11a.Guillermo Deisler


Aranda, Boschi, Audisio, Respreto, Branco, Ramos

00.INDICE GENERAL

GUILLERMO DEISLER: a 10 años de su fallecimiento


Desde Uruguay, por Clemente Padín

 

"Sucede que, a veces, me canso de ser extranjero"
Guillermo Deisler

 


El pasado 21 de Octubre de 2005, se cumplieron 10 años del fallecimiento de uno de los artistas pioneros más importantes e influyentes de la generación de los 60s. en América Latina. Sin duda, Guillermo Deisler (Santiago 15.6.1940 - Halle 21.10.1995) fue uno de los que, con mayor énfasis, puso a Chile en la escena del arte alternativo mundial. En pleno exilio, escribió ese poema-concepto que, a primera lectura pareciera que hacía alusión a su condición de exiliado político, lejos de su patria y de sus raíces. Sin embargo, a la luz de su obra, es perceptible su propuesta hacia una coterraneidad absoluta, hacia un mundo sin fronteras, sin nacionalismos ni chovinismos patrioteros, un mundo para hombres-aves compartiendo un espacio ilimitado. De allí, también, la pluma, su símbolo-objeto que connotó la temática de su obra excepcional. Y, también, de ahí, su UNI/vers, su revista cooperativa, obra de hombres uni/vers(ales), artistas de la red universal (networking) conjuntados por Guillermo hacia (vers) una UNI/ca patria, sin extranjeros.

 

En aquella época, a fines de los 60s, el centro de la actividad artística era el cuestionamiento de los lenguajes, sobre todo, del lenguaje verbal. Se le atribuía la desgraciada función de afianzar el régimen cubriendo con un velo las lacras y malformaciones sociales que provocaba el sistema económico vigente. Se pensaba que, a través de su prístina función de representación de la realidad, ejercía, sobre la verdad, una deformación que se ajustaba como un guante a las necesidades de legitimización del sistema, es decir, se había convertido, no en un instrumento de comunicación sino en un instrumento de sujeción, al servicio de los sectores sociales que se beneficiaban con tal situación. La verdad ya no era más el concepto adecuado a la realidad sino que dependía de "la elegancia en la expresión" o en
"la autoridad y poder de quien hablaba". Fue, justamente, a esa actividad de denuncia y de desmitificación del lenguaje verbal a lo que se debe ese interés por la poesía experimental y sobre todo, por la poesía visual. Fue, justamente, por esa actitud de denuncia y desmitificación, que la poesía visual se volcó hacia los "contenidos des-semantizados” (sic!), es decir, fuera de los significados enajenantes, fuera de la palabra "que dice y no hace". No se trató, claro está, de una actitud de negar el lenguaje porque sí sino de negar un sistema clasista que se valía del lenguaje verbal para ejercer su imperio sobre el resto del pueblo. Pero, por otra parte, respondía al curso casi natural de las vanguardias poéticas pos-modernistas que se expresaban a través del sensorialismo (o antintelectualismo), sobre todo a partir del nuevo impulso con que la accionó la poesía visiva italiana (1963-68) de gran influencia que culminó con la poesía totale de Adriano Spatola. Si se observan los poemas visuales producidos en América Latina en esos días, se verá la preeminencia de las producciones asemánticas, palabras y letras totalmente desconectadas de sus sentidos. Confirmando la excepción, el movimiento brasileño del poema/proceso tenía como fin primordial, la creación de una poesía sin palabras. La producción poética de Guillermo Deisler no escapó a estos determinismos, incluyendo la apropiación y descontextualización de la simbología política; el entorpecimiento, cuando no la negación, de la lectura banal; el uso constante del collage, instrumento creativo que disuelve los enlaces de sentido en favor de la desintegración de la sintaxis y el orden racional. El tema era la subversión de los significados, tanto de las palabras como de las imágenes.

 


El arte (y la poesía) se convirtió en un instrumento de comunicación que les permitió, a los artistas de aquellos años, sostener una lucha sin cuartel contra las dictaduras que asolaron estos países del Cono sur de Sudamérica (lucha que, haya incidió poco o mucho en los acontecimientos, conservó e impulsó la tradición del arte latinoamericano). El costo fue enorme: muertes, prisión, tortura, desaparición compulsiva, exilio... Precio que, estoicamente, le tocó pagar a Guillermo y a su familia. Pese a ello, gracias al arte correo, ese subarte "no ovacionado", que le permitió afrontar el aislamiento y soledad cultural, fue logrando un real cosmopolitismo que le ubicó en el encuentro de múltiples culturas y, pudo así, superar el bloqueo al cual le llevó su estirpe de luchador insobornable. Oigámosle:
"Para los latinoamericanos, y ya somos unos cuantos los creadores que, voluntariamente o impulsados por circunstancias políticas, se ven obligados al exilio, el arte correo se transforma en el paliativo que neutraliza esta situación de ciudadanos fallecidos como le ha dado por llamar el escritor paraguayo Augusto Roa Bastos a esta masiva emigración de trabajadores de la cultura del continente sudamericano ".

