Miércoles, 17 de abril de 2013


Villarcayo / Patrimonio

 

El Plan Especial de Salazar protegerá la identidad de 58 construcciones

A. Castellanos / Villarcayo - miércoles, 17 de abril de 2013

El palacio de los Salazar, de los siglos XVI y XVII, contará con protección integral. A.C

 

El Plan Especial del Conjunto Histórico (PECH) de Salazar preservará la identidad y conservación de 58 de sus construcciones y servirá para determinar las características del desarrollo urbanístico futuro de la localidad. El documento, aprobado de forma inicial en el pleno del Ayuntamiento villarcayés, podrá ser consultado en breve por los interesados, dado que está prevista su próxima exposición pública.


El Plan Especial del Conjunto Histórico (PECH) de Salazar preservará la identidad y conservación de 58 de sus construcciones y servirá para determinar las características del desarrollo urbanístico futuro de la localidad. El documento, aprobado de forma inicial en el pleno del Ayuntamiento villarcayés, podrá ser consultado en breve por los interesados, dado que está prevista su próxima exposición pública.


Salazar es una de las localidades de la provincia que atesora un mayor número de edificaciones blasonadas, con cerca de veinte. Sus calles ofrecen un paseo por el tiempo y un gran regalo para los amantes del patrimonio, que pueden disfrutar con sus numerosas torres y casas con portalones, patios y solanas.


El PECH ha determinado una protección integral, que obligará a la completa conservación de todos los elementos, volumen y edificabilidad y solo autorizará «pequeñas variaciones de carácter excepcional», para el Palacio de los Salazar, dos torres con un palacio entre ambas levantado entre los siglos XVI y XVII. Junto al edificio más significativo de la localidad, se dará protección integral a sus dos iglesias, la de San Esteban del siglo XVI, la del Cristo, del siglo XIII, a su Crucero así como a sus seis fuentes con abrevadero repartidas por las calles Capdevila, Santa María y Placer.


Mientras catorce edificaciones blasonadas contarán con protección estructural, de tal modo que «se mantendrán la composición y dimensiones de los huecos de fachadas, carpinterías, puertas y barandillas». Esta protección buscará mantener «la identidad de los inmuebles». Tanto en el caso de los edificios protegidos de manera integral como los de forma estructural, siempre que sus propietarios quieran ejecutar cualquier obra, la licencia solicitada deberá pasar por la Comisión Territorial de Patrimonio.


No obstante y a diferencia de lo que pasaba hasta ahora, los titulares de estos inmuebles tendrán en el PECH una guía clara que les marcará qué pueden y qué no pueden hacer en sus propiedades o qué materiales pueden usar. Hasta ahora, no había un documento que se lo indicara y todas las licencias de obra debían contar con el permiso de Patrimonio, mientras que una vez se apruebe el PECH de manera definitiva, las 33 edificaciones con protección ambiental solo necesitarán el visto bueno del Ayuntamiento para sus licencias de obra. En estas últimas, el PECH permitirá la apertura de nuevos huecos de fachada y el aprovechamiento del espacio bajocubierta, entre otras cosas, pero se deberá mantener el recuerdo histórico del inmueble.


El PECH de Salazar, que se incorporará al expediente de revisión de las normas urbanísticas del municipio de Villarcayo, «considera necesaria la eliminación de los tendidos aéreos de telefonía, electricidad y otros de los BIC», así como su «iluminación artística». Asimismo, propone la «mejora de la pavimentación y mobiliario urbano». En este punto, la alcaldesa de Villarcayo, Mercedes Alzola, destaca «el esfuerzo que ya se ha hecho en los últimos años.


No obstante, el PECH plantea  realizar «un conjunto de actuaciones para la rehabilitación del conjunto histórico» y su «urbanización». Reparte una inversión de 2,2 millones de euros en cuatro años, a razón de 570.000 euros anuales, siempre con el apoyo de la Junta de Castilla y León que debería aprobar el desarrollo de un Área de Rehabilitación Integral (ARI) en Salazar. Por ello, el PECH contempla que cada año, la Junta aportase 360.000 euros, 30.000 cada uno el Ayuntamiento y la Diputación y 150.000, los propietarios.


En  la parte inferior está la noticia en un archivo pdf


Ċ
Salazar Burgos,
Apr 18, 2013, 2:34 AM
Comments