Información por contenidos

Enfermedades del Corazón y Vasos

Información sobre enfermedades cardiovasculares debidas a trastornos del corazón y los vasos sanguíneos.
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Enfermedades del Corazón y Vasos
Fecha actualización

11-03-2014

Información de interés

Fundación del Corazón, Sociedad Española de Cardiología
http://www.fundaciondelcorazon.com/informacion-para-pacientes/enfermedades-cardiovasculares.html

Texas Hearth Institute, EEUU
http://www.texasheartinstitute.org/HIC/Topics_Esp/FAQ/index.cfm

CDC, EEUU
http://www.cdc.gov/spanish/cvh/acercadelprograma.htm


Información en Inglés - Information in English

National Hearth, Lung and Blood Institute, US (English)
http://www.nhlbi.nih.gov/health/pubs/pub_gen.htm#


Artículos de Revistas

Fecha publicación   
11-03-2014




Relación entre los arranques de ira con los eventos cardiovasculares agudos (ictus e infartos cardiacos)-> Un ataque de ira puede predisponer y desencadenar situaciones que terminan en un ataque al corazón o un derrame cerebral.  La probabilidad del ictus y el infarto cardiaco es mayor para las personas que tienen un mayor riesgo cardiovascular inicialmente.
Eur Hearth J, 03/03/2014 "Outbursts of anger as a trigger of acute cardiovascular events: a systematic review and meta-analysis" 
Objetivo: El estrés psicológico a corto plazo se asocia con una respuesta fisiológica inmediata y puede estar asociada con un transitoriamente mayor riesgo de eventos cardiovasculares. El objetivo de este estudio fue determinar si breves episodios de ira provocan la aparición de infarto agudo de miocardio (IAM), síndromes coronarios agudos (SCA), ictus isquémico y hemorrágico, y arritmia ventricular. Métodos y resultados: Se realizó una revisión sistemática de los estudios que evalúan si los ataques de ira se asocian con el riesgo a corto plazo de los ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y trastornos del ritmo cardiaco que se producen en la vida cotidiana. Se realizó una búsqueda bibliográfica en la CINAHL, Embase, PubMed y bases de datos PsycINFO desde enero 1966 hasta junio de 2013 y revisaron las listas de referencias de los artículos recuperados, y se incluyeron los resúmenes de reuniones y resultados no publicados de expertos. Las razones de tasas de incidencia y los intervalos de confianza del 95% se calcularon con los modelos de efectos aleatorios de la varianza inversa ponderada. La revisión sistemática incluyó nueve estudios independientes de casos cruzados de arrebatos de ira y IAM / SCA (cuatro estudios), ictus isquémico (dos estudios), aneurisma intracraneal roto (un estudio), y arritmia ventricular (dos estudios). Hubo pruebas de heterogeneidad significativa entre los estudios (I 2 = 92,5% para IAM / SCA y 89,8% para el accidente cerebrovascular isquémico). A pesar de la heterogeneidad, todos los estudios encontraron que, en comparación con otros tiempos, hubo una tasa mayor de eventos cardiovasculares en las 2 horas siguientes a los arranques de ira. Conclusión: Hay un mayor riesgo de eventos cardiovasculares poco después de ataques de ira. http://eurheartj.oxfordjournals.org/content/early/2014/03/03/eurheartj.ehu033.abstract

Fecha publicación   
02-02-2014




Expectativas de supervivencia en paciente en lista de espera de transplante cardiaco-> El riesgo de morir en el plazo de 90 días después de un trasplante de corazón es 10 veces mayor en los pacientes con el mayor número de factores de riesgo en comparación con los que tienen un menor número.
JJAC, 24/01/2014 "Survival Benefit from Transplant in Patients Listed for Heart Transplantation in the United States"
Objetivo: Evaluar los beneficios de supervivencia de trasplante cardiaco (TC), que se define como la reducción de riesgos de 90 días y la mortalidad a 1 año en la recepción de TC cerca del perfil, en candidatos estratificados según el riesgo de mortalidad en lista de espera. Fondo: Entre los pacientes que figuran para TC, los que tienen mayor riesgo de muerte sin trasplante también están en mayor riesgo de mortalidad post -trasplante. Métodos: Se analizaron todos los pacientes ≥ 18 años de edad listados para TC en los EE.UU. durante el período 2007-2010. Hemos desarrollado un modelo para predecir el riesgo de mortalidad en lista de espera dentro de los 90 días y los pacientes se listan  estratificados en 10 grupos de riesgo (escalas). Todos los grupos fueron seguidos durante 1 año para evaluar la mortalidad acumulada de 1 año en la lista de espera. Desarrollamos modelos de mortalidad a 90 días y a 1 año postransplante utilizando datos de destinatario y estimamos estos riesgos a la oferta en todos los candidatos preseleccionados. Resultados: De 10.159 pacientes listados para TC, 596 (5,9%) murieron dentro de 90 días y 1.054 (10,4%) dentro de 1 año sin recibir el trasplante. De 5.720 receptores de TC con un seguimiento de 1 año, 576 (10,1%) fallecieron dentro de 1 año. El riesgo de muerte en la lista de espera dentro de 90 días aumentó de 1,6% a 19% en los 10 grupos de riesgo. El beneficio en la supervivencia de TC aumentó progresivamente con mayor riesgo de muerte y sin trasplante (P < 0.001 para la tendencia), sin embargo no hay ningún beneficio en los primeros 6 grupos de riesgo. Conclusiones: El riesgo de mortalidad en lista de espera varía de forma considerable entre los candidatos a TC. Mientras el beneficio de supervivencia de TC generalmente aumenta con el aumento de riesgo de mortalidad en lista de espera, no hay ningún beneficio medible en muchos candidatos en el extremo inferior del espectro de riesgo.

Fecha publicación   
19-01-2014




Utilidad de la estratificación de riesgo para la identificación de los pacientes que se beneficiarían de la intervención coronaria percutánea-> La carga anatómica, pero no carga isquémica, es un buen predictor de los resultados en pacientes con enfermedad coronaria estable tratados con la terapia médica óptima con o sin revascularización.  Ninguna de las medidas de estratificación de riesgo, utilizadas solas o en combinación, ayudó a identificar a los pacientes que se beneficiarían de la intervención coronaria percutánea, además de la terapia médica.
J Am Coll Cardiol Intv, 01/2014 "Predicting Outcome in the COURAGE Trial Coronary Anatomy Versus Ischemia"
Objetivos: El objetivo de este estudio fue determinar la utilidad relativa de la carga anatómica y isquémica de la enfermedad de la arteria coronaria para predecir los resultados. Antecedentes: Tanto carga anatómica como la carga isquémica de la enfermedad arterial coronaria determinan el pronóstico del paciente e influyen en las decisiones de revascularización miocárdica. Cuando ambas medidas están disponibles, su utilidad relativa para el pronóstico y el manejo elección es controvertido. Métodos: Un total de 621 pacientes incluidos en el ensayo COURAJE (Clinical Outcomes Utilizing Revascularization and Aggressive Drug Evaluation) que fueron estudiados con tomografía computarizada cuantitativa con emisión de un solo fotón nuclear (SPECT) al inicio del estudio, y la angiografía coronaria cuantitativa. Se construyeron varios modelos de regresión múltiple para determinar los predictores independientes de la variable de muerte, infarto de miocardio (IM, excluyendo el IM periprocedural) y síndromes coronarios agudos sin elevación del segmento ST(SCA- ACS). Se analizaron la carga isquémica durante SPECT de estrés, la carga anatómica derivada de la angiografía, la fracción de eyección del ventrículo izquierdo y la asignación a la terapia médica óptima (TMO) + una intervención coronaria percutánea (ICP) o solo TMO. Resultados: En los modelos de regresión no ajustados y ajustados, la carga anatómica y la fracción de eyección ventricular izquierda fueron predictores consistentes de muerte, mientras que el infarto de miocardio y SCASEST, la carga isquémica y la asignación del tratamiento no lo fueron. Hubo un efecto marginal (p = 0,03) del término de interacción de la carga anatómica e isquémica para la predicción de la evolución clínica, pero por separado o en combinación, ni la anatomía ni isquemia interactuó con la estrategia terapéutica para predecir el resultado. Conclusiones: En una cohorte de pacientes tratados con TMO, la carga anatómica fue un predictor consistente de muerte, infarto de miocardio y SCASEST, mientras que la carga isquémica no lo era. Es importante destacar que, ni la determinación, incluso en combinación, identificó un perfil de paciente que se beneficiara preferentemente de una estrategia terapéutica invasiva.

Fecha publicación   
12-01-2014




Antibióticos y antisépticos para el tratamiento de las úlceras venosas de la pierna-> Hay alguna evidencia disponible para apoyar el uso del yodo cadexómero en el tratamiento tópico, no así del uso de la miel o productos a base de plata. Por ahora no se pueden extraer conclusiones definitivas sobre la eficacia de las pastillas de antibióticos y agentes tópicos como la povidona yodada, productos a base de peróxido y otros antibióticos y antisépticos tópicos en la curación de las úlceras venosas de la pierna.
Rev Cochram, 10/01/2014 "Antibiotics and antiseptics to help healing venous leg ulcers"
Las úlceras venosas de las piernas son un tipo de herida que puede requerir mucho tiempo para curar. Estas úlceras pueden infectarse, y esto podría causar más demoras a la curación. Existen dos tipos de tratamiento disponibles para el tratamiento de la infección: los antibióticos sistémicos (por ejemplo antibióticos tomados por vía oral o por inyección) y preparaciones tópicas (es decir, los tratamientos aplicados directamente en la herida). Si se utilizan las preparaciones sistémicas o tópicas, los pacientes también suelen tener un vendaje sobre la herida. Esta revisión se realizó para determinar si el uso de antibióticos y antisépticos funciona mejor que la atención habitual en la curación de las úlceras venosas de la pierna, y si es así, para saber qué preparaciones antibióticas y antisépticas son mejores que otras. En cuanto a las preparaciones tópicas, hay alguna evidencia disponible para apoyar el uso del yodo cadexómero (un agente tópico que limpia y tiene efectos antibacterianos). La evidencia actual no apoya el uso de la miel o productos a base de plata. Se requiere investigación adicional de buena calidad antes de sacar conclusiones definitivas se pueden extraer acerca de la eficacia de las pastillas de antibióticos y agentes tópicos como la povidona yodada, productos a base de peróxido y otros antibióticos y antisépticos tópicos en la curación de las úlceras venosas de la pierna.

Fecha publicación   
08-01-2014




Factores asociados a una buena calidad en la atención de la reanimación cardiopulmonar por transeúnte-> Las personas que entran en parada cardiaca tienen más probabilidades de recibir maniobras de reanimación cardiopulmonar de buena calidad por transeúnte si son asistidas por varias personas, que no sean ancianas y que sucedan en una zona céntrica.
Resucitation, 02/01/2014 "Factors Associated with Quality of Bystander CPR: the Presence of Multiple Rescuers and Bystander-initiated CPR without Instruction"
Objetivos: Identificar los factores asociados a la expectativa de una buena calidad la reanimación cardiopulmonar (BCPR). Métodos: Los datos se recogieron de forma prospectiva a partir de 553 paros cardiacos (OHCAs) fuera del hospital, tratados con la BCPR en ausencia de técnicos en emergencias médicas (EMT) durante el año 2012. La calidad de la BCPR fue evaluada por paramédicos en la escena y se evaluó de acuerdo a las recomendaciones estándar para las compresiones torácicas, incluyendo posturas de las manos adecuadas, ritmo y profundidades. Resultados: la BCPR de buena calidad fue confirmada con mayor frecuencia en OHCAs que se produjo en la región central / urbana (56,3% [251/446] frente a 39,3% [42/107], p = 0,0015), tenían múltiples personas de rescate (31,8% [142 / 446] frente a 11,2% [12/107] , p < 0,0001 ) y recibida BCPR iniciada por transeúnte (22,0% [98/446] vs.5.6% [6/107] , p < 0,0001). La BCPR de buena calidad se realizó con menos frecuencia por los miembros de la familia (46,9% [ 209/446 ] frente a 67,3% [72/107], p = 0,0001), transeúntes ancianos (13,5% [60/446] frente a 28,0% [30 / 107], p = 0,0005) y OHCAs en casa (51,1% [228/446] frente a 72,9% [78/107], p < 0,0001). La duración de la BCPR fue significativamente mayor en el grupo de buena calidad (mediana, 8 vs.6min , p = 0,0015). El análisis de regresión logística múltiple indicó que varias personas de rescate (odds ratio = 2,8 IC 95%: 1.5 a 5.6), la BCPR iniciada por transeúnte (2.7, 1.1 a 7.3), observadores no ancianos (1.9, 1.1 a 3.2), la ocurrencia en una zona céntrica (2.1, 1.3 a 3.3) y la duración de la BCPR (1,1, 1,0 a 1,1) se asociaron con BCPR buena calidad. Por otra parte, la BCPR de buena calidad se inició antes, tras el reconocimiento / testigo de un paro cardíaco en comparación con BCPR mala calidad (4min 3 vs , p = 0,0052). La tasa de supervivencia neurológicamente favorable a un año fue del 2,7% en los grupos de buena calidad y del 0% en los de mala calidad, respectivamente (p = 0,1357). Conclusiones: La presencia de múltiples rescatadores y RCP iniciada por transeúnte se asocian predominantemente con una BCPR buena calidad

Fecha publicación   
01-01-2014




Utilidad de la música para reducir el estrés y la ansiedad para las personas con enfermedad coronaria (EC)-> Escuchar música puede tener un efecto beneficioso sobre la presión arterial sistólica y la frecuencia cardíaca en personas con EC, así como para reducir la ansiedad en pacientes con infarto de miocardio. No hay pruebas de su efecto para la depresión o la variabilidad del ritmo cardíaco, y resultados inconsistentes para el estado de ánimo.
Rev Cochram, 28/12/2013 "Music to reduce stress and anxiety for people with coronary heart disease"
Los individuos con enfermedad coronaria a menudo sufren trastornos graves, que los pone en mayor riesgo de complicaciones, incluyendo la muerte súbita cardíaca. Por tanto, es importante que el cuidado de las personas con enfermedad coronaria se centra en las necesidades fisiológicas y psicológicas. Las intervenciones mediante música se han utilizado durante muchos años para reducir la ansiedad y la angustia y mejorar las respuestas fisiológicas como la frecuencia cardíaca y la frecuencia respiratoria en pacientes médicos. Esta revisión es una actualización de una revisión Cochrane anterior de 2009 que sugirió que las intervenciones musicales pueden tener un efecto beneficioso sobre la ansiedad y las respuestas fisiológicas en las personas con enfermedad cardíaca coronaria, pero la calidad de la evidencia no era fuerte y la significación clínica es incierta. Para esta revisión se realizaron búsquedas de ensayos adicionales sobre el efecto de las intervenciones de la música sobre el estrés y la ansiedad en personas con enfermedad cardíaca coronaria. Se realizaron búsquedas de estudios publicados hasta noviembre 2012, así como los estudios en curso hasta noviembre de 2012. Se consideraron todos los estudios en los que cualquier forma de participación en la música (por ejemplo escuchar música, cantar, tocar música) se comparó con cualquier forma de tratamiento estándar y se incluyeron las personas con enfermedad coronaria confirmada. Se identificaron cuatro ensayos nuevos para esta actualización. Esta revisión incluye 26 ensayos con un total de 1.369 participantes. Los ensayos fueron pequeños en tamaño. Los hallazgos sugieren que escuchar música puede tener un efecto beneficioso sobre la presión arterial sistólica y la frecuencia cardíaca en personas con enfermedad cardíaca coronaria. Escuchar música también parece ser eficaz para reducir la ansiedad en pacientes con infarto de miocardio, sobre todo cuando se les da la opción de que tipo de música escuchar. Escuchar música también puede reducir el dolor y la frecuencia respiratoria. Sin embargo el tamaño de los efectos sobre el dolor y la frecuencia respiratoria es pequeña. Por lo tanto, su importancia clínica no está clara. Por último, escuchar música parece mejorar la calidad del sueño de los pacientes después de un procedimiento cardiaco o cirugía. No se encontraron pruebas del efecto para la depresión o la variabilidad del ritmo cardíaco, y resultados inconsistentes para el estado de ánimo. No se informaron efectos adversos de las intervenciones musicales. La mayoría de los estudios examinó los efectos de la música que escucha de pre- grabada. Se necesita más investigación sobre los efectos de las intervenciones de música ofrecidos por un terapeuta musical entrenado. En general, la calidad de la evidencia no es fuerte, por lo que los resultados deben ser interpretados con cautela. No se identificó ningún conflicto de intereses en los estudios incluidos.

Fecha publicación   
21-12-2013




Enfermedad cardiovascular y deterioro cognitivo en mujeres postmenopáusicas-> Las mujeres con enfermedad cardiovascular, particularmente las que tienen antecedentes de infarto de miocardio, tienen un mayor riesgo de deterioro cognitivo en comparación con las que están libres de enfermedad cardiovascular. La hipertensión y la diabetes aumentan el riesgo de deterioro cognitivo en las mujeres sin enfermedad cardiovascular.
JAHA, 18/12/2013 "Cardiovascular Disease and Cognitive Decline in Postmenopausal Women: Results From the Women's Health Initiative Memory Study"
Los datos conocidos hasta ahora sobre las enfermedades cardiovasculares (ECV) y el deterioro cognitivo son contradictorios. Nuestro objetivo fue investigar si las enfermedades cardiovasculares están asociadas con un mayor riesgo de deterioro cognitivo, y para examinar si la hipertensión, la diabetes, o la adiposidad modifican el efecto de las enfermedades cardiovasculares en el funcionamiento cognitivo. Métodos y Resultados: El seguimiento prospectivo de 6.455 mujeres posmenopáusicas, cognitivamente sanas de 65 a 79 años de edad inscritas en el Women's Health Initiative Memory Study (WHIMS). La ECV se determinó por auto-informe. El deterioro cognitivo se evaluó por la incidencia de deterioro cognitivo leve (MCI) o demencia probable (PD) a través del resultados del examen mini- mental modificado (3 MS), y exámenes neurocognitivos y neuropsiquiátricos. La mediana de seguimiento fue de 8,4 años. Las mujeres con ECV tienden a presentar mayor riesgo de declive cognitivo en comparación con las que están libres de las enfermedades cardiovasculares (hazard ratio [HR], 1,29 , IC del 95%: 1,00 , 1,67). Las mujeres con infarto de miocardio u otra enfermedad vascular presentaron mayor riesgo (HR, 2,10 , IC del 95%: 1,40 , 3,15 o HR, 1,97 , IC del 95%: 1,34 , 2,87). La angina de pecho fue moderadamente asociada con el deterioro cognitivo (HR 1,45 , IC del 95%: 1,05 , 2,01), mientras que no se encontraron relaciones significativas para la fibrilación auricular o insuficiencia cardíaca. La hipertensión y la diabetes aumentaron el riesgo de deterioro cognitivo en las mujeres sin ECV. La diabetes tiende a elevar el riesgo de IMC / DP en las mujeres con ECV. No se observó tendencia significativa se para la adiposidad. Conclusiones: La ECV se asocia con el deterioro cognitivo en las mujeres posmenopáusicas de edad avanzada. La hipertensión y la diabetes, pero no la adiposidad, se asocian con un mayor riesgo de deterioro cognitivo. Se justifica una mayor investigación en el potencial de la prevención de las enfermedades cardiovasculares para la preservación de la función cognitiva.

