Enfermedades Neurológicas

Información sobre enfermedades neurológicas: demencias, enfermedad de Parkinson, accidente cerebrovascular, autismo, síndrome de Guillain Barré, etc.
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Enfermedades Neurológicas
Fecha actualización

25-01-2015

Información de interés

Sociedad Española de Neurología, pacientes

http://www.sen.es/publico/index.htm

Trastornos neurológicos. National Institute of Neurological Disorders and Stroke (NINDS), EEUU
http://espanol.ninds.nih.gov/trastornos/indice.htm

Todoalzheimer
http://www.todoalzheimer.com/grt-talz/Todoalzheimer.com/37600007.jsp

Fundación Alzheimer España

Alzheimer´s Association

Mundo de la Esclerosis Múltiple


Información en Inglés - Information in English

Disorder Index. National Institute of Neurological Disorders and Stroke (NINDS), EEUU (English)
http://www.ninds.nih.gov/disorders/disorder_index.htm

Parkinson´s, UK (English)
http://www.parkinsons.org.uk/default.aspx

European Multiple Sclerosis Platform (English)


Artículos de Revistas

Fecha publicación   
25-01-2015




Asociación de la posición boca abajo con la muerte súbita en personas con epilepsia-> Existe una asociación significativa entre la posición prona y la muerte súbita e inesperada en la epilepsia (SUDEP), lo que sugiere que la posición prona es un factor de riesgo importante para la SUDEP, particularmente en pacientes de 40 años o más jóvenes. Por ello, la SUDEP puede compartir mecanismos similares al síndrome de muerte súbita del lactante.
Neurology, 21/01/2015 "Association of prone position with sudden unexpected death in epilepsy"
Objetivo: Analizar la asociación entre la posición prona y la muerte súbita inesperada en la epilepsia (SUDEP). Métodos: Se realizó una revisión sistemática y meta-análisis basado en una búsqueda bibliográfica en bases de datos PubMed, Web of Science y Scopus, con las palabras clave "SUDEP" o "muerte súbita inesperada en epilepsia" o "síndromes de muerte súbitas inexplicables en la epilepsia". Veinticinco publicaciones cumplieron los criterios de inclusión y exclusión y se inscribieron en este estudio. Resultados: Las posiciones corporales fueron documentadas en 253 casos de SUDEP. De estos pacientes, el 73,3% (95% intervalo de confianza [IC] = 65,7%, 80,9%) fallecieron en la posición prona, mientras que el 26,7% (IC del 95% = 16,3%, 37,1%) fallecieron en posiciones no pronas. En el análisis de efectos aleatorios binario, la posición prona se asocia significativamente SUDEP, en comparación con la posición no prona (p <0,001). Además, la posición prona se informó en los 11 casos de monitorización de video-EEG SUDEP. Por otra parte, en un subgrupo de 88 casos de SUDEP en el que se documentan los datos demográficos y las circunstancias de la muerte, la posición prona se observó en el 85,7% (IC del 95% = 74,6%, 93,3%) de los pacientes mayores de 40 años o menos, pero en sólo 60% (IC del 95% = 38,7%, 78,9%) de los pacientes mayores de 40 años. El análisis estadístico confirmó que la posición de decúbito prono fue significativamente más frecuente en el grupo de pacientes más jóvenes, en comparación con el grupo de pacientes mayores (odds ratio 3,9; IC del 95% = 1,4%, 11,4%; p = 0,009). Conclusión: Existe una asociación significativa entre la posición prona y la SUDEP, lo que sugiere que la posición prona es un factor de riesgo importante para SUDEP, particularmente en pacientes de 40 años o más jóvenes. Por ello, la SUDEP puede compartir mecanismos similares al síndrome de muerte súbita del lactante.

Fecha publicación   
04-01-2015 (B)




¿Pueden ser útiles los controles sanitarios anuales en personas con discapacidad intelectual en atención primaria?-> Los controles sanitarios anuales específicos para las personas con discapacidad intelectual en la atención primaria podrían reducir las inequidades en salud. Los controles de salud ofrecidos por enfermeras de atención primaria a los adultos con discapacidad intelectual producen mejoras favorables más para su salud a largo plazo que la atención estándar. Por lo tanto, los programas de control sanitario podrían estar indicados para adultos con discapacidad intelectual.
The Lancet Psychiatry, 12/2014 "Assessment of an incentivised scheme to provide annual health checks in primary care for adults with intellectual disability: a longitudinal cohort study"
Antecedentes: Las personas con discapacidad intelectual (DI) tienen muchas comorbilidades pero éstas sufren las desigualdades en el acceso a la atención médica. El Servicio Nacional de Salud de Inglaterra utiliza un esquema de incentivos opt-in para alentar a los controles sanitarios anuales de pacientes con ID en atención primaria. Hemos investigado si los 3 primeros años del programa han mejorado la atención sanitaria de personas con DI. Métodos: Hicimos un estudio de cohorte longitudinal que utilizó datos de la base de datos de atención primaria Health Improvement Network. Hicimos regresión logística multivariante para evaluar las asociaciones entre diversas características y si o no prácticas habían optado por el esquema incentivados. Hallazgos: Se evaluaron los datos de 8.692 pacientes de 222 clínicas incentivadas y las de 918 pacientes en 48 clínicas no incentivadas. Más análisis de sangre (por ejemplo, el colesterol total, odds ratio [OR] 1,88 CI, 95% 1,47-2,41, p <0,0001) medidas generales de salud (por ejemplo, el consumo de tabaco, 6,0, 4,10-8,79, p <0,0001), evaluaciones de salud específicas (por ejemplo, el oído, 24.0, 11.5-49.9, p <0.0001), y revisiones de la medicación (2.23, 1.68-2.97, p <0.0001) se realizaron en las clínicas incentivadas que en las clínicas no incentivadas, y se hicieron más planes de acción de salud (6,15, 1,41-26,9, p = 0,0156) y de derivados a atención secundaria (1,47, 1,05-2,05, p = 0,0256). Las tasas de identificación fueron mayores en las clínicas incentivadas para el trastorno de la tiroides (OR 2,72 CI, 95% 1,09-6,81, p = 0, 0323), trastornos gastrointestinales (1,94, 1,03-3,65, p = 0,0390) y obesidad (2,49, 1,76-3,53, p <0,0001).  Interpretación: Los controles sanitarios anuales específicos para las personas con discapacidad intelectual en la atención primaria podrían reducir las inequidades en salud. Financiación: National Institute for Health Research.

The Lancet Psychiatry, 12/2014 "Practice nurse health checks for adults with intellectual disabilities: a cluster-design, randomised controlled trial"
Los adultos con discapacidad intelectual tienen desigualdades sanitarias considerables y escaso acceso a la atención médica. Se evaluó si la práctica los controles de salud realizadas por enfermeras podrían mejorar la salud de los adultos con discapacidad intelectual en comparación con la atención estándar. Métodos: En este clúster de diseño, simple ciego, ensayo controlado aleatorio, se incluyeron clínicas generales en Escocia, Reino Unido. De junio a diciembre de 2011, se asignaron aleatoriamente (1: 1) a estas clínicas generales a cualquiera de los controles de salud, además de la atención estándar (grupo de controles de salud), o la atención estándar solamente (grupo de control), y adscribimos a los pacientes de estas clínicas. La asignación al azar se realizó con estratificación por número de médicos por la clínica y el número de pacientes registrados con discapacidad intelectual (<20 o ≥20). Dos asistentes de investigación fueron enmascarados a la asignación, y se dedicaron a la revisión de los registros médicos y entrevistas en los 9 meses. Los participantes y los cuidadores no estaban enmascarados. La intervención fue un cheque de acciones de salud diseñado especialmente para las personas con discapacidad intelectual realizado por una enfermera de la clínica. El objetivo era la mejora en la atención sanitaria y la salud 9 meses después de la asignación al azar, y el resultado primario fue la incidencia de las nuevas necesidades de salud detectadas durante ese tiempo. El cumplimento de las necesidades fue establecido por los investigadores enmascarados a la asignación del grupo. El análisis fue por intención de tratar. Este ensayo se ha registrado en Current Controlled Trials, número ISRCTN43324841. Hallazgos: Entre el 26 de junio y el 20 de diciembre de 2011, reclutamos 38 clínicas. 85 participantes (de 16 clínicas) fueron asignados al azar a la intervención y 67 (de 17 clínicas) a la atención estándar; cinco de las clínicas identificadas no aportaron ningún participante. 83 participantes del grupo de intervención y 66 participantes de la atención estándar completaron el ensayo. Las nuevas necesidades de salud detectadas fueron recibidas del grupo de intervención en mayor medida que en del grupo de atención estándar de control (mediana 1 [intervalo 0-8], 7,64% cumplió [SD 36,5] frente a 2 [0-11], 72,6% cumplieron [35,4]; odds ratio [OR] 1,73 [IC del 95%: 0,93-3,22], p = 0,085), aunque esta diferencia no fue significativa. De manera significativa las necesidades de monitoreo más salud se reunieron en el grupo de intervención especto de la atención estándar (mediana 2 [0-20], 69,9% [DE 34,2] frente a 2 [0-22], 56,8% [29,4] OR 2,38 [IC del 95%: 1,31-4,32, p = 0,0053] 38). La probabilidad de que los controles sanitarios fueran rentables fue entre 0,6 y 0,8, con independencia del nivel de umbral de rentabilidad. Los costes por paciente fueron - £ 71.48 para los controles de salud y - £ 20.56 para la atención estándar. La diferencia (- £ 50.92) no fue significativa [IC del 95%: -434 a 362]. No hubo eventos adversos fueron atribuibles a la intervención. Interpretación: Los controles de salud ofrecidos por una clínica de enfermería a los adultos con discapacidad intelectual produjeron mejoras de la salud que fueron más favorables para su salud a largo plazo que la atención estándar en esta población. La intervención fue superior a la atención estándar, pudiendo llegar a ser a la vez más barata y más eficaz. Por lo tanto, los programas de control sanitario podrían estar indicados para adultos con discapacidad intelectual. Financiación: Scottish Government Change Fund, NHS Greater Glasgow and Clyde Research and Development


Fecha publicación   
04-01-2015 (A)




¿Es posible un prediagnóstico de la enfermedad de Parkinson en atención primaria por síntomas previos?-> Una gama de características prediagnósticas se puede detectar varios años antes del diagnóstico de la enfermedad de Parkinson en la atención primaria. Estos datos pueden ayudar a identificar a los individuos en las primeras etapas de la enfermedad.
The Lancet Neurology, 01/2015 "Prediagnostic presentations of Parkinson's disease in primary care: a case-control study"
La enfermedad de Parkinson tiene un inicio insidioso y se diagnostica cuando se producen características motoras típicas. Varias características motoras y no motoras pueden ocurrir antes del diagnóstico temprano en el proceso de la enfermedad. El objetivo fue evaluar la asociación entre la primera presentación de varias características prediagnósticas en atención primaria y un posterior diagnóstico de la enfermedad de Parkinson, y para trazar la línea de tiempo de estas primeras presentaciones antes del diagnóstico. Métodos: Se identificaron los individuos con un primer diagnóstico de la enfermedad de Parkinson y los que no tenían la enfermedad de Parkinson desde el 01 de enero 1996, al 31 de diciembre 2012, a partir de la base de datos de atención primaria de The Health Improvement Network UK primary care. Los códigos fueron extraídos de una serie de posibles síntomas prediagnósticos o principios, que comprendían las funciones motoras (temblores, rigidez, alteraciones del equilibrio, dolor de cuello o rigidez y dolor de hombro o rigidez), características autonómicas (estreñimiento, hipotensión, disfunción eréctil, disfunción urinaria, y mareos), alteraciones neuropsiquiátricas (problemas de memoria, ansiedad de aparición tardía o depresión, deterioro cognitivo y apatía), y características adicionales (fatiga, insomnio, anosmia, hipersalivación y trastornos de rápido movimiento ocular durante el sueño) en los años antes del diagnóstico. Se presenta la incidencia de síntomas registrados en más del 1% de los casos por 1.000 personas-año y los cocientes de riesgos de incidencia (RR) para los individuos con y sin enfermedad de Parkinson a los 2, 5, y 10 años antes del diagnóstico. Hallazgos: Se incluyeron en el estudio a 8.166 personas con la enfermedad de Parkinson y 46.755 individuos sin ella. La apatía, el trastorno de conducta del sueño REM, la anosmia, la sialorrea, y el deterioro cognitivo se dieron en menos del 1% de las personas por 1.000 personas-año y fueron excluidos de los nuevos análisis. A los 2 años antes del diagnóstico de la enfermedad de Parkinson, la incidencia de todas las características prediagnósticas estudiadas, excepto el dolor de cuello o rigidez fueron mayores en los pacientes que llegaron a desarrollar la enfermedad de Parkinson (n = 7.232) que en los controles (n = 40.541). A los 5 años antes del diagnóstico, en comparación con los controles (n = 25.544), los pacientes que llegaron a desarrollar la enfermedad de Parkinson (n = 4.769) tuvieron una mayor incidencia de temblor (RR 13,70, 95% CI 7,82 - 24,31), alteraciones de equilibrio (2,19, 1,09 -4,16), estreñimiento (2,24, 2,04 -2,46), hipotensión (3,23, 1,85 - 5,52), disfunción eréctil (1,30, 1,11 - 1,51), disfunción urinaria (1,96, 1,3 4 - 2,80), mareos (1,99, 1,67 - 2,37), fatiga (1,56, 1,27 - 1,91), depresión (1,76, 1,41 - 2,17), y ansiedad (1,41, 1,09 - 1,79). A los 10 años antes del diagnóstico de la enfermedad de Parkinson, la incidencia de temblor (RR 7,59, CI 1,11 - 44,83 95%) y estreñimiento (2,01, 1,62 -2,49) fueron mayores en los que desarrollaron la enfermedad de Parkinson (n = 1.680) que en los controles (n = 8.305). Interpretación: Una gama de características prediagnósticas se puede detectar varios años antes del diagnóstico de la enfermedad de Parkinson en la atención primaria. Estos datos pueden ser incorporados a los esfuerzos para identificar a los individuos en las primeras etapas de la enfermedad para su inclusión en los ensayos futuros y para ayudar a entender la progresión en la fase más temprana de la enfermedad de Parkinson. Financiación: Parkinson's UK.

Fecha publicación   
02-11-2014




¿Es preferible la reparación de la espina bífida antes (en útero) o después del nacimiento? Ver+ Actualmente no hay pruebas suficientes para recomendar la reparación en el útero (antes de nacer) para los bebés con espina bífida.
Rev Cochram, 28/10/2014 "Spina bifida repair and infant and maternal health" 
La espina bífida es el término usado para describir un grupo de enfermedades del tubo neural en el que la médula espinal del feto no se cierra correctamente durante el primer mes de embarazo. Con la espina bífida abierta alguna de las vértebras no están completamente formadas pero están separadas y la médula espinal y sus cubiertas (las meninges) sobresalen a través de la abertura. El caso más grave es cuando la médula espinal y las meninges salen de la espalda del niño (mielomeningocele). La espina bífida se asocia a menudo con herniación posterior del cerebro, donde el tejido cerebeloso y el tronco cerebral se extienden dentro de la gran abertura en la base del cráneo, produciendo hidrocefalia (aumento del líquido cavidades llenas en el cerebro). las discapacidades resultantes incluyen la incontinencia de la vejiga y la incontinencia intestinal, las dificultades para moverse debido a la debilidad de las extremidades, parálisis, deformidad y pérdida de la sensibilidad. El tratamiento convencional de la espina bífida es la reparación quirúrgica dentro de los dos días del nacimiento, pudiendo incluir la colocación de una derivación entre los ventrículos del cerebro del bebé y el abdomen (peritoneo) para aliviar la hidrocefalia. La espina bífida se puede diagnosticar con ecografía prenatal o la alfa-feto proteína materna en suero, y tratamiento en el útero podría mejorar los resultados; aunque se trata de una incisión quirúrgica en el abdomen y el útero de la madre para acceder al bebé nonato. Esta revisión tuvo como objetivo comparar los efectos de reparar en el útero versus reparación en el recién nacido. Se incluyó un ensayo controlado aleatorio que implicó 158 mujeres que estaban de 19 a 27 semanas de embarazo con un bebé con espina bífida severa y evidencia de herniación posterior del cerebro. No hubo una diferencia clara identificada para la mortalidad neonatal por reparación prenatal versus reparación postnatal. Sin embargo, el número de recién nacidos que murieron fue bajo, por lo que el estudio fue probablemente insuficiente para detectar cualquier diferencia. La reparación prenatal se asoció con una menor necesidad de colocación de una derivación y una reducción en el riesgo de hernia cerebral posterior moderada a severa después del nacimiento. No hubo complicaciones directas del procedimiento de reparación que fueran evidentes, incluyendo deformidades ortopédicas. Reparación prenatal se asoció con un mayor riesgo de que las mujeres que experimentaran rotura posterior de membranas pretérmino y parto prematuro (antes 34 y 37 semanas). No fue claramente diferente la enfermedad materna severa (infección y necesidad de transfusión de sangre); aunque la revisión fue insuficiente para detectar alguna diferencia en resultados importantes menos comunes. El ensayo incluido era de alta calidad (bajo riesgo de sesgo), pero incluyó un pequeño número de embarazos. Actualmente no hay pruebas suficientes para recomendar la reparación en el útero para los bebés no nacidos con espina bífida.

