de las exposiciones ergonómicas y ocupacionales es una causa importante de discapacidad, en particular en el sector agrícola y en los países en desarrollo.
Ann Rheum Dis, 24/03/2014 "The global burden of low back pain: estimates from the Global Burden of Disease 2010 study"
Objetivo: Estimar la carga mundial de la lumbalgia (LBP). Métodos: La LBP se define como dolor en el área de la cara posterior del cuerpo desde el margen inferior de la duodécima costilla al pliegue glutaeal inferior con o sin dolor referido en uno o ambos miembros inferiores que dura por lo menos un día. Las revisiones sistemáticas se realizaron sobre la prevalencia, incidencia, remisión, duración y el riesgo de mortalidad de la LBP. Se identificaron cuatro niveles de gravedad para el dolor lumbar con o sin dolor en las piernas, cada uno con sus propias ponderaciones de la discapacidad. Las ponderaciones de la discapacidad se aplicaron a los valores de prevalencia para derivar la incapacidad general de LBP expresado en años vividos con discapacidad (AVD). Si no hubiera mortalidad por la LBP, los AVD se ajustaron por años de vida ajustados por discapacidad (AVAD). Resultados: De las 291 condiciones estudiadas en el Global Burden of Disease Study 2010, la LBP ocupó el primer lugar en términos de discapacidad (APD), y el sexto en términos de carga general (AVAD). La media de prevalencia mundial del dolor lumbar fue del 9,4% (IC 95% 9,0-9,8). Los AVAD aumentaron de 58,2 millones (M) ( 95% CI 39.9M a 78.1M) en 1990 a 83.0M (95% CI 56.6M a 111.9M) en 2010 La prevalencia y la carga aumenta con la edad. Conclusiones: La LBP es la causa de discapacidad global mayor que cualquier otra condición. Con el envejecimiento de la población, hay una urgente necesidad de una mayor investigación para comprender mejor la LBP en distintos entornos.

Fecha publicación   
23-03-2014 (B)




Utilidad del tratamiento mediante ultrasonidos en el dolor lumbar crónico-> No hay evidencia de calidad que demuestre la utilidad de los ultrasonidos para mejorar el dolor o la calidad de vida en pacientes con dolor lumbar crónico inespecífico. Hay alguna evidencia de que el tratamiento mediante ultrasonidos tiene un pequeño efecto en la mejora de la función lumbar en el corto plazo, pero este beneficio es poco probable que sea clínicamente importante.
Rev Cochram, 14/03/2014 "Therapeutic ultrasound for chronic low-back pain" 
Antecedentes: El dolor lumbar no específico crónico ( LBP ) se ha convertido en una de las principales causas de discapacidad en la población adulta de todo el mundo. El ultrasonido terapéutico es frecuentemente utilizado por los fisioterapeutas para el tratamiento del dolor lumbar y es uno de los agentes de electro - físicos más utilizados en la práctica clínica. Objetivos: El objetivo de esta revisión es determinar la efectividad del ultrasonido terapéutico en el tratamiento del dolor lumbar crónico inespecífico. Estrategia de búsqueda: Se realizaron búsquedas electrónicas utilizando CENTRAL, MEDLINE, EMBASE, PEDro y bases de datos PsycLIT en octubre de 2013. Fueron revisadas las listas de referencias de los estudios elegibles y las revisiones sistemáticas relevantes, y también se llevó a cabo la citación búsquedas hacia adelante. Criterios de selección: Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios sobre el ultrasonido terapéutico para el dolor lumbar crónico inespecífico. Recopilación y análisis de datos: Dos revisores evaluaron de forma independiente el riesgo de sesgo de cada ensayo y extrajeron los datos. Cuando existía suficiente homogeneidad clínica y estadística, se realizó un meta -análisis. La calidad de la evidencia para cada comparación se determinó utilizando el sistema GRADE. Resultados principales: Se incluyeron siete ensayos controlados aleatorios pequeños con un total de 362 participantes con dolor lumbar crónico. Dos de los estudios tenían un bajo riesgo de sesgo, reuniendo seis o más de los 12 criterios utilizados para evaluar el riesgo de sesgo. Se realizaron todos los estudios en centros de atención secundaria y la mayoría aplicaban ultrasonido terapéutico, ejerciendo la terapia, en varias intensidades de 6 a 18 sesiones de tratamiento. Hubo pruebas de calidad moderada de que el ultrasonido terapéutico mejora la función de respaldo específico (diferencia de medias estandarizada (DME) [IC 95%] -0,45 [ -0,84 a -0,05]) en comparación con el placebo en el corto plazo. Hubo pruebas de baja calidad que el ultrasonido terapéutico no es mejor que el placebo para la mejoría del dolor a corto plazo (diferencia de medias (DM) [IC 95%] -7,12 [ -17,99 a 3,75]; escala a 100 del punto cero). Hubo pruebas de baja calidad que el ultrasonido terapéutico más ejercicio no es mejor que el ejercicio solo para la mejora del dolor a corto plazo (MD [IC 95%] -2,16 [ -4,66 a 0,34 ]; escala de cero a 50 puntos), o la incapacidad funcional (MD [ IC del 95% ] -0,41 [ -3,14 a 2,32 ] ; por ciento). Los estudios que comparan el ultrasonido terapéutico versus placebo o versus ejercicio solo no informaron sobre la satisfacción general con el tratamiento o la calidad de vida. Hubo pruebas de baja calidad que la manipulación espinal reduce el dolor y la incapacidad funcional más que el ultrasonido en el corto y mediano plazo. También hay evidencia de muy baja calidad, que no hay un beneficio claro sobre cualquier medida de resultado entre la estimulación eléctrica y ultrasonido terapéutico, y de los resultados en la mejora de la fonoforesis SF -36 en comparación con el ultrasonido terapéutico. Ninguno de los estudios incluidos informaron sobre eventos adversos relacionados con la aplicación del ultrasonido terapéutico. Conclusiones de los autores: No se encontró evidencia de alta calidad para apoyar el uso de los ultrasonidos para mejorar el dolor o la calidad de vida en pacientes con dolor lumbar crónico inespecífico. Existe alguna evidencia de que el ultrasonido terapéutico tiene un pequeño efecto en la mejora de la función lumbar en el corto plazo, pero este beneficio es poco probable que sea clínicamente importante. La evidencia de las comparaciones entre los otros tratamientos y ultrasonido terapéutico para el dolor lumbar crónico fue indeterminada y en general de baja calidad. Debido a que hay pocos ensayos aleatorios de alta calidad y los ensayos disponibles son muy pequeños, los futuros ensayos grandes con metodología válida es probable que tengan un impacto importante sobre nuestra confianza en la estimación del efecto y puede cambiar la estimación.
Fecha publicación   
23-03-2014 (A)




Utilidad de los tratamientos rehabilitadores después de la cirugía por hernia del disco lumbar-> Los pacientes que participaron en los programas de ejercicio entre cuatro a seis semanas después de la cirugía redijeron moderadamente el dolor y la discapacidad a corto plazo respecto de los que no fueron tratados. Los programas de ejercicio de alta intensidad parecen ser más eficaces que los de baja intensidad. Los programas de ejercicios supervisados no parecen ser más eficaces para el dolor y la incapacidad que los programas de ejercicio en casa.
Rev Cochram, 14/03/2014 "Rehabilitation after surgery for herniation of the lumbar disc" 
Se revisó la evidencia sobre los efectos de los programas de rehabilitación para el dolor, la recuperación, la función y regresar al trabajo en personas que han sido operadas de disco lumbar. Fondo: El disco 'herniado' se cree que es la causa más común de dolor en la pierna asociado con un nervio " pellizcado " o comprimido en la espalda baja. Muchos pacientes se tratan con una combinación de medidas no quirúrgicas tales como medicamentos o fisioterapia. Los pacientes con síntomas persistentes pueden someterse a una cirugía. Aunque entre el 78% y el 95% de los pacientes mejorará después de la cirugía, algunos continuarán teniendo síntomas. Se estima que entre el 3% y el 12% de los pacientes que han tenido cirugía de disco tendrá síntomas recurrentes, y la mayoría de estos pacientes será operado de nuevo. Los programas de rehabilitación, como la terapia de ejercicio por un fisioterapeuta y asesoramiento para volver a sus actividades normales como volver al trabajo, son enfoques comunes después de la cirugía. Características del estudio: En esta revisión actualizada evaluó la efectividad de diversos programas de rehabilitación para los pacientes que se sometieron a cirugía de disco lumbar por primera vez. Se incluyeron 22 ensayos controlados aleatorios con 2503 participantes, hombres y mujeres, con edades entre 18 y 65 años. La evidencia se actualizó a mayo de 2013. Por lo general, el tratamiento se inició cuatro a seis semanas después de la cirugía, pero el inicio del tratamiento varió desde dos horas hasta 12 meses después de la cirugía. Se observa una considerable variación en el contenido, la duración y la intensidad de los tratamientos (es decir, programas de ejercicios). La duración de las intervenciones varió entre dos semanas y un año; la mayoría de los programas duraron entre seis y 12 semanas. Los participantes informaron sobre la intensidad media de dolor grave (56 puntos en una escala de cero a 100, siendo 100 el peor dolor posible). La mayoría de los estudios compararon (1) ejercicio versus ningún tratamiento, (2) el ejercicio de alta intensidad en relación al ejercicio de baja intensidad , o (3) ejercicios supervisados versus ejercicios en casa, por lo general a partir cuatro a seis semanas después de la cirugía. Las comparaciones en esta revisión incluyeron (1) ejercicio versus ningún tratamiento, (2) ejercicio de alta intensidad versus ejercicio de baja intensidad y (3) ejercicio supervisado versus ejercicio en casa. Principales resultados: Los pacientes que participaron en los programas de ejercicio entre cuatro a seis semanas después de la cirugía reportaron un poco menos dolor a corto plazo y discapacidad que los que no recibieron tratamiento. Los pacientes que participaron en los programas de ejercicio de alta intensidad informaron un poco menos dolor a corto plazo y discapacidad que los que participaron en los programas de ejercicio de baja intensidad. Los pacientes en los programas de ejercicios supervisados informaron poca o ninguna diferencia en el dolor y la incapacidad en comparación con los de los programas de ejercicio en casa. Aquí era difícil sacar conclusiones firmes ante la ausencia de evidencia de alta calidad. Ninguno de los ensayos informó un aumento en la tasa de reoperación después de la cirugía lumbar por primera vez. La evidencia no muestra si todos los pacientes deben ser tratados después de la cirugía, o sólo los que todavía tienen síntomas de cuatro a seis semanas más tarde. Calidad de la evidencia: Las limitaciones en los métodos en la mitad de los ensayos sugieren que los resultados deben interpretarse con cautela. La mayoría de los tratamientos fueron evaluados en sólo un ensayo. Por lo tanto, para la mayoría de las intervenciones, sólo baja a muy baja calidad evidencia indica que no se pueden extraer conclusiones definitivas en relación con su eficacia.
Fecha publicación   
16-02-2014




Eficacia de los movimientos pasivos continuos (CPM) después de la colocación de prótesis de rodilla-> La CPM no tiene efectos clínicamente importantes sobre la flexión activa de la rodilla, el dolor, la función o la calidad de vida para justificar su uso rutinario. Puede reducir el riesgo de manipulación bajo anestesia y el riesgo de desarrollar efectos adversos, aunque la calidad de la evidencia que apoya estos hallazgos son muy bajos.
Rev Cochram, 06/02/2014 "Continuous passive motion after knee replacement surgery" 
Antecedentes: La artritis de la rodilla es un problema común que causa dolor y la discapacidad. Si es grave, la artritis de rodilla puede ser tratada quirúrgicamente con una artroplastia total de rodilla. La rehabilitación después de una artroplastia de rodilla a menudo incluye movimientos pasivos continuos (CPM). Los CPM se aplican mediante una máquina que pasivamente y repetidamente se mueve la rodilla a través de un rango especificado de movimiento (ROM). Se cree que la CPM aumenta la recuperación de la ROM de la rodilla y tiene otros beneficios terapéuticos. Sin embargo, no está claro si la CPM es eficaz. Objetivos: Evaluar los beneficios y daños de la CPM y los cuidados postoperatorios estándar versus atención postoperatoria similar, con o sin ejercicios adicionales de la rodilla, en la gente con la artroplastia de rodilla. Esta revisión es una actualización de una versión de la misma revisión de 2003 y 2010. Estrategia de búsqueda: Se hicieron búsquedas en las siguientes bases de datos: Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (CENTRAL) (The Cochrane Library 2012, Número 12), MEDLINE (enero de 1966 al 24 de enero de 2013), EMBASE (enero de 1980 al 24 de enero de 2013) , CINAHL (enero 1982 al 24 de enero de 2013), AMED (enero 1985 al 24 de enero de 2013) y PEDro ( al 24 de enero de 2013). Criterios de selección: Ensayos controlados aleatorios en los que el grupo experimental recibió CPM , y tanto los grupos experimentales y de control recibió la atención postoperatoria similar y la terapia después de una artroplastia total de rodilla en las personas con artritis. Recopilación y análisis de datos: Dos autores de la revisión seleccionaron de forma independiente los ensayos para su inclusión, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo. Los resultados primarios de interés fueron ROM activos de flexión de la rodilla, dolor, calidad de vida, función, evaluación global de los participantes sobre la efectividad del tratamiento, incidencia de la manipulación bajo anestesia y los eventos adversos. Los resultados secundarios fueron ROM pasivos de flexión de la rodilla, ROM activos de extensión de la rodilla, ROM pasivos de extensión de la rodilla, el tiempo de la estancia hospitalaria, la hinchazón y la fuerza del cuádriceps. Se valoraron los efectos para los datos continuos como diferencias de medias o diferencias de medias estandarizadas (DME), y los efectos para los datos dicotómicos como riesgos; todos con intervalos de confianza del 95% (IC). Si fue apropiado, se realizó un metanálisis con modelos de efectos aleatorios.
Resultados principales: Se identificaron 684 documentos de las búsquedas electrónicas después de la eliminación de duplicados y se recuperaron los informes completos de 62 ensayos potencialmente elegibles. Veinticuatro ensayos controlados aleatorios con 1.445 participantes cumplieron los criterios de inclusión, cuatro de estos ensayos eran nuevos en esta actualización. Hubo pruebas de calidad moderada para indicar que la CPM no tiene importancia clínica sobre los efectos a corto plazo sobre los ROM activos de flexión de la rodilla: la flexión de la rodilla era de 78 grados en el grupo control, la RPC con ROM activa aumentó  la flexión de la rodilla en 2 grados (IC del 95%: 0 a 5) o mejora absoluta del 2% (IC del 95% 0% a 4%). Los efectos a medio y largo plazo fueron similares, aunque la calidad de la evidencia es menor. Hubo pruebas de baja calidad para indicar que la CPM no tiene importancia clínica efectos a corto plazo sobre el dolor: el dolor fue 3 puntos en el grupo control, la CPM redujo el dolor en 0,4 puntos en una escala de 10 puntos (95% IC -0,8 a 0.1) o la reducción absoluta de -4% (IC del 95% -8% a 1 %). Hubo pruebas de calidad moderada para indicar que la CPM no tiene importancia clínica efectos a medio plazo sobre la función: La media de función en el grupo de control fue de 56 puntos, la función en la CPM se redujo en 1,6 puntos (95% IC -6,1 a 2,0) en un 100 escala de punto o la reducción absoluta de -2% (IC del 95% al 5% a 2%). La CPM fue de -0,1 desviaciones estándar (SD) (95% IC -0,3 a 0,1). Hubo pruebas de calidad moderada para indicar que la RPC no tiene importancia clínica efectos a medio plazo sobre la calidad de vida: la calidad media de vida fue de 40 puntos en el grupo de control, y la calidad de vida con la CPM mejor por 1 punto en una escala de 100 puntos (IC del 95%: -3 a 4) o la mejora absoluta de 1% (IC del 95% -3% a 4%). Había evidencia de muy baja calidad para indicar que la CPM reduce el riesgo de manipulación bajo anestesia; riesgo de manipulación en el grupo de control fue de 7,2%, el riesgo de manipulación en el grupo experimental fue 1.6%, de la CPM disminuyó el riesgo de manipulación por 25 menos manipulaciones por 1000 (IC del 95%: 9 a 64) o de reducción de riesgo absoluto de -4% (IC del 95% y el 8% a 0%). La razón de riesgo fue de 0,3 (IC del 95%: 0,1 a 0,9). Hubo pruebas de baja calidad para indicar que CPM reduce el riesgo de eventos adversos , el riesgo de eventos adversos en el grupo de control fue del 16,3%, el riesgo de eventos adversos en el grupo experimental fue 17,9%, la CPM disminuyó el riesgo de eventos adversos por 150 menos eventos adversos por cada 1000 (IC del 95%: 103-216) o de reducción de riesgo absoluto de -1% (IC del 95% al 5% a 3%). La razón de riesgo fue de 0,9 (IC del 95%: 0,6 a 1,3). Las estimaciones de riesgo de manipulación y los eventos adversos son muy imprecisas y las estimaciones para el riesgo de eventos adversos no distingue entre un aumento clínicamente importante y disminución del riesgo. No hubo pruebas suficientes para determinar el efecto de la CPM en la evaluación global de los participantes sobre la efectividad del tratamiento. Conclusiones de los autores: La CPM no tiene efectos clínicamente importantes sobre la flexión activa de la rodilla ROM, el dolor, la función o la calidad de vida para justificar su uso rutinario. Puede reducir el riesgo de manipulación bajo anestesia y el riesgo de desarrollar efectos adversos, aunque la calidad de la evidencia que apoya estos hallazgos son muy bajos y baja, respectivamente. Los efectos de la CPM sobre otros resultados no son claros.
Fecha publicación   
26-01-2014




