Entrevista al Profesor Antal E Fekete en The Daily Bell
Esta entrevista fue realizada por Scott Smith de TheDailyBell.com

Preguntas ...

The Daily Bell: Gracias por tomarse el tiempo para compartir sus opiniones con los lectores de The Daily Bell.

Prof. Fekete: Es para mí un placer.

The Daily Bell:  Profesor Fekete, podemos ver que usted no está directamente alineado con alguna facción de la moneda dura, al menos no en este momento. Los Misesianos en los Estados Unidos han venido teniendo gran éxito en su batalla por una mayor libertad económica y personal. Pero puede ser que usted difiera de ellos en el concepto de la banca de reserva fraccionaria. ¿Cree usted, como al parecer ellos creen, que la banca de reserva fraccionaria se basa en un fraude y que por lo tanto está implicada en actividades delictivas?

Prof. Fekete: Mi diferencia con la posición del Instituto Ludwig von Mises, primero que todo, se centra en la Doctrina de las Facturas o Letras de Cambio reales (Real Bills Doctrine) de Adam Smith. Cuando el comerciante mayorista entrega suministros a los pequeños comerciantes, adjunta la factura marcada con: "término neto a 90 días". El comerciante minorista endosa la factura (o letra de cambio) escribiendo a través de su cara "Acepto" y la devuelve al comerciante mayorista, quien puede ahora utilizar la factura en el pago a sus propios proveedores. Este método de pago se llama "descuento de Facturas o Letras de Cambio reales" porque el beneficiario descuenta el valor nominal de acuerdo al número de días que restan hasta su vencimiento, a la tasa de descuento corriente. Por supuesto, en la fecha de vencimiento, el comerciante minorista cancela en su totalidad el valor nominal de la factura que se le presenta para pago. Según la Doctrina de Facturas o Letras de Cambio reales, de Adam Smith (1723-1790) éstas financian la producción y distribución de bienes de consumo de rápida evolución, sin necesidad de tocar los depósitos de ahorro.

La doctrina es válida incluso en una economía donde no haya bancos, bien sean éstos centrales o no lo sean. Los bienes de consumo deben ser de la más urgente demanda, a fin de permitir que la Letra de Cambio real, obtenida en tal intercambio, pueda circular espontáneamente y, de esa forma, ganar privilegios monetarios limitados. Las Letras de Cambio reales no son inflacionarias ya que surgen simultáneamente con la aparición de nuevas mercancías, y desaparecen cuando las mercancías son retiradas del mercado por el consumidor final, quien las paga con oro en menos de 91 días. Este lapso, por cierto, coincide con la longitud de las estaciones del año. Con el cambio de estaciones, el carácter de bienes de consumo de urgente demanda también cambia.

Cuando más tarde aparecieron los bancos comerciales en escena, las Letras de Cambio se convirtieron en sus activos de mayor liquidez. Dicho de otro modo, las Letras de Cambio son auto-liquidables, a medida que maduran, con la moneda de oro que entrega el consumidor final.

En la medida que el término "banca de reserva fraccionaria" se refiere a la banca comercial que mantiene sus reservas en forma de monedas de oro y en Facturas o Letras de Cambio reales, es absurdo sugerir que pueda estar involucrado en una actividad delictiva. El banco sólo sustituye su propio crédito por el crédito comercial que existe independientemente en forma de Letras de Cambio. El crédito bancario es más negociable en el sentido de que tiene un nombre de mayor reconocimiento. Para descontar una Letra de Cambio es necesario tener conocimiento acerca del frecuentemente intrincado proceso de producción que ha dado lugar a la Letra. La circulación del crédito bancario elimina esta necesidad.

Nunca he sido capaz de poner de acuerdo a mis oponentes con la propuesta de que tenemos que discutir la circulación espontánea de las Facturas o Letras de Cambio reales en primer lugar, antes de que podamos discutir la banca de reserva fraccionaria. Por cierto, el mismo Mises admitió la circulación espontánea de las Letras de Cambio en Manchester, antes de que el Banco de Inglaterra abriera su sucursal en Liverpool. Los cultistas en el Instituto Mises estarían encantados de atacar directamente a Adam Smith, pero se dan cuenta de que no tienen el bagaje intelectual requerido para hacerlo. Están ladrando al árbol equivocado. Condenan toda banca de reserva fraccionaria bien sean sus reservas en Letras de Cambio reales o en billetes falsos. Simplemente no comprenden lo que constituye una buena banca comercial.