Fecha publicación   
03-08-2014




Seguridad y eficacia de los medicamentos para disolver coágulos en las primeras horas de un ACV-> Las personas que piensan que están experimentando un accidente cerebrovascular (ACV) deben llegar al hospital rápidamente, ser evaluados por un médico de especialista, realizar un escáner cerebral y recibir tratamiento para disolver coágulos tan rápido que sea posible. No deben dudar pensando que son "demasiado viejos" para el tratamiento. El tratamiento es muy efectivo si se inicia el plazo de tres horas del ACV y definitivamente mejora el resultado si se administra hasta 4,5 horas después del ACV, pero más tarde los efectos son menos claros y todavía se están probando en ensayos. Se necesita más información de ensayos en personas con ACV leve para saber si el beneficio de los medicamentos que disuelven los coágulos es mayor que el riesgo de hemorragia.
Rev Cochram, 29/07/2014 "Clot-dissolving drugs for treating ischaemic stroke in the early stages" 
Pregunta: Quisimos comparar la seguridad y eficacia de los medicamentos para disolver coágulos (trombolíticos) versus placebo o ningún tratamiento en las primeras etapas de un accidente cerebrovascular isquémico para ver si los medicamentos que disuelven los coágulos mejoran el resultado después del accidente cerebrovascular. Antecedentes: La mayoría de los accidentes cerebrovasculares se deben a la obstrucción de una arteria en el cerebro por un coágulo de sangre. El tratamiento inmediato con medicamentos para disolver coágulos (trombolíticos) puede restaurar el flujo de sangre antes de que haya ocurrido un daño cerebral importante y podría significar que las personas tengan más probabilidades de tener una buena recuperación después del accidente cerebrovascular. Los fármacos trombolíticos pueden también, sin embargo, causar hemorragias graves en el cerebro, que pueden ser fatales. El  tratamiento trombolítico ha sido evaluado en varios ensayos aleatorios de accidente cerebrovascular isquémico agudo. La alteplasa, fármaco trombolítico ha sido autorizada para su uso en las primeras tres horas del accidente cerebrovascular en los EE.UU. y Canadá, y dentro de 4,5 horas en la mayoría de los países europeos. El número de personas que reciben este tratamiento, sucesivamente, van en aumento.  Características del estudio: Se identificaron 27 ensayos con un total de 10.187 participantes en las búsquedas realizadas hasta noviembre de 2013. La mayoría de los datos provienen de pruebas de ensayos de un medicamento (activador tisular recombinante del plasminógeno, rt-PA) administrado por vía intravenosa hasta seis horas después del accidente cerebrovascular isquémico agudo, pero otras drogas también fueron probadas para diferentes momentos del tratamiento después del accidente cerebrovascular y administrados en una arteria en el cerebro en lugar de en una vena en el brazo. Todos los ensayos compararon un fármaco que disuelve los coágulos con un grupo (control) con placebo. La mayoría de los ensayos incluyeron participantes con un ataque de apoplejía de moderad a grave. Todos los ensayos se llevaron a cabo en los hospitales para el tratamiento de personas con accidente cerebrovascular. Las diferencias entre los ensayos indican que no todos los ensayos aportan información sobre todos los resultados, pero hemos utilizado todos los datos disponibles. La mayoría de los ensayos incluyeron participantes después de una tomografía computarizada (TC) del cerebro que había excluido una hemorragia cerebral como la causa de los síntomas (unos ensayos utilizaron la exploración del cerebro por resonancia magnética en su lugar). Resultados clave: Existe un acuerdo general entre los ensayos anteriores y el único ensayo reciente añadido en esta actualización (IST-3) para todos los resultados principales, y entre los 12 ensayos que evaluaron el rt-PA y los 15 ensayos que evaluaron otros fármacos que disuelven los coágulos. La principal diferencia entre el IST-3 y anteriores ensayos es que IST-3 tuvo muchos participantes mayores de 80 años. El tratamiento para disolver coágulos puede reducir el riesgo de dependencia de otros para las actividades diarias a largo plazo, a pesar de que exista un mayor riesgo de sangrado en el cerebro, que también aumentó el riesgo de muerte prematura. Una vez que ha pasado el riesgo de sangrado temprano, a los tres o seis meses después del accidente cerebrovascular, las personas que reciben medicamentos que disuelven los coágulos son más propensos a recuperarse de su accidente cerebrovascular y de ser independientes, sobre todo si habían sido tratados dentro de las primeras tres horas después del accidente cerebrovascular. Las personas mayores se beneficiaron tanto como las personas más jóvenes. La administración de aspirina al mismo tiempo que los medicamentos para disolver coágulos aumenta el riesgo de hemorragia y se debe evitar. Otros análisis de los factores de los datos de pacientes individuales como hallazgos en la exploración del cerebro antes del tratamiento, y de diferentes formas de administrar el tratamiento, pueden dar más información que el resumen de los datos que hemos utilizado aquí. Por lo tanto, las personas que piensan que están experimentando un accidente cerebrovascular deben llegar al hospital rápidamente, ser evaluados por un médico de especialista, realizar un escáner cerebral y recibir tratamiento para disolver coágulos tan rápido como sea posible. No deberían dudar pensando que van a ser "demasiado viejo" para el tratamiento. El tratamiento es muy efectivo si se inicia el plazo de tres horas del accidente cerebrovascular y definitivamente mejora el resultado si se les da hasta 4,5 horas después del accidente cerebrovascular, pero más tarde los efectos son menos claros y todavía se están probando en ensayos. Se necesita más información de los ensayos en personas con accidente cerebrovascular leve a ver si el beneficio de los medicamentos que disuelven los coágulos es mayor que el riesgo de hemorragia. Calidad de la evidencia: La evidencia proviene principalmente de ensayos aleatorios bien realizados a cargo de expertos del accidente cerebrovascular. Algunos ensayos (8/27) estaban a cargo de las empresas que hacen los medicamentos que disuelven los coágulos, pero la mayoría de los ensayos (19/27, incluyendo la mayoría de los participantes) fueron financiados por fuentes gubernamentales o de beneficencia, independientemente de las empresas farmacéuticas. Estos resultados se aplican a una amplia gama de personas con una amplia gama de niveles de gravedad de los accidentes cerebrovasculares y otras afecciones médicas.

Fecha publicación   
15-06-2014




Comparación de la efectividad a largo plazo de los agonistas de la dopamina e IMAO-B con la levodopa-> En este gran ensayo aleatorizado sobre el tratamiento inicial de la enfermedad de Parkinson, revela que la levodopa es más eficaz que los agonistas dopaminérgicos o inhibidores de la MAO-B para la conservación de las puntuaciones de motilidad. No se observaron diferencias en la tasa de eventos adversos (tales como discinesias) entre los brazos del ensayo.
Lancet, 11/06/2014 "Long-term effectiveness of dopamine agonists and monoamine oxidase B inhibitors compared with levodopa as initial treatment for Parkinson's disease (PD MED): a large, open-label, pragmatic randomised trial"
Es incierto si el tratamiento inicial de la enfermedad de Parkinson debe constar de levodopa, agonistas de la dopamina o de la monoamino oxidasa tipo B inhibidores (Maobi). Objetivo: El objetivo fue establecer cuál de estas tres clases de fármacos, como tratamiento inicial, ofrece el más eficaz control a largo plazo de los síntomas y la mejor calidad de vida para las personas con enfermedad de Parkinson. Métodos: En este estudio aleatorizado pragmático abierto, los pacientes recién diagnosticados con la enfermedad de Parkinson fueron asignaron al azar (mediante una llamada telefónica a una oficina central; 01:01:01) a la terapia de reducción de la levodopa (agonistas de la dopamina o Maobi) y levodopa sola. Los pacientes y los investigadores no fueron cegados a la asignación de grupos. Los resultados primarios fueron la dimensión de la movilidad en el cuestionario de 39-item de evaluación del paciente con enfermedad de Parkinson (PDQ-39), escala de calidad de vida (rango 0-100 con seis puntos definidos como diferencia mínimamente importante) y la rentabilidad. El análisis fue por intención de tratar. Este ensayo está registrado, número ISRCTN69812316. Hallazgos: Entre el 9 de noviembre 2000 y el 22 de diciembre 2009, se asignaron 1.620 pacientes a los grupos de estudio (528 a la levodopa, a 632 agonista de la dopamina, 460 a Maobi). Con 3 años de seguimiento medio, las puntuaciones PDQ-39 de movilidad promediaron 1,8 puntos (IC del 95%: 0,5 -3 • 0, p = 0,005) mejor en los pacientes asignados al azar a la levodopa que los asignados a la terapia de reducción de levodopa, sin aumento o la disminución de los beneficios durante la observación de 7 años. PDQ-39 las puntuaciones de movilidad fueron 1,4 puntos (IC del 95%: 0,0 -2 • 9, p = 0.05) mejor en los pacientes asignados Maobi que en los agonistas de la dopamina asignados. Puntuaciones de utilidad EQ-5D promediaron 0,03 (IC del 95%: 0,01 -0 • 05, p = 0,0002) mejor con levodopa que con el tratamiento con reducción de levodopa; tipos de demencia (hazard ratio [HR] 0,81, IC del 95%: 0,61 -1 • 08, p = 0,14), las admisiones a instituciones (0.86, 0.63 -1 • 18, p = 0 • 4) y la muerte (0.85, 0.69 -1 • 06, p = 0,17) no fueron significativamente diferentes, pero los IC superiores excluyeron cualquier aumento sustancial con levodopa en comparación con el tratamiento con reducción de levodopa. 179 (28%) de 632 pacientes asignados agonistas de la dopamina y 104 (23%) de 460 pacientes asignados tratamiento asignado Maobi interrumpido a causa de efectos secundarios en comparación con 11 (2%) de 528 pacientes asignados a levodopa (p <0,0001). Interpretación: Se han encontrado muy pequeños pero persistentes beneficios para las puntuaciones de movilidad de los pacientes que iniciaron el tratamiento con levodopa en comparación con el tratamiento con reducción de levodopa. Los Maobi como terapia inicial de reducción de la levodopa fueron al menos tan eficaces como los agonistas de la dopamina.

Fecha publicación   
28-04-2014




Tratamiento conservador o quirúrgico de las malformaciones arteriovenosas cerebrales no rotas-> Los pacientes con malformaciones arteriovenosas no rotas en el cerebro parecen ir mejor en el largo plazo, siguiendo una estrategia conservadora y evitando intervenciones. El riesgo de accidente cerebrovascular no mortal sintomático o muerte debido a una malformación fue menor en el grupo conservador hasta el final del período de seguimiento de 12 años.
JAMA, 23/04/2014 "Outcome After Conservative Management or Intervention for Unruptured Brain Arteriovenous Malformations"
Importancia: Es incierto si el tratamiento conservador de las malformaciones arteriovenosas cerebrales no rotas (bAVMs) es superior al tratamiento intervencionista debido a la escasez de datos comparativos a largo plazo. Objetivo: Comparar los resultados a largo plazo del tratamiento conservador versus intervención para las bAVMs no rotas. Diseño, Escenario y Población: Estudio de cohorte de inicio basada en la población de 204 habitantes de Escocia a partir de 16 años o más que fueron diagnosticados por primera vez de la presencia de un bAVM no roto durante 1999-2003 o 2006-2010, y seguidos prospectivamente durante 12 años. Exposiciones: Tratamiento conservador (sin intervención) vs intervención (cualquier embolización endovascular, escisión neuroquirúrgica o radiocirugía estereotáctica solo o en combinación). Principales Resultados y Medidas: Análisis de regresión de Cox, con ajuste multivariable por los factores pronósticos y los desequilibrios de base si los riesgos eran proporcionales, para comparar las tasas del objetivo primario (muerte o morbilidad sostenida de cualquier causa en el resultado de la  Oxford Handicap Scale [OHS] ≥ 2 durante ≥ 2 años sucesivos [0 = sin síntomas y 6 = muerte ]) y el resultado secundario (accidente cerebrovascular no mortal sintomática o muerte debido a bAVM, aneurisma arterial asociado, o la intervención). Resultados: De los 204 pacientes, 103 fueron sometidos a intervención. Los que se sometieron a la intervención fueron más jóvenes, tenían más probabilidades de haber presentado convulsiones, y menos probabilidades de tener grandes bAVMs que los pacientes tratados de forma conservadora. Durante una mediana de seguimiento de 6,9 años (94% de cumplimentación), la tasa de progresión a la medida de resultado primaria fue menor con el tratamiento conservador durante los primeros 4 años de seguimiento (36 vs 39 eventos; 9,5 vs 9,8 por 100 personas - años; razón de riesgo, 0,59 ajustado; IC del 95%, desde 0,35 hasta 0,99), pero las tasas fueron similares a partir de entonces. El resultado secundario fue menor con el tratamiento conservador durante 12 años de seguimiento (14 vs 38 eventos, 95% CI , 0,19 a 0,72 1,6 vs 3,3 por 100 personas- año; razón de riesgo ajustado, 0,37). Conclusiones y relevancia: Entre los pacientes de 16 años o mas diagnosticados de bAVM no roto, el uso de un tratamiento conservador en comparación con la intervención se asoció con mejores resultados clínicos para un periodo máximo de 12 años. Se necesita un seguimiento más largo para entender si esta asociación persiste.

Fecha publicación   
19-04-2014




Precisión diagnóstica de la imagen PET y RM funcional en las personas en situación de coma-> Los pacientes inconscientes en estado vegetativo por los exámenes clínicos, que posteriormente recuperaron la plena conciencia, se pudieron identificar en muchos casos con resonancia magnética funcional o mediante PET 18F-FDG. La PET fue más precisa que la exploración funcional de resonancia.
Lancet, 16/04/2014 "Diagnostic precision of PET imaging and functional MRI in disorders of consciousness: a clinical validation study"
Antecedentes: Los exámenes clínicos pueden tener altas tasas de diagnóstico erróneo en la respuesta del síndrome comatoso (estado vegetativo) o estado de mínima conciencia. La utilidad diagnóstica y pronóstica de los enfoques basados en la neuroimagen no se ha establecido en un entorno clínico. Hicimos un estudio de validación de dos métodos de diagnóstico basados en neuroimagen: PET y resonancia magnética funcional (fMRI). Métodos: Para este estudio de validación clínica, se incluyeron pacientes remitidos al Hospital Universitario de Lieja, Bélgica, entre enero de 2008 y junio de 2012, que fueron diagnosticados por nuestra unidad con el síndrome de vigilia sin respuesta, estado locked-in, o mínimamente consciente con causas traumáticas o no traumáticas. Hemos repetido evaluaciones clínicas estandarizadas con la Coma Recovery Scale—Revised (CRS- R), cerebral con 18F- fluorodesoxiglucosa (FDG), y la resonancia magnética funcional durante las tareas de activación mental. Se calculó la precisión diagnóstica de ambos métodos de imagen con CRS- R  y diagnóstico como referencia. Se evaluó el resultado después de 12 meses con la Glasgow Outcome Scale—Extended-. Hallazgos: Se incluyeron 41 pacientes con síndrome de vigilia sin respuesta, cuatro con síndrome de enclaustramiento, y 81 en un estado de conciencia mínima (48 = traumático, 78 = no traumática; 110 = crónica, 16 = subaguda). El PET 18F-FDG tuvo una alta sensibilidad para la identificación de los pacientes en un estado de conciencia mínima (93%, IC del 95%: 85-98) y la alta congruencia (85%, 77-90), con puntuaciones del CRS -R del comportamiento. El método de resonancia magnética funcional activo fue menos sensible al diagnóstico de un estado de conciencia mínima (45%, 30-61) y tuvieron menor congruencia global con las puntuaciones de comportamiento (63%, 51-73) que la PET. El PET 18F -FDG predijo correctamente el resultado en 75 de 102 pacientes (74%, 64-81), y la resonancia magnética funcional en 36 de 65 pacientes (56%, 43-67). 13 de 42 (32%) de los pacientes que no responden conductualmente (es decir, diagnosticado como que no responde con SRC - R) mostró actividad cerebral compatible con la conciencia (mínima) (es decir, la actividad asociada con la conciencia, pero disminuyó en comparación con los individuos plenamente conscientes) en por lo menos una prueba de neuroimagen; el 69% de estos (9 de 13 ) pacientes posteriormente recuperaron la conciencia. Interpretación: El PET cerebral con 18F- FDG podría ser utilizado para complementar los exámenes y predecir la recuperación a largo plazo de los pacientes con síndrome de vigilia que no responden. La fMRI también podría ser útil para el diagnóstico diferencial, pero parece ser menos precisa.

Fecha publicación   
30-03-2014




Conocimientos actuales sobre la migraña crónica-> Este artículo proporciona una visión general de los conocimientos actuales sobre la migraña crónica, incluyendo la epidemiología, los factores de riesgo para su desarrollo, fisiopatología, diagnóstico, tratamiento y directrices.
BMJ, 24/03/2014 "Chronic migraine"
La migraña crónica es una condición neurológica incapacitante que afecta al 2% de la población general. Los pacientes con migraña crónica tienen dolores de cabeza en al menos 15 días al mes, con un mínimo de ocho días al mes en el que sus dolores de cabeza y síntomas asociados cumplen con los criterios diagnósticos de migraña. La migraña crónica supone una enorme carga para los pacientes debido a los dolores de cabeza frecuentes, la hipersensibilidad a los estímulos visuales, auditivos, olfativos, náuseas y vómitos. También afecta a la sociedad por sus costes médicos directos e indirectos. La migraña crónica generalmente se desarrolla después de un lento aumento de la frecuencia de dolor de cabeza durante meses o años. Varios factores están asociados con un mayor riesgo de transformar a la migraña crónica. El diagnóstico requiere una entrevista cuidadosamente realizada al paciente y el examen neurológico, a veces combinado con pruebas de diagnóstico adicionales, para diferenciar la migraña crónica de los trastornos de dolor de cabeza secundarios y otros dolores de cabeza crónicos primarios de larga duración. El tratamiento tiene un enfoque multifacético que puede incluir la modificación factor de riesgo, la evitación de factores desencadenantes de migraña, las profilaxis baada en con medicamentos y la no farmacológica, y el tratamiento abortivo de la migraña, cuya frecuencia está limitada para evitar el uso excesivo de medicamentos. Este artículo proporciona una visión general de los conocimientos actuales sobre la migraña crónica, incluyendo la epidemiología, los factores de riesgo para su desarrollo, fisiopatología, diagnóstico, tratamiento y directrices. También se discute el futuro del tratamiento de la migraña crónica y la investigación.

Fecha publicación   
08-01-2014




Efecto de la vitamina E sobre el deterioro funcional de la enfermedad de Alzheimer leve-moderada-> Entre los pacientes con enfermedad de Alzheimer leve a moderada, 2000 UI/día de alfa tocoferol producen una disminución funcional más lenta respecto del placebo, con la consiguiente disminución de la carga del cuidador. No se observó efecto  de la vitamina E sobre la cognición.
JAMA, 01/01/2014 "Effect of Vitamin E and Memantine on Functional Decline in Alzheimer DiseaseThe TEAM-AD VA Cooperative Randomized Trial"
Importancia: Aunque se ha demostrado que la vitamina E y la memantina tienen efectos beneficiosos en la enfermedad de Alzheimer moderadamente grave (AD), hay una evidencia limitada en la EA de leve a moderada. Objetivo: Determinar si la vitamina E (alfa-tocoferol), la memantina, o ambas retrasan la progresión de la EA leve a moderada en pacientes que toman un inhibidor de la acetilcolinesterasa. Diseño, lugar y participantes: Ensayo clínico aleatorizado, de grupos paralelos, doble ciego y controlado con placebo de 613 pacientes con EA leve a moderada, iniciado en agosto de 2007 y concluido en septiembre de 2012 en 14 centros médicos de Veterans Affairs. Intervenciones Los participantes recibieron bien 2,000 UI / d de alfa tocoferol (n = 152 ), o 20 mg / d de memantina (n = 155), o la combinación (n = 154) o placebo (n = 152). Principales resultados y Medidas: Las puntuaciones de Alzheimer’s Disease Cooperative Study/Activities of Daily Living (ADCS-ADL) Inventory score (range, 0-78). Los resultados secundarios incluyeron los trastornos  cognitivos, neuropsiquiátricos, funcionales, y las medidas de los cuidadores. Se analizaron los resultados de los datos de 561 participantes (tocoferol alfa = 140, la memantina = 142, combinación = 139, placebo = 140 ), con 52 excluidos debido a la falta de datos de seguimiento. Durante una media (SD) de seguimiento de 2,27 (1,22) años, las puntuaciones del cuestionario - ADCS-ADL se redujeron en 3,15 unidades (IC 95%, 0,92-5,39; ajustada p = 0,03) menos en el grupo alfa-tocoferol en comparación con el grupo placebo. En el grupo tratado con memantina, estas puntuaciones se redujeron en 1,98 unidades (IC 95%, -0,24 a 4,20; P = 0,40 ajustado) que la caída del grupo de placebo. Este cambio en el grupo alfa tocoferol se traduce en un retraso en la progresión clínica del 19% por año, en comparación con placebo o con un retraso de aproximadamente 6,2 meses durante el período de seguimiento. El tiempo del cuidador aumentó menos en el grupo de alfa tocoferol. Análisis de mortalidad y de seguridad por todas las causas mostraron una diferencia sólo en el evento adverso grave de "infecciones o infestaciones", con mayores frecuencias en la memantina (31 eventos en 23 participantes) y los grupos de combinación (44 eventos en 31 participantes) en comparación con el placebo (13 eventos en 11 participantes). Conclusiones y relevancia: Entre los pacientes enfermedad de Alzheimer leve a moderada, 2000 UI / d de alfa tocoferol produjeron una disminución funcional más lenta en comparación con el placebo. No hubo diferencias significativas en los grupos que recibían memantina solo o memantina más alfa tocoferol . Estos hallazgos sugieren el beneficio de alfa tocoferol en la enfermedad de Alzheimer leve a moderada para reducir el deterioro funcional y disminución de la carga del cuidador.

Fecha publicación   
21-12-2013 (B)




Efecto de la estimulación cerebral profunda del núcleo subtalámico en conductores con enfermedad de Parkinson-> Los pacientes con enfermedad de Parkinson que recibieron estimulación cerebral profunda en el núcleo subtalámico realizaron mejor la conducción en un simulador de conducción, respecto de pacientes por lo demás similares pero con terapia farmacológica.
Neurology, 18/12/2013 "Effect of subthalamic nucleus deep brain stimulation on driving in Parkinson disease"
Objetivo: Examinar la influencia de la estimulación del núcleo subtalámico (STN) cerebral profunda (DBS) en la conducción en pacientes con enfermedad de Parkinson (EP). Métodos: Utilizando un simulador de conducción de configuración probada para reflejar la conducción en carretera, se realizaron 2 análisis principales: 1) comparación de la conducción entre 23 pacientes con cirugía cerebral profunda (pacientes DBS), 21 pacientes sin cirugía (pacientes no- DBS) y 21 controles, y 2 ) análisis del efecto de la estimulación vs levodopa en el rendimiento de la conducción. Con este fin, se realizaron 3 pruebas en la cohorte de pacientes DBS medicados, con 3 condiciones diferentes: "estimulación on" (STIM) (equiparado el tratamiento diario), "estimulación off" (OFF), y "estimulación off / levodopa" (LD) (dosis destinada a mantener el estado motor). Se analizaron las diferencias en los tiempos de conducción y los errores entre las condiciones. Resultados: La edad y los déficits cognitivos influencian negativamente el rendimiento de conducción . El grupo de pacientes no-DBS realizó peor el tiempo de conducción y los errores de conducción que los controles. Los pacientes DBS condujeron más lentamente que los controles y los pacientes no-DBS. La seguridad durante la conducción fue comparable a los controles, pero mayor que en los pacientes no-DBS. Dentro del grupo de pacientes DBS, la conducción fue más precisa con STIM que con LD, aunque los efectos motores no difirieron. La conducir con STIM, pero no con LD, fue superior a la conducción con estado OFF. Conclusión: La DBS del STN parece tener un efecto beneficioso sobre la capacidad de conducción en los pacientes con EP, posiblemente debido a los aspectos de conducción no motores. Nuestros datos sugieren que el permiso de conducir para los pacientes con EP tratados con DBS no deben ser gestionados de manera más restrictiva que los permisos para los pacientes con enfermedad de Parkinson en general. Clasificación de la evidencia: Este estudio proporciona evidencia de clase IV de que la STN -DBS en pacientes con enfermedad de Parkinson se asocia con una reducción de errores y mejoras en la precisión de la conducción en la simulación de conducción.

Fecha publicación   
21-12-2013 (A)




Utilidad de los servicios de telerehabilitación para los pacientes con ictus-> La investigación realizada hasta el momento no es suficiente para comprobar si la telerehabilitacion es una forma eficaz para proporcionar rehabilitación. Además, se carece de información en cuanto a la relación coste- efectividad de dicha terapia.
Rev Cochram, 16/12/2013 "Telerehabilitation services for stroke" 
El accidente cerebrovascular es una causa frecuente de discapacidad en los adultos. Después de un accidente cerebrovascular, es común que la persona tenga dificultad para manejar las actividades diarias tales como caminar, ducharse, vestirse y participar en actividades de la comunidad. Muchas personas necesitan rehabilitación después del accidente cerebrovascular, lo que se suele realizar por los profesionales de la salud en un hospital o clínica. Estudios recientes han investigado si es posible utilizar tecnologías como el teléfono o el Internet para ayudar a las personas a comunicarse con profesionales de la salud sin tener que abandonar su hogar. Este enfoque, llamado telerehabilitacion, puede ser una forma más conveniente y menos costosa de proporcionar rehabilitación. Esta revisión tuvo como objetivo reunir pruebas para el uso de la tele-rehabilitación después de un derrame cerebral. Se identificaron 10 estudios que incluyeron 933 personas después de un accidente cerebrovascular. Los estudios utilizaron una amplia gama de tratamientos, incluyendo los programas de terapia diseñadas para mejorar la función del brazo y la capacidad de caminar y los programas destinados a proporcionar asesoramiento y apoyo a las personas al salir del hospital después de un accidente cerebrovascular. Dado que los estudios fueron muy diferentes, no fue apropiado combinar los resultados para determinar el efecto general. Por lo tanto, en este punto, no es suficiente la investigación se ha hecho para mostrar si la telerehabilitacion es una manera eficaz para proporcionar rehabilitación. Además, se carece de información en cuanto a la relación coste- efectividad de la terapia que proporciona el uso de tele-rehabilitación. Se necesitan con urgencia ensayos adicionales.

Fecha publicación   
09-12-2013




Utilidad de los programas de ejercicios para las personas con demencia-> Los resultados son alentadores sobre la cognición, las actividades de la vida diaria y la depresión. Sin embargo no hay análisis concluyentes sobre la mortalidad en las personas con demencia, la calidad de vida del cuidador, la mortalidad del cuidador y el uso de los servicios de asistencia sanitaria.
Rev Cochram, 4/12/2013 "Exercise programs for people with dementia"
Antecedentes: En el futuro, puesto que la población envejece, se incrementará dramáticamente el número de personas en nuestras comunidades que sufren de demencia. Esto no sólo afectará a la calidad de vida de las personas con demencia, sino también aumentará la carga de los cuidadores familiares, el cuidado de la comunidad y los servicios de atención residencial. El ejercicio es un factor de estilo de vida identificado como un posible medio para reducir o retrasar la progresión de los síntomas de la demencia. Características del estudio: Esta revisión evaluó los resultados de 16 ensayos (fecha de búsqueda hasta agosto 2012), incluyendo 937 participantes, que pusieron a prueba si los programas de ejercicios pueden mejorar la cognición, las actividades de la vida diaria, el comportamiento, la depresión y la mortalidad en personas mayores con demencia o benefician a su familia cuidadores. Hallazgos clave: No fue prometedora la evidencia de que los programas de ejercicios puedan mejorar significativamente el funcionamiento cognitivo de las personas con demencia y su capacidad para realizar las actividades diarias, pero hubo mucha variación entre los resultados de los ensayos que no hemos sido capaces de explicar. Los estudios no mostraron un efecto significativo del ejercicio sobre el estado de ánimo. Hubo poca o ninguna evidencia en cuanto a otras medidas de resultado enumeradas anteriormente. Se requiere investigación adicional de buen diseño para examinar estos resultados y determinar el mejor tipo de programa de ejercicios para personas con diferentes tipos y la gravedad de la demencia. Calidad de la evidencia: Doce ensayos adicionales fueron incluidos en esta revisión actualizada en comparación con los cuatro incluidos en la versión anterior de la revisión. Como resultado, el número de participantes que participaron los ensayos aumentó a 937 respecto del estudio anterior 798 (85,2%), y completaron los ensayos 280 respecto de la revisión anterior, 208 (74 %). Estos resultados son alentadores. El número y la calidad de los ensayos incluidos fueron suficientes para hacer frente a los tres primeros objetivos relacionados con el efecto del ejercicio sobre la cognición, las actividades de la vida diaria y la depresión. Sin embargo, sólo se incluyó un ensayo en el análisis del efecto del ejercicio sobre la conducta desafiante y la carga del cuidador, y no hay análisis completos sobre los siguientes resultados: la mortalidad en las personas con demencia, la calidad de vida del cuidador, la mortalidad del cuidador, y el uso de los servicios de asistencia sanitaria.

Fecha publicación   
25-10-2013 (B)




Evolución del ictus a nivel mundial y por países en el período 1990 - 2010-> A pesar de la disminución de las tasas de incidencia de accidentes cerebrovasculares fatales y no fatales, el número absoluto de personas afectadas de ictus en todo el mundo (prevalencia) es cada vez mayor, sobre todo en los países de bajos a medianos ingresos. Los ictus hemorrágicos y no los isquémicos representan la mayor parte del número mundial de muertes y años de vida ajustados por discapacidad perdidos debido a ictus.
Lancet, 24/10/2013 "Global and regional burden of stroke during 1990—2010: findings from the Global Burden of Disease Study 2010"
Aunque el accidente cerebrovascular es la segunda causa principal de muerte en el mundo, no hay una evaluación completa y comparable de la incidencia, la prevalencia, la mortalidad, la discapacidad y las tendencias epidemiológicas estimadas para la mayoría de las regiones. Los datos proceden del Global Burden of Diseases, Injuries, and Risk Factors Study 2010 (GBD 2010) para estimar la carga mundial y regional del accidente cerebrovascular durante 1990-2010. Métodos: Se hicieron búsquedas en Medline, EMBASE, LILACS, Scopus, PubMed, Science Direct , Base de Datos Mundial de la Salud, la Biblioteca de la OMS, y las bases de datos regionales de la OMS 1990-2012 para identificar los estudios relevantes publicados entre 1990 y 2010. Se aplicó la técnica de análisis GBD 2010 (DISMOD -MR), basada en asociaciones específicas de la enfermedad, pre - especificadas entre la incidencia, prevalencia y mortalidad para calcular las estimaciones regionales y por países de la incidencia de accidente cerebrovascular, la prevalencia, la mortalidad y la discapacidad los años de vida saludable perdidos (DALYs) por grupo de edad (<75 años, ≥ 75 años, y en total) y el nivel de ingreso de los países (de ingresos altos y bajos ingresos y de ingresos medios ) para 1990, 2005 y 2010. Resultados: Se incluyeron 119 estudios (58 de los países de altos ingresos y 61 de países de ingresos bajos y medianos ingresos). De 1990 a 2010, la incidencia estandarizada por edad de accidente cerebrovascular se redujo significativamente en un 12% (IC 95% 6-17) en los países de altos ingresos, y aumentó en un 12% (-3 a 22) en los países de ingresos medios y bajos, aunque de forma no significativa. Las tasas de mortalidad se redujeron de manera significativa, tanto en los países de ingresos altos (37%, 31-41) como en los países de ingresos bajos y medianos (20%, 15-30). En 2010, el número absoluto de personas con un primer accidente cerebrovascular (16,9 millones), sobrevivientes de accidentes cerebrovasculares (33 millones), las muertes relacionadas con el accidente cerebrovascular (5,9 millones), y los DALYs perdidos (102 millones) eran altos y han aumentado significativamente desde 1990 (incrementos de 40%, 46%, 20% y 16%, respectivamente), con la mayor parte de la carga (68,6% de accidentes cerebrovasculares incidentes, 52,2%  de accidentes cerebrovasculares prevalentes, 70,9% muertes por derrame cerebral, y 77,7% DALYs perdidos) en los países de ingresos bajos e ingresos medianos. En 2010, 5,2 millones (31%) fueron ictus en niños (con edades < 20 años) y los adultos jóvenes y de mediana edad (20-64 años), a la que los niños y los adultos jóvenes y de mediana edad de bajos ingresos y los países de ingresos medios contribuyeron casi con 74.000 (89%) y 4,0 millones (78%), respectivamente, de la carga. Además, hemos observado diferencias geográficas significativas de entre tres y diez veces en la carga de ictus entre las regiones GBD y países. Más del 62 % de los nuevos ictus, el 69,8% de los accidentes cerebrovasculares prevalentes, el 45,5% de las muertes por accidente cerebrovascular y el 71,7% de los DALYs perdidos por ictus fueron en personas menores de 75 años.  Interpretación: Aunque las tasas estandarizadas por edad de mortalidad por accidentes cerebrovasculares han disminuido en todo el mundo en las últimas dos décadas, el número absoluto de personas que sufren un accidente cerebrovascular cada año, sobrevivientes de accidentes cerebrovasculares, las muertes relacionadas, y la carga mundial total de accidente cerebrovascular (DALYs perdidos) son elevados y en aumento. Se necesitan más estudios para mejorar la comprensión de los determinantes del ictus y la carga de todo el mundo, y para establecer las causas de las disparidades y los cambios en las tendencias en la carga de accidente cerebrovascular entre los países de diferentes niveles de ingresos.

Fecha publicación   
25-10-2013 (A)




Utilidad del entrenamiento - actividad física para los pacientes con ictus-> Algunos tipos de entrenamiento físico, en particular los que implican caminar, pueden mejorar la capacidad de ejercicio y el equilibrio después del accidente cerebrovascular. Sin embargo, hay suficiente información sobre su impacto sobre la calidad de vida o estado de ánimo.
Rev Cochram, 21/10/2013 "Physical fitness training for stroke patients"
La aptitud física es importante para que las personas puedan llevar a cabo actividades cotidianas como caminar y subir escaleras. Sin embargo, la condición física se reduce a menudo en pacientes con accidente cerebrovascular y puede limitar su capacidad para realizar las actividades cotidianas y también empeorar cualquier incapacidad por infarto. Por esta razón entrenamiento físico se ha propuesto como un enfoque beneficioso para pacientes con accidente cerebrovascular. En enero de 2013 esta revisión identificó 45 ensayos con 2.188 participantes, que pusieron a prueba diferentes formas de entrenamiento físico después del accidente cerebrovascular. Los estudios de entrenamiento físico pueden ser difíciles de llevar a cabo. Esto significa que la mayoría de los estudios fueron pequeños y de calidad moderada. Sin embargo se encontraron algunos hallazgos consistentes. Hemos encontrado que algunos tipos de entrenamiento físico, en particular las que involucran el caminar, pueden mejorar la capacidad de ejercicio, de caminar y el equilibrio después del accidente cerebrovascular. Sin embargo, no hubo suficiente información para sacar conclusiones fiables sobre el impacto del entrenamiento físico sobre la calidad de vida o estado de ánimo. No hubo evidencia de que alguno de los distintos tipos de entrenamiento físico causen lesiones o problemas de salud, el ejercicio parece ser una intervención segura.

Fecha publicación   
18-09-2013




¿Son eficaces y seguros los potenciadores cognitivos (galantamina, rivastigmina o memantina) en el deterioro cognitivo leve? -> Cuatro medicamentos ampliamente prescritos para el Alzheimer [donepezil (Aricept), galantamina (Reminyl), rivastigmina (Exelon) o memantina (Namenda)] no mejoran la cognición ni la función en pacientes con deterioro cognitivo leve. El uso de estos medicamentos no parece tener un impacto a largo plazo sobre la función y se asocia con efectos adversos (diarrea, náuseas y vómitos).
CMAJ, 16/09/2013 "Efficacy and safety of cognitive enhancers for patients with mild cognitive impairment: a systematic review and meta-analysis"
Antecedentes: Los potenciadores cognitivos, incluyendo inhibidores de la colinesterasa y la memantina, se utilizan para tratar la demencia, pero su eficacia para el deterioro cognitivo leve no está claro. Se realizó una revisión sistemática para evaluar la eficacia y seguridad de los potenciadores cognitivos para el deterioro cognitivo leve. Métodos: Los criterios de selección fueron los estudios de los efectos de donepezil, rivastigmina, galantamina y memantina sobre la cognición que se informaron en el deterioro cognitivo leve, la función, el comportamiento, el estado global y la mortalidad o daños. Se identificaron materiales relevantes mediante la búsqueda de bases de datos electrónicas (por ejemplo, MEDLINE, EMBASE), se incluyeron las referencias de los estudios incluidos, registros de ensayos y resúmenes de congresos, y el contacto con expertos. Dos revisores de forma independiente seleccionaron los resultados de la búsqueda en la literatura, extrajeron los datos y el riesgo de sesgo mediante la herramienta de riesgo de sesgo Cochrane. Resultados: Se revisaron 15.554 títulos y resúmenes y 1.384 artículos de texto completo. Ocho ensayos clínicos aleatorizados y 3 informes cumplieron con los criterios de inclusión. No se encontraron efectos significativos de potenciadores cognitivos sobre la cognición (Mini-Mental State Examination: 3 ensayos clínicos aleatorios [ECA], diferencia de medias [DM] 0,14, intervalo de confianza del 95% [IC]: -0,22 a 0,50; Alzheimer's Disease Assessment Scale - subescala de cognición: 3 ECA, MD estandarizada -0,07, IC del 95%, 0,16-0,01]) o en la función (Alzheimer's Disease Cooperative Study activities of daily living inventory: 2 ECA, DM 0,30, IC -0,26 a 0,86 95%). Los potenciadores cognitivos se asociaron con un mayor riesgo de náuseas, diarrea y vómitos que el placebo. Interpretación: Los potenciadores cognitivos no mejoraron la cognición o la función en los pacientes con deterioro cognitivo leve y se asociaron con un mayor riesgo de daños gastrointestinales. Nuestros resultados no apoyan el uso de potenciadores cognitivos para el deterioro cognitivo leve.

Fecha publicación   
15-09-2013




Utilidad de la fisioterapia para el tratamiento de la enfermedad de Parkinson (EP)-> La fisioterapia proporciona beneficios a corto plazo para el tratamiento de la EP. Aunque la mayoría de las diferencias observadas fueron pequeñas, las mejorías en la velocidad de la caminata, el equilibrio con la Berg Balance Scale y la discapacidad calificada por un médico (mediante el UPDRS) pueden ser consideradas por los pacientes como importantes.
Rev Cochram, 10/09/2013 "Physiotherapy for treatment of Parkinson's disease" 
A pesar de los diversos tratamientos médicos y quirúrgicos para la enfermedad de Parkinson (EP), los pacientes presentan, de manera gradual, importantes problemas físicos. Los fisioterapeutas intentan capacitar a las personas con enfermedad de Parkinson para mantener su nivel máximo de movilidad, actividad e independencia a través del control de su afección y el tratamiento físico específico. Se utiliza una variedad de enfoques a la rehabilitación del movimiento, que procuran mejorar la calidad de vida al maximizar la capacidad física y disminuir las complicaciones secundarias durante el curso completo de la enfermedad. En esta revisión sólo se incluyeron ensayos controlados aleatorizados. Los mismos fueron estudios en los que un grupo de participantes recibieron la intervención con fisioterapia y fueron comparados con otro grupo que no recibió fisioterapia. Los participantes fueron asignados a un grupo de forma aleatoria para reducir la posibilidad de sesgo. Se identificaron treinta y tres ensayos aleatorizados adecuados para esta revisión con 1518 participantes. Los ensayos evaluaron diversas intervenciones con fisioterapia, de manera que los ensayos se agruparon según el tipo de intervención utilizada (fisioterapia general, ejercicio, entrenamiento en cinta deslizante, orientación, baile o artes marciales). Hubo una mejoría con la intervención con fisioterapia en todos los resultados de la caminata (excepto la prueba de caminata de 10 o 20 metros). Sin embargo, estas mejorías fueron sólo significativas para la velocidad de caminata, la tolerancia a la caminata y la longitud del paso. Los resultados de la movilidad y el equilibrio también mejoraron con la intervención con fisioterapia, y hubo mejorías significativas en una prueba de movilidad (la prueba Timed Up & Go que cronometra el tiempo que le toma a una persona levantarse de una silla, caminar una determinada distancia, y luego volver caminando a la silla y sentarse) y en dos pruebas de equilibrio (una que evaluó la distancia que puede alcanzar una persona antes de perder el equilibrio [Functional Reach Test] y otra que evaluó aspectos múltiples del equilibrio [Berg Balance Scale]). La discapacidad calificada por un médico mediante la Unified Parkinson’s Disease Rating Scale (UPDRS) también mejoró con la intervención con fisioterapia. No hubo diferencias entre los dos grupos en los datos sobre las caídas o la calidad de vida calificada por el paciente. Al comparar las diferentes intervenciones con fisioterapia, no hubo pruebas de que el efecto del tratamiento difiriera a través de las intervenciones con fisioterapia para ninguno de los resultados evaluados. Esta revisión proporciona pruebas sobre el beneficio a corto plazo de la fisioterapia para el tratamiento de la EP. Aunque la mayoría de las diferencias observadas fueron pequeñas, las mejorías en la velocidad de la caminata, el equilibrio con la Berg Balance Scale y la discapacidad calificada por un médico (mediante el UPDRS) fueron de un tamaño que los pacientes considerarían como mejoría importante.