Evolución de la gota en la últimas décadas-> La incidencia de la gota ha ido aumentando considerablemente en las últimas décadas en el RU. La subutilización del tratamiento, por lo general mediante alopurinol, no ha cambiado entre 1997 y 2012. La adhesión del paciente ha mejorado durante el período de estudio, pero sigue siendo escasa.
Ann Rheum Dis, 15/01/2014 "Rising burden of gout in the UK but continuing suboptimal management: a nationwide population study"
Objetivos: Describir las tendencias de la epidemiología de la gota y las pautas de tratamiento para reducir el urato (ULT) en la población general del Reino Unido desde 1997 hasta 2012. Métodos: Se utilizó la Clinical Practice Research Datalink  de datos para estimar la prevalencia y la incidencia de la gota para cada año entre 1997-2012. También se investigó el patrón de la gestión de la gota para los pacientes de gota tanto prevalentes como incidentes. Resultados: En 2012, la prevalencia de la gota fue 2,49% (IC del 95%: 2,48 % a 2,51%) y la incidencia fue de 1,77 (IC del 95%: 1,73 a 1,81) por 1000 personas- año. La prevalencia e incidencia tanto fueron significativamente más altas en 2012 que en 1997, con un incremento del 63,9% en la prevalencia y aumento de 29,6% en la incidencia durante este período. Las regiones con más alta prevalencia e incidencia fueron el noreste y Gales. Entre los pacientes de gota prevalecientes en 2012, sólo el 48,48% (IC del 95%: 48,08 % a 48,89 %) estaban siendo consultados específicamente para la gota o tratados para el ULT y de éstos el 37,63% (IC 95% 37,28 % a 38,99 %) recibieron ULT. Además, sólo el 18,6% (IC del 95%: 17,6 % a 19,6%) de los pacientes con gota incidente recibieron ULT en los 6 meses y el 27,3% (IC del 95%: 26,1% a 28,5%) dentro de los 12 meses del diagnóstico. El manejo de los pacientes de gota prevalentes e incidentes se mantuvo esencialmente el mismo durante el periodo de estudio, aunque el porcentaje de pacientes adherentes mejoró del 28,28% (IC del 95%: 27,33% a 29,26%) en 1997 a 39,66% (IC del 95%: 39,11% a 40,22% ) en 2012. Conclusiones: En los últimos años, tanto en la prevalencia como la incidencia de la gota se han incrementado de manera significativa en el Reino Unido. La subutilización de ULT no ha cambiado entre 1997 y 2012. La adhesión del paciente ha mejorado durante el período de estudio, pero sigue siendo pobre.
Fecha publicación   
19-01-2014 (B)




Utilidad de los programas de educación para el autocontrol en personas con artrosis-> Es muy poco probable que los programas de educación para el autocontrol en personas con osteoartritis mejoren el dolor, la funcionalidad y los síntomas respecto de la atención habitual.
Rev Cochram, 15/01/2014 "Self-management education programmes for osteoarthritis" 
Conclusiones de los autores: Una baja a moderada calidad de la evidencia indica que los programas de educación para el autocontrol en personas con osteoatritis obtienen como resultado no escasos beneficios, aunque es poco probable que causen daño. En comparación con la atención control, estos programas probablemente no mejoran las habilidades de autocontrol, dolor, los síntomas de la osteoartritis, la función o la calidad de vida, y tienen efectos desconocidos sobre la participación positiva y activa en la vida. En  comparación con la atención habitual, podrían mejorar ligeramente las habilidades de autocontrol, el dolor, la función y los síntomas, aunque estos beneficios son de importancia clínica improbable. Otros estudios que investiguen los efectos de los programas de educación en autocuidado, similares a los ensayos de esta revisión, es improbable que cambien sustancialmente nuestras conclusiones, ya que los factores de confusión entre los estudios probablemente habrían favorecido al autocontrol. Sin embargo, pueden estar justificados ensayos que evalúan otros modelos de ejecución de los programas de educación para el autocontrol. Estos deben describir adecuadamente la intervención que ofrecen y considerar el marco PROGRESS -Plus ampliado y la alfabetización de la salud, para explorar temas de la equidad en salud para los beneficiarios.
Fecha publicación   
19-01-2014 (A)




Duración de las prótesis totales de cadera cementadas y no cementadas-> La supervivencia de las prótesis de reemplazo total de cadera cementadas es mayor que el de las prótesis no cementadas en pacientes de 65 años o mayores. El incremento en el uso de los implantes no cementados en este grupo de edad no es compatible con estos datos.
BMJ, 13/01/2014 "Failure rate of cemented and uncemented total hip replacements: register study of combined Nordic database of four nations"
Objetivo: Evaluar la tasa de fracaso de las prótesis total de cadera cementadas, no cementadas, híbridas e híbridas rev. en pacientes mayores de 55 años o más. Diseño: Estudio de registro. Configuración: Base de datos Nordic Arthroplasty Register Association (datos combinados de Suecia, Noruega, Dinamarca y Finlandia). Participantes: 347 899 reemplazos totales de cadera realizados durante 1995-2011. Principales medidas de resultado: La probabilidad de supervivencia de los implantes (análisis de Kaplan- Meier), junto con la supervivencia del implante con revisión por cualquier razón como criterio de valoración (Cox de regresión múltiple), ajustado por edad, sexo y diagnóstico en los grupos de edad 55-64, 65-74, y 75 años de edad o más. Resultados: La proporción de los reemplazos totales de cadera con implantes no cementados aumentaron rápidamente hacia el final del período de estudio. La supervivencia a los 10 años de las prótesis cementadas en pacientes de 65 a74 y 75 años o más (93,8%, IC 95% 93,6% a 94,0% y 95,9%, 95,8% a 96,1%, respectivamente) fue mayor que la de las no cementadas (92,9%, 92.3% a 93.4% y 93.0%, 91.8% a 94.0%), híbridos (91,6%, 90,9% a 92,2% y 93,9%, 93,1% a 94,5%), y prótesis híbridas rev. (90,7%, 87,3% a 93,2% y 93,2%, 90,7% a 95,1%). La supervivencia de las prótesis cementadas (92,2%, 91,8% y 92,5%) y no cementadas (91,8%, 91,3% y 92,2%) en pacientes de 55 a 64 años fue similar. Durante los primeros seis meses, el riesgo de revisión con implantes cementados fue menor que con cualquier otro tipo de fijación en todos los grupos de edad. Conclusión: La supervivencia de las prótesis de reemplazo total de cadera cementadas es mayor que el de las prótesis no cementadas en pacientes de 65 años o mayores. El incremento en el uso de los implantes no cementados en este grupo de edad no es compatible con estos datos. Sin embargo, debido a nuestra base de datos incluye sólo la información básica común a todos los registros nacionales existe la posibilidad de confusión residual.
Fecha publicación   
12-01-2014 (B)




Eficacia de la cirugía artroscópica para el desgarro degenerativo del menisco de rodilla-> En este ensayo, que incluyó pacientes sin artrosis de rodilla, pero con síntomas de una enfermedad degenerativa de desgarro del menisco medial, los resultados después de la meniscectomía parcial artroscópica no fueron mejores que los obtenidos después de un procedimiento quirúrgico simulado.
New Eng J Med, 26/12/2013 "Arthroscopic Partial Meniscectomy versus Sham Surgery for a Degenerative Meniscal Tear"
La meniscectomía parcial artroscópica es uno de los procedimientos ortopédicos más comunes, sin embargo, es insuficiente la evidencia rigurosa de su eficacia. Métodos: Hemos llevado a cabo un estudio multicéntrico, aleatorizado, doble ciego, controlado por simulación en 146 pacientes de 35 a 65 años de edad que tenían síntomas consistentes con un desgarro degenerativo de menisco medial de rodilla y sin osteoartritis de rodilla. Los pacientes fueron asignados al azar a meniscectomía parcial artroscópica o cirugía simulada. Las medidas de resultado primarias fueron los cambios en las puntuaciones de Lysholm y las herramientas del Western Ontario meniscal Evaluación (WOMET) (cada uno de 0 a 100, las puntuaciones más bajas indican síntomas más severos) y en dolor de rodilla después del ejercicio (valorados en una escala de 0 a 10, con 0 indicando ningún dolor) a los 12 meses después del procedimiento. Resultados: En el análisis por intención de tratar, no hubo diferencias significativas entre los grupos desde el inicio hasta los 12 meses en cualquier medida de resultado primaria. Los cambios medios (mejoras) en las medidas de resultado primarias fueron los siguientes: la puntuación de Lysholm 21,7 puntos en el grupo - meniscectomía parcial, en comparación con 23,3 puntos en el grupo de cirugía simulada (diferencia entre grupos, -1,6 puntos; intervalo de confianza del 95% [IC], -7,2 a 4,0); puntuación WOMET  24,6 y 27,1 puntos respectivamente (diferencia entre grupos, -2,5 puntos; IC del 95% , -9,2 a 4,1), y puntuación para el dolor de rodilla después del ejercicio, 3.1 y 3,3 puntos respectivamente ( diferencia entre grupos, -0,1, IC del 95%, -0,9 a 0,7). No hubo diferencias significativas entre los grupos en el número de pacientes que requirieron cirugía de rodilla posterior (dos en el grupo de meniscectomía parcial y cinco en el grupo de cirugía simulada) o acontecimientos adversos graves (uno y cero, respectivamente). Conclusiones: En este ensayo, que incluyó pacientes sin artrosis de rodilla, pero con síntomas de una enfermedad degenerativa de desgarro de menisco medial, los resultados después de la meniscectomía parcial artroscópica no fueron mejores que aquellos que después de un procedimiento quirúrgico simulado.
Fecha publicación   
12-01-2014 (A)




Efecto del preparado insaponificable de aguacate y soja en personas con artrosis de cadera-> Este estudio de 3 años controlado con placebo en pacientes con artrosis de cadera sintomática, el extracto de las fracciones insaponificables de un tercio de aguacate y dos tercios de la soja, reduce la progresión del estrechamiento del espacio articular de la cadera.
Ann Rheum Dis, 02/2014 "Randomised, controlled trial of avocado–soybean unsaponifiable (Piascledine) effect on structure modification in hip osteoarthritis: the ERADIAS study"
Objetivo: Evaluar la capacidad del insaponificable de aguacate y soja - Expanscience (IPS-E) para retardar la progresión radiográfica en la artrosis de cadera sintomática (AC). Métodos: Estudio prospectivo, aleatorizado, doble ciego, de grupos paralelos, controlado con placebo de 3 años. Los pacientes con síntomas (dolor ≥ 1 año, Índice de Lequesne entre 3 y 10) artrosis de cadera (criterios American College of Rheumatology) y un ancho mínimo del espacio articular (JSW) de la cadera de entre 1 y 4 mm en la radiografía de pelvis, fueron asignados al azar a 300 mg / día IPS-E o placebo. Se tomaron anualmente radiografías de pelvis anteroposterior de cadera (AP) de pie y proyecciones oblicuas. El resultado primario fue el cambio en el JSW a los 3 años, medida en el punto más estrecho en la proyección AP de la cadera de la pelvis o de meta (se graduó con lupa la medida manual utilizando un 0.1 mm). El conjunto de datos de análisis completo (FAS) incluyó a todos los pacientes que tuvieran tienen al menos dos radiografías sucesivas. Se realizó un análisis de covarianza modelo mixto para medidas repetidas con Missing en Random (por falta de datos) para comparar los cambios JSW a los 3 años ajustados (resultado primario) y los porcentajes de "progresores" (pérdida de JSW ≥ 0,5 mm) entre los grupos. Resultados: 399 pacientes fueron asignados al azar (345 se mantuvieron en el FAS), con una edad media de 62 (entre 35-84) años, 54% mujeres, con una media de índice de masa corporal de 27 (DE 4) kg/m2, la duración media de los síntomas fue de 4 (SD 5) años, 0 -100 normalizado índice Lequesne 30 (DE 9 ) y la escala analógica visual del dolor de 37 (SD 23) mm. La media basal de JSW fue de 2,8 (0,9) mm. No hubo diferencia significativa en la pérdida media de JSW (-0.638 mm vs -0,672 mm, p = 0,72, en los grupos de IPS-E y placebo, respectivamente ) pero hubo un 20% menos progresores en el grupo IPS-E que en el grupo placebo (40% vs 50%, respectivamente, p = 0,040). No se observaron diferencias en los resultados clínicos. La seguridad fue excelente. Conclusiones: El tratamiento durante 3 años con IPS-E reduce el porcentaje de progresores del JSW, lo que indica un posible efecto modificador de la estructura en la artrosis de cadera por confirmar, y la relevancia clínica requiere una evaluación adicional.
Fecha publicación   
08-01-2014




10 recomendaciones basadas en la evidencia para el diagnóstico y tratamiento de la gota-> Un panel multinacional de reumatólogos ha desarrollado 10 recomendaciones basadas en la evidencia para el diagnóstico y tratamiento de la gota. Una recomendación se refiere al diagnóstico de gota, dos a comorbilidades cardiovasculares y renales y seis a diferentes aspectos del manejo de la gota.
Ann Rheum Dis, 2013 "Multinational evidence-based recommendations for the diagnosis and management of gout: integrating systematic literature review and expert opinion of a broad panel of rheumatologists in the 3e initiative"
Un panel multinacional de reumatólogos ha desarrollado una serie de 10 recomendaciones basadas en la evidencia para el diagnóstico y tratamiento de la gota. Una recomendación que se refiere al diagnóstico de la gota, dos a comorbilidades cardiovasculares y renales y seis se centraron en diferentes aspectos del manejo de la gota.
Fecha publicación   
21-12-2013




Evidencia de seguridad y eficacia de los prótesis de cadera utilizadas-> Este estudio del Reino Unido revela que una proporción considerable de las prótesis disponibles para los cirujanos ortopédicos no tienen ninguna evidencia disponible de la eficacia clínica para apoyar su uso. Se destaca la necesidad de un procedimiento revisado para la introducción de nuevos dispositivos ortopédicos.
BMJ, 19/12/2013 "Primary hip replacement prostheses and their evidence base: systematic review of literature"
Objetivo: Determinar el grado en que las prótesis sin evidencia disponible para apoyar su uso, se están implantando en la artroplastia total de cadera primaria. Diseño: Revisión sistemática de la literatura. Fuentes de datos: El informe anual novena del National Joint Registry of England and Wales (NJR), se analizó para identificar las prótesis con una calificación Panel de Evaluación de Datos de Ortopedia de "sin clasificar" o "pre- registro" utilizadas en la artroplastia total de cadera primaria en 2011. Se realiizó una revisión sistemática de esas prótesis utilizando PubMed, Cochrane, Embase, Ovid, y las bases de datos de Google. Selección de estudios: Prótesis utilizadas en la artroplastia total de cadera primaria según lo publicado en el informe anual de la novena NJR. Sólo se incluyeron los estudios que incluye el nombre de la prótesis. En los resultados de la búsqueda de literatura se excluyeron si informaron estudios en animales, no traumatológica, artroplastia no total de cadera, o estudios no- dispositivo relacionados. Resultados: La revisión sistemática encontró que el 24% (57/235) de todos los implantes de reemplazo de cadera a disposición de los cirujanos en el Reino Unido no tienen evidencia de su efectividad clínica. También mostró que 10.617 (7,8%) de los 136.593 componentes utilizados en las prótesis de cadera primarias en 2011 se implantaron sin evidencia fácilmente identificable de la eficacia clínica. Estos comprendieron 157 tallos cimentados (0,5% de los 34.655 implantado), 936 (2,8% de 33.367) tallos no cementados, 1.732 (7,1% de 24.349) copas cimentadas, y 7.577 (17,1% de 44.222) copas no cementadas. Conclusiones: Este estudio muestra que una proporción considerable de las prótesis disponibles para los cirujanos ortopédicos no tienen ninguna evidencia disponible de la eficacia clínica para apoyar su uso. Existe preocupación sobre el sistema actual de reglamentación de los dispositivos, y se destaca la necesidad de un proceso revisado para la introducción de nuevos dispositivos ortopédicos.
Fecha publicación   
15-12-2013




Signos de alarma para fractura o tumor maligno en las personas con dolor de espalda-> Aunque las directrices actuales identifican varios signos de alarma  para la fractura o el cáncer en las personas con dolor de espalda, sólo un pequeño subconjunto de ellos tienen pruebas que se basan en evidencias. Estos hallazgos sugieren la necesidad de revisión de muchas pautas actuales", en la sección "Enfermedades reumáticas y de la piel.
BMJ, 11/12/2013 "Red flags to screen for malignancy and fracture in patients with low back pain: systematic review"
Objetivo: Revisar la evidencia sobre la precisión diagnóstica de los signos y síntomas de alarma para la detección de fractura o malignidad en pacientes con dolor de espalda baja a la atención primaria, secundaria o terciaria. Diseño: Revisión sistemática. Fuentes de datos: Medline, OLDMEDLINE, Embase y CINAHL desde la más temprana disponible hasta el 1 de octubre de 2013. Criterios de inclusión: Estudios diagnósticos primarios que compararon los signos de alarma para la fractura o tumor maligno a un nivel de referencia aceptable, publicados en cualquier idioma. Métodos de revisión: La evaluación de la calidad de los estudios y extracción de los datos fue realizada por tres evaluadores independientes. La precisión diagnóstica estadística y las probabilidades post-test se generaron para cada signo de alarma. Resultados: Se incluyeron 14 estudios (ocho desde la atención primaria, dos de atención secundaria, cuatro del tercer nivel de atención) que evaluaron 53 signos de alarma, sólo cinco estudios evaluaron combinaciones de signos de alarma. El agrupamiento de los datos no fue posible debido al índice de prueba de heterogeneidad. Muchos signos de alarma de las directrices actuales no proporciona prácticamente ningún cambio en la probabilidad de fractura o cáncer o tienen una precisión diagnóstica no probada. Los signos de alarma con la probabilidad posterior a la prueba más alta para la detección de fracturas fueron la edad avanzada (9%, 95% intervalo de confianza del 3% al 25%), el uso prolongado de medicamentos corticosteroides (33%, 10% y 67%), los traumatismos graves (11%, 8% a 16%) y la presencia de una contusión o abrasión (62%, 49% a 74%). La probabilidad de fractura de columna fue mayor cuando estaban presentes múltiples señales de alarma (90%, 34% a 99%). El signos de alarma con la probabilidad posterior a la prueba más alta para la detección de tumores malignos de la médula fue los antecedentes de tumor maligno (33%, 22% y 46%). Conclusiones: Si bien varios signos de alarma están respaldados en las directrices de fractura o cáncer, sólo un pequeño subconjunto de ellos tienen pruebas que se basan en evidencias. Estos hallazgos sugieren la necesidad de revisión de muchas pautas actuales.
Fecha publicación   
09-12-2013