The Daily Bell: ¿Tiene algún área de acuerdo con los abanderados de la banca libre tales como George Selgin u otras personas que utilizan el interregno de la banca escocesa como prueba de que la banca libre – la banca privada de reserva fraccional - puede funcionar y ha funcionado históricamente?

Prof. Fekete: Sí, he estado de acuerdo con ellos en que la banca de reserva fraccional privada puede trabajar e históricamente ha trabajado, siempre que los activos rentables de los bancos se limiten a Facturas o Letras de Cambio reales, con exclusión de facturas por anticipos, facturas "acomodadas", Bonos del Tesoro, y cualquier otro tipo de factura o billete falso. De la circulación espontánea de las Letras de Cambio reales surgieron ambas, la Cámara o la Casa de Descuento y la Cámara o la Casa de Aceptación.

En cuanto al origen de la banca comercial se refiere, se puede pensar en esta última como la precursora  de los bancos comerciales "malos" quienes están dispuestos a monetizar cualquier factura acomodaticia, siempre se presenten garantías superiores al valor nominal de ella, y en la primera como antecesora de los bancos comerciales "buenos" que sólo monetizan Facturas o Letras de Cambio reales y sólidas que de ninguna manera necesitan garantía.

The Daily Bell: ¿Hay algo acerca del oro y la plata que es genético? ¿Cree usted que la interacción de la humanidad con el oro y la plata es tan antigua que ya constituye un impulso biológico? Que está "en los genes"?

Prof. Fekete: No. El Oro y la Plata deben su papel monetario a la propiedad que tienen de ser los bienes más comercializables que existen. Más detalladamente, el Oro es más comercial en lo grande y la Plata es más comercial en lo pequeño. La primera propiedad es sinónimo de "mayor liquidez", la segunda de ser "más acaparable".

Con los avances en la metalurgia, que hacen más asequibles los procesos molares, la acaparabilidad del Oro ha alcanzado a la de la Plata, lo cual justifica el movimiento para sustituir el bimetalismo con el monometalismo del Oro. Ningún impulso biológico es necesario para explicar todo esto, a menos que usted se refiera al hecho de que el hombre es mortal, y él lo sabe, y necesita del ahorro (en el metal acaparable por excelencia) el cual pueda utilizar en sus años crepusculares para compensar el déficit de su poder de adquisición, y para prever el exceso de necesidades que puedan presentarse por quebrantos de salud.

The Daily Bell: ¿Cuál es su posición sobre el tema de un estándar de mercado libre de oro y plata?Nuestra lectura de la historia es que en ausencia de una interferencia oficial, las sociedades sofisticadas volverían automáticamente a un estándar basado en el mercado que incluye ambos metales. El oro es generalmente utilizado para fines industriales y bancarios, mientras que la plata es dinero para la gente. La relación entre los dos metales también ayuda a las personas a detectar la manipulación.

Prof. Fekete: No sé qué quiere decir usted con estándar de "mercado libre" de oro y plata. ¿Hay algun otro estándar?

Considero que el dinero, tanto en oro como en plata, nació espontáneamente, sin asistencia alguna del gobierno en el parto, a través de un proceso de aceptación en su comerciabilidad del tipo “bola de nieve”, como tan admirablemente lo ha definido Carl Menger.

Otra historia es que más adelante los reyes hayan secuestrado el proceso de monetización de estos metales para sus propios fines, y hayan fomentado la creencia pueril de que el valor de las monedas de oro y plata se debía a la presencia de la efigie del soberano forjada en su superficie, en lugar de la excelente comerciabilidad de que gozan los metales monetarios: el oro y la plata. 

Usted está interpretando la historia correctamente: si nuestra sofisticada economía se mantuviese razonablemente libre, acogería una vez más los metales monetarios, ya que el régimen de la moneda irredimible está, cada vez más, en un avanzado estado de putrefacción. Si se me permite hacer una ligera corrección, el oro es un metal menos industrial que la plata, pero es más un metal del cual se fabrica la joyería. Usted puede tener razón cuando se asume que la relación bimetálica ayuda a las personas a detectar la manipulación del precio de los metales monetarios por parte del gobierno. En los tiempos modernos el éxito o el fracaso de esta manipulación tiende a coincidir con el aumento o la disminución en la relación entre los precios del oro y la plata.