 

Participantes:
 
Reed Wood, Michael Leigh, Al Pinson, Eberhard Janke, Yury Zmorovich, Roman Castenholz, Carlo Pittore, Reed Altemus, Bart Verburg, Antonio Sassu, La Toan Vinh, Roberto Scala, Noemí Ramírez, Juan M. Italiano, Claudio Grandinetti, Hans Braumüller, buz blurr, Rudiger Westphal,   Marlene Cardozo, Constança Lucas, Emerenciano, Dorian Ribas, Leticia Tonón, Thomai Kontou, David Dellafiora, Luc Fierens, Alexander Glushchenko,  Manuel Calvarro, Lancillotto Bellini, Eugenia Serafíni, Eliana Ehrenbrink, Dorotea Fleiss, Eric Bensidon, Chuck Stake, Antonio Cares, Valdor, John M. Bennett, Roberto Scala, PierPaolo Limongelli, Keith Bloodworth, Susan Williamson, Giancarlo Pucci, Antoni Miró, Isabel Jover, Paul Tiilila, Guy Bleus, Bruno Capatti, Elke Grundmann, Alessandro Ceccotto, Carol Stetser, M. Capuado, Vittore Baroni, Albatroz, Noemí Ramírez, R.F. Coté, Chuck Stake, Lois Magariños, Grupo Sinestético, William A., Ruggero Maggi, Meter Franzen, Sigismund Urban, Sammuel, Oronzo Liuzzi, Scott Helmes, Bart Scalzone, Paulo Bruscky, Michael Leigh,   Andre Stitt, César Reglero, David Dellafiora, Ann Kinzelmann, Manuel Sousa, Elías Adasme, R. Rips, Chuck Stake, Iris Pérez Ulloa, Jim Leftwich, Gioacchino Bragato, Adolf,   Giovanni Fontana, F. P., Pascual Lenoir, Joaquín Gómez, State of Being, Jürgen O. Olbrich, Morena Regaiolli, Claudio Jaccarino, Thomas Lowe, Dorian Ribas, Jockey Wilson, José R. Sechi, Sticker Dude, César Reglero, Mark Sonnenfeld, Liliana Rusu, Andre Stitt, Gyorgy Galantai, Alfonso Caccavalle, Eberhard Janke, Elgin Carver, Pascual Lenoir, Yury Zmorovich, Roman Castelholz, Brush – Zoepit, Begoña – Muñoz, Ed Giecek, Lancillotto Bellini, Gallaguia, Clemente Padín, Jim Leftwich, Rod Summers, Antoni Miró, Isao Yoshii, Braümuller – Morandi, Eddie Bermúdez, Rosa Audisio, M. F. Pinky, Giovanni Strada, Roberto Scala, Bruno Sourdin, Dorian Ribas, Daniel Boyer, Allan Revich, Irina Loguinova, Isao Yoghi, Ryosuke Cohen, Sticker Dude, Roberto Zito, Eddie Bermúdez, Manoel B. Barreiro, Lothar Trott, Maribel Martínez, Bruno Sourdin, Pascual Lenoir, Roberto Farona, Pete Spence, Keith Bloodworth, Willi Melnikov, Carlo Iacomucci,  
Remy Penard, Keith Bloodworth, Darlene Altschul, Emilio Morandi, Ann Kinzelmann, Luis Díaz, Ad Breedveld, Tina Scalzone, Sigismund Urban, Simonson, Scott MacLeod y Joaquim Branco.

 


El homenaje constó de diversas etapas: primero en las websites BOEK861 http://www.boek861.com/  para imágenes fijas y la website de Hartmut Andryczuk http://www.hybriden-verlag.de/hybriden/seiten/for_universe.html  para imágenes en movimiento. Luego, en Octubre de 2005, se realizaron diversas exposiciones y actos públicos con el material de arte correo recibido y reproducciones de obras de Guillermo Deisler. El 21 de octubre de 2005 el Foro de Escritores, junto a Clemente Padín, se abrió el acto recordatorio en la Escuela de Literatura de la Universidad Diego Portales, donde se realizaron variadas y elocuentes lecturas de obras de Deisler y versiones de esas obras preparadas especialmente para este evento. Los actos continuarán en Montevideo, Uruguay con la inauguración, el 17 de Agosto de 2006, de la muestra en la Galería de la Unión Latina, dirigida por Eduardo Acosta Bentos. Posteriormente, la muestra, volverá a Santiago de Chile en donde se preparan otros actos en reconocimiento a la figura inolvidable de Guillermo Deisler.