Fecha publicación   
15-12-2013 (C)




Nuevos anticoagulantes orales y riesgo de hemorragia intracraneal-> Los nuevos anticoagulantes están asociados de manera uniforme con un menor riesgo general de hemorragia intracraneal cuando se utilizan para la prevención del ictus en la fibrilación auricular. No hay diferencias significativas entre los medicamentos dabigatrán, rivaroxaban y apixaban.
JAMA Neurol, 12/2013 "New Oral Anticoagulants and the Risk of Intracranial HemorrhageTraditional and Bayesian Meta-analysis and Mixed Treatment Comparison of Randomized Trials of New Oral Anticoagulants in Atrial Fibrillation"
Importancia: Los estudios aleatorizados han demostrado una disminución en el riesgo de hemorragia intracraneal (HIC) con el uso de nuevos anticoagulantes orales (NOACs). Sin embargo, no está claro si la magnitud del beneficio es similar para todos los NOACs disponibles actualmente. Objetivo: Realizar una revisión sistemática y meta -análisis para evaluar cuantitativamente las tasas de HIC en el marco de las dos estadísticas convencionales y Bayesianas. Fuentes de datos: Se realizaron búsquedas en MEDLINE, bases de datos CENTRAL, CINAHL y EBSCO, complementados con resúmenes de congresos, hasta 1 de diciembre de 2012, sin restricciones de idioma. Selección de estudios: Ensayos aleatorios que comparan NOACs vs un comparador y presentación de informes sobre los eventos de la ICH. Extracción y síntesis de los datos: Los NOACs se agruparon para realizar una comparación con todos los comparadores y entre ellos, tanto en frequentist tradicional como mo delos bayesianos de efectos aleatorios mediante priores y cadena de Markov Monte Carlo de simulación con el muestreo de Gibbs, el cálculo de los odds ratios agrupados y asociados intervalos de confianza del 95%, así como los números necesarios a tratar y el 95% intervalos de confianza para el análisis bayesiano. Principales resultados y medidas: Eventos de hemorragia intracraneal asociados con NOACs en comparación con los comparadores, expresados como odds ratios. Resultados: Fueron incluidos para el análisis seis estudios (1 administración de dabigatrán etexilato mesilato, 2 administración de rivaroxaban y 3 administración de apixaban) que reclutaron a un total de 57.491 pacientes. Los NOACs redujeron significativamente el riesgo de HIC respecto de todos los comparadores (odds ratio = 0,49, IC 95%, 0,36 a 0,65). Cada uno de los 3 fármacos redujeron el riesgo de HIC, con el análisis de comparación indirecta bayesiano no revelaron una diferencia significativa entre los medicamentos específicos. Conclusiones y relevancia: Los nuevos anticoagulantes orales están asociados de manera uniforme con un menor riesgo general de HIC cuando se utilizan para la prevención del ictus en la fibrilación auricular. Cualquiera de los NOACs disponibles actualmente puede considerarse primera línea para los pacientes con alto riesgo de HIC.

Fecha publicación   
15-12-2013 (B)




Comparación de eficacia y seguridad de los nuevos anticoagulantes orales vs warfarina en pacientes con fibrilación auricular-> Los nuevos anticoagulantes orales tienen un perfil favorable de riesgo-beneficio respecto de la reducción significativa del accidente cerebrovascular, la hemorragia intracraneal y la mortalidad global. Un riesgo similar a la warfarina para la hemorragia grave, pero aumentado para la hemorragia gastrointestinal.
Lancet, 04/12/2013 "Comparison of the efficacy and safety of new oral anticoagulants with warfarin in patients with atrial fibrillation: a meta-analysis of randomised trials"
Se han comparado favorablemente cuatro nuevos anticoagulantes orales con la warfarina para la prevención del ictus en pacientes con fibrilación auricular, sin embargo, el equilibrio entre la eficacia y la seguridad en los subgrupos necesita una mejor definición. El objetivo fue evaluar el beneficio relativo de los nuevos anticoagulantes orales en los subgrupos principales, y los efectos sobre los resultados secundarios importantes. Métodos: Se hicieron búsquedas en Medline desde el 01 de enero 2009 al 19 de noviembre 2013, lo que limitó las búsquedas a la fase 3, en el que se informaron los resultados tanto de eficacia y seguridad de los ensayos aleatorios de pacientes con fibrilación auricular que se asignaron al azar para recibir los nuevos anticoagulantes orales y la warfarina. Hicimos un meta -análisis pre-especificado de los 71.683 participantes incluidos en el RE- LY, ROCKET AF, ARISTOTLE y participantes de los 48 ensayos AF- TIMI. Los resultados principales fueron los accidentes cerebrovasculares y eventos embólicos sistémicos, la apoplejía isquémica, el accidente cerebrovascular hemorrágico, la mortalidad por cualquier causa, el infarto de miocardio, hemorragia grave, la hemorragia intracraneal y la hemorragia gastrointestinal. Se calcularon los riesgos relativos (RR) y el IC del 95% para cada resultado. Hicimos análisis de subgrupos para evaluar si las diferencias en las características del paciente y de los ensayos afectaban a los resultados. Se utilizó un modelo de efectos aleatorios para comparar los resultados agrupados y prueba de heterogeneidad. Hallazgos: 42.411 participantes recibieron un nuevo anticoagulante oral y 29.272 participantes recibieron warfarina. Los nuevos anticoagulantes orales reducen significativamente el ictus o eventos embólicos sistémicos en un 19 % en comparación con la warfarina (RR 0,81, IC del 95%: 0,73 -0 • 91, p < 0,0001), debido principalmente a una reducción en el accidente cerebrovascular hemorrágico (0 • 49, 0,38 -0 • 64 , p < 0,0001). Los nuevos anticoagulantes orales también redujeron significativamente la mortalidad por todas las causas (0,90 , 0,85 -0 • 95, p = 0,0003) y la hemorragia intracraneal (0.48 , 0.39 -0 • 59, p < 0.0001), pero aumentaron el sangrado gastrointestinal (1.25, 1.01 -1 • 55, p = 0,04). Observamos la heterogeneidad para el accidente cerebrovascular o eventos embólicos sistémicos en subgrupos importantes, pero hubo una mayor reducción relativa de la hemorragia mayor con los nuevos anticoagulantes orales cuando el tiempo basado en la media del rango terapéutico fue inferior al 66 % que cuando fue el 66 % o más (0,69 , 0,59 -0 • 81 vs 0.93, 0.76 -1 • 13, p para la interacción 0.022). Las dosis bajas de los nuevos regímenes de  anticoagulantes orales mostraron reducciones globales similares en el ictus o eventos embólicos sistémicos a la warfarina (1.03, 0.84 -1 • 27, p = 0,74), y un perfil de sangrado más favorable (0,65; 0.43 -1 • 00, p = 0,05), pero significativamente más accidentes cerebrovasculares isquémicos (1.28, 1.02 -1 • 60 , p = 0,045). Interpretación: Este meta-análisis es el primero en incluir los datos de los cuatro nuevos anticoagulantes orales estudiados en los estudios fundamentales de fase 3 de ensayos clínicos para la prevención del ictus o eventos embólicos sistémicos en pacientes con fibrilación auricular. Los nuevos anticoagulantes orales tienen un perfil favorable de riesgo-beneficio, con reducciones significativas en el accidente cerebrovascular, la hemorragia intracraneal y la mortalidad general, con hemorragia grave similar al de la warfarina, aunque aumentaron la hemorragia gastrointestinal. La eficacia y la seguridad relativa de los nuevos anticoagulantes orales fue consistente a través de una amplia gama de pacientes. Nuestros resultados ofrecen a los médicos una visión más completa de los nuevos anticoagulantes orales como una opción terapéutica para reducir el riesgo de accidente cerebrovascular en esta población de pacientes.

Fecha publicación   
15-12-2013 (A)




Utilidad de las medias de compresión para el tratamiento inicial de las venas varicosas-> La presión óptima proporcionada por las medias todavía esta debatida, aunque parece que las medias de menor presión (20 mmHg) pueden ser tan eficaces como las medias de mayor presión (30 a 40 mmHg) para aliviar los síntomas. No hay datos concluyentes sobre la duración óptima de las medias. No se observaron efectos secundarios duraderos graves o prolongados.
Rev Cochram, 09/12/2013 "Wearing stockings to provide compression for the treatment of varicose veins" 
Las pruebas de los ensayos controlados aleatorios no son suficientes para determinar si las medias de compresión como el inicial y único tratamiento eficaz para el tratamiento de las venas varicosas en las primeras etapas. Las venas varicosas son venas que giran y son visibles bajo la piel de la pierna. Por lo general no causan problemas de salud a pesar de que muchos enfermos acudir al médico. Los síntomas que pueden presentar incluyen dolor, hinchazón de tobillos, piernas cansadas, piernas inquietas, calambres nocturnos, sensación de pesadez, picor y el malestar de su apariencia estética. También se puede desarrollar complicaciones como edema, pigmentación, inflamación y ulceración. Las medias de compresión son a menudo la primera línea de tratamiento y tienen una variedad de longitudes, hasta la rodilla o con leotardos completos y se aplican diferentes presiones para mejorar el flujo de sangre en las venas. Siete estudios con 356 participantes con venas varicosas y que no habían experimentado la ulceración venosa se incluyeron en esta revisión. Un estudio evaluó las medias de compresión versus ninguna medias de compresión. Los otros seis compararon diferentes tipos o presiones de medias, que van de 10 a 50 mmHg. La calidad metodológica de los ensayos incluidos fue poco clara y no todos los estudios evaluaron los mismos resultados. Un estudio incluyó sólo a mujeres embarazadas, mientras que otros estudios incluyeron a participantes que estaban en listas de espera quirúrgica, es decir, las personas que habían solicitado la intervención médica por sus venas varicosas. Los síntomas subjetivos de los participantes, como hinchazón de los pies y flujo sanguíneo (medidas fisiológicas) mejoraron en todos los estudios que evaluaron estos resultados cuando se usaban medias, pero estas evaluaciones no se realizaron mediante la comparación de un brazo aleatorio del ensayo con un grupo de control en el mismo estudio. Las conclusiones de los estudios individuales con respecto a la presión óptima proporcionada por las medias fueron contradictorias, aunque los resultados de un estudio sugieren que las medias menor presión (20 mmHg) pueden ser tan eficaces como las medias de mayor presión (30 a 40 mmHg) para aliviar los síntomas. Las conclusiones sobre la duración óptima de las medias no fueron concluyentes. No se observaron efectos secundarios duraderos graves o prolongados.

Fecha publicación   
09-12-2013 (B)




Comparación entre la intervención coronaria percutánea con el bypass de arterria coronaria en pacientes con enfermedad de múltiples vasos-> El bypass de arteria coronaria en comparación con la intervención coronaria percutánea obtiene mejores resultados en pacientes con enfermedad de múltiples vasos. Además, en un análisis de cinco ensayos, la intervención coronaria percutánea no varia la mortalidad respecto del tratamiento médico en pacientes con cardiopatía isquémica estable e isquemia miocárdica documentada.
Jama Intern Med, 02/12/2013 "Coronary Artery Bypass Grafting vs Percutaneous Coronary Intervention and Long-term Mortality and Morbidity in Multivessel DiseaseMeta-analysis of Randomized Clinical Trials of the Arterial Grafting and Stenting Era"
Importancia: Ensayos recientes sobre la intervención coronaria percutánea (PCI ) vs cirugía de revascularización coronaria (CABG ) para la enfermedad de múltiples vasos no fueron diseñados para detectar una diferencia en la mortalidad y, por tanto, no tuvieron el poder suficiente para este resultado. En consecuencia aún no están claros los efectos comparativos de estos dos métodos de revascularización en la mortalidad a largo plazo. En ausencia de pruebas sólidas para la diferencia de mortalidad, muchas veces se prefiere la PCI a la cirugía coronaria en estos pacientes, debido a su naturaleza menos invasiva. Objetivos: Determinar los efectos comparativos de CABG vs PCI sobre la mortalidad a largo plazo y la morbilidad mediante la realización de un meta -análisis de todos los ensayos clínicos aleatorios que en los últimos años compararon las dos técnicas de tratamiento en pacientes con enfermedad de múltiples vasos. Fuentes de datos: Se realizó una búsqueda sistemática de la literatura de todos los ensayos clínicos aleatorios que compararon directamente CABG con PCI. Selección de estudios: Para reflejar la práctica actual, se incluyeron los ensayos aleatorizados con 1 o más injertos arteriales utilizados en al menos el 90%, y 1 o más stents utilizados en al menos el 70% de los casos que informaron los resultados en pacientes con enfermedad de múltiples vasos. Extracción de datos: Número de eventos en los tamaños más largos posibles de muestreo y seguimiento. Síntesis de datos: Se incluyeron un total de 6 ensayos aleatorios que reclutaron a un total de 6.055 pacientes, con una media ponderada de seguimiento de 4,1 años. Hubo una reducción significativa en la mortalidad total con CABG en comparación con la PCI (I2 = 0%; riesgo ratio [RR], [IC 95%, 0,62-0,86] 0,73) (P < 0.001). También hubo una reducción significativa en el infarto de miocardio (I2 = 8,02%; RR [IC del 95%, desde 0,48 hasta 0,72 ] 0,58) ( P < 0,001) y repetición de la revascularización (I2 = 75,6%; RR, IC 0,29 [ 95% , 0,21 a 0,41]) ( P < 0.001) con la CABG. Hubo una tendencia hacia el exceso de ictus con la CABG (I2 = 24,9%; RR [IC del 95%, 0,99-1,86] 1,36), pero no fue estadísticamente significativa (P = 0,06). Respecto de la reducción en la mortalidad total, no hubo heterogeneidad entre los ensayos que se limitaron o no a los pacientes con diabetes o si los stents fueron o no liberadores de fármacos. Debido a la falta de datos individuales a nivel de paciente, no se pudieron realizar análisis adicionales de subgrupos. Conclusiones y relevancia: En pacientes con enfermedad coronaria de múltiples vasos, la CABG en comparación con la PCI conduce a una reducción inequívoca en la mortalidad a largo plazo, de los infartos de miocardio y una reducción de las revascularizaciones repetidas, independientemente de si los pacientes son diabéticos o no. Estos resultados tienen implicaciones para el manejo de estos pacientes.

Fecha publicación   
09-12-2013 (A)




Análisis mundial de la anemia-> La anemia afecta a un tercio de la población del mundo y representa casi el 10% de los años vividos con discapacidad. En el análisis de las causas específicas de anemia indica que la deficiencia de hierro es la principal causa en hombres y mujeres durante todo el período de estudio.
Blood, 02/12/2013 "A systematic analysis of global anemia burden from 1990 to 2010"
Estudios epidemiológicos anteriores sobre la anemia se han limitado geográficamente a los detalles acerca de la gravedad o la etiología. Utilizando datos de dominio público, se estimaron la anemia leve, moderada y grave 1990-2010 para 187 países, de ambos sexos, y 20 grupos de edad. A continuación se realizó la atribución por causa específica a 17 condiciones partir del Global Burden of Diseases, Injuries and Risk Factors (GBD) 2010 Study. La prevalencia de anemia global en 2010 fue del 32,9%, causando 68,36 (IC del 95%: 40,98 a 107,54) millones de años vividos con discapacidad (8,8% del total de todas las condiciones, IC 95% 6.3 a 11.7%). La prevalencia se redujo en ambos sexos entre 1990-2010, aunque más para los hombres. La prevalencia en las mujeres fue mayor en la mayoría de las regiones y grupos de edad. Asia central y el sur, este y oeste de África subsahariana tuvieron la mayor prevalencia, mientras que el este, sureste y sur de Asia presentó las más bajas. La anemia por deficiencia de hierro fue la principal causa a nivel mundial, aunque diez condiciones diferentes estaban entre los tres primeros puestos en el ranking regional. La malaria, la esquistosomiasis y la anemia relacionada con la enfermedad renal crónica fueron las únicas condiciones que incrementaron la prevalencia. Las hemoglobinopatías contribuyeron significativamente en la mayoría de las poblaciones. La carga fue mayor en niños menores de 5 años de edad, los únicos grupos de edad con tendencias negativas entre 1990-2010.