Fecha publicación   
03-09-2013




Declaración de la AHA y ASA sobre los beneficios del reconocimiento de los síntomas del accidente cerebrovascular y posterior activación de los servicios médicos de emergencia -> Un sistema adecuado de tiempos de atención puede reducir considerablemente las muertes relacionadas con los accidentes cerebrovasculares.
Stroke, 20/08/2013 "Interactions Within Stroke Systems of Care: A Policy Statement From the American. Heart Association/American Stroke Association"
Esta declaración de política de la American Hearth Association y la American Stroke Association se centra en el reconocimiento de los síntomas del accidente cerebrovascular inicial y posterior activación de los servicios médicos de emergencia, atención hospitalaria, la tratamiento y la rehabilitación. El comunicado señala que un sistema adecuado de tiempos de atención puede reducir las muertes relacionadas con el accidente cerebrovascular a sólo un 2% a 3% anual, se traduciría en 20.000 muertes menos en los EE.UU. y aproximadamente 400.000 menos en todo el mundo.

Fecha publicación   
31-07-2013




Influencia del control de la glucosa con la enfermedad de Alzheimer -> No se encuentra ninguna asociación entre varias medidas de la homeostasis de la glucosa y los hallazgos patológicos o imágenes compatibles con la enfermedad de Alzheimer. Estos resultados sugieren que las asociaciones observadas entre la diabetes y la mala cognición (visto en otros estudios) pueden ser mediados por cambios vasculares pero no el depósito de beta-amiloide.
JAMA Neurol, 29/07/2013 "Glucose Intolerance, Insulin Resistance, and Pathological Features of Alzheimer Disease in the Baltimore Longitudinal Study of Aging"
Importancia: La homeostasis periférica de la glucosa ha sido implicada en la patogénesis de la enfermedad de Alzheimer (EA). La relación entre la diabetes mellitus, la insulina, y la EA es un área importante de investigación. Sin embargo, sigue sin estar claro si el deterioro cognitivo observado en las personas con diabetes está mediado por el exceso de características patológicas de la EA o de otras anomalías relacionadas, tales como la enfermedad vascular. Objetivo: Investigar la asociación entre las medidas seriadas de la intolerancia a la glucosa y resistencia a la insulina y la carga β-amiloide en tejido cerebral, medida con carbono 11 marcado con Pittsburgh Compound B (11C-PIB), y la patología de la EA en la autopsia. Diseño: Ratios calculados a partir del Consortium to Establish a Registry for Alzheimer’s Disease (CERAD) y los criterios de Braak que se correlacionaron con las medidas de la hiperglucemia, hiperinsulinemia, intolerancia a la glucosa y la resistencia a la insulina en 197 participantes que se sometieron a autopsia después de la muerte y que se habían sometido a 2 o más pruebas orales de tolerancia a la glucosa (SOG) utilizando los análisis agrupados y un análisis de los modelos mixtos continuos. Las mismas medidas de intolerancia a la glucosa y resistencia a la insulina también se correlacionaron con el 11C-PiB cerebral la con 53 sujetos vivos adicionales del Baltimore Longitudinal Study of Aging neuroimaging study. Configuración: Estudio prospectivo, de cohorte de casos seriados de sujetos residentes en la comunidad. Participantes: La cohorte 1 consistió en 197 participantes inscritos en el Baltimore Longitudinal Study of Aging que tenía 2 o más SOGs durante la vida y una autopsia del cerebro completo después de la muerte. La cohorte 2 consistió en 53 sujetos vivos que tenían 2 o más SOGs y fueron sometidos a una tomografía por emisión de positrones 11C-PiB del cerebro.  Exposiciones: La autopsia y la tomografía por emisión de positrones 11C-PIB. Principales resultados y medidas: La correlación de marcadores cerebrales de EA, incluyendo la puntuación CERAD, la puntuación de Braak y retención de 11C-PIB, con marcadores séricos de la homeostasis de la glucosa utilizando modelos mixtos-análisis agrupados y continuos. Resultados: Se encontraron correlaciones significativas entre las medidas de la patología de EA cerebral o carta de 11C-PiB β-amiloide e intolerancia a la glucosa o resistencia a la insulina en los sujetos que tenían una media (DE) de 6,4 (3,2) SOGs en 22,1 (8,0) años de seguimiento. Treinta sujetos con diabetes mellitus franca que recibieron medicamentos también tenían puntuaciones de patología de EA que eran similares a las de la cohorte en su conjunto. Conclusiones y relevancia: En esta cohorte prospectiva con múltiples evaluaciones de la tolerancia a la glucosa y resistencia a la insulina, las medidas de la glucosa y la homeostasis de la insulina no se asocian con patología de la EA y probablemente tienen poco que ver en rol en la patogénesis de la EA. Son importantes ensayos terapéuticos a largo plazo para dilucidar esta cuestión.

Fecha publicación   
12-07-2013




Utilidad del entrenamiento cognitivo y de la rehabilitación cognitiva en las personas con enfermedad de Alzheimer leve a moderada o demencia vascular -> No hay pruebas de la eficacia del entrenamiento cognitivo en la mejora de la función cognitiva, el humor o las actividades de la vida diaria. La rehabilitación cognitiva podría proporcionar mejores resultados.
Rev Cochram, 05/06/2013 "Cognitive training and cognitive rehabilitation for mild to moderate Alzheimer's disease and vascular dementia"
La demencia de Alzheimer y la enfermedad vascular son un enorme problema de salud pública. Actualmente, se estima que 36 millones de personas en el mundo viven con demencia, y se espera que esta cifra aumente a más de 115 millones para el año 2050. Se necesitan con urgencia intervenciones eficaces para reducir la carga de la enfermedad. El entrenamiento cognitivo y la rehabilitación cognitiva son los métodos no farmacológicos que tienen como objetivo ayudar a las personas con demencia que en fase inicial hacen que la mayor parte de su memoria y la función cognitiva a pesar de las dificultades que están experimentando. El entrenamiento cognitivo se centra en la práctica guiada en un conjunto de tareas que reflejan determinadas funciones cognitivas, como la memoria, la atención o la resolución de problemas. La rehabilitación cognitiva se centra en identificar y abordar las necesidades y objetivos individuales, que pueden requerir estrategias para adquirir nueva información o métodos compensatorios como el uso de ayudas para la memoria. Esta revisión incluyó 11 ensayos de entrenamiento cognitivo y una sola prueba de la rehabilitación cognitiva. No se encontraron pruebas de la eficacia del entrenamiento cognitivo en la mejora de la función cognitiva, el humor o las actividades de la vida diaria en las personas con enfermedad de Alzheimer leve a moderada, o demencia vascular, sin embargo la calidad de los estudios por lo general no fue alta. El único ensayo de rehabilitación cognitiva proporcionó indicaciones preliminares de los potenciales beneficios de la rehabilitación cognitiva individual para mejorar las actividades de la vida diaria en las personas con enfermedad de Alzheimer leve. Se necesitan más ensayos de alta calidad, tanto de entrenamiento cognitivo y la rehabilitación cognitiva para establecer su eficacia para las personas con demencia en etapa temprana.

Fecha publicación   
16-06-2013




Tratamiento de la migraña en adultos -> El paracetamol (1000 mg), la aspirina (1000 mg) o el diclofenaco (50 mg), junto con metoclopramida (10 mg), pueden ser tan eficaces como medicamentos más recientes tal que el sumatriptan (100 mg) (triptanes).
Rev Cochram, 06/06/2013 "Paracetamol (acetaminophen) with or without an antiemetic for acute migraine in adults".
Esta es una versión actualizada de la revisión original Cochrane publicada en el número 11 de 2010. Nuevas búsquedas identificaron un estudio adicional para la inclusión; este estudio se comparó el paracetamol con etodolac y no contribuyó a en el análisis de la revisión. Una dosis oral única de 1000 mg de paracetamol reduce el dolor de cabeza de moderada o grave a las 2 horas en 1 de cada 5 personas (19%), en comparación con 1 de cada 10 (10%) de los que recibieron placebo. El dolor de intensidad moderada a grave se redujo a dolor leve en 2 horas aproximadamente en 1 de cada 2 personas (56%) que tomaron paracetamol, en comparación con 1 de cada 3 (36%) que recibieron placebo. Muy pocos estudios estaban disponibles para evaluar la eficacia más allá de las 2 horas.
El paracetamol 1000 mg más metoclopramida 10 mg o 100 mg de sumatriptán oral, proporcionaron niveles similares de alivio de la cefalea a las 2 horas. No hubo información suficiente para comparar el paracetamol, solo o en combinación, con otros tratamientos activos. Los eventos adversos no difieren significativamente entre el paracetamol y el placebo. Eventos adversos poco serios y / o graves se produjeron más con sumatriptán 100 mg que con paracetamol 1000 mg más metoclopramida 10 mg.

Rev Cochram, 06/06/2013 "Aspirin with or without an antiemetic for acute migraine headaches in adults".
Esta es una versión actualizada de la revisión original Cochrane publicada en el número 4, de 2010; no se encontraron nuevos estudios. Una dosis oral única de 1.000 mg de aspirina reduce el dolor de moderado a severo a las dos horas en aproximadamente en 1 de cada 4 personas (24%), en comparación con 1 de cada 10 (11%) que recibieron placebo. El dolor moderado a grave se redijo a dolor leve a las 2 horas en aproximadamente 1 de cada 2 personas (52%) que tomaban aspirina, en comparación con aproximadamente 1 de cada 3 (32%) que recibieron placebo. Los que experimentaron un alivio eficaz de la cefalea a las dos horas, tenían más alivio sostenido durante 24 horas con la aspirina que con placebo. La adición de 10 mg de metoclopramida como antiemético aumentó sustancialmente el alivio de las náuseas y vómitos en comparación con la aspirina sola, pero había poca diferencia en el dolor.
El sumatriptán oral 100 mg fue mejor que la aspirina más metoclopramida para la respuesta al dolor a las dos horas, pero por lo demás no hubo diferencias importantes entre la aspirina con o sin metoclopramida y sumatriptán 50 mg o 100 mg. Los eventos adversos con el uso a corto plazo fueron en su mayoría leves y transitorios, y se produjeron con una frecuencia ligeramente mayor que el placebo con la aspirina, y más a menudo con sumatriptán 100 mg que con la aspirina.

Rev Cochram, 06/06/2013 "Diclofenac with or without an antiemetic for acute migraine headaches in adults".
Esta revisión encontró que la administración oral de 50 mg de diclofenaco potásico fue un tratamiento efectivo para la migraña dolor de cabeza, la reducción de dolor de moderado a severo a dolor leve a las 2 horas se observó en aproximadamente la mitad (55%) de los pacientes tratados, o ningún dolor a las 2 horas en aproximadamente uno de cada cinco (22%), y la desaparición del dolor sostenido a las 24 horas aproximadamente el mismo número (19%). Los eventos adversos fueron en su mayoría autolimitados y de intensidad leve o moderada y no fueron significativamente diferentes del placebo a corto plazo. Aunque diclofenaco proporciona buenos resultados para algunas personas, casi la mitad no experimentó alivio adecuado del dolor a las dos horas, y en menos de uno de cada cinco reapareció en dolor. No está claro si la dosis de 100 mg puede proporcionar buenos resultados a más personas. Para aquellos que no experimentan una respuesta adecuada, se necesitará un tratamiento diferente. No hubo información acerca de las diferentes formulaciones de diclofenaco (por ejemplo supositorios) para el tratamiento de la migraña aguda.

Fecha publicación   
01-05-2013 (B)




Riesgo de leucoencefalopatía multifocal progresiva en pacientes tratados con dimetil fumarato oral para su esclerosis múltiple -> Recientemente se han detectado dos casos de leucoencefalopatía multifocal progresiva en pacientes que eran tratados con dimetil fumarato oral para su esclerosis múltiple.
N Engl J Med, 25/04/2013 "PML in a Patient Treated with Fumaric Acid".
Ha sido informados dos casos de leucoencefalopatía multifocal progresiva (LMP) en pacientes tratados con dimetil fumarato oral, medicamento que fue aprobado el mes pasado por la FDA para la esclerosis múltiple (EM). Hasta ahora no había sido informado ningún caso de LPM en el conjunto de todos los recientes fármacos orales utilizado par el tratamiento de la EM.

Fecha publicación   
01-05-2013 (A)




Identificación de la evolución del síndrome clínicamente asilado a la esclerosis múltiple clínicamente definida -> Durante varios años, algunos de los pacientes con síndrome clínicamente aislado tienen ataques adicionales y progresan a la esclerosis múltiple clínicamente definida, pero el riesgo para la conversión es incierto. En este estudio, la progresión se asocia con la atrofia del tálamo y el aumento de tamaño ventricular en la resonancia magnética.
Radiology, 23/04/2013 "Thalamic Atrophy is Associated with Development of Clinically Definite Multiple Sclerosis".
Objetivo: Investigar la asociación entre el desarrollo de la atrofia del tálamo y la corteza y la conversión a esclerosis múltiple clínicamente definida (EMCD) en pacientes con síndrome clínicamente aislado (SCA). Materiales y métodos: Estudio prospectivo aprobado por la junta de revisión institucional. El consentimiento informado fue dado por 216 pacientes con SCA, y los pacientes fueron tratados con 30 mg de interferón β1a intramuscular una vez a la semana. Fueron evaluados con una resonancia magnética (RM) al inicio del estudio, a los 6 meses, al 1 año y a los 2 años. Los pacientes fueron evaluados dentro de los 4 meses de un evento desmielinizante inicial, teniendo dos o más lesiones cerebrales en imágenes de RM, y dos o más bandas oligoclonales en el líquido cefalorraquídeo. Medición de las imágenes de RM de la progresión incluyendo el número acumulativo y el volumen de agente de contraste mejorado (CM) nuevas y aumento de lesiones T2, y cambios en los volúmenes de todo el cerebro, tejido-específicas globales y regionales de materia gris. Se utilizó para el análisis el modelo de regresión y de efecto mixto. Resultados: Después de 2 años, 92 de los 216 pacientes (42,6%) se convirtieron en EMCD, 122 pacientes (56,5%) con SCA cumplieron los criterios de McDonald 2005 y 153 (70,8%) cumplieron con los criterios de McDonald 2010 por criterios de imagen en RM de difusión en tiempo y espacio. La media del tiempo hasta la primera recaída fue de 3,1 meses y la media de la tasa de recaída anual fue de 0,46. En el modelo mixto de análisis de efectos, el volumen del ventrículo lateral (P = 0,005), la acumulación de CM (P = 0,007), nuevo total T2 (P = 0,009) y el nuevo aumento de las lesiones T2 (P = 0,01) y tálamicas (P = 0,009) y la reducción del volumen cerebral total (P = 0,019) se asociaron con el desarrollo de la EMCD. En el análisis de regresión multivariante, la disminución de los volúmenes del tálamo y el aumento de los volúmenes del ventrículo lateral (P = 0,009) fueron las variables de RM asociadas con el desarrollo de la EMCD. Conclusión: La medición de la atrofia del tálamo y aumento en el tamaño ventricular en el SCA se asocia con el desarrollo EMCD y se debe utilizar además de la evaluación de nuevas lesiones T2 y del CM.

Fecha publicación  
29-04-2013




Relación entre la memoria y las infecciones por agentes patógenos comunes -> Una medida en sangre que refleja la exposición a agentes patógenos comunes (Chlamydia pneumoniae, Helicobacter pylori, citomegalovirus, y virus del herpes simple 1 y 2) se asocia con el deterioro del rendimiento cognitivo. En estudios previos esta exposición ya se ha relacionado con el riesgo de accidentes cerebrovasculares y aterosclerosis.
Neurology, 26/03/2013 "Infectious burden and cognitive function: The Northern Manhattan Study".
Objetivo: La hipótesis de que la carga infecciosa (CI), una medida serológica compuesta de la exposición a los agentes patógenos comunes (es decir, Chlamydia pneumoniae, Helicobacter pylori, citomegalovirus, y virus del herpes simple 1 y 2) asociados con el riesgo vascular en el Northern Manhattan Study (NOMAS), también podría asociarse con la cognición. Métodos: La cognición se evaluó mediante el Mini Examen del Estado Mental (MEEM) en el inicio del estudio y las entrevistas telefónicas modificado mediante el Telephone Interview for Cognitive Status (TICS-m) en las visitas anuales de seguimiento. Se utilizaron regresiones lineales y logísticas ajustadas para medir la asociación entre el índice de CI y MEEM. Se utilizaron modelos de ecuaciones de estimación generalizadas para evaluar las asociaciones con las TICS-m y su evolución en el tiempo. Resultados: Las serologías y evaluaciones cognitivas estaban disponibles en 1.625 de los participantes de la cohorte NOMAS. En los análisis no ajustados, el mayor índice de CI se asoció con una peor cognición (desviación estándar [DE] de la CI para el MEEM fue de -0.77, p <0,0001, y para las primeras mediciones de TICS-m fue de -1.89, p <0,0001). Estos efectos se atenuaron después de ajustar por factores de riesgo (cambio MEEM ajustado por DE de IB = -0,17, p = 0,06, para los TICS-m cambio ajustado por DE CI = -0,68, p <0,0001). La CI se asocia con MEEM ≤ 24 (en comparación con el MEEM> 24, ajustado odds ratio 1,26 por DE del CI, IC del 95%: 1,06 a 1,51). La CI no se asoció con el deterioro cognitivo en el tiempo. Los resultados fueron similares cuando la CI se limitó a sólo serologías virales. Conclusión: Una medida de la CI relacionada con el riesgo de accidentes cerebrovasculares y aterosclerosis se asocia de forma independiente con el rendimiento cognitivo en esta cohorte multiétnica. Infecciones anteriores pueden contribuir al deterioro cognitivo.

