Metodología

 
 
El Método Feldenkrais tiene dos partes, de manera que puede desarrollarse mediante dos tipos de trabajo diferentes:

 

-         Autoconciencia a través del movimiento: las sesiones se realizan en grupo, en clases colectivas, durante las cuales el instructor va dando consignas verbales, basadas en patrones orgánicos de movimiento, dirigidas a la investigación personal para “aprender a aprender” nuevas formas de realizar los mismos gestos.

 

Aunque el trabajo de cada alumno es personal y está fundamentado en la propia percepción y desarrollo de sus sensaciones, las pautas que da el instructor son concretas y muy variadas, compartiendo todas ellas dos elementos comunes: el movimiento debe ser cómodo y dirigido siempre con la inteligencia en vez de con la fuerza; y las instrucciones deben seguirse mientras se es consciente del movimiento (no es útil realizar estos ejercicios mientras estamos distraídos o ejecutando una pauta sin darnos cuenta de sus efectos).

 

El objetivo de la clase es llegar más allá de los límites personales al encontrar nuevas combinaciones de movimiento.

 

 

-         Integración funcional: es un trabajo individual en el que el instructor trabaja con su alumno dándole pