Tarta de queso y naranja

Ingredientes:

(para moldes de 22 a 28 cm)


Para la base:

  •  250 gr. Speculoos o galletas al gusto.
  • 100 gr. Mantequilla 

Para la tarta:

  • 230 gr. Queso crema (tipo Philadelphia)
  • 250 ml Nata líquida
  • 400 gr. Leche condensada
  • 60 ml Agua
  • 10 gr. Gelatina en polvo (sin sabor)
  • 1 Naranja (230 gr. culis del sabor al gusto) 


Proceso:


 A la hora de hacer esta tarta os aconsejo cualquier molde que tengáis en casa que sea desmontable. 


Da igual la forma pero que sea desmontable ya que a la hora de servirla si es un molde tradicional os será muy complicado y quizás no tengáis un buen resultado estético.


Con nuestro molde elegido, vamos a por la base, para ello fundimos la mantequilla y la juntamos con las galletas trituradas o machacadas, como prefiráis. Lo mezclamos bien y lo estiramos sobre la base del molde poco a poco y consiguiendo que se haga una capa lisa y firme. Enfriamos en la nevera o en el congelador mientras hacemos la crema.


Necesitaremos haber enfriado previamente la nata líquida tal y como aconseja el fabricante en el envase ya que necesitamos montarla.


Vertemos la nata líquida en un bol y con las varillas montamos a punto de nieve, ese punto en el que las varillas dejan marca en la nata y hacen una especie de dibujos.


En ese momento ya puedes parar de montar, si te pasas puede que se te llegue a cortar y se te haga mantequilla.


Cuando la tengamos montada la metemos en la nevera o en el congelador mientras continuamos con la receta.


Ahora es el turno del queso crema, la leche condensada, la ralladura de nuestra naranja y su zumo, mezclaremos bien, con las varillas mismo.En el caso de que queráis hacerla de otro sabor, en lugar de la ralladura y el zumo, podéis poner culí de fresa, de fruta de la pasión, frutos rojos, o utilizar lima, limones, lo que vuestra intuición os diga!!!!

 

Por otra parte en un recipiente pequeño apto para microondas o en un vaso, pondremos el agua y la gelatina en polvo, removemos un poquitín y al micro unos 30 segundos a tope de potencia. Lo sacamos volvemos a mezclar un poco y se lo añadimos a la mezcla que acabábamos de hacer.


Una vez está todo bien mezclado añadimos la nata montada que teníamos reservada y con cariño lo mezclamos todo que quede bien homogéneo.  


Cuando tengamos todos los ingredientes bien mezclados, recuperamos el molde y vertemos la mezcla.


Ahora un poco de paciencia y la que gelatina y el frío hagan su trabajo ya que como habéis comprobado la mezcla es muy líquida. Tras unas dos horas como mínimo en la nevera la tarta ya estará lista!!!!


Comments