2. Playa de Santa Comba

Una intensa y misteriosa niebla sume a veces esta playa, confundiendo a los barcos que en ella se adentran.

Nos encontramos ante la majestuosa y misteriosa Playa de Santa Comba, que muchas noches de invierno se sume en una extraña niebla, que provoca un gran número de naufragios.

Uno de ellos fue el del barco de vapor inglés Highland Warrior. En aquel fatídico 3 de octubre de 1.914 el navío se adentró en medio de la niebla y, cuando la tripulación quiso darse cuenta, apareció inexplicablemente encajado en las piedras denominadas “Cabalos de Prior”. Estos obstáculos herirían de muerte la imponente embarcación. El barco transportaba 200.000 libras esterlinas en oro y 29 pasajeros, que fueron rescatados para posteriormente remolcar los restos del navío a la aldea de Covas para su despiece.