The Daily Bell: Los economistas gustan hablar del dinero fiduciario, pero algunos creen que el mundo sigue estando bajo un Patrón Oro no oficial, observado en privado por la élite monetaria, sin importar cuáles sean sus pronunciamientos en público. ¿Hay algo de verdad en ésto?

Prof. Fekete: No existe un estándar del oro no oficial, así como no hay una mujer que esté “un poco embarazada”. Otra cuestión sería si la “élite monetaria”, y algunos gobiernos como los de China e Israel, puedan ser grandes acaparadores clandestinos en previsión de un mayor papel monetario del oro en el futuro, o en estar interesados en la creación de un fondo de seguros en caso de amenaza de que una catástrofe monetaria se convierta en un hecho establecido, si señalamos que tal amenaza ha vuelto a aparecer por segunda vez en menos de una generación.

Sólo se puede especular, pero, al menos en el caso de China, ya han dejado al gato salir de la bolsa. Ahora sabemos que la China es la mayor acaparadora de plata en toda la historia, y está decidida a convertirse en importante acaparadora de oro. Como dijera el presidente Mao, el poder nace del cañón de una pistola - sólo añadiremos, que las balas deben ser de oro para que sean eficaces. Lástima que los americanos tengan el arma, pero crean que las balas deban ser de papel.

The Daily Bell: ¿Cuál es su posición sobre la cuestión los metales monetarios y el abastecimiento del mercado? Si el oro y la plata escasean en una economía de libre mercado, ¿desaparecería la escasez cuando los acaparadores liberen progresivamente el metal almacenado en sus depósitos como resultado del aumento en los precios? ¿O se aliviaría la escasez con la reapertura de las minas en respuesta a precios más altos? - ¿o ambas cosas?

Prof. Fekete: Los metales monetarios de ninguna manera son escasos. Por el contrario, manejan una relación altísima de existencias a flujos en todos los metales. Esto es lo que los hace metales monetarios. La relación del Oro se estima en 50, lo que significa que se necesitarían 50 años para reproducir las actuales existencias al ritmo actual de producción. En comparación, la misma proporción de cobre se estima en ⅓, lo que significa que las existencias del mercado corresponden a 4 meses de producción.

Cualquier impresión de escasez monetaria de los metales es una ilusión óptica. La percepción de escasez sólo demuestra la decadencia del sistema monetario. El Oro parece escasear por una sola razón: la salvaje experimentación monetaria de los principales países con dinero irredimible. Es inútil esperar que los acaparadores liberarán más de sus tiendas con el avance del precio, o que las minas irán a aumentar la producción de oro. Por el contrario, esperarán y liberarán cada vez menos de sus depósitos.

Las minas guardarán sus mejores reservas de mineral para tiempos mejores, ya que ven que una catástrofe monetaria es inminente. Tenga usted en cuenta que tal catástrofe no tendrá precedentes en la historia. La moneda irredimible nunca ha sido un fenómeno mundial. Siempre ha sido un fenómeno local, y siempre ha sido la esperanza de los gobiernos débiles de poder seguir viviendo cómodamente por siempre en un remanso financiero. Cuando la esperanza se convirtió en una quimera, siempre hubo alrededor de 4 países que mantuvieron el rumbo de la rectitud monetaria, conservaron el patrón oro, y en ese entonces fueron capaces de extender una mano de ayuda. No tenemos esa suerte esta vez. Lamento que Suiza, al ceder a la presión indecente del gobierno de los EE.UU., empujada a un cambio de su Constitución, abandonara la obligación de respaldar con oro los pasivos del Banco Nacional Suizo.

Esto me recuerda la fábula de Esopo sobre el lobo que había perdido su cola en un desafortunado encuentro con una trampa. Quería convencer a sus compañeros lobos que también ellos debían librarse de esa “reliquia bárbara”, y que se cortaran el inútil apéndice, su cola. Siento decirlo, pero el gobierno suizo exhibió mucho menos sentido común que la asamblea de los lobos en la historia Esopo. La asamblea contestó al lobo sin cola, que su caso habría sido más convincente si hubiera sido mencionado antes de perderla.

The Daily Bell: ¿Hay alguna evidencia de que los acaparadores de oro y plata se comportan como usted sugiere, y no como dicta el sentido común?Después de todo, es una característica universal de los mercados de productos básicos que los “longs” venden para realizar beneficios periódicamente mientras los precios siguen en aumento.

