San Esteban

Iglesia Parroquial de la Villa de Salazar

La iglesia parroquial de Salazar está dedicada a San Esteban, protomártir de la cristiandad.

Fue construida en el siglo XV y es de estilo gótico.

En una de las fachadas exteriores existe una estatua del Santo tallada en piedra y en el interior un retablo policromado con distintas escenas de su vida.

Esteban era de origen judío. Se le llama "protomártir" porque fue el primer mártir del cristianismo. La S. Biblia se refiere a él por primera vez en los Hechos de los Apóstoles. Fue elegido por voto popular junto a otros seis hombres justos para administrar el servicio de los pobres (ministros de la caridad llamados diáconos, que significa "ayudante", "servidor", grado inmediatamente inferior al sacerdote). Aprovechaba también para anunciar la palabra de Jesucristo.

Al ver los ancianos la influencia que ejercía sobre el pueblo, lo llevaron ante el Tribunal Supremo de la nación llamado Sanedrín y, recurriendo a testigos falsos que lo acusaron de blasfemia contra Moisés y contra Dios.  Estos afirmaron que Jesús iba a destruir el templo y a acabar con las leyes, puesto que Jesús de Nazaret las había sustituido por otras. Esteban pronunció un poderoso discurso recordando la historia de Israel, que no fue del agrado de los ancianos, los cuales, gritando fuertemente, se taparon sus oídos y se precipitaron todos a una sobre él, le echaron fuera de la ciudad y empezaron a apedrearle. Los testigos pusieron sus vestidos a los pies de un joven llamado Saulo, que aprobaba la muerte de Esteban. (Este Saulo sería después San Pablo)

En el retablo de la iglesia se pueden ver varios pasajes del juicio y apedreamiento de San Esteban