Cookis

Ingredientes:

(Para 50 galletas)

  • 500 gr Harina
  • 250 gr Mantequilla
  • 250 gr Azúcar
  • 250 gr Azúcar moreno
  • 2 Huevos
  • 1 cucharada (sopera) Bicarbonato
  • 1 cucharada (sopera) Esencia de vainilla
  • 250 / 300 gr Pepitas de chocolate

Proceso:

 Es importante que la mantequilla esté pomada, es decir a temperatura ambiente. Si por lo que sea la tenéis fría de nevera, podéis hacer trocitos pequeños y darle pequeños golpes de calor en el microondas (repeticiones de 30 segundos a 900 W) sin que se nos deshaga y quede líquida.

 

Empezaremos mezclando la mantequilla con los dos tipos de azúcar y los huevos, para ello os recomiendo unas varillas eléctricas. Añadimos la esencia de vainilla y seguimos mezclando con las varillas.

 

En un bol a parte mezclamos la harina y el bicarbonato. Lo añadimos a la mezcla anterior y ahora sí o bien amasamos a mano o con una amasadora, es una pasta demasiado densa como para seguir con las varilla.

 

En cuanto tengamos una masa homogénea le añadimos las pepitas de chocolate, mezclamos bien y listos!!! Momento de empezar a hornear nuestras galletas.

 

Para ello pondremos un papel de horno en la placa del horno o bandeja, y haremos pegotes de masa, no hace falta que hagáis bolitas porque la misma masa coge su forma redonda al hornearla. Dejad bastante separación entre pegote y pegote ya que se expande mucho la masa en el horno.

 

Tendremos el horno precalentado a unos 170 - 180º y las dejaremos que se hagan unos 17 minutos aproximadamente. Recordad que el tiempo es orientativo ya que según el horno puede tardar más o menos. El colorcito os irá hablando, las podéis dejar un poquito más si os gustan más morenas, o sacarlas antes si os gustan más blanquitas o cruditas, esto ya va según los gustos.

 

A la hora de sacarlas del horno, es importante como las enfriamos, con un poco de maña, intentad dejar escurrir el papel a una superficie plana para que se enfríen un poco, y las podréis sacar del papel cuando ellas solas moviendo el papel se separen, quizás algunas tengáis que ayudarlas, pero estarán ya "duritas" y podréis manipularlas, si no es así dejadlas reposar un poquito más, porque quiere decir que aún no están lo suficientemente atemperadas como para moverlas.
Comments