Riesgo de enfermedad cardiovascular en las personas con artrosis-> Los pacientes con artrosis de cadera o de rodilla - entre el 10% y 12% de la población mundial - tienen en mayor riesgo de enfermedad cardiovascular. Los hombres que se han sometido a reemplazo articular sólo tienen un riesgo significativamente mayor de insuficiencia cardíaca congestiva.
Arthritis Care Res, 12/2013 "Risk of Cardiovascular Disease in Patients With Osteoarthritis: A Prospective Longitudinal Study"
Objetivo: Determinar el riesgo de enfermedad cardiovascular (ECV) entre la osteoartritis (OA) de los pacientes utilizando datos administrativos basados en la población de la Columbia Británica, Canadá. Métodos: Se analizó el historial médico de una muestra aleatoria de 600.000 personas entre 1991 y 2009. Fueron seguidos para episodios de ECV un total de 12.745 casos de OA y un máximo de 3 personas sin OA emparejados por edad, sexo y año de diagnóstico. Fueron utilizados los riesgos proporcionales de Cox y modelos de regresión de Poisson para estimar los riesgos relativos (RR) de ECV, infarto de miocardio, la cardiopatía isquémica (CI), la insuficiencia cardiaca congestiva (CHF), y el accidente cerebrovascular después de ajustar por factores sociodemográficos y médicos disponibles. Resultados: La OA fue un predictor independiente de enfermedad cardiovascular. Los RR ajustados fueron 1,15 (intervalo de confianza del 95% [IC 95 %] 01.04 a 01.27), (IC del 95%: 1,13 a 1,42) 1,26 y 1,17 (IC del 95 % 1.7 a 1.26) entre los hombres de edad avanzada, las mujeres más jóvenes, y las mujeres de más edad, respectivamente. Los análisis se estratificaron por edad y sexo debido a las interacciones estadísticamente significativas entre la OA y la edad y el sexo. Los RR entre los hombres de edad avanzada, las mujeres más jóvenes, y las mujeres de más edad fueron 1,33 (IC del 95%: 1,11 a 1,62), (IC del 95%: 1,37 a 2,01) 1,66 y 1,45 (IC del 95%: 1,22 a 1,72) para la CI, respectivamente, y 1.25 ( IC del 95% 1,02 a 1,54), CI 1,29 ( 95% 1,00 a 1,68), y 1,20 (IC del 95 % 1,03 a 1,39 ) para la CHF, respectivamente. En comparación con los individuos sin OA, los casos con OA que se sometieron a los reemplazos articulares totales tuvieron un 26% más de riesgo de ECV. Conclusión: Este estudio longitudinal prospectivo sugiere que la OA se asocia con un mayor riesgo de ECV. Los hombres mayores y mujeres adultas con artrosis tienen un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares, en particular de cardiopatía isquémica e insuficiencia cardiaca congestiva. Se necesitan más estudios para confirmar estos resultados y para dilucidar los posibles mecanismos biológicos.
Fecha publicación   
30-11-2013 (B)




Comparación de la mortalidad tras la colocación de prótesis de cadera según el tipo de prótesis-> Los pacientes con artrosis de cadera sometidos a reemplazo mediante prótesis de recubrimiento metal- metal tiene una menor mortalidad a largo plazo en comparación con los sometidos a reemplazo total de cadera cementada o no cementada. Esta diferencia se mantiene después de un amplio ajuste por factores de confusión.
BMJ, 27/11/2013 "Mortality rates at 10 years after metal-on-metal hip resurfacing compared with total hip replacement in England: retrospective cohort analysis of hospital episode statistics"
Objetivos: Comparar las tasas de mortalidad en 10 años entre los pacientes sometidos repavimentación de metal sobre metal de la cadera con el reemplazo total de cadera en Inglaterra. Diseño: Estudio de cohortes retrospectivo. Configuración: La base de datos de estadística hospitalaria de episodios vinculadas a los registros de mortalidad de la Office for National Statistics. Población: Todos los adultos que fueron sometidos a reemplazo de cadera primaria por osteoartritis entre abril de 1999 y marzo de 2012. La exposición de interés fue el tipo de prótesis: el reemplazo total de cadera cementada, reemplazo total de cadera no cementada, y de recubrimiento de cadera metal - metal. Variables de confusión como la edad, sexo, índice de comorbilidad de Charlson, ruralidad, la privación de la zona, el volumen quirúrgico y el año de la operación. Principales medidas de resultado: Mortalidad por todas las causas. Se utilizó la propensión score matching para minimizar la confusión por indicación. Los gráficos de Kaplan -Meier para estimar la probabilidad de supervivencia de hasta 10 años después de la cirugía. El modelo de regresión multinivel de Cox, estratificado en conjuntos emparejados, describió la asociación entre el tipo de prótesis y el tiempo hasta la muerte, lo que representa la variación entre los trust hospitalarios. Resultados: Fueron emparejados 7.437 pacientes sometidos a recubrimiento de cadera metal- metal a 22.311 de reemplazo total de cadera cementada; 8.101 pacientes sometidos a recubrimiento de cadera metal- metal fueron igualados a 24.303 sometidos a reemplazo total de cadera no cementada. A los 10 años las tasas de mortalidad acumulada fueron 271 (3,6%) para el recubrimiento de cadera metal- metal cadera contra 1.363 (6,1%) para el reemplazo total de cadera cementada, y 239 (3,0%) para el recubrimiento de cadera metal- metal contra 999 (4,1%) para el reemplazo total de cadera no cementada. Los pacientes sometidos a recubrimiento de cadera metal- metal tuvieron una mayor probabilidad de supervivencia (cociente de riesgo 0,51 (95% intervalo de confianza 0,45-0,59) respecto del reemplazo de cadera cementada; 0,55 (0,47 a 0,65) para el reemplazo de cadera no cementada). No hubo evidencia de una interacción con la edad o el sexo. Conclusiones: Los pacientes con artrosis de cadera sometidos a recubrimiento de cadera metal- metal redujeron la mortalidad a largo plazo en comparación con los sometidos a reemplazo total de cadera cementada o no cementada. Esta diferencia se mantuvo después de un amplio ajuste por factores de confusión disponibles en nuestros datos. Los resultados del estudio se pueden aplicar a las poblaciones coincidentes, que excluyen a los pacientes que son muy antiguos y han tenido artroplastias totales de cadera complejas. Aunque la confusión residual es posible, el tamaño del efecto observado es grande. Estos hallazgos requieren validación en cohortes externas y los ensayos clínicos aleatorios.
Fecha publicación   
30-11-2013 (A)




¿Puede el tratamiento mediante ejercicio posponer el reemplazo de la cadera en la artrosis?-> Un programa de terapia mediante ejercicio ayuda a los pacientes con osteoartritis de cadera evitar la cirugía de reemplazo total de cadera. El tiempo medio en los que no requieren cirugía articular de reemplazo de cadera es de 5,4 años para el grupo de ejercicio en comparación con 3,5 años para el grupo de educación.
Ann Rheum Dis, 19/11/2013 "Exercise therapy may postpone total hip replacement surgery in patients with hip osteoarthritis: a long-term follow-up of a randomised trial"
Antecedentes: Se recomienda el tratamiento mediante ejercicio para todos los pacientes con artrosis de cadera (AC), pero se desconoce su efecto a largo plazo sobre la necesidad para el reemplazo total de cadera (RTC). Métodos: Se realizó un ensayo aleatorio con seguimiento a largo plazo para investigar la eficacia del tratamiento con ejercicios y educación del paciente en comparación con sólo la educación del paciente sobre la el retraso acumulado hasta 6 años para la intervención mediante RTC en 109 pacientes con AC sintomática y radiográfica. La medida de resultado primaria del ensayo, el dolor autoinformado a los 16 meses de seguimiento. Resultados: No hubo diferencias entre los grupos al inicio del estudio. La tasa de respuesta durante el seguimiento fue del 94 %. 22 pacientes en el grupo que recibieron tanto el tratamiento con ejercicios como la educación de los pacientes y 31 pacientes en el grupo que recibió educación sola fueron sometidos a RTC durante el período de seguimiento, dando una supervivencia acumulada a los 6 años de la cadera nativa del 41 % y 25 %, respectivamente ( p = 0,034 ). La HR para la supervivencia de la cadera nativa fue del 0,56 (IC: 0,32 a 0,96) para el grupo de tratamiento con ejercicios en comparación con el grupo control. El tiempo medio para la RTC fue de 5,4 y 3,5 años, respectivamente. El grupo de terapia de ejercicio tenía una mejor función de la cadera según el auto-reporte antes de la RTC o al final del estudio, pero no se encontraron diferencias significativas para el dolor y la rigidez. Conclusiones: Nuestros hallazgos  sugieren que la terapia mediante ejercicioos, además de la educación del paciente, puede reducir la necesidad de RTC en un 44 % en pacientes con AC de cadera. 
Fecha publicación   
17-11-2013




Los pacientes con fibromialgia presentan respuestas cerebrales alteradas en la anticipación del dolor y del alivio-> La fibromialgia se caracteriza por aumento de la sensibilidad al dolor, muy probablemente debido a procesamiento central anormal de los estímulos dolorosos.
Arthritis Rheum, 11/2013 "Disrupted brain circuitry for pain-related reward/punishment in fibromyalgia"
Objetivo: Mientras que los pacientes que sufren de fibromialgia (FM) se sabe que presentan hiperalgesia, los mecanismos centrales que contribuyen a este procesamiento del dolor alterado no se entienden completamente. En este estudio investigamos la desregulación potencial de los circuitos neurales que subyacen a los aspectos hedónicos de la experiencia subjetiva del dolor tales como anticipación del dolor y de alivio del dolor. Métodos: FMRI se realizó en 31 pacientes con FM y 14 controles, los pacientes recibieron estímulos de dolor del manguito de presión en su pierna, calibrada para obtener una calificación del dolor de ~ 50 /100. Durante la exploración, los sujetos también recibieron señales visuales para informarles de la inminente aparición del dolor (anticipación del dolor) y la compensación del dolor (expectativa de alivio). Resultados: Los pacientes mostraron activaciones menos robustas, tanto durante la anticipación del dolor como de la anticipación de alivio dentro de las regiones que comúnmente se cree que están involucradas en los procesos sensoriales, afectivos, cognitivos y modulación del dolor. En los controles sanos, las búsquedas directas y análisis de la región de interés en el área tegmental ventral (VTA), revelaron un patrón de actividad compatible con la codificación de la pena: activación durante la anticipación del dolor y la estimulación del dolor, así como la desactivación durante la anticipación de alivio. En los pacientes con FM, sin embargo, la actividad VTA durante el dolor y la anticipación los periódos (tanto del dolor como del alivio) fueron drásticamente reducidos o suprimidos. Conclusión: Los pacientes con FM presentan respuestas cerebrales alteradas de recompensa / castigo. El VTA es una fuente de recompensa ligado a la neurotransmisión dopaminérgica / GABAérgica en el cerebro y nuestras observaciones son compatibles con los informes de alteración de la neurotransmisión dopaminérgica / GABAérgica en la FM. La reducción de la señalización de recompensa / castigo en la FM pueden estar relacionados con el procesamiento central que aumentada del dolor y la reducción de la eficacia de los tratamientos de opioides en estos pacientes.
Fecha publicación   
08-11-2013 (B)




¿Son más útiles los tratamientos antiinflamatorios (AINEs) orales que los tópicos en la artrosis de manos y rodillas?-> Esta revisión apoya la recomendación de los AINEs tópicos como tratamiento de primera línea frente a los orales para la artrosis de manos y rodillas dada su eficacia equivalente y un mejor perfil de seguridad.
Evid Based Med, 10/2013 "Systematic review with meta-analysis. Topical NSAIDS provide effective pain relief for patients with hand or knee osteoarthritis with similar efficacy, and fewer side effects, than oral NSAIDS"
Los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) tópicos están fácilmente disponibles en las farmacias y supermercados en todo el mundo y se utilizan comúnmente en el tratamiento de un gran número de problemas y condiciones dolorosas  Su eficacia a largo plazo, en particular, en relación con las condiciones dolorosas crónicas, como la osteoartritis, no se ha establecido completamente. Métodos: Derry y sus Colegas han llevado a cabo una revisión exhaustiva e integral del problema, incluyendo los datos de The Cochrane Library , MEDLINE , EMBASE y www.clinicaltrials.gov, así como en los Registros de Ensayos Clínicos Entre 2004 y junio de 2012. Los Criterios de Selección están claramente definidos y la se evaluó calidad metodológica de cada estudio se evaluó adecuadamente utilizando la Escala de Calidad de Oxford. Los Estudios consistieron en Estudios Aleatorios doble ciego con una duración de ≥ 2 semanas comparando los AINEs tópicos con placebo o sin comparador activo en las condiciones dolorosas crónicas. Fueron examinadas todas las formulaciones tópicas incluyendo cremas, geles, parches y soluciones. El resultado primario de la Revisión fue " éxito clínico ", definido como una reducción del 50% en el dolor, o la medida equivalente, como una " muy buena " o "excelente " evaluación global del tratamiento, o " ligero " dolor en reposo o movimiento, medico con una escala categórica. Los resultados secundarios incluyeron el número de participantes con eventos adversos locales y sistémicos, con especial énfasis en las complicaciones gastrointestinales (GI) y las retiradas de tratamiento. Resultados: Fueron analizados los resultados de 7.688 participantes en 34 estudios de 32 publicaciones. De estos, 23 estudios compararon directamente una formulación tópica de AINE con el placebo. Se encontró que los AINEs tópicos fueron significativamente mejores que el placebo en la reducción del dolor en la rodilla y osteoartritis de la mano, pero no en otras condiciones dolorosas. Los resultados más eficaces fueron con el diclofenaco tópico en la osteoartritis de la rodilla y la mano. El número necesario a tratar (NNT) para al menos un 50 % de alivio del dolor durante 8 a 12 semanas fue de 6,4 (4,6 a 10),apara la solución de AINE y 11 (7,7 - 17) para el gel de AINE. El análisis de todos los estudios que compararon los AINEs tópicos con los orales reveló que la proporción de pacientes que experimentan el éxito del tratamiento con AINE tópico fue del 55 % (479/877, Rango 40-66%) en comparación con el 54% con AINEs orales (462/858, la gama 34-70%) indica que no hay diferencia en la eficacia. En cuarto al aumento de los eventos adversos, con los AINEs tópicos se observaron más reacciones cutáneas leves regionales, como la piel seca, eritema y prurito. No hubo un aumento en los eventos adversos en comparación con el control. Comentario: Los AINEs Tópicos fueron autorizados por primera vez en los EE.UU. por la Administración de Drogas y Alimentos en 2007, y se recomiendan como tratamiento de primera línea para La osteoartritis por El Instituto Nacional de Excelencia Clínica (NICE) en 2008. Múltiples revisiones sistemáticas han Examinado el uso de AINEs tópicos en la mano y la artrosis de rodilla y, en general, encontrando un uso favorable. Dos metaan´slisis negativos, parecen haber sido el resultado de la limitada disponibilidad de estudios de una duración adecuada en el momento actual, y la Inclusión de agentes como felbinaco tópico que no pudieron demostrar ningún beneficio terapéutico. Este examen ha demostrado que los AINEs tópicos son el tratamiento efectivo para la osteoartritis de la mano y rodilla después de haber examinado gran estudios de alta calidad con duración de hasta 12 semanas. Parece que la formulación es Importante con una solución de AINE (NNT 6,4) siendo más eficaz que el gel de AINE (NNT 11). Este estuvo cerca alcanzar la significación estadística a pesar del numero relativamente pequeño de eventos. Aunque las reacciones leves de la piel son más frecuentes, no hubo un aumento de eventos adversos, como hemorragia gastrointestinal, una complicación bien conocida y potencialmente peligrosa para la vida propia de los AINEs orales. No hay evidencia de beneficio, aunque sí se encontró con el uso en otras condiciones dolorosas como "reumatismo de los tejidos blandos", "dolor de espalda, cervical y lumbar" y "dolor musculoesquelético. Esto puede ser debido a las descripciones menos precisas de los diagnósticos subyacentes. En la actualidad, los AINEs tópicos están avalados por la evidencia tan eficaz para la osteoartritis de mano y rodilla. Esta revisión apoya la decisión de recomendar AINEs tópicos como tratamiento de primera línea para la osteoartritis. Los AINEs orales no deben ser considerados de preferencia a los AINEs tópicos dada su eficacia equivalente y un mejor perfil de seguridad. Son necesarios futuros estudios para evaluar el papel de los AINEs tópicos en el tratamiento de otras afecciones musculoesqueléticas, y para determinar la seguridad del uso de AINEs crónicos como diclofenaco sobre los efectos secundarios como sangrado gastrointestinal, enfermedad isquémica del corazón e insuficiencia renal.
Fecha publicación   
08-11-2013 (A)




Utilidad del hielo añadido a la medicación habitual para el tratamiento del ataque agudo de gota-> El hielo tópico, además del tratamiento médico (prednisolona y colchicina) puede ser eficaz en la gota. Tienen que ser tratadas con hielo tópico tres personas para beneficiar con de alivio del dolor a una. No se observan efectos secundarios o complicaciones con el uso de hielo tópico.
Rev Cochram, 04/11/2013 "Lifestyle interventions for treating acute gout attacks" 
Este resumen de una revisión Cochrane presenta lo conocido de la investigación sobre el efecto de las modificaciones de estilo de vida en el tratamiento de las personas con gota aguda. Hubo un estudio incluido en esta revisión, que analizó los beneficios y la seguridad de la adición de medicamentos de uso común (prednisolona y colchicina) de la terapia con hielo tópico para el tratamiento de la gota aguda. Durante un período de una semana, en adición a la prednisolona y la colchicina , se aplicó el hielo a la piel que recubre las articulaciones afectadas por la gota aguda, durante una media hora, cuatro veces por día, para aliviar los síntomas de dolor y el calor y para reducir los signos de enrojecimiento e hinchazón. La revisión muestra en las personas con gota aguda: No estamos seguros si la reducción del dolor observada con la adición de hielo tópico al tratamiento estándar de la prednisolona y la colchicina, en comparación con prednisolona y colchicina solas, tiene un verdadero efecto debido a la muy baja calidad pruebas. No se informó sobre la función articular, la calidad de vida relacionada con la salud, la evaluación global del paciente y los efectos secundarios y complicaciones. A menudo no se cuenta con información precisa acerca de los efectos secundarios y complicaciones. Es probable que sea una intervención mediante hielo tópico sea segura. 
¿Qué es la gota y cuáles son las intervenciones de estilo de vida? La gota es una causa muy común de la inflamación dolorosa de las articulaciones (artritis) y es causada por cristales de urato se que forman dentro o alrededor de las articulaciones. La inflamación puede causar dolor, enrojecimiento, calor e hinchazón de las articulaciones afectadas, haciendo que la zona sea difícil de tocar o mover. Algunas de las causas que se atribuyen a la gota incluyen la constitución genética, el exceso de peso, la ingesta de ciertos medicamentos (por ejemplo, ciclosporina), la insuficiencia renal, y los hábitos de estilo de vida tales como el consumo excesivo de bebidas alcohólicas y azucaradas. Los medicamentos son la base del tratamiento de la gota aguda. Dada la asociación reconocida entre ciertos factores de riesgo del estilo de vida y el desarrollo de la gota, se recomiendan cambios de estilo de vida tales como el consumo de  más agua, el café, la leche de vaca y el jugo de cereza, y también se recomiendan para las personas con enfermedad crónica de gota para prevenir la recurrencia de los ataques, tomar menos bebidas azucaradas, bebidas alcohólicas, carnes y mariscos. La mejor estimación de lo que le sucede a las personas con gota aguda con hielo tópico, además de medicamentos: Dolor en las articulaciones (puntuación más baja significa menos dolor). Las personas que utilizan hielo tópico (durante una media hora, cuatro veces al día durante una semana) , además al tratamiento médico (prednisolona oral y colchicina) calificaron su dolor de 3,33 puntos menos en un punto de escala de dolor de 0 a 10 (33% de mejoría absoluta)- . Las personas que utilizan hielo tópico, además del tratamiento médico (prednisolona y colchicina) calificaron su dolor como 2,25 puntos en una escala de 0 a 10- . Las personas que utilizan el tratamiento médico solo calificaron su dolor a ser 5,58 puntos en una escala de 0 a 10. - Tendría que ser tratada con hielo tópico a tres personas para beneficiar con de alivio del dolor a una persona. No se informaron de los efectos secundarios o complicaciones del uso de hielo tópico, además de la terapia médica.
Fecha publicación   
19-10-2013




