El Cáncer y sus Tipos

Información específica para cada tipo de cáncer: guías detalladas, resúmenes, y recursos adicionales.
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

El Cáncer y sus Tipos
Fecha actualización

26-04-2015

Información de interés

Instituto Nacional del Cáncer, EEUU
http://www.cancer.gov/espanol

American Cancer Society, EEUU
http://www.cancer.org/Espanol/index

American Society of Clinical Oncology, EEUU
http://www.cancer.net/patient/Cancer.Net+En+Espa%C3%B1ol

Asociación Española Contra el Cáncer
https://www.aecc.es/Paginas/PaginaPrincipal.aspx

Oncosaludable
http://www.oncosaludable.es/

Sociedad Española de Oncología
http://www.seom.org/infopublico

BreastCancer, Información sobre el cáncer de mama

ONCOnocimiento / Foro pacientes, Junta de Andalucía

El cáncer en cifras, Instituto de Salud Carlos III
http://193.146.50.130/ariadna.php


APPS - Applications

Life With Cancer, ayuda para los pacientes de cáncer, cuidadores, familiares y amigos (English)


Información en Inglés - Information in English

National Cancer Institute, EEUU (English)
http://www.cancer.gov/

Resultados de ensayos clínicos, National Cancer Institute (English)

American Cancer Society, EEUU (English)
http://www.cancer.org/index

American Society of Clinical Oncology, EEUU (English)
http://www.cancer.net/portal/site/patien

National Health Service - NHS Choices (English)
http://www.nhs.uk/Search/Pages/Results.aspx?___JSSniffer=true&q=cancer


Artículos de Revistas

Fecha publicación   
26-04-2015




Análisis genómico personalizado para descubrir e interpretar las mutaciones del cáncer-> Los datos de este estudio sugieren que los análisis de secuenciación de tumores normales emparejados son esenciales para la identificación precisa y la interpretación de las alteraciones somáticas y germinales, que y tienen importantes implicaciones para el manejo diagnóstico y terapéutico de los pacientes con cáncer.
Sci Transl Med, 15/04/2015 "Personalized genomic analyses for cancer mutation discovery and interpretation"
Se esta comenzando a utilizar clínicamente enfoques de secuenciación masiva paralela para caracterizar tumores individuales de los pacientes, y para seleccionar terapias basadas en las mutaciones identificadas. Una cuestión importante en estos análisis es la medida en que estos métodos identifican alteraciones clínicamente viables y si el examen del tejido tumoral por sí solo es suficiente o si también se debe analizar el ADN normal emparejado para identificar con precisión alteraciones específicas del tumor (somáticas). Para abordar estas cuestiones, evaluamos exhaustivamente 815 muestras pareadas-tumorales normales de pacientes de 15 tipos de tumores. Se identificaron alteraciones genómicas utilizando la secuenciación de próxima generación de exomas enteros o 111 genes específicos que fueron validados con sensibilidad> 95% y> 99%, respectivamente, y especificidades> 99,99%. Estos análisis revelaron una media de 140 y 4.3 mutaciones somáticas por exoma y análisis dirigidos, respectivamente. Más del 75% de los casos con alteraciones somáticas en los genes asociados con las terapias conocidas o ensayos clínicos actuales. Los análisis de ADN normal emparejado identificaron alteraciones en línea germinal en los genes de predisposición al cáncer en el 3% de los pacientes con cánceres aparentemente esporádicos. En contraste, el enfoque de secuenciación de un solo tumor no pudo identificar definitivamente los cambios de la línea germinal en los genes de predisposición al cáncer y dio lugar a resultados falsos positivos adicionales que comprenden entre el 31% y 65% de las alteraciones identificadas en análisis específico y exoma, respectivamente, incluyendo en los genes potencialmente procesables. Estos datos sugieren que los análisis de secuenciación de tumores normales emparejados son esenciales para la identificación precisa y la interpretación de las alteraciones somáticas y germinales y tienen importantes implicaciones para el manejo diagnóstico y terapéutico de los pacientes con cáncer.

Fecha publicación   
04-01-2015




Utilidad de la sedación con medicamentos para aliviar los síntomas del final de la vida-> Los sedantes no alivian totalmente el delirio o la disnea. No hay diferencias entre los grupos en cuanto a la ansiedad, inquietud, dolor, vómitos y malestar. No hubo diferencia en el tiempo desde el ingreso o la remisión a la muerte. Aunque pocos estudios informan de los efectos secundarios, no se han identificado problemas importantes. Los estudios futuros deberían centrarse en cómo los sedantes afectan la calidad de vida, o la tranquilidad y el confort de una persona durante la fase de muerte, y como controlan los síntomas angustiantes.
Rev Cochram, 02/01/2015 "Sedation medication for relieving symptoms at the end of life" 
Antecedentes: Las personas con enfermedades que no son curables pueden tener una variedad de síntomas en el final de la vida. Estos síntomas pueden incluir confusión (delirio), ansiedad, inquietud, dificultad para respirar (disnea), dolor, vómitos y malestar. Los medicamentos que reducen la conciencia (sedantes) pueden ayudar a aliviar estos síntomas cuando las personas están cerca de la muerte. El tratamiento con sedantes puede variar en términos de nivel de sedación (leve, intermedio y profundo), y la duración (intermitente o continua). Características del estudio: Se realizaron búsquedas en bases de datos internacionales en octubre de 2012 y de nuevo hasta diciembre de 2014 para los estudios de adultos con enfermedades terminales que requerían sedación para controlar los síntomas. Encontramos 14 estudios con alrededor de 4.000 personas. Los estudios compararon la sedación versus no-sedación. La mayoría de las personas en los estudios tenían cáncer (95%). Los estudios se realizaron en residencias, centros de cuidados paliativos, hospitales y en el hogar. Principales resultados: Cinco estudios mostraron que los sedantes no alivian totalmente el delirio o la disnea. No hubo diferencias entre los grupos en cuanto a los otros síntomas. No hubo diferencia en el tiempo desde el ingreso o la remisión a la muerte. Solamente un estudio informó de efectos secundarios, y no reportó ningún problema importante. Los estudios futuros deberían centrarse en cómo los sedantes afectan la calidad de vida, o la tranquilidad y el confort de una persona durante la fase de muerte, y lo bien que la sedación controla los síntomas angustiantes. Los efectos secundarios deben informarse mejor. Calidad de las pruebas: Los estudios no fueron ensayos controlados aleatorios (donde las personas se asignan al azar a uno de dos o más grupos de tratamiento), por lo que juzgó la calidad de la evidencia como pobres.

Fecha publicación   
30-11-2014




Resultados de la vigilancia mundial de supervivencia del cáncer en el período 1995-2009 (CONCORD-2)-> La comparación internacional de tendencias de supervivencia revela diferencias muy amplias que pueden atribuirse a diferencias en el acceso a un diagnóstico temprano y un tratamiento óptimo. La vigilancia mundial continua de la supervivencia al cáncer debe convertirse en una fuente indispensable de información para los pacientes y los investigadores del cáncer, y un estímulo para los políticos para mejorar los sistemas de políticas de salud y de asistencia sanitaria.
The Lancet, 26/11/2014 "Global surveillance of cancer survival 1995—2009: analysis of individual data for 25 676 887 patients from 279 population-based registries in 67 countries (CONCORD-2)"
Los datos a nivel mundial para la supervivencia del cáncer son escasos. El objetivo fue iniciar la vigilancia mundial de la supervivencia del cáncer mediante el análisis central de datos de los registros de base poblacional, como un indicador de la eficacia de los sistemas de salud, y para informar a la política global sobre el control del cáncer. Métodos: Fueron presentados los registros tumorales individuales por 279 registros de cáncer de base poblacional en 67 países durante 25,7 millones de adultos (edad 15-99 años) y 75.000 niños (edad 0-14 años) con diagnóstico de cáncer durante 1995-2009 y seguidos hasta el 31 de diciembre 2009, o más tarde. Nos fijamos en los cánceres de estómago, colon, recto, hígado, pulmón, mama (mujeres), cuello del útero, ovario y próstata en adultos, y la leucemia en adultos e infantil. Se aplicaron los procedimientos de control de calidad estandarizados; los errores fueron corregidos por el registro de que se tratara. Hemos estimado de supervivencia a los 5 años neto, ajustado por la mortalidad de fondo en cada país o región por edad (año individual), sexo y año civil, y por la raza o el origen étnico en algunos países. Las estimaciones se estandarizaron en edad con el peso del International Cancer Survival Standard. Hallazgos: La supervivencia a los 5 años del cáncer de colon, recto y mama ha aumentado constantemente en los países más desarrollados. Para los pacientes diagnosticados durante 2005-09, la supervivencia de cáncer de colon y recto alcanzó el 60% o más en 22 países de todo el mundo; para el cáncer de mama, la supervivencia a los 5 años se elevó al 85% o más en 17 países en todo el mundo. El cáncer de hígado y de pulmón siguen siendo letales en todas las naciones: para ambos tipos de cáncer, la supervivencia a 5 años es inferior al 20% en toda Europa, en el rango del 15 a 19% en América del Norte, y tan bajas como 7.9% en Mongolia y Tailandia. Se han producido aumentos notables en la supervivencia a 5 años del cáncer de próstata en muchos países: la supervivencia aumentó en un 10-20% entre 1995-99 y 2005-09, en 22 países de América del Sur, Asia y Europa, pero la supervivencia todavía varía ampliamente en todo el mundo, desde menos del 60% en Bulgaria y Tailandia al 95% o más en Brasil, Puerto Rico, y los EE.UU. Para el cáncer de cuello de útero, las estimaciones nacionales del rango de supervivencia a los 5 años de menos del 50% a más del 70%; las variaciones regionales son mucho más amplias, y las mejoras entre 1995-99 y 2005-09 han sido generalmente pequeñas. Para las mujeres con diagnóstico de cáncer de ovario en 2005 a 2009, la supervivencia a los 5 años fue del 40% o superior sólo en Ecuador, EE.UU., y 17 países de Asia y Europa. La supervivencia a los 5 años para el cáncer de estómago en 2005-2009 fue alta (54-58%) en Japón y Corea del Sur, en comparación con menos del 40% en otros países. Por el contrario, la supervivencia a los 5 años de la leucemia en adultos en Japón y Corea del Sur (18-23%) es menor que en la mayoría de los otros países. Supervivencia a los 5 años de la leucemia linfoblástica aguda infantil es inferior al 60% en varios países, pero hasta el 90% en Canadá y cuatro países europeos, lo que sugiere importantes deficiencias en el manejo de una enfermedad en gran parte curable. Interpretación: La comparación internacional de tendencias de supervivencia revela diferencias muy amplias que pueden atribuirse a diferencias en el acceso a un diagnóstico temprano y un tratamiento óptimo. La vigilancia mundial continua de la supervivencia al cáncer debe convertirse en una fuente indispensable de información para los pacientes y los investigadores del cáncer, y un estímulo para los políticos para mejorar los sistemas de políticas de salud y de asistencia sanitaria. Financiación: Canadian Partnership Against Cancer (Toronto, Canada), Cancer Focus Northern Ireland (Belfast, UK), Cancer Institute New South Wales (Sydney, Australia), Cancer Research UK (London, UK), Centers for Disease Control and Prevention (Atlanta, GA, USA), Swiss Re (London, UK), Swiss Cancer Research foundation (Bern, Switzerland), Swiss Cancer League (Bern, Switzerland), y University of Kentucky (Lexington, KY, USA).