Fecha publicación   
24-11-2013




Efecto de la reducción de peso con la mejoría de los síntomas y gravedad de la fibrilación auricular-> La reducción de peso y el manejo intensivo de los factores de riesgo obtiene una reducción en el número de síntomas de la fibrilación auricular, en su gravedad y en la remodelación cardiaca beneficiosa.
JAMA, 20/11/2013 "Effect of Weight Reduction and Cardiometabolic Risk Factor Management on Symptom Burden and Severity in Patients With Atrial FibrillationA Randomized Clinical Trial"
Importancia: La obesidad es un factor de riesgo para la fibrilación auricular. Se desconoce si la reducción de peso y control de los factores de riesgo cardiometabólico pueden reducir la carga de la fibrilación auricular. Objetivo: Determinar el efecto de la reducción de peso y el control de los factores de riesgo cardiometabólicos en el desarrollo de la fibrilación auricular y la estructura cardíaca. Diseño, configuración y pacientes: Estudio parcialmente cegado de un solo centro, aleatorizado y controlado llevado a cabo entre junio de 2010 y diciembre de 2011 en Adelaide, Australia, entre los pacientes ambulatorios con sobrepeso y obesidad (N = 150) con fibrilación auricular sintomática. Los pacientes fueron sometidos a una mediana de 15 meses de seguimiento. Intervenciones Los pacientes fueron aleatorizados para el control de peso (intervención) o asesoramiento sobre estilo de vida general (controles). Ambos grupos fueron sometidos a manejo intensivo de los factores de riesgo cardiometabólico. Principales resultados y medidas: Las medidas de resultado primarias fueron las puntuaciones de la Escala de Severidad de la fibrilación auricular: número de síntomas y la gravedad de los síntomas. Las puntuaciones se midieron cada 3 meses desde el inicio hasta los 15 meses. Los resultados secundarios realizados al inicio del estudio y 12 meses después fueron el total de episodios de fibrilación auricular y la duración acumulada medida por Holter 7 - día, ecocardiográfia de la aurícula izquierda, y el grosor del septo interventricular. Resultados: De los 248 pacientes seleccionados, 150 fueron asignados al azar (75 por grupo) y se sometieron a seguimiento. El grupo de intervención mostró una reducción significativamente mayor, en comparación con el grupo de control, en el peso (14,3 y 3,6 kg, respectivamente, p < 0,001 ) y en la puntuación de síntomas de fibrilación auricular (11,8 y 2,6 puntos, P < 0,001), en los síntoma puntuaciones de gravedad (8,4 y 1,7 puntos, P < 0,001), en el  número de episodios (2,5 y ningún cambio , P = 0,01 ) y la duración acumulada (disminución 692 minutos y 419 minutos en aumento, P = 0,002). Además, hubo una reducción en el grosor del septo interventricular en los grupos de intervención y de control (1,1 y 0,6 mm , P = 0,02) y en el área de la aurícula izquierda (3,5 y 1,9 cm2 , P = 0,02). Conclusiones y relevancia: En este estudio, la reducción de peso con manejo intensivo de los factores de riesgo da como resultado una reducción en el número de síntomas de la fibrilación auricular, en la gravedad y en la remodelación cardiaca beneficiosa. Estos hallazgos apoyan el tratamiento dirigido al peso y factores de riesgo en la gestión de la fibrilación auricular.

Fecha publicación   
08-11-2013




¿Reciben los pacientes con enfermedad coronaria una combinación óptima de medicamentos en las consultas de cardiología?-> Entre un registro nacional de pacientes de EE.UU con enfermedad arterial coronaria tratados en las consultas externas de cardiología, más de un tercio de los pacientes no recibe su combinación óptima de medicamentos para la prevención secundaria. Se observa una variación significativa entre las clínicas, incluso después de ajustar por las características del paciente.
JACC, 11/2013 "Variation in CAD Secondary Prevention Prescription among Outpatient Cardiology Practices: Insights from the NCDR®"
Objetivos: Este estudio evalúa la variación de la práctica en la prescripción de medicamentos para la prevención secundaria de la enfermedad arterial coronaria (EAC) de los pacientes tratados en las consultas externas que participan en el Registro NCDR® PINNACLE®. Antecedentes: Entre los pacientes con EAC, la prevención secundaria con una combinación de beta -bloqueantes, inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina / antagonistas de los receptores de angiotensina y estatinas reduce la mortalidad cardiaca y el infarto de miocardio (IM). Por lo tanto, todos los pacientes EAC deben recibir la combinación de estos medicamentos para los que reúnan las condiciones requeridas. Sin embargo, poco se sabe acerca de los patrones de prescripción actuales de estos medicamentos y la variación en el uso en los ambulatorios de cardiología. Métodos: Utilizando los datos del Registro NCDR® PINNACLE®, un registro nacional de cardiología ambulatoria, se evaluaron los patrones de prescripción de medicamentos entre los pacientes con EAC admitidos entre julio de 2008 y diciembre de 2010. Las tasas generales de prescripción y la variación de la práctica se calcularon ajustando por las características del paciente. Resultados: De los 156.145 pacientes con EAC en 58 clínicas, a 103.830 (66,5%) se les prescribió una combinación óptima de los medicamentos para los que tenían derecho. La tasa mediana de prescripción combinada óptima por la práctica fue de 73,5 % y variaba del 28,8% al 100 %. Después de ajustar por factores de los pacientes, la proporción de la tasa mediana de la clínica para la prescripción fue de 1,25 (IC del 1.2,1.32 95%), lo que indica un 25% de probabilidad de que 2 prácticas aleatorias serían diferentes en el tratamiento de pacientes con EAC idénticos. Conclusiones: En un registro nacional de pacientes con EC tratados en las clínicas ambulatorias de cardiología, más de un tercio de los pacientes no recibieron la combinación óptima de los medicamentos de prevención secundaria. Se observó una variación significativa en las clínicas, incluso después de ajustar por las características del paciente, lo que sugiere que son necesarios esfuerzos de mejor de calidad para apoyar una práctica más uniforme.

Fecha publicación   
13-10-2013




Previsión de la mortalidad cardiovascular y factores asociados a su evolución-> Aunque la tasa de mortalidad cardiovascular ha disminuido en las últimas décadas en EEUU, es probable que continúe una tendencia al alza, lo que podría tener graves consecuencias para la salud pública por el elevado número de personas que vivirán con enfermedades cardiovasculares. Los 3 factores que pueden tener un mayor impacto en términos de prevención de la enfermedad cardiovascular serán la obesidad, la presión arterial y el colesterol.
Health Aff, 10/2013 "More Americans Living Longer With Cardiovascular Disease Will Increase Costs While Lowering Quality Of Life"
En las últimas décadas, algunos factores de riesgo para la enfermedad cardiovascular han mejorado, mientras que otros han empeorado. Por ejemplo, las tasas de tabaquismo han disminuido y las tasas de tratamiento de las enfermedades cardiovasculares han aumentado los factores que han hecho que la enfermedad sea menos grave. Al mismo tiempo, el índice de masa corporal promedio de los estadounidenses y la incidencia de diabetes han aumentado a medida que la población sigue viviendo más tiempo, factores que han hecho de la enfermedad cardiovascular más prevalente. Para evaluar el impacto global de estas tendencias opuestas, se utilizaron las nueve etapas de la National Health and Nutrition Examination Survey waves de 1973 a 2010 para pronosticar el riesgo de enfermedad cardiovascular total y la prevalencia para 2015-2030. Se encontró que las continuas mejoras en el tratamiento de la enfermedad cardiovascular y la disminución de las tasas de tabaquismo no serán mayores que la influencia del aumento de la edad de la población y la obesidad sobre el riesgo de enfermedad cardiovascular. Ante una población que envejece, la epidemia de obesidad, y la disminución de la mortalidad por la enfermedad, los Estados Unidos verán un fuerte aumento en los costes de atención de la salud, la discapacidad, y la reducción de la calidad de vida asociada con una mayor prevalencia de la enfermedad cardiovascular. Serán necesarias políticas dirigidas a tratar la presión arterial alta, el colesterol y la reducción de la obesidad para frenar el alza inminente de la prevalencia de la enfermedad cardiovascular.

Fecha publicación   
15-09-2013




Efecto de la actitud vital positiva y la mortalidad en los pacientes con enfermedad isquémica del corazón -> Los Pacientes con cardiopatía isquémica que tienen actitudes positivas son más propensas a hacer ejercicio y, por ello, tienen menos probabilidades de morir por cualquier causa.
Circ Cardiovasc Qual Outcomes, 10/09/2013 "Exercise Mediates the Association Between Positive Affect and 5-Year Mortality in Patients With Ischemic Heart Disease"
La actitud positiva se ha asociado con un mejor pronóstico en los pacientes con enfermedad isquémica del corazón, pero los mecanismos subyacentes siguen sin estar claros. Examinamos si el afecto positivo predecía el tiempo hasta la primera hospitalización relacionada con el corazón y la mortalidad por cualquier causa, y si el ejercicio media esta relación en pacientes con cardiopatía isquémica establecida.  Métodos y resultados: La muestra comprende 607 pacientes con enfermedad isquémica del Hospital Holbæk, Dinamarca. En 2005, los pacientes completaron la Escala de Mood Global (GMS) para evaluar el afecto positivo y preguntas diseñadas sobre el ejercicio. Los datos sobre la mortalidad y hospitalización se obtuvieron de los registros nacionales daneses para el período 2006-2010. Se utilizó la regresión logística y ajuste Cox para analizar el modelo de mediación. Puesto que no se encontró asociación significativa entre el afecto positivo y la hospitalización relacionada con el corazón, se construyó un modelo de mediación para la no hospitalización. Es importante destacar que los pacientes con alto afecto positivo tenían un riesgo significativamente menor de mortalidad por cualquier causa (HR = 0,58, intervalo de confianza del 95 %, 0,37-0,92; análisis sin ajustar) y eran más propensos a hacer ejercicio (odds ratio, 1,99; 95 % de confianza intervalo, 1,44-2,76; análisis sin ajustar, odds ratio, 1,48, intervalo de confianza del 95%, 1.3 a 2.13; análisis ajustado). Controlando por el afecto positivo y otras variables relevantes, los pacientes que hacen ejercicio son menos propensos a morir durante el seguimiento (hazard ratio , 0,50, intervalo de confianza del 95 %, 0,31-0,80, P = 0,004) . Es importante destacar que el ejercicio actuó como mediador en la relación entre el afecto positivo y la mortalidad. Conclusiones: Los pacientes con niveles más altos de afecto positivo tenían más  probabilidades de hacer ejercicio y tenían un menor riesgo de morir durante los 5 años de seguimiento, el ejercicio media en la relación entre el afecto positivo y la mortalidad. Las intervenciones dirigidas a aumentar tanto el afecto positivo y el ejercicio pueden tener mejores resultados con respecto a pronóstico y el bienestar psicológico que las intervenciones en los pacientes centradas solo en uno de estos factores.

Fecha publicación   
07-09-2013




Beneficios de la dieta en las personas que han sufrido un infarto de miocardio -> Los supervivientes de un infarto de miocardio que consumen una dieta sana tienen menor mortalidad por cualquier causa. Los efectos protectores de la dieta sobre la mortalidad cardiovascular en los pacientes con mayor adherencia son tan eficaces las estatinas.
JAMA Intern Med, 02/09/2013 "Better Diet Quality and Decreased Mortality Among Myocardial Infarction Survivors"
Importancia: La información sobre la dieta después de un infarto de miocardio (IM ) y la mortalidad es limitada, a pesar del creciente número de sobrevivientes de MI en los Estados Unidos. Objetivo: Examinar la asociación de la calidad de la dieta post- IM y los cambios de pre y post- IM con todas las causas y mortalidad cardiovascular entre los sobrevivientes de MI. Diseño, escenario y participantes: Se incluyeron 2.258 mujeres del Estudio de Salud de las Enfermeras y 1.840 hombres del estudio de Profesionales de la Salud. Los participantes habían sobrevivido a un infarto de miocardio inicial durante el periodo de seguimiento del estudio y completaron el cuestionario de frecuencia de alimentos pre y post- IM. La calidad de la dieta se midió usando el Alternative Healthy Eating Index 2010 (AHEI2010), que se basa en la asociación entre alimentos y nutrientes con el riesgo de enfermedad crónica en la literatura. Hemos ajustado para el uso de medicamentos, historial médico, estilo de vida y factores de riesgo mediante modelos de regresión de riesgos proporcionales de Cox. Principales resultados y medidas: La mortalidad por todas las causas y mortalidad cardiovascular. Resultados: Durante el seguimiento se confirmaron 682 muertes por todas las causas para las mujeres y 451 para los hombres. La mediana de supervivencia después de la aparición inicial de IM fue de 8,7 años para las mujeres y de 9.0 años para los hombres. Cuando se combinaron los resultados, el índice de riesgo ajustado (HR) fue de 0,76 (IC 95% 0,60-0,96 ) para la mortalidad por todas las causas y de 0,73 (IC 95% 0,51-1,04 ) para la mortalidad cardiovascular, comparando los quintiles extremos del post -MI AHEI2010. Un mayor aumento en la puntuación AHEI2010 de pre y post -MI se asoció significativamente con una menor mortalidad por todas las causas (CRI agrupado, 0,71 , IC 95% 0,56 a 0,91) y mortalidad cardiovascular (HR combinado, 0,60, IC del 95 %, 0,41-0,86 ), comparando los quintiles extremos. Los HRs ajustados asociados con el post- MI AHEI2010 fueron 0.73 (IC 95% 0,58-0,93) para la mortalidad por todas las causas y de 0,81 (IC 95% 0,64-1,04) para la mortalidad cardiovascular cuando se excluyó el componente del alcohol. Conclusiones y relevancia: Los personas con postinfarto de miocardio que consumen una dieta de mayor calidad, que se ha asociado con un menor riesgo de enfermedad coronaria en prevención primaria, tienen menor subsecuente mortalidad por cualquier causa.


Fecha publicación  
31-08-2013

El seguimiento médico precoz después del alta y su continuidad se asocian con mejores resultados en los pacientes con insuficiencia cardiaca -> El riesgo de muerte o reingreso no programado es menor entre los pacientes con visitas con su médico de familia habitual que entre los seguidos por otros médicos.
CMAJ, 19/08/2013 "Impact of physician continuity on death or urgent readmission after discharge among patients with heart failure"
Antecedentes: El seguimiento médico precoz después del alta se asocia con menores tasas de mortalidad y los reingresos en pacientes con insuficiencia cardiaca. Hemos estudiado si la continuidad médica influye aún más los resultados después del alta. Métodos: Se utilizaron los datos de las bases de datos administrativas vinculadas para todos los adultos de 20 años o más en la provincia de Alberta, que fueron dados de alta vivos del hospital entre enero de 1999 y junio de 2009 con un primer diagnóstico de la insuficiencia cardiaca. Se utilizaron modelos de riesgo proporcional de Cox con covariables dependientes del tiempo para analizar el efecto de seguimiento con un médico familiarizado durante del primer mes tras el alta, con la medida de resultado primaria de muerte o de readmisión de urgencia por todas las cusas a los 6 meses. Un médico familiar fue definido como alguien que había visto al paciente por lo menos dos veces en el año antes de la admisión en el hospital o una vez durante el ingreso por el problema índice. Resultados: En el primer mes después del alta, 5.336 (21,9%) de los 24.373 pacientes identificados tuvieron visitas de seguimiento, 16.855 (69,2%) vieron a un médico de familia, y 2.182 (9,0%) vieron a un médico familiarizado (s) exclusivamente. El riesgo de muerte o reingreso no planificado durante el período de observación de 6 meses fue menor en los pacientes que vieron a un médico familiarizado (43,6%, un cociente de riesgo ajustado [HR] 0,87, intervalo de confianza del 95% [IC]: desde 0,83 hasta 0,91) o un a médico de familia (43,6%; HR ajustado 0,90, IC del 95% 0,83-0,97) para las primeras visitas de seguimiento, en comparación con los pacientes que no tuvieron visitas de seguimiento (62,9%). Teniendo en cuenta todas las visitas de seguimiento durante el período de 6 meses, se encontró que el riesgo de muerte o reingreso urgente fue menor entre los pacientes que tenían todas sus visitas con un médico familiarizado que entre los seguidos por los médicos no familiares (HR ajustado 0,91 , IC del 95% 0,85 hasta 0,98). Interpretación: El seguimiento médico precoz después del alta y la continuidad médica se asociaron con mejores resultados en los pacientes con insuficiencia cardiaca. Se necesita investigación para explorar si la continuidad médica es importante para otras condiciones y en entornos que no sean del alta hospitalaria reciente.
 

Fecha publicación   
21-07-2013




Estrategias eficaces para reducir las tasa de reingreso por insuficiencia cardiaca (IC)-> Se han identificado seis estrategias que se asocian con la reducción de los reingresos por IC que incluyen la asociación - coordinación con los médicos comunitarios, con los hospitales locales, con enfermeras que supervisan los planes de medicamentos, la organización de las visitas de seguimiento, el envío electrónico de información del alta al médico de cabecera y la asignación de personal para informar al paciente de resultados de pruebas recibidas después del alta.
Circ Cardiovasc Qual Outcomes, 07/2013 "Hospital Strategies Associated With 30-Day Readmission Rates for Patients With Heart Failure"
Reducir las tasas de reingreso hospitalario es una prioridad nacional, sin embargo, la evidencia sobre las estrategias de los hospitales que se asocian con menores tasas de reingreso es limitada. Hemos tratado de identificar las estrategias de los hospitales que se asociaron con bajas tasas de reingreso para los pacientes con insuficiencia cardíaca. Métodos y Resultados: Utilizando datos de una encuesta basada en la Web de los hospitales que participan en las iniciativas nacionales de calidad para reducir reingresos (n = 599, 91% tasa de respuesta) durante el período 2010-2011, se construyó un modelo de regresión lineal multivariable, ponderado por volumen del hospital, para determinar las estrategias asociadas de forma independiente con las tasas de riesgo estándar de readmisión a los 30 días (RSRRs) ajustados por el nivel de enseñanza del hospital, la ubicación geográfica y el número de camas atendidas. Las estrategias que se asociaron con menores RSRRs hospitalarias incluyen los siguientes: (1) la asociación con médicos de la comunidad o grupos de médicos para reducir la readmisión (RSRRs 0,33% puntos porcentuales más bajos, p = 0,017), (2) la asociación con los hospitales locales para reducir los reingresos (0,34 punto porcentual, p = 0,020), (3) los que tienen las enfermeras responsables de la reconciliación de medicamentos (0,18 punto porcentual, p = 0,002), (4) la organización de las citas de seguimiento antes del alta (0,19 punto porcentual, p = 0,037), (5) tener un proceso definido para enviar todos los papeles del alta o resúmenes electrónicos directamente al médico de cabecera del paciente (0,21 punto porcentual, p = 0,004), y (6) asignación del personal para el seguimiento de los resultados de pruebas que después de que el paciente es dado de alta (0,26 punto porcentual, p = 0,049). Aunque estadísticamente significativa, la magnitud de los efectos fue modesto puesto que las estrategias individuales se asociaron con menos de medio punto porcentual de reducción en RSRRs, sin embargo, los hospitales que implementaron mas estrategias RSRRs tenían significativamente más bajos (reducción de 0,34 puntos porcentuales por cada estrategia adicional). Conclusiones: La adopción de varias estrategias se asociaron con las menores tasas de riesgo estándar de readmisión en el hospital a los 30 días para los pacientes con insuficiencia cardíaca.

