Autoestima en la Educación Primaria (Parte II)

                1.6.        Factores intervinientes en la naturaleza de la Autoestima.

 

Existen determinados factores que intervienen en el desarrollo de una autoestima positiva en el niño. Entre esos factores tenemos los siguientes:

 

                            1.6.1.    La opinión de los otros.

 

La construcción de la autoestima de los niños y niñas es un proceso que  no se construye de la noche a la mañana, sino más bien, un proceso que se inicia desde los primeros años de la vida, de ahí la importante labor que tienen los padres y otras personas más cercanas a ellos, en la estimulación temprana de una autoestima positiva.

 

                                        1.6.1.1.   Primera fuente: Los Padres.

 

Al nacer el niño o la niña ha de tener un ambiente afectivo y caluroso con su madre, pues será ella quien le brinde seguridad al recién nacido. Desde esta forma se estará estimulando positivamente a un buen desarrollo de la autoestima.

 

No obstante con el transcurrir de los años, este ambiente afectivo y caluroso se ha de mantener junto a  los dos padres para seguir desarrollando esta autoestima positiva. Esta autoestima se logrará siempre y cuando exista un clima emocional donde  prime lo afectivo, con espacios para poder pasar momentos agradables junto a padres e hijos y en la forma en que se trate al niño y se lo guíe.

 

"La autoestima de un niño no guarda relación directa con la posición económica de la familia ni con la educación, ni con la ubicación sociogeográfica del domicilio familiar, ni con el hecho de que la madre esté siempre en el hogar... Lo que resulta significativo es la calidad de la relación existente entre el niño y los adultos que sean importantes en su vida"
[9].

 

“La autoestima que el niño adquiere en el hogar va a permitir determinarse a sí mismo y abrirse a los demás. El niño poco autoestimado se considera, casi siempre, incompetente e inútil. En el ambiente familiar el propósito educativo debe ser la gradual conquista del yo y el  pleno desarrollo de las capacidades de niño y joven"[10].

 

                                        1.6.1.2.   Segunda fuente: Los “otros significativos”.

 

Los “otros significativos” vienen a ser todas aquellas personas que el niño(a), además de los padres, considera importante en su vida, como:

  

-
       Sus amigos del barrio,

-       Compañeros de aula,

   -       Profesores,

   -       Vecinos, etc.

 

Estas personas tienen gran importancia, en el sentido que se establecen relaciones sociales significativas para los niños y niñas; además porque sus valoraciones y conocimientos hacia la persona del niño o niña es determinante para el desarrollo personal de estos últimos.

 

“El niño o adolescente o joven quiere ser aceptado y seguro dentro del grupo de condiscípulos. Teme ser despreciado y sufre por ello. Es muy sensible a las críticas y cuantas veces lo menosprecien le imprimen una conciencia deprimente”[11].

            1.6.2.    La auto-observación y observación de las consecuencias que la conducta de uno mismo tiene en los demás.

En el proceso de construcción de la autoestima, las relaciones sociales que se dan entre los padres, amigos, vecinos, compañeros, profesores, etc. Influyen de alguna manera u otra en este proceso, ya que son estos, quienes dan percepciones y opiniones acerca de los comportamientos o formas de ser, observados en los niños o adolescentes, según sea el caso.

 

Es a partir de estas percepciones u opiniones “del otro”, que el niño o adolescente construirá su autoestima. Sin embargo no basta con esto. Según, Bandura  (1978) “el individuo podría cambiar su autoestima como resultado de un momento de análisis y evaluación de las percepciones recibidas por su entorno, esto basado en un primer momento por la auto observación”[12].

 

Por lo tanto, la construcción de la autoestima es posible gracias a las percepciones recibidas del entorno, pero también de la auto observación y autoevaluación que el sujeto hace de sí mismo.

 

         
1.6.3.    Otros factores.

A continuación, presentaremos tres factores (sexo, nivel social y raza) que de alguna u otra forma afectan en el desarrollo de la autoestima, puesto que están íntimamente relacionados a conductas o roles sociales que se dan en un determinado tiempo y espacio, por tanto pueden variar de acuerdo a la etnia, clase, cultura, país, etc.

1.6.3.1.   El sexo.

El sexo es un factor social y cultural que interviene negativamente en el desarrollo de la autoestima de chicos y grandes.

Por ejemplo, en la sociedad paraguaya se le da mayor importancia a los roles que cumplen los varones. Esto hace que ya desde la familia se fomente esta diferencia, disminuyendo así,  la autoestima de las mujeres y favoreciendo la diferencia entre sexos, en perjuicio de la mujer[13].