Fecha publicación   
21-09-2014




Eficacia del tratamiento colaborativo (médicos de familia, enfermeras y psiquiatras) en personas con cáncer y depresión-> La atención de la depresión en personas con cáncer mediante un programa colaborativo integrado por médicos de familia, enfermeras especializadas y psiquiatras en personas con cáncer, es efectivo para la depresión mayor. Puede ser un modelo para el tratamiento de la depresión concomitante con otras condiciones médicas.
The Lancet, 20/09/2014 "Integrated collaborative care for comorbid major depression in patients with cancer (SMaRT Oncology-2): a multicentre randomised controlled effectiveness trial"
Antecedentes: Las condiciones médicas son a menudo complicadas por la depresión mayor, con el consiguiente deterioro adicional de la calidad de vida. El objetivo fue comparar la eficacia de un programa de tratamiento integral de la depresión mayor en pacientes con cáncer (atención de la depresión en personas con cáncer) con la atención habitual. Métodos: El SMaRT Oncología-2 es un ensayo aleatorio y controlado, multicéntrico, de grupos paralelos con eficacia. Se incluyó a pacientes ambulatorios con depresión mayor de tres centros de cáncer y sus clínicas asociadas en Escocia, Reino Unido. Los participantes fueron asignados aleatoriamente en una proporción de 1: 1 a la atención de la intervención para la depresión para las personas con cáncer o la atención habitual, con la estratificación (por centro de ensayo) y la reducción al mínimo (por edad, el cáncer primario, y el sexo) con ocultamiento de la asignación. La atención de la depresión en personas con cáncer es un tratamiento manualizada, tratamiento de cuidaos colaborativos de atención multicomponente que se ofrece de forma sistemática por un equipo de enfermeras de cáncer y psiquiatras en colaboración con médicos de atención primaria. Atención habitual es proporcionada por médicos de atención primaria. Los datos de resultado se recogieron hasta 48 semanas. El resultado primario fue la respuesta al tratamiento (reducción ≥50% en la puntuación de Symptom Checklist Escala de Depresión [SCL-20], rango 0-4) a las 24 semanas. Los estadísticos de prueba y personal de recolección de datos fueron cegados a la asignación al tratamiento, pero los participantes no podían estar enmascarados a las asignaciones. Los análisis fueron por intención de tratar. Este ensayo se ha registrado en Current Controlled Trials, número ISRCTN40568538. Hallazgos: 500 participantes se inscribieron entre el 12 de mayo de 2008, y 13 de mayo de 2011; 253 fueron asignados al azar a la atención de la depresión para las personas con cáncer y 247 con la atención habitual. 143 (62%) de 231 participantes del grupo de la atención de la depresión para las personas con cáncer y 40 (17%) de 231 en el grupo de atención habitual respondió al tratamiento: diferencia absoluta del 45% (IC 95% 37-53), ajustado odds ratio 8,5 (IC del 95%: 5,5-13,4), p <0,0001. En comparación con los pacientes del grupo de atención habitual, los participantes asignados al programa de atención de la depresión para las personas con cáncer también tuvieron menos depresión, ansiedad, dolor y fatiga; y un mejor funcionamiento, salud, calidad de vida, y calidad percibida de la atención de la depresión en todos los puntos de tiempo (todos p <0 • 05). Durante el estudio, se produjeron 34 muertes relacionadas con el cáncer (19 en la atención de la depresión para las personas con cáncer de grupo, 15 en el grupo de atención habitual), un paciente en el grupo del cuidado de la depresión para las personas con cáncer fue internado en un hospital psiquiátrico, y un paciente de este grupo intentó suicidarse. Ninguno de estos hechos fueron relacionados con los tratamientos del estudio o procedimientos. Interpretación: Nuestros hallazgos sugieren que la atención de la depresión en personas con cáncer es un tratamiento efectivo para la depresión mayor en pacientes con cáncer. Ofrece un modelo para el tratamiento de la depresión concomitante con otras condiciones médicas. Financiación: Research UK y Chief Scientist Office of the Scottish Government.

Fecha publicación   
07-09-2014




Prevalencia y tratamiento de la depresión en pacientes con cáncer-> Los pacientes con cáncer de mama, pulmón, colorrectal, genitourinario, o cáncer ginecológico que han participado en la detección rutinaria para la depresión en las clínicas de cáncer, revela una prevalencia de depresión mayor que va desde el 5% hasta el 11% en los diferentes grupos de cáncer. La mayoría de los pacientes no estaban recibiendo tratamiento potencialmente eficaz.
The Lancet Psychiatry, 28/08/2014 "Prevalence, associations, and adequacy of treatment of major depression in patients with cancer: a cross-sectional analysis of routinely collected clinical data"
Antecedentes: La depresión mayor es una complicación importante del cáncer. Sin embargo, se carece de datos fiables de la prevalencia de la depresión en pacientes con cáncer en diferentes localizaciones primarias, la asociación de la depresión con las variables demográficas y clínicas dentro de los grupos del tipo de  cáncer, y la proporción de pacientes deprimidos con cáncer que reciben tratamiento potencialmente efectivo para la depresión. Investigamos estas preguntas con los datos de una amplia muestra representativa clínica. Métodos: Se analizaron datos de pacientes con cáncer de mama, pulmón, colorrectal, genitourinario, o cáncer ginecológico que habían participado en la detección de rutina para la depresión en las clínicas de cáncer en Escocia, Reino Unido, entre el 12 de mayo de 2008 y el 24 de agosto de 2011. La evaluación de la depresión se hizo en dos etapas (primera, Hospital Anxiety and Depression Scale, luego, sección de depresión mayor del Structured Clinical Interview for the Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, 4th Edition). Los datos para el estado de la depresión se relacionaron con los datos demográficos y clínicos obtenidos del Registro Nacional de Cáncer de Escocia. Hallazgos: Se analizaron los datos de 21.151 pacientes. La prevalencia de depresión mayor fue más alta en los pacientes con cáncer de pulmón (13,1%, IC del 95%: 11,9-14,2%), seguido por el cáncer ginecológico (10,9%, 9,8-12,1), cáncer de mama (9,3%, 8,7-10), cáncer colorrectal (7,0%, 6,1-8), y el cáncer genitourinario (5,6%, 4,5-6,7). Dentro de estas agrupaciones de cáncer, el diagnóstico de la depresión mayor fue más probable en pacientes que eran más jóvenes, tenían peores puntuaciones de privación social, y en el cáncer de pulmón y el cáncer colorrectal, las pacientes de sexo femenino. 1.130 (73%) de 1.538 pacientes con depresión y los datos completos de tratamiento informados por los pacientes, no estaban recibiendo tratamiento potencialmente eficaz. Interpretación: La depresión mayor es frecuente en los pacientes que asisten a las clínicas de cáncer y la mayoría no recibe tratamiento. Existe una necesidad apremiante de mejorar el tratamiento de la depresión mayor en los pacientes que asisten a los servicios oncológicos especializados. Financiación: Cancer Research UK y Chief Scientist Office of the Scottish Government.

Fecha publicación   
29-06-2014




Elección del antidepresivo en los pacientes con cáncer y depresión-> La paroxetina, fluoxetina y mianserina mejoran la depresión relacionada con el cáncer, pero pueden variar en la eficacia y la tolerabilidad. Por otra parte, en comparación con el placebo, las probabilidades de abandono debido a efectos secundarios son mayores con la fluoxetina y la paroxetina e inferiores con la mianserina, que puede ser el de elección.
Gen Hospt Psychiatry, 06/2014 "Reevaluating the role of antidepressants in cancer-related depression: a systematic review and meta-analysis"
Objetivo: Comentarios anteriores que evaluaron el papel de los antidepresivos en la depresión relacionada con el cáncer han llegado a conclusiones contradictorias. Estos exámenes tampoco no han explorado las diferencias en eficacia y tolerabilidad entre los antidepresivos. Hemos llevado a cabo un meta-análisis para abordar estas limitaciones. Método: Se hicieron búsquedas en Medline (1948-2013), la Cochrane Library (1800-2013), el Index to Nursing y Allied Health Literature  (1986-2013), ClinicalTrials.gov (2013) y los resúmenes de reuniones. Se incluyeron ensayos aleatorios que compararon los antidepresivos con el placebo o ningún tratamiento para la depresión relacionada con el cáncer. Utilizamos efectos aleatorios para calcular las diferencias de medias estandarizadas (DME). Resultados: De las 5.178 citas potencialmente elegibles, 9 ensayos (1.169 sujetos) cumplieron los criterios de inclusión. Los ensayos de mianserina encontraron una reducción fuerte en las puntuaciones de depresión en ≥ 4 semanas de tratamiento (DME: 0,60, intervalo de confianza del 95% (IC): 0,24 a 0,95). Similares resultados, pero menos robustos, se observaron con la paroxetina (DME: 0,22, IC del 95%: 0,01 a 0,42) y fluoxetina (DME 0,34, IC 95%: 0,02-0,66). Por el contrario, no hubo ninguna ventaja con amitriptilina o desipramina. En comparación con el placebo, las probabilidades de abandono debido a efectos secundarios fueron mayores con la fluoxetina y la paroxetina e inferiores con la mianserina. La calidad metodológica fue moderada. Conclusiones: La paroxetina, fluoxetina y mianserina mejoran la depresión relacionada con el cáncer, pero pueden variar en la eficacia y la tolerabilidad. Se necesitan ensayos aleatorios de altas calidad de los agentes antidepresivos más nuevos para identificar tratamientos óptimos para el tratamiento de la depresión relacionada con el cáncer.

Fecha publicación   
26-05-2014




Utilidad de los cuidados paliativos precoces en pacientes con cáncer en fase avanzada-> Aunque la diferencia en la calidad de vida no es significativa en la variable principal de valoración (calidad de vida), este ensayo muestra resultados prometedores que apoyan el cuidado paliativo temprano para los pacientes con cáncer avanzado.
Lancet, 17/05/2014 "Early palliative care for patients with advanced cancer: a cluster-randomised controlled trial"
Los pacientes con cáncer avanzado tienen reducida la calidad de vida, lo que tiende a empeorar hacia el final de la vida. Se evaluó el efecto de los cuidados paliativos precoces en pacientes con cáncer avanzado en varios aspectos de la calidad de vida. Métodos: El estudio se llevó a cabo en el Princess Margaret Cancer Centre (Toronto, ON, Canadá), entre el 1 de diciembre 2006 y el 28 de febrero de 2011. Fueron aleatorizadas 24 clínicas de oncología médica por conglomerados (en una proporción de 1:1, usando una secuencia generada por ordenador, estratificada por tamaño de la clínica y la localización del tumor [cuatro de pulmón, ocho gastrointestinal, cuatro genitourinario, seis de pecho, dos de ginecológica]), a la consulta y el seguimiento (al menos mensualmente) por un equipo de cuidados paliativos, o atención estándar para el cáncer. No fue posible el enmascaramiento completo de las intervenciones; sin embargo, los pacientes dieron su consentimiento informado por escrito para participar en su propio grupo de estudio, sin haber sido informados de la existencia de otro grupo. Los pacientes elegibles tenían cáncer avanzado, en estado funcional del Europea Cooperative Oncology Group de 0-2, y un pronóstico clínico de 6 a 24 meses. Se midieron al inicio del estudio y mensualmente durante 4 meses la calidad de vida (Functional Assessment of Chronic Illness Therapy—Spiritual Well-Being [FACIT-Sp] scale y Quality of Life at the End of Life [QUAL-E] scale), la gravedad de los síntomas (Edmonton Symptom Assessment System [ESAS]), la satisfacción con los cuidados con (FAMCARE-P16), y los problemas con las interacciones médicas (Cancer Rehabilitation Evaluation System Medical Interaction Subscale [CARES-MIS]). El resultado primario fue la puntuación de cambio para FACIT -Sp a los 3 meses. Los objetivos secundarios incluyeron el cambio de puntuación FACIT -Sp a los 4 meses y el cambio de calificaciones de otras escalas a los 3 y 4 meses. Este ensayo se ha registrado en ClinicalTrials.gov, número NCT01248624. Hallazgos: 461 pacientes completaron las medidas de referencia (228 intervención, 233 de control); 393 completaron al menos una evaluación de seguimiento. A los 3 meses se observó una diferencia no significativa en la puntuación de cambio para FACIT -Sp entre los grupos de intervención y control (3,56 puntos [IC del 95% -0 • 27 a 7,40], p = 0.07), una diferencia significativa en cali- e (2,25 [0,01-4,49], p = 0.05) y FAMCARE - P16 (3,79 [1,74-5,85], p = 0,0003), y no hay diferencia en ESAS (-1 • 70 [-5 • 26 a 1,87], p = 0,33) o CARES -MIS (-0 • 66 [-2 • 25 a 0,94], p = 0,40). A los 4 meses, no hubo diferencias significativas en las puntuaciones de cambio para todos los resultados, excepto CARES -MIS. Todas las diferencias a favor del grupo de intervención. Interpretación: Aunque la diferencia en la calidad de vida no fue significativa en la variable principal de valoración, este ensayo muestra resultados prometedores que apoyan el cuidado paliativo temprano para los pacientes con cáncer avanzado

Fecha publicación   
11-03-2014




Utilidad de la quimioterapia cuando se acerca el final de la vida-> La quimioterapia en los últimos meses de vida aumenta la probabilidad de sufrir una reanimación cardiopulmonar, ventilación mecánica, o ambos, así como de morir en una unidad de cuidados intensivos en la última semana de la vida, lejos de su lugar preferido de los pacientes con cáncer. Estos hallazgos ponen en duda los beneficios de la quimioterapia paliativa en pacientes con cáncer terminal.
BMJ, 04/03/2014 "Chemotherapy near the end of life"
Objetivos: Determinar si la recepción de la quimioterapia entre los pacientes desahuciados con cáncer meses antes de la muerte se asocia con la posterior atención médica intensiva de los pacientes y el lugar de la muerte. Diseño: Análisis secundario de un multi- institucional estudio longitudinal prospectivo, de los pacientes con cáncer avanzado. Ámbito: Ocho clínicas oncológicas ambulatorias en los Estados Unidos. Participantes: 386 pacientes adultos con cáncer metastásico refractarios a al menos un régimen de quimioterapia, a quienes los médicos identificaron como una enfermedad terminal en el reclutamiento del estudio y que posteriormente murieron. Principales medidas de resultado: Resultados primarios: cuidados intensivos médicos (reanimación cardiopulmonar, ventilación mecánica, o ambos) en la última semana de vida de los pacientes y el lugar de la muerte (por ejemplo, unidad de cuidados intensivos). Resultados secundarios: la supervivencia, las readmisiones de hospicio tardías ( ≤ 1 semana antes de la muerte ), y morir en el lugar preferido. Resultados: 216 (56%) de 386 pacientes con cáncer terminal estaban recibiendo quimioterapia paliativa en el reclutamiento del estudio, una media de 4,0 meses antes de la muerte. Después del ajuste ponderado de puntuación de propensión, el uso de la quimioterapia en el inicio del estudio se asoció con mayores tasas de reanimación cardiopulmonar, ventilación mecánica, o ambos, en la última semana de la vida (14% v el 2%; diferencia de riesgo ajustada del 10,5%, IC del 95% 5.0% a 15,5 %) y las readmisiones de hospicio tardías (54% vs 37% ; 13.6% , 3.6% a 23.6%), pero no hubo diferencia en la supervivencia (cociente de riesgo 1,11 , IC 95% 0,90-1,38). Los pacientes que recibieron quimioterapia paliativa fueron más propensos a morir en una unidad de cuidados intensivos (11% v el 2%; diferencia de riesgo ajustada del 6,1%, 1,1% y 11,1%) y menos probabilidades de morir en el hogar (47% v 66%; -10,8% , -1,0% y -20,6%), en comparación con aquellos que no la recibieron. Los pacientes que recibieron quimioterapia paliativa también fueron menos propensos a morir en su lugar preferido, en comparación con aquellos que no lo recibieron (65% v 80%; diferencia ajustada al riesgo -9,4%, -0,8% y -18,1%). Conclusiones: El uso de la quimioterapia en pacientes con cáncer terminal en los últimos meses de vida se asoció con un mayor riesgo de sufrir la reanimación cardiopulmonar, ventilación mecánica, o ambos, y de morir en una unidad de cuidados intensivos. La investigación futura debe determinar los mecanismos por los que la quimioterapia paliativa afecta a final de resultados de la vida y el logro de sus metas de los pacientes.