¿Tienen un mayor riesgo de insuficiencia renal los pacientes con psoriasis?-> Este estudio de un importante registro del Reino Unido asocia la psoriasis moderada a severa con un mayor riesgo de enfermedad renal crónica, independiente de los factores de riesgo tradicionales. Esta asociación no parece estar mediada por el uso de medicamentos nefrotóxicos recetados.
BMJ, 15/10/2013 "Risk of moderate to advanced kidney disease in patients with psoriasis: population based cohort study"
Objetivo: Determinar el riesgo de enfermedad renal crónica en pacientes con psoriasis. Diseño: Estudio de cohortes de base poblacional y estudio transversal anidado. Configuración: La base de datos de registros médicos electrónicos del Reino Unido. Participantes del estudio de cohortes: Pacientes con psoriasis 18 a 90 años, cada uno emparejado a un máximo de cinco pacientes sin psoriasis en base a la edad, la práctica, y la hora de visita. Estudio anidado: los pacientes con psoriasis de 25-64 años con datos confirmados sobre la gravedad de la psoriasis, cada uno emparejado a un máximo de 10 pacientes sin psoriasis en base a la edad y la práctica. Variables principales de estudio de cohortes: Incidente moderado a avanzado (estadio 3 a 5) de enfermedad renal crónica. Estudio anidado: prevalencia inicial de la enfermedad renal crónica. Resultados: 136.529 pacientes con psoriasis leve y 7.354 pacientes con psoriasis severa en base a los patrones de tratamiento fueron comparados con 689.702 pacientes no afectados. Las razones de riesgo ajustadas (intervalos de confianza del 95 %) para la enfermedad renal crónica incidente fueron 1,05 (1,02 a 1,07), 0,99 (0,97 a 1,02) y 1,93 (1,79 a 2,08) en el general, y grupos de psoriasis leves y psoriasis severa, respectivamente. La edad fue un modificador de efecto significativo en el grupo de la psoriasis severa, con relaciones de edad específicas ajustadas de riesgo (intervalos de confianza del 95%) de 3,82 (3,15 a 4,64) y 2,00 (1,86 a 2,17) para los pacientes 30 y 60 años de edad, respectivamente. En el análisis anidado de 8.731 pacientes con psoriasis con mediciones de superficie corporal afectada emparejado a 87.310 pacientes sin psoriasis, los odds ratios ajustados (intervalos de confianza del 95%) para la enfermedad renal crónica fue de 0,89 (0,72 a 1,10), 1,36 (1,06 a 1,74) y 1,58 (1,07 a 2,34) en los grupos de psoriasis leve, moderada y grave, respectivamente. Conclusiones: La psoriasis moderada a severa se asocia con un mayor riesgo de enfermedad renal crónica independiente de los factores de riesgo tradicionales.
Fecha publicación   
29-09-2013




Efectos de la dieta y ejercicio intensivos en adultos con sobrepeso, sobre la artrosis de rodilla-> Este ensayo aleatorio encuentra que los síntomas subjetivos de la osteoartritis de rodilla mejoran más en los sujetos que hacen dieta y ejercicio respecto de los hacen solo dieta o solo ejercicio. Sin embargo, sobre las medidas objetivas de carga e inflamación tienen un efecto más favorable con la dieta, sin efecto sinérgico del ejercicio añadido.
JAMA, 25/09/2013 "Effects of Intensive Diet and Exercise on Knee Joint Loads, Inflammation, and Clinical Outcomes Among Overweight and Obese Adults With Knee Osteoarthritis. The IDEA Randomized Clinical Trial"
Importancia: La osteoartritis de rodilla (AR), es una causa común de dolor crónico y la discapacidad, tiene orígenes biomecánicos e inflamatorios y se ve agravada por la obesidad. Objetivo: Determinar si una reducción ≥ 10 % en el peso corporal inducido por la dieta, con o sin ejercicio, sería capaz de mejorar los resultados mecanicistas y la clínica más que el ejercicio solo. Diseño, escenario y participantes: Ensayo de un solo ciego y de 18 meses, aleatorizado, en la clínica de la Wake Forest University, entre julio de 2006 y abril de 2011. Las intervenciones de la dieta y el ejercicio se han realizado en el centro, con opciones para los grupos de ejercicio de transición a un programa basado en el hogar. Los participantes fueron 454 adultos mayores residentes en la comunidad con sobrepeso y obesidad (edad ≥ 55 años con un índice de masa corporal de 27 a 41) con dolor y AR de rodilla radiográfica.  Intervenciones: Pérdida Intensiva de peso inducida por la dieta y ejercicio, pérdida de peso intensa inducida por la dieta o el ejercicio. Principales resultados y medidas de resultado: Primarias mecanicistas: fuerza conjunta a la compresión de la rodilla y niveles en plasma de IL-6; Resultados clínicos secundarios: dolor autoinformado (rango, 0-20), función (rango, 0-68), movilidad y la salud relacionadas con la calidad de vida (rango, 0-100). Resultados: Completaron el estudio trescientos noventa y nueve participantes (88 %). La pérdida media de peso de la dieta + ejercicio de los participantes fue de 10,6 kg (11,4 %), para el grupo de dieta 8,9 kg ( 9,5 %) y para el grupo de ejercicio  1,8 kg (2,0 %). Después de 18 meses , las fuerzas de compresión de rodilla fueron menores en los participantes de dieta (media, 2487 N, IC del 95 %, desde 2393 hasta 2581) en comparación con los participantes del ejercicio (2.687 N, IC del 95 %, desde 2590 hasta 2784, diferencia pairwise [ Δ ] ejercicio vs dieta N = 200, IC 95 %, 55-345, p = 0,007). Las concentraciones de IL-6 fueron más bajas en los participantes de dieta + ejercicio (2,7 pg / ml, IC 95%, 2,5 a 3,0) y dieta (2,7 pg / ml, IC , 2,4-3,0 95 %) en comparación con los participantes del ejercicio (3,1 pg / mL; Δexercise vs dieta + ejercicio = 0,39 pg / mL; IC del 95%: -0,03 a 0,81 , p = 0,007 ; Δexercise vs dieta = 0,43 pg / mL; 95 % CI, 0,01 a CI, 2.9 a 3.4 95 % 0,85, P = 0,006). El grupo de dieta + ejercicio tenían menos dolor (3,6, IC 95%: 03.02 a 04.01) y un mejor funcionamiento (14,1, IC 95 %, 12,6-15,6) que tanto el grupo de la dieta (4,8, IC 95 %, 4,3 a 5,2) como el grupo de ejercicio (4,7, IC 95 %, 0,33-1,71; ; Ppain = 0.004 ; 18,4, IC 95 %, 16,9-19,9  Δexercise vs dieta + ejercicio, CI, 4.2 a 5.1, Δexercise vs dieta + ejercicio = 1.02 95 % 4,29, IC 95%, 2,07-6,50; el acabado < 0,001). El grupo de dieta + ejercicio (44,7, IC 95 %, 43,4-46,0) también tuvo una mejor calidad física relacionada con la salud en las puntuaciones de calidad de vida que en el grupo de ejercicio (41,9, IC 95 %, 40,5-43,2; Δexercise vs dieta + ejercicio = -2,81 IC 95%, -4,76 a -0,86, p = 0,005). Conclusiones y relevancia: Entre los adultos con sobrepeso y obesos con artrosis de rodilla, después de 18 meses, los participantes del grupo de dieta + ejercicio y grupo de dieta tenían una mayor pérdida de peso y una mayor reducción de los niveles de IL-6 que los del grupo de ejercicio solo, los del grupo de dieta tenían una mayor reducción en la fuerza de compresión de rodilla que los del grupo de ejercicio.
Fecha publicación   
24-09-2013




¿Son útiles los ejercicios para aliviar el dolor y mejorar la función en pacientes con artrosis de las extremidades inferiores?-> Desde 2002 hay evidencia del beneficio del ejercicio sobre el no ejercicio en pacientes con osteoartritis. Una combinación de ejercicios para aumentar la fuerza, flexibilidad y capacidad aeróbica puede ser la más eficaz en el tratamiento de la artrosis de la extremidad inferior, sobre todo de rodilla.
BMJ, 20/09/2013 "Exercise for lower limb osteoarthritis: systematic review incorporating trial sequential analysis and network meta-analysis"
Objetivo: Determinar si existe evidencia suficiente para concluir que las intervenciones mediante ejercicios son más efectivas que no realizar la  intervención y comparar la efectividad de diferentes intervenciones de ejercicios para aliviar el dolor y mejorar la función en pacientes con osteoartritis de las extremidades inferiores. Fuentes de datos: Se realizaron búsquedas en nueve bases de datos electrónicas desde el inicio hasta marzo de 2012. Selección de los estudios: Ensayos controlados aleatorios comparando las intervenciones de ejercicios entre sí o sin control de ejercicio para adultos con osteoartritis de rodilla o cadera. Extracción de los datos: Dos revisores evaluaron la elegibilidad y la calidad metodológica. Los principales resultados evaluados fueron la intensidad del dolor y la limitación de la función. Se utilizó el análisis secuencial de los ensayos para investigar la fiabilidad y la contundencia de la evidencia disponible para las intervenciones de ejercicios. Fue utilizada la red bayesiana meta -análisis para combinar las pruebas directas e indirectas sobre la efectividad del tratamiento. Resultados: Cumplieron los criterios de inclusión 60 ensayos (44 de rodillas, 2 de cadera, 14 mixtos) que cubren 12 intervenciones de ejercicios, con 8.218 pacientes. El análisis secuencial mostró que a partir de 2002 había suficientes pruebas acumuladas para mostrar un beneficio significativo de las intervenciones de ejercicios sobre ninguna intervención de ejercicio. Para el alivio del dolor, fortalecimiento, flexibilidad y fortalecimiento, flexibilidad, fortalecimiento y aeróbico, fortalecimiento acuático, fortalecimiento acuático y flexibilidad, los ejercicios fueron significativamente más efectivos que los controles que no realizaban los ejercicios. Una intervención conjunta de fortalecimiento, flexibilidad y ejercicio aeróbico también fue significativamente más eficaz que la ausencia de ejercicio de los controles para mejorar la limitación de la función (diferencia de medias estandarizada -0,63 , 95 % intervalo de credibilidad -1,16 a -0,10). Conclusiones: Desde 2002 se habían acumulado pruebas suficientes para demostrar un beneficio significativo del ejercicio sobre el no ejercicio en pacientes con osteoartritis, y nuevos ensayos tienen pocas probabilidades de revertir este resultado. Un enfoque que combine ejercicios para aumentar la fuerza, la flexibilidad y la capacidad aeróbica es probable que sean más eficaces en el tratamiento de la osteoartritis de la extremidad inferior. La evidencia se debe en gran parte a los ensayos en pacientes con osteoartritis de rodilla.
Fecha publicación   
18-09-2013




Escasa eficacia terapias de columna mínimamente invasivas como las inyecciones epidurales de esteroides en el dolor de espalda con fenotipo de fibromialgia -> Las personas con dolor de espalda, cuyo patrón de síntomas es típico de la fibromialgia obtienen pocos beneficios de las inyecciones epidurales de esteroides. Los pacientes que cumplen los criterios de fibromialgia tienen mayores puntuaciones en la intensidad del dolor, características neuropáticas del dolor, ansiedad y depresión, y su función física es peor respecto de los pacientes sin criterios de fibromialgia.
Arthritis Rheum, 09/2013 "Prevalence of the fibromyalgia phenotype in spine pain patients presenting to a tertiary care pain clinic and the potential treatment implications"
Objetivo: Las inyecciones para el dolor de espalda tienen altas tasas de fracaso, debiendo hacer hincapié en la importancia de la selección de los pacientes. Es posible que la detección de la presencia de un fenotipo similar a la fibromialgia pueda ayudar en la predicción, ya que en estos individuos una inyección periférica no resolvería el dolor debido a alteraciones en la neurotransmisión central. La hipótesis es que los pacientes con dolor de columna que cumplan los criterios del cribado para la fibromialgia son fenotípicamente diferentes de los que no cumplen con los criterios. Métodos: Se estudiaron 548 pacientes con diagnóstico principal de dolor en la columna.  Todos los pacientes completaron los cuestionarios de autoinforme validados, incluyendo los Brief Pain Inventory, PainDETECT, Hospital Anxiety and Depression Scale, measures of physical function, y el American College of Rheumatology survey criteria for fibromyalgia. Resultados: El 42% cumplieron con los criterios del cribado para la fibromialgia (FM +). Cuando se compararon con los criterios de los pacientes negativos, los pacientes FM + fueron más propensos a ser más jóvenes, desempleados, recibir una compensación, tener un nivel mayor intensidad del dolor, interferencia del dolor y los descriptores de dolor neuropático, así como niveles más altos de depresión y ansiedad, y menor función física (p <0,0001 para cada comparación). El sexo, dolor neuropático, la interferencia del dolor, la función física y la ansiedad fueron un factor predictivo independiente de la condición de la fibromialgia en un análisis multivariado (p <0.01, en todas las variables). El análisis ROC mostró la fuerza de asociación de 0,80 tal como se mide por la C-estadística de validación cruzada. Conclusión: El uso de los criterios del cribado para la fibromialgia demuestra profundas diferencias fenotípicas en una población de dolor en la columna. Aunque el dolor centralizado no se puede confirmar solo con una encuesta de cribado, la fisiopatología de la fibromialgia puede ayudar a explicar una parte de la variabilidad de las respuestas a las intervenciones de la columna vertebral. © 2013 Colegio Americano de Reumatología.
Fecha publicación   
03-09-2013




Utilidad de las inyecciones de esteroides en los pacientes con el síndrome del túnel carpiano -> Proporcionan alivio a corto plazo del dolor del túnel carpiano, pero no alivian los síntomas a largo plazo en la mayoría de los pacientes. El 75% de los pacientes recurrió a la cirugía el plazo de 1 año para aliviar el dolor persistente.
Ann Intern Med, 03/09/2013 "Methylprednisolone Injections for the Carpal Tunnel Syndrome: A Randomized, Placebo-Controlled Trial"
Antecedentes: Las inyecciones de esteroides se utilizan en el síndrome del túnel carpiano idiopático (STC), pero la evidencia de la eficacia más allá de 1 mes es deficiente. Objetivo: Evaluar la eficacia de las inyecciones de metilprednisolona locales del STC. Diseño: Ensayo aleatorizado, controlado con placebo. ( ClinicalTrials.gov : NCT00806871 ). Marco: Departamento de ortopedia de referencia regional en Suecia. Pacientes: Pacientes de 18 a 70 años con el STC, pero sin inyecciones de esteroides anteriores. Intervención: Tres grupos (37 pacientes cada uno) recibieron 80 mg de metilprednisolona, 40 mg de metilprednisolona o placebo. Los pacientes y los cirujanos que tratan estaban cegados. Medidas: Los puntos finales primarios fueron el cambio en los síntomas del STC, las puntuaciones de gravedad a las 10 semanas (rango, 1 a 5) y la tasa de cirugía al 1 año. A tres pacientes les faltaban datos de 10 semanas. Todos los pacientes tenían datos del 1 año. Resultados: Los resultados de mejora de los síntomas de gravedad del STC a las 10 semanas fue mayor en los pacientes que recibieron 80 mg de metilprednisolona y 40 mg de metilprednisolona que en los que recibieron placebo (diferencia en cambio desde el inicio, -0,64 [ IC del 95%, -1,06 a - 0,21, p = 0,003 ] y -0,88 [IC, -1,30 a -0,46 , p < 0,001 ], respectivamente ), pero no hubo diferencias significativas al año. Las tasas de cirugía al año fueron de 73 %, 81 % y 92 % para de 80 mg de metilprednisolona, 40 mg de metilprednisolona y placebo, respectivamente. En comparación con los pacientes que recibieron placebo, los que recibieron 80 mg de metilprednisolona fueron menos propensos a tener una cirugía (odds ratio, 0,24 [IC , 0,06 a 0,95 ], p = 0,042). Con el tiempo de la cirugía incorporado, tanto el grupo de 80mg de metilprednisolona como el de 40 mg tuvieron menor probabilidad de cirugía (razón de riesgo, 0,46 [IC, 0,27 hasta 0,77 , p = 0,003 ] y 0,57 [IC , 0,35 a 0,94 , p = 0,026 ], respectivamente ). Limitación: El estudio se realizó en 1 centro y las férulas de muñeca habían fracasado previamente para todos los pacientes. Conclusión: Aunque las inyecciones de metilprednisolona durante STC tienen beneficios significativos en el alivio de los síntomas a las 10 semanas y reducen la tasa de cirugía al año después del tratamiento, 3 de cada 4 pacientes fue operado el plazo de 1 año.
Fecha publicación  
14-08-2013