Fecha publicación  
19-04-2013




Utilidad del ejercicio físico intenso en la enfermedad de Alzheimer (EA) -> Un programa de ejercicio intenso durante 1 año en pacientes con enfermedad de Alzheimer que viven en el hogar bajo el cuidado de un cónyuge tiene efectos beneficiosos sobre la función física de los pacientes, sin aumentar el coste total de los servicios sociales y de salud.
JAMA Intern Med, 15/04/2013 "Effects of the Finnish Alzheimer Disease Exercise Trial (FINALEX)A Randomized Controlled Trial".
Importancia: Pocos ensayos clínicos rigurosos han investigado la efectividad del ejercicio físico de los pacientes con enfermedad de Alzheimer (EA). Objetivos: Investigar los efectos del ejercicio físico intenso y a largo plazo en el funcionamiento físico y la movilidad de los pacientes que viven en casa con EA y explorar sus efectos sobre el uso y los costes de los servicios de salud y sociales. Diseño: Ensayo controlado aleatorio. Emplazamiento y participantes: Un total de 210 pacientes que viven en casa con EA con su cuidador conyugal.
Intervenciones: Los 3 brazos de los ensayos incluidos (1) ejercicio grupal (GE; sesiones de 4 horas con aproximadamente 1 hora de entrenamiento) y (2) ejercicio domiciliario adaptado (HE; capacitación de 1 hora), ambos dos veces a la semana durante 1 año, y (3) grupo control (GC) que recibió la atención comunitaria habitual. Principales medidas de resultado: La medida de Independencia Funcional (MIF), el Short Physical Performance Battery, así como información sobre el uso y los costes de los servicios de atención social y de salud. Resultados: Todos los grupos se deterioraron en funcionamiento durante el año después de la asignación al azar, pero el deterioro fue significativamente más rápido en el GC que en los grupos HE y GE a los 6 (P = 0,003) y 12 (P = 0,015) meses. Los cambios de la MIF a los 12 meses fueron -7,1 (IC del 95%, -3,7 a -10,5), -10,3 (IC del 95%, -6,7 a -13,9) y -14,4 (IC 95%, -10,9 a -18,0) en los grupos HE, GE y GC, respectivamente. Los grupos HE y GE tuvieron significativamente menos caídas que el CG durante el año de seguimiento. Los costes totales de los servicios de salud y sociales para el HE días paciente-cuidador (en dólares de los EE.UU. por día por año) fueron $ 25.112 (IC del 95%, $ 17.642 a $ 32.581) (P = 0,13 para la comparación con el GC), $ 22.066 en el grupo GE ($ 15.931 a $ 28.199, P = 0,03 vs CG), y $ 34.121 ($ 24.559 a $ 43 681) para el GC. Conclusiones y relevancia: Un programa de ejercicio físico intenso y de larga duración tiene efectos beneficiosos sobre la función física de los pacientes con EA sin aumentar los costes totales de los servicios sociales y de salud o causar efectos adversos significativos.

Fecha publicación  
17-03-2013 (B)




Escasa utilidad de la resonancia magnética (RM) para el seguimiento del tratamiento de la hernia de disco lumbar -> La RM realizada, además de la inicial, un año después de la cirugía conservadora y un tratamiento prolongado para la hernia de disco lumbar o ciática, no distingue entre los que tienen un resultado favorable y los que lo tienen desfavorable.
N Engl J Med, 14/03/2013 "Magnetic Resonance Imaging in Follow-up Assessment of Sciatica".
La resonancia magnética (RM) se realiza con frecuencia durante el seguimiento en pacientes con hernia de disco lumbar ya conocida y persistencia de los síntomas de la ciática. La asociación entre los hallazgos de la RM y en el resultado clínico es controvertido. Métodos: Se estudiaron 283 pacientes en un ensayo aleatorizado que comparó la cirugía conservadora y un tratamiento prolongado para la ciática y hernia de disco lumbar. Los pacientes se sometieron a resonancia magnética al inicio del estudio y después de 1 año. Se utilizó una escala de 4 puntos para evaluar la hernia de disco en la RM, que van desde 1 para "definitivamente presente" a 4 "definitivamente ausente." Un resultado clínico favorable se definió como la desaparición completa o casi completa de los síntomas en menos de 1 año. Se compararon las proporciones de pacientes con un resultado favorable entre los que tuvieron una ausencia definitiva de la hernia de disco y los que tuvieron una presencia definida, probable o posible de la hernia de disco a 1 año. Se utilizó la curva del área bajo la receiver-operating-characteristic (ROC) para evaluar la exactitud pronóstica de las puntuaciones de 4 puntos con respecto a un resultado favorable o desfavorable, con el valor de 1 que indica perfecta discriminación y 0,5 o menos indica que no hay valor discriminatorio. Resultados: Al año, el 84% de los pacientes informaron tener un resultados favorables. La hernia discal fue visible en el 35%, con un resultado favorable y en el 33%, con un resultado desfavorable (p = 0,70). Un resultado favorable se informó en el 85% de los pacientes con hernia de disco y el 83% sin hernia de disco (P = 0,70). La evaluación de la hernia discal mediante RN no distinguía entre los pacientes con un resultados favorables y aquellos con resultados desfavorables (área bajo la curva ROC, 0,48). Los autores concluyen que la RM realizada al año de seguimiento en pacientes que habían recibido tratamiento para la ciática y hernia de disco lumbar, no distingue entre aquellos con un resultado favorable y aquellos con un resultado desfavorable.

Fecha publicación  
17-03-2013 (A)




Efectos del ejercicio aeróbico (caminar) sobre el estado funcional y de salud en sobrevivientes de accidentes cerebrovasculares -> Caminar varias veces a la semana durante 30 minutos mejora el componente de salud física de la calidad de vida y la resistencia en personas con secuelas de un accidente cerebrovascular.
Stroke, 07/03/2013 "Effect of Aerobic Exercise (Walking) Training on Functional Status and Health-related Quality of Life in Chronic Stroke Survivors. A Randomized Controlled Trial".
Poco se sabe sobre los efectos de los programas de caminar con base comunitaria en personas con accidente cerebrovascular crónico. El propósito de este estudio fue determinar los efectos del ejercicio aeróbico (caminar) sobre el estado funcional y de salud relacionados con la calidad de vida en sobrevivientes de accidentes cerebrovasculares. Métodos: Se llevó a cabo un estudio doble ciego, aleatorizado y controlado. El grupo de intervención (n = 64) caminó en superficie durante 30 minutos, 3 veces por semana durante 12 semanas. El grupo control (n = 64) recibieron masaje a la parte afectada. Resultados médicos: Se utilizó el  Short Form Health Survey de 36-Items (SF-36) para evaluar la salud relacionada con la calidad de vida, índice de Barthel y la escala para el estado funcional Older Americans Resource and Services scale, la prueba de resistencia de 6 minutos a pie, y el Motricity Índex para la fuerza de las extremidades inferiores. Resultados: Hubo una tendencia hacia una mayor mejoría en el tiempo para el Componente de Salud Física del SF-36 (p = 0,077) y una mejoría significativamente mayor en el tiempo para la distancia caminada en 6 minutos a favor del grupo de caminantes (P <0,001).
Los autores concluyen que  el ejercicio aeróbico mediante la marcha mejora la el componente de salud física de la calidad de vida y la resistencia en personas con accidente cerebrovascular crónico. Debe formar parte de una estrategia de promoción de la salud integral.

Fecha publicación  
13-03-2013




Factores asociados con la recaída en pacientes con síndromes neurológicos post-infecciosos (SNPIs)-> En comparación con la esclerosis múltiple, los SNPIs caracterizan a los afectados por su mayor edad, menor tendencia a la recaída y los distintos hallazgos en CSF. Los autores proponen revisar la categoría de los SNPIs puesto que la mayoría de las variantes clínicas tienen un pronóstico pobre y no son fácilmente clasificables en base a los conocimientos actuales.
Neurology, 05/03/2013 "Postinfectious neurologic syndromes. A prospective cohort study".
Los síndromes neurológicos postinfecciosos (SNPIs) del SNC incluyen trastornos heterogéneos, a veces recurrentes. En este estudio nos propusimos a) describir el espectro de SNPIs, b) definir predictores de resultados en SNPIs, y c) evaluar las características clínicas / paraclínicas que ayudan a diferenciar SNPIs de la esclerosis múltiple (EM). Métodos: En este estudio de cohorte prospectivo, apacientes adultos con SNPIs les realizó una evaluación de diagnóstico y protocolos terapéuticos en la inclusión y durante un mínimo de 2 años de seguimiento. Los comparamos con un nuevo diagnóstico, pacientes con EM sin tratamiento previo, también reclutados prospectivamente. Resultados: La muestra la formaron 176 pacientes con SNPIs y edad media de 59,9 ± 17,25 años (rango: 18-80 años), divididos en 2 grupos: grupo 1 (64% síndromes del SNC)-encefalitis, encefalomielitis, o mielitis, y grupo 2 (36% síndromes SNC + sistema nervioso periférico [SNP])-encephalomieloradiculo-neuritis o mieloradiculoneuritis. Se observó a los pacientes de 24 a 170 meses (mediana de 69 meses). Las recaídas, que casi invariablemente involucraron a la médula espinal, se produjeron en el 30,5%. La participación del SNP fue un factor de riesgo independiente para las recaídas (riesgo 2,8). El resultado fue deficiente en el 43% de los pacientes, los factores de riesgo incluyeron la edad avanzada, una mayor discapacidad neurológica al inicio, la elevación en suero de mayor porcentaje de transferencia de CSF-albúmina, la mielitis y la participación SNP. Presentaron resistencia a los esteroides el 30% de los pacientes, la mitad de los cuales respondieron favorablemente a las inmunoglobulinas IV. En comparación con la EM, los SNPIs se caracterizaron por la mayor edad, menor tendencia a la recaída, y los distintos hallazgos CSF. Los autores concluyen que la categoría de SNPIs debe ser revisada: la mayoría de las variantes clínicas tienen un pronóstico pobre y no son fácilmente clasificables en base a los conocimientos actuales. La participación del SNP tiene un papel crítico en las recaídas, que parecen afectar sólo a la columna vertebral.

Fecha publicación  
10-03-2013




Los recientes descubrimientos han dado pistas sólidas sobre las razones por las que esclerosis múltiple afecta ahora 3 veces más a las mujeres -> La menor cantidad de embarazos, la vitamina D3 y luz solar, y la hormona sexual femenina estradiol están entre los factores que explican dichas diferencias en la EM.
JAMA Neurology, 04/03/2013 "The Gender Gap in Multiple SclerosisIntersection of Science and Society".
Las mujeres padecen esclerosis múltiple (EM) tres veces que los hombres. En los últimos 50 años, esta proporción ha ido en constante crecimiento. Los recursos con los que combatir esta enfermedad, así como los costes para la sociedad del tratamiento de la EM, son sustanciales. Descifrar esta tendencia de 50 años de preponderancia femenina de esta enfermedad ha sido critica. Se han hecho un número de descubrimientos interesantes en el intento de comprender este desequilibrio creciente. Estos descubrimientos iluminan la patogenia de la esclerosis múltiple, con aplicaciones y beneficios, tanto para hombres como para mujeres. Estos avances permiten la reutilización de ciertos medicamentos aprobados para su uso potencial como tratamiento de la EM.

Fecha publicación  
25-02-2013




Utilidad de la estimulación subtalámica en la enfermedad de Parkinson con complicaciones motoras tempranas - > La estimulación subtalámica además del tratamiento médico habitual es superior al tratamiento médico solo, en pacientes con enfermedad de Parkinson y complicaciones motoras tempranas. Aunque sin diferencias significativas en eventos adversos graves entre ambos grupos, los acontecimientos adversos relacionados con la implantación quirúrgica del dispositivo de neuroestimulación se produjeron en 17,7% de los pacientes.
New Engl J Med, 14/02/2013 "Neurostimulation for Parkinson's Disease with Early Motor Complications".
La estimulación subtalámica reduce la discapacidad motora y mejora la calidad de vida en pacientes con enfermedad de Parkinson avanzada que tienen graves complicaciones motoras inducidas por la levodopa. La hipótesis es que la neuroestimulación sería beneficiosa en una fase anterior de la enfermedad de Parkinson. En este estudio de 2 años, se asignó aleatoriamente a 251 pacientes con enfermedad de Parkinson y complicaciones motoras tempranas (edad media, 52 años, duración media de la enfermedad de 7,5 años), a la neuroestimulación más terapia médica o tratamiento médico solo. El objetivo final primario fue la calidad de vida, evaluada con el uso del Cuestionario de la Enfermedad de Parkinson (PDQ-39) índice de resumen (con puntuaciones que van de 0 a 100, las puntuaciones más altas indican una peor función). Las principales medidas de resultado secundarias incluyeron discapacidad motora parkinsoniana, las actividades de la vida diaria, complicaciones motoras inducidas por levodopa (como se evaluó con el uso de la Escala de Parkinson Unificada de Calificación de la Enfermedad, partes III, II y IV, respectivamente),  el tiempo con buena movilidad y sin discinesia. Resultados: Para el resultado primario de calidad de vida, la puntuación media del grupo de neuroestimulación mejoró en 7,8 puntos, y para el grupo de terapia médica empeoró en 0,2 puntos (diferencia entre grupos en el cambio medio desde el inicio hasta 2 años, 8,0 puntos; P = 0,002). La neuroestimulación fue superior al tratamiento médico con respecto a la discapacidad motora (P <0,001), actividades de la vida diaria (P <0,001), complicaciones motoras inducidas por levodopa (P <0,001), y el tiempo con buena movilidad y sin discinesia (P = 0,01 ). Los eventos adversos graves se produjeron en el 54,8% de los pacientes del grupo de neuroestimulación y en el 44,1% de los pacientes del grupo de terapia médica. Los eventos adversos graves relacionados con la implantación quirúrgica o el dispositivo de neuroestimulación se produjeron en el 17,7% de los pacientes. Un grupo de expertos confirmó que la terapia médica fue consistente con las guías de práctica para el 96,8% de los pacientes del grupo de neuroestimulación y el 94,5% de los pacientes del grupo de terapia médica. Los autores concluyen que la estimulación subtalámica fue superior al tratamiento médico en pacientes con enfermedad de Parkinson y complicaciones motoras tempranas.

Fecha publicación  
14-02-2013




Estimulador eléctrico no invasivo del nervio trigémino prevenir las migrañas en pacientes cuyos episodios no son bien controlados con la medicación sola -> El dispositivo Cefaly es eficaz y seguro como tratamiento preventivo para la migraña. Consta de unas gafas con un electrodo auto-adhesivo sobre el puente de la nariz que cubre las ramas supratroclear y supraorbital del nervio trigémino.
Nueurology, 06/02/2013 "Migraine prevention with a supraorbital transcutaneous stimulator. A randomized controlled trial".
Estudio para evaluar la eficacia y seguridad de la neuroestimulación del trigémino con un estimulador supraorbital transcutáneo (Cefaly, STX-Med, Herstal, Bélgica.) en la prevención de la migraña. Métodos: Ensayo doble ciego, aleatorio, controlado por simulación, realizado en 5 clínicas belgas de dolor de cabeza terciarias. Después de un mes de preparación, los pacientes con al menos 2 ataques de migraña / mes fueron aleatorizados 1:1 para verum o estimulación simulada, aplicándose el estimulador 20 minutos al día durante 3 meses. Las medidas de resultado primarias fueron la variación en días de migraña mensuales y el 50% de tasa de respuesta. Resultados: Sesenta y siete pacientes fueron asignados al azar y se incluyeron en el análisis por intención de tratar. Entre el inicio y en el tercer mes de tratamiento, el número medio de días de migraña disminuyó significativamente en el verum (6,94 vs 4,88, p = 0,023), pero no en el grupo de tratamiento simulado (6,54 vs 6,22, p = 0,608). El 50% la tasa de respuesta fue significativamente mayor (p = 0,023) en el verum (38,1%) que en el grupo de tratamiento simulado (12,1%). Los ataques mensuales de migraña (p = 0,044), los días de dolor de cabeza al mes (p = 0,041), y la toma mensual antimigrañosos (p = 0,007) también se redujeron significativamente en el verum, pero no en el grupo de tratamiento simulado. No se informaron eventos adversos en ninguno de los grupos. Los autores concluyen que la estimulación transcutánea supraorbitaria con el dispositivo utilizado en este ensayo es eficaz y seguro como tratamiento preventivo para la migraña. La ganancia terapéutica (26%) está dentro del rango de los reportados por otros medicamentos preventivos y tratamientos sin fármacos antimigrañosos.

Fecha publicación  
09-01-2013




La resonancia magnética (RM) puede ser útil para el cribado de la enfermedad de Alzheimer (EA) y la degeneración lobar frontotemporal (DLFT)-> El 75% de los pacientes con enfermedad de Alzheimer o degeneración del lóbulo frontal tienen niveles diagnósticos de biomarcadores que se correlacionan con los de la RM.
Neurology, 26/12/2012, "Can MRI screen for CSF biomarkers in neurodegenerative disease?".
En la enfermedad de Alzheimer (EA) y la degeneración lobar frontotemporal (DLFT) puede haber superposición de presentaciones clínicas distintas a pesar de la neuropatología subyacente, lo que hace difícil el diagnóstico in vivo. En este estudio, evaluamos la utilidad de la RM como un procedimiento de diagnóstico no invasivo para el diagnóstico diferencial de la EA y DLFT. Métodos: Se reclutaron 185 pacientes con diagnóstico clínico de una enfermedad neurodegenerativa consistente con EA o DLFT que tenían una punción lumbar y una resonancia magnética volumétrica. Un subgrupo de 32 pacientes tenían genética o autopsia confirmada de EA o DLFT. Se utilizó la descomposición de valor singular para descomponer los volúmenes de la resonancia magnética y de regresión lineal y validación cruzada para predecir el CSF total de tau (tt) y el ratio de β-amiloide (Aβ1-42)  (tt / Aß) en pacientes con EA y en pacientes con FTLD. A continuación, se evaluó la exactitud de la predicción de la RM con tt / Aß en 4 fuentes convergentes incluyendo visualización neuroanatómica y categorización de un subgrupo de pacientes con EA genética o autopsia confirmada de EA o DLFT. Resultados: El análisis de regresión mostró que la predicción de la RM tt / Aß está altamente relacionada con el CSF tt / Aß real. En cada grupo, tanto el previsto como el real tt CSF / Aß presentaron correlatos neuroanatómicos superpuestos: el bajo tt / Aß consistente con DLFT estaba relacionado con regiones ventromedial prefrontales mientras que el alto tt / Aß consistente con EA estaba relacionado con las regiones posteriores corticales. La predicción de RM tt / Aß tuvo una exactitud del 75% en la identificación de diagnóstico subyacente en pacientes con patología conocida y con diagnóstico clínico con niveles de CSF tt / Aß. Los autores concluyen que la RM puede servir como un procedimiento no invasivo para detectar la EA y la patología DLFT como un sustituto de los biomarcadores CSF.