Fecha publicación   
09-07-2013




Caminar en el hogar de forma supervisada y mejora de los pacientes con enfermedad arterial periférica (EAP) -> Los pacientes mejoraron significativamente la distancia y el tiempo de caminara a los 6 meses de iniciar un programa de caminatas en el hogar. El tratamiento con fármacos obtiene escasos resultados en el deterioro de los pacientes con EAP en las extremidades inferiores.
JAMA, 03/07/2013 "Home-Based Walking Exercise Intervention in Peripheral Artery DiseaseA Randomized Clinical Trial"
Importancia clínica: En el estado actual de las directrices de práctica no hay pruebas suficientes que apoyen aconsejar a los pacientes con enfermedad arterial periférica (EAP) para participar en un programa de ejercicio de caminar en el hogar. Objetivo: Determinar si un programa de ejercicio de caminar en el hogar que utiliza una intervención cognitivo-conductual grupa, que incorpora tanto un grupo de apoyo como las habilidades de autorregulación, puede mejorar el rendimiento funcional en comparación con un grupo control de educación para la salud en los pacientes con EAP con y sin intermitente claudicación. Diseño, configuración y pacientes: Ensayo clínico con asignación aleatoria y controlado de 194 pacientes con enfermedad arterial periférica, incluyendo el 72.2% sin síntomas clásicos de claudicación intermitente, realizado en Chicago, Illinois entre el 22 de julio de 2008 y el 14 de diciembre de 2012. Intervenciones: Los participantes fueron asignados al azar a 1 de 2 grupos paralelos: una intervención domiciliaria grupal mediada cognitivo-conductual para caminar o una condición de control con la atención habitual. Principales resultados y medidas: El resultado primario fue el cambio tras 6 meses en el rendimiento de la marcha de 6 minutos. Los resultados secundarios incluyeron los cambios en 6 meses para caminar en la cinta, la actividad física, el Walking Impairment Questionnaire (WIQ), y el Physical and Mental Health Composite Scores de los 12-item Short-Form Health Survey. Resultados: Los participantes asignados al azar al grupo de intervención aumentaron significativamente la distancia de caminata de 6 minutos ([reportado en metros] 357,4 a 399,8 vs 353,3 a 342,2 respecto de los del grupo de control; diferencia de medias, 53,5 [IC 95%, 33,2-73,8]; P <0,001), tiempo caminando en cinta rodante (intervención, 7,91 to 9,44 minutos versus control, 7,56 a 8,09; diferencia de medias, 1,01 minutos [IC, 0,07 a 1,95 95%], p = 0,04), actividad física acelerómetro medido más de 7 días (intervención, 778,0-866,1 vs control, 671,6-645,0; diferencia de medias, 114,7 unidades de actividad [CI, 12,82-216,5 95%], p = 0,03), la puntuación de distancia del WIQ (intervención, 35,3-47,4 vs control, 33.3 a 34,4; diferencia de medias, 11,1 [IC del 95%, 3,9-18,1], p = 0,003), y la puntuación de velocidad del WIQ (intervención, 36,1-47,7 vs control, 35,3-36,6; diferencia de medias, 10,4 [95% CI, 3,4 a 17,4], p = 0,004). Conclusión y pertinencia: Un programa de ejercicio caminando en el domicilio mejora significativamente, la actividad física, la resistencia física, la resistencia al caminar percibida por el paciente y la velocidad en los participantes EAP con y sin síntomas de claudicación clásicos. Estos resultados tienen implicaciones para el gran número de pacientes con EAP que son incapaces o no están dispuestos a participar en programas de ejercicios supervisados.

Fecha publicación   
05-07-2013




Utilidad del triage prehospitalario de ictus para orientar el ingreso -> El triage prehospitalario para el transporte de los pacientes con sospecha de ictus al centro de primario de ictus (accidentes cerebrovasculares) más cercano, obtiene mejoras en el uso de los servicios médicos de emergencia y duplica la utilización de tPA por vía intravenosa.
JAMA Neurol, 01/07/2013 "Prehospital Triage to Primary Stroke Centers and Rate of Stroke Thrombolysis".
Importancia: Implementación de triage prehospitalario del accidente cerebrovascular como intervención de política pública que puede tener un impacto inmediato en la atención al ictus agudo en la región. Objetivo: Evaluar el impacto que una política de triage prehospitalario en la cuidad, de los pacientes con sospecha de ictus al centro primario de accidentes cerebrovasculares más cercano, tiene en el uso de activador del plasminógeno tisular intravenoso (tPA) en Chicago, Illinois. Diseño: Estudio retrospectivo de cohortes multicéntrico desde el 1 de septiembre de 2010, al 31 de agosto de 2011 (6 meses antes y después de la intervención que comenzó el 1 de marzo de 2011). Configuración: Diez hospitales primarios para atención de apoplejía en Chicago. Todos los pacientes ingresados con accidente cerebrovascular y ataque isquémico transitorio. Intervención: Política de triage prehospitalario de los pacientes con ictus a los centros primarios de apoplejía. Principales resultados y medidas: El uso de tPA intravenoso (medido como fracción de los pacientes con ictus isquémicos que llegan a través del servicio de urgencias). Resultados: Hubo 1.075 ingresos accidente isquémico transitorio en el período pretriage y 1.172 en el período post-triage. Las características demográficas de los pacientes como la edad, sexo y factores de riesgo fueron similares entre los 2 períodos (edad media, 65 años, 53% mujeres). En comparación con el período pre-triage, el uso de los servicios médicos de emergencia se incrementó del 30.2% a 38.1% (P <0,001) y la notificación previa a los servicios médicos de emergencia aumentó de 65,5% a 76,5% (p = 0,001) después de la implementación. Los cambios en el uso de tPA intravenoso fueron 3,8% y 10,1% (P <0,001) y los tiempos de inicio al tratamiento disminuyeron desde 171,7 hasta 145,7 minutos (P = 0,03) en los períodos post-triage y pre-triage, respectivamente. Las tasa de ingreso en las unidades, las tasas de hemorragia intracraneal sintomática y la mortalidad hospitalaria no fueron significativamente diferentes entre los períodos. El ajuste para el modo de ingreso, la notificación prehospitalaria y tiempo de inicio a la llegada, el período post-triage se asoció de forma independiente con un mayor uso de tPA en pacientes con accidente cerebrovascular isquémico que presentaron en el departamento de urgencias (odds ratio ajustada de emergencia = 2,21, IC 95%, 1.34- 3,64). Conclusiones y relevancia: La  implementación de una política de triage pre-hospitalario en Chicago dio lugar a mejoras significativas en el uso de servicios médicos de emergencia y la notificación previa, así como un aumento a más del doble del uso de tPA intravenoso en los centros primarios de apoplejía.

Fecha publicación   
01-07-2013 (B)




Organización de la atención preventiva en el ámbito comunitario para las personas con enfermedades del corazón -> Las intervenciones que parecen ser más efectivas incluyen las citas planificadas regulares con un profesional, el control de los fármacos y de los factores de riesgo (presión arterial, colesterol y estilo de vida) y la educación de los pacientes para que conozcan la importancia de la prevención secundaria.
Rev Cochram, 31/05/2013 "Organising preventive care in community settings for people with heart disease".
Organización de la atención preventiva en ámbitos comunitarios para las personas con enfermedad del corazón. La cardiopatía isquémica es el término usado para denominar las enfermedades causadas por un estrechamiento de las arterias que suministran sangre al músculo cardíaco. Los pacientes pueden tener angina o pueden haber tenido anteriormente un infarto de miocardio (ataque cardíaco) o una intervención quirúrgica para ensanchar o desviar las arterias afectadas. "La prevención secundaria" es el término usado para describir la asistencia sanitaria dirigida a prevenir los eventos adicionales o el empeoramiento de tales trastornos en estos pacientes. Se han realizado investigaciones para tratar de encontrar la mejor forma de organizar la asistencia sanitaria para que los pacientes con cardiopatía se beneficien más de los cambios del estilo de vida y de los fármacos que se sabe ayudan a reducir el riesgo de que empeore la cardiopatía. Estas investigaciones indican que los cambios cuidadosos de las formas de proporcionar la asistencia sanitaria y el asesoramiento pueden aumentar la proporción de pacientes con niveles de colesterol total y de presión arterial dentro de los niveles proyectados, pero las pruebas son débiles. No se encontraron pruebas de que cambios similares a los sugeridos puedan ayudar a reducir otros factores de riesgo o a mejorar la prescripción de los fármacos que pueden prevenir la enfermedad ulterior. Los cambios que parecen ser más efectivos incluyen citas planificadas regulares con un profesional, monitorización cuidadosa de los fármacos y de los factores de riesgo (como la presión arterial, el colesterol y el estilo de vida) y la educación de los pacientes para aumentar la conciencia sobre la importancia de la prevención secundaria.                 

Fecha publicación   
01-07-2013 (A)




Tendencia de la mortalidad por enfermedad coronaria en los países de la Unión Europea -> Las tasas de muerte por enfermedades del corazón en muchos países europeos se ha reducido a la mitad respecto de la década de 1980 en los grupos de edad de adultos jóvenes y en la población en su conjunto. Las tendencias varían considerablemente entre los países, pero no dentro de diferentes grupos de edad en un país determinado.
Eur Hearth J, 25/06/2013 "Trends in age-specific coronary heart disease mortality in the European Union over three decades: 1980–2009".
Objetivos: En las últimas décadas se han observado descensos muy grandes en la mortalidad por enfermedad cardiaca coronaria (CHD) en la mayor parte de Europa, en parte debido a la disminución de los factores de riesgo como el tabaquismo. Las enfermedades cardiovasculares (principalmente cardiopatía coronaria y accidente cerebrovascular), siguen siendo, sin embargo, la principal causa de muerte en la mayoría de los países europeos, y muchos factores de riesgo para enfermedades del corazón, particularmente la obesidad, han aumentado sustancialmente durante el mismo período. Hipótesis de que las reducciones observadas en la mortalidad por cardiopatía isquémica se han producido en gran parte dentro de los grupos de mayor edad, y que las tasas en los grupos más jóvenes pueden haberse estancado o el aumento ya que los beneficios de la reducción de las tasas de tabaquismo están cada vez más anuladas por las crecientes tasas de obesidad y diabetes. El objetivo de este estudio fue examinar las tendencias de cada sexo en la mortalidad por enfermedad coronaria entre 1980 y 2009 en la Unión Europea (UE), y comparar las tendencias entre los grupos de edad adulta. Métodos: Se analizaron los datos específicos por sexo de la base de datos de mortalidad mundial de la OMS mediante el software joinpoint para examinar las tendencias y los cambios significativos en las tendencias de las tasas de mortalidad estandarizadas por edad. Los grupos de edad analizados fueron: menores de 45, 45-54, 55-64 y 65 años o más. Se determinó el número y ubicación de los puntos de intersección importantes para cada país, por sexo y grupo de edad (máximo 3) mediante un modelo log-lineal, y el cambio porcentual anual en cada segmento calculado. Se calculó el cambio promedio anual del porcentaje general (1980-2009) y por separado para cada década con respecto al modelo joinpoint subyacente. Resultados: Las recientes tasas de enfermedad coronaria son ahora menos de la mitad de lo que eran en la década de 1980 en muchos países, en los grupos de edad de adultos jóvenes, así como en la población general. Las tendencias de las tasas de mortalidad varían notablemente entre los países de la UE, pero no tanto entre grupos de edad y sexos dentro de los países. Quince países mostraron evidencia de un estancamiento reciente de las tendencias en al menos un grupo de edad para los hombres, al igual que 12 países para las mujeres. Esto, no obstante, parece ser más común en los grupos de edad más jóvenes en comparación con los adultos mayores. Hubo pocas pruebas para apoyar la hipótesis de que las tasas de mortalidad han comenzado a estabilizarse en los grupos de edad más jóvenes en la UE en su conjunto, aunque no se observaron tales mesetas e incluso un pequeño número de aumentos de mortalidad por cardiopatía isquémica en las subpoblaciones más jóvenes en una minoría de países. Conclusión: Existen pruebas limitadas para apoyar la hipótesis de que las tasas de mortalidad por cardiopatía isquémica en los grupos de edad más jóvenes en los Estados miembros de la UE han sido más proclives a estabilizarse que en los grupos de mayor edad. Hay, sin embargo, desigualdades sustanciales y persistentes entre países. Sigue siendo de vital importancia para toda la UE supervisar y trabajar hacia la reducción de los factores de riesgo prevenibles de enfermedades crónicas y otras enfermedades del corazón para promover el bienestar y la equidad en la región.

Fecha publicación   
26-05-2013




Desfibrilador Automático Implantable (DAI) en pacientes que practican deporte -> Estudio de cohorte que demuestra un riesgo relativamente bajo de eventos del DAI en pacientes que practican deportes vigorosos. No hubo grupo de control de pacientes que no practican deporte vigoroso, por lo que no está claro si la tasa de choques es mayor entre los deportistas.
Circulation, 05/21013 "Safety of Sports for Athletes With Implantable Cardioverter-Defibrillators. Results of a Prospective, Multinational Registry".
Los riesgos de la práctica deportiva para los pacientes portadores de Desfibrilador Automático Implantable (DAI) son desconocidos. Métodos y resultados: Fueron incluidos atletas con DAI (edad, 10-60 años) que participan en deportes organizados (n = 328) o de alto riesgo (n = 44). Se obtuvieron datos relacionados con el deporte y clínicos mediante entrevista telefónica y registros médicos. Se efectuó seguimiento cada 6 meses. Los datos de choque de DAI y los resultados clínicos fueron informados por 2 electrofisiólogos. La mediana de edad fue de 33 años (89 pacientes <20 años de edad), el 33% eran mujeres. Sesenta eran deportistas de competición (universidad / universidad junior / equipo de viaje). Estaba presente una historia de pre-ICD de arritmia ventricular en el 42%. Correr, baloncesto y fútbol fueron los deportes más comunes. Durante una mediana de 31 meses (rango intercuartílico, 21-46 meses) de seguimiento, no hubo ocurrencias de cualquier punto de muerte, resucitación, arritmia o descarga relacionadas con lesiones durante la práctica deportiva. Hubo 49 choques en 37 participantes (10% de la población de estudio) durante la competencia / práctica, 39 descargas en 29 participantes (8%) durante otra actividad física y 33 descargas en 24 participantes (6%) en reposo. En 8 episodios de arritmias ventriculares (dispositivo definido), se recibieron múltiples impactos: 1 en reposo, 4 en la competición / práctica, y 3 en otra actividad física. En última instancia, el ICD resolvió todos los episodios. La exención de un mal funcionamiento se produjo en el  97% a los 5 años (a partir de la implantación) y en el 90% a los 10 años. Conclusiones: Muchos atletas con DAI pueden participar en deportes vigorosos y competitivos sin lesiones físicas o resolución de la arritmia a pesar de la ocurrencia de shocks tanto apropiados como inapropiados. Estos datos proporcionan una base para una mejor información del el médico y toma de decisiones de los pacientes en cuanto a la participación en deportes para atletas con DAI.

Fecha publicación  
13-04-2013




¿Pueden superar el examen de coste-efectividad los nuevos anticoagulantes? -> Los tres nuevos anticoagulantes - dabigatrán (Pradaxa), apixaban (Eliquis) y rivaroxaban (Xarelto) - son coste-efectivos con respecto a la warfarina (Sintron) para la prevención del accidente cerebrovascular en pacientes con fibrilación auricular no valvular. El rango estimado para la esperanza de vida ajustada a la calidad coloca al apixaban en la parte superior, seguido de dabigatrán, rivaroxaban y la warfarina.
Stroke, 02/04/2013 "Cost-Effectiveness of Apixaban, Dabigatran, Rivaroxaban, and Warfarin for Stroke Prevention in Atrial Fibrillation".
Antecedentes y propósito: Estimar el coste-efectividad de la prevención del ictus en pacientes con fibrilación auricular no valvular mediante el uso de los nuevos anticoagulantes orales apixaban 5 mg, 150 mg de dabigatrán, rivaroxaban 20 mg y en comparación con la warfarina. Métodos: Fué construido un modelo de análisis de decisión de Markov a partir de datos obtenidos en los ensayos clínicos para evaluar el coste y los años de vida ajustado por calidad de los nuevos anticoagulantes orales en comparación con la warfarina. La población según el modelo fue una cohorte hipotética de 70 años de edad, los pacientes con fibrilación auricular no valvular, un mayor riesgo de accidente cerebrovascular (CHADS2 ≥ 1), aclaramiento renal de creatinina ≥ 50 ml / min, y sin contraindicaciones para la anticoagulación. El umbral de la disposición a pagar era de $ 50.000/años de vida ajustados por calidad ganados. Resultados: En el caso base, la warfarina tuvo el menor costo de $ 77.813 (SD, $ 2223), seguido de rivaroxaban 20 mg (78.738 ± $ 1852), dabigatrán 150 mg ($ 82.719 ± $ 1959), y apixaban 5 mg ($ 85.326 ± $ 1512). El apixaban 5 mg tuvo la mayor calidad de vida ajustada por año estimado en 8,47 (SD, 0,06), seguido de dabigatrán 150 mg (8,41 ± 0,07), rivaroxaban 20 mg (8,26 ± 0,06), y la warfarina (7,97 ± 0,04). En un análisis de sensibilidad probabilistico de Monte Carlo, el apixaban 5 mg, el dabigatrán 150 mg, el rivaroxaban 20 mg y la warfarina fueron costo-efectivos en el 45,1%, 40%, 14,9%, 0% de las simulaciones, respectivamente. Los autores concluyen que en pacientes con fibrilación auricular no valvular y un riesgo aumentado de prevención de infarto el apixaban 5 mg, el dabigatrán 150 mg y el rivaroxaban 20 mg todas fueron  alternativas costo-efectivas respecto de la warfarina. El coste-efectividad de los nuevos anticoagulantss orales dependía de la terapia de precios en los Estados Unidos y los eventos neurológicos asociados con rivaroxaban 20 mg.