Otro ejemplo que se nos da en el Manual de Autoestima con un Enfoque de Género (Paraguay-2006) es:

“(…) si hay pocos recursos en la familia se envía al varón a estudiar porque él más tarde tendrá a su carga a su familia, y la mujer queda a ayudar en las tareas domésticas”.

1.6.3.2.   El nivel social.

El nivel social, es también un factor interviniente en el desarrollo de la autoestima, puesto que es considerado en algunos países o determinadas culturas, que al ser la persona “pobre” o de bajos recursos económicos se le puede tratar mal, favoreciendo así a la disminución de su estima.
 

1.6.3.3.   La raza.

Al igual que los dos anteriores factores, la raza es considerada por algunas culturas como un factor determinante en el desarrollo de la autoestima. Esto  al considerar que tal “raza” es “menos” capaz de realizar tal trabajo o tarea.

Por ejemplo, en nuestro país o mejor aún, en nuestra capital Lima, se le suele considerar a personas con ciertos rasgos andinos o amazónicos con ciertas incapacidades, como la intelectual, artísticas, etc. Sin embargo, estas personas han demostrado ser iguales en capacidades, o mejores aún.
 
Para ejemplificar este caso, mencionemos a la reconocida actriz y cantante peruana Magaly Solier Romero, nacida el 11 de junio del año 1985, en Huanta.

1.7.        Aspectos positivos del desarrollo de la Autoestima alta.

El desarrollo de la autoestima en los estudiantes resulta de vital importancia porque les permite a ellos potenciar y afianzar capacidades y actitudes que luego le servirán en su desenvolvimiento tanto cotidiano como para la búsqueda de una opción laboral y profesional.

 

Entre las capacidades y actitudes que mencionamos tenemos a las siguientes:

  La persona o estudiante es capaz de adaptarse a la vida, por la confianza que posee en sus capacidades.

  Es honesto y responsable en las acciones que ejecuta o prevé.

  Se siente importante por sus propias competencias.

  Tiene plena confianza en las decisiones que realiza.

 

Alcántara[14] menciona a los siguientes:

  Favorece el aprendizaje: La adquisición de nuevas ideas y aprendizajes está subordinada a nuestras actitudes básicas.

  Ayuda a superar las dificultades personales: Cuando una persona goza de alta autoestima es capaza de afrontar los fracasos y los problemas que le sobrevienen, ya que dispone dentro de si de la fuerza necesaria para reaccionar de forma proporcionada buscando la superación de los obstáculos.

  Fundamenta la responsabilidad: A la larga solo es responsable el que tiene confianza en si mismo, el que cree en su aptitud.

  Desarrolla la creatividad: Una persona creativa únicamente puede surgir desde una confianza en si mismo, en su originalidad, en sus capacidades.

  Estimula la autonomía personal: Ayuda a ser autónomo, seguro de si mismo, a sentirse a gusto consigo mismo, a encontrar su propia identidad.

  Posibilita una relación social saludable: El respeto y el aprecio por uno mismo es sumamente adecuada para una relación con el resto de las personas.

  Garantiza la proyección futura de la persona: Impulsando su desarrollo personal y permanente.

 

Así mismo Maslow [15]

nombra las siguientes características de una persona con autoestima elevada, mencionaremos las más sobresalientes:

 

  La persona se acepta así mismo como es.

 Percepción más clara y eficiente de la realidad.

  Tiene más apertura a la experiencia.

  Una identidad firme; autonomía y unicidad.

  Objetividad, independencia y trascendencia del yo.

  Posee un código moral propio.


[9] Espejo Lázaro, Juan Carlos. Cómo mejorar la autoestima en los niños de educación primaria. Pág. 30.

[10] Melcon, Antonia. Educación y Autoestima. Pág. 497.

[11] Espejo Lázaro, Juan Carlos. Cómo mejorar la autoestima en los niños de educación primaria, pág. 29.

[12] Cardenal, Violeta. El autoconocimiento y la autoestima en el desarrollo de la madurez personal, pág. 68.

[13] Manual sobre la Autoestima con un Enfoque de Género (2008). Asunción-Paraguay. On line en: http//.www.etceteraonlinea.net/portafolio/autoestima.pdf

[14] GIL, Ramón. Manual para tutorías y departamentos de Orientación. Pág. 11.

[15] GIL, Ramón. Manual para tutorías y departamentos de Orientación. Pág. 23.

Comments