Fecha publicación  
23-12-2012




Resultados de neuroprótesis para tetraplejia -> Estudio para probar si un individuo con tetraplejia puede lograr rápidamente el control neurológico de una extremidad protésica de alto rendimiento utilizando interfaces cerebro-máquina. El paciente fue capaz de mover la extremidad protésica en tres dimensiones en el segundo día de entrenamiento, y en 13 semanas de utilizarla con movimientos coordinados para la realización de las pruebas establecidas.
Lancet, 17/12/2012, "High-performance neuroprosthetic control by an individual with tetraplegia".
La parálisis o amputación de un brazo resulta en la pérdida de la capacidad de orientar la mano y agarrar, manipular o transportar objetos, funciones que son esenciales para las actividades de la vida diaria. Interfaces de cerebro-máquina podrían proporcionar una solución a la restauración de muchas de estas funciones perdidas. Así, un individuo con tetraplejia rápidamente podría lograr el control neurológico de una extremidad protésica de alto rendimiento utilizando este tipo de una interfaz. En este estudio se implantó dos canales de 96 microelectrodos intracorticales en la corteza motora de un individuo de 52 años de edad, con tetraplejia. La formación cerebro-máquina se realizó durante 13 semanas con el objetivo de controlar una extremidad protésica antropomórfico con siete grados de libertad (tres dimensiones traducción, orientación tridimensional y agarrar). La habilidad del participante para controlar la prótesis se evaluó con medidas clínicas de la función del miembro superior. Hallazgos: El participante fue capaz de mover la extremidad protésica libremente en el espacio de trabajo en tres dimensiones al segundo día de entrenamiento. Después de 13 semanas, siete movimientos tridimensionales hábiles fueron realizados de forma rutinaria. La media de la tasa de éxito en las tareas por objetivos alcanzados fue del 91,6% (DE 4,4) en comparación con el nivel del azar del 6,2% (95% CI 2.0 -15 • 3). Se observaron mejorías en tiempo de conclusión (disminuyó de una media de 148 s [SD 60] a 112 s [6]) y la eficiencia (aumentó de 0,30 [0,04] a 0,38 [0,02]). El participante también fue capaz de utilizar la prótesis para desarrollar hábil y coordinadamente movimientos que produjeron mejoras clínicamente significativas en las pruebas de la función del miembro superior. No se informaron eventos adversos. Los autores concluyen que con el desarrollo continuo de las extremidades neuroprotésicas, las personas con parálisis podrían recuperar las señales de mando naturales e intuitivas para la colocación de la mano, la orientación y alcance, lo que les permitiría realizar las actividades de la vida diaria.

Fecha publicación  
10-11-2012




Ejercicio y enfermedad de Parkinson -> Tres programas de ejercicios diferentes mejoran la capacidad de caminar de los pacientes con enfermedad de Parkinson, aunque de manera diferente. El programa de estiramientos y resistencia mejora más la fuerza, mientras que el de cinta de baja intensidad obtiene mayor mejora en la velocidad al andar.
Arch Neurol, 11/2012, "Randomized Clinical Trial of 3 Types of Physical Exercise for Patients With Parkinson Disease".
Ensayo clínico prospectivo, randomizado, simple ciego de 3 tipos de ejercicio físico para comparar la eficacia de los ejercicios de correr en cinta y los ejercicios de estiramiento y resistencia, en la mejora de la velocidad de la marcha, la fuerza y la aptitud en los pacientes con enfermedad de Parkinson. En el ámbito de el Parkinson's Disease and Movement Disorders Center at the University of Maryland y el Baltimore Veterans Affairs Medical Center, Geriatric Research Education and Clinical Center, un total de 67 pacientes con enfermedad de Parkinson fueron asignados al azar a 1 de los 3 brazos del ensayo. Las intervenciones fueron: (1) una mayor intensidad de esfuerzo convencional (30 minutos a 70% -80% de la reserva de la frecuencia cardíaca), (2) una menor intensidad de esfuerzo convencional (50 minutos a 40% -50% de la reserva de la frecuencia cardíaca) y (3) ejercicios de estiramiento y resistencia (2 series de 10 repeticiones con cada pierna en 3 máquinas de resistencia [press de piernas, extensión de piernas, y el rizo]). Estos ejercicios se realizaron 3 veces a la semana durante 3 meses. Las medidas de resultado primarias fueron la velocidad de la marcha (6 minutos a pie), la aptitud cardiovascular (consumo máximo de oxígeno por unidad de tiempo [[VDOT] O2], y la fuerza muscular (una repetición con máxima resistencia). Resultados: los 3 tipos de ejercicio físico mejoraron la distancia de la caminata de 6 minutos: los de menor intensidad de esfuerzo (12% de aumento, p = .001), los ejercicios de estiramiento y de resistencia (9% de aumento, p <.02), y de mayor intensidad de esfuerzo (6% de incremento, p = 0,07), sin diferencias entre los grupos. El ejercicio en cinta mejoró el pico [VDOT] O2 (7% -8% de aumento, P <0,05) más que los ejercicios de estiramiento y resistencia. Sólo los estiramientos y resistencia mejoraron la resistencia muscular (16% de aumento, P <0,001). Los autores concluyen que los efectos del ejercicio se observaron en los 3 grupos de ejercicios. El ejercicio de cinta de baja intensidad obtuvo la mayor mejora en la velocidad al andar. Tanto los ejercicios en cinta de mayor como los de menor intensidad mejoraron el fitness cardiovascular. Sólo los ejercicios de estiramiento y resistencia mejoraron la fuerza muscular. Por lo tanto, el ejercicio puede mejorar la velocidad de la marcha, la fuerza muscular y la aptitud para los pacientes con enfermedad de Parkinson. La combinación de ejercicios de resistencia y cinta de correr pueden obtener un mayor beneficio, que requiere una mayor investigación.

Fecha publicación  
10-11-2012




Esclerosis múltiple y alemtuzumab -> Ensayo clínico de fase III con alemtuzumab en pacientes con recaída-remisión de esclerosis múltiple que se muestra eficaz tanto en pacientes sin tratamiento previo como tratados. Los efectos adversos fueron más frecuentes entre los pacientes que recibieron alemtuzumab respecto de los que recibieron interferón beta 1a.
Lancet, 1/11/2012, "Alemtuzumab versus interferon beta 1a as first-line treatment for patients with relapsing-remitting multiple sclerosis: a randomised controlled phase 3 trial".
El anti-CD52 anticuerpo monoclonal alemtuzumab reduce actividad de la enfermedad en un ensayo de fase 2 de los pacientes no tratados previamente con recaída-remisión de esclerosis múltiple. El objetivo de este estudio fue evaluar la eficacia y seguridad del alemtuzumab en comparación con interferón beta 1a en un ensayo de fase 3. E, este ensayo de 2 años, con evaluador ciego, controlado aleatorizado de fase 3, se incluyeron adultos de 18 a 50 años sin tratamiento previo con recaída-remisión de esclerosis múltiple. Los participantes elegibles se asignaron al azar en una proporción de 2:1 con un sistema de respuesta de voz interactiva, estratificados por lugar, para recibir alemtuzumab intravenoso 12 mg por día o 44 μg subcutáneos de interferón beta-1a. El interferón beta 1a se dio tres veces por semana y el alemtuzumab se administró una vez al día durante 5 días al inicio del estudio y una vez por día durante 3 días hasta 12 meses. Los criterios de valoración co-primarios fueron la tasa de recaída y la acumulación sostenida de la discapacidad a los 6 meses en todos los pacientes que recibieron al menos una dosis del fármaco del estudio. Este estudio se ha registrado en  ClinicalTrials.gov, número NCT00530348. Resultado: 187 (96%) de 195 pacientes asignados al azar a interferón beta 1a y 376 (97%) de 386 pacientes asignados al azar a alemtuzumab se incluyeron en los análisis primarios. 75 (40%) pacientes en el grupo tratado con interferón beta 1a presentaron recaída (122 eventos) en comparación con 82 (22%) pacientes en el grupo de alemtuzumab (119 eventos; cociente de tasas 0,45 [IC del 95% 0.32 -0 • 63] , p <0,0001), lo que corresponde a una mejora de 54,9% con alemtuzumab. Sobre la base de Kaplan-Meier, el 59% de los pacientes en el grupo de interferón beta-1a estuvieron sin recaída a los 2 años, en comparación con el 78% de los pacientes en el grupo de alemtuzumab (p <0,0001). 20 (11%) de los pacientes en el grupo de interferón beta 1a había sufrido acumulación de discapacidad en comparación con 30 (8%) en el grupo de alemtuzumab (cociente de riesgos 0,70 [IC del 95% 0,40 -1 • 23], p = 0,22). 338 (90%) de los pacientes en el grupo de alemtuzumab tuvieron reacciones asociadas con la perfusión, 12 (3%) de las cuales se consideraron serias. Las infecciones, fundamentalmente de intensidad leve o moderada se produjeron en 253 (67%) de los pacientes tratados con alemtuzumab frente a 85 pacientes (45%) tratados con interferón beta 1a. 62 (16%) de los pacientes tratados con alemtuzumab tuvieron infecciones por herpes cutáneo (en su mayoría) en comparación con tres (2%) de los pacientes tratados con interferón beta 1a. A los 24 meses, 68 (18%) pacientes en el grupo de alemtuzumab tenían asociados eventos tiroideos adversos en comparación con 12 (6%) en el grupo de interferón beta 1a, y tres (1%) tuvieron trombocitopenia inmune en comparación con ninguno en el interferón beta 1a grupo. Dos pacientes en el grupo alemtuzumab desarrollaron carcinoma papilar de tiroides. Los autores concluyen que el perfil de seguridad del Alemtuzumab y el beneficio en términos de reducción de la recaída, apoyan su uso en pacientes sin tratamiento previo de recaída-remisión de esclerosis múltiple, sin embargo, los beneficios en términos de resultados de valoración de discapacidad señalados en los ensayos anteriores no se observaron en este.

Fecha publicación  
27-10-2012




Los pacientes con enfermedad de Alzheimer que tienen psicosis o agitación y que responden al trataiento con risperidona durante 4 a 8 meses, la interrupción de la risperidona se asocia con un aumento significativo del riesgo de recaída.
N Engl J Med, 18/10/2012, "Relapse Risk after Discontinuation of Risperidone in Alzheimer's Disease".
La psicosis y la agitación agresiva en los pacientes con demencia con frecuencia se trata con fármacos antipsicóticos y aun cuando son eficaces, a menudo debe suspenderse el tratamiento debido a la preocupación por los efectos adversos y las regulaciones federales de EE.UU que instan a la interrupción temprana. Entre los pacientes con enfermedad de Alzheimer que han tenido una respuesta a la medicación antipsicótica para la psicosis o agitación agresiva, todavía no se ha establecido el riesgo de recurrencia de los síntomas después de la interrupción de la medicación. Los pacientes con enfermedad de Alzheimer y psicosis o agitación agresiva recibieron tratamiento abierto con risperidona durante 16 semanas. Los que tuvieron una respuesta a la terapia con risperidona fueron asignados aleatoriamente, en un diseño doble ciego, a uno de tres tratamientos: terapia con risperidona continua durante 32 semanas (grupo 1), terapia con risperidona durante 16 semanas, seguido de placebo durante 16 semanas (grupo 2), o placebo durante 32 semanas (grupo 3). El resultado primario fue el tiempo hasta la recaída de la psicosis o agitación. Resultados: Un total de 180 pacientes recibieron tratamiento abierto con risperidona (dosis media, 0,97 mg al día). La gravedad de la psicosis y la agitación se redujeron, aunque hubo un ligero aumento de signos extrapiramidales; 112 pacientes cumplieron los criterios para la respuesta al tratamiento, de los cuales 110 se sometieron a la aleatorización. En las primeras 16 semanas después de la aleatorización, la tasa de recaída fue mayor en el grupo que recibió placebo que en los grupos que recibieron risperidona (60% [24 de 40 pacientes en el grupo 3] frente a 33% [23 de 70 en los grupos 1 y 2], p = 0,004, cociente de riesgo con placebo, 1,94, 95% intervalo de confianza [IC]: 1,09 a 3,45, P = 0,02). Durante los siguientes 16 semanas, la tasa de recaída fue mayor en el grupo que se cambió la risperidona por placebo que en el grupo que continuó recibiendo risperidona (48% [13 de 27 pacientes en el grupo 2] frente a 15% [2 de 13 en el grupo 1], p = 0,02; hazard ratio, 4,88, 95% CI, 1,08 a 21,98, p = 0,02). Las tasas de eventos adversos y la muerte después de la asignación al azar no fue significativamente diferente entre los grupos, aunque las comparaciones se basaron en un pequeño número de pacientes, sobre todo durante las últimas 16 semanas. Los autores concluyen que en pacientes con enfermedad de Alzheimer que tienen psicosis o agitación que han respondido a la terapia de risperidona durante 4 a 8 meses, la interrupción de la risperidona se asocia con un mayor riesgo de recaída.

Fecha publicación  
15-10-2012




Extracto oral de cannabis para la mejora de la rigidez en la esclerosis múltiple -> Las píldoras de extracto de marihuana pueden aliviar la rigidez muscular dolorosa para algunos pacientes con esclerosis múltiple. También mejoran el dolor corporal, los espasmos y algunos otros síntomas.
J Neurol Neurosurg Psychiatry, 10/2012, "MUltiple Sclerosis and Extract of Cannabis: results of the MUSEC trial".
La esclerosis múltiple (EM) se asocia con síntomas crónicos, incluyendo la rigidez muscular, espasmos, dolor e insomnio. Este ensayo doble ciego, con placebo y controlado fase III muestra los resultados del extracto de cannabis en la EM. Los pacientes con EM estable se reclutaron en 22 centros del Reino Unido y se asignaron al azar al extracto de cannabis oral (CE) (N = 144) o placebo (N = 135), estratificando por centro, capacidad de caminar y el uso de medicación antiespasmódica. Tras la selección de pacientes hubo una fase de  ajuste de 2 semanas con dosis de 5 mg a un máximo de 25 mg de tetrahidrocannabinol diaria y una fase de mantenimiento de 10 semanas. La medida de resultado primaria fue una escala de calificación de la categoría (CRS) que mide el cambio que refiere el paciente sobre la rigidez muscular desde el inicio. Además evaluaron otros CRS como el dolor corporal, los espasmos y la calidad del sueño. Resultados: La tasa de alivio de la rigidez muscular después de 12 semanas fue casi dos veces más alta con el extracto de cannabis oral que con placebo (29,4% frente a 15,7%; OR 2,26, IC del 95%: 1,24 a 4,13; p = 0,004). Se encontraron resultados similares después de las 4 y las 8 semanas, y también para todos los CRS adicionales. Los resultados de las escalas de EM apoyaron estos hallazgos. Los autores concluyen que el estudio alcanzó su objetivo primario al demostrar la superioridad del extracto de cannabis oral sobre el placebo en el tratamiento de la rigidez muscular en la esclerosis múltiple. Este hallazgo fue apoyado por los resultados de las variables secundarias de eficacia. Los eventos adversos en los participantes tratados con extracto de cannabis oral fueron consistentes con los efectos secundarios conocidos de los cannabinoides. No se observaron nuevas preocupaciones de seguridad.

Fecha publicación  
04-10-2012




En los pacientes con recaída-remisión de esclerosis múltiple, el dimetil fumarato (BG-12) por vía oral reduce significativamente las tasas de recaída y mejora, así como los resultados neuroradiológicos respecto del placebo. Es, al menos, tan eficaz con el acetato de glatiramer (Copaxone), un fármaco inyectable estándar.
N Engl  J Med, 20/09/2012, "Placebo-Controlled Phase 3 Study of Oral BG-12 or Glatiramer in Multiple Sclerosis".
El BG-12 (dimetil fumarato) se encuentra en desarrollo como tratamiento oral para la recaída-remisión de esclerosis múltiple, que comúnmente se tratan con agentes parenterales (interferón o acetato de glatiramer). En este ensayo aleatorizado fase 3, se investigó la eficacia y seguridad del BG-12 vía oral, a una dosis de 240 mg dos o tres veces al día, comparadolo con placebo en pacientes con recaída-remisión de esclerosis múltiple. También fue incluido un agente activo, el acetato de glatiramer, como un comparador de referencia. El punto final primario fue la tasa anual de recaídas en un período de 2 años. El estudio no fue diseñado para probar la superioridad o inferioridad de acetato de BG-12 en comparación con glatiramer. A los 2 años, la tasa anual de recaídas fue significativamente menor con BG-12 tres veces al día (0,22), BG-12 dos veces aldía (0,20) y con acetato de glatiramer (0,29) que con placebo (0,40) (con reducciones relativas: BG-12 dos veces al día, un 44%, P <0,001; BG-12 tres veces al día, un 51%, P <0,001; acetato de glatiramer, 29%, P = 0,01). Las reducciones en la progresión de la discapacidad con BG-12 dos veces al día, BG-12 tres veces al día y acetato de glatiramer versus placebo (21%, 24% y 7%, respectivamente) no fueron significativas. En comparación con placebo, el BG-12 dos veces al día, BG-12 tres veces al día y el acetato de glatiramer redujeron significativamente el número de nuevas o la ampliación de las lesiones T2 hiperintensas (todos p <0,001) y las nuevas lesiones T1 hipointensas (P <0,001, P <0,001 y P = 0,002, respectivamente). En las comparaciones post hoc de BG-12 con acetato de glatiramer, las diferencias no fueron significativas a excepción de la tasa de recaídas (BG-12 tres veces al día), nuevas o ampliación de las lesiones T2 hiperintensas (ambas dosis de BG-12), y la nueva T1 ponderados por lesiones hipointensas (BG-12 tres veces al día) (nominal P <0,05 para cada comparación). Los eventos adversos que ocurren con una incidencia más alta con tratamiento activo que con el placebo fueron sofocos y eventos gastrointestinales (con BG-12) y los eventos relacionados con la inyección (con acetato de glatiramer). No se observaron tumores malignos o infecciones oportunistas notificadas con BG-12. Los recuentos de linfocitos disminuyeron con BG-12. Los autores concluyen que en los pacientes con recaída-remisión de esclerosis múltiple, la BG-12 (en ambas dosis) y el acetato de glatiramer redujeron significativamente las tasas de recaída y mejoraron los resultados neuroradiológicos relación con el placebo.

Fecha publicación  
04-10-2012




Un 15% de los pacientes con accidentes cerebrovasculares leves o ataques isquémicos transitorios están discapacitados 3 meses después, sobre todo si tenían síntomas persistentes. Además de los síntomas durante el episodio y los hallazgos de la TC, el riesgo de discapacidad fue mayor en los diabéticos, las mujeres y las personas con una peor puntuación en la escala NIH.
Stroke, 13/09/2012, " What Causes Disability After Transient Ischemic Attack and Minor Stroke? Results From the CT And MRI in the Triage of TIA and Minor Cerebrovascular Events to Identify High Risk Patients (CATCH) Study".
El ataque isquémico transitorio puede presagiar un riesgo importante de discapacidad. Hay tres mecanismos posibles de discapacidad, los incluidos en la National Institutes of Health Stroke Scale, la progresión de los síntomas o el accidente cerebrovascular recurrente. El estudio trata de evaluar el impacto relativo de estos mecanismos sobre la discapacidad en una población de pacientes con ataque isquémico transitorio y accidente cerebrovascular menor. Estudio prospectivo que incluyó 510 accidentes menores consecutivos (<4 en la escala del National Institutes of Health Stroke) o en pacientes con ataque isquémico transitorio, que antes no estaban discapacitados y tenían una angiografía CT / CT dentro de las 24 horas de la aparición de los síntomas. La discapacidad se evaluó a los 90 días, utilizando la escala modificada de Rankin. Fueron evaluados los predictores de discapacidad (escala modificada de Rankin ≥ 2) y el impacto relativo del evento inicial frente a eventos recurrentes. Setenta y cuatro de los 499 (15%, 95% CI, 12% -18%) de los pacientes tuvieron un resultado con discapacidad. Los factores basales predictivos de discapacidad fueron: la edad ≥ 60 años, la diabetes mellitus, el estado premórbido en la escala modificada de Rankin 1, los síntomas en el momento de la presentación, la medida de la National Institutes of Health Stroke Scale, CT / CT angiografía-positiva métrica y la positividad de la difusión ponderada de imágenes. En el análisis multivariable predijeron discapacidad los síntomas en el momento de la presentación  (OR = 2.4, IC 95%, 1.3-4,4. p = 0.004), la diabetes mellitus (OR: 2.3, IC 95%, 1.2-4,3, p = 0.009), el sexo femenino (OR, 1.8 IC del 95%, 1.1-3, p = 0,025), y la TC / CT angiografía (OR, 2.4; IC del 95%, 1.4-4, p = 0,001). De los 463 pacientes que no tuvieron un evento recurrente, 55 eran discapacitados (12%). Por el contrario 19 de 36 (53%) pacientes estaban discapacitados después de un evento recurrente (razón de riesgo, 4.4; IC del 95%, 3-6.6; p <0.0001). Los autores concluyen que una proporción sustancial de pacientes con ataque isquémico transitorio y accidente cerebrovascular menor se incapacitó. En términos de números absolutos, la mayoría de los pacientes presentaron discapacidad como resultado de la presentación de su evento, sin embargo, los eventos recurrentes tienen el mayor impacto relativo en el resultado.

