Ojos y Vista

Información sobre la audición, el equilibrio, el olfato, la voz, el habla, y el idioma. También encontrará información sobre los transtornos y enfermedades que afectan a la comunicación.
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Ojos y Vista
Fecha actualización

13-10-2013

Información de interés

Fondation ProVisu, Suiza

http://www.provisu.ch/PROVISU/index_sp.html

Fisterra
http://www.fisterra.com/salud/1infoconse/ojosYvisionCuidados.asp

National Eye Institute, US NIH
http://www.nei.nih.gov/health/espanol/


Información en Inglés - Information in English

National Eye Institute, US NIH (English)
http://www.nei.nih.gov/

HealthInsite, Australia (English)
http://www.healthinsite.gov.au/topics/Eye_Health


Artículos de Revistas

Fecha publicación   
13-10-2013




Comparación de 2 técnicas diferentes par el tratamiento de las cataratas-> Las dos técnicas, cirugía manual de cataratas con pequeña incisión y facoemulsificación, parecen ser comparables en términos de resultados de agudeza visual y complicaciones, aunque los estudios solo han realizado seguimiento hasta 6 meses después de la intervención.
Rev Cochram, 10/10/2013 "Comparing two different techniques of removing cataracts"
La catarata es una opacidad del cristalino del ojo, que ocurre con más frecuencia debido al aumento de la edad. Esto sólo se puede tratar con una operación, y el objetivo de esta revisión fue evaluar dos métodos quirúrgicos diferentes. La primera, llamada cirugía manual de cataratas con pequeña incisión (CMCIP) implica el uso de instrumentos para extraer el cristalino del ojo a través de una pequeña incisión. La segunda, la facoemulsificación, implica el uso de una sonda de ultrasonido de alta frecuencia a fragmento de la lente, y esta máquina también elimina los fragmentos del cristalino del ojo. Se realizaron búsquedas en la literatura hasta julio de 2013 y se identificaron ocho ensayos controlados aleatorios que compararon estas dos técnicas. Estos incluyeron un total de 1.708 participantes asignados al azar a CMCIP o a facoemulsificación. Los estudios se llevaron a cabo en la India, Nepal y Sudáfrica. No todos los estudios informaron de los resultados de la agudeza visual que se intentó evaluar, por lo que es difícil extraer conclusiones definitivas. La agudeza visual mejor corregida a corto plazo se observó con la facoemulsificación, sin embargo, no hubo diferencias en la agudeza visual mejor corregida (es decir, después de la corrección con gafas). No parecía haber ninguna diferencia significativa con respecto a la agudeza visual no corregida entre las dos técnicas a los seis meses en el único ensayo que informó en ese punto del tiempo. Había una falta de datos a largo plazo (un año o más después de la cirugía). Se han notificado muy pocos participantes para tener resultados o complicaciones visuales raras (tales como ruptura de la cápsula posterior) de la cirugía. El coste de la facoemulsificación fue documentado en un estudio único, y este fue más de cuatro veces el coste de la CMCIP. En este contexto, las dos técnicas parecen ser comparables en términos de resultados de agudeza visual y complicaciones. Sin embargo se necesitan más estudios con un período de seguimiento más largo para evaluar mejor estos resultados.

Fecha publicación   
07-05-2013




Una formulación (vitaminas antioxidantes C y E, beta caroteno, y zinc) reduce el riesgo de progresión de la degeneración macular relacionada con la edad o cataratas en personas de alto riesgo. La adición de luteína, zeaxantina y aceite de pescado a la formulación anterior no mejora dicha protección.
JAMA, 05/05/2013 "Lutein + Zeaxanthin and Omega-3 Fatty Acids for Age-Related Macular DegenerationThe Age-Related Eye Disease Study 2 (AREDS2) Randomized Clinical Trial".
Importancia: La suplementación oral en el Age-Related Eye Disease Study (AREDS mediante una formulación (vitaminas antioxidantes C y E, beta caroteno, y zinc) demostró que reduce el riesgo de progresión de la degeneración macular relacionada con la edad avanzada (DMEA). Los datos observacionales sugieren que una mayor ingesta de luteína + zeaxantina (carotenoides), ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga omega-3 (ácido docosahexaenoico [DHA] + ácido eicosapentaenoico [EPA]), o ambos podrían reducir aún más el riesgo. Objetivos: Determinar si la adición de luteína + zeaxantina, DHA + EPA, o ambas cosas a la formulación AREDS disminuye el riesgo de desarrollar DMEA y para evaluar el efecto de eliminar el beta caroteno, la reducción de las dosis de zinc, o ambos, en la formulación del AREDS. Diseño, escenario y participantes: El Age-Related Eye Disease Study 2 (AREDS2), es un estudio multicéntrico, aleatorizado, doble ciego, controlado por placebo, de 3 estudios con diseño factorial un 2 × 2, realizado en 2006-2012 y la participación de 4.203 personas de 50 a 85 años en situación de riesgo para la progresión de la degeneración macular avanzada con drusas grandes bilaterales o drusas grandes en 1 ojo y degeneración macular avanzada en el otro ojo. Intervenciones: Los participantes fueron asignados al azar para recibir luteína (10 mg) + zeaxantina (2 mg), DHA (350 mg) + EPA (650 mg), luteína + zeaxantina y DHA + EPA, o placebo. También se pidió a todos los participantes tomar la formulación del AREDS original o aceptar una asignación al azar secundaria a 4 variaciones de la formulación del AREDS, incluyendo la eliminación de beta caroteno, la reducción de la dosis de zinc, o ambos. Resultados principales y medidas: El desarrollo de la degeneración macular avanzada. La unidad de análisis utilizado era el ojo. Resultados: La mediana de seguimiento fue de 5 años, con 1.940 ojos de estudiados (1.608 participantes) con progresión hacia la degeneración macular avanzada. Las probabilidades de progresión a DMEA avanzada de Kaplan-Meier por 5 años fueron del 31% (493 ojos de 406 participantes []) para el placebo, el 29% (468 ojos [399]) para los participantes con luteína + zeaxantina, el 31% (507 ojos [416 participantes] ) con DHA + EPA, y el 30% (472 ojos [387 participantes]) para la luteína + zeaxantina y DHA + EPA. La comparación con el placebo en los análisis primarios demostró una reducción estadísticamente significativa en la progresión de la degeneración macular avanzada (hazard ratio [HR], 0,90 [IC, 0,76-1,07 98,7%]; = 0,12 para la luteína + zeaxantina P, 0,97 [IC del 98,7%, 0,82-1,16], p = 0,70 para la DHA + EPA, 0,89 [IC, 0,75-1,06 98,7%], p = 0,10 para la luteína + zeaxantina y DHA + EPA). No hubo efecto aparente con la eliminación de beta caroteno y zinc en dosis bajas para la progresión de la degeneración macular avanzada. Se observaron más de cáncer de pulmón en el grupo con betacaroteno versus grupos sin betacaroteno (23 [2,0%] frente a 11 [0,9%], P = 0,04 nominal), sobre todo en ex fumadores. Conclusiones y relevancia: La adición de luteína + zeaxantina, DHA + EPA, o ambas a la formulación AREDS en los análisis primarios no redujeron aún más el riesgo de progresión de la degeneración macular avanzada. Sin embargo, debido al potencial de aumento de la incidencia de cáncer de pulmón en ex fumadores, la luteína + zeaxantina podría ser un sustituto apropiado de carotenoides en la formulación del AREDS.