Prof. Fekete: Sí, sin duda, si existe: es el comportamiento de la base del oro. La base es la diferencia entre el precio futuro más cercano y el precio del día. Contango es el nombre de la condición en que la base es positiva, mientras que backwardation es aquella en que la base es negativa: el precio del día más alto que el precio futuro. Siempre que los suministros sean adecuados, contango recibe y la base indica cual es, el costo de mantenimiento del inventario, tal como intereses, almacenamiento y seguros. Backwardation, siempre y en todas partes, indica escasez del metal físico. Por lo tanto, normalmente, el oro nunca debe estar en backwardation, es decir, el precio a futuro debería ser siempre más alto que el precio del día. La base puede ser sustituida por un diferencial entre precios futuros (spread), es decir, la diferencia de precios entre un futuro distante y un futuro cercano.

En este momento, la base de oro se encuentra en un crítico punto de inflexión, lo que significa que el oro se podría sumir de una situación de Contango permanente a una de  backwardation permanente por primera vez en la historia. El 21 de abril Dan Norcini publicó gráficos que muestran el dramático colapso del “spread” del oro en el Comex, entre abril y Junio de 2009, y entre abril y diciembre de 2009. El primero pasó de $ 6,50 en un punto a $ 0,60 hoy. Los gráficos indican que el oro estará en camino de backwardation a finales de este año. Backwardation en oro es un fenómeno extremadamente raro y con las más graves consecuencias. Esto demuestra que los suministros de oro físico se están secando debido a que los acaparadores y las minas están retirando, cada vez más, sus ofrecimientos de venta. Es como una reacción en cadena, al final de la cual el oro no estará a la venta a ningún precio.

La base es un indicador muy sensible del mercado, mucho más importante y preciso que el precio mismo, el cual llega a través de un “canal muy ruidoso”. Es más, la base, a diferencia de los precios, no puede ser manipulada. A diferencia del precio, la base nunca miente.

El mercado del oro se comporta de manera diferente de otros mercados de productos básicos, por ser el oro un metal monetario. A diferencia de otros productos básicos, el acaparamiento del oro no se inhibe por la disminución de la utilidad marginal. Cuando los participantes del mercado esperan un inminente colapso del sistema monetario, prefieren acumular metales monetarios básicos, es decir, oro y plata. Esto explica la backwardation.

The Daily Bell: Es la deflación economicamente buena en el sentido de que puede corregir desajustes monetarios?

Prof. Fekete: Ciertamente, se puede decir que la deflación es la cura que daría la naturaleza a los excesos inflacionarios del hombre, si solamente los encargados de formular las políticas permitieran a la cura realizar su benévola y beneficiosa labor. En lugar de eso, tratar de evitar, a las buenas o a las malas, que tal cosa ocurra y vierten gasolina sobre el fuego al aumentar alocadamente la oferta monetaria y el total de la deuda. Agravar abusos con más abusos nunca funciona, y cuanto más tardío sea el ajuste el necesario, mayor será el dolor que eventualmente se cause.

The Daily Bell: ¿Puede el actual sistema de papel moneda resistir, o está en las últimas?

Prof. Fekete: Desde el estallido de la crisis financiera y económica en el 2007, podemos dar por sentado que el régimen del papel moneda irredimible está en agonía.

Sin embargo, pueden pasar varios años de angustia, a causa de la colosal ignorancia de las personas en todo aquello que se relaciona con el dinero. Por ejemplo, la mayoría de las personas, con una comprensión superior al promedio de la teoría monetaria, piensa que el dólar sucumbirá a la hiperinflación. Se llevarán una decepción. El dólar dará una dura pelea y al final se auto-destruirá, no a través de la inflación, sino a través de la deflación.

The Daily Bell: ¿Puede ampliar sobre este tema? ¿Qué le hace pensar que la hiperinflación no está en las cartas?

Prof. Fekete: Los productores, por supuesto, tratan de subir los precios mientras más se debilita el dólar. Sin embargo, la gente no está en ánimo de gastar. Si entran en posesión de dinero, lo van a usar para pagar sus deudas. No tienen ahorros en que caer en caso de que pierdan su empleo. En ausencia de compras los incrementos en los precios tendrán que ser revocados (como lo han sido en el caso de petróleo crudo, por ejemplo) causando que muchos productores vayan a la bancarrota.