Asociación de la severidad de la psoriasis con otras enfermedades -> Los pacientes con psoriasis tienen un mayor riesgo de múltiples enfermedades concomitantes que afectan a la mayoría de los órganos importantes como los pulmones, el hígado, los riñones y el sistema cardiovascular. La carga de comorbilidad aumenta significativamente con la severidad de la psoriasis (ver artículo para ampliar información)
Jama Dermatol, 07/08/2013 "Psoriasis Severity and the Prevalence of Major Medical ComorbidityA Population-Based Study"
Importancia: A pesar de la creciente literatura sobre los riesgos de comorbilidad en la psoriasis, sigue habiendo una brecha crítica de conocimiento sobre en que medida el grado de gravedad de la psoriasis puede afectar a la prevalencia de las principales comorbilidades médicas. Objetivo: Examinar la prevalencia de comorbilidades médicas mayores en pacientes con psoriasis leve, moderada o grave, con clasificación objetiva basada en el área de superficie corporal afectada, en comparación con la de los pacientes sin psoriasis. Diseño, escenario y participantes: Estudio transversal de base poblacional de los datos de pacientes de registros médicos electrónicos del Reino Unido. El análisis incluyó a 9.035 pacientes de 25 a 64 años con psoriasis y 90.350 pacientes sin psoriasis coincidentes en la práctica. Principales resultados y Medidas: Prevalencia de comorbilidad de importante relevancia médica incluida en el índice de comorbilidad de Charlson. Resultados: Entre los pacientes con psoriasis, el 51,8%, 35,8% y 12,4%, tenían una enfermedad leve, moderada o severa respectivamente en base a los criterios de la superficie corporal. La media del índice de comorbilidad de Charlson fue cada vez mayor en los pacientes con psoriasis leve (0.375 vs 0.347), moderada (0,398 vs 0,342), o psoriasis severa (0.450 vs 0.348) (cada una P <0,05). La psoriasis en general se asoció con una mayor prevalencia de la enfermedad pulmonar crónica (odds ratio ajustado, 1,08, IC 95%, 1.2 a 1.15), diabetes mellitus (1,22; 1,11 a 1,35), diabetes con complicaciones sistémicas (1,34, 1,11 a 1,62), enfermedad del hígado leve (1,41; 1,12-1,76), infarto de miocardio (1,34; 1,07 a 1,69), úlcera péptica (1,27; 1,03 a 1,58), enfermedad vascular periférica (1,38; 1,07 a 1,77), enfermedad renal (1,28; 1,11-1,48 ), y enfermedad reumatológica (2,04; 1,71 a 2,42). El análisis de tendencias reveló asociaciones significativas entre la gravedad de la psoriasis y de cada una de las enfermedades comórbidas indicadas anteriormente (cada P <0,05). Conclusiones y relevancia: Las cargas de la comorbilidad médica general y de enfermedades concomitantes específicas aumentan con el aumento de severidad de la enfermedad entre los pacientes con psoriasis. Los médicos deben ser conscientes de estas asociaciones en la atención integral a los pacientes con psoriasis, especialmente los que presentan una enfermedad más grave.
 
Fecha publicación  
04-08-2013

Riesgo de melanoma en las lesiones pigmentadas bajo tatuajes con el intento de eliminación mediante láser o la depilación -> Caso de melanoma maligno durante la eliminación de tatuajes con láser. Los autores recomiendan no colocar tatuajes sobre lesiones pigmentadas y que si se hace, se deben extirpar antes de iniciar la eliminación de tatuajes con láser.
JAMA Dermatol, 31/07/2013 "Pitfalls and Recommendations in Cases of Laser Removal of Decorative Tattoos With Pigmented LesionsCase Report and Review of the Literature"
Importancia: Las lesiones pigmentadas en los tatuajes decorativos causan dificultades diagnósticas a nivel clínico y dermoscópico. En el caso de la depilación mediante láser de los tatuajes, un nevus oculto se puede manifiestar gradualmente. Observaciones: Se describe el primer caso de un melanoma maligno que se desarrolla en un nevus preexistente dentro de un tatuaje durante y entre las fases de la depilación con láser. El paciente se negó a someterse a la extirpación de los nevus hasta que hicimos la escisión condicional para el tratamiento con láser continuo. Conclusiones y significado: La literatura Inglés reporta 16 casos de melanoma maligno desarrollado en los tatuajes. La correlación entre la colocación de tatuajes y el desarrollo de melanoma maligno sigue siendo poco clara. El caso pone de relieve los problemas de diagnóstico de lesiones pigmentadas en tatuajes. Por razones de seguridad, los tatuajes no deben ser colocados en las lesiones pigmentadas, si lo son, los tatuajes no deben someterse a un tratamiento con láser. Sugerimos una escisión antes de iniciar la eliminación de tatuajes con láser. Se recomiendan evaluaciones dermatoscópicas de forma regular durante el período de eliminación de tatuajes.

Fecha publicación   
30-07-2013




Frecuencia del desbridamiento para la mejor cicatrización de las heridas -> En este gran estudio, los  desbridamientos más frecuentes obtuvieron los mejores resultados en la cicatrización de las heridas, que curaron en un tiempo más corto. La mayoría de las heridas fuero úlceras del pie diabético, úlceras venosas de las piernas y úlceras por presión.
JAMA Dermatol, 24/07/2013 "Frequency of Debridements and Time to HealA Retrospective Cohort Study of 312 744 Wounds"
Importancia: En las heridas crónicas habitualmente quedan atrapados en la fase inflamatoria de la cicatrización, sin embargo, el desbridamiento agresivo transforma las heridas crónicas en heridas agudas completando así la curación.
 Objetivo: Investigar los resultados de curación y la frecuencia de desbridamiento en un gran conjunto de datos de la herida. Diseño: Estudio de cohortes retrospectivo. Fuentes de datos: Información recogida en 525 centros de cuidado de heridas desde el 1 de junio de 2008 hasta el 31 de junio del 2012, utilizando un sistema de gestión clínica basada en la web. Pacientes: Participó una muestra de 154.644 pacientes con 312.744 heridas de todas las causas (de un conjunto de datos inicial de 364.534 heridas). En total, el 47,1% eran varones. La mediana de edad fue de 69 años (rango de edad, 19 a 112 años), con una herida el 59,2%. Los criterios de selección fueron: edad mayor de 18 años, que recibieron al menos 1 desbridamiento, y haber sido dado de alta en el sistema. No fueron elegibles los tratamientos terapéuticos avanzados. Debido a datos incompletos, cuestionables o no elegibles, 57.190 heridas no se incluyeron. Las heridas más frecuentes fueron úlceras del pie diabético (19,0%), úlceras venosas de la pierna (26,1%) y las úlceras por presión (16,2%). Intervención: Desbridamiento (extracción de tejido necrótico y cuerpos extraños de la herida) a diferentes frecuencias. Resultado y medida principal: La curación de las heridas (completamente epitelizado con dimensiones a 0 × 0 × 0 cm). Resultados: El total de las heridas cicatrizadas fue del 70,8%. La mediana del número de desbridamientos fue 2 (rango, 1-138). El desbridamiento frecuente curó más heridas en un tiempo más corto (p <0,001). En el análisis de regresión, las variables significativas incluyen el sexo masculino, la categoría del médico, el tipo de herida, la mayor edad del paciente, lo prolongado de la herida, el área y la profundidad. El odds ratio varió considerablemente para cada variable. Conclusiones y relevancia: Cuanto más frecuentes ha sido los desbridamientos, se han obtenido mejores resultados de curación. Aunque limitada por los datos retrospectivos, la fuerza de este estudio ha sido el mayor análisis de datos de heridas realizado hasta la fecha.

Fecha publicación   
09-07-2013




Utilidad de la vitamina D como complemento de tratamiento para el lupus eritematoso sistémico (LES) -> Los suplementos semanales de 50.000 unidades de vitamina D2 más 200 unidades de calcio/vitamina D3 dos veces al día, en pacientes con LES y bajos niveles de 25-hidroxivitamina D, se asocian con una disminución modesta pero significativa en la reducción del índice de actividad de la enfermedad y en la proteinuria clínicamente importante.
Arthritis Rheum, 02/07/2013 "Vitamin D in Systemic Lupus Erythematosus: Modest Association With Disease Activity and the Urine Protein-to-Creatinine Ratio"
Objetivo: Investigar si el aumento de los niveles de vitamina D en pacientes con lupus eritematoso sistémico (LES) se asocia con una mejoría en la actividad de la enfermedad. Métodos: Fueron controlados un total de 1.006 pacientes con LES durante más de 128 semanas. Los pacientes con LES y bajos niveles de 25-hidroxivitamina D (25 [OH] D; <40 ng / ml) recibieron suplementos de 50.000 unidades de vitamina D2 semanales más 200 unidades de calcio / vitamina D3 dos veces al día. Se utilizaron modelos de regresión longitudinal para estimar la asociación entre los niveles de 25 (OH) D y varias medidas de actividad de la enfermedad. Resultados: Los pacientes con LES tenían las siguientes características: 91% eran mujeres, la edad media fue de 49,6 años y su origen étnico fue el 54% caucásicos, el 37% afroamericanos, y el 8% otros. Para aquellos con niveles de 25 (OH) D <40 ng / ml, con un incremento de 20 unidades en el (OH) 25 D se asoció con una disminución media de 0,22 (intervalo de confianza del 95% -0.41 [IC 95%], -0,02) (p = 0,032) en la Safety of Estrogens in Lupus Erythematosus National Assessment (SELENA) versión del Systemic Lupus Erythematosus Disease Activity Index (SLEDAI). Esto corresponde a una disminución del 21% en las probabilidades de tener un SELENA-SLEDAI ≥ 5 (CI 1, 37 95%). La media de proteína-creatinina urinaria disminuyó en un 2% (IC -0,03 a -0,01 95%) (p = 0,0001), lo que corresponde a una disminución del 15% en las probabilidades de tener un ratio> 0,5 (IC del 95% 2, 27). Conclusión: Se encontró que un aumento en 20-ng/ml (OH) 25 D se asoció con una disminución del 21% en las probabilidades de tener un mayor índice de actividad de la enfermedad y una disminución del 15% en las probabilidades de tener proteinuria clínicamente importante. Aunque estas asociaciones fueron estadísticamente significativas, la importancia clínica es relativamente modesta. No hubo evidencia de beneficio adicional de 25 (OH) D más allá del nivel de 40 ng / ml.

Fecha publicación   
10-06-2013 (B)




Inyecciones de esteroides epidurales lumbares (IEELs) y riesgo de fractura de cuerpos vertebrales -> La utilización de IEELs puede ocasionar un mayor riesgo del que se pensaba. Un número creciente de inyecciones se asoció con una creciente probabilidad de fracturas de los cuerpos vertebrales posiblemente debido a la exposición a los glucocorticoides. Las IEELs se deben usar con precaución en pacientes con riesgo de fracturas osteoporóticas.
J Bone Joint Surg, 05/06/2013 "A Retrospective Analysis of Vertebral Body Fractures Following Epidural Steroid Injections".
Antecedentes: Las inyecciones de esteroides epidurales lumbares (IEELs) se prescriben con frecuencia para el tratamiento de la radiculopatía o claudicación neurógena derivada de la compresión de los nervios espinales. Sin embargo, hay evidencia que sugiere que los corticosteroides afectan negativamente a la resistencia ósea mediante la disminución de la formación de hueso y el aumento de la resorción ósea. Nuestro estudio trata de evaluar si las IEELs aumenta el riesgo de una posterior fractura del cuerpo vertebral. Métodos: Se realizó un estudio de cohorte retrospectivo para comparar si los pacientes que recibieron IEELs con un grupo control. Se identificaron un total de 50.345 pacientes con ICD-9 (Clasificación Internacional de Enfermedades, Novena Revisión) Códigos de diagnóstico relacionados con la columna vertebral se mediante la búsqueda en una base de datos corporativa, y 3.415 de ellos se encontró que han recibido al menos una IEEL. Se seleccionaron al azar una población de estudio de 3.000 pacientes de la población inyectada, y se seleccionó una cohorte combinada de 3.000 pacientes del grupo no inyectado con el uso de técnicas apropiadas. Se evaluó la incidencia de fracturas de los cuerpos vertebrales en cada grupo con el uso de análisis de supervivencia.
Resultados: No hubo diferencia significativa entre los grupos inyectados y no inyectados con respecto a la edad, predicción de la puntuación de propensión, el sexo, la raza, el hipertiroidismo o el uso de esteroides. En el análisis de supervivencia, un número cada vez mayor de inyecciones se asoció con una creciente probabilidad de fracturas. Cada inyección sucesiva aumenta el riesgo de fractura por un factor de 1,21 (intervalo de confianza 95%, 1,08 a 1,30) después de ajustar por covariables (p = 0,003). Conclusiones: Los resultados sugieren que las IEELs, al igual que otras formas de administración de esteroides exógenos, puede conducir a un aumento de la fragilidad ósea. La exposición adicional a los glucocorticoides como resultado del uso IEELs puede ocasionar un mayor riesgo del que se pensaba, lo que sugiere que el uso de las IEELs debe abordarse con precaución en pacientes con riesgo de fracturas osteoporóticas.

Fecha publicación   
10-06-2013 (A)




Acupuntura para el tratamiento de la fibromialgia -> La electroapucuntura es probablemente mejor que la acupuntura manual para el dolor, la reducción de la rigidez y la mejora del bienestar global, el sueño y la fatiga. El efecto puede durar hasta un mes, pero no se mantiene a los seis meses de seguimiento.
Rev Cochram, 31/05/2013 "Acupuncture for fibromyalgia".
Hay poca evidencia de nivel moderado que en comparación con ningún tratamiento y la terapia estándar, de que la acupuntura en general alivie el dolor y la rigidez en las personas con fibromialgia. Hay pruebas de nivel moderado de que el efecto de la acupuntura no se diferencia de la acupuntura simulada para reducir el dolor o la fatiga, o mejorar el sueño o el bienestar global. La electroapucuntura (EA) es probablemente mejor que la acupuntura manual (AM) para el dolor y la reducción de la rigidez y la mejora del bienestar global, el sueño y la fatiga. El efecto dura hasta un mes, pero no se mantiene a los seis meses de seguimiento. AM probablemente no mejora el dolor o la función física. La acupuntura parece segura. Las personas con fibromialgia pueden considerar el uso de la EA sola o con ejercicio y medicación. El tamaño pequeño de la muestra, la escasez de estudios para cada comparación, la falta de un ideal de la acupuntura debilita el nivel de evidencia y sus implicaciones clínicas. Se necesitan estudios más grandes.

Fecha publicación   
31-05-2013




Influencia de la pérdida de peso en los obesos con psoriasis -> El tratamiento mediante una dieta hipocalórica muestra una tendencia a favor de la mejora clínica de la severidad y superficie afectada por la psoriasis y una reducción significativa en el índice de calidad de vida en dermatología.
Jama Dermatol, 29/05/2013 "Effect of Weight Loss on the Severity of PsoriasisA Randomized Clinical Study".
Importancia: La psoriasis se asocia con la adiposidad y el aumento de peso aumenta la severidad de la psoriasis y el riesgo de la psoriasis incidente. Por lo tanto, el objetivo fue medir el efecto de la reducción del peso en la gravedad de la psoriasis en pacientes obesos con psoriasis. Objetivo: Evaluar el efecto de la reducción de peso en la severidad de la psoriasis en pacientes con sobrepeso. Diseño: Sesenta pacientes obesos con psoriasis de nuestra consulta externa de dermatología se inscribieron en un ensayo clínico aleatorio prospectivo en el que se asignan a un grupo de control o un grupo de intervención. Configuración: Clínica ambulatoria de dermatología de hospital universitario. Participantes: Se incluyeron 60 de los 69 pacientes con sobrepeso elegibles con psoriasis (índice de masa corporal [calculado como el peso en kilogramos dividido por la altura en metros al cuadrado], 27-40, 25-71 años de edad). Intervenciones: El grupo de intervención recibió una dieta hipocalórica (DHC) (800-1000 kcal / día) durante 8 semanas para inducir la pérdida de peso, seguido de 8 semanas de reintroducción de la ingesta normal de alimentos, llegando a 1200 kcal / día. El grupo control fue instruido para seguir comiendo alimentos sanos normales. Principales Resultados y Medidas: El Psoriasis Area and Severity Index (PASI) después de 16 semanas y el Índice de Calidad de Vida en Dermatología (IQVD) como punto final secundario. Resultados: El PASI medio para todos los pacientes fue de 5,4 (rango intercuartil, 3.8 a 7.6) al inicio del estudio. En la semana 16, la pérdida media de peso fue de 15,4 kg (IC del 95%, 12,3 a 18,5 kg, p <0,001) mayor en el grupo de intervención que en el grupo control. Las diferencias de medias correspondientes en PASI y IQVD, también en favor del grupo de DHC, fueron -2,0 (IC del 95%: 4,1 a -0,1, p = 0,06) y -2,0 (IC del 95%: -3,6 a -0,3; P = 0,02), respectivamente. Conclusiones y Relevancia: El tratamiento mediante una DHC mostró una tendencia a favor de la mejora clínica del PASI y una reducción significativa en el IQVD en pacientes con sobrepeso con psoriasis.

