Prevención de robo de autopartes


Seguridad Ciudadana – Prevención de robo de autopartes.


Ya hemos sido victimas o conocemos a alguien cercano que ha sufrido una perdida.  El robo de autopartes es un delito en crecimiento y generalmente es un delito de oportunidad. Es decir, el afectado es elegido al azar dependiendo de la vulnerabilidad que presente.

El triangulo del delito instantáneo.- Un vehículo desprotegido; la sensación del delincuente de no ser detenido o detectado; y el atractivo económico, son las premisas que debemos considerar al prevenir este tipo de delitos.


Los robos de autopartes incluyen, -pero no se limitan-  Ruedas (llanta y aro), tapa-aros, espejos retrovisores, radios, limpiaparabrisas, insignias o emblemas de la marca, fabricante o concesionario,  cerebros electrónicos,  baterías, antenas, faroles, etc.

Según refiere la prensa y las victimas, el M.O. es muy parecido.  Luego de dejar el vehículo parqueado en la calle o en algún estacionamiento público, se sustraen las partes.  Los delincuentes, normalmente operan en grupos de 2 o más. Asimismo, es común que estos se camuflen como auxilio mecánico o que coloquen algún otro vehículo como muralla para no ser detectados.   En otros casos pueden llegar a romper los cristales con el conocido “bujiazo”.  También es importante saber que en caso de ser sorprendidos pueden responder con violencia.

Algunas detenciones, dan cuenta que algunos delincuentes pueden actuar solos y bajo influencia de bebidas alcohólicas o drogas.

A continuación, algunas recomendaciones prácticas de prevención táctica-situacional:

 


·     Evite en lo posible dejar su vehículo en calles poco transitadas. Tenga en cuenta que puede dejar su vehículo a determinada hora donde parece que el lugar es transitado, pero es posible que luego de un tiempo, dicha calle sea poco concurrida.  Anticipe esta posibilidad.

·        De noche, escoja lugares bien iluminados y con personal de seguridad de confianza para dejar su vehículo. Siempre es bueno algo de desconfianza.

·       Si está dentro de sus posibilidades, coloque una alarma a su vehículo.  Ahora bien, es importante estar atento a dicha alarma.  Una señal de alarma no atendida es lo mismo que ninguna alarma.  También puede considerar la posibilidad de adquirir alarmas que le comuniquen –via mensaje de texto o llamada- que la alarma se ha activado por algún potencial peligro.

·        Incluso en su domicilio, procure dejar activa su alarma al momento de acostarse o cuando no estará cerca.

·        No deje en su vehículo objetos atractivos a la vista de los delincuentes: Maletines, computadoras portátiles, etc.

·        Si le es posible, puede asegurar físicamente muchos accesorios y autopartes usando remaches y otro tipo de elementos que dificulten la extracción.  (remaches en los emblemas o insignias, refuerzos de metal para evitar la sustracción de los espejos retrovisores, etc.)

·     Merece especial atención el tema de las ruedas.  Muchas personas optan por retirar la rueda de auxilio(vagonetas o Jeeps). En el caso de las tuercas, es posible colocar un juego de tuercas de seguridad, de modo que se dificulte el robo con una llave estándar.  Algunas personas incluso usan dos o más juegos de tuercas para sentir mayor seguridad.  Si tiene alarma, es posible agregarle un sensor de inclinación, de modo que la alarma se active al momento que levanten su vehículo con un gato hidráulico o mecánico.

·        Si está dentro de sus posibilidades, contrate una póliza de seguro contra robo.  Tómese su tiempo para que le expliquen claramente sus derechos y los limites de cobertura por este tipo de robos.

·      Si observa actitud sospechosa cercana a su vehículo, solicite ayuda a la Policía o guardias de seguridad.  Si ve un potencial peligro, evite cualquier confrontación. 

·       Sea solidario. Si nota actividad sospechosa en algún vehículo (del vecino, amigo, o cualquier otra persona), comunique discretamente este hecho al propietario,  Policía o guardias de seguridad.  Hoy por ti mañana por mi.

·        En caso de un inevitable incidente, proteja su vida y la de los suyos a cualquier costo.  Mantenga la calma y la serenidad. No despierte la desconfianza del delincuente, esto puede generar violencia innecesaria. Colabore y siga las instrucciones.  Nuestro objetivo final es mantenernos con vida.


Haga de la prevención un hábito, y fundamentalmente proteja su vida y la de los suyos.


ą
Monillo experimental,
26 ago. 2011 9:20
Comments