Fecha publicación  
13-03-2013 (B)




Costes y beneficios del tratamiento de la depresión después del síndrome coronario agudo (SCA) -> Los pacientes supervivientes de un SCA que recibieron un tratamiento centralizado y escalonado (teléfono o de Internet, con o sin farmacoterapia), presentaron una mejoría en las puntuaciones de depresión en comparación con los que recibieron la atención habitual.
JAMA Intern Med, 07/03/2013 "Centralized, Stepped, Patient Preference–Based Treatment for Patients With Post–Acute Coronary Syndrome DepressionCODIACS Vanguard Randomized Controlled Trial".
Sigue siendo importante la controversia acerca de si la depresión puede tratarse con éxito después del síndrome coronario agudo (SCA) y los costes y beneficios de hacerlo. Objetivo: Determinar los efectos de proporcionar atención de la depresión post SCA en los síntomas depresivos y los costes de la atención médica. Diseño: Estudio multicéntrico controlado aleatorizado. Los pacientes fueron reclutados en 2 centros privados y 5 centros académicos ambulatorios en todo Estados Unidos. Participantes: Un total de 150 pacientes con elevados síntomas depresivos (puntuación ≥ 10 del Beck Depression Inventory [BDI]) entre 2 a 6 meses después de un SCA, reclutados entre el 18 de marzo de 2010 y el 9 de enero de 2012. Intervenciones: Los pacientes fueron asignados al azar a 6 meses de cuidado centralizado de la depresión (para la resolución de problemas dado a preferencia del paciente a través del teléfono o de Internet, con o sin farmacoterapia), escalonado cada 6 a 8 semanas (grupo de tratamiento activo, n = 73), o al cuidado de la depresión localmente determinada después de la notificación médica determinada por los síntomas depresivos del paciente (grupo de atención usual, n = 77). Principales medidas de resultado: Los cambios en los síntomas depresivos durante 6 meses y el total de los costes de atención de salud. Resultados: Los síntomas depresivos disminuyeron significativamente en el grupo de tratamiento activo que en el grupo de atención habitual (cambio diferencial entre grupos, -3,5 puntos BDI, IC 95%, -6,1 a -0,7, p = 0,01). Aunque los costes de atención médica estimados fueron mayores para el tratamiento activo que para la atención habitual, los costes generales de atención de la salud estimaron que no fueron significativamente diferentes (ajuste de diferencia de la confusión, - $ 325; IC del 95%, - $ 2639 a $ 1989, p = .78). Conclusiones: En los pacientes con depresión post SCA, el tratamiento activo tuvo un efecto beneficioso sustancial en los síntomas depresivos. Este tipo de cuidado de la depresión es viable, eficaz, y no supone costes adicionales dentro de los 6 meses, por lo que debe ser probado en un ensayo de fase 3 pragmático.

Fecha publicación  
13-03-2013 (A)




Terapia electromagnética para las ulceras venosas de las piernas -> No hay pruebas de alta calidad de que la terapia electromagnética aumente la tasa de curación de las úlceras venosas de la pierna. Se necesita más investigación.
Rev Cochram, 28/02/2013 "Electromagnetic therapy (EMT) for treating venous leg ulcers".
Ulceración de la pierna es una enfermedad crónica y recurrente común. La prevalencia estimada de úlceras en las piernas de la población del Reino Unido es de 1,5 a 3 por 1000. Las úlceras venosas (también denominadas de estasis o úlceras varicosas) incluyen 80% a 85% de todas las úlceras de las piernas. La terapia electromagnética (TEM) se utiliza a veces como un tratamiento para ayudar a la curación de heridas crónicas como las úlceras venosas de la pierna. Objetivos del estudio: Evaluar los efectos de la TEM en la curación de las úlceras venosas de la pierna. Estrategia de búsqueda: Para esta tercera actualización, se hicieron búsquedas en The Cochrane Wounds registro especializado del Grupo (búsqueda 12 de noviembre 2012), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (CENTRAL) (The Cochrane Library 2012, número 10), Ovid MEDLINE (2011 hasta la semana 01 de noviembre 2012) , Ovid MEDLINE (In-Process y otras citas no indexadas, 12 de noviembre de 2012), Ovid EMBASE (2011 a 2012 Semana 45), y CINAHL EBSCO (2011 al 9 de noviembre de 2012). Criterios de selección: Ensayos controlados aleatorios que comparan con TEM con TRM simulada u otros tratamientos. Recopilación y análisis de datos: Al menos dos revisores analizaron de forma independiente los resultados de búsqueda y obtuvieron informes completos de los estudios potencialmente elegibles para una evaluación adicional. Se extrajeron y resumieron los detalles de los estudios elegibles mediante una hoja de extracción de datos, e hizo las gestiones para obtener los datos que faltaban por contacto con los autores del estudio. Un segundo revisor verificó la extracción de datos y los desacuerdos se resolvieron después de la discusión entre los revisores. Resultados principales: Tres ensayos controlados aleatorios (ECA) de calidad variable, con 94 personas fueron incluidos en la revisión original, las actualizaciones posteriores no han identificado nuevos ensayos. Todos los ensayos compararon el uso de la TEM simulada con TEM. En los dos ensayos que informaron las tasas de curación, un ensayo pequeño (44 participantes) informó que las úlceras cicatrizadas fueron significativamente mayores en el grupo de TEM que el grupo TEM simulada, sin embargo, este resultado no fue robusto a distintas suposiciones acerca de los resultados de los participantes que se perdieron durante seguimiento. El segundo ensayo que informó el número de úlceras cicatrizadas no encontró diferencias significativas en la curación. El tercer ensayo también fue pequeño (31 participantes) y reportaron reducciones significativamente mayores en tamaño de la úlcera en el grupo de TEM sin embargo este resultado puede haber sido influenciado por las diferencias en los perfiles de pronóstico de los grupos de tratamiento. Conclusiones de los autores: No hay pruebas de alta calidad de que la terapia electromagnética aumente la tasa de curación de las úlceras venosas de la pierna, y se necesita más investigación.

Fecha publicación  
10-03-2013




Fibrilación auricular (FA) y riesgo de demencia -> La FA conlleva un aumento del riesgo de deterioro cognitivo y demencia, con o sin una historia previa de accidente cerebrovascular. Se requieren estudios adicionales para dilucidar la relación entre la FA y los subtipos de demencia, así como la causa de la deficiencia cognitiva.
Ann Intern Med, 5/03/2013 "Cognitive Impairment Associated With Atrial Fibrillation: A Meta-analysis".
La fibrilación auricular (FA) se ha relacionado con un mayor riesgo para el deterioro cognitivo y la demencia. El propósito es completar un meta-análisis de los estudios que examinan la asociación entre FA y el deterioro cognitivo. Fuentes de datos: Búsqueda en MEDLINE, PsycINFO, Cochrane Library, CINAHL, EMBASE y búsquedas manuales y de referencias de artículos. Selección de los estudios: Estudios prospectivos y no prospectivos con informaron de estimaciones ajustadas de riesgo para la asociación entre FA y el deterioro cognitivo. Extracción de datos: Dos investigadores extrajeron de forma independiente los datos sobre las características del estudio, las estimaciones de riesgo, métodos de FA y comprobación de resultados y la calidad metodológica. Síntesis de los datos: Veintiún estudios fueron incluidos en el meta-análisis. La fibrilación auricular se asoció significativamente con un mayor riesgo de deterioro cognitivo en pacientes con accidente cerebrovascular sucedido por primera vez o recurrente (riesgo relativo [RR], 2,70 [95% CI, 1,82 a 4,00]), así como en una población más amplia incluyendo pacientes con o sin antecedentes de accidente cerebrovascular (RR, 1,40 [IC, 1,19 a 1,64]). La asociación de este último grupo se mantuvo significativamente independiente de la historia de accidente cerebrovascular (RR, 1,34 [IC, 1,13 a 1,58]). Sin embargo, hubo heterogeneidad significativa entre los estudios de la población en general (I 2 = 69,4%). Limitando el análisis a los estudios prospectivos arroja resultados similares (RR, 1,36 [IC, 1,12 a 1,65]). La restricción del análisis a los estudios de demencia eliminó la heterogeneidad significativa (P = 0,137), pero no alteró la estimación combinada sustancialmente (RR, 1,38 [IC, 1,22 a 1,56]). Limitaciones: Existe un sesgo debido a factores de confusión en los estudios observacionales. Hubo heterogeneidad significativa entre los estudios incluidos. Los autores concluyen que la evidencia sugiere que la FA está asociada con un mayor riesgo para el deterioro cognitivo y demencia, con o sin una historia de accidente cerebrovascular clínico. Se requieren estudios adicionales para dilucidar la relación entre la FA y los subtipos de demencia, así como la causa de la deficiencia cognitiva.

Fecha publicación  
06-03-2013




Informe de consenso sobre el uso apropiado de los dispositivos electrónicos implantables cardiacos -> Dada la creciente utilización de estos dispositivos, diversas sociedades científicas de US han consensuado sus condiciones de uso.
J Am Coll Cardiol, 02/2013 "ACCF/HRS/AHA/ASE/HFSA/SCAI/ SCCT/SCMR 2013 Appropriate Use Criteria for Implantable Cardioverter-Defibrillators and Cardiac Resynchronization Therapy".
Informe sobre el uso apropiado de los dispositivos electrónicos implantables de la American College of Cardiology Foundation Appropriate Use Criteria Task Force, Heart Rhythm Society, American Heart Association, American Society of Echocardiography, Heart Failure Society of America, Society for Cardiovascular Angiography and Interventions, Society of Cardiovascular Computed Tomography, and Society for Cardiovascular Magnetic Resonance. El crecimiento explosivo de los dispositivos electrónicos implantables cardíacos ha impulsado el lanzamiento de criterios para orientar su uso. Los nuevos criterios de uso apropiado se dirigen a seis áreas: DAI para la prevención secundaria, los CDI para prevención primaria, las comorbilidades, la terapia de resincronización cardiaca (TRC), el reemplazo del generador, y los DCI de doble frente a una sola cámara.

Fecha publicación  
05-02-2013




Eficacia del bupropión para dejar de fumar durante el ingreso por infarto agudo de miocardio (IAM) -> Ensayo clínico no encuentra eficacia del bupropion en los fumadores hospitalizados con IAM para dejar de fumar.
J Am Coll Cardiol, 05/02/2013 "Bupropion for Smoking Cessation in Patients Hospitalized With Acute Myocardial InfarctionA Randomized, Placebo-Controlled Trial".
El objetivo de este estudio fue examinar las tasas de tabaquismo entre los fumadores que tienen un infarto agudo de miocardio (IAM), para determinar si el bupropión les puede ayudar a dejar de fumar comenzando a tomarlo en el hospital, y si es seguro y puede mejorar las tasas de abandono a 1 año. El bupropion duplica las tasas de abandono en los fumadores sanos y en pacientes con enfermedad cardiovascular estable. Aunque dos ensayos anteriores se examinaron el uso de bupropión en pacientes hospitalizados con enfermedad cardiovascular aguda, estos estudios no han sido concluyentes en cuanto a su seguridad y eficacia en pacientes con infarto agudo de miocardio (IAM). Métodos: Estudio multicéntrico aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo, en fumadores hospitalizados con IAM. Los participantes recibieron bupropión o placebo durante 9 semanas y fueron seguidos durante 12 meses. Ambos grupos recibieron asesoramiento de baja intensidad. La prevalencia de la abstinencia fue evaluada por llamada y validación bioquímica de monóxido de carbono espirado. Resultados: Un total de 392 pacientes fueron asignados al azar (edad media de 53,9 ± 10,3 años), el 83,5% eran hombres; 64,9% con elevación del segmento ST del infarto de miocardio). Los pacientes fumadores fumaban una media de 23,2 ± 10,6 cigarrillos / día durante una media de 32,9 ± 12,4 años. A los 12 meses, las tasas de prevalencia de abstinencia fueron del 37,2% en el grupo tratado con bupropión y 32,0% en el grupo placebo (p = 0,33; % diferencia después de ajustar por las diferencias entre centro de un 3,9%). Las tasas de abstinencia continuada fueron del 26,8% y 22,2%, respectivamente (p = 0,34). Las principales tasas de eventos adversos cardíacos fueron similares (13,0% vs 11,0%, respectivamente, p = 0,64). Los autores concluyen que dos tercios de los pacientes vuelven a fumar a los 12 meses tras el IAM. El bupropión es bien tolerado y parece que su uso es seguro en el periodo inmediato post-IAM. Sin embargo, el bupropión no es eficaz para dejar de fumar en pacientes post-IAM.

Fecha publicación  
02-02-2013 (B)




Eficacia de la administración de diuréticos por enfermera según protocolo a pacientes ingresados con insuficiencia cardiaca aguda descompensada (ICAD) -> La dosificación del diurético según protocolo para los pacientes ingresados por ICAD mejora la pérdida de peso y puede reducir los reingresos en 30 días, a costa de aumentar la duración del ingreso.
Congest Heart Fail, 24/01/21013 "A Diuretic Protocol Increases Volume Removal and Reduces Readmissions Among Hospitalized Patients With Acute Decompensated Heart Failure".
A pesar del amplio uso de los diuréticos de asa para tratar la insuficiencia cardiaca aguda descompensada (ICAD), son escasos los datos sólidos que apoyen su rol y la estrategia óptima en la dosis. Este análisis tiene como objetivo comparar los resultados clínicos de los pacientes ingresados por ICAD que recibieron una dosis de diurético por protocolo con los que recibieron el tratamiento con diuréticos habitual. Se realizó una revisión de registros médicos observacional para comparar el uso de un protocolo diurético administrado por enfermera con la dosificación habitual de diurético en los pacientes ingresados por ICAD durante un período de 1 año. Usando un modelo de puntuación de propensión, se hicieron comparaciones entre los grupos para la pérdida de total de peso, duración del ingreso, reingresos a los 30 días, mortalidad hospitalaria, mortalidad a 30 días, y la insuficiencia renal aguda. Sesenta y ocho de los 596 pacientes ingresados por ICAD durante el período de estudio recibieron el protocolo diurético. El uso del protocolo se asoció con una pérdida de peso adicional 2,63 kg (P = 0,003), con una tendencia hacia el aumento de duración del ingreso comparación con los pacientes que recibieron la atención habitual (p = 0,097). Sin embargo, los pacientes que recibieron el protocolo tenían un riesgo significativamente menor de readmisión en 30 días (OR = 0,46, 95% intervalo de confianza, 0.22 a 0.95). El uso del protocolo no se asoció con diferencias significativas en la insuficiencia renal, la mortalidad hospitalaria o mortalidad a los 30 días. La dosificación del diurético según protocolo para los pacientes ingresados por ICAD mejora la pérdida de peso y puede reducir los reingresos en 30 días, a costa de aumentar potencialmente la duración del ingreso.

Fecha publicación  
02-02-2013 (A)




Proporción de pacientes con diagnósticos graves de enfermedades frecuentes que reingresa en menos de 1 mes tras el alta-> Según datos de Medicare (EEUU) entre 2007 y 2009, la proporción de pacientes readmitidos por la misma condición fue del 35,2% después de la hospitalización por insuficiencia cardiaca, del 10,0% después de la hospitalización por infarto agudo de miocardio, y del 22,4% después de la hospitalización por neumonía. Se observaron escasas diferencias por edad, el sexo o la raza.
JAMA, 23/01/2013 "Diagnoses and Timing of 30-Day Readmissions After Hospitalization for Heart Failure, Acute Myocardial Infarction, or Pneumonia".
Las estrategias destinadas a orientar mejor la reducción de las altas tasas de readmisión de 30 días después de la hospitalización por insuficiencia cardiaca (IC), infarto agudo de miocardio (IM) o neumonía, precisa de más información acerca del diagnóstico de readmisión, el momento de la readmisión y la relación de ambos con la edad del paciente, el sexo y la raza. El objetivo de este estudio es examinar los periodos y diagnósticos de readmisión entre los beneficiarios de Medicare readmitidos dentro de los los 30 días después de la hospitalización por insuficiencia cardiaca, infarto agudo de miocardio o neumonía. Se analizaron los pacientes de Medicare entre 2007-2009 para identificar patrones de readmisión de 30 días por paciente, las características demográficas y el periodo después de la hospitalización por insuficiencia cardiaca, infarto agudo de miocardio o neumonía. Los diagnósticos de reingreso fueron categorizados utilizando una versión agregada de los Centers for Medicare & Medicaid Services' Condition Categories al alta. Se examinaron el porcentaje de reingresos a los 30 días que se produjeron cada día (0-30) después del alta, los diagnósticos más comunes de readmisión que se produjeron durante períodos acumulados (días 0-3, 0-7, 0-15, y 0 - 30) y los períodos consecutivos (días 0-3, 4-7, 8-15 y 16-30) después de la hospitalización, tiempo medio hasta la readmisión para diagnósticos comunes, así como la relación entre las características demográficas de pacientes y diagnósticos de readmisión y los periodos. Resultados: Desde 2007 hasta 2009, se identificaron 329.308 reingresos antes de 30 días de 1.330.157 hospitalizaciones por IC (24,8% readmitidas), 108.992 reingresos antes de 30 días de 548.834 hospitalizaciones por IM agudo (19,9% readmitidas), y 214.239 reingresos antes de 30 días de 1.168.624 hospitalizaciones por neumonía (18,3% readmitidas). La proporción de pacientes readmitidos por la misma condición fue del 35,2% después de la hospitalización por IC, un 10,0% después de la hospitalización por IM agudo, y el 22,4% después de la hospitalización por neumonía. De todos los reingresos a los 30 días de hospitalización, la mayoría ocurrieron dentro de los 15 días de hospitalización: el 61,0% de la cohorte de IC; el 67,6% de la cohorte de IM agudo, y el 62,6%, de la cohorte de neumonía. El amplio espectro de diagnósticos de readmisión fue muy similar en ambos períodos acumulados y consecutivos después del alta. El tiempo medio para la readmisión de 30 días fue de 12 días para los pacientes inicialmente ingresados por IC, 10 días para los pacientes inicialmente ingresados por infarto agudo de miocardio, y 12 días para los pacientes inicialmente ingresados por neumonía y fue comparable con los diagnósticos de readmisión comunes. Ni los diagnósticos de readmisión ni el tiempo variaron sustancialmente según la edad, el sexo o la raza. Los autores concluyen que entre los beneficiarios de Medicare hospitalizados por insuficiencia cardiaca, infarto agudo de miocardio o neumonía, los reingresos antes de 30 días fueron frecuentes durante todo el mes después de la hospitalización, con un espectro similar de diagnósticos de readmisión sin importar la edad, el sexo, la raza o tiempo después del alta.