Hay un nuevo factor que desempeña un papel importante, que no estuvo presente en episodios anteriores: la existencia paralela de dólares electrónicos y de billetes de la Reserva Federal. Sólo una pequeña parte, menos del diez por ciento, se encuentra en forma de billetes, el resto es dinero electrónico. La gente en casa, y en el extranjero, sólo acumula dólares que puedan ser doblados. Es físicamente imposible imprimirlos con la suficiente rapidez para sustituir los dólares electrónicos que las personas, las empresas, las instituciones y los gobiernos extranjeros puedan decidir que rechazan. La velocidad de circulación del dólar de papel está cayendo a cero, mientras que la de los dólares electrónicos está aumentando más allá de cualquier límite.

Esta división del suministro de dinero en dos componentes de distintas velocidades significa deflación. El componente que aumenta de velocidad tendrá que ser cancelado. La Reserva Federal está impotente mientras el acaparamiento de sus billetes asume proporciones sin precedentes.

The Daily Bell: ¿Puede la Fed realmente esterilizar el sistema monetario como Ben Bernanke y otros sostienen?

Prof. Fekete: Si por “esterilización” usted quiere significar el aislamiento de la oferta monetaria en explosión de los precios también en explosión, mi respuesta es que Bernanke no quiere hacerlo. De hecho está tratando desesperadamente, pero sin éxito, de inducir un aumento en el nivel de precios, incluso a riesgo de una explosión de tales precios. Pero fue en vano: todo el nuevo dinero electrónico que él está creando va a liquidación de la deuda y a la especulación en el lado largo (long) del mercado de bonos. Nada de esto va a la oferta del precio de los productos básicos, o a la oferta del precio de las acciones, o a la oferta del precio de los inmuebles.

Hay un círculo vicioso: Cuanto más dinero Bernanke crea, más desenfrenada es la especulación en bonos, mientras más altos los precios de los bonos, más bajan las tasas de interés, más baja el nivel de precios, impulsando a Ben Bernanke a la creación de más dinero, etc.  ¿Por qué  la tasa de interés declinante necesariamente induce una reducción en los precios?  Este es realmente el problema: porque las tasas declinantes de interés destruyen el capital al aumentar el valor de liquidación de la deuda. Tengo toda una nueva teoría sobre esto: la teoría revisionista de las depresiones. Mi tesis principal es que una estructura de tasas de interés declinante aumenta la carga de la deuda (al contrario de lo que usted, intuitivamente, esperaría!) causando por lo tanto que los productores vayan en masa a la bancarrota. Usted puede encontrar los detalles en mi sitio web.

The Daily Bell: La cosecha actual de banqueros centrales ¿comprende a cabalidad la interacción entre el papel moneda y el fracaso de la sociedad civil?¿Podría ser que ellos lo entienden más sin embargo lo ignoran y a sabiendas, de todos modos, apoyan un sistema destructivo?

Prof. Fekete: Probablemente sí, pero lo único que les importa es proteger su cotarro. Los políticos les han dado un poder ilimitado el cual ejercen al crear cantidades ilimitadas de divisas. Han utilizado este poder para destrozar la economía mundial. Ahora quieren conservar ese poder para “controlar los daños”. No van a abandonar voluntariamente un poder ilimitado. Van a aprovechar plenamente la debilidad del sistema político, el cual es totalmente esclavo de su “experticia”. ¿Por qué han de admitir que la política fiscal y monetaria Friedmanita y Keynesiana ha sido un  funesto fracaso? Por el contrario, pretenden que, como resultado de la deriva continental, la línea de falla cede, produciendo un fuerte terremoto de diez puntos en la escala de Richter. ¿Quién está mejor calificado que ellos para hacer frente al desastre?

The Daily Bell: ¿Está el Fondo Monetario Internacional destinado a la gestión de una moneda mundial? ¿O está siendo utilizado como pretexto para inducir presión a otras posibles soluciones, tales como los sistemas monetarios regionales (la región del euro, la región del amero, la región del yen)?