Fecha publicación  
30-08-2012




La discapacidad visual tiene una fuerte asociación con un mayor riesgo de fracturas. En este estudio de Medicare (EE.UU) los beneficiarios mayores de 65 años con diagnóstico de cataratas que se sometieron a cirugía tuvieron menos probabilidades de presentar fractura de cadera durante el año después de la cirugía en comparación con los que no se operaron de cataratas.
JAMA, 01/08/0212, "Risk of Fractures Following Cataract Surgery in Medicare Beneficiaries".
Estudio retrospectivo para determinar la asociación de cirugía de catarata con el riesgo de fractura posterior. Selección de personas con fracturas de cadera en el último año en una muestra aleatoria de 5% de los beneficiarios de Medicare (EE.UU) con catarata, que recibieron y no recibieron cirugía de cataratas entre 2002 y 2009. Los análisis se ajustaron por edad, sexo, raza/etnia, región de residencia de EE.UU.; comorbilidades sistémicas, incluyendo la puntuación del Charlson Comorbidity Index (CCI); comorbilidades oculares, la gravedad de las cataratas y la presencia de condiciones limitantes físicas. Hubo 1.113.640 beneficiarios de Medicare de Estados Unidos mayores de 65 años con diagnóstico de cataratas entre 2002 y 2009 en la muestra aleatoria del 5%. De estos pacientes, 410.809 (36,9%) recibieron cirugía de catarata durante el período de estudio. 13.976 pacientes (1,3%) sufrieron una fractura de cadera durante el período de estudio. La comorbilidad más común relacionada con la fractura fue la osteoporosis (n = 134.335; 12,1%). La comorbilidad ocular más frecuente fue el glaucoma (n = 212.382; 19,1%). La incidencia de fracturas de cadera en pacientes con cataratas que no se sometieron a cirugía de cataratas, en comparación con los que se operaron, dentro del año tras la cirugía de catarata fue de 0,84 (IC del 95%, 0,81 hasta 0,87) con una diferencia de riesgo absoluto de 0,20%. En comparación con los pacientes que no recibieron cirugía de catarata, los subgrupos de pacientes que experimentaron una menor probabilidad de fractura de cadera después de la cirugía de catarata fueron los pacientes con catarata severa, los pacientes con más probabilidades de recibir cirugía de catarata por puntuación de importancia, los pacientes de 75 años o más y los pacientes con una puntuación de CCI de 3 o mayor. Los autores concluyen que en una cohorte de beneficiarios de Medicare de EE.UU. de 65 años o más, con diagnóstico de cataratas, los pacientes que se sometieron a cirugía de cataratas tenían menos probabilidades de fractura de cadera en el año posterior de la cirugía en comparación con los pacientes que no habían sido sometidos a cirugía de cataratas.

Fecha publicación  
28-08-2012




No se ha encontrado relación entre los bajos niveles de la vitamina D en sangre con la degeneración macular relacionada con la edad, aunque estudios previos así lo sugerían.
Arch Ophthalmol, 08/2012, "Association of Vitamin D Deficiency and Age-Related Macular Degeneration in Medicare Beneficiaries".
Varios estudios han encontrado una asociación entre la deficiencia de vitamina D y relacionada con la edad degeneración macular (DMAE) (entre ellos el análisis transversal de la III encuesta NHANES III de 2007 que indicó una diferencia significativa del 36% en el riesgo de DMAE temprana entre las personas con el más alto y niveles más bajos de vitamina D). Se ha demostrado que la vitamina D tiene propiedades inmunomoduladoras y antiangiogénicas, lo que sugiere un papel biológicamente plausible en la patogénesis de la DMAE. Este estudio, tras examinar la posible asociación de la deficiencia de vitamina D y la incidencia posterior de DMAE neovascular y no neovascular en una cohorte de beneficiarios de Medicare (EE.UU), no encuentra evidencia de ello- Este es el primer estudio para evaluar la incidencia en lugar de prevalencia de la DMAE en una amplia muestra de pacientes con deficiencia de vitamina D.