Fecha publicación   
02-03-2014




Prevención de la fertilidad en la estrategia de tratamiento de las mujeres con cáncer de mama-> La mayoría de las pacientes jóvenes con cáncer de mama expresa su preocupación por los efectos del tratamiento sobre la fertilidad, pero pocos tratamientos se ajustan para preservar esta opción.
J Clin Oncol, 24/02/2014 "Prospective Study of Fertility Concerns and Preservation Strategies in Young Women With Breast Cancer"
Propósito: La mayoría de las investigaciones con respecto a la fertilidad en las mujeres jóvenes con cáncer de mama se ha centrado en las supervivientes a largo plazo. Poco se sabe acerca de cómo las preocupaciones de fertilidad afectan a las decisiones de tratamiento o estrategias de preservación de la fertilidad en el momento del diagnóstico inicial de cáncer. Pacientes y Métodos: Como parte de un estudio de cohorte prospectivo y multicéntrico en curso, se encuestaron a mujeres con cáncer de mama en fase inicial de diagnóstico reciente a una edad ≤ 40 años. La encuesta base incluyó datos sociodemográficos, médicos y de tratamiento, así como una encuesta de Fertility Issues Survey modificada, incluyendo la preocupación de la fertilidad y los elementos de conservación. Se utilizó el modelado univariable y multivariable para investigar los predictores de mayor preocupación de la fertilidad. Resultados: Entre las primeros 620 participantes elegibles incluidas en este análisis, la edad media fue de 37 años (rango de 17 a 40 años); 425 mujeres (68%) discutieron los problemas de fertilidad con sus médicos antes de comenzar la terapia, y 319 (51%) estaban preocupados acerca de convertirse en infértiles después del tratamiento. Debido a las preocupaciones sobre la fertilidad, cuatro mujeres (1%) optaron por no recibir quimioterapia, 12 (2%) optaron por un régimen de quimioterapia sobre otra, seis (1%) consideraron no recibir la terapia endocrina, 19 (3%) decidieron no recibir la terapia endocrina, y 71 (11%) consideraron recibir la terapia endocrina durante <5 años; 65 (10%) utilizaron estrategias de preservación de la fertilidad. Una mayor preocupación por la fertilidad se asoció con una menor edad, la raza no blanca, no tener hijos, y la recepción de la quimioterapia. Conclusión: Muchas mujeres jóvenes con cáncer de mama recién diagnosticadas tienen preocupaciones acerca de la fertilidad, y para algunas, éstas afectan sustancialmente sus decisiones de tratamiento. Sólo una minoría de las mujeres en la actualidad persiguen estrategias de preservación de la fertilidad disponibles en este entorno.

Fecha publicación   
30-11-2013




Eficacia de las guías de atención para pacientes en los últimos días u horas de su vida-> Hasta que se disponga de pruebas, el uso de las vías de atención al final de la vida deben ser evitadas. Se necesitan ensayos controlados aleatorios o de otros estudios controlados bien diseñados para evaluar el uso de las vías de atención al final de la vida en el cuidado de los moribundos en diversos entornos clínicos.
Rev Cochram, 27/09/2013 "End-of-life care pathways for the dying" 
El Liverpool Care Pathway es una Guía de atención del Reino Unido que abarca opciones de cuidados paliativos para pacientes en los últimos días u horas de vida. Ha sido desarrollada para ayudar a los médicos y enfermeras que proporcionan calidad de la atención al final de la vida. Las vías de atención se utilizan para guiar la atención de las personas que están en los últimos días de su vida, para la toma de decisiones de la ayuda y para brindar atención eficiente. Esta revisión examinó si el uso de las vías de atención al final de la vida en el cuidado de los moribundos era eficaz. Características del estudio: Se realizaron búsquedas de bases de datos para los ensayos clínicos en los que el efecto de la vía se comparó con un grupo control que no recibió la atención habitual o con ensayos que compararon una vía de atención al final de la vida con otra vía de atención al final de la vida. Los participantes tenían que ser pacientes, los cuidadores y las familias que recibieron atención guiada por una vía de atención al final de la vida. No hubo restricciones en la edad del paciente, el diagnóstico o el ajuste (hospital, hogar, casa de reposo). Principales resultados: No se encontraron estudios que cumplían con los criterios. Calidad de la evidencia: No pudimos localizar los estudios de alta calidad controlados que podrían responder a esta importante pregunta, a pesar de las preocupaciones sobre la Vía Liverpool Care (la vía de la atención al final de la vida más utilizado). Es importante que los servicios de salud basen su atención en pruebas de alta calidad. Hasta que se disponga de pruebas, el uso de las vías de atención al final de la vida deben ser evitadas. Se necesitan ensayos controlados aleatorios grandes (donde los pacientes son asignados a los tratamientos o grupos utilizando un método aleatorio) o de otros estudios controlados bien diseñados para evaluar el uso de las vías de atención al final de la vida en el cuidado de los moribundos en diversos entornos clínicos. Los estudios futuros deben medir los resultados tanto positivos como negativos para los pacientes, familiares, cuidadores y profesionales de la salud.

Fecha publicación   
24-11-2013




Utilidad de la diera rica en aceite de pescado bajo en grasa para los hombres con cáncer de próstata-> Los pacientes con cáncer de próstata que consumen una dieta rica en aceite de pescado de baja en grasa tienen menos inflamación y proliferación de los tejidos respecto de los pacientes que consumen una dieta occidental típica. Este estudio apoya a los ECAs que evalúen a más largo plazo la dieta de aceite de pescado con bajo contenido de grasa en los hombres con cáncer de próstata.
Cancer Prev Res, 29/10/2013 "Effect of a Low-fat Fish Oil Diet on Pro-inflammatory Eicosanoids and Cell Cycle Progression Score in Men Undergoing Radical Prostatectomy"
Hemos informado anteriormente de que la dieta de aceite de pescado bajo en grasa (LFFO) durante 4 - 6 semanas no afectó al IGF-1 en suero (resultado primario), pero produjo una reducción de ácidos grasos omega- 6 y omega- 3 en el tejido de la próstata y reducción de la proliferación del cáncer de próstata (Ki67) en comparación con una dieta occidental (WD). En este análisis post-hoc fueron investigados el efecto de la intervención sobre LFFO eicosanoides pro-inflamatorios del suero, LTB4 y 15(S)-HETE, y la progresión en la puntuación del ciclo celular (CCP). Los ácidos grasos y eicosanoides en suero se midieron por cromatografía de gases y ELISA. La puntuación de CCP se determinó por RT-PCR. Se evaluaron las asociaciones entre los eicosanoides en suero, Ki67, y la puntuación de CCP mediante análisis de correlación parcial. La expresión del BLT1 (receptor LTB4) se determinó en líneas las celulares de cáncer de próstata y en la prostatectomía. Los niveles de ácidos grasos omega - 6 ácidos grasos y 15(S)-HETE en suero se redujeron significativamente, y los niveles séricos de ácidos grasos omega-3 se incrementaron en el grupo de LFFO respecto del grupo WD, mientras que no hubo cambio en los niveles de LTB4. La puntuación CCP fue significativamente menor en el LFFO en comparación con el grupo de WD. El cambio de 15(S)-HETE  se correlacionó con el tejido Ki67 (R = 0,48 , p < 0,01) pero no con la puntuación de CCP. El cambio de LTB4 se correlacionó con la puntuación de PCC (r = 0,4 , p = 0,02) pero no con el Ki67. El receptor BLT1 de LTB4 se detectó en líneas celulares de cáncer de próstata y especímenes de cáncer de próstata humano. En conclusión, una dieta LFFO dio como resultado una disminución de la 15(S)-HETE y los niveles más bajos puntuación PCC relativos a una WD. Se necesitan más estudios para determinar si la dieta efectos antiproliferativos LFFO están mediados a través de las vías LTB4/BLT1 y 15(S)-HETE.

Fecha publicación   
19-10-2013




Eficacia de un programa para pacientes terminales intentando transferir las prácticas de centros de cuidados paliativos a los hospitales-> Después de la implementación del programa no se observaron diferencias significativas en la distribución de las puntuaciones globales de calidad de la atención entre los pabellones en los que se implementó y de las salas de control.
Lancet, 16/10/2013 "Liverpool Care Pathway for patients with cancer in hospital: a cluster randomised trial"
La calidad de la atención prestada a los pacientes con cáncer que están muriendo en el hospital y sus familias es subóptima. Se desarrollo UK Liverpool Care Pathway (LCP) para los pacientes que se están muriendo con el objetivo de transferir las mejores prácticas de centros de cuidados paliativos a los hospitales. Por lo tanto, evaluó la eficacia de LCP en el contexto italiano (LCP -I) en la mejora de la calidad de la atención al final de la vida de los pacientes con cáncer en los hospitales y para su familia. Métodos: En este ensayo aleatorio pragmático, 16 salas generales hospitalarios italianas de medicina fueron asignadas al azar para aplicar el programa LCP -I o la práctica estándar de atención médica. En cada sala, se identificaron todos los pacientes que murieron de cáncer en los 3 meses anteriores a la aleatorización (preintervención ) y a los 6 meses después de la finalización del programa de formación LCP -I. El criterio de valoración principal fue la calidad general del cuidado de la escala toolkit. El análisis fue por intención de tratar. Este estudio se ha registrado en ClinicalTrials.gov, número NCT01081899. Resultados: Durante la evaluación posterior a la intervención, fueron recogidos los datos de 308 pacientes que murieron de cáncer (147 en los pabellones del programa LCP- I y 161 en las salas de control). 232 (75 %) de los 308 miembros de la familia fueron entrevistados, 119 (81%) de 147 con familiares atendidos en las salas de LCP- I (tamaño medio de clúster 14,9 [ intervalo de ocho a 22]) y 113 (70 %) de 161 en las salas de control (14,1 [ ocho a 22]). Después de la implementación del programa LCP -I, no se observaron diferencias significativas en la distribución de la calidad global de las puntuaciones de atención de toolkit entre las salas en las que se implementó el programa LCP -I y de las salas de control (puntuación de 70,5 de 100 vs 63 • 0 de 100, p = 0,186); clúster diferencia media ajustada de 7,6 [IC 95%: -3 • 6-18,7]. Interpretación: El efecto del programa LCP -I en nuestro estudio es inferior a los efectos señalados en anteriores ensayos de fase 2. Sin embargo, si el programa se ejecuta bien tiene el potencial de reducir la brecha en la calidad de la atención entre los hospicios y hospitales. Se necesita más investigación para determinar qué componentes del programa LCP -I pueden ser eficaces y para elaborar y evaluar una amplia gama de enfoques para la mejora de la calidad en la atención hospitalaria en las personas en el final de sus vidas y de sus familias.

Fecha publicación   
09-10-2013




Las tasas de mortalidad atribuibles a causas cardíacas son de 8 a 10 veces más altas entre los sobrevivientes de cáncer infantil-> De acuerdo a los resultados de los controles emparejados por edad, la radioterapia y quimioterapia, en particular las antraciclinas, independientemente y en combinación, son causas bien conocidas de cardiotoxicidad.
Circulation, 30/09/2013 "Long-term cardiovascular toxicity in children, adolescents, and young adults who receive cancer therapy: pathophysiology, course, monitoring, management, prevention, and research directions: a scientific statement from the American Heart Association"  
Las tasas de mortalidad atribuibles a causas cardíacas son de 8 a 10 veces más altas entre los sobrevivientes de cáncer infantil, de acuerdo a los resultados de los controles emparejados por edad. La radioterapia y la quimioterapia, en particular las antraciclinas, independientemente y en combinación, son causas bien conocidas de cardiotoxicidad.