Fecha publicación   
26-05-2013




Eficacia de la proloterapia para el dolor producido por la artrosis de rodilla -> Las inyecciones de dextrosa mediante proloterapia producen una mejoría sostenida clínicamente significativa del dolor, la función y la rigidez de la osteoartritis de rodilla en comparación con las inyecciones salinas y los ejercicios en casa.
Ann Fam Med, 05/2013 "Dextrose Prolotherapy for Knee Osteoarthritis: A Randomized Controlled Trial".
Propósito: La osteoartritis de es una enfermedad crónica común, debilitante. La proloterapia es un tratamiento inyectable para el dolor musculoesquelético crónico. Hemos llevado a cabo un ensayo controlado aleatorizado  con 3 brazos, cegado (inyector, asesor, los participantes del grupo de inyección), para evaluar la eficacia de proloterapia para la osteoartritis de rodilla. Métodos: Noventa adultos con al menos 3 meses de dolor por osteoartritis de rodilla fueron asignados al azar a la inyección ciega (proloterapia con dextrosa o solución salina) o hacer ejercicio en casa. Las inyecciones extra-e intra-articulares se realizaron a 1, 5 y 9 semanas, con tratamientos adicionales según fuera necesario en las semanas 13 y 17.  Participantes: Los que realizaban ejercicio recibieron un manual de prácticas y enseñanza presencial. Las medidas de resultado incluyeron una puntuación compuesta del Western Ontario McMaster University Osteoarthritis Index (WOMAC, 100 puntos), escala de dolor de rodilla (KPS, rodilla individual), uso de medicamentos opioides después del procedimiento, y la satisfacción de los participantes. Fue utilizado el análisis por intención de tratar mediante análisis de la varianza. Resultados: No existieron diferencias iniciales entre los grupos. Todos los grupos presentaron mejores puntuaciones compuestas del WOMAC en comparación con el estado basal (p <0,01) a las 52 semanas. Ajustado por sexo, edad e índice de masa corporal, las puntuaciones WOMAC para los pacientes que recibieron dextrosa proloterapia mejoraron más (P <0,05) a las 52 semanas, que las puntuaciones de los pacientes que recibieron (cambio en la solución salina y el ejercicio: 15,3 ± 3,5 vs 7,6 ± 3,4, y 8,2 ± 3,3 puntos, respectivamente) y superaron el WOMAC con una diferencia mínima clínicamente importante. Las puntuaciones individuales de dolor de rodilla también mejoraron más en el grupo de proloterapia (P = 0,05). El uso de la medicación de opioides después del procedimiento produjo una rápida disminución de dolor relacionado con la inyección. Satisfacción con la proloterapia fue alta. No hubo eventos adversos. Conclusiones: La proloterapia produjo una mejoría sostenida clínicamente significativa de las puntuaciones del dolor, la función y la rigidez de la osteoartritis de rodilla en comparación con las inyecciones salinas cegadas y los ejercicios en casa.

Fecha publicación  
21-04-2013




Análisis de coste-beneficio de un correo electrónico dirigido a médicos y pacientes que han sufrido una fractura por fragilidad -> El envío de un mensaje a los médicos y pacientes que han tenido un fractura por fragilidad para el tratamiento de la osteoporosis, ahorra costes y mejora de la calidad de vida en los pacientes de edad avanzada. Incluso con la intervención (Canada), la detección de la densidad mineral ósea y el uso de bifosfonatos se mantuvieron bajos.
J Ciln Encrinol Metab, 17/04/2013 "Cost-Effectiveness of Two Inexpensive Postfracture Osteoporosis Interventions: Results of a Randomized Trial".
Antecedentes: Los pacientes de más edad no son tratados para la osteoporosis después de una fractura de fragilidad. En un ensayo aleatorizado con 2 intervenciones basadas en el correo electrónico de bajo coste, una dirigida a los médicos y otra a los pacientes además de a los médicos, el aumento de tratamientos de la osteoporosis que comenzaron al 1 año fue de un 4% y un 6% (respectivamente) en comparación con la atención habitual que lo comenzaron el 11%. Es desconocido el coste-efectividad de estas intervenciones. Métodos: Se evaluó el incremento de coste-efectividad de las intervenciones en comparación con la atención habitual mediante el uso de modelos de análisis de Markov. Los costes se expresan en dólares de 2010 de Canadá y de la eficacia a largo plazo en base a los años de vida ajustados por calidad (AVAC) ganados derivado de simulaciones de modelos hipotéticos. La perspectiva fue el pagador de salud de terceros, el horizonte temporal fue toda la vida, y los costes y beneficios fueron descontados al 3%. Resultados: El coste de la intervención del médico fue 7,12 dólares por paciente, mientras que el coste de la intervención del médico y del paciente fue de 8,45 dólares. En comparación con la atención habitual, la simulación económica demostró que por cada 1.000 pacientes que recibieron la intervención del médico, hubo 2 fracturas menos, 2 AVAC ganados y ahorrados $ 22.000. En comparación con la intervención del médico solo, la simulación demostró que por cada 1.000 pacientes que recibieron la intervención médica además del paciente, hubo 1 fractura menos y 1 AVAC ganado, con $ 18,000 ahorrados. Ambas intervenciones fueron superiores a la atención habitual y ahorraron costes, o fueron altamente rentables en el 67% de las 10 000 simulaciones probabilísticas. Aunque el coste de la intervención del médico más paciente  fue 1,33 dólares más por paciente que la intervención del médico, fue todavía la opción económicamente más atractiva. Conclusiones: Las intervenciones pragmáticas basadas en correo electrónico dirigidas a los pacientes con fracturas recientes y sus médicos son un medio altamente rentable para mejorar el manejo de la osteoporosis y las dos intervenciones mejoraron la atención habitual.

Fecha publicación  
06-03-2013




Artritis reumatoide con una respuesta inadecuada al metotrexato -> Los datos de este análisis intermedio de 12-meses sugieren que tofacitinib inhibe la progresión del daño estructural y mejora la actividad de la enfermedad en pacientes con artritis reumatoide activa que reciben metotrexato.
Arthitis Rheum, 02/2013 "Tofacitinib (CP-690,550) in patients with rheumatoid arthritis receiving methotrexate: Twelve-month data from a twenty-four–month phase III randomized radiographic study".
El propósito de este ensayo de fase III y 24 meses de duración fue examinar la preservación estructural con tofacitinib en pacientes con artritis reumatoide (AR), con una respuesta inadecuada al metotrexato (MTX). Se informan los datos de un análisis intermedio de 12 meses. Métodos: En este estudio doble ciego, de grupos paralelos, controlado con placebo, los pacientes que recibieron MTX fueron aleatorizados a 4:4:1:1 a tofacitinib a 5 mg dos veces al día, tofacitinib a 10 mg dos veces al día, placebo a tofacitinib a 5 mg dos veces al dís, y placebo a tofacitinib a 10 mg dos veces al día. En el mes 3, los pacientes no respondedores tratados con placebo fueron avanzados de forma ciega para recibir tofacitinib como se indica más arriba; los pacientes restantes tratados con placebo fueron avanzados a los 6 meses. Fueron analizados todos mediante cuatro criterios principales de eficaciaen un procedimiento de reducción. Resultados: A los 6 meses, las tasas de respuesta de acuerdo con el American College of Rheumatology presentaron criterios de mejora del 20% fueron más altos en tofacitinib 5 mg y 10 mg dos veces al día que los del placebo (51,5% y 61,8%, respectivamente, frente al 25,3%; ambos p <0,0001 ). A los 6 meses, los mínimos cuadrados medios cambiaron el índice total modificado de Sharp / van der Heijde para el tofacitinib a 5 mg y 10 mg dos veces al día, que fueron 0,12 y 0,06, respectivamente, frente a 0,47 para el placebo (P = 0,0792 y P ≤ 0,05, respectivamente). En el tercer mes, los cambios producidos en los mínimos cuadrados medios en la evaluación del índice de puntuación del cuestionario de discapacidad Health Assessment Questionnaire para el tofacitinib a 5 mg y 10 mg dos veces al día, fueron -0,40 (significación no declarada debido al procedimiento step-down ) y -0,54 (p <0,0001), respectivamente, en comparación con -0,15 para el placebo. A los 6 meses, las tasas de remisión (definida como un valor <2,6 para la puntuación de la Disease Activity Score de 4 variables de actividad en 28 articulaciones utilizando la velocidad de sedimentación globular) para tofacitinib a 5 mg y 10 mg dos veces al día fueron de 7,2% (significación no declarado debido al procedimiento step-down) y 16,0% (P <0,0001), respectivamente, frente a 1,6% para el placebo. El perfil de seguridad fue consistente con los hallazgos de estudios previos. Los autores concluyen que los datos de este análisis intermedio de 12-meses demuestran que tofacitinib inhibe la progresión del daño estructural y mejora la actividad de la enfermedad en pacientes con AR que reciben MTX.

Fecha publicación  
25-02-2013 (B)




Sexo del receptor y riesgo de fracaso de las prótesis de cadera ->Las tasas de fracaso de los implantes de cadera son un 29% mayores en mujeres que en hombres en un amplio estudio de EE.UU. Las diferencias se deben al fracaso aséptico (no infeccioso) respecto del infeccioso.
JAMA Intern Med, 18/02/2013 "Sex and Risk of Hip Implant FailureAssessing Total Hip Arthroplasty Outcomes in the United States".
La importancia del papel del sexo en relación al fracaso del implante después de la artroplastia total de cadera (ATC) es importante para el manejo del paciente y la innovación del dispositivo. Este estudio tiene como objetivo evaluar la asociación del sexo con el riesgo de fallo del implante de la ATC después de ajustar por los factores de confusión de pacientes, implantes, cirugía, cirujano y hospital. Diseño y configuración: Cohorte prospectiva de pacientes inscritos en un registro de reemplazo total de la articulación del 1 de abril de 2001, al 31 de diciembre de 2010. Participantes: Los pacientes sometidos a primaria, electiva, unilateral de ATC. Principales medidas de resultado: Fracaso de la ATC, definido como el procedimiento de revisión de (1) cualquier razón, (2) razón séptica, o (3) razón aséptica después del procedimiento inicial. Resultados: Fueron identificados un total de 35.140 ATC con 3,0 años de mediana de seguimiento. Las mujeres constituían el 57,5% de la muestra estudiada, y la media (± desviación estándar) de edad fue 65,7 (11,6) años. Una mayor proporción de mujeres que de hombres recibieron cabezas femorales de 28-mm (28,2% vs 13,1%) y tenían superficies de metal altamente entrecruzadas de soporte de polietileno (60,6% vs 53,7%). Los hombres tenían una mayor proporción de cabezas de 36-mm o mayores (55,4% vs 32,8%) y metal en las superficies metálicas (19,4% frente a 9,6%). A los 5 años de seguimiento, la supervivencia de los implantes fue del 97,4% (95% IC, 97,2% -97,6%). El dispositivo para la supervivencia de los hombres (97,7%, IC 95%, 97,4% -98,0%) frente a las mujeres (97,1%, IC 95%, 96,8% -97,4%) fue significativamente diferente (P = 0,01). Después de los ajustes, las razones de los riesgos para las mujeres fueron 1,29 (IC 95%, 1,11-1,51) para todas las causas de revisión, 1,32 (95% CI, 1,10 a 1,58) para la revisión aséptica, y 1,17 (95% CI, 0.81-1.68) para la revisión séptico. Los autores concluyen que después de controlar los factores específicos de riesgo del paciente, cirugía, cirujano, volumen y el implante, las mujeres tenían un riesgo 29% mayor de fracaso de los implantes que los hombres después de la ATC en esta muestra basada en la comunidad.

Fecha publicación  
25-02-2013 (A)




Utilidad de la la amitriptilina para el alivio del dolor en pacientes con dolor neuropático o fibromialgia -> La amitriptilina proporciona buen alivio del dolor para algunos pacientes con dolor neuropático o la fibromialgia, pero sólo en menos de la mitad de los pacientes.
Rev Cochram, 12/2012 "Amitriptyline for neuropathic pain and fibromyalgia in adults".
Revisión para examinar como funciona la amitriptilina en el tratamiento del dolor neuropático o fibromialgia, definido por el nivel de alivio del dolor y la capacidad de tomar los comprimidos durante más tiempo sin efectos secundarios intolerables. No hubo estudios que proporcionaran una respuesta digna de confianza y fiable, ya que la mayoría de los estudios fueron relativamente antiguos, y utilizado métodos o notificación de resultados reconocidos como beneficios que parecen mejores de lo que son realmente. Esto es decepcionante, pero todavía podemos hacer comentarios útiles acerca de la droga. La amitriptilina probablemente no funciona en el dolor neuropático asociado con el VIH o tratamientos para el cáncer. La amitriptilina probablemente funciona en otros tipos de dolor neuropático (neuropatía diabética dolorosa, neuralgia postherpética y dolor posterior al accidente cerebrovascular, y en la fibromialgia), aunque no podemos estar seguros de esto. Nuestra mejor estimación es que la amitriptilina proporciona un mayuor alivio del dolor que el placebo en aproximadamente en 1 de cada 4 (25%), y aproximadamente 1 de cada 4 (25%) respecto del placebo con al menos un evento adverso que generalmente no es grave pero desconcertante. El mensaje más importante es que la amitriptilina probablemente proporciona buen alivio del dolor para algunos pacientes con dolor neuropático o la fibromialgia, pero sólo una en una minoría de ellos, pero la amitriptilina no va a funcionar para la mayoría de las personas.

Fecha publicación  
11-02-2013




Utilidad de la inyección de corticosteroides, la fisioterapia o la combinación de los dos en el tratamiento de pacientes con epicondilalgia lateral (epicondilitis) -> La inyección de corticosteroides dio lugar a peores resultados clínicos que la inyección de placebo después de 1 año, y la fisioterapia no dio lugar a diferencias significativas.
JAMA, 06/02/2013 "Effect of Corticosteroid Injection, Physiotherapy, or Both on Clinical Outcomes in Patients With Unilateral Lateral EpicondylalgiaA Randomized Controlled Trial".
La inyección de corticosteroides y fisioterapia son tratamientos comunes para epicondilalgia lateral, que se combinan con frecuencia en la práctica clínica. Sin embargo, la evidencia de su eficacia combinada se desconoce. El objetivo de este estudio es investigar la efectividad de la inyección de corticosteroides, fisioterapia multimodal, o ambos, en pacientes con epicondilalgia lateral unilateral. Se realizó en un único centro de investigación universitario y 16 centros de atención primaria de Brisbane, Australia. Se reclutaron entre julio de 2008 y mayo de 2010 a un total de 165 pacientes de 18 años o mayores con epicondilalgia unilateral lateral de más de 6 semanas de duración, s completó 1 año de seguimiento en mayo de 2011. las intervenciones fueron inyección de corticosteroides (n = 43), inyección de placebo (n = 41), inyección de corticoesteroides más fisioterapia (n = 40) o inyección de placebo además de fisioterapia (n = 41). Las medidas de resultado primarias fueron 2: clasificación global del cambio en las puntuaciones para la recuperación completa o mejoría al año y recurrencia al año (definida como la recuperación completa o mejora a las 4 u 8 semanas, pero no más tarde), el análisis fue por intención de tratar (P <0,01). Los resultados secundarios incluyeron la recuperación completa o mejoría a las 4 y 26 semanas. Resultados: La inyección de corticosteroides se tradujo en una menor recuperación completa o menor mejora al año de la inyección año frente a placebo (83% vs 96%, respectivamente, riesgo relativo [RR], 0,86 [IC 99%, 0,75-0,99], p = .01) y mayor recurrencia al año (54% vs 12%; RR, 0,23 [99% CI, 0.10-0.51], p <0,001). Los grupos de fisioterapia o no fisioterapia no difirieron al año en las calificaciones de recuperación completa o mejoría (91% vs 88%, respectivamente, RR, 1,04 [99% CI, 0.90-1.19], p = .56), o recurrencia ( 29% vs 38%; RR, 1,31 [99% CI, 0.73-2.35], p = .25). Se encontraron patrones similares a las 26 semanas, con una menor recuperación completa o mejoria después de la inyección de corticosteroides vs inyección con placebo (55% vs 85%, respectivamente, RR, 0,79 [99% CI, 0.62-0.99], p <.001) y sin diferencias entre los grupos de fisioterapia o no fisioterapia (71% vs 69%, respectivamente; RR, 1,22 [99% CI, 0.97-1.53], p = .84). A las 4 semanas, se observó una interacción significativa entre la inyección de corticoesteroides y fisioterapia (P = .01), por lo que los pacientes que recibieron la inyección de placebo más fisioterapia tuvieron una mayor recuperación completa o mejoría versus ausencia de fisioterapia (39% vs 10%, respectivamente; RR, 4,00 [IC del 99%, 1,07-15,00], P = .004). Sin embargo, no hubo ninguna diferencia entre los pacientes que recibieron la inyección de corticosteroides más fisioterapia vs corticosteroide solo (68% vs 71%, respectivamente; RR, 0,95 [99% CI, 0.65-1.38], p = .57). Los autores concluyen que entre los pacientes con inflamación crónica por epicondilalgia lateral unilateral, el uso de inyección de corticosteroides vs inyección placebo dio lugar a peores resultados clínicos después de 1 año, y la fisioterapia no dio lugar a diferencias significativas.

Fecha publicación  
16-01-2013




Riesgos de la terapia biológica con anti-TNF en la artritis reumatoide (AR)- > En los pacientes con AR que utilizan agentes anti-TNF se produce un aumento del riesgo de herpes zoster comparación con los controles que no reciben tratamientos biológicos. Los médicos pueden considerar la vacunación contra el herpes zoster a los pacientes antes de iniciar la terapia anti-TNF.
Ann Rheum Dis, 01/2013 "Risk of skin and soft tissue infections (including shingles) in patients exposed to anti-tumour necrosis factor therapy: results from the British Society for Rheumatology Biologics Register".
El anti-factor de necrosis tumoral (TNF) es uno de los pilares del tratamiento de la artritis reumatoide (AR). En 2001 se realizó BSRBR para evaluar la seguridad de estos agentes. En este trabajo británico se aborda la seguridad de la terapia anti-TNF en la AR con referencia específica a las alteraciones graves de la piel y tejidos blandos (AGPTB) y el herpes zóster. Métodos: Fue reclutada una cohorte de pacientes tratados con anti-TNF junto a un grupo de comparación con AR activa tratados con medicamentos antirreumáticos no biológicos modificadores de la enfermedad (nbDMARD). Se analizaron 11.881 pacientes con anti-TNF y 3.673 nbDMARD. El seguimiento fue de 6 meses, mediante cuestionarios a los pacientes y sus médicos. El análisis considera AGPTB y herpes por separado. Las tasas de incidencia (IR) se calcularon y compararon mediante análisis de supervivencia. Resultados: Las IR crudas para el AGPTB fueron: con los anti-TNF 1.6/100 pacientes-años (95%: 1,4 a 1,8); nbDMARD 0.7/100 pacientes-año (IC del 95%: 0,5 a 1,0), y para el herpes zóster: anti-TNF 1.6/100 pacientes-años (95%: 1,3 a 2,0); nbDMARD 0.8/100 pacientes-años (95% IC: 0,6 a 1,1). Los HR ajustados para AGPTB fueron 1,4 (95% IC: 0,9 a 2,4), herpes de 1,8 (95% IC: 1,2 a 2,8). Para AGPTB, no se observaron diferencias significativas entre los anti-TNF. Para el herpes, el menor riesgo se observó para adalimumab (HR ajustado vs nbDMARD) 1,5 (95% CI 1,1 a 2,0) y la más alta de infliximab (RR 2,2, IC del 95%: 1,4 a 3,4)). Los autores concluyen que se observa un aumento significativo del riesgo de herpes zoster en la cohorte tratada con anti-TNF. El riesgo de AGPTB, aunque tiende a ser mayor con tratamiento anti-TNF no fue estadísticamente significativo. Al igual que con cualquier conjunto de datos observacionales, no se puede establecer con certeza causa y efecto. Este hallazgo apoyaría la evaluación de la vacuna zóster en esta población.