Fecha publicación  
31-08-2012




La administración de hormona liberadora de hormona del crecimiento (GHRH) durante 20 semanas tiene efectos favorables sobre la cognición en los adultos con deterioro cognitivo leve y en los adultos mayores sanos.
Arch Neurol, 06/08/2012, "Effects of Growth Hormone–Releasing Hormone on Cognitive Function in Adults With Mild Cognitive Impairment and Healthy Older Adults".
La hormona liberadora de hormona del crecimiento (GHRH) y factor de crecimiento insulínico 1 tienen potentes efectos sobre la función cerebral, sus niveles disminuyen con la edad avanzada y probablemente juegan un papel en la patogénesis de la enfermedad de Alzheimer. Estudios previos encontraron efectos cognitivos favorables con la administración de GHRH en adultos mayores sanos y proporcionaron evidencias preliminares que sugieren un beneficio similar en adultos con deterioro cognitivo leve (DCL). El objetivo de este ensayo aleatorio, doble ciego, controlado, con placebo es examinar los efectos de la GHRH sobre la función cognitiva en adultos mayores sanos y en adultos con deterioro cognitivo leve. Participaron un total de 152 adultos de EE.UU (66 con DCL) de edades comprendidas entre 55 y 87 años (edad media, 68 años); 137 adultos (76 participantes sanos y 61 participantes con deterioro cognitivo leve) completaron el estudio. Los participantes se auto-administraron inyecciones subcutáneas diarias de tesamorelina (Theratechnologies Inc), un análogo estable de la GHRH humana (1 mg / día) o placebo, 30 minutos antes de acostarse durante 20 semanas. Al inicio del estudio, en las semanas 10 y 20 del tratamiento, y después de un lavado de 10 semanas (semana 30), se tomaron muestras de sangre y se realizaron cuestionarios cognitivos. Antes y después de la intervención de 20 semanas, los participantes completaron una prueba de tolerancia oral de glucosa y una prueba de absorciometría para medir la composición corporal. Los resultados indicaron un efecto favorable de GHRH en la cognición (p = 0,03), que fue similar en los adultos con deterioro cognitivo leve y los adultos mayores sanos. Análisis posteriores indicaron un efecto positivo de la GHRH sobre la función ejecutiva (P = .005) y una tendencia de mejora similar sobre la memoria verbal (p = 0,08). El tratamiento con GHRH aumento los niveles del factor de crecimiento insulínico 1 en un 117% (P <.001), que se mantuvo dentro del rango fisiológico, y una reducción de la grasa corporal de un 7,4% (P <.001). El tratamiento con GHRH aumentó los niveles de insulina en ayunas al rango normal en un 35% en adultos con deterioro cognitivo leve (P <0,001), pero no en adultos sanos. Los eventos adversos fueron leves y fueron reportados por el 68% de los adultos tratados con GHRH y el 36% de los que recibieron placebo. Los autores concluyen que la administración de GHRH durante 20 semanas tiene efectos favorables sobre la cognición en los adultos con deterioro cognitivo leve y en los adultos mayores sanos.

Fecha publicación  
30-08-2012




Un ensayo aleatorio y controlado encuentra que la cafeína a dosis bajas (1 taza / día)  ayuda a mejorar la rigidez durante la marcha en la enfermedad de Parkinson, aunque no reduce la somnolencia diurna excesiva presente en la enfermedad. Esto apoya un efecto motor antiparkinsoniano de la cafeína.
Neurology, 07/08/2012, "Caffeine in Parkinson disease Better for cruise control than snooze patrol?".
La cafeína, el estimulante psicomotríz más usado en el mundo, potencia los efectos antiparkinsonianos de la levodopa en modelos preclínicos, como se ha señalado hace casi 40 años. Estos hallazgos impulsaron los primeros estudios controlados con placebo de la cafeína como complemento de la levodopa o un agonista de la dopamina en la enfermedad de Parkinson. No se han observado efectos motores de la cafeína que no sean la exacerbación de la discinesia. Sin embargo, estos pequeños estudios evaluaron la cafeína en dosis altas (~ 1.100 mg / día, el equivalente de ~ 8 tazas de café / día), en los que la mayoría de los sujetos presentaron inquietud e insomnio. Por el contrario, otro pequeño estudio informó que la cafeína en una dosis menor de 100 mg / día ayudó a mejorar la rigidez de la marcha, a pesar de la tolerancia a la cafeína parece limitar el beneficio.

Fecha publicación  
29-07-2012




Aunque el interferón beta es ampliamente utilizado en la recaída-remisión de esclerosis múltiple, no parece retrasar la progresión de la enfermedad en la práctica real, siendo dudosos sus beneficios a largo plazo.
JAMA, 18/07/2012, " Association Between Use of Interferon Beta and Progression of Disability in Patients With Relapsing-Remitting Multiple Sclerosis".
El interferón beta es ampliamente prescrito para el tratamiento de la esclerosis múltiple (EM), sin embargo, su relación con la progresión de la discapacidad todavía no se ha establecido. El objetivo de este estudio es investigar la asociación entre el tratamiento con interferón beta y la progresión de la discapacidad en pacientes con EM remitente-recidivante. Estudio de cohorte retrospectivo basado en datos recogidos prospectivamente (1985-2008) de la Columbia Británica, Canadá. Los pacientes con EM remitente-recidivante tratados con interferón beta (n = 868) fueron comparados con otros simultáneamente no tratados (n = 829) y cohorte de control histórica (n = 959). La medida de resultado principal fue el tiempo desde el tratamiento con interferón beta hasta alcanzar una puntuación confirmada y sostenida de 6 en la Expanded Disability Status Scale (EDSS) (rango, 0-10, con las puntuaciones más altas indican una mayor discapacidad). La mediana de los tiempos de seguimiento activo fueron los siguientes: para la cohorte tratada con interferón beta 5,1 años (rango intercuartil 3,0-7,0 años), para la cohorte de control actual 4,0 años (2,1-6,4 años), y para la cohorte de control histórico de 10,8 años (6,3-14.7 años). Las tasas de resultados para llegar a una puntuación EDSS mantenida de 6 fueron del 10,8%, 5,3% y 23,1% para las 3 cohortes respectivamente. Después de ajustar por factores de confusión potenciales (sexo, edad, duración de la enfermedad y la puntuación EDSS), la exposición al interferón beta no se asoció con una diferencia estadísticamente significativa en el riesgo de llegar a una puntuación de EDSS de 6 respecto de la cohorte de control actual (razón de riesgo , 1,30, IC 95%, 0.92-1.83, p = 0,14) o el grupo de control histórico (razón de riesgo 0,77, IC 95%, 0.58-1.02, p = 0,07). Un ajuste adicional para la comorbilidad y el estado socioeconómico, cuando fue posible, no modificó sustancialmente los resultados. Los autores concluyen que entre los pacientes con EM recurrente-remitente, la administración de interferón beta no se asoció con una reducción en la progresión de la discapacidad.

Fecha publicación  
26-07-2012




Casi la mitad de los pacientes con esclerosis múltiple tienen autoanticuerpos contra los canales de potasio asociados con efectos conocidos en el tejido neural. El canal de potasio KIR4.1 parece representar el primer autoantígeno asociado con la esclerosis múltiple.
N Engl J Med, 12/07/2012, "Potassium Channel KIR4.1 as an Immune Target in Multiple Sclerosis".
La esclerosis múltiple es una enfermedad inflamatoria crónica desmielinizante del sistema nervioso central. Muchos hallazgos sugieren que la enfermedad tiene una patogénesis autoinmune; el objetivo de la respuesta inmune aún no se conoce. En este estudio se aislaron IgG en el suero de personas con esclerosis múltiple para identificar los anticuerpos capaces de unirse al tejido cerebral, específicamente de la IgG a las células gliales en un subgrupo de pacientes. Utilizando un enfoque proteómico centrado en las proteínas de membrana, se identificaron las ATP-sensibles en el interior del canal de potasio KIR4.1 como el destino de los anticuerpos IgG. Se utilizó una estrategia de validación para confirmar el KIR4.1 multifacético como un objetivo de la respuesta de autoanticuerpos en la esclerosis múltiple y para mostrar su potencial de patogenicidad in vivo. Como resultado se observo que los niveles séricos de anticuerpos contra el KIR4.1 fueron mayores en personas con esclerosis múltiple que en personas con otras enfermedades neurológicas y los donantes sanos (p <0,001 para ambas comparaciones). Hemos replicado este hallazgo en dos grupos independientes de las personas con esclerosis múltiple y otras enfermedades neurológicas (p <0,001 para ambas comparaciones). El análisis de los datos combinados indicó la presencia de anticuerpos en suero para el KIR4.1 en 186 de 397 personas con esclerosis múltiple (46,9%), en 3 de 329 personas con otras enfermedades neurológicas (0,9%) y en ninguno de los 59 donantes sanos. Los autores concluyen que el KIR4.1 es un objetivo en la respuesta de autoanticuerpos en un subgrupo de personas con esclerosis múltiple.

Fecha publicación  
24-07-2012




La proteína beta-amiloide puede comenzar a mostrar anomalías más de 2 décadas antes del inicio de los síntomas evidentes de la enfermedad de Alzheimer. Los análisis de imágenes y de líquido cefalorraquídeo de pacientes con una predisposición genética a la enfermedad de Alzheimer mostró que los niveles de Ap42 (una forma de proteína beta-amiloide de 42 aminoácidos) comenzó a disminuir unos 25 años antes de la esperada aparición de los síntomas.
N Engl J Med, 18/07/2012, "Clinical and Biomarker Changes in Dominantly Inherited Alzheimer's Disease".
El orden y la magnitud de los procesos patológicos en la enfermedad de Alzheimer no se conocen bien, en parte porque la enfermedad se desarrolla durante muchos años. Enfermedad autosómica dominante de la enfermedad de Alzheimer tiene una edad de inicio predecible y proporciona una oportunidad para determinar la secuencia y la magnitud de los cambios patológicos que finalizan con la enfermedad sintomática. Estudio prospectivo, longitudinal en el que se analizaron datos de 128 participantes que se sometieron a evaluaciones periódicas clínicas y cognitivas, de imágenes cerebrales, del líquido cefalorraquídeo (LCR) y análisis de sangre. En la evaluación inicial se utilizó la edad del participante y la edad de los padres al inicio de los síntomas de la enfermedad de Alzheimer, para el cálculo de los años estimados de inicio esperado de los síntomas (edad del participante menos la edad de los padres al inicio de los síntomas). Las concentraciones de beta-amiloide (Ap) 42 en el LCR pareció disminuir 25 años antes de inicio esperado de los síntomas. La deposición Ap, medido por tomografía con el uso del compuesto B Pittsburgh, se detectó 15 años antes del inicio esperado de los síntomas. El aumento de las concentraciones de la proteína tau en el LCR y el aumento de la atrofia cerebral se detectaron 15 años antes de la aparición esperado de los síntomas. El hipometabolismo cerebral y deterioro de la memoria episódica se observaron 10 años antes de la aparición esperada de los síntomas. El deterioro cognitivo, medido por el Mini  Mental Test y la Escala de Evaluación Clínica de Demencia, se detectó 5 años antes de inicio esperado de los síntomas, y los pacientes cumplían los criterios diagnósticos para la demencia en un promedio de 3 años después de la aparición esperada de los síntomas. Los autores concluyen que en la enfermedad autosómica dominante, la presentación de la enfermedad de Alzheimer es precedida en años por una serie de cambios fisiopatológicos en los marcadores bioquímicos del LCR, la deposición de amiloide cerebral y el metabolismo del cerebro, así como el deterioro cognitivo progresivo. Los resultados requieren confirmación con el uso de datos longitudinales y pueden no ser aplicables a pacientes con enfermedad de Alzheimer esporádica.

Fecha publicación  
21-07-2012




El producto nutriente líquido Souvenaid mejora la medida del rendimiento de la memoria en pacientes con enfermedad de Alzheimer leve sin tratamiento previo con drogas.
J Alzheimers Dis, 07/2012, "Efficacy of Souvenaid in Mild Alzheimer's Disease: Results from a Randomized, Controlled Trial".
El producto nutriente líquido Souvenaid tiene como objetivo mejorar la formación de sinapsis y la función mental. Un estudio anterior realizado en pacientes con enfermedad de Alzheimer (EA) leve sin tratamiento previo con drogas mostró un aumento del rendimiento de la memoria después de 12 semanas de Souvenaid. Este ensayo de 24 semanas, aleatorizado, controlado, doble ciego, de grupos paralelos, en varios países para confirmar y ampliar los resultados anteriores con la droga en pacientes con EA leve. Los pacientes fueron aleatorizados 1: 1 para recibir Souvenaid o un producto de control isocalórico una vez al día durante 24 semanas. Las evaluaciones se realizaron al inicio del estudio, 12 y 24 semanas. El dominio de la función de memoria fue significativamente mayor en el grupo activo frente al grupo control a las 24 semanas de la intervención (p = 0,023; d de Cohen = 0,21, IC del 95% intervalo de confianza [-0,06] - [0,49]). Los electroencefalogramas (EEG), que miden la conectividad funcional en la banda delta, fueron significativamente diferentes entre los grupos de estudio durante 24 semanas a favor del grupo activo. El cumplimiento fue muy alto (96,6% [de control] y 97,1% [activa]). No hubo diferencias entre los grupos de estudio en la aparición de eventos adversos graves. Este estudio demuestra que Souvenaid es bien tolerado y mejora el rendimiento de la memoria en pacientes con EA leve no tratados previamente con drogas. Los resultados sugieren que el Souvenaid tiene un efecto en la conectividad funcional del cerebro, que apoya la hipótesis subyacente de la mejora de la actividad sináptica.

Fecha publicación  
10-07-2012




El trabajo en la agricultura, la exposición a pesticidas, el tabaquismo y los traumatismos cefálicos, son factores de riesgo para el Trastorno de la conducta del sueño REM idiopático, enfermedad rara que precede a la enfermedad de Parkinson y demencia. Llama la atención que el tabaquismo, que parece proteger del Parkinson, es un riesgo para esta enfermedad.
Neurology, 27/06/2012, “Environmental risk factors for REM sleep behavior disorder: A multicenter case-control study”.
El Trastorno de la conducta del sueño REM idiopático es una rara parasomnia caracterizada por actividad motora durante el sueño y suele ser un signo prediagnóstico de parkinsonismo y demencia. Dado que no se han definido los factores de riesgo, este estudio multicéntrico de casos y controles evalúa los factores de riesgo ambientales y el estilo de vida, para el Trastorno de la conducta del sueño REM. Los casos fueron pacientes con Trastorno de la conducta del sueño REM idiopático que estaban libres de demencia y parkinsonismo, reclutados de 13 centros internacionales del Grupo de Estudio del Trastorno de Conducta del sueño REM. Los controles fueron apareados por edad y sexo. Los posibles factores de riesgo ambientales y de estilo de vida se evaluaron mediante un cuestionario estandarizado. Fueron incluidos un total de 694 participantes (347 pacientes, 347 controles). Entre los casos, la edad media fue de 67,7 ± 9,6 años y el 81,0% eran varones. Los casos presentaron mayor probabilidad de fumar (64,0% vs 55,5%, odds ratio [OR] = 1,43, p = 0,028). El consumo de cafeína y de alcohol no fue diferente entre casos y controles. Los casos presentaron mayor probabilidad de haber tenido traumatismos en la cabeza (19,3% vs 12,7%, OR = 1,59, p = 0,037). Los casos tenían menos años de educación reglada (11,1 ± 4,4 años frente a 12,7 ± 4,3, p <0,001) y tenían más probabilidades de haber trabajado como agricultores (19,7% vs 12,5% OR = 1,67, p = 0,022). El antecedente de exposición ocupacional a pesticidas fue más prevalente en los casos en que los controles (11,8% vs 6,1%, OR = 2,16, p = 0,008). Los autores concluyen que el consumo de tabaco, los traumatismos cefálicos, la exposición a pesticidas y la agricultura son factores potenciales de riesgo para el Trastorno de la conducta del sueño REM idiopático.

Fecha publicación  
08-07-2012




Los pacientes que toman warfarina y que presentan un accidente cerebrovascular isquémico agudo, si tienen un INR de 1,7 o inferior pueden ser tratados con tPA intravenoso sin experimentar un aumento significativo del riesgo de hemorragia intracerebral sintomática.
JAMA, 27/06/2012, “Risks of Intracranial Hemorrhage Among Patients With Acute Ischemic Stroke Receiving Warfarin and Treated With Intravenous Tissue Plasminogen Activator”.
A pesar de que el activador del plasminógeno tisular (tPA) intravenoso es el único tratamiento médico agudo que mejora los resultados en el ictus isquémico, muchos médicos son reacios a utilizarlo en pacientes que toman warfarina, en gran parte porque hay una falta de datos sobre el riesgo de hemorragia intracraneal. Aunque las directrices actuales aprueban la administración de tPA por vía intravenosa en pacientes tratados con warfarina si su cociente internacional normalizado (INR) es de 1,7 o inferior, hay pocos datos sobre su seguridad en la práctica clínica. Este estudio observacional pretende dilucidar dicha seguridad con 23.473 pacientes con accidente cerebrovascular isquémico y con INR de 1.7 o inferior, procedentes del American Heart Association Get With The Guidelines–Stroke Registry, de1.203 hospitales e incluidos entre 2009 y 2011. 1802 (7,7%) pacientes con ictus tratados con tPA estaban recibiendo warfarina (INR promedio, 1,20; rango intercuartil [RIC], 1,07 a 1,40). Los pacientes tratados con warfarina tenían mayor edad, más condiciones comórbidas e ictus más severos. La tasa no ajustada de hemorrágia intracraneal sintomática mayor en pacientes tratados con warfarina fue mayor que en los pacientes no tratados con warfarina (5,7% vs 4,6%, P <.001), pero estas diferencias no fueron significativamente diferentes después del ajuste por factores clínicos ([ OR], 1,01 [IC del 95%, 0.82-1.25]). Del mismo modo, no hubo diferencias significativas entre los pacientes tratados y no tratados con warfarina para la hemorragia sistémica grave (0,9% vs 0,9%; OR ajustada, 0,78 [IC del 95%, 0.49-1.24]), cualquier complicación con tPA (10,6% frente a 8,4%; OR ajustada, 1,09 [IC del 95%, 0.93-1.29]) o en la mortalidad hospitalaria (11,4% frente al 7,9%; OR ajustada, 0,94 [IC del 95%, 0.79-1.13]). Los autores concluyen que en los pacientes con accidente cerebrovascular isquémico, el uso de tPA por vía intravenosa en los tratados con warfarina (INR ≤ 1,7) no aumentó el riesgo de hemorragia intracraneal sintomática mayor, en comparación con los pacientes no tratados con warfarina.