Prof. Fekete: Independientemente de las ambiciones que el FMI pueda tener, es irrelevante. Sí, probablemente desean reordenar las sillas de cubierta a bordo del Titanic, pero eso no hace ninguna diferencia. El buque se encuentra en vía de colisión con el iceberg. La incompetencia de los burócratas en el FMI es terrible. Lo que más les preocupa es el problema de cómo deshacerse de los botes y de los chalecos salvavidas (léase: las reservas de oro del FMI) que podrían servir a los sobrevivientes después de que el Titanic se haya hundido.

The Daily Bell: ¿Está Internet teniendo algún efecto sobre la habilidad de las élites para mantener un estándar de papel moneda?

Prof. Fekete: Muy ciertamente que sí, en el sentido negativo de la palabra. La élite pensó que bastaría con desechar el estándar de oro en los Estados Unidos, sin importar la Constitución. Pensaron que a través del control del dinero también podrían controlar la prensa y los medios de comunicación. No tuvieron necesidad de manipular el derecho a la libertad de expresión ni la libertad de prensa, lo cual habría alarmado a la gente mucho más que la desmonetización del oro. ¿Y adivine qué? La élite ha tenido prensa y medios de comunicación bastante dóciles lo cual les hacía sentirse cómodos y confortables.

¡Qué equivocados estaban! Aquí viene la Internet a través de la cual usted puede ventilar la más devastadora condena a las actividades de la élite, sin necesidad de poner un dólar de capital para lograrlo! Se pueden  refutar ahora un sinfín de mentiras acerca de la moneda irredimible. La verdad saldrá avante. Internet, en última instancia, neutralizará, e incluso llevará a la quiebra, a la prensa servil.

The Daily Bell: ¿Cómo se verá el mundo en diez años - desde el punto de vista económico?

Prof. Fekete: No es posible decirlo. La élite puede poner en vigor el programa económico de Hitler si finalmente se decide a suspender los derechos civiles, incluyendo el libre acceso a la Internet. Pero también es posible que incluso un golpe de esos no será de aplicación en una sociedad descentralizada, de tradiciones individualistas, que quiere recorrer todo el camino de vuelta a sus fundamentos, como la que tenemos en los Estados Unidos. No nos equivoquemos al respecto: la lucha por las leyes de control de armas no es sobre la reducción de la violencia - los delincuentes siempre será capaz de obtener armas independientemente de lo que las leyes puedan decir. Se trata de frenar el derecho del pueblo a rechazar una administración que trata de gobernar pisoteando la Constitución.

Si “nosotros, la gente” salimos victoriosos en este tira y afloja contra un gobierno totalitario, entonces el futuro del mundo sería muy brillante. Todo lo que usted tiene que hacer es obligar al gobierno de los EE.UU. a cumplir con la Constitución. Y me refiero a la letra y al espíritu de la Constitución.

The Daily Bell: ¿Puede ampliar sobre la cuestión de la consolidación monetaria?La moneda fiduciaria necesita consolidación y ampliación constantes para mantener la pretensión de solvencia, en nuestra opinión. Si por alguna casualidad el sistema actual sobrevive, es inevitable una moneda mundial única?

Prof. Fekete: La única moneda mundial concebible es un estándar del oro internacional, porque descentralizaría el poder al máximo. El individuo está facultado, a través de su función de decidir, si compra o se niega a comprar. Él deposita su papeleta electoral impresa en oro, y no sólo una vez cada dos años, sino varias veces cada día. Los productores y comerciantes tendrán que rendirse a la voluntad del individuo. Bajo cualquier otro sistema monetario los productores y comerciantes se rendirían a la voluntad del emisor de la moneda.

The Daily Bell: ¿Qué puede hacer la gente para protegerse a sí mismos en este momento?

Prof. Fekete: Además de orar y mantener la esperanza, podría salir de deudas e insistir en acumular monedas de oro y plata, comprándolas cada vez que se presente debilidad en el precio. También podrían acaparar billetes de la Reserva Federal y billetes del Banco Nacional Suizo de pequeñas denominaciones, en cantidad correspondiente a sus necesidades durante un máximo de dos años. Mantener dinero en depósito en un banco no es recomendable bajo ninguna circunstancia. Y, no olvidemos, deben obtener dinero en efectivo de sus pólizas de seguro de vida.

The Daily Bell: ¿Cuál es el problema más grande que, incluso los Misesianos Americanos, no entienden ahora – bien sea un momento histórico o no lo sea?