Fecha publicación  
24-01-2013




Utilidad del extracto de semillas de castaño de indias para los síntomas de la insuficiencia venosa crónica -> El extracto de semillas de castaño de indias normalizado a escina reduce el dolor en las piernas, hinchazón (edema), prurito (picazón) y la sensación de tensión, con pocos efectos secundarios, cuando se toma por periodos de hasta 4 meses.
Rev Cochram, 12/2012 "Horse chestnut seed extract for long-term or chronic venous insufficiency".
La mala circulación sanguínea en las venas de las piernas, conocido como insuficiencia venosa crónica es un problema de salud común, sobre todo con el envejecimiento. Puede causar dolor en las piernas, hinchazón (edema), picazón (prurito) y tensión, así como el endurecimiento de la piel (dermatosclerosis) y fatiga. Ayuda el uso de medias de compresión, pero las personas pueden encontrarlas ellos incómodo y no siempre las usan. El extracto de semillas de castaño de indias (Aesculus hippocastanum L.) es una planta medicinal utilizada para la insuficiencia venosa. Diecisiete ensayos controlados aleatorios fueron incluidos en la revisión. En todos los ensayos el extracto fue normalizado a la escina, que es el componente activo principal del extracto de semillas de castaño de Indias. En general, los ensayos indicaron una mejora en los síntomas de dolor de piernas, edema y prurito con extracto de semillas de castaño de Indias cuando se toma en forma de cápsulas de dos a 16 semanas. Seis estudios controlados con placebo (543 participantes) informaron una reducción clara de dolor en la pierna cuando el extracto de hierbas se comparó con placebo. Resultados similares fueron reportados para el edema, el volumen de la pierna, la circunferencia de la pierna y prurito. Los otros estudios que compararon el extracto con rutósidos (cuatro ensayos), el Pycnogenol (un ensayo) o las medias de compresión (dos ensayos) no informaron diferencias significativas entre los tratamientos para el dolor en la pierna o en una puntuación de los síntomas que incluyen el dolor en las piernas. El extracto de hierbas fue equivalente a rutósidos, pycnogenol y la compresión en todos los otros síntomas, con la excepción de que era inferior a pycnogenol sobre el edema. Los eventos adversos informados (14 ensayos) fueron leves y poco frecuentes. Entre ellos molestias gastrointestinales, mareos, náuseas, dolor de cabeza y prurito, a partir de seis estudios.

Fecha publicación  
21-01-2013




Ventajas del carvedilol sobre otros beta-bloqueantes beta-1 selectivos en la insuficiencia cardiaca (IC) e infarto de miocardio (IM) -> El carvedilol es más eficaz en la reducción de la mortalidad por todas las causas en los pacientes con IC e IM que otros fármacos del mismo grupo como el atenolol, bisoprolol, metoprolol o nebivolol.
Am J Cardiol, 07/01/2013 "Meta-Analysis of Carvedilol Versus Beta 1 Selective Beta-Blockers (Atenolol, Bisoprolol, Metoprolol, and Nebivolol)".
Debido a que el carvedilol es el único bloqueante vasodilatador β (BB) que ejerce actividad antioxidante y efectos pleiotrópicos, se teorizó sobre la posibilidad de que pueda conferir efectos beneficiosos más potentes sobre la mortalidad y morbilidad cardiovascular en el infarto agudo de miocardio (IAM) y la insuficiencia cardiaca (IC). Se ha realizado una revisión sistemática y meta-análisis de ensayos con asignación al azar, controlados,  de comparación directa que incluyeron adultos que recibieron atenolol, bisoprolol, metoprolol, nebivolol, o carvedilol para evaluar los efectos del carvedilol en comparación con otros BBs sobre la mortalidad, eventos cardiovasculares y reingresos en el hospital en el contexto de IAM o IC sistólica. En comparación con β1 selectivos BBs utilizados en IC (8 ensayos, n = 4563), el carvedilol redujo significativamente la mortalidad por todas las causas (riesgo relativo 0,85, 95% intervalo de confianza 0,78 a 0,93, p = 0,0006). En 3 ensayos de pacientes con IAM (n = 644), el carvedilol redujo significativamente la mortalidad por cualquier causa en un 45% (modelo de efectos fijos: cociente de riesgo 0,55, 95% intervalo de confianza 0,32 a 0,94, p = 0,03; en modelo de efectos aleatorios: razón de riesgo 0,56, 95% intervalo de confianza 0,26 a 1,12, p = 0,10), sin reducción del IM no fatal (riesgo relativo 0,61, 95% intervalo de confianza 0,31 a 1,22, p = 0,16). Los autores concluyen que el carvedilol, en comparación con el atenolol, bisoprolol, metoprolol y nebivolol, en ensayos clínicos de comparación directa, redujo significativamente la mortalidad por todas las causas en pacientes con IC sistólica. Además, el carvedilol redujo significativamente la mortalidad por todas las causas en comparación con β1 selectivos en pacientes con IAM utilizando el modelo de efectos fijos, pero no con el modelo de efectos aleatorios.

Fecha publicación  
23-12-2012




Dgoxina en la fibrilación auricular (FA) y mortalidad -> La digoxina se asocia con un aumento significativo de la mortalidad por cualquier causa en pacientes con FA, independientemente del sexo o de la presencia o ausencia de insuficiencia cardica.
Eur Heart J, 27/11/2012, "Increased mortality among patients taking digoxin-analysis from the AFFIRM study".
La digoxina se utiliza con frecuencia para controlar la frecuencia de la fibrilación auricular (FA). Sin embargo, se ha asociado con una mayor mortalidad. No está claro si la digoxina en sí es responsable del aumento de la mortalidad (efecto de drogas tóxicas) o si se prescribe a los pacientes más enfermos con la mayor mortalidad inherente a sus comorbilidades. El objetivo del estudio es determinar la relación entre la digoxina y la mortalidad en pacientes con FA. Fue evaluada la asociación entre la digoxina y la mortalidad los pacientes incluidos del ensayo AF Follow-Up Investigation of Rhythm Management (AFFIRM) mediante modelos multivariables de riesgo proporcional de Cox. Los análisis se realizaron en todos los pacientes y en subconjuntos de acuerdo con la presencia o ausencia de la insuficiencia cardíaca (IC), definida por una historia de IC y / o una fracción de eyección <40%. Resultados: La digoxina se asoció con un aumento en la mortalidad por todas las causas [hazard ratio estimado (EHR) 1,41, 95% intervalo de confianza (IC) 1,19-1,67, P <0,001], la mortalidad cardiovascular (EHR 1,35, IC 95% 1.06-1.71, P = 0,016), y la mortalidad por arrítmias (EHR 1,61, IC 95% 1.12-2.30, p = 0,009). La mortalidad por todas las causas aumentó con digoxina en pacientes con o sin IC (EHR 1,37, IC 95% 1.05-1.79, p = 0,019 y EHR 1,41, IC 95% 1.09-1.84, p = 0,010, respectivamente). No hubo diferencias significativas de género en los tratados con digoxina en la mortalidad por todas las causas (P = 0,70) o cardiovascular (p = 0,95) de mortalidad. Los autores concluyen que la digoxina se asocia con un aumento significativo de la mortalidad por cualquier causa en pacientes con FA después de corregir por las características clínicas y comorbilidades, independientemente del sexo o de la presencia o ausencia de IC. Estos hallazgos ponen en tela de juicio el uso generalizado de la digoxina en pacientes con FA.

Fecha publicación  
13-12-2012




El beneficio de la dieta saludable en prevención secundaria -> Los pacientes con enfermedad cardiovascular o diabetes que consumen una dieta saludable (además de su medicación habitual), tienen un riesgo menor de muerte cardiovascular, infarto de miocardio, insuficiencia cardiaca o ictus, respecto de los que no consumen dicha dieta saludable.
Circulation, 4/12/2012, "Relationship Between Healthy Diet and Risk of Cardiovascular Disease Among Patients on Drug Therapies for Secondary Prevention. A Prospective Cohort Study of 31 546 High-Risk Individuals From 40 Countries".
La calidad de la dieta está fuertemente relacionada con la enfermedad cardiovascular (ECV), pero poco se sabe acerca de su impacto sobre los eventos cardiovasculares en personas mayores con alto riesgo de enfermedad cardiovascular y que reciben fármacos eficaces para la prevención secundaria. Este estudio evalúa la asociación entre la dieta y la calidad de los eventos cardiovasculares en una población de sujetos procedentes de 40 países con ECV o diabetes mellitus con lesión de órganos diana que toman medicamentos probados. Fueron estudiados un total de 31.546 mujeres y hombres 66,5 ± 6,2 años de edad incluidos en 2 ensayos aleatorizados, el Ongoing Telmisartan Alone and in Combination With Ramipril Global End Point Trial (ONTARGET) y el Telmisartan Randomized Assessment Study in ACEI Intolerant Subjects With Cardiovascular Disease (TRANSCEND). Se utilizaron dos índices: el Alternative Healthy Eating Index modificado y el Diet Risk Score. La asociación entre la calidad de la dieta y el resultado primario compuesto de muerte cardiovascular, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular o insuficiencia cardiaca congestiva se valoró mediante regresión de riesgos proporcionales de Cox con ajuste para la edad, el sexo, la asignación de inclusión en el ensayo, la región y otros factores de confusión conocidos. Durante los 56 meses de seguimiento, hubo 5.190 eventos. Los pacientes en los quintiles más saludables de la escala modificada Alternative Healthy Eating Index tenían un riesgo significativamente menor de enfermedad cardiovascular (razón de riesgo, 0,78, 95% intervalo de confianza, 0.71-0.87, superior en comparación con el quintil más bajo del modificado Alternative Healthy Eating Index). Las reducciones en el riesgo de muerte cardiovascular, infarto de miocardio y accidente cerebrovascular fueron 35%, 14% y 19%, respectivamente. La asociación protectora fue coherente independientemente de si los pacientes estaban recibiendo fármacos probados. Los autores concluyen que, una dieta de mayor calidad se asoció con un menor riesgo de recurrencia de eventos cardiovasculares en personas ≥ 55 años de edad con enfermedad cardiovascular o diabetes mellitus. El destacar la importancia de una alimentación sana por profesionales de la salud reduciría sustancialmente la recidiva ECV y salvaría vidas a nivel mundial.

Fecha publicación  
24-11-2012




Los ensayos clínicos encuentran repetidamente que la angioplastia primaria es superior a la fibrinólisis en el infarto con elevación del segmento ST. Sin embargo, los meta-análisis de registros muestran que la angioplastia primaria y fibrinólisis tienen resultados similares de supervivencia en la población. Este estudio encuentra que la preferencia de los clínicos para el tratamiento de algunos pacientes de alto riesgo puede cambiar sustancialmente la mortalidad, así, considerando la asignación diferencial de los pacientes de alto riesgo, la angioplastia primaria tiene una menor mortalidad.
Circ Cardiovasc Qual Outcomes, 13/11/2012, "Why Does Primary Angioplasty Not Work in Registries? Quantifying the Susceptibility of Real-World Comparative Effectiveness Data to Allocation Bias". 
Los meta-análisis (investigación de efectividad comparativa) muestran que la angioplastia primaria y fibrinólisis tienen resultados equivalentes en la supervivencia real. Sin embargo, los ensayos aleatorios y controlados constantemente encuentran que la angioplastia primaria es superior. Podría ser que la asignación desigual de los pacientes de alto riesgo hayan enmascarado los beneficios de la angioplastia? Este estudio construyó un modelo para demostrar el efecto potencial de sesgo de asignación. A continuación, analizó los registros publicados (55.022 pacientes) para la asignación de los pacientes de alto riesgo (clase Killip ≥ 1) y determinar si la elección de la terapia de reperfusión se vio afectado por el nivel de riesgo del paciente. Se utilizó la meta-regresión para examinar la relación entre las diferencias en la asignación de paciente de alto riesgo a la angioplastia primaria o fibrinolisis y la mortalidad. El modelado inicial sugiere que los resultados del registro son sensibles al sesgo en la asignación de pacientes de alto riesgo. A través de los registros, la terapia de recibir el exceso de pacientes de alto riesgo de mortalidad fue significativamente peor. La desigual distribución del estado de alto riesgo representó la mayor parte de la varianza entre-registros (ajustado R2meta = 83,1%). En el cómputo para la asignación diferencial de los pacientes de alto riesgo, la angioplastia primaria dio una mortalidad del 22% menor (odds ratio, 0,78, 95% intervalo de confianza, 0.64-0.97, p = 0,029). Se deriva de una fórmula, llamada el número necesario a abolir, resaltando las situaciones en las cuales los estudios comparativos de eficacia son particularmente vulnerables a este sesgo. Los autores concluyen que en el infarto de miocardio con elevación del segmento ST, la preferencia de los clínicos para el tratamiento de algunos pacientes de alto riesgo pueden cambiar sustancialmente la mortalidad. La investigación de efectividad comparativa de cualquier enfermedad es vulnerable a esto, en especial las enfermedades con una inmediata identificación de subgrupos de alto riesgo que los médicos prefieren asignar a una terapia. Por esta razón, las indicaciones preliminares de registros basados en la investigación de efectividad comparativa deben ser definitivamente probadas por estudios clínicos aleatorizados y controlados. http://circoutcomes.ahajournals.org/content/early/2012/11/13/CIRCOUTCOMES.112.966853.abstract

Fecha publicación  
24-11-2012




Ejercicio físico protege del desarrollo de la insuficiencia cardiaca ->En los adultos mayores sin insuficiencia cardiaca, la probabilidad de desarrollarla se reduce al aumentar su actividad física.
J Am Coll Cardiol, 11/2012, "Physical Activity, Change in Biomarkers of Myocardial Stress and Injury, and Subsequent Heart Failure Risk in Older AdultsONLINE FIRST".
El objetivo de este estudio fue evaluar la asociación entre la actividad física y los cambios en los niveles de la troponina de alta sensibilidad T (cTnT) y N-terminal-péptido natriurético tipo pro B (NT-proBNP), y el riesgo subsiguiente de la evolución de la insuficiencia cardiaca (IC) en adultos mayores residentes en la comunidad. Antecedentes: Los altos niveles basales de cTnT y NT-proBNP y aumentan con el tiempo se correlacionan con el riesgo de insuficiencia cardiaca en los adultos mayores. No se han determinado los factores que modifican estos niveles. Fueron medidos los niveles de NT-proBNP y cTnT al inicio del estudio y de 2 a 3 años más tarde en los adultos de 65 años de edad y libres de IC al participar en el Estudio de Salud Cardiovascular. La autovaloración del estado de actividad física y el ritmo de la marcha se combinaron en una puntuación compuesta. Se definió el aumento para el NT-proBNP como un incremento> 25% del valor basal de ≥ 190 pg / ml y para el cTnT como un incremento > 50% del valor basal en los participantes con niveles detectables (≥ 3 pg / ml). Resultados: Un total de 2.933 participantes sin IC tenían mediciones de NT-proBNP y cTnT. La probabilidad de un aumento de las concentraciones de biomarcadores entre el valor inicial y las visitas de seguimiento se relacionó inversamente con la puntuación de actividad física. En comparación con los participantes con la puntuación más baja, los que tuvieron la puntuación más alta presentaron una odds ratio de 0,50 (intervalo de confianza del 95%: 0,33 a 0,77) para un aumento de NT-proBNP y un odds ratio de 0,30 (IC del 95%: 0,16 a 0,55) para un aumento de la cTnT, después de ajustar por comorbilidades y los niveles de línea de base. Una puntuación mayor de actividad se asoció con una menor incidencia de IC a largo plazo. Además, en cada nivel de actividad, un aumento en cualquiera de biomarcadores identificados tenían mayor riesgo. Los autores concluyen que estos resultados sugieren que la actividad física moderada tiene efectos protectores sobre los fenotipos de insuficiencia cardíaca, la prevención de lesión cardíaca y la activación neurohormonal.

Fecha publicación  
10-11-2012




La aspirina no reduce significativamente la recurrencia de tromboembolismo venoso en pacientes que completaron la terapia anticoagulante inicial, pero reduce la tasa de otros eventos vasculares como el infarto de miocardio, el accidente cerebrovascular o la muerte cardiovascular, sin aumentos de sangrado.
(Fecha publicación: 10-11-2012)
N Engl J Med, 10/11/2012, "Low-Dose Aspirin for Preventing Recurrent Venous Thromboembolism".
Los pacientes que han sufrido un primer episodio de tromboembolismo venoso espontáneo tienen un alto riesgo de recurrencia después de terminar lo el tatamiento anticoagulante. La aspirina puede ser eficaz en la prevención de la recurrencia de tromboembolismo venoso espontáneo. En este ensayo se asignó aleatoriamente a 822 pacientes que habían completado el tratamiento anticoagulante inicial, después de un primer episodio de tromboembolismo espontáneo, a recibir aspirina a dosis de 100 mg al día o placebo durante un máximo de 4 años. El resultado primario fue la recurrencia de tromboembolismo venoso. Resultados: Durante una mediana de seguimiento de 37,2 meses, se observó recurrencia del tromboembolismo venoso en 73 de 411 pacientes asignados a placebo y en 57 de 411 asignados a la aspirina (una tasa de 6,5% anual frente al 4,8% al año, cociente de riesgo con aspirina, 0,74; intervalo de confianza del 95% [IC]: 0,52 a 1,05; P = 0,09). La aspirina redujo la tasa de los dos resultados compuestos secundarios pre-especificados: la tasa de tromboembolismo venoso, infarto de miocardio, ictus y muerte cardiovascular se redujo en un 34% (una tasa de 8,0% por año con placebo frente a 5,2% por año con aspirina; razón de riesgo con aspirina, 0,66, 95% CI, 0,48 a 0,92; P = 0,01) y la tasa de tromboembolismo venoso, infarto de miocardio, ictus, hemorragia grave y muerte por cualquier causa se redujo en un 33% (hazard ratio, 0,67 IC 95%, 0,49 a 0,91; P = 0,01). No hubo diferencias significativas entre los grupos en las tasas de episodios de sangrado mayor o no mayor clínicamente relevantes (tasa de 0,6% por año con placebo frente a 1,1% por año con aspirina, P = 0,22) o eventos adversos graves. Los autores concluyen que la aspirina, en comparación con el placebo, no reduce significativamente la tasa de recurrencia de tromboembolismo venoso pero produce una reducción significativa en la tasa de eventos vasculares mayores, con mayor beneficio clínico. Estos resultados corroboran la evidencia anterior de un beneficio terapéutico de la aspirina cuando se administra a los pacientes después de la terapia anticoagulante inicial para un primer episodio de tromboembolismo espontáneo.