Fecha publicación   
20-08-2013




Los supervivientes de cáncer con problemas de sueño que participaron en un programa de yoga mejoraron su calidad de sueño y redujeron su dependencia de medicamentos para dormir -> El programa incluyó elementos de Hatha yoga y yoga restaurativa, haciendo hincapié en la respiración consciente, meditación y estiramientos suaves"
J Clin Oncol, 12/08/2013 "Multicenter, Randomized Controlled Trial of Yoga for Sleep Quality Among Cancer Survivors"
Propósito: Del 30 al 90 por ciento de los supervivientes de cáncer informan de deterioro de su calidad de sueño post-tratamiento, que puede ser lo suficientemente grave como para aumentar la morbilidad y la mortalidad. Las intervenciones sobre el estilo de vida, como el ejercicio, se recomiendan junto con medicamentos y terapia cognitivo-conductual para el tratamiento de los problemas de sueño. La evidencia preliminar indica que el yoga, una práctica mental-corporal y una forma de ejercicio, puede mejorar el sueño entre los supervivientes de cáncer. El objetivo principal de este ensayo clínico aleatorizado y controlado fue determinar la eficacia de una intervención estandarizada de yoga en comparación con la atención estándar para mejorar la calidad del sueño global (resultado primario) entre los sobrevivientes de cáncer después del tratamiento. Pacientes y métodos: Fueron asignados al azar un total de 410 sobrevivientes que sufrían de trastornos del sueño moderados o severos entre 2 y 24 meses después de la cirugía, quimioterapia y / o radioterapia, a la atención estándar o la atención estándar más la intervención de yoga de 4 semanas. La intervención de yoga utilizó el Yoga for Cancer Survivors (YOCAS), programa que consiste en pranayama (ejercicios de respiración), 16 de Hatha suave y asanas (posturas de yoga restaurativa), y meditación. Los participantes asistieron a dos sesiones de 75 minutos por semana. La calidad del sueño fue evaluada utilizando el Pittsburgh Sleep Quality Index y actigrafía antes y después de la intervención. Resultados: En total, participaron 410 supervivientes (96% mujeres, edad media, 54 años; 75% tenía cáncer de mama). Los participantes de yoga presentaron mayores mejorías en la calidad del sueño global y, en segundo lugar, la calidad subjetiva del sueño, disfunción diurna, despertares después del inicio del sueño, eficiencia del sueño y el uso de medicamentos en la post intervención (todos p ≤ 0.05) en comparación con los participantes de atención estándar. Conclusión: El yoga, específicamente el programa YOCAS, es un tratamiento útil para mejorar la calidad del sueño y reducir el uso de medicamentos para dormir entre los supervivientes de cáncer.
 
Fecha publicación   
30-07-2013




Una historia familiar de un tipo de cáncer aumenta el riesgo no sólo de la misma variedad, sino también cáncer a otros lugares -> El estudio sugiere la existencia de varios síndromes potenciales de cáncer que aparecen entre los familiares cercanos, con factores genéticos adicionales a los conocidos actualmente.
Ann Oncol, 24/07/2013 "Family history of cancer and the risk of cancer: a network of case–control studies"
Antecedentes: El riesgo de muchos tipos de cáncer es mayor en sujetos con un historial familiar (FH) de cáncer de localizaciones concordantes. Sin embargo, pocos estudios investigaron los riesgos de FH de cáncer en sitios discordantes. Pacientes y métodos: Este estudio se basa en una red de estudios de casos y controles italianos y suizos en 13 tipos de cáncer realizados entre 1991 y 2009, y que incluyeron a más de 12.000 casos y 11.000 controles. Se recolectó información sobre la historia de cualquier tipo de cáncer en familiares de primer grado y la edad al momento del diagnóstico. La odds ratio (OR) para los FH fueron calculados por múltiples modelos de regresión logística, ajustado por los principales factores de confusión. Resultados: Todos los lugares mostraron un exceso de riesgo en relación con la historia familiar de cáncer en el mismo lugar. También se encontró aumento de los riesgos para el cáncer bucal y faríngeo y el FH de cáncer de laringe (OR = 3,3), cáncer de esófago y la historia familiar de cáncer bucal y faríngeo (OR = 4,1), el cáncer de mama y la historia familiar de cáncer colorrectal (OR = 1,5) y de cánceres hemolinfopoyético (OR = 1,7), cáncer de ovario y el FH de cáncer de mama (OR = 2,3), y el cáncer de próstata y la historia familiar de cáncer de vejiga (OR = 3,4). Para la mayoría de los tipos de cáncer, la asociación con el FH fue más intenso cuando el caso índice fue afectado a la edad <60 años. Conclusiones: Nuestros resultados apuntan a varios síndromes potenciales de cáncer que aparecen entre los familiares cercanos y pueden indicar la presencia de factores genéticos que influyen en múltiples tipos de cáncer.

Fecha publicación   
12-07-2013




Efecto de los suplementos de proteína de soja sobre la recurrencia del cáncer de próstata -> Ensayo para ver si el consumo diario de un suplemento de proteínas de soja en comparación con un placebo durante 2 años reduce la tasa de recurrencia bioquímica del cáncer de próstata (PSA) o retrasos la recurrencia. El ensayo fue suspendido antes de tiempo por falta de los efectos del tratamiento en un análisis intermedio planificado.
JAMA, 10/07/2013 "Effect of Soy Protein Isolate Supplementation on Biochemical Recurrence of Prostate Cancer After Radical ProstatectomyA Randomized Trial"
Se ha sugerido la importancia del consumo de soja ha sugerido para reducir el riesgo o la reaparición del cáncer de próstata, pero esto no ha sido probado en un ensayo aleatorio con cáncer de próstata como el punto final. Objetivo: Determinar si el consumo diario de un suplemento de proteína aislada de soja durante 2 años reduce la tasa de recurrencia bioquímica del cáncer de próstata después de la prostatectomía radical o retrasos tales recurrencia. Diseño, escenario y participantes: Ensayo aleatorizado, doble ciego, realizado entre julio de 1997 mayo de 2010 en 7 centros de los Estados Unidos comparando el consumo diario de un suplemento de proteína de soja frente a placebo en 177 hombres con alto riesgo de recurrencia después de la prostatectomía radical por cáncer de próstata. La intervención del suplemento de intervención se inició el plazo de 4 meses después de la cirugía y continuó durante un máximo de 2 años, con mediciones del antígeno prostático específico (PSA) realizadas a intervalos de 2 meses en el primer año y cada 3 meses a partir de entonces. Intervención: Los participantes se asignaron al azar para recibir una porción diaria de una bebida en polvo que contiene 20 g de proteína en la forma de cualquiera de las proteínas de soja aislada (n = 87) o, como placebo, caseinato de calcio (n = 90). Resultados y medidas principales: Tasa de recidiva bioquímica del cáncer de próstata (que se define como el desarrollo de un nivel de PSA de ≥ 0,07 ng / ml) durante los primeros 2 años después de la asignación al azar y el tiempo hasta la recurrencia. Resultados: El ensayo fue suspendido antes de tiempo por falta de los efectos del tratamiento en un análisis intermedio planificado con 81 participantes evaluables en el grupo de intervención y 78 en el grupo placebo. En general, el 28,3% de los participantes desarrollaron recidiva bioquímica dentro de los 2 años de entrar en el ensayo (cerca de la prevista tasa de recurrencia a priori del 30%). Entre éstos, 22 (27,2%) se produjeron en el grupo de intervención y 23 (29,5%) en el grupo placebo. El índice de riesgo resultante para el tratamiento activo fue de 0,96 (IC del 95%: 0,53 a 1,72; log-rank p = 0,89). La adherencia fue superior al 90% y no hubo eventos adversos aparentes relacionados con la administración de suplementos. Conclusiones y relevancia: El consumo diario de un suplemento de bebida en polvo que contiene aislado de proteína de soja durante 2 años después de la prostatectomía radical no redujo la recidiva bioquímica del cáncer de próstata en hombres con alto riesgo de fracaso del PSA.

Fecha publicación   
23-06-2013




Prevalencia de la ansiedad y depresión tras el diagnóstico de cáncer -> Este estudio de cohorte encuentra que la prevalencia global de la ansiedad o la depresión después de un diagnóstico de cáncer alcanza el 30%, siendo similar a los 6 o a los 12 meses tras el diagnóstico. Se identifican algunos predictores de la ansiedad y depresión.
J Clin Oncol, 17/06/2013 "Prevalence and Predictors of the Short-Term Trajectory of Anxiety and Depression in the First Year After a Cancer Diagnosis: A Population-Based Longitudinal Study".
Finalidad: Pocos estudios han examinado la adaptación psicológica de los sobrevivientes de cáncer en etapas tempranas de supervivencia tras el tratamiento. Nuestro estudio investigó la prevalencia y la evolución de la ansiedad a corto plazo, la depresión y la comorbilidad de ansiedad-depresión entre los sobrevivientes adultos de cáncer, e identificó los predictores de la enfermedad, el comportamiento individual de salud psicológica y social,  de morbilidad psicológica crónica y tardía. Métodos: Fue reclutada una muestra heterogénea de los sobrevivientes adultos de cáncer a partir de dos registros de cáncer de base estatal. Un total de 1.154 sobrevivientes completó cuestionarios de auto-informe en 6 (Tiempo 1) y 12 meses (Tiempo 2) posdiagnótico. La ansiedad y la depresión fueron evaluadas por la Hospital Anxiety and Depression Scale con casos identificados por una puntuación de corte subescala ≥ 8. Análisis de regresión logística identificaron las características asociadas con la ansiedad y / o depresión en los Tiempos 1 y 2.
Resultados: La prevalencia puntual de la ansiedad (Tiempo 1, 22%; Tiempo 2, 21%), depresión (13% en ambos puntos de tiempo) y la comorbilidad de ansiedad-depresión (9% en ambos puntos de tiempo) fue similar a los 6 y 12 meses posdiagnótico. Las más frecuentes en las trayectorias del Tiempo 1 al 2 fueron no caso para la ansiedad (70%), depresión (82%), y la comorbilidad de ansiedad-depresión (87%). Mientras la morbilidad psicológica en el Tiempo 1 fue el predictor más potente que la morbilidad psicológica en el Tiempo 2, el ser diagnosticado de cáncer de pulmón y conductas de riesgo (tabaquismo, actividad física insuficiente) también fueron predictores fuertes. Conclusión: La la evaluación psicológica de los supervivientes más vulnerables y la intervención temprana pueden prevenir la aparición y / o reducir la gravedad de la morbilidad psicológica en la supervivencia temprana. Los ensayos de intervenciones para la reducción de riesgos dirigidos a la salud psicológica y las conductas de riesgo para la salud parecen justificadas.

Fecha publicación   
13-06-2013




Influencia de la dieta rica en grasa vegetales en los hombres diagnosticados de cáncer de próstata con metástasis ->  Los hombres con cáncer de próstata tienen un menor riesgo de morir de la enfermedad si aumentan el consumo de grasas vegetales.
JAMA Intern Med, 10/06/2013 "Fat Intake After Diagnosis and Risk of Lethal Prostate Cancer and All-Cause Mortality".
Importancia: Cerca de 2,5 millones de hombres viven actualmente con cáncer de próstata en los Estados Unidos, sin embargo, poco se sabe acerca de la asociación entre la dieta después del diagnóstico y la progresión del cáncer de próstata y la mortalidad general. Objetivo: Examinar la ingesta de grasa después del diagnóstico en relación con el cáncer de próstata letal, y mortalidad por cualquier causa. Diseño, escenario y participantes: Estudio prospectivo de 4.577 hombres con cáncer de próstata no metastásico en el Health Professionals Follow-up Study (1986-2010). La ingesta de grasas saturadas, monoinsaturadas, poliinsaturadas, trans, animal y vegetal después del diagnóstico. Principales resultados y medidas: El cáncer de próstata letal (metástasis a distancia o muerte por cáncer de próstata específico) y la mortalidad por cualquier causa. Resultados: Se observaron 315 eventos de cáncer de próstata letal y 1.064 defunciones (mediana de seguimiento, 8,4 años). Las tasas brutas por 1.000 personas-año para el cáncer de próstata letal fueron las siguientes (el más alto vs quintil más bajo de la ingesta de grasa): 7,6 vs 7,3 de saturadas, 6,4 vs 7,2 de monoinsaturadas, 5,8 vs 8,2 de poliinsaturados, 8.7 vs 6.1 para trans, 8,3 vs 5.7 para grasas animales, y 4,7 vs 8,7 para grasas vegetales. Para todas las causas de mortalidad, las tasas fueron del 28,4 vs 21,4 para saturadas, 20,0 vs 23,7 para monoinsaturadas, 17,1 frente a 29,4 para poliinsaturadas, 32.4 vs 17.1 para atrans, 32.0 vs 17.2 para grasas animales, y 15,4 frente al 32,7 para grasas vegetales. La sustitución del 10% de la ingesta de energía a partir de carbohidratos por grasas vegetales se asoció con un menor riesgo de cáncer de próstata letal (hazard ratio [HR], 0,71, IC del 95% desde 0,51 hasta 0,98, p = 0,04) y mortalidad por cualquier causa (HR , 0,74, p = 0,001), IC, 0,61 a 0,88 al 95%. Otras grasas no estaban asociadas con el cáncer de próstata letal. Las grasas saturadas y trans después del diagnóstico (en sustitución del 5% y 1% de la energía de los carbohidratos, respectivamente) se asociaron con una mayor mortalidad por todas las causas (RR, 1,30 [IC, 1,05 a 1,60 95%, p = 0,02] y 1,25 [95 % CI, 1,05 a 1,49, p = 0,01], respectivamente). Conclusiones y relevancia: Entre los hombres con cáncer de próstata metastásico, la sustitución de los hidratos de carbono y grasas animales por grasas vegetales puede reducir el riesgo de mortalidad por cualquier causa. El beneficio potencial de la grasa vegetal sobre los resultados del el cáncer de próstata-específico merece una mayor investigación.