Prof. Fekete: Es la insistencia de Rothbard en su llamado “Patrón Oro” del 100 por ciento, una insostenible teoría que deja totalmente fuera de consideración el problema de la elasticidad en la cantidad de medios de compra. De esta manera, el Instituto Mises corre el peligro de que su patrón oro, en caso de ponerlo en práctica, se paralice durante la primera temporada de compras navideñas, y los Keynesianos y Friedmanites regresarán triunfantes diciendo: “Se lo habíamos advertido!”

La causa de la Gran Depresión de la década de 1930, en gran medida, fue el fracaso de las potencias vencedoras de reorganizar el comercio mundial sobre la base de la Doctrina de las Facturas o Letras de Cambio reales después de la Primera Guerra Mundial. Esto embotelló el comercio mundial e hizo totalmente inelástico el patrón oro. Lo que necesitamos es un Patrón Oro que se haga elástico a través de la circulación de las Facturas o Letras de Cambio reales.

The Daily Bell: ¿En qué proyectos interviene usted que quisiera señalar a nuestra audiencia? 8¿Qué es lo más importante que usted quisiera que nuestra audiencia tomara consciencia y le brindara su apoyo?

Prof. Fekete: El Oro no debe considerarse como canal inversión o como elemento de especulación. Debe ser visto de la misma manera que se mira una póliza de seguro de incendio: comprarla, guardarla en una caja fuerte, y esperar que la casa no se incendie.

Sobre todo, debemos capacitarnos a para pensar en términos de unidades de oro (gramos, onzas troy) cuando calculamos nuestro patrimonio, ingresos anuales, y necesidades futuras - excluyendo dólares o francos. Esto no es tan fácil como parece. Instintivamente se tiende a pensar en términos de unidades de papel. Se requiere auto-disciplina para alejarse de este hábito.

Si usted tiene el oro, usted es un administrador del futuro del mundo. Usted tiene la única forma de capital que puede sobrevivir a un Armagedón financiero. Usted debe tomar en serio este fideicomiso y prepararse adecuadamente para el ejercicio cuando el tiempo llegue.

The Daily Bell: ¿Cuáles son los más importantes - las obras seminales –suyas, que usted indicaría como de lectura necesaria? ¿Donde se pueden encontrar?

Prof. Fekete: Voy a dar un ciclo de veinte conferencias académicas sobre Moneda y Banca en la School of Economics de San Francisco, en California, del 27 de julio al 7 de agosto de este año. El plan de estudios se publica en mi página web. El libro que saldrá este año, cubrirá estos mismos temas. Allí incluiré también mi crítica a Mises.

The Daily Bell: Por último, nos da su mejor estimación de hacia donde se dirigirá el oro, en materia de precio, en el corto y en largo plazo.

Prof. Fekete: No me gusta esa pregunta, porque oculta el hecho de que el aumento del precio del oro sólo significa un menor valor de la moneda irredimible. La gente tiende a lamentarse de que el precio del oro no está aumentando lo suficientemente rápido para su gusto. Tienen una perspectiva equivocada. Desde la mía, un lento aumento del precio del oro es una bendición disfrazada, ya que nos da más tiempo y oportunidad para seguir comprando, a una escala discreta, metales monetarios.

Un explosivo aumento en el precio del oro sería muy perjudicial para la mayoría de la gente, porque están poco preparados. El sufrimiento universal a su alrededor no estaría de acuerdo con su deseo de llevar una vida pacífica y de disfrutar de su recién encontrada riqueza.

Sobre el precio del oro permítanme decir lo siguiente. El oro es todavía barato teniendo en cuenta su poder adquisitivo, y de empleo, al comienzo de la Edad Moderna. No hay ninguna razón para que no tuviera poderes comparables de compra y de empleo una vez se asiente el polvo.

The Daily Bell: En nombre de todos nuestros lectores le damos las gracias por compartir sus opiniones con nosotros y esperamos oír de usted pronto. Y alentamos a todos los lectores a visitar su página y a considerar aprender más acerca de su trabajo.

Prof. Fekete: Doy las gracias a ustedes por la oportunidad de discutir estos graves problemas de nuestro tiempo. De paso me gustaría llamar su atención sobre el recién creado Instituto del Patrón Oro y su sitio web www.goldstandardinstitute.com.

Esta entrevista fue realizada por Scott Smith.

Además de escribir informes especiales, como esta Perspectiva Suiza, Scott también contribuye como editor de TheDailyBell.com.