Fecha publicación  
13-06-2012




Las personas mayores con deterioro cognitivo leve parecen ser más propensas que sus homólogos cognitivamente sanos a desarrollar una velocidad de marcha más lenta.
Neurology, 12/06/2012, “In-home walking speeds and variability trajectories associated with mild cognitive impairment”.
Estudio de cohorte para evaluar si la velocidad al caminar en el hogar y su variabilidad a largo plazo, puede distinguir aquellos ancianos con deterioro cognitivo leve de aquellos con la cognición intacta. La velocidad de los recorridos se evaluó a través de sensores infrarrojos pasivos fijados en serie en el techo de las casas (Sistemas Inteligentes). Se incluyeron ancianos que vivían solos, 54 con la cognición intacta y 39 participantes con deterioro cognitivo leve al inicio del estudio. Con un seguimiento medio de 2,6 ± 1,0 años, se identificaron 3 trayectorias distintas de velocidad media semanal al caminar (rápida, moderada y lenta). Los autores concluyen que la velocidad y su variabilidad pueden ser un marcador precoz del desarrollo de deterioro cognitivo leve. Este tipo de medidas de función puede ofrecer nuevas formas de detectar las fases de transición que conducen a la demencia.

Fecha publicación  
11-06-2012




Con el uso de la TAC cerebral en los niños, una dosis acumulada de alrededor de 50 mGy casi podría triplicar el riesgo de leucemia y las dosis de alrededor de 60 mGy podrían triplicar el riesgo de cáncer cerebral. Debido a que estos cánceres son relativamente raros, los riesgos acumulativos absolutos son pequeños.
The Lancet, 07/06/2012, “Radiation exposure from CT scans in childhood and subsequent risk of leukaemia and brain tumours: a retrospective cohort study”.
Aunque la Tomografía Axial Computada (TAC) es muy útil en la clínica, existen riesgos potenciales de cáncer por las radiaciones ionizantes asociadas, especialmente para los niños por ser más sensibles a la radiación que los adultos. Este estudio de cohorte retrospectivo pretende evaluar el exceso de riesgo de leucemia y tumores cerebrales después de la TAC en niños y adultos jóvenes. Se incluyeron pacientes sin diagnóstico de cáncer previo que fueron examinados por primera vez con TAC en el Servicio Nacional de Salud (SNS) en los centros de Inglaterra, Gales o Escocia (Gran Bretaña) entre 1985 y 2002, cuando eran menores de 22 años de edad. Durante el seguimiento, 74 de 178.604 pacientes fueron diagnosticados de leucemia y 135 de 176.587 de tumores cerebrales. Se observó una asociación positiva entre la dosis de radiación de las TAC y la leucemia (exceso de riesgo relativo [ERR] por mGy 0,036, IC 95% -0 0.005 •120, p = 0,0097) y los tumores cerebrales (0,023 , 0,010 -0 • 049, p <0,0001). En comparación con los pacientes que recibieron una dosis de menos de 5 mGy, el riesgo relativo de leucemia para los pacientes que recibieron una dosis acumulada de al menos 30 mGy (dosis media de 51,13 mGy) fue 3,18 (IC 95% 1,46 - 6,94) y el riesgo relativo de cáncer de cerebro para los pacientes que recibieron una dosis acumulada de 50 a 74 mGy (dosis media de 60,42 mGy) fue de 2.82 (1.33 -6 • 03). Los autores concluyen que con el uso de la TAC cerebral en los niños, una dosis acumulada de alrededor de 50 mGy casi podría triplicar el riesgo de leucemia y las dosis de alrededor de 60 mGy podrían triplicar el riesgo de cáncer cerebral. Debido a que estos cánceres son relativamente raros, los riesgos acumulativos absolutos son pequeños pudiendo producir 1 caso de leucemia y 1 de tumor cerebral por cada 10.000 TAC craneales realizadas. Aunque los beneficios clínicos superen a los riesgos absolutos, deberían utilizarse procedimientos alternativos que no impliquen radiaciones ionizantes o dosis de radiación de las TAC cerebrales lo más bajas posible.

Fecha publicación  
28-05-2012




No esta clara la eficacia de los suplementos de carnitina para la mejora de la fatiga en los pacientes con esclerosis múltiple (EM).
Rev. Cochram, 16/05/2012, “Carnitine for fatigue in multiple sclerosis”.
La fatiga asociada con la esclerosis múltiple (EM) es frecuente y causa discapacidad significativa y pérdida de la calidad de vida. No hay tratamientos efectivos conocidos para la fatiga relacionada con la EM. Sin embargo, varios tratamientos estudiados incluyen el ejercicio, la amantadina y la carnitina. Basado en los estudios disponibles incluidos en esta revisión, no está claro si la administración de suplementos de carnitina a los pacientes con EM mejora la fatiga, reduce la discapacidad que resulta de la fatiga o mejora la calidad de vida

Fecha publicación  
28-05-2012




El cannabis fumado puede reducir la espasticidad y el dolor en la esclerosis múltiple aunque con un cierto impacto cognitivo.
CMAJ, 14/05/2012, “Smoked cannabis for spasticity in multiple sclerosis: a randomized, placebo-controlled trial”.
La espasticidad es un síntoma común y mal controlado de la esclerosis múltiple. El objetivo del ensayo fue determinar el efecto a corto plazo del cannabis fumado en este síntoma. Fueron asignados al azar al inicio del estudio 37 participantes con esclerosis múltiple y espasticidad. Se asignó aleatoriamente a los participantes ya sea a la intervención (cannabis fumado, una vez al día durante tres días) o control (cigarrillos de placebo idénticos, una vez al día durante tres días). Cada participante fue evaluado diariamente antes y después del tratamiento. Después de un intervalo de lavado de 11 días, los participantes pasaron al grupo opuesto. El resultado primario fue el cambio en la espasticidad, medido por la puntuación del paciente en la escala modificada de Ashworth. Los resultados secundarios incluyeron la 
percepción de los pacientes de dolor (medido con una escala analógica visual), un paseo cronometrado y los cambios en la función cognitiva (medida por el rendimiento del paciente en la Prueba Auditiva de Adición), además de las calificaciones de la fatiga. De los 37 iniciales 30 completaron el ensayo. El tratamiento con cannabis fumado dio como resultado una reducción en las puntuaciones de los pacientes en la escala de Ashworth modificada en un promedio de 2,74 puntos más que el placebo (p <0,0001). Además, el tratamiento redujo las puntuaciones de dolor en una escala analógica visual en una media de 5,28 puntos más que el placebo (p = 0,008). La puntuación para la caminata cronometrada no difirió significativamente entre el tratamiento y el placebo (p = 0,2). Finalmente, la puntuación de la Prueba Auditiva de Adición disminuyó en 8.67 puntos más con el tratamiento que con el placebo (p = 0,003). No hubo eventos adversos graves durante el ensayo. Los autores concluyen que  el cannabis fumado es superior al placebo en los síntomas y la reducción del dolor en los participantes con un tratamiento resistente a la espasticidad. Los estudios futuros deberían examinar si las diferentes dosis puede dar lugar a efectos beneficiosos similares con menor impacto cognitivo.

Fecha publicación  
28-05-2012




Todavía se necesita una investigación rigurosa para evaluar si el daclizumab puede mejorar los resultados clínicos de la esclerosis múltiple (EM).
Rev. Cochram, 18/04/2012, “Daclizumab (Zenapax) is an immunosuppressive drug, whose efficacy in patients with multiple sclerosis (MS) is worth of attention”.
Los anticuerpos monoclonales como el daclizumab podrían ser una alternativa posible al tratamiento con interferón beta para la esclerosis múltiple (EM). Esta revisión intentó evaluar si el daclizumab, solo o combinado con otros tratamientos, es eficaz y seguro como tratamiento de la EM. En la bibliografía pertinente, no se encontraron estudios que cumplieran con los criterios de inclusión. En general, el daclizumab es seguro y bien tolerado en combinación con el interferón para el tratamiento de la población con EM. Se necesita de una investigación rigurosa, utilizando ensayos controlados aleatorios, para evaluar si este tratamiento puede mejorar los resultados clínicos y la resonancia magnética en los pacientes con EM.

Fecha publicación  
28-05-2012




El laquinimod reduce la progresión de la discapacidad y la tasa de recaídas en pacientes con recaída-remisión de esclerosis múltiple.
N Engl J Med, 15/03/2012, “Placebo-controlled trial of oral laquinimod for multiple sclerosis”.
Ensayo clínico aleatorizado, doble ciego fase 3 para comprobar si el laquinimod reduce la actividad de la esclerosis múltiple en pacientes con recaída-remisión. Fueron asignados aleatoriamente 1.106 pacientes con recaída-remisión de esclerosis múltiple de 24 países, en una proporción 1:1 para recibir laquinimod oral en una dosis de 0,6 mg una vez al día o placebo durante 24 meses. La medida final primaria fue la tasa de recaídas durante el período de 24 meses. Las medidas finales secundarias incluyeron la progresión confirmada de la discapacidad (que se define como un aumento en la puntuación de la Expanded Disability Status Scale que se mantuvo durante al menos 3 meses) y el número acumulado de lesiones detectadas con gadolinio y las lesiones nuevas. El tratamiento con laquinimod en comparación con el placebo se asoció con una reducción moderada de la tasa media anual de recaídas (0,30 ± 0,02 frente a 0,39 ± 0,03, p = 0,002) y con una reducción en el riesgo de progresión de la discapacidad confirmada (11,1% vs 15,7%; hazard ratio, 0,64; 95% intervalo de confianza, 0,45 a 0,91, p = 0,01). La media acumulada de lesiones detectadas con gadolinio y las lesiones nuevas fueron menores para los pacientes que recibieron laquinimod que para los que recibieron placebo (1,33 ± 0,14 vs 2,12 ± 0,22 y 5,03 ± 0,08 vs 7,14 ± 0.07, respectivamente, p <0,001 para ambas comparaciones). Se observaron elevaciones transitorias de alanina aminotransferasa a más de tres veces el límite superior del rango normal en 24 pacientes que recibieron laquinimod (5%) y 8 que recibieron placebo (2%). Los autores concluyen que el laquinimod redujo la progresión de la discapacidad y la tasa de recaídas en pacientes con recaída-remisión de esclerosis múltiple.

Fecha publicación  
20-05-2012




Revisión de los tratamientos preventivos en pacientes con migraña para reducir sus ataques. Su utilización es escasa por los pacientes que podrían beneficiarse.
Neurology, 24/04/2012, “Evidence-based guideline update: Pharmacologic treatment for episodic migraine prevention in adults. Report of the Quality Standards Subcommittee of the American Academy of Neurology and the American Headache Society”.
Revisión de los estudios publicados desde junio de 1999 a mayo de 2009 con el objetivo de proporcionar recomendaciones actualizadas basadas en la evidencia para el tratamiento preventivo de la migraña. La pregunta clínica fue: ¿Cuáles tratamientos farmacológicos tienen una eficacia demostrada para la prevención de la migraña? Los autores revisaron 284 estudios encontrando que los siguientes medicamentos son eficaces para prevenir la migraña: divalproex sódico, ácido valproico, el topiramato, metoprolol, propranolol y timolol. Por lo tanto se den ofrecer a los pacientes con migraña para reducir la frecuencia de las crisis de migraña y la gravedad (Nivel de evidencia  máximo –A-). El frovatriptán es eficaz para la prevención de la migraña menstrual (Nivel A). La lamotrigina es ineficaz para la prevención de la migraña (Nivel A).

Fecha publicación  
23-04-2012




Algunos parámetros oculomotores podrían constituir un biomarcador temprano para el diagnóstico de la enfermedad de Parkinson (EP).
Arch Neurol, 09/04/2012, “Pervasive Ocular Tremor in Patients With Parkinson Disease”.
Estudio casos y controles para evaluar los parámetros oculomotores, con 112 pacientes enfermos de Parkinson (EP), incluyendo 18 de diagnóstico reciente y 60 controles emparejados por edad. La función oculomotora se comparó entre los grupos durante la fijación y al mismo tiempo el seguimiento de un objetivo al azar. Todos los pacientes con EP y 2 de 60 sujetos de control mostraron inestabilidad de la fijación oscilante (temblor ocular), con una frecuencia media de 5,7 Hz fundamentales y la magnitud promedio de 0,27°. No hubo diferencias en otros parámetros oculomotores entre los sujetos con enfermedad de Parkinson y controles. La amplitud y la frecuencia de inestabilidad de fijación no se correlacionaron con la duración de la enfermedad, los resultados clínicos de la Escala Unificada de Enfermedad de Parkinson, o la dosificación de dopa-equivalente. No se observaron diferencias en los parámetros oculomotores entre los pacientes medicados y no medicados. Los autores concluyen que todos los pacientes con EP exhiben temblor ocular persistente que impide la estabilidad durante la fijación. La omnipresencia y la especificidad de esta característica sugieren que esta alteración podría constituir un valioso biomarcador temprano para el diagnóstico de la EP.
http://archneur.ama-assn.org/cgi/content/abstract/archneurol.2012.70

Fecha publicación  
14-04-2012




La esclerosis múltiple no mejora con el tratamiento de ácidos grasos omega-3 en comparación con el placebo, como monoterapia o en combinación con interferón beta-1a. 
Arch Neurol, 16/04/2012, ”Omega -3 Fatty Acid Treatment in Multiple Sclerosis (OFAMS Study)”.
Ensayo clínico multicéntrico, aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo realizado entre 2004 y 2008 en Noruega. Participaron 92 pacientes con esclerosis múltiple de 18 a 55 años, con una puntuación de discapacidad equivalente a 5,0 o menos en la Kurtzke Expanded Disability Status Scale. Fueron asignados aleatoriamente a ácidos grasos omega –3 (1350 mg de ácido eicosapentaenoico y 850 mg de ácido docosahexaenoico / día) (n = 46) o cápsulas de placebo (n = 46). A partir del sexto mes todos los pacientes recibieron 44 mg de interferón beta-1a 3 veces por semana por vía subcutánea. El número acumulado de lesiones identificadas con gadolinio en resonancia magnética durante los primeros 6 meses fueron similares en los dos grupos (diferencia media, 1, IC 95%, de 0 a 3, P = .09). No hubo diferencias en las tasas de recaída después de 6 (diferencia media, 0, IC 95%, 0 a 0, p = .54) o 24 (diferencia media, 0, IC 95%, 0 a 0, p = .72) meses . La proporción de pacientes sin progresión de la discapacidad fue del 70% en ambos grupos (P> 0,99). No se detectaron diferencias en la fatiga o las puntuaciones de calidad de vida, y no hubo problemas de seguridad. Los ácidos grasos en el suero de los pacientes tratados con ácidos grasos omega-3 eran más elevados que los que recibieron placebo.
http://archneur.ama-assn.org/cgi/content/abstract/archneurol.2012.283v1

Fecha publicación  
14-04-2012




Tanto la paroxetina como la venlafaxina de liberación prolongada mejoran significativamente la depresión en los sujetos con enfermedad de Parkinson. Ambos medicamentos fueron seguros y bien tolerados sin empeorar la función motora.
Neurology, 11/04/2012, “A randomized, double-blind, placebo-controlled trial of antidepressants in Parkinson disease“.
Ensayo para evaluar la eficacia y seguridad de un inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina (ISRS) y una de la serotonina y norepinefrina (ISRSN) en el tratamiento de la depresión en la enfermedad de Parkinson. Un total de 115 sujetos con enfermedad de Parkinson fueron asignados aleatoriamente a recibir un ISRS (paroxetina, n = 42), ISRSN (venlafaxina de liberación prolongada, n = 34), o placebo (n = 39). Los sujetos reunían criterios DSM-IV para un trastorno depresivo o > 12 puntos de la Escala de Hamilton para Depresión (HAM-D) y fueron seguidos durante 12 semanas (6 semanas de ajuste de la dosis, de 6 semanas de mantenimiento). Las dosis máximas diarias fueron de 40 mg de paroxetina y 225 mg de venlafaxina. Los efectos del tratamiento de una media de 12 semanas (en comparación con el placebo), expresados en la reducción de la puntuación HAM-D, fueron 6,2 puntos (97,5% IC del 2,2 al 10,3, p = 0,0007) en el grupo tratado con paroxetina y 4,2 puntos 97,5%: 0,1 a 8,4, p = 0,02) en el grupo de venlafaxina. No se observaron efectos del tratamiento sobre la función motora. El número necesario de casos a tratar para lograr la remisión de la depresión fue del 13 con la paroxetina y la venlafaxina, con 24, debido a la alta respuesta al placebo.
http://www.neurology.org/content/early/2012/04/11/WNL.0b013e3182516244.abstract

Fecha publicación  
12-01-2012




El deterioro cognitivo asociado con el envejecimiento es ya evidente en la edad media de la vida (45-49 años)
BMJ, 05/01/2012, “Timing of onset of cognitive decline: results from Whitehall II prospective cohort study“.
Estudio de cohortes prospectivo en Reino Unido, con más de 10000 hombres y mujeres de entre 45 y 70 años, con un seguimiento de 10 años. Se realizaron mediciones seriadas de la memoria, razonamiento, vocabulario y fluidez oral para comprobar el efecto de la edad sobre el deterioro cognitivo. Se observó un declive progresivo en todas las medidas cognitivas, excepto el vocabulario, siendo más acusado en aquellos que eran mayores al inicio del estudio.
http://www.bmj.com//node/555079

Fecha publicación  
10-01-2012




La pérdida de memoria se asocia tanto a la reducción del volumen del hipocampo como a los infartos cerebrales de forma independiente.
Neurology, 03/01/2012, “Memory after silent stroke Hippocampus and infarcts both matter“.
La pérdida de memoria de las personas de edad avanzada se suele atribuir a los cambios neurodegenerativos tempranos en el hipocampo, uno de los signos más tempranos de la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, la contribución de las lesiones vasculares a esta pérdida de memoria no está clara. Para diferenciar ambas causas de demencia se han estudiado de forma prospectiva mediante RNM a 658 personas mayores sin demencia. Se ha encontrado que tanto la disminución del volumen del hipocampo como los cerebrales, de manera dependiente o independiente, se asocian a una peor memoria.

Fecha publicación  
20-12-2011




El tratamiento con una dosis alta de estatinas a los pacientes que han sufrido un accidente cerebrovascular o accidente isquémico transitorio, previene un nuevo accidente cerebrovascular.
N Engl J Med, 10/08/2006, “High-Dose Atorvastatin after Stroke or Transient Ischemic Attack“.
Vasc Health Risk Manag, 15/04/210, “Atorvastatin in stroke: a review of SPARCL and subgroup analysis”.
Ya es conocido que la prevención de accidentes cerebrovasculares por la reducción agresiva de los niveles de colesterol (SPARCL) mediante el tratamiento diario con 80 mg de atorvastatina en pacientes con un ictus reciente o accidente isquémico transitorio reduce la incidencia de accidente cerebrovascular fatal o no fatal en un 16%.
Un más reciente análisis de los diferentes subgrupos del estudio SPARCL, no ha revelado diferencias significativas cuando los pacientes fueron clasificados por edad, sexo, presencia de la enfermedad carotídea o el tipo de accidente cerebrovascular, con la excepción de la hemorragia intracraneal. La disminución de la enfermedad puede deberse además de la reducción del LDL-colesterol, a los posibles mecanismos de neuroprotección de la atorvastatina.