Fecha publicación   
10-06-2013




Evaluación de los equipos de cuidados paliativos a domicilio -> Cuando alguien con una enfermedad avanzada recibe cuidados médicos especializados se duplican sus probabilidades de morir en su casa sin aumentar los costes. Los servicios de cuidados paliativos también ayudan a reducir los síntomas que experimentan los pacientes como resultado de la enfermedad avanzada, sin aumentar la pena a los cuidadores.
Rev Cochram, 06/06/2013 "Effectiveness and cost-effectiveness of home-based palliative care services for adults with advanced illness and their caregivers".
Cuando nos enfrentamos a la perspectiva de morir por una enfermedad avanzada, la mayoría de las personas prefiere morir en su casa, sin embargo, en muchos países de todo el mundo tienen más probabilidades de morir en el hospital. Se revisaron todos los estudios conocidos con servicios evaluados de cuidados paliativos en el hogar, es decir, equipos de atención domiciliaria con experiencia de los profesionales de la salud especializados en el control de una amplia gama de problemas relacionados con la enfermedad avanzada - física, psicológica, social y espiritual. Queríamos ver, además de la diferencia de la posibilidad de morir en la propia casa del paciente, también otros aspectos importantes de estos equipos de atención domiciliaria sobre los pacientes en el final de su vida, tales como los síntomas (por ejemplo, dolor) y la angustia de la familia. También comparó el impacto en los costes del cuidado. Sobre la base de 23 estudios que incluyeron 37.561 pacientes y 4.042 cuidadores familiares, se encontró que cuando alguien con una enfermedad avanzada recibe cuidados médicos especializados, sus probabilidades de morir en su casa es más del doble. Los servicios de cuidados paliativos también ayudan a reducir la carga de las personas de los síntomas que pueden experimentar como resultado de la enfermedad avanzada, sin aumentar la pena a los cuidadores familiares de pacientes después de las intervenciones. En estas circunstancias, los pacientes que desean morir en casa se les debe ofrecer cuidados paliativos en casa. Todavía hay margen para mejorar los servicios de cuidados paliativos en casa y aumentar los beneficios para los pacientes y las familias sin aumentar los costos

Fecha publicación  
19-04-2013




Tendencia del melanoma maligno en la infancia (EE.UU) -> El melanoma maligno, aunque es raro en la infancia, ha ido en aumento en los últimos 40 años. El aumento ha sido mayor entre los adolescentes que viven en latitudes septentrionales con una baja exposición a la radiación UV-B, lo que provoca quemaduras por los rayos, así como entre las niñas.
Pediatrics, 15/04/2013 "Incidence of Childhood and Adolescent Melanoma in the United States: 1973–2009".
Objetivo: Aunque el melanoma es raro en la infancia y adolescencia, esta aumentando progresivamente. Para conocer las posibles razones que subyacen a esta observación, se analizaron las tendencias en la incidencia de melanoma diagnosticados entre las edades de 0 y 19 años entre los blancos estadounidenses por sexo, estadio, edad al diagnóstico, y la localización primaria. También se investigaron las tendencias de incidencia de los niveles de exposición a los rayos UV-B. Métodos: Utilizando los datos del programa Surveillance, Epidemiology, and End Results (SEER)  (1973-2009), se calcularon las tasas de incidencia ajustadas por edad (TI), de variación interanual por ciento, con intervalos de confianza del 95% para cada categoría de interés. Tendencia de la incidencia también se evaluó mediante el uso de joinpoint y modelos locales de regresión. Los registros del SEER fueron clasificados según la exposición a radiación de baja o de alta radiación UV-B. Resultados: De 1973 a 2009, fueron diagnosticados 1.230 niños de raza blanca de melanoma maligno. El melanoma se incrementó en pediatría en un promedio del 2% por año (intervalo de confianza 95%, 1,4% -2,7%). Las niñas, las edades de 15 a 19 años de edad y personas con baja exposición a UV-B tuvieron significativamente mayores TI que los niños, los más jóvenes y los clasificados en los registros de SEER como de alta radiación UV-B. Durante el período de estudio, los niños experimentaron un aumento las TI con melanoma en la cara y el tronco, y las mujeres en las extremidades inferiores y la cadera. La tendencia a una reducción de la incidencia solamente se observó en las edades de 15 a 19 años de edad en el grupo de alta exposición UV-B desde 1985 hasta 2009. Las curvas de regresión locales indicaron patrones similares. Conclusiones: Estos resultados pueden ayudar a dilucidar los posibles factores de riesgo para el melanoma del adolescente, pero son necesarios otros estudios a nivel individual para determinar las razones de la tendencia de la incidencia cada vez mayor.

Fecha publicación  
13-04-2013




Programa de Muerte con Dignidad en un centro de Seattle, legal en el estado de Oregon (EEUU) -> Los pacientes, sus familias y los médicos están satisfechos con un programa de Muerte con Dignidad de suicidio asistido por un médico a disposición de los pacientes terminales de cáncer. Como parte del programa, los pacientes deben hacer peticiones orales y por escrito para iniciar el proceso, y dos médicos, el que prescribe y otro médico clínico, deben confirmar que la enfermedad del paciente es terminal, así como que el paciente es competente para solicitar voluntariamente la receta.
New Engl J Med, 11/04/2013 "Implementing a Death with Dignity Program at a Comprehensive Cancer Center".
La mayoría de los participantes de la Muerte con Dignidad en el estado de Washington y Oregon han sido diagnosticados de cáncer terminal. Puesto que  cada vez más estados consideran la legislación relativa a la muerte con asistencia médica, la experiencia de un centro integral de cáncer puede ser una fuente de información. Métodos: Se describe la implementación de una muerte con dignidad en el programa de Death with Dignity en la Seattle Cancer Care Alliance, en el lugar de cuidados de Fred Hutchinson–University de Washington Cancer Consortium, un centro integral de cáncer en Seattle que atiende el noroeste del Pacífico. A nivel institucional se compararon con los datos de acceso público en todo el estado de Oregon y Washington. Resultados: Un total de 114 pacientes preguntó acerca de nuestro programa de muerte con dignidad entre el 5 de marzo de 2009 y el 31 de diciembre de 2011. De ellos, 44 (38,6%) no siguieron el programa, y 30 (26,3%) iniciaron el proceso, pero no fueron elegidos para continuar o murieron antes de su finalización. De los 40 participantes que, después del asesoramiento y previa solicitud, recibieron una prescripción de una dosis letal de secobarbital (35,1% de los 114 pacientes que solicitaron información sobre el programa), todos murieron, 24 después de la ingestión la medicación (60% de las prescripciones de obtención) . Los participantes de nuestro centro representaron el 15,7% de todos los participantes en el programa de Muerte con Dignidad en Washington (255 personas) y fueron por lo general blancos, hombres y con buena formación. Las razones más comunes para la participación fueron la pérdida de autonomía (97,2%), la incapacidad para participar en actividades agradables (88,9%) y la pérdida de la dignidad (75,0%). Once participantes vivieron durante más de 6 meses después de la recepción receta. Cualitativamente, los pacientes y las familias estaban agradecidos de recibir la receta letal, la utilizara o no. Los autores concluyen que, en general, su programa de Muerte con Dignidad ha sido bien aceptado por los pacientes y los médicos.

Fecha publicación  
20-03-2013




Nuevo biomarcador para el cáncer de mama metastásico -> El tratamiento del cáncer de mama metastásico requiere un control de la carga tumoral para determinar la respuesta al tratamiento, siendo necesarias mejoras en los biomarcadores. El ADN circulante del tumor es un biomarcador informativo, específico y altamente sensible del cáncer de mama metastásico.
N Engl J Med, 13/03/2013 "Analysis of Circulating Tumor DNA to Monitor Metastatic Breast Cancer".
El tratamiento del cáncer de mama metastásico requiere un control de la carga tumoral para determinar la respuesta al tratamiento, y son necesarias mejoras en los biomarcadores. Los biomarcadores tales como antígeno del cáncer 15-3 (CA 15-3) y las células tumorales circulantes han sido ampliamente estudiados. Sin embargo, la circulación de células libres con alteraciones específicas de ADN del tumor (ADN circulante del tumor) no ha sido ampliamente investigadas en comparación con otros biomarcadores circulantes en cáncer de mama. Métodos: Comparamos la formación de imágenes radiográficas de los tumores con el análisis del ADN circulante del tumor, CA 15-3, y las células tumorales circulantes en 30 mujeres con cáncer de mama metastásico que estaban recibiendo terapia sistémica. Utilizamos secuenciación del genoma completo para identificar alteraciones somáticas genómicas y diseños personalizados de análisis para cuantificar el ADN circulante del tumor en muestras de plasma recogidas en serie. Se midieron los niveles de CA 15-3 y el número de células tumorales circulantes en puntos de tiempo idénticos. Resultados: El ADN circulante del tumor fue detectado con éxito en 29 de las 30 mujeres (97%) en las que las alteraciones somáticas genómicas fueron identificadas; se detectaron el CA 15-3 y las células tumorales circulantes en 21 de 27 mujeres (78%) y 26 de 30 mujeres (87 %), respectivamente. Los niveles circulantes tumorales de ADN mostraron un mayor rango dinámico y mayor correlación con los cambios en la carga del tumor que las de CA 15-3 o células tumorales circulantes. Entre las medidas probadas, el ADN circulante del tumor proporcionó la primera medida de la respuesta al tratamiento en 10 de 19 mujeres (53%). Los autores concluyen que este estudio de prueba de concepto mostró que el ADN circulante del tumor es un biomarcador informativo, inherentemente específico y altamente sensible del cáncer de mama metastásico.

Fecha publicación  
08-02-2013




Sin diferencias en los efectos adversos a largo plazo entre la prostatectomía radical o radioterapia para el tratamiento del cáncer localizado de próstata -> Se observaron las mismas alteraciones en la función sexual (disfunción eréctil), incontinencia urinaria y urgencia fecal, a los 15 años de la cirugía o la radioterapia.
N Engl J Med, 31/01/2013 "Long-Term Functional Outcomes after Treatment for Localized Prostate Cancer".
El propósito de este análisis fue comparar a largo plazo la función urinaria, intestinal y sexual después de la prostatectomía radical o radioterapia de haz externo de radiación. El Prostate Cancer Outcomes Study (PCOS) incluyó a 3.533 hombres diagnosticados de cáncer de próstata en el año 1994 o 1995. La cohorte actual esta compuesta por 1.655 hombres con cáncer de próstata localizado que habían sido diagnosticados entre los 55 y 74 años, y que se habían sometido a cirugía (1.164 hombres) o radioterapia (491 hombres). El estado funcional fue evaluado al inicio del estudio y a los 2, 5, y 15 años después del diagnóstico. Utilizamos puntuación de propensión multivariable para comparar los resultados funcionales de acuerdo al tratamiento. Resultados: Los pacientes sometidos a prostatectomía fueron más propensos a tener incontinencia urinaria que aquellos sometidos a radioterapia a los 2 años (odds ratio, 6,22, 95% intervalo de confianza [IC]: 1,92 a 20,29) y a los 5 años (odds ratio, 5,10, 95% CI, 2,29 a 11,36). Sin embargo, no hay diferencias significativas entre los grupos en las probabilidades de incontinencia urinaria a los 15 años. Del mismo modo, aunque los pacientes sometidos a prostatectomía eran más propensos a tener disfunción eréctil a los 2 años (odds ratio, 3,46, IC 95%, 1.93 a 6.17) y 5 años (odds ratio, 1,96, 95% CI, 1,05 a 3,63), no hubo diferencias significativas entre los grupos a los 15 años. Los pacientes sometidos a prostatectomía fueron menos propensos a tener urgencia fecal a los 2 años (odds ratio, 0,39, 95% CI, 0,22 a 0,68) y 5 años (odds ratio, 0,47, 95% CI, 0,26 a 0,84), y de nuevo no hubo diferencias significativas entre ambos grupos en las probabilidades de urgencia intestinal a los 15 años. Los autores concluyen que a los 15 años, no se observaron diferencias significativas en los resultados funcionales por enfermedades específicas entre los hombres sometidos a prostatectomía o radioterapia. Sin embargo, los hombres tratados por cáncer de próstata localizado presentan generalmente descensos en todas las funciones a los 15 años de seguimiento.