Fecha publicación  
27-10-2012




Síndrome coronario agudo (SCA) y depresión -> El tratamiento de la depresión después de un SCA mediante psicoterapia, antidepresivos o ambos mejora la calidad de vida y reduce el total de costes sanitarios en más de un 40%, resultando rentable en casi todas las circunstancias.
Arch Intern Med, 10/2012, "Cost-effectiveness of Enhanced Depression Care After Acute Coronary Syndrome: Results From the Coronary Psychosocial Evaluation Studies Randomized Controlled Trial".
La depresión después de un síndrome coronario agudo (SCA) afecta a 2 de cada 5 pacientes y es uno de los predictores psicosociales más importantes de un peor pronóstico cardiovascular. En el ensayo controlado y randomizado Coronary Psychosocial Evaluation Studies (COPES) , se comparó la eficacia de la atención a la depresión mayor que comprendía, según la preferencia del paciente, la psicoterapia, el uso de antidepresivos o ambos, mediante el uso de un algoritmo de atención escalonada, con el cuidado habitual en pacientes con SCA y persistencia de los síntomas depresivos 3 meses después del evento. A los 6 meses el ensayo demostró que el cuidado de la depresión mayor mejora la satisfacción del paciente con el tratamiento y reducción de los síntomas depresivos. Sin embargo, el impacto de la intervención sobre la salud relacionada con la calidad de vida, utilización de servicios de salud y el coste-efectividad no ha sido evaluada. Para ayudar a entender estos aspectos y fundamentar la toma de decisiones, se realizó un análisis de coste-efectividad del tratamiento de la depresión mayor en pacientes con SCA y persistencia de los síntomas depresivos utilizando los resultados de la prueba COPES.

Fecha publicación  
30-09-2012




Reciente revisión Cochrane encuentra que las intervenciones de gestión de casos, que por lo general implican un seguimiento telefónico por una enfermera especializada, ayuda a disminuir la mortalidad por todas las causas y los reingresos hospitalarios por insuficiencia cardiaca crónica. Los resultados son mejores que el seguimiento en clínica de insuficiencia cardiaca y las intervenciones multidisciplinares.
Rev Cochram, 12/09/2012, "Clinical service organisation for heart failure".
Fueron incluidos 25 ensayos (5.942 personas). Las intervenciones se clasificaron en: (1) las intervenciones de gestión de casos (intensificación del seguimiento de los pacientes después del alta a menudo con seguimiento telefónico y visitas a domicilio), (2) las intervenciones clínicas con seguimiento en una clínica de insuficiencia cardiaca crónica (ICC) y (3) las intervenciones multidisciplinares (enfoque holístico controlando el espacio entre el ingreso hospitalario y el alta al hogar por un equipo). Intervenciones de gestión de casos se asociaron con una reducción en la mortalidad por cualquier causa a los 12 meses de seguimiento, OR 0,66 (IC del 95%: 0,47 a 0,91, pero no a los seis meses. No se observaron reducciones en las muertes por causas cardiovasculares o ICC. Sin embargo, las intervenciones de gestión de casos redujeron los reingresos relacionados con la ICC a los seis meses (OR 0,64, IC del 95%: 0,46 a 0,88, P = 0,007) y a los 12 meses de seguimiento (OR 0,47, IC del 95%: 0,30 a 0,76). El impacto de estas intervenciones sobre todas las admisiones hospitalarias fue evidente a los seis meses pero si a los 12 meses (OR 0,75, IC del 95%: 0,57 a 0,99, I 2 = 58%). Las intervenciones mediante seguimiento en clínica de ICC (para seis y 12 meses de seguimiento) encontró reducciones no significativas en la mortalidad por todas las causas, los ingresos relacionados con la ICC y los reingresos. En dos estudios que evaluaban las intervenciones multidisciplinares no se redujo la mortalidad, sin embargo se redujeron los reingresos por ICC y por todas las causas (OR 0,46, IC 95% 0.46-0.69 y 0.45, IC 95% 0.28-0.72, respectivamente). Los autores concluyen que hay pruebas de que los pacientes con ICC que han sido previamente ingresados por esta condición, las intervenciones tipo gestión de caso dirigido por una enfermera especialista en fallo cardiaco reduce reingresos relacionados la ICC después de 12 meses de seguimiento, así como los reingresos y la mortalidad por todas las causas. Aunque no es posible decir cuáles son los componentes óptimos del manejo de estas intervenciones, el seguimiento telefónico por la especialista en enfermería es un componente común. También las intervenciones multidisciplinares pueden ser eficaces en la reducción de los reingresos por ICC y por todas las causas. No hay pruebas para apoyar las intervenciones cuyo principal componente es el seguimiento en una clínica de ICC.

Fecha publicación  
14-09-2012




Prolongar un poco más de tiempo los intentos de reanimación puede salvar vidas durante un paro cardíaco dentro del hospital. En los hospitales de EEUU, el promedio de duración de la reanimación en los de menor duración fue de 16 minutos y los de mayor de 25 minutos, estos últimos con mejores resultados en recuperación y supervivencia al alta.
Lancet, 05/09/2012, "Duration of resuscitation efforts and survival after in-hospital cardiac arrest: an observational study".
Durante las paradas cardíacas intrahospitalarias, se desconoce hasta cuando se deben prolongar los esfuerzos de resucitación y cando deben terminar. Este estudio ha investigado si la duración de los intentos de reanimación varía entre los hospitales y si los pacientes de los hospitales en que la reanimación se intentó por más tiempo tuvieron mayores tasas de supervivencia que aquellos con menor duración de la reanimación. Entre 2000 y 2008, se identificaron 64.339 pacientes con paro cardíaco en 435 hospitales de Estados Unidos dentro del programa Get With The Guidelines—Resuscitation registry. Se calculó para cada hospital la mediana de duración de la reanimación antes de terminar los esfuerzos en los no sobrevivientes, como medida de la tendencia general del hospital. Se utilizaron modelos de regresión multinivel para evaluar la asociación entre la duración de los intentos de resucitación y la supervivencia ajustada por riesgo. Los principales criterios de valoración fueron la supervivencia inmediata con recuperación de la circulación espontánea durante el paro cardiaco y la supervivencia hasta el alta hospitalaria. 31.198 de 64.339 (48,5%) pacientes alcanzaron la vuelta a la circulación espontánea y 9.912 (15,4%) sobrevivieron al alta. Para los pacientes que alcanzaron retorno de la circulación espontánea, la mediana de duración de la reanimación fue de 12 min (IQR 6-21) en comparación con 20 minutos (14-30) para los no sobrevivientes. En comparación con los pacientes de los hospitales en el cuartil con los intentos de mediana de reanimación más corta en los no sobrevivientes (16 min [IQR 15-17]), los de los hospitales en el cuartil con los intentos más largos (25 min [25-28]) tuvieron una mayor probabilidad de recuperación de la circulación espontánea (razón de riesgo ajustada 1,12, IC del 95%: 1,06 -1 • 18, p <0,0001) y de la supervivencia hasta el alta (1,12, 1,02 -1 • 23; 0 • 021). Los autores concluyen que la duración de los intentos de reanimación varía entre hospitales. Aunque no pueden definir una duración óptima de los intentos de reanimación sobre la base de estos datos observacionales, los hallazgos sugieren que los esfuerzos para aumentar sistemáticamente la duración de la reanimación podría mejorar la supervivencia en esta población de alto riesgo.

Fecha publicación  
10-09-2012




En la enfermedad coronaria estable, la intervención coronaria percutánea (ICP) no obtiene mejores resultados que la terapia médica óptima (TMO) a excepción del alivio de la angina de pecho. La ICP no se asocia con un menor riesgo de mortalidad, muerte cardiovascular, infarto de miocardio no mortal, o revascularización en comparación con la (TMO).
Cir Cardiovasc Interv, 08/2012, "Percutaneous Coronary Intervention Versus Optimal Medical Therapy in Stable Coronary Artery Disease: A Systematic Review and Meta-Analysis of Randomized Clinical Trials".
El papel de la intervención coronaria percutánea (ICP) en el tratamiento de la enfermedad arterial coronaria estable sigue siendo controvertido. Teniendo en cuenta los avances en los tratamientos médicos y la tecnología de stent en la última década, hemos tratado de evaluar si la ICP, cuando se añade a la terapia médica, mejora los resultados en comparación con el tratamiento médico solo. Revisión sistemática y meta-análisis con búsqueda en PubMed, EMBASE,  bases de datos CENTRAL, hasta enero de 2012, para los ensayos clínicos aleatorizados que comparan revascularización con ICP a la terapia médica óptima (TMO) en pacientes con enfermedad coronaria estable. El resultado primario fue la mortalidad por todas las causas, y los resultados secundarios incluyeron la muerte cardiovascular, infarto no fatal de miocardio, revascularización posterior y ausencia de angina. Los análisis primarios se basaron en el seguimiento más largo disponible con análisis secundarios estratificados según la duración del ensayo, a corto plazo (≤ 1 año), medio plazo (1-5 años) y largo (≥ 5 años). Se identificaron 12 ensayos aleatorios clínicos que suman 7.182 participantes que cumplían los criterios de inclusión. Para los análisis primarios, en comparación con la TMO, el ICP no se asoció con una mejoría significativa en la mortalidad (riesgo relativo [RR], 0,85, IC 95%, 0,71-1,01), mortalidad cardiaca (RR, 0,71, IC 95%, 0.47- 1,06), infarto de miocardio no mortal (RR, 0,93, IC 95%, 0,70-1,24) o revascularización (RR, 0,93, IC 95%, 0,76-1,14), con resultados coherentes en todos los puntos temporales de seguimiento. El análisis de sensibilidad restringido a los estudios en los que hubo >50% de uso de stent mostró atenuación en el tamaño del efecto para todas las causas de mortalidad (RR, 0,93, IC 95%, 0.78 a 1.11) con ICP. Sin embargo, en la ausencia de angina de pecho había un resultado significativamente mejor con ICP, en comparación con el grupo TMO (RR, 1,20, IC 95%, 1,06 a 1,37), evidente en todos los puntos de tiempo de seguimiento. Los autores concluyen que en pacientes con enfermedad coronaria estable, la ICP, en comparación con la TMO, no redujo el riesgo de mortalidad total, muerte cardiovascular, infarto de miocardio no fatal o revascularización. La ICP, sin embargo, proporciona un mayor alivio de la angina en comparación con TMO solo. Recomiendan mayores estudios con suficiente poder para alcanzar conclusiones más sólidas.

Fecha publicación  
07-09-2012




Se ha publicado una nueva definición de infarto de miocardio impulsada por los resultados de ensayos sobre la troponina cardiaca de alta sensibilidad.
Eur Heart,, 24/08/2012, "Third universal definition of myocardial infarction".
El Writing Group on behalf of the Joint ESC/ACCF/AHA/WHF Task Force for the Universal Definition of Myocardial Infarction ha publicado una nueva definición de infarto de miocardio impulsada por los resultados de ensayos sobre la troponina cardiaca de alta sensibilidad (cTn). Los expertos del documento de consenso mantienen una controversia sobre el establecimiento de los niveles de cTn en los infartos de miocardio asociados a intervención coronaria percutánea (PCI) y cirugía de revascularización coronaria (CABG).

Fecha publicación  
31-08-2012




El síncope vasovagal o desmayo, tiene un fuerte componente genético que puede combinarse con factores ambientales que predisponen a la  enfermedad. Los familiares no gemelos tienen una baja prevalencia de desmayos, lo que sugiere que la herencia no es un fenómeno de un solo gen.
Neurology, 07/08/2012, "Evidence for genetic factors in vasovagal syncope. A twin-family study".
El síncope vasovagal (SVV) es el tipo más frecuente de síncope y un diagnóstico diferencial común de epilepsia. El papel de los factores genéticos en la SVV es motivo de debate. Este estudio en gemelos tiene como objetivo aclara esta cuestión, así como analizar la forma de herencia. Se seleccionaron 51 parejas de gemelos del mismo sexo en las que, al menos, habían presentado un síncope. Los gemelos fueron entrevistados vía telefónica mediante un cuestionario estandarizado. Se obtuvieron datos de sus historias clínicas. También se obtuvo información sobre los síncopes en los familiares de primer y segundo grado. Se observó una tendencia hacia una mayor concordancia por casos en los gemelos monocigóticos (MZ, 0.75) que en los gemelos dicigóticos (DZ, 0,50) para cualquier síncope (p = 0,06). Se encontró una fuerte concordancia entre gemelos MZ y DZ para desmayarse al menos dos veces sin relación con las circunstancias externas (0,71 vs 0,27, p = 0,018) y para el síncope asociado con los típicos desencadenantes vasovagales (0,62 vs 0,00, p <0,001). Doce de los 19 pares de gemelos MZ concordantes informaron que pocos o ningún otro miembro de la familia estaban afectados, mientras que 7 parejas informaron de múltiples parientes cercanos afectados. Los autores concluyen que el análisis proporciona una fuerte evidencia de la importancia de factores genéticos en el SVV. El análisis de las familias sugiere que la herencia compleja (múltiples genes ± factores ambientales), con algunas familias más raras con segregación de gen autosómico dominante.

Fecha publicación  
30-08-2012




Un análisis secundario del estudio HF-ACTION ha encontrado que un programa de ejercicio aeróbico disminuye modestamente los síntomas de depresión entre los pacientes crónicos y estables con insuficiencia cardiaca en comparación con la atención habitual. El programa no modificó la supervivencia.
JAMA, 01/08/2012, "Effects of Exercise Training on Depressive Symptoms in Patients With Chronic Heart Failure The HF-ACTION Randomized Trial".
La depresión es común en pacientes con enfermedad cardiaca, especialmente en pacientes con insuficiencia cardiaca, y se asocia con mayor riesgo de resultados adversos para la salud. Algunas evidencias sugieren que el ejercicio aeróbico puede reducir los síntomas depresivos, pero no han sido evaluados los efectos del ejercicio sobre la depresión en pacientes con insuficiencia cardiaca. Este ensayo multicéntrico, aleatorizado y controlado pretende conocer si el ejercicio puede mejorar los síntomas depresivos en comparación con la atención habitual en pacientes con insuficiencia cardiaca. Se incluyeron 2.322 pacientes estables, tratados por insuficiencia cardiaca en 82 clínicas de Estados Unidos, Canadá y Francia. Los pacientes que tenían una fracción de eyección ventricular izquierda del 35% o menos, pertenecían a las clases I a V de la New York Heart Association, y se había cumplimentado el Beck Depression Inventory II (BDI-II). Las puntuaciones de depresión tenían un rango entre 0 y 59, se consideraron clínicamente significativas las diferencias de puntuación de 14 o más puntos. Los participantes fueron aleatorizados al azar (1:1) entre 2003 y 2007, a ejercicio aeróbico supervisado (objetivo de 90 min / semana durante 1-3 meses seguidos de ejercicios en casa con el objetivo de ≥ 120 min / semana durante 4-12 meses) o para la educación y cuidado habitual de referencia de la insuficiencia cardiaca. Durante un seguimiento medio de 30 meses, 789 pacientes (68%) murieron o fueron hospitalizados en el grupo de atención habitual en comparación con 759 (66%) en el grupo de ejercicio aeróbico (hazard ratio [HR], 0,89; 95% IC, 0,81 a 0,99, p = 0,03). La mediana de la puntuación del BDI-II al inicio del estudio fue de 8, con un 28% de la muestra con puntuaciones de 14 o superiores. En comparación con la atención habitual, el ejercicio aeróbico produjo una reducción de la media las puntuaciones BDI-II a los 3 meses (ejercicio aeróbico, 8,95, IC 95%, 8,61 a 9,29 versus atención habitual, 9,70, IC 95%, 9,34 a 10,06; diferencia, -0,76; IC del 95%, -1,22 a -0,29, p = 0,002) y a los 12 meses (ejercicio aeróbico, 8,86, IC 95%, 8,67 a 9,24 versus atención habitual, 9,54, IC 95%, 9,15 a 9,92; diferencia, -0,68 IC del 95%, -1,20 a -0,16, p = .01). Los autores concluyen que respecto de la atención habitual, el entrenamiento produjo una reducción modesta en los síntomas depresivos, aunque el significado clínico de esta mejora es desconocida.

Fecha publicación  
07-08-2012




Los pacientes de alto riesgo con estenosis aórtica obtienen mejoras significativas en salud después de un año ya sea por técnica percutánea o por cirugía de reemplazo de la válvula aórtica. Además, los pacientes sometidos a implante de válvula aórtica transcatéter a través de la vía femoral, al mes, mejoraron más en las limitaciones físicas, sociales y calidad de vida, pero esta diferencia desapareció a los 6 meses después del procedimiento.
J Am Coll Cardiol, 07/2012, "Health-Related Quality of Life After Transcatheter Aortic Valve Replacement in Inoperable Patients With Severe Aortic Stenosis".
El reemplazo valvular aórtico percutáneo (RVAP) ha demostrado mejorar la supervivencia en comparación con la terapia estándar en pacientes con estenosis aórtica severa que no pueden someterse a cirugía. Hasta ahora no hay estudios controlados sobre los efectos de la RVAP en la salud relacionados con la calidad de vida. Este ensayo con asignación al azar compara la colocación de válvulas aórticas transcatéter a pacientes con estenosis aórtica severa sintomática que no eran candidatos para cirugía de reemplazo valvular con RVAP (n = 179) con la terapia estándar (n = 179). La calidad de vida relacionada con la salud se evaluó al inicio y al los 1, 6 y 12 meses mediante el Cuestionario de cardiomiopatía de Kansas City (QCCK) y el corto de 12 puntos de la Encuesta General de Salud (SF-12). La medida final primaria fue la puntuación resumen global del QCCK  (rango, 0-100; alto = mejor). Al inicio del estudio, las puntuaciones medias resumen QCCK (35 ± 20) y la puntuación SF-12  (28 ± 7) estaban deprimidos notablemente. Aunque la puntuación resumen QCCK mejoró respecto al valor basal en ambos grupos, el grado de mejoría fue mayor después de la RVAP comparación con el control al mes 1 (media de diferencia entre grupos, 13 puntos, 95% intervalo de confianza, 8.19, p <0,001) con mayores beneficios a los 6 meses (diferencia media, 21 puntos, 95% intervalo de confianza, 15-27; P <0,001) y 12 meses (diferencia media, 26 puntos, 95% intervalo de confianza, 19-33, p <0,001). A los 12 meses, los pacientes con RVAP también reportaron mayores puntuaciones SF-12 de salud física y mental con las diferencias de medias en comparación con la atención estándar de 5,7 y 6,4 puntos, respectivamente (p <0,001 para ambas comparaciones). Los autores concluyen que entre los pacientes inoperables con estenosis aórtica severa, en comparación con la atención estándar, la RVAP obtiene mejoras significativas en la salud relacionados con la calidad de vida, que se mantienen durante al menos 1 año.