Fecha publicación  
09-12-2012




Inyecciones epidurales de esteroides y riesgo de osteoporosis -> Una única inyección epidural de esteroides produce una disminución significativa en la densidad mineral ósea de la cadera en las mujeres posmenopáusicas. Estos hallazgos sugieren que podría haber un importante aumento en la pérdida ósea anual de cadera en las mujeres que recibieron estas inyecciones.
Spine, 12/2012, "Effect of epidural steroid injection on bone mineral density and markers of bone turnover in postmenopausal women".
Estudio prospectivo, observacional con el objetivo de evaluar el efecto de la inyección epidural de esteroides (IEE) sobre la densidad mineral ósea (DMO) en mujeres posmenopáusicas. Las IEEs se utilizan para tratar el dolor asociado con radiculopatía. Aunque se sabe que el uso de esteroides exógenos pueden perturbar la arquitectura esquelética, es menos claro si las IEE ocasionan una disminución de la DMO. Se eligieron para tratamiento mediante IEE veintiocho mujeres posmenopáusicas con radiculopatía L4-L5. Debido a la falta de cumplimiento con los requisitos del estudio hubo una tasa de abandono del 50%. Se evaluó antes de la inyección y a los 3 y 6 meses después de la inyección la DMO de la cadera, cuello del fémur y la columna vertebral junto con los marcadores de recambio óseo, la fosfatasa alcalina específica del hueso y el C-telopéptido de colágeno I en suero (CTX). Resultados: Hubo una disminución significativa en la DMO de la cadera de 0,018 g / cm (0,028 ± 0,007, p = 0,002) a los 6 meses, en comparación con el estado basal incial. Se comparó este descenso con una población de edad similar como control que mostraron una disminución de 0,003 g / cm, significativamente menor que la población de estudio (P = 0,007). La fosfatasa alcalina específica ósea aumentó significativamente en 2,33 U / L en los 3 a 6 meses (P = 0,012), pero el aumento de CTX no fue significativa. Los autores concluyen que una sola IEE en mujeres posmenopáusicas afecta negativamente a la DMO de la cadera. Esto se relaciona con un aumento en la actividad de remodelación ósea, como se evidencia por un aumento de la fosfatasa alcalina específica ósea y CTX. Además, cuando se compara con una población de edad correspondiente como control, la población de estudio mostró una mayor disminución de la DMO. Nuestros resultados muestran que la administración epidural de corticosteroides tiene un efecto deletéreo sobre el hueso, que se debe considerar cuando se contemplan otras opciones de tratamiento para la radiculopatía. La disminución resultante en la DMO, aunque ligera, sugiere que las IEEs deben utilizarse con precaución en las paciente en un riesgo de fractura.

Fecha publicación  
21-11-2012




Dudas sobre la eficacia de las inyecciones epidurales de corticoides (infiltraciones) para la ciática -> Se observa un significativo, aunque pequeño, el efecto de las inyecciones epidurales de corticoides en comparación con placebo para el dolor de la pierna en el corto plazo (menos de 3 meses), pero ningún efecto al año de la administración.
Ann Intern Med, 13/11/2012, "Epidural Corticosteroid Injections in the Management of Sciatica: A Systematic Review and Meta-analysis".
Las directrices existentes y las revisiones sistemáticas proporcionan recomendaciones inconsistentes sobre las inyecciones epidurales de corticoides para la ciática. Las principales limitaciones de las revisiones existentes son la inclusión de ensayos con controles activos de eficacia desconocida y no proporcionar una estimación del tamaño del efecto del tratamiento. E objetivo de esta revisión y meta-análisis es determinar la eficacia de las inyecciones epidurales de corticoides para la ciática en comparación con placebo. Las fuentes de datos fueron: International Pharmaceutical Abstracts, PsycINFO, MEDLINE, EMBASE, Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados, y CINAHL. Se seleccionaron los estudio aleatorios, controlados con placebo para evaluar la eficacia de las inyecciones epidurales de corticoides en los participantes con ciática. Dos revisores independientes extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo. El dolor en las piernas, el dolor de espalda y la discapacidad se midieron en escalas comunes de 0 (ausencia de dolor o discapacidad) a 100 (peor dolor posible o discapacidad). Como resultados se establecieron los cambios clínicamente importantes con el intervalo de 10 a 30. Los efectos se calcularon a corto plazo (> 2 semanas pero ≤ 3 meses) ya largo plazo (≥ 12 meses) de seguimiento. Los datos se agruparon mediante un modelo de efectos aleatorios, y el enfoque GRADE (Grading of Recommendations Assessment, Development and Evaluation) se utilizó en las conclusiones sumarias. Fueron incluidos 25 informes publicados (23 ensayos). Los resultados combinados mostraron un significativo, aunque pequeño efecto, las inyecciones epidurales de corticoides de comparación con placebo para el dolor de la pierna en el corto plazo (diferencia media, -6,2 [IC 95%, -9,4 a -3,0]) y también para la discapacidad en el corto plazo (diferencia media, -3,1 [IC -5,0 a -1,2]). Los efectos a largo plazo agrupadas fueron más pequeños y no significativos estadísticamente. La calidad general de las pruebas de acuerdo con la clasificación GRADE fue considerado como de alta calidad. La revisión esta limitada por la inclusión de ensayos sólo en idioma Inglés y por no incorporar medidas de resultado dicotómicas en el análisis. Los autores concluyen que la evidencia disponible sugiere que las inyecciones epidurales de corticoides sólo ofrecen alivio a corto plazo del dolor en las piernas y la discapacidad en los pacientes con ciática. El pequeño efecto del tratamiento, sin embargo, plantea preguntas acerca de la utilidad clínica de este procedimiento en la población diana.

Fecha publicación  
17-11-2012




Colocación de prótesis total de cadera y ACV -> Los pacientes sometidos a reemplazo total de cadera tienen un riesgo elevado de accidente cerebrovascular en las 2 semanas siguientes a la operación. El exceso de riesgo se va reduciendo progresivamente hasta desaparecer a las 12 semanas de la intervención.
Stroke, 6/11/2012, "Timing of Stroke in Patients Undergoing Total Hip Replacement and Matched Controls. A Nationwide CohortStudy".
El accidente cerebrovascular es una complicación potencialmente fatal de los reemplazos totales de cadera (RTC). Sin embargo, el momento del accidente cerebrovascular en pacientes con RTC en comparación con controles pareados y la influencia del consumo de drogas siguen siendo desconocidos. El objetivo de este estudio fue determinar el momento del accidente cerebrovascular en pacientes con RTC en comparación con los sujetos de control emparejados. Estudio de cohorte nacional que se llevó a cabo dentro de los registros de Dinamarca (1998-2007). Los pacientes incluidos fueron aquellos con un RTC en el período de estudio (n = 66.583), siendo emparejados por edad, sexo y región en tres temas referentes sin RTC o reemplazos total de rodilla. Se utilizaron modelos de Cox para calcular los cocientes de riesgo y se ajustaron para la historia de enfermedad y el consumo de drogas. Resultados: se encontró un riesgo 4,7 veces mayor de accidente cerebrovascular isquémico (razón de riesgo ajustada, 4,69, 95% CI, 3.12 a 7.6) y un riesgo 4,4 veces mayor de accidente cerebrovascular hemorrágico (razón de riesgo ajustada, 4,40, 95% CI, 2,01-9,62) en las 2 semanas después del RTC, en comparación con los controles. El riesgo se mantuvo elevado durante las primeras 6 semanas tras la operación para el accidente cerebrovascular isquémico, y en las primeras 12 semanas para el accidente cerebrovascular hemorrágico. El uso ambulatorio de un fármaco antiplaquetario redujo las tasas de riesgo a las 6 semanas para el accidente cerebrovascular isquémico en un 70%, si bien no afectaron al riesgo de accidente cerebrovascular hemorrágico. Los autores concluyen que este estudio muestra que los pacientes con RTC tienen un riesgo 4,7 veces mayor de accidente cerebrovascular isquémico y un riesgo 4,4 veces mayor de accidente cerebrovascular hemorrágico durante las primeras 2 semanas después de la cirugía. La evaluación del riesgo de accidente cerebrovascular en los pacientes sometidos a RTC (es decir, evaluar otros factores de riesgo para el accidente cerebrovascular) debe tenerse en cuenta durante las primeras 6 a 12 semanas.

Fecha publicación  
06-11-2012




Osteoporosis masculina y tratamiento con ácido zoledrónico -> El ácido zoledrónico previene nuevas fracturas vertebrales en hombres con osteoporosis en comparación con placebo, sin influirse por los niveles de testosterona. Estos resultados reflejan el efecto del fármaco en las mujeres.
(Fecha publicación: 06-11-2012)
N Engl J Med, 1/11/2012, "Fracture Risk and Zoledronic Acid Therapy in Men with Osteoporosis".
Las fracturas en los hombres son un problema de salud importante, y datos sobre la eficacia antifractura de los tratamientos para la osteoporosis en los hombres son limitadas. El este ensayo multicéntrico, doble ciego, controlado con placebo trata de comprobar el efecto del ácido zoledrónico sobre el riesgo de fractura entre los hombres con osteoporosis. Se asignó aleatoriamente a 1.199 hombres de varios paises con osteoporosis primaria o asociada a hipogonadismo, que tenían entre 50 y 85 años de edad para recibir una infusión intravenosa de ácido zoledrónico (5 mg) o placebo al inicio del estudio y a los 12 meses. Los participantes recibieron calcio y vitamina D diariamente. La medida final primaria fue la proporción de pacientes con una o más nuevas fracturas vertebrales morfométricas en un período de 24 meses. Resultados: La tasa de cualquier nueva fractura vertebral morfométrica fue de 1,6% en el grupo de ácido zoledrónico y el 4,9% en el grupo placebo durante el período de 24 meses, lo que representa una reducción del riesgo del 67% con ácido zoledrónico (riesgo relativo, 0,33, 95% intervalo de confianza, 0,16 a 0,70, p = 0,002). En comparación con los hombres que recibieron placebo, los hombres que recibieron ácido zoledrónico tenían menos fracturas vertebrales (p = 0,03) y menos pérdida de altura (P = 0,002). Un menor número de participantes que recibieron ácido zoledrónico tuvieron fracturas vertebrales clínicas o no vertebrales, aunque esta diferencia no alcanzó significación debido al pequeño número de fracturas. La densidad mineral ósea fue mayor y los marcadores de recambio óseo fueron inferiores en los hombres que recibieron ácido zoledrónico (P <0,05 para ambas comparaciones). Los resultados fueron similares en hombres con bajos niveles séricos de testosterona total. El ácido zoledrónico y placebo no fueron significativamente diferentes con respecto a la incidencia de la muerte (2,6% y 2,9%, respectivamente) o eventos adversos graves (25,3% y 25,2%). Los autores concluyen que el tratamiento con ácido zoledrónico se asoció con una reducción significativa del riesgo de fractura vertebral entre los hombres con osteoporosis.

Fecha publicación  
09-10-2012




Nuevas directrices del ACR para la gestión de la gota que recomiendan mantener el ácido úrico por debajo de 6 mg / dl.
Arthritis Care Res, 10/10/2012, "2012 American College of Rheumatology guidelines for management of gout. Part 1: Systematic nonpharmacologic and pharmacologic therapeutic approaches to hyperuricemia".
El American College of Rheumatology (ACR) ha emitido nuevas directrices para la gestión de la gota que reflejan el rango de ampliación de las opciones terapéuticas, una mayor conciencia de la necesidad de control del urato, y la carga y prevalencia cada vez mayores de esta enfermedad. Se pueden utilizar como primera línea de tratamiento para la reducción del ácido úrico cualquiera de los inhibidores de la xantina oxidasa, alopurinol o el febuxostat, este último agente más reciente. Los niveles objetivo de urato en suero debe estar por debajo de 6 mg / dl.

Fecha publicación  
04-10-2012




En la espondilitis anquilosante (EA), el tratamiento con dosis elevadas de anti-inflamatorios no esteroideos (AINE) durante más de 2 años se asocia con el retraso en el deterioro radiológico de la columna vertebral. Los pacientes más beneficiados fueron los que tenían elevación de marcadores de la inflamación.
Ann Rheum Dis, 09/2012, "Effect of non-steroidal anti-inflammatory drugs on radiographic spinal progression in patients with axial spondyloarthritis: results from the German Spondyloarthritis Inception Cohort".
Estudio para investigar la influencia de los anti-inflamatorios no esteroideos (AINE) sobre la progresión radiológica espinal durante 2 años en pacientes con espondilitis anquilosante (EA) y la espondiloartritis no radiológica (SPn) axial. Se seleccionaron par el análisis 164 pacientes con EA (88 con afectación radiológica axial y 76 con afectación SPn axial) en base a la disponibilidad de radiografías de la columna vertebral al inicio del estudio y después de 2 años de seguimiento, así como sobre los datos de consumo de AINE. Las radiografías de la columna vertebral fueron anotadas por dos lectores entrenados en un orden oculto seleccionado al azar de acuerdo con la escala modificada Stoke Ankylosing Spondylitis Spine Score (mSASSS). Se calculó un índice de la ingesta de AINE contando tanto de la dosis como la duración de la toma del fármaco. Un elevado índice de ingesta de AINE (índice de AINE ≥ 50) en la EA se asoció con una menor probabilidad de progresión radiológica significativa definida como un empeoramiento de la mSASSS en ≥ 2 unidades: OR = 0.15, IC del 95%: 0.02 a 0.96, p = 0,045 (ajustado por base estructural del daño, elevación de la proteína C reactiva (PCR) y el consumo de tabaco) en comparación con los pacientes con ingesta de AINE baja (índice AINE <50). Este efecto fue más pronunciado en pacientes con sindesmofitos de referencia y PCR elevada: la progresión media de la mSASSS fue de 4.36 ± 4.53 en los pacientes con la ingesta de AINE baja versus 0.14 ± 1.80 con un alto consumo, p = 0,02. En la SPn axial, no se encontraron diferencias significativas en cuanto a la progresión radiográfica entre los pacientes con la ingesta altas y bajas de AINE. Los autores concluyen que una alta ingesta de AINE durante más de 2 años se asocia a retraso en la progresión radiológica espinal de la EA. En la afectación no radiográfica axial este efecto es menos evidente, probablemente debido a un bajo grado de formación de hueso nuevo en la columna en esta etapa.

Fecha publicación  
14-09-2012




Un meta-análisis de ensayos clínicos aleatorios con una duración mínima de 6 meses no ha encontrado aumento del riesgo de tumores malignos en pacientes tratados con fármacos biológicos para el tratamiento de la artritis reumatoide.
JAMA, 05/09/2012, "Risk of Malignancies in Patients With Rheumatoid Arthritis Treated With Biologic TherapyA Meta-analysis".
Existen preocupaciones sobre la posible aparición de tumores malignos en pacientes con artritis reumatoide (AR) que reciben tratamiento mediante modificadores de la respuesta biológica (MRB). Este meta-análisis evalúa el riesgo de tumores malignos en pacientes con AR participantes en ensayos controlados aleatorios (ECA) con MRB. Se utilizaron fuentes de bases de datos electrónicas, resúmenes de congresos y sitios web de las agencias reguladoras para identificar ECA que evaluaban el abatacept, adalimumab, anakinra, certolizumab, etanercept, golimumab, infliximab, rituximab y tocilizumab para la AR el 9 de julio de 2012. Se seleccionaron de forma independiente los estudios que incluyeron los ECA que compararon la seguridad de cualquier MRB utilizados en pacientes con AR, con placebo y / o cualquier modificación del tratamiento tradicional de la enfermedad con medicamentos antirreumáticos con un mínimo de 24 semanas de seguimiento. Se  incluyeron y analizaron 63 ECA con 29.423 pacientes. No se encontró mayor riesgo estadísticamente significativo de tumores malignos en su desarrollo. De los 29.423 pacientes, 211 desarrollaron un cáncer durante el estudio (118 tumores sólidos, 48 cánceres de piel, 14 linfomas, 5 hematológicos no linfomas y 26 no especificados). La tasa de incidencia para cualquier malignidad durante el primer año de tratamiento fue muy baja en el grupo MRB más metotrexato (0,77%, IC 95%, 0,65% -0,92%), el grupo de monoterapia con MRB (0,64%, IC 95%, 0,42% -0,95%), y los controles (0,66%, IC 95%, 0,52% -0,84%). La anakinra y metotrexato mostraron una menor probabilidad en comparación con metotrexato solo (odds ratio, 0,11, IC 95%, 0,03-0,45). No se observó riesgo estadísticamente significativo para sitios específicos de cáncer, aunque el odds ratio de Peto para el linfoma fue 2,1 (95% CI, 0.55 a 8.4) en pacientes que recibieron inhibidores del factor de necrosis tumoral en comparación con los controles. Los autores concluyen que el uso de MRB entre los pacientes con AR incluidos en los ECA con una duración mínima de 6 meses no se asoció significativamente con un aumento del riesgo de tumores malignos en comparación con otros modificadores de la enfermedad medicamentos antirreumáticos o con placebo.