Fecha publicación  
05-02-2013 (B)




Tratamiento conservador de la mama más radiación respecto de la mastectomía, en el cáncer de mama en etapa temprana -> Las mujeres con cáncer de mama en estadio temprano (I o II) tienen más probabilidades de sobrevivir si se tratan mediante extirpación del tumor y radioterapia que mediante mastectomía. Así, sigue siendo una alternativa eficaz a la mastectomía independientemente de la edad o estado de los receptores hormonales de la paciente.
Cancer, 28/01/2013, "Survival after lumpectomy and mastectomy for early stage invasive breast cancer".
Los ensayos clínicos aleatorios (ECA) han demostrado una supervivencia equivalente mediante tratamiento conservador de la mama terapia con radiación (TCM) respecto de la mastectomía, en el cáncer de mama en etapa temprana. En este trabajo fue estudiada una gran serie de mujeres de base poblacional que se sometieron a una mastectomía o TCM, para observar si los resultados de los ECA fueron realizados en la población general, y para comprobar si la supervivencia difiere según el tipo de cirugía cuando se estratificó por edad y estado de receptor hormonal (HR). Métodos: Se obtuvo información de todas las mujeres diagnosticadas de cáncer de mama en estadio I o II en el estado de California entre 1990 y 2004, que fueron tratadas con mastectomía o TCM, y seguidas por el estado vital hasta diciembre de 2009. Se utilizó el modelado de riesgos proporcionales de Cox para comparar la supervivencia global (SG) y supervivencia específica de la enfermedad (DSS) entre los grupos de TCM y mastectomía. Los análisis se estratificaron por grupos de edad (<50 años y ≥ 50 años) y estado de HR del tumor. Resultados: Un total de 112.154 mujeres cumplieron con los criterios de elegibilidad. En las mujeres sometidas a TCM mejoraron la SG y la DSS en comparación con las mujeres con mastectomía (cociente de riesgo ajustado para la cohorte entera SG = 0,81, 95% intervalo de confianza [IC] = 0,80 hasta 0,83). El beneficio la DSS con TCM en comparación con la mastectomía fue mayor entre las mujeres de edad ≥ 50 años con HR-positivo (cociente de riesgo = 0,86, IC 95% = 0,82 a 0.91) que entre las mujeres de <50 con HR-negativo (cociente de riesgo = 0,88 , 95% CI = 0.79-0.98), esta tendencia se observó entre todos los subgrupos analizados. Los autores concluyen que entre las pacientes con cáncer de mama en estadio precoz, la TCM se asoció con una mejor DSS. Estos datos proporcionan confianza de que la TCM sigue siendo una alternativa eficaz a la mastectomía para la enfermedad en estadio temprano, independientemente de su edad o estado de HR positivo negativo.

Fecha publicación  
05-02-2013 (A)




La toma de suplementos de ácido fólico a largo plazo no tiene influencia en la incidencia de cáncer en los distintos órganos -> Un gran meta-análisis de ensayos aleatorios controlados de suplementos de ácido fólico, no encontró variaciones en la frecuencia de los cánceres en las personas que los tomaron respecto de las que recibieron placebo.
Lancet, 25/01/2013 "Effects of folic acid supplementation on overall and site-specific cancer incidence during the randomised trials: meta-analyses of data on 50 000 individuals".
Algunos países añaden a la harina ácido fólico para prevenir los defectos del tubo neural, pero otros no lo hacen, en parte debido a las preocupaciones sobre posibles riesgos de cáncer. El objetivo de esta revisión es evaluar los efectos sobre las tasas de cáncer de localización específica en los ensayos aleatorios de suplementos de ácido fólico, en dosis más altas que las de enriquecimiento. Para el meta-análisis, se buscaron todos los ensayos concluidos antes de 2011, comparando el ácido fólico versus placebo, con una duración programada de tratamiento de al menos 1 año, que incluían al menos 500 participantes, así como los datos registrados en la incidencia de cáncer. Se obtuvieron datos individuales de los participantes que incluyeron 49.621 participantes en los 13 estudios de este tipo (diez ensayos de ácido fólico para la prevención de la enfermedad cardiovascular [n = 46.969] y tres ensayos en pacientes con adenoma colorrectal [n = 2.652]). Todos estos ensayos se asignaron al azar de manera uniforme. El resultado principal fue la incidencia de cáncer (excluyendo el cáncer de piel no melanoma) durante el período de tratamiento programado (entre los participantes que aún estaban libres de cáncer). Se comparó a los asignadas a ácido fólico con los asignados a placebo, y se utilizó log-rank análisis para calcular la razón de tasas (RR) de incidencia de cáncer. Hallazgos: El tratamiento de duración media ponderada prevista de 5,2 años, la asignación de ácido fólico cuadruplicó las concentraciones plasmáticas de ácido fólico (57,3 nmol / L para los grupos de ácido fólico, frente a 13,5 nmol / L para los grupos de placebo), pero no tuvo efecto significativo sobre la incidencia del cáncer en general (1.904 casos de cáncer en los grupos de ácido fólico vs 1.809 casos de cáncer en los grupos de placebo, RR 1,06, IC del 95%: 0,99 -1 • 13, p = 0,10). No hubo una tendencia hacia un mayor efecto con un tratamiento más prolongado. No hubo heterogeneidad significativa entre los resultados de los 13 ensayos individuales (p = 0,23), ni entre los dos resultados generales en los ensayos de prevención cadiovascular y los ensayos adenoma (p = 0,13). Por otra parte, no hubo un efecto significativo de la suplementación de ácido fólico sobre la incidencia de cáncer del intestino grueso, próstata, pulmón, mama, o cualquier otro sitio específico. Los autores concluyen que  los suplementos de ácido fólico no aumentan o disminuyen la incidencia de cáncer de localización específica durante los primeros 5 años de tratamiento. El enriquecimiento de la harina y otros productos de cereales implica dosis de ácido fólico que son, en promedio, de una magnitud menor que las dosis utilizadas en estos ensayos.

Fecha publicación  
17-01-2013




Beta-bloqueantes y cáncer de pulmón -> Los pacientes con cáncer de pulmón viven más tiempo si están tomando un beta-bloqueante durante la terapia contra el cáncer. El uso de betabloqueantes se asoció con la reducción de las metástasis, pero no con la recurrencia en el lugar del tumor.
Ann Oncol, 08/01/2013 "Improved survival outcomes with the incidental use of beta-blockers among patients with non-small-cell lung cancer treated with definitive radiation therapy".
Los estudios preclínicos han demostrado que la norepinefrina puede estimular directamente la migración de células del tumor y que este efecto está mediado por el receptor beta-adrenérgico. Estudio de revisión retrospectiva de 722 pacientes con cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) que recibieron radioterapia definitiva (RT). Se utilizó un modelo de riesgos proporcionales de Cox se para determinar la asociación entre el consumo de beta-bloqueantes y la supervivencia sin progresión locorregional (SSPLR), la supervivencia  libre de metástasis (SLM), supervivencia libre de enfermedad (SLE) y supervivencia global (SG). Resultados: En el análisis univariado, los pacientes que tomaban beta-bloqueantes (n = 155) mejoraron la SLM (P <0,01), SLE (P <0,01), y la SG (P = 0,01), pero no la SSPLR (P = 0,33) en comparación con los pacientes no tomaron beta-bloqueantes (n = 567). En el análisis multivariado, la toma de beta-bloqueantes se asoció con una SLM significativamente mejor [hazard ratio (HR) 0,67, p = 0,01], SLE (HR, 0,74, p = 0,02), y SG (HR, 0,78, P = 0,02 ) con ajuste por edad, índice de Karnofsky rendimiento, etapa, tipo histológico, quimioterapia concurrente, dosis de radiación, el volumen del tumor bruto, hipertensión, enfermedad pulmonar obstructiva crónica y el uso de la aspirina. No hubo asociación del uso de beta-bloqueantes con SSPRL (HR = 0,91, P = 0,63). Los autores concluyen que  los beta-bloqueadores se asocian con la mejora de SLM, la SLE y la SG en esta cohorte de pacientes con CPNM. Futuros estudios prospectivos pueden validar estos hallazgos retrospectivos y determinar la duración y frecuencia del uso de los bloqueadores beta sobre la influencia en la supervivencia.

Fecha publicación  
09-01-2013




No parece que la existencia de comités o juntas multidisciplinarias de tratamiento del cáncer en los hospitales, mejore la atención o los resultados -> En los centros de VA (EEUU), respecto de la atención por el servicio habitual, no se observan mejores resultados o estos varían según los componentes estructurales, funcionales y la experiencia de los participantes.
J Natl Cancer Inst, 28/12/2012, "Tumor Boards and the Quality of Cancer Care".
A pesar del uso generalizado de las juntas de tumores, existen pocos datos sobre sus efectos en la atención del cáncer. Este estudio evalúa si la presencia de un comité de tumores, ya sea general o específico de un tipo de cáncer, se asocia con las recomendaciones del tratamiento del cáncer, los resultados, o la utilización del Veterans Affairs (VA) del sistema de salud. Se encuestó a 138 centros médicos de VA sobre la existencia de comités registro de tumores y registros de cáncer vinculados, así como de los datos administrativos para evaluar la recepción de la atención recomendada para el estadio específico, la supervivencia o el uso en pacientes con cáncer colorrectal, de pulmón, de próstata, hematológicos y cánceres de mama diagnosticados en el período comprendido entre 2001 y 2004 y seguidos hasta 2005. Se utilizó la regresión logística multivariable para evaluar las asociaciones de comités de tumores con las medidas, ajustando por las características sociodemográficas y clínicas. Todas las pruebas estadísticas fueron de dos caras. Resultados: La mayoría de las instalaciones (75%) tenían al menos un comité de tumores, y muchos de ellos tenían varios comités específicos para tipos de tumores. Presencia de un comité de tumores se asoció con sólo siete de las 27 medidas evaluadas (todos P <.05), y varias asociaciones no fueron en las direcciones esperadas. Las tasas de algunos cuidados recomendados (por ejemplo factores de crecimiento de células blancas con ciclofosfamida, adriamicina, vincristina y prednisona en linfomas difusos de células B grandes) fueron menores en centros los centro con comités específicos de tumores hematológicos (39,4%) que en los centros con comités generales (61,3%) o sin comités de tumores (56,4%, p = 0,002). Sólo una de las 27 medidas se asoció de forma estadísticamente significativa con los comités tumorales después de aplicar una corrección de Bonferroni para comparaciones múltiples. Los autores concluyen que se observó poca asociación de la existencia de comités multidisciplinarios tumorales con las medidas de uso, la calidad o la supervivencia. Esto puede reflejar que no hay efecto o que el efecto que varía según los componentes estructurales, funcionales y la experiencia de los participantes.

Fecha publicación  
02-01-2013




Tratamiento mediante radioterapia de protones (TRP) vs radioterapia de intensidad modulada (TRIM) para el cáncer de próstata-> El TRP para el cáncer es nuevo, más caro y cada vez más utilizado, debido a una teórica reducción potencial de su toxicidad en comparación con el TRIM. Este estudio en hombres >65 años con cáncer de próstata, no encuentra diferencias en la toxicidad genitourinaria, gastrointestinal o de otro tipo a los 12 meses del tratamiento.
J Natl Cancer Inst, 14/12/2012, "Proton Versus Intensity-Modulated Radiotherapy for Prostate Cancer: Patterns of Care and Early Toxicity".
La radioterapia de protones (TRP) es un nuevo tratamiento para el cáncer de próstata a pesar del limitado conocimiento del beneficio clínico o los daños potenciales en comparación con otros tipos de radioterapia. El objetivo de este estudio retrospectivo es comparar los patrones de uso del TRP, el coste y toxicidad temprana entre los beneficiarios de Medicare con cáncer de próstata con las de la radioterapia de intensidad modulada (TRIM). Se incluyeron todos los beneficiarios de Medicare de edad mayor o igual a 66 años que recibieron TRP o TRIM para el cáncer de próstata en 2008 y / o 2009. Se utilizó la regresión logística multivariable para identificar los factores asociados con la recepción de TRP. Para evaluar la toxicidad, cada paciente de TRP fue emparejado con dos pacientes de IMRT con similares características clínicas y sociodemográficas. Las medidas de resultado principales fueron la recepción de TRP o TRIM, el reembolso de Medicare para cada tratamiento, y los efectos tóxicos genitourinarios tempranos, gastrointestinales y otros. Todas las pruebas estadísticas fueron de dos caras. Resultados: Se identificaron 27.647 hombres, 553 (2%) recibieron TRP y 27.094 (98%) recibieron TRIM. Los pacientes que recibieron TRP fueron más jóvenes, más saludables, y de zonas más prósperas que los pacientes tratados con TRIM. La mediana reembolso de Medicare fue de $ 32.428 y $ 18.575 TRP para TRIM. Aunque el TRP se asoció con una reducción estadísticamente significativa en la toxicidad genitourinaria a los 6 meses, en comparación con el TRIM (5,9% vs 9,5%, odds ratio [OR] = 0,60, 95% intervalo de confianza [IC] = 0,38 a 0,96, P = 0,03) , a los 12 meses después del tratamiento no hubo diferencias en la toxicidad genitourinaria (18,8% vs 17,5%, OR = 1,08, IC del 95% = 0,76 a 1,54, P = 0,66). No hubo diferencias estadísticamente significativas en la toxicidad gastrointestinal o de otro tipo a los 6 meses o 12 meses después del tratamiento. Los autores concluyen que aunque el TRP es sustancialmente más costoso que el TRIM, no hubo diferencia en la toxicidad en una cohorte completa de los beneficiarios de Medicare con cáncer de próstata a los 12 meses después del tratamiento.