Fecha publicación  
26-07-2012




Un estudio americano utilizando el registro nacional de pacientes hospitalizados de 2008 reveló un "efecto fin de semana" para los pacientes ingresados con fibrilación auricular. La mortalidad hospitalaria fue mayor y la probabilidad de cardioversión inferior en los pacientes ingresados el fin de semana en comparación con un día de labor.
Am J Cardiol, 15/07/2012, "Comparison of Outcomes of Weekend Versus Weekday Admissions for Atrial Fibrillation".
Estudios previos han identificado un "efecto fin de semana" en términos de un mal resultado para los pacientes hospitalizados con diversas condiciones médicas agudas. El objetivo del estudio es investigar si los ingresos de fin de semana por fibrilación auricular (FA) se traducen en peores resultados que los ingresados en los días laborables. En la base de datos nacional de pacientes hospitalizados de 2008 se identificaron un total de 86.497 pacientes con un diagnóstico primario de ingreso de FA. El uso del procedimiento de cardioversión de la FA el fin de semana fue menor que en un día laborable (7,9% vs 16,2%, p <0,0001; odds ratio 0.5, 95% intervalo de confianza 0,45 a 0,55, p <0,0001). Después de ajustar por las características del paciente, tipo de el hospital y la gravedad de la enfermedad, las probabilidades de morir fueron mayores para los pacientes admitidos el fin de semana (odds ratio 1,23, IC del 95% intervalo de confianza 1,03 a 1,51, p <0,0001). La duración de la estancia fue significativamente mayor para las admisiones de fin de semana. Los autores concluyen que los pacientes ingresados con FA los fines de semana tenían menos probabilidades de someterse a un procedimiento de cardioversión y mayores probabilidades de morir.

Fecha publicación  
18-07-2012




Los pacientes con ictus ingresados en hospitales ingleses del Servicio Nacional de Salud los fines de semana tienen menos probabilidades de recibir tratamientos urgentes y peores resultados en la calidad y seguridad de la atención.
Arch Neurol, 07/2012, "Dying for the WeekendA Retrospective Cohort Study on the Association Between Day of Hospital Presentation and the Quality and Safety of Stroke Care".
Estudio de cohorte retrospectivo para examinar la asociación entre el día del ingreso hospitalario y las mediciones de la calidad y la seguridad de la atención recibida por los pacientes con accidente cerebrovascular. Se incluyeron los pacientes ingresados en hospitales del Servicio Inglés de Salud con un accidente cerebrovascular (códigos I60-I64 de la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas Relacionados con la Salud, Décima Versión), desde el 1 de abril de 2009 al 31 de marzo de 2010. Los resultados de rendimiento en 5 de las 6 medidas utilizadas fueron significativamente menores en los fines de semana (nivel de confianza, 99%). Una de las mayores disparidades se observó en las tasas de los escáneres cerebrales en el mismo día, que fueron el 43,1% en fines de semana mientras que de lunes a viernes fueron el 47,6% (razón de probabilidad ajustada, 0,83 [IC del 95%, 0.81-0.86]). En particular, la tasa mortalidad intrahospitalaria a los 7 días para la admisión en domingo fue de 11,0% (odds ratio ajustado, 1,26 [IC del 95%, 1.16-1.37], con el lunes como referencia), en comparación con una media de 8,9% para de admisión de lunes a viernes. Los autores concluyen que, a nivel nacional, los pacientes con ictus ingresados en los fines de semana tienen menos probabilidades de recibir tratamientos urgentes y tienen peores resultados en una serie de indicadores. Los hallazgos sugieren que aproximadamente 350 muertes hospitalarias durante la primera semana de ingreso son potencialmente evitables cada año, y adicionalmente 650 personas podrían ser dados de alta dentro del plazo de 56 días si el rendimiento durante la semana se repitiera el fin de semana.

Fecha publicación  
16-07-2012




Los pacientes (Testigos de Jehová) que no reciben trasfusiones en la cirugía cardiaca no parecen tener mayor riesgo de complicaciones quirúrgicas o en la mortalidad a largo plazo.
Arch Intern Med, 07/2012, “Outcome of Patients Who Refuse Transfusion After Cardiac SurgeryA Natural Experiment With Severe Blood Conservation”.
Los Testigos de Jehová que se someten a cirugía cardiaca ofrecen un experimento natural único para evaluar los riesgos y beneficios de las trasfusiones de sangre en las intervenciones quirúrgicas. Este estudio  tiene como objetivo comparar la morbilidad y la supervivencia a largo plazo de los Testigos de Jehová sometidos a cirugía cardiaca con un grupo similar de pacientes que recibieron transfusiones. Un total de 322 Testigos de Jehová y 87.453 no Testigos fueron sometidos a cirugía cardiaca en el centro de estudio centro desde 1983 a 2011. Todos los Testigos de Jehová se negaron a las transfusiones de sangre. Entre los no-testigos de Jehová, 38.467 no recibieron transfusiones de sangre y 48.986 si recibieron. Los Testigos de Jehová tuvieron menos complicaciones agudas y menor duración de la estancia en el hospital que los pacientes que recibieron transfusiones: infarto de miocardio, un 0,31% frente al 2,8% (P = .01); operaciones adicionales para el sangrado, el 3,7% frente al 7,1% (p = 0,03); ventilación prolongada, un 6% frente al 16% (p <0,001), duración de la estancia en la unidad de cuidados intensivos (percentiles 15, 50 y 85), 24, 25 y 72 horas vs 24, 48, y 162 (P <0.001 ), y duración de la estancia hospitalaria (percentiles 15, 50 y 85), 5, 7 y 11 frente a 6, 8, y 16 días (P <.001). Los Testigos tenían una mejor supervivencia al 1 año (95; IC 95%, 93% -96%, frente al 89%, IC 95%, 87% -90%;. P = 007), pero similar en la supervivencia a los 20 años (34%; IC del 95%, 31% -38%, frente al 32% IC 95%, 28% -35%;. P = 90). Los autores concluyen que los pacientes (Testigos de Jehová) que no reciben trasfusiones en la cirugía cardiaca no parecen tener mayor riesgo de complicaciones quirúrgicas o en la mortalidad a largo plazo.

Fecha publicación  
24-06-2012




La prueba de caminata de 6 minutos (PC6M) puede predecir eventos cardiovasculares en pacientes con enfermedad coronaria estable. La adición a la PC6M de los factores de riesgo tradicionales mejora de la predicción del riesgo y es similar a la capacidad de esfuerzo en tapiz rodante.
Arch Intern Med, 06/2012, “Six-Minute Walk Test as a Prognostic Tool in Stable Coronary Heart DiseaseData From the Heart and Soul Study”.
El valor pronóstico de la prueba de caminata de 6 minutos (PC6M) en pacientes con enfermedad coronaria estable es desconocido. Este estudio trata de determinar si la PC6M es capaz de predecir eventos cardiovasculares en pacientes ambulatorios con enfermedad coronaria. Se midió la distancia de la PC6M y la capacidad de esfuerzo en tapiz rodante en 556 pacientes ambulatorios con enfermedad coronaria estable desde septiembre de 2000 hasta diciembre de 2002. Los participantes fueron seguidos durante una media de 8,0 años para los eventos cardiovasculares (insuficiencia cardiaca, infarto de miocardio y la muerte). Durante el seguimiento ocurrieron 218 eventos cardiovasculares en los participantes (39,2%). Los pacientes en el cuartil más bajo de la distancia de la PC6M (87-419 m) tuvieron un tasa 4 veces mayor de eventos que los del cuartil más alto (544-837 m) (hazard ratio no ajustado, 4,29, IC 95%, 2.83-6.53, p <.001). Cada disminución de una DS en la distancia PC6M (104 m) se asoció con una tasa mayor de eventos cardiovasculares del 55% (ajustada por edad, índice de riesgo, 1,55, IC 95%, 1.35-1.78). Después de ajustar por factores de riesgo tradicionales y las medidas de gravedad de la enfermedad cardiaca (fracción de eyección, la isquemia inducible, la disfunción diastólica, péptido natriurético cerebral y la proteína C-reactiva), cada disminución de una DS en la PC6M se asoció con una tasa de eventos cardiovasculares un 30% mayor (hazard ratio, 1,30, IC 95%, 1,10-1,53). Cuando a la PC6M se añaden los factores de riesgo tradicionales, se obtiene una mejora en la reclasificación del 39% (IC del 95%, 19% -60%). La capacidad discriminativa de la PC6M fue similar a la prueba de esfuerzo para predecir eventos cardiovasculares (C estadística 0,72, p = .29). Los autores concluyen que la PC6M puede predecir eventos cardiovasculares en pacientes con enfermedad coronaria estable. La adición a la PC6M de los factores de riesgo tradicionales mejora de la predicción del riesgo y es similar a la capacidad de esfuerzo en tapiz rodante.

Fecha publicación  
27-05-2012




La aspirina reduce el riesgo de recurrencia de tromboembolismo venoso espontáneo en pacientes que habían interrumpido el tratamiento anticoagulante, sin aumento del riesgo de sangrado importante.
N Engl J Med, 24/05/2012, “Aspirin for Preventing the Recurrence of Venous Thromboembolism”.
Los pacientes con tromboembolismo venoso espontáneo tienen una tasa de recurrencia del 10% anual después de la discontinuación de la terapia anticoagulante. La ampliación de la anticoagulación previene las recurrencias pero se asocia con aumento del sangrado. El beneficio de la aspirina para la prevención de tromboembolismo venoso recurrente es desconocida. Este estudio pretende conocer dicho beneficio. Estudio multicéntrico, doble ciego, de pacientes con un primer episodio de tromboembolismo venoso espontáneo que habían completado de 6 a 18 meses de tratamiento anticoagulante oral. 205 pacientes fueron asignados al azar al grupo de 100 mg/día de aspirina y 197 al grupo de placebo durante 2 años. La variable principal de eficacia fue la recurrencia de tromboembolismo venoso y el sangrado mayor la variable principal de seguridad. Durante un periodo de tratamiento promedio de 23,9 meses, 23 pacientes de los que tomaron aspirina y 39 de los que recibieron placebo tuvieron una recurrencia (5,9% frente a 11,0% al año; razón de riesgo 0,55, IC 95%, 0,33 a 0,92). Un paciente de cada grupo de tratamiento tuvo un episodio de hemorragia mayor. Los eventos adversos fueron similares en ambos grupos Los autores concluyen que la aspirina reduce el riesgo de recurrencia cuando se administra a pacientes con tromboembolismo venoso espontáneo que habían interrumpido el tratamiento anticoagulante, sin aumento aparente del riesgo de sangrado mayor.

Fecha publicación  
25-03-2012




La apnea obstructiva del sueño (AOS) moderada a severa puede causar cambios estructurales y funcionales en el ventrículo izquierdo comparables a los observados en la hipertensión arterial. Estas alteraciones mejoran significativamente con la terapia mediante CPAP.
Circ Heart Failure, 13/03/2012, “Left Ventricular Systolic and Diastolic Function in Obstructive Sleep Apnea: Impact of Continuous Positive Airway Pressure Therapy”.
Varios estudios han sugerido que la apnea obstructiva del sueño (AOS) contribuye al aumento de la presión sistólica del ventrículo izquierdo, disfunción diastólica y, posiblemente, la insuficiencia cardiaca. Para comprobarlo se ha realizado este ensayo con un total de 120 sujetos (40 con AOS, 40 con hipertensión y 40 sanos) cuya función ventricular fue evaluada mediante ecocardiografía bidimensional (Eco-2D), tissue Doppler imaging (TDI) y ecocardiografía tridimensional (Eco-3D). Los sujetos con AOS fueron tratados con CPAP (Continuous Positive Airway Pressure) durante una media de 26 semanas, siendo reevaluados posteriormente. El espesor de la pared posterior y el índice de masa del ventrículo izquierdo fueron significativamente mayores en los grupos de AOS e hipertensión en comparación con el sano. La velocidad sistólica se redujo en la AOS y la hipertensión en comparación con el sano (P <0,05). La función diastólica se vio afectada tanto en la AOS como en el grupo de hipertensos. En el Eco-3D el índice de volumen atrial izquierdo fue significativamente mayor en la AOS y la hipertensión en comparación con el sano. En pacientes con AOS, el tratamiento con CPAP redujo el espesor de la pared posterior (p = 0,02) y mejoró la fracción de eyección del ventrículo izquierdo (p <0,05), la velocidad sistólica (p <0,05) y los parámetros diastólicos de deterioro del ventrículo izquierdo.
http://circheartfailure.ahajournals.org/content/early/2012/03/13/111.964106.abstract

Fecha publicación  
14-02-2012




Más de la mitad de la reducción del riesgo de infarto de miocardio en hombres y mujeres podría explicarse por las tendencias favorables de los factores de riesgo, aunque el índice de masa corporal tiene un papel negativo.
Eur Heart J, 08/06/2011, “Rising adiposity curbing decline in the incidence of myocardial infarction: 20-year follow-up of British men and women in the Whitehall II cohort”.
Estudio de cohortes Whitehall II de 6379 hombres y 3074 mujeres ingleses, seguidos durante 20 años para estimar la contribución de distintos factores de riesgo sobre la disminución de infarto de miocardio (IM). En este tiempo el riesgo ajustado por edad y sexo de IM se redujo el 74%.El 34% (20-76%) de la reducción del riesgo puede explicarse por la disminución de los niveles de colesterol no-HDL, el aumento de colesterol HDL puede explicar el 17% (10-32%), la reducción de la presión arterial el 13 % (24.7%), y la menor prevalencia de tabaquismo el 6% (2-14%). El aumento del consumo de frutas y verduras tiene una contribución no significativa del 7% (-1-20%). En conjunto, estos cinco factores de riesgo explican el 56% (34-112%). El aumento de índice de masa corporal fue contraproducente, reduciendo la magnitud de la disminución en un 11% (23.5%). La disminución del (IM) y el impacto de los factores de riesgo parece ser similar para hombres y mujeres.

Fecha publicación  
31-12-2011




La determinación de la troponina I de alta sensibilidad en los pacientes con sospecha de síndrome coronario agudo mejora el diagnóstico de infarto agudo de miocardio (IAM).
JAMA,28/12/2011, “Serial Changes in Highly Sensitive Troponin I Assay and Early Diagnosis of Myocardial Infarction”.
Un reciente estudio alemán con más de 1800 pacientes, ha observado que la variación del resultado de la troponina I de alta sensibilidad desde el ingreso hasta 3 horas después, mejora el diagnóstico precoz del IAM respecto de la troponina I utilizada hasta ahora.

Fecha publicación  
29-11-2011




En personas con cardiopatía estable y diabéticos, tanto la ingesta elevada de sodio como la muy baja aumenta el riesgo de complicaciones cardiovasculares.
JAMA, 23/11/2011, ”Urinary Sodium and Potassium Excretion and Risk of Cardiovascular Events”.
La ingesta de sodio y potasio y su relación con el riesgo cardiovascular todavía es incierto, sobre todo en personas con enfermedad cardiovascular. Tras el seguimiento de 2 cohortes de pacientes (28.880) con enfermedad cardiovascular estable o diabetes mellitus ha puesto en evidencia que el riesgo de la ingesta de sodio tiene forma de J. Siendo la excreción de sodio media de entre 4 y 6 gramos/día, la excreción de sodio superior a 7 g por día se asoció con un mayor riesgo de todos los eventos cardiovasculares, y una excreción de sodio de menos de 3 g por día se asoció con mayor riesgo de mortalidad cardiovascular y hospitalización por insuficiencia cardiaca congestiva. La excreción de potasio superior a la media se asoció con un menor riesgo de accidente cerebrovascular.
http://jama.ama-assn.org/content/306/20/2229.abstract

Fecha publicación  
28-11-2011




Las estatinas son seguras a largo plazo y reducen las enfermedades cardiovaculares en pacientes de alto riesgo.
The Lancet, 10/12/2011, “Effects on 11-year mortality and morbidity of lowering LDL cholesterol with simvastatin for about 5 years in 20 536 high-risk individuals: a randomised controlled trial”.
El amplio ensayo HPS para valorar la eficacia y seguridad de la reducción del colesterol LDL a largo plazo mediante el tratamiento con estatinas (simvastatina 20 mg) en pacientes de alto riesgo cardiovascular y sin eventos previos, ha demostrado una reducción absoluta en las enfermedades cardiovasculares. Además, incluso después suspender el tratamiento, los beneficios persistieron durante al menos 5 años sin ninguna evidencia de los peligros como el cáncer. Estos resultados proporcionan más apoyo para la pronta iniciación y continuación a largo plazo del tratamiento con estatinas.
http://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(11)61125-2/abstract

Fecha publicación  
20-11-2011




El rivaroxaban reduce el riesgo de muerte en pacientes con síndrome coronario agudo.
N Engl J Med, 05/01/2012, “Rivaroxaban in Patients with a Recent Acute Coronary Syndrome”.
Un reciene estudio de más de 15.00 pacientes con síndrome coronario agudo,ha comprobado que la administración de 2 dosis / día de 2,5 mg de rivaroxaban reduce el riesgo de muerte por causas cardiovasculares, infarto de miocardio o accidente cerebrovascular, así como por cualquier causa. Rivaroxaban aumentó el riesgo de hemorragia mayor y hemorragia intracraneal, pero no el riesgo de hemorragia fatal.
http://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa1112277