60a. Fragmentos 

                        Grupo Espinal


 

Nuestro agradecimiento al Intendente del Parque Nacional Zona Pre-Delta Diamante ENTRE RÍOS, Reynaldo Zanello

 

00.INDICE GENERAL

Fragmentos 

Un Grupo. La palabra misma alude al plural, que es aquí la asociación, a la vez amical y profesional, de seis artistas.

Grupo del Espinal: entre las múltiples significaciones de este último término, propenso a las ambigüedades metafóricas, retenemos el significado vegetal, en juego con la organización estructural y geográfica. De una geografía política, dado que implica lo ideológico entendido como concepción del mundo, de la plástica, y del operar artístico ( conjunto). Sin que olvidemos lo fundamental del Espinal: un Lugar, un Espacio participativo entre varias zonas o áreas que son  provincias de nuestro país.  No por casualidad el arte se instala, justamente, en una zona signada por el “entre”, la relación de los signos entre sí, que es la condición misma de la semiosis ilimitada, y como tal,  garantía de su continuidad.

Seis personalidades integrantes de un grupo solvente y talentoso. 

Rosa María Ravera 

 

Presentar a tres matrimonios de artistas, que comulgan tanto en el amor como en el arte, puede resultar un desafío. Sobre todo, si son artistas jóvenes, en ebullición conceptiva, y para colmo argentinos. Todo pareciera conformar un frente de convencionalismos estructurados, difícil de desarmar y poner en valor. Sin embargo, en este caso específico, el reto tiene un sentido. Porque se trata de seis artistas de provincia, con un rigor autocrítico muy especial y, sobre todo, con una clara conciencia formada acerca de qué es la expresión y para qué sirve.

J.M. Taverna Irigoyen 

 

El contexto que reivindican como grupo, si ingresa a sus obras es, hasta donde se alcanza a ver, un deseo  indirecto, implícito, metafórico, lejos de ser naturalista. Está presente ya sea en el color tierra-agua-hierro-fuego-cereal, la línea modulada del terreno llano o los símbolos culturalmente periféricos. Reivindican con el nombre del grupo la morfología vegetal de una geografía que combina algarrobos,  caldenes y chañares,  pastos lacios y erizados de un suelo que vacila a la distancia, al reverberar y confundirse con los cielos reflejados en "las celestes lagunas amarillas" que nos hace ver en sus poemas Francisco Madariaga. Son los seis, habitantes de espejismos y alambrados de púas, de visión inestable, entre la ilusión óptica que retrocede según se avanza hacia ella y la tensión crispada de puntas agudas que demarcan la  domesticación de  paisajes donde pacen los ganados abúlicos y se señaliza el coto de caza.

Miguel de la Cruz 

 

Esta continuidad en el desarrollo plástico – documento valioso que suma a su poder creativo el reflejo de la realidad que preocupa al país en toda su extensión cultural y social – merece esa atención del público porteño que sigue las manifestaciones de estos creadores. Adrian Carnevale, Luchi Collaud, Gabriela Pertovt, Gabriel Villot, Rosa Audisio y Luis Abraham han ganado un lugar en los circuitos porteños. Bien vale una distinción de ellos y al mismo tiempo destacar un código común que comprende la tradición y genealogía del la pintura del litoral, sumando ahora San Luis, el Parque Luro de La Pampa y el Parque Nacional del Palmar en Entre Ríos, lugar mágico que bien citara en sus libros el recordado poeta Francisco Madariaga.

Vemos como van modificando un vocabulario y afirmando otros, como la elección del signo plástico concuerda con sus ejes esenciales de una imagen articulada desde el imaginario regional.

Rosa Faccaro. 

 

El paisaje llega a la pintura de maneras figurativas, pero no paisajísticas. Lo común al grupo es un modo de presentar las imágenes que no proviene de la tradición pictórica occidental. En lugar de una escena al modo renacentista, o de una composición abstracta, hay series de jeroglíficos que se reiteran como palabras en un poema.

Beatriz Vignoli