Fecha publicación  
02-09-2012




La práctica habitual de Qigong (Chi-Kung) mejora significativamente el dolor en pacientes con fibromialgia y disminuye el impacto de la enfermedad. Los beneficios se mantienen a los 6 meses de seguimiento.
Arthritis Res Ther, 03/08/2012, "A randomized controlled trial of qigong for fibromyalgia".
La fibromialgia es difícil de tratar y requiere el uso de múltiples enfoques. Este ensayo controlado y aleatorio para comparar los beneficios del Qigong (Chi-Kung) con un grupo sobre la fibromialgia. Un centenar de participantes fueron asignados aleatoriamente a los grupos de práctica inmediata o posterior y controles, el grupo de tratamiento posterior recibió la capacitación en el final del período de control. El entrenamiento de Qigong (nivel 1 Chaoyi Fanhuan Qigong CFQ), fue de 3 medios días y fue seguido por Weekly Review / sesiones de práctica durante 8 semanas pidiendo a los participantes que practicaran en casa durante 45-60 minutos al día durante ese tiempo. Se midió el dolor, el impacto, el sueño, la función física y la función mental, y estos se registraron al inicio del estudio, a las 8 semanas, a los 4 meses y a los 6 meses. Los grupos de prácticas inmediatas y posteriores fueron analizadas individualmente en comparación con el grupo control.  En ambos grupos de tratamiento inmediato y posterior, el CFQ demostró mejoras significativas en el dolor, el impacto, el sueño, la función física y la función mental en comparación con el grupo de atención habitual de control a las 8 semanas, con los beneficios que se extiende más allá de este tiempo. El análisis de datos combinados indican cambios significativos para todas las medidas en todo momento a los 6 meses, con una sola excepción. El análisis post-hoc sobre los auto-informes de tiempos de práctica indica un mayor beneficio en el grupo por protocolo en comparación con un mínimo de práctica. Los autores concluyen que el CFQ, una forma particular de Qigong, proporciona beneficios a largo plazo en varios aspectos básicos de la fibromialgia. El CFQ puede ser un adyuvante útil para el auto-cuidado en el tratamiento de la fibromialgia.

Fecha publicación  
30-08-2012




Aunque las personas con  artritis reumatoide presentan un aumento del riesgo cardiovascular similar al de la diabetes mellitus, en este estudio las intervenciones quirúrgicas no se asocian con un mayor riesgo perioperatorio de eventos cardiovasculares o de mortalidad.
Arthritis Rheum, 08/2012, "Perioperative all-cause mortality and cardiovascular events in patients with rheumatoid arthritis: Comparison with unaffected controls and persons with diabetes mellitus".
La artritis reumatoide (AR) está asociada a un aumento del riesgo cardiovascular (CV) similar al de la diabetes mellitus (DM). Este riesgo puede justificar la evaluación preoperatoria del RCV se realiza para los pacientes con DM. El estudio pretende determinar si los riesgos de muerte perioperatoria y los eventos cardiovasculares entre los pacientes con artritis reumatoide difieren de los que tienen los controles sin afectación y los pacientes con DM. Se utilizaron los datos de 1998-2002 de la Nationwide Inpatient Sample (NIS) de la base de datos del EE.UU Healthcare Cost Utilization Project (HCUP) para identificar las hospitalizaciones de los pacientes sometidos a cirugía no cardiaca electiva. Los procedimientos quirúrgicos y el uso de las pautas establecidas fueron clasificados como de riesgo bajo, intermedio o alto de sufrir eventos cardiovasculares. De entre los 7.756.570 pacientes sometidos a intervenciones no cardiacas de bajo, intermedio o alto riesgo, presentaron eventos CV el 2,34%, 0,51% y 2,12% respectivamente, y murieron el 1,47%, 0,50% y 2,59 % respectivamente. Entre los sometidos a un procedimiento de riesgo intermedio, la muerte fue menos probable en los pacientes con AR que en los pacientes con DM (0,30% frente al 0,65%, p <0,001). Los pacientes con AR tuvieron menos probabilidades de tener un evento cardiovascular que los pacientes con DM para los procedimientos de bajo riesgo (3,38% frente al 5,30%, p <0,001) y riesgo intermedio (0,34% frente al 1,07%, p <0,001). En los modelos ajustados, los pacientes con AR no presentaron un mayor riesgo de muerte perioperatoria o de evento CV. Los autores concluyen que la AR no se asoció con un mayor  riesgo perioperatorio de eventos CV o de mortalidad, lo que sugiere que la actual atención clínica perioperatoria no necesita cambios cambiado en este sentido.

Fecha publicación  
10-08-2012




Metotrexato oral es el medicamento más comúnmente usado para la artritis psoriásica, y se recomienda en la mayoría de las guías recientes a pesar de la escasez de ensayos aleatorios. Este ensayo aleatorio no encontró evidencia del beneficio en el tratamiento de la sinovitis en la artritis psoriásica.
Rheumatology, 07/2012, "A randomized placebo-controlled trial of methotrexate in psoriatic arthritis".
El metotrexato (MTX) es ampliamente utilizado para el tratamiento de la sinovitis en la artritis psoriásica sin el apoyo de las evidencias. El objetivo de este primer gran ensayo clínico aleatorizado y controlado con placebo (ECA) fue poner a prueba el valor del MTX para el tratamiento de la artritis psoriásica. Métodos. Se comparó durante 6 meses el MTX (15 mg / semana) con el placebo en la artritis psoriásica activa. El resultado primario fue la respuesta de artritis psoriásica (PsARC). Otros resultados incluyeron ACR20, el DAS-28 y sus componentes individuales. Los tratamientos se compararon mediante análisis de regresión logística (ajustada por edad, sexo, duración de la enfermedad y, en su caso, las puntuaciones de referencia individuales). Resultados: Fueron reclutados 221 pacientes, 109 recibieron metotrexato y 112 recibieron placebo. Cuarenta y cuatro pacientes se perdieron durante el seguimiento (21 MTX, 23 con placebo). Veintiséis pacientes interrumpieron el tratamiento (14 MTX, 12 con placebo). Comparando MTX con placebo en todos los pacientes aleatorizados a los 6 meses no mostraron ningún efecto significativo sobre PsARC [odds ratio (OR) 1.77, IC 95% 0.97, 3.23], ACR20 (OR 2.00, IC 95% 0.65, 6.22) o DAS-28 (OR 1.70, IC 95% 0.90, 3.17). Tampoco se observaron efectos significativos del tratamiento sobre el número de articulaciones dolorosas y tumefactas, VSG, PCR, HAQ o sobre el dolor. Los únicos beneficios del MTX fueron las reducciones en las puntuaciones globales del paciente y el evaluador y las puntuaciones de la piel a los 6 meses (p = 0,03, p <0,001 yp = 0.02, respectivamente). No hubo eventos adversos inesperados. Los autores concluyen que no han encontrado pruebas de que el MTX mejore la sinovitis de la artritis psoriásica, y en consecuencia plantea interrogantes acerca de su clasificación como medicamento modificador de la enfermedad en la artritis psoriásica.

Fecha publicación  
16-07-2012




Estudio longitudinal de mujeres del Reino Unido de 53 años al inicio, en su mayoría blancas, que ha encontrado una incidencia acumulada bastante baja de osteoartritis de rodilla tras un seguimiento de 15 años (<48%). Las mujeres con osteofitos al inicio del estudio tenían un riesgo cuatro veces mayor de osteoartritis al final.
Arthritis Rheumatism, 07/2012, "The natural history of radiographic knee osteoarthritis: A fourteen-year population-based cohort study".
Estudio de cohorte basado en la comunidad para establecer la historia natural de la artrosis de rodilla radiográfica (ARR). Se han examinado las mujeres del Chingford Women's Study, cohorte seguida durante más de 14 años. Se realizaron radiografías de ambas rodillas (con las piernas en extensión completa) a intervalos de aproximadamente 5 años. Se anotaron los informes de las radiografías para la ARR de forma ciega, utilizando los grados Kellgren/Lawrence (K/L). De las 1.003 mujeres incluidas en el estudio se pudo disponer de una serie completa de radiografías en 561. La edad media al inicio del estudio fue de 53 años (rango intercuartil 48-58 años). El 13,7% de las mujeres tenía ARR  (K/L de grado ≥ 2) en al menos una rodilla, y la prevalencia aumentó al 47,8% en el año 15. La incidencia acumulada anual de la ARR fue de 2,3% entre el inicio y el año 15. Las tasas anuales de progresión de la enfermedad y el empeoramiento entre el inicio y los 15 años fueron del 2,8% y 3,0%, respectivamente. Las mujeres con 1 grado de K/L al inicio del estudio eran más propensas a experimentar un empeoramiento a los 15 años en comparación con las mujeres con un grado inicial de 0 (OR 4,5, IC 95% 2.7 a 7.4). Los autores concluyen que este es el estudio más largo de la historia natural de la ARR hasta la fecha. La incidencia y progresión de la ARR fueron relativamente bajas, puesto que más de la mitad de todas las mujeres no tenían evidencia radiográfica de artrosis de rodilla después del período de 15 años. Las mujeres con la referencia de 1 grado K/L eran más propensas que las mujeres con otros grados K/L para experimentar un empeoramiento de la ARR.

Fecha publicación  
20-06-2012




La psoriasis es un factor de riesgo independiente para el desarrollo de la diabetes mellitus (DM) tipo 2, y los pacientes con psoriasis severa que desarrollan DM son más propensos a recibir fármacos antidiabéticos que los diabéticos sin psoriasis.
Arch Dermatol, 06/2012, “Increased Risk of Diabetes Mellitus and Likelihood of Receiving Diabetes Mellitus Treatment in Patients With Psoriasis”.
Estudio de cohortes de base poblacional con el objetivo de evaluar el riesgo de incidencia de la diabetes mellitus (DM) tipo 2 en pacientes con psoriasis y los patrones de tratamiento. Se incluyeron a 108.132 pacientes entre 18 y 90 años de los registros médicos electrónicos del Reino Unido con psoriasis, y 430.716 pacientes sin psoriasis. Las tasas de riesgo ajustado para el desarrollo de DM (IC del 95%) fueron 1,14 (IC 95%: 1.10 a 1.18), 1,11 para el grupo de psoriasis  leve (IC 95%: 01.07 a 01.15) y 1.46 para el grupo de psoriasis severa (IC 95%: 1.30 a 1.65). Entre las personas con psoriasis severa el riesgo ajustado de DM con tratamiento farmacológico fue 1,55 (IC del 95%, 01.15 a 02.10). Los autores concluyen que la psoriasis es un factor de riesgo independiente para el desarrollo de la DM tipo 2 con una relación dosis-dependiente, y que los pacientes con psoriasis severa que desarrollan DM son más propensos a recibir fármacos antidiabéticos en comparación con los pacientes con DM sin psoriasis.

Fecha publicación  
20-06-2012




El oxibato de sodio obtiene mejoras significativas en el dolor, el sueño y otros síntomas asociados con la fibromialgia, aunque con efectos adversos relativamente frecuentes.
Ann Rheum Dis, 31/01/2012, “Sodium oxybate therapy provides multidimensional improvement in fibromyalgia: results of an international phase 3 trial”.
La fibromialgia se caracteriza por dolor musculoesquelético crónico junto con otros trastornos como la fatiga, alteraciones del sueño y el estado de ánimo. Junto con el dolor y la fatiga, el sueño no reparador es un síntoma principal de la fibromialgia. Se cree que el oxibato de sodio reduce las alteraciones del sueño restaurador y esta aprobado para el tratamiento de la narcolepsia. Este ensayo pretende evaluar los efectos de oxibato de sodio en el dolor asociado la fibromialgia. Se incluyeron 573 pacientes con fibromialgia según los criterios del American College of Rheumatology de 1990, de 108 centros de ocho países. Los sujetos fueron asignados aleatoriamente a placebo, oxibato de sodio 4,5 g / noche o oxibato de sodio 6 g / noche. La variable principal de eficacia fue la proporción de sujetos que redujeron ≥ 30% el dolor según la escala analógica visual, desde el inicio hasta el final del tratamiento. En los sujetos tratados se observaron mejoras importantes en el dolor, el sueño y otros síntomas asociados con la fibromialgia en los sujetos tratados oxibato de sodio en comparación con el placebo. La proporción de sujetos con reducción ≥ 30% el dolor fue de 42,0% para oxibato de sodio 4.5 g / noche (p = 0,002) y 51,4% para el oxibato de sodio 6 g / noche (p <0,001) en comparación con 26,8% para el placebo. La calidad del sueño (escala de Jenkins) mejoró en un 20% para oxibato de sodio 4.5 g / noche (p ≤ 0,001) y el 25% para oxibato de sodio 6 g / noche (p ≤ 0,001), frente al 0,5% para el placebo. Los acontecimientos adversos con una frecuencia superior al 5% y el doble que el placebo fueron náuseas, mareos, vómitos, insomnio, ansiedad, somnolencia, fatiga, espasmos musculares y edema periférico. Los autores concluyen que estos resultados, combinados con los hallazgos de las fases anteriores, proporcionan evidencia de los beneficios del tratamiento con oxibato de sodio en los síntomas importantes de la fibromialgia.

Fecha publicación  
15-06-2012




Es elevada la prevalencia de ciertos factores de riesgo de fractura no incluidos en la herramienta FRAX (vida sedentaria, caídas, baja ingesta de calcio). En las mujeres jóvenes contrasta la baja estimación de riesgo FRAX con la elevada utilización de las densitometrías y del tratamiento antiosteporótico.
Osteoporos Int, 23/05/2012, “Prevalence of osteoporotic fracture risk factors and antiosteoporotic treatments in the Valencia region, Spain. The baseline characteristics of the ESOSVAL cohort”.
Estudio transversal en la cohorte ESOSVAL con el propósito de describir las características demográficas, los factores de riesgo de osteoporosis, el riesgo a 10 años de fractura osteoporótica, y el uso de la densitometría y los tratamientos antiosteoporóticos de la Comunidad Valenciana, España. Se analizaron los datos de 5.310 mujeres y 5.725 hombres mayores de 50 años que asistieron a 272 centros colaboradores de la atención primaria en el período 2009-2010. Se recogieron los datos demográficos, antropométricos, clínicos y de farmacia de la historia clínica electrónica. La edad media de los participantes fue de 64,3 años en las mujeres y 65,6 años de edad en los hombres. Los factores de riesgo de fractura más frecuentes en las mujeres fueron el sedentarismo (22,2%) y la fractura previa (15,8%), y en los hombres el bajo consumo de calcio (21,4%) y el consumo de tabaco (20,9%). De acuerdo con FRAX (®), el riesgo a 10 años de presentar una fractura mayor fue de 5,5% para las mujeres y el 2,8% para los hombres. El riesgo a 10 años de fractura de cadera fue del 1,9 y el 1,1% para las mujeres y los hombres respectivamente. El 23,8% de las mujeres y el 5,2% de los hombres tenían una densitometría. El 27,7% de las mujeres y el 3,5% de los hombres tomaban suplementos de calcio y / o de vitamina D, y el 28,2% de las mujeres (22,0% en el grupo de edad 50-64) y el 2,3% de los hombres estaban tomando  medicamentos antiosteoporóticos. Los autores concluyen que la prevalencia de ciertos factores de riesgo de fractura no incluidos en la herramienta FRAX (vida sedentaria, caídas, baja ingesta de calcio) es elevada. En las mujeres jóvenes contrasta la baja estimación de riesgo FRAX con la elevada utilización de las pruebas de densitometría y del tratamiento antiosteporótico.

Fecha publicación  
08-04-2012




Los pacientes portadores de prótesis totales de cadera metálicas no tienen un mayor riesgo de cáncer que los portadores de prótesis con superficies de apoyo no metálicas.
BMJ, 03/04/2012, “Risk of cancer in first seven years after metal-on-metal hip replacement compared with other bearings and general population: linkage study between the National Joint Registry of England and Wales and hospital episode statistics”.
La prótesis total de cadera se asocia con la liberación de cobalto, cromo y molibdeno y hay evidencias de que la exposición elevada a los iones metálicos se asocia con un aumento de la incidencia de ciertos cánceres. Este estudio británico pretende determinar si el uso de superficies de soporte de metal-metal se asocia con un aumento del diagnóstico de cáncer en los primeros años después del reemplazo total de cadera y, específicamente, con un aumento en el melanoma maligno, de próstata, hematológicos y de las vías urinarias. Se siguió a 40.576 pacientes con reemplazo de cadera de superficies de contacto metal-metal y 248.995 con rodamientos de distinto material. Se observó que la incidencia de nuevos diagnósticos de cáncer fue baja después de la artroplastia de cadera (1,25% en un año, 95% IC 1,21% a 1,30%) y menor que el previsto de la misma edad y sexo de la población normal (1,65%, 1,60% a 1,70%). Comparando con los rodamientos de materiales alternativos, no se encontró evidencia de que la superficie metal-metal se asociara con un mayor riesgo de cualquier diagnóstico de cáncer en los siete años después de la cirugía, con una media de seguimiento de tres años (67.361) de los pacientes observados durante cinco años o más. Tampoco hubo un aumento en el riesgo de melanoma maligno, cáncer de próstata, hematológico o cánceres de las vías urinarias. Estos datos son alentadores, pero son resultados de un estudio observacional con seguimiento a corto plazo. Así, es necesario seguir investigando los efectos de la exposición a metales ortopédicos a más largo plazo, puesto que algunos tipos de cáncer tienen un largo período de latencia.

Fecha publicación  
04-03-2012




Tras la colocación de prótesis de cadera y rodilla un significativo número de personas continúan con dolor.
BMJ Open, 22/02/2012, “What proportion of patients report long-term pain after total hip or knee replacement for osteoarthritis? A systematic review of prospective studies in unselected patients”.
Revisión sistemática de publicaciones incluyendo catorce artículos sobre el dolor tras la colocación de prótesis que describen 17 cohortes (6 con la cadera y 11 con rodilla). La proporción de personas con un resultado desfavorable por dolor a largo plazo osciló entre el 7% a 23% después del reemplazo de la cadera y del 10% a 34% después de reemplazo de rodilla. En los estudios de mejor calidad, presentaban dolor al menos un 9% de los pacientes con prótesis de la cadera y alrededor del 20% de los pacientes después de la sustitución de rodilla. Los autores concluyen que tras el reemplazo de cadera y rodilla, una proporción significativa de pacientes tienen dolor en las articulaciones operadas. Es necesario mejorar el conocimiento del problema para abordar los determinantes de los buenos y malos resultados.
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22357571

Fecha publicación  
05-02-2012




Se ha comprobado, aunque pueda parecer obvio, que son más frecuentes las degeneraciones discales de la columna lumbar en las personas obesas y con sobrepeso.
Arthritis Rheum, 05/2012, “The association of lumbar intervertebral disc degeneration on magnetic resonance imaging with body mass index in overweight and obese adults: A population-based study”.
Estudio transversal de 2.599 voluntarios chinos de ambos sexos con edad media de 42 años, mediante resonancia magnética de la columna lumbar para comprobar la presencia, el alcance y la gravedad de la degeneración discal con relación a su índice de masa corporal (kg/m2). La degeneración del disco se observó en el 72,7% sujetos. Las personas con sobrepeso y obesidad presentaron degeneración discal de forma significativamente mayor que el resto. También fue significativamente mayor el número de niveles degenerados, la severidad global de la degeneración del disco, y la etapa final la degeneración del disco con estrechamiento del espacio discal.