Fecha publicación  
14-11-2012




Estatinas y cardiotoxicidad en las mujeres que reciben quimioterapia por cáncer de mama -> Las mujeres con cáncer de mama que reciben quimioterapia con antraciclinas experimentan menor cardiotoxicidad si además toman estatinas.
J Am Coll Cardiol, 11/2012, "Effect of Statin Therapy on the Risk for Incident Heart Failure in Patients With Breast Cancer Receiving Anthracycline ChemotherapyAn Observational Clinical Cohort Study".
El objetivo de este estudio fue evaluar el efecto del tratamiento continuo con estatinas sobre la insuficiencia cardiaca de nueva aparición (IC) en pacientes con cáncer de mama que reciben quimioterapia basada en antraciclina. Previamente los estudios in vitro y en modelos animales experimentales han encontrado que las estatinas previenen la cardiotoxicidad inducida por la doxorrubicina. Fueron identificadas retrospectivamente y estudiadas un total de 628 mujeres con cáncer de mama recién diagnosticado (edad media de 51,5 ± 10,8 años) tratados con antraciclinas. El objetivo de resultado primario fue el incidente de hospitalización por IC, que se comparó deforma pareada en pacientes que recibieron tratamiento con estatinas de forma ininterrumpida durante todo el período de seguimiento de 2,55 ± 1,68 años y sus homólogas que no recibieron tratamiento con estatinas. Resultados: Fueron emparejadas en proporción (2:1) los 67 pacientes (10,7%) que recibían tratamiento ininterrumpido con estatinas con 134 controles. Se observó IC de nueva aparición en 67 de las 201 pacientes emparejadas. El análisis multivariante de concordancia de regresión de Cox mostró un riesgo significativamente menor [HR] de 0,3 (intervalo de confianza 95% [IC]: 0,1 a 0,9; p = 0,03) en las pacientes que recibieron tratamiento ininterrumpido con estatinas. Los factores de riesgo de cardiotoxicidad en el momento del diagnóstico de cáncer (HR: 5,0; IC del 95%: 2,2 a 11,1; p <0,001) fueron la fracción de eyección basal <55% (HR: 2,7; IC del 95%: 1,2 a 6,3; p = 0,02) y el uso de trastuzumab (HR: 3,0; IC del 95%: 1,3 a 7,2; p = 0,01), que fueron predictores de incidente de CI. Los autores concluyen que en este análisis de las pacientes con cáncer de mama tratadas con quimioterapia con antraciclinas, el uso de estatinas se asoció con un menor riesgo de incidente de IC. Este hallazgo es consistente con estudios previos en animales y garantiza una mayor investigación a través de ensayos clínicos prospectivos aleatorizados.

Fecha publicación  
14-11-2012




Estatinas y cáncer ->  Estudio observacional, que incluyó a todos los pacientes con cáncer en Dinamarca desde 1995 a 2007, encuentra una asociación entre el uso de estatinas (medicamentos utilizados para reducir el colesterol) y un menor riesgo de muerte por cáncer o mortalidad por cualquier causa.
N Engl J Med, 8/11/2012, "Statin Use and Reduced Cancer-Related Mortality".
Una reducción en la disponibilidad del colesterol puede limitar la proliferación celular requerida para el crecimiento del cáncer y las metástasis. Este estudio pone a prueba la hipótesis de que la administración de estatinas antes del diagnóstico de cáncer se asocia con una reducción de la mortalidad relacionada con el cáncer. Se evaluó la mortalidad entre los pacientes de toda la población danesa que habían recibido un diagnóstico de cáncer entre 1995 y 2007, con seguimiento hasta el 31 de diciembre de 2009. Entre los pacientes de 40 años de edad o más, 18.721 habían usado estatinas con regularidad antes del diagnóstico de cáncer y 277.204 nunca las habían usado. Resultados: Tras ajuste multivariable por razones de riesgo en los usuarios de estatinas, en comparación con los pacientes que nunca las habían utilizado, presentaron una tasa de mortalidad por cualquier causa de 0,85 (95% intervalo de confianza [IC], 0,83 a 0,87) y 0,85 (95% CI, 0,82 a 0,87) para la muerte por cáncer. Los coeficientes de riesgo ajustados para la mortalidad por cualquier causa según la dosis diaria definida de estatinas (la dosis de mantenimiento promedio asumido por día) fueron 0,82 (95% CI, 0,81 a 0,85) para una dosis diaria definida por día de 0,01 a 0,75, 0,87 (95% CI, 0,83 a 0,89) para una dosis diaria definida por día de 0,76 a 1,50, y 0,87 (95% CI, 0,81 a 0,91) para una dosis diaria definida por día de 1,50, y las correspondientes tasas de riesgo de muerte por cáncer fueron 0,83 (95% CI, 0,81 a 0,86), 0,87 (95% CI, 0,83 a 0,91) y 0,87 (95% CI, 0,81 a 0,92). La reducción de la mortalidad relacionada con el cáncer entre los usuarios de estatinas en comparación con aquellos que nunca habían usado estatinas se observó para cada uno de los 13 tipos de cáncer. Los autores concluyen que el uso de estatinas en pacientes con cáncer se asocia con una reducción de la mortalidad relacionada con el cáncer. Esto sugiere la necesidad de realizar ensayos sobre la utilización de estatinas en pacientes con cáncer.

Fecha publicación  
01-11-2012




La mayor parte de los pacientes con cáncer terminal desconoce la escasa eficacia de la quimioterapia -> La mayoría de los pacientes con cáncer de pulmón y colorectal terminal (con metástasis - fase IV) en EE.UU no saben que es poco probable que la quimioterapia los cure. Esto dificulta su participación en la decisión de recibir éste tratamiento.
N Engl J Med, 25/10/2012, "Patients' Expectations about Effects of Chemotherapy for Advanced Cancer".
La quimioterapia para cáncer de pulmón o colorrectal metastásico puede prolongar la vida por semanas o meses y puede ser paliativa, pero no es curativa. Este estudio prospectivo de cohorte en el que participaron 1.193 pacientes del Cancer Care Outcomes Research and Surveillance (CanCORS) que estaban vivos a los 4 meses del diagnóstico y recibieron quimioterapia para el recién diagnosticado cáncer de pulmón o colorrectal metastásico (estadio IV). El objetivo es caracterizar la prevalencia de la expectativa de que la quimioterapia pueda ser curativa e identificar los factores clínicos, sociodemográficos y del sistema de salud asociados con esta expectativa. Los datos fueron obtenidos de una encuesta a los pacientes por entrevistadores profesionales, además de una revisión exhaustiva de las historias clínicas. Resultados: En general, el 69% de los pacientes con cáncer de pulmón y el 81% de los pacientes con cáncer colorrectal habían comprendido que la quimioterapia era poco o nada probable que curase su cáncer. En la regresión logística multivariable, la probabilidad de tener un informe de conocimiento inexacto sobre la quimioterapia fue mayor entre los pacientes con cáncer colorrectal, en comparación con aquellos con cáncer de pulmón (odds ratio, 1,75, 95% intervalo de confianza [IC], 1,29 a 2,37), entre los no blancos y los pacientes hispanos, en comparación con los pacientes no hispanos de raza blanca (odds ratio para los pacientes hispanos, 2,82, 95% CI, 1,51 a 5,27; odds ratio para pacientes de raza negra, 2,93, 95% CI, 1,80 a 4,78), y entre los pacientes que calificaron su comunicación con su médico de forma muy favorable, en comparación con menos favorable (odds-ratio para la tercera más alta vs tercera más baja, 1,90, 95% CI, 1,33 a 2,72). El nivel educativo, el estado funcional y el papel del paciente en la toma de decisiones no se asociaron con estas creencias erróneas acerca de la quimioterapia. Los autores concluyen que muchos pacientes que reciben quimioterapia para cánceres incurables pueden no entender que la quimioterapia es poco probable que sea curativa, lo que podría poner en peligro su capacidad para tomar decisiones informadas sobre el tratamiento que reciben de acuerdo a sus preferencias. Los médicos pueden ser capaces de mejorar la comprensión de los pacientes, pero esto puede ser a costa de la satisfacción de los pacientes con ellos.

Fecha publicación  
12-09-2012




En los pacientes con cáncer que han completado su tratamiento,un programa de 12 semanas de ejercicio mejora su salud medida por indicadores globales de calidad de vida.
Rev Cochram, 15/08/2012, "Exercise interventions on health-related quality of life for cancer survivors".
Los sobrevivientes de cáncer a menudo tienen muchos efectos adversos psicológicos y físicos como consecuencia del tratamiento. También sufren de peor calidad de vida que las personas sin cáncer. Algunos estudios han sugerido que el ejercicio puede ayudar a reducir los efectos negativos y mejorar la calidad de vida de las personas que han terminado el tratamiento del cáncer. Además, una mejor calidad de vida puede conducir a una vida más larga. Esta revisión analizó el efecto del ejercicio sobre la calidad de vida (por ejemplo el cansancio, la ansiedad, la salud emocional) entre las personas que habían concluido el tratamiento del cáncer. La revisión incluyó 40 ensayos con un total de 3.694 personas. Los resultados sugieren que el ejercicio puede mejorar la calidad de vida global después de completar el programa. El ejercicio también puede reducir la preocupación del paciente acerca de su cáncer, y afecta a la forma en que ve su cuerpo. El ejercicio también puede ayudar a la forma en que el paciente se ocupa de las emociones, la sexualidad, los problemas para dormir o funciones en la sociedad. El ejercicio también reduce la ansiedad, el cansancio y dolor en diferentes momentos durante y después del programa de ejercicios. Sin embargo, estos resultados deben tomarse con cautela porque esta revisión consideró los diferentes tipos de programas de ejercicio, que variaban según el tipo de ejercicio, la duración del programa y la dificultad. Además, los investigadores utilizaron diferentes formas para medir la calidad de vida. Se necesita más investigación para ver cómo mantener los efectos del ejercicio durante un período de tiempo más largo tras concluir el programa de ejercicio, y para determinar qué partes del programa de ejercicios son necesarios (es decir, cuando iniciar el programa, el tipo de ejercicio, la duración de las sesiones del programa o el ejercicio y su dificultad). También es importante determinar si un tipo de ejercicio es mejor que otro para un tipo específico de cáncer sobre la calidad de vida.

Fecha publicación  
07-09-2012




La enzalutamide prolonga significativamente la supervivencia casi 5 meses en los hombres con cáncer de próstata metastásico resistente a la castración después de la quimioterapia.
N Engl J Med, 22/08/2012, "Increased Survival with Enzalutamide in Prostate Cancer after Chemotherapy".
La enzalutamide (antes llamada MDV3100) que actúa sobre varios pasos en la vía de andrógeno-receptor, es el principal factor para el crecimiento del cáncer de próstata. El objetivo de este ensayo fase 3 controlado con placebo, doble ciego fue evaluar si la enzalutamide prolonga la supervivencia en hombres con cáncer de próstata resistente a la castración después de la quimioterapia. Se estratificaron 1.199 hombres con cáncer de próstata resistente a la castración después de la quimioterapia según la puntuación del Eastern Cooperative Oncology Group performance status y la intensidad del dolor. Fueron asignados aleatoriamente en una proporción de 2:1, para recibir enzalutamide oral a una dosis de 160 mg por día (800 pacientes) o placebo (399 pacientes). El punto final primario fue la supervivencia global. El estudio se detuvo después de un análisis intermedio previsto en el momento de 520 muertes. La mediana de supervivencia global fue 18,4 meses en el grupo enzalutamide (95% intervalo de confianza [IC]: 17,3 a no alcanzado aún) versus 13,6 meses en el grupo placebo (95% IC, 11,3 a 15,8) y (razón de riesgo de muerte en el grupo enzalutamide, 0,63, 95% CI, 0,53 a 0,75; P <0,001). La superioridad de enzalutamide sobre el placebo se mostró con respecto a todos los puntos finales secundarios: proporción de pacientes con una reducción en el antígeno prostático específico (PSA) en un 50% o más (54% vs 2%, p <0,001), la tasa de respuesta de tejidos blandos (29% vs 4%, p <0,001), la tasa de respuesta de la calidad de vida (43% vs 18%, P <0,001), el tiempo hasta la progresión de PSA (8,3 vs 3,0 meses, hazard ratio, 0,25, P <0,001), signos radiográficos libre de progresión (8,3 frente a 2,9 meses, hazard ratio, 0,40, P <0,001) y el tiempo hasta el primer evento esquelético (16,7 frente a 13,3 meses, hazard ratio, 0,69, P <0,001). Los índices de fatiga, diarrea y sofocos fueron mayores en el grupo enzalutamide. Las incautaciones se registraron en cinco pacientes (0,6%) que recibieron enzalutamide. Los autores concluyen que la enzalutamide prolongó significativamente la supervivencia de los hombres con cáncer de próstata metastásico resistente a la castración después de la quimioterapia.

Fecha publicación  
01-08-2012




La prostatectomía radical por cáncer de próstata localizado no redujo significativamente la mortalidad en comparación con la observación, aunque posiblemente se beneficien de la cirugía los hombres con valores de PSA ≥ 10 ng / mL en el momento del diagnóstico.
N Engl J Med, 19/07/2012, "Radical Prostatectomy versus Observation for Localized Prostate Cancer".
Se desconoce la efectividad de la cirugía frente a la observación en los hombres con cáncer de próstata localizado detectado por medio de antígeno prostático específico (PSA). Ensayo realizado entre 1994 y 2002, asignando aleatoriamente a 731 hombres con cáncer de próstata localizado (edad media, 67 años, media de PSA, 7,8 ng por mililitro) a la prostatectomía radical o la observación, siendo seguidos hasta enero de 2010. El resultado primario fue la mortalidad por cualquier causa, el resultado secundario fue la mortalidad por cáncer de próstata. Durante el seguimiento medio de 10,0 años, 171 de los 364 hombres (47,0%) asignados a la prostatectomía radical murió, en comparación con 183 de 367 (49,9%) asignados a la observación (hazard ratio, 0,88; 95% intervalo de confianza [IC] , 0,71 a 1,08, p = 0,22; reducción del riesgo absoluto, 2,9 puntos porcentuales). Entre los hombres asignados a la prostatectomía radical, 21 (5,8%) fallecieron por cáncer de próstata o el tratamiento, en comparación con 31 hombres (8,4%) asignados a la observación (razón de riesgo 0,63, IC 95%, 0,36 a 1,09, p = 0,09; absoluta la reducción del riesgo, 2,6 puntos porcentuales). El efecto del tratamiento sobre la mortalidad por todas las causas y por cáncer de próstata no varió según la edad, raza, enfermedades coexistentes o las características histológicas del tumor. La prostatectomía radical se asoció con una reducción de la mortalidad por todas las causas entre los hombres con un valor de PSA superior a 10 ng por mililitro (P = 0,04 para la interacción) y, posiblemente, entre los que tenían tumores de riesgo intermedio o alto riesgo (p = 0,07 para la interacción). Los eventos adversos dentro de los 30 días después de la cirugía se produjo en el 21,4% de los hombres, incluyendo una muerte. Los autores concluyen que entre los hombres con cáncer de próstata localizado detectado mediante la prueba de PSA, la prostatectomía radical no reduce significativamente la mortalidad por todas las causas o por cáncer de próstata, en comparación con la observación, después de al menos 12 años de seguimiento. Las diferencias absolutas fueron menores de 3 puntos porcentuales.

Fecha publicación  
28-07-2012




Estudio retrospectivo en Inglaterra sobre la tasa de reintervención tras cirugía conservadora de la mama: El 20% de las mujeres requirió reintervención y cuando el tumor fue un carcinoma in situ la probabilidad fue casi el doble.
BMJ, 12/07/2012, "Reoperation rates after breast conserving surgery for breast cancer among women in England: retrospective study of hospital episode statistics".
Estudio de cohorte retrospectivo para analizar si la tasa de reoperación después de la cirugía conservadora de la mama se asocia con determinadas características de las pacientes y si las tasas de reintervención varían entre los organismos del NHS (inglés). Se incluyeron 55.297 mujeres, de 156 organismos del NHS, intervenidas mediante cirugía conservadora de la mama entre el 1 de abril de 2005 y 31 de marzo 2008. Se midieron las tasas de reintervención después de la cirugía de conservadora de la mama en los 3 meses siguientes, ajustado mediante regresión logística para el tipo de tumor, la edad, la comorbilidad y la privación socioeconómica. 11.032 mujeres (20,0%, 95% intervalo de confianza del 19,6% a 20,3%) tuvieron al menos una reoperación. 10.212 (18,5%, 18,2% a 18,8%) tuvieron una reintervención única, de las cuales 5.943 (10,7%, 10,5% a 11,0%) tuvieron otro procedimiento de conservación de la mama y 4.269 (7,7%, 7,5% a 7,9%) tuvieron una mastectomía. De las 45.793 mujeres con enfermedad invasiva aislada, 8.229 (18,0%) tuvieron al menos una reoperación. En comparación con 2.803 (29,5%) de las 9.504 mujeres con carcinoma in situ que tuvieron al menos una reoperación (odds ratio ajustado de 1,9, 95% intervalo de confianza 1,8 a 2,0). Se encontraron diferencias sustanciales en las tasas de reoperación ajustados entre los organismos del NHS (percentiles 10 y 90 del 12,2% y 30,2%). Los autores concluyen que una de cada cinco mujeres con cirugía conservadora de mama tuvo una reoperación. La reoperación fue casi dos veces más probable cuando el tumor era un carcinoma in situ. Las mujeres deben ser informadas de este riesgo reintervención a la hora de decidir sobre el tipo de tratamiento quirúrgico del cáncer de mama.

Fecha publicación  
19-07-2012




Para los pacientes con cáncer terminal, morir en la unidad de cuidados intensivos o en el hospital representan los aspectos más negativos en la calidad de vida al final de sus días. Al contrario, los aspectos más positivos son la oración y meditación, la atención pastoral en el hospital y la alianza terapéutica con el médico.
Arch Intern Med, 07/2012, "Factors Important to Patients' Quality of Life at the End of Life".
Cuando no hay posibilidad de tratamientos curativos para los pacientes con cáncer, a menudo la atención tiene como objetivo la prolongación de la vida más que la promoción de la calidad de vida. Existen pocos datos sobre lo que mejor predice la calidad de vida en el final de la vida (QFV) en los pacientes con cáncer avanzado. El propósito de este estudio multicéntrico, prospectivo, de cohorte longitudinal fue determinar los factores que más influyen en la QFV. Se incluyeron a 396 pacientes de EE.UU con cáncer avanzado y a sus cuidadores informales desde el 1 de septiembre de 2002 al 28 de febrero de 2008. Los pacientes fueron seguidos desde la inclusión hasta la muerte con una mediana de 4,1 meses de duración. Se presentan por orden de importancia los 9 factores que explicaron la mayor varianza en la QFV de los pacientes, precedidos por un signo que indica la dirección del efecto,  por orden de importancia: 1 = (-) permanencia en la unidad de cuidados intensivos en la última semana (que se explica el 4,4% de la varianza de la QFV), 2 = (-) la  muerte en el hospital (2,7%), 3 = (-) preocupación del paciente al inicio del estudio (2,7%), 4 = (+) la oración o la meditación religiosa al inicio del estudio (2,5%), 5 = el lugar del tratamiento del cáncer (1,8%), 6 = (-) el uso de sonda en la última semana (1,1%), 7 = (+) la atención pastoral en el hospital o clínica (1,0 %), 8 = (-) la quimioterapia en la última semana (0,8%) y 9 = (+) la alianza terapéutica médico-paciente al inicio del estudio (0,7%). No obstante, la mayor parte de la variación de la QFV se mantuvo sin explicación. Los autores concluyen que los pacientes con cáncer avanzado que evitan las hospitalizaciones y la unidad de cuidados intensivos, que están menos preocupados, que rezan o meditan, que son visitados por un pastor en el hospital / clínica y que sienten una alianza terapéutica con sus médicos, tienen la más alta calidad de vida en el QFV.

Fecha publicación  
18-06-2012




Ante la previsión del aumento de la prevalencia de las personas afectadas por el cáncer, el artículo resume los tratamientos comunes de los tipos más frecuentes de cáncer, así como las tasas de supervivencia después del tratamiento.
CA Cancer J Clin, 14/06/2012, “Cancer treatment and survivorship statistics, 2012”.
Aunque ha habido un progreso considerable en la reducción de la incidencia de cáncer en los Estados Unidos, el número de sobrevivientes de cáncer sigue aumentando debido al envejecimiento, el crecimiento de la población y las mejoras en las tasas de supervivencia. Como resultado de ello, es cada vez más importante para entender las necesidades médicas y psicosociales de los supervivientes, ser conscientes de los recursos que pueden ayudar a los pacientes, cuidadores y profesionales de la salud en la evolución de las diversas fases de la supervivencia al cáncer. Para poner de relieve los retos y oportunidades para atender a estos supervivientes, la Sociedad Americana del Cáncer y el Instituto Nacional del Cáncer ha estimado la prevalencia de los sobrevivientes de cáncer el 1 de enero de 2012 y 01 de enero 2022, por el lugar de afectación del cáncer. Se estima que 13,7 millones de estadounidenses con un historial de cáncer estaban vivos el 1 de enero de 2012, y que ese número aumentará el 1 de enero de 2022 a casi 18 millones. Los 3 tipos de cáncer más comunes entre los hombres son de próstata (43%), colon (9%), y el melanoma de la piel (7%), y entre las mujeres el de mama (41%), cuerpo uterino (8%) y colorrectal (8%). Este artículo resume los tratamientos comunes del cáncer, las tasas de supervivencia después del tratamiento, el post-tratamiento e introduce el nuevo Centro Nacional de Recursos de Supervivencia del cáncer, que ha involucrado a más de 100 expertos voluntarios de supervivencia en todo el país para desarrollar herramientas para los sobrevivientes de cáncer, cuidadores, profesionales de la salud, abogados, y responsables políticos.

Fecha publicación  
14-05-2012




En las mujeres de edad avanzada con cáncer de mama, el tratamiento con braquiterapia en comparación con irradiación standard de la mama (ISM) se asoció con una peor preservación de la mama a largo plazo y con un aumento de las complicaciones, aunque sin diferencias en la supervivencia.
JAMA, 09/05/2012, “Association Between Treatment With Brachytherapy vs Whole-Breast Irradiation and Subsequent Mastectomy, Complications, and Survival Among Older Women With Invasive Breast Cancer”.
La braquiterapia es un tratamiento de radioterapia que utiliza una fuente radiactiva implantado. En los últimos años, el uso de la braquiterapia de mama después del tratamiento quirúrgico para el cáncer de mama ha aumentado considerablemente a pesar de la falta de datos de ensayos clínicos aleatorios. El objetivo de este estudio retrospectivo realizado en una cohorte del ámbito del Medicare (US), fue comparar la probabilidad de preservación de la mama, las complicaciones y la supervivencia de la braquiterapia frente a la irradiación standard de la mama (ISM). Se incluyeron 92.735 mujeres de 67 años o más, con cáncer de mama invasivo incidente, diagnosticados entre 2003 y 2007, y seguidos hasta 2008. Después de la tumorectomía 6.952 pacientes fueron tratadas con braquiterapia frente a 85.783 con ISM. En los resultados a cinco años se comprobó que la incidencia de la mastectomía fue mayor en las mujeres tratadas con braquiterapia (3,95%, IC 95%, 3,19% -4,88%) frente a ISM (2,18%, IC 95%, 2,04% -2,33%, p <.001) y persistió después del ajuste multivariable ([HR], 2,19, IC 95%, 1,84-2,61, P <.001). La braquiterapia se asoció con mayor frecuencia a complicaciones infecciosas postoperatorias (16.20%, IC 95%, 15,34% -17,08% frente al 10,33%, IC 95%, 10,13% -10,53%, p 0,001 <; [OR], 1,76; 1,64 1,88) y no infecciosas (16,25%, IC 95%, 15,39% -17,14% frente al 9,00%, IC 95%, 8,81% -9,19%, p <0,001; OR ajustada, 2,03, IC 95%, 1,89 hasta 2,17). También se asoció a una mayor incidencia de dolor en los senos a los 5 años (14,55%, IC 95%: 13,39% -15,80% frente al 11,92%, IC 95%, 11,63% -12,21%), a necrosis grasa (8,26%, 95% CI, 7,27 -9.38 vs 4.05%, IC 95%, 3,87% -4,24%) y a fractura de costilla (4,53%, IC 95%, 3,63% -5,64% frente al 3,62%, IC 95%, 3,44% -3,82%, p ≤. 01 para todos). La supervivencia global a los cinco años fue del 87,66% (IC del 95%, 85,94% -89,18%) en pacientes tratados con braquiterapia vs 87,04% (IC del 95%, 86,69% -87,39%) en pacientes tratados con ISM (CR ajustado, 0,94; 95 % IC, 0.84-1.05, p = 0,26).
http://jama.ama-assn.org/content/307/17/1827.abstract

Fecha publicación  
17-01-2012




La aspirina reduce el riesgo de tumor en los portadores de riesgo hereditario de cáncer de colon.
The Lancet, 27/10/2011, “Long-term effect of aspirin on cancer risk in carriers of hereditary colorectal cancer: an analysis from the CAPP2 randomised controlled trial”.
600 mg de aspirina al día durante una media de 25 meses reduce sustancialmente la incidencia del cáncer en los portadores de cáncer colorrectal hereditario. Se necesitan más estudios para establecer la dosis óptima y la duración del tratamiento con aspirina.
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22036019