BUNDT CAKE DE CHOCOLATE RELLENO DE QUESO

Ingredientes:


Relleno de crema de queso:


- 50 g de azúcar (1/4 taza)

- 225 g de queso tipo filadelfia

- 1 huevo

- 1 cdta. de extracto de vainilla


Bizcocho de chocolate:


- 100 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente

- 300 g de azúcar (1 1/2 tazas)

- 3 huevos

- 1 cdta. de extracto de vainilla

- 1 yogur natural (125 g)

- 260 g de harina (2 tazas)

- 45 g de cacao en polvo sin azúcar (1/2 taza)

- 1 1/4 cdta. de levadura en polvo (polvo de hornear)

- 1 cdta. de bicarbonato de sodio

- 180 ml de leche (3/4 taza)


Preparación:


Precalentar el horno a 180ºC. Enmantecar el molde  de Bundt o rociar con spray desmoldante.

Para el relleno de crema de queso, colocar todos los ingredientes en un tazón y batir suavemente hasta lograr una crema suave y homogénea. Deshacer los grumos de queso preferentemente presionándolos con una espátula, pero sin batir demasiado. Reservar.

Para la masa del bizcocho, batir la mantequilla junto con el azúcar hasta formar una mezcla homogénea. A continuación, añadir los huevos, uno a uno, cuidando de no añadir el siguiente huevo hasta que el anterior haya quedado bien integrado. Seguidamente, añadir el extracto de vainilla y el yogur y batir hasta que queden incorporados a la mezcla. 

Aparte, tamizar la harina, el cacao, la levadura en polvo y el bicarbonato, y una vez tamizados agregarlos poco a poco a la preparación, entremezclando la leche mientras se revuelve la mezcla suavemente. 

Verter sobre el molde la mitad de masa de chocolate, y encima, incorporar la crema de queso. Con un cuchillo, remover la preparación con movimientos en espiral (u ochos) mezclando la masa de chocolate con la crema de queso. Finalmente, verter el resto de masa de chocolate. 

Hornear en horno precalentado a 180ºC durante 50 minutos aproximadamente, o hasta que al pinchar con un palillo éste salga limpio. Retirar y dejar enfriar sobre una rejilla. 


Preparación en Thermomix:


Precalentar el horno a 180ºC. Enmantecar el molde  de Bundt o rociar con spray desmoldante.

Para el relleno de crema de queso, colocar todos los ingredientes en un tazón y batir suavemente hasta lograr una crema suave y homogénea. Deshacer los grumos de queso preferentemente presionándolos con una espátula, pero sin batir demasiado. Reservar.

En el vaso de la Thermomix colocar la harina, el cacao, la levadura en polvo y el bicarbonato de sodio, y programar 10 seg/vel 6. Retirar y reservar.

Sin lavar el vaso, poner la mantequilla con el azúcar restante y programar 20 seg/vel 3. A continuación, volver a programar velocidad 3 sin programar tiempo e incorporar los huevos uno a uno por el bocal. Seguidamente, añadir por el bocal el yogur y el extracto de vainilla y terminar de batir 10 segundos más.

Programar nuevamente 1 min/vel 3 e incorporar con cuchara por el bocal los ingredientes secos reservados (harina, cacao, levadura, bicarbonato) junto con la leche. Terminar de unir la preparación con una espátula.

Verter sobre el molde la mitad de masa de chocolate, y encima, incorporar la crema de queso. Con un cuchillo, remover la preparación con movimientos en espiral (u ochos) mezclando la masa de chocolate con la crema de queso. Finalmente, verter el resto de masa de chocolate. 

Hornear en horno precalentado a 180ºC durante 50 minutos aproximadamente, o hasta que al pinchar con un palillo éste salga limpio. Retirar y dejar enfriar sobre una rejilla. 


MIS SECRETOS Y CONSEJOS:


 Los ingredientes tienen que estar siempre a temperatura ambiente. En este caso, me refiero a los huevos, la mantequilla y la leche. Es fundamental. Como siempre guardo los huevos en la nevera, mi truco para ambientarlo es colocarlos unos minutos en un recipiente con agua tibia... Con la leche, le doy 10 segundos en el microondas en el programa de descongelación, con lo cual no se calienta, sino que sólo baja su temperatura de frío... Y con la mantequilla, sólo consigo acelerar la temperatura ambiente cortándola en trocitos pequeños... Pero ojo! nunca derritáis la mantequilla en el microondas o cerca de otra fuente de calor... Esa opción no sirve!

 El molde de Bundt tiene que esta muy bien enmantecado o aceitado. Yo prefiero últimamente usar spray desmoldante. Rocío muy bien los moldes, y sale perfecto.

 Al hornearlo, el molde debe estar sobre una rejilla, nunca sobre una fuente. Esto permitirá que el calor del horno circule por el agujero del molde, que es lo que permite que este bizcocho tan alto se hornee de manera uniforme.

♥ Para desmoldar el Bundt Cake dicen que al sacarlo del horno hay que dejarlo enfriar 10 minutos o poco más... Pero a mí no me ha resultado, ni esperando 20 minutos. Si están todavía tibios, mis Bundt Cakes han terminado casi siempre rompiéndose... Yo prefiero esperar a que esté totalmente frío... Y se desmoldan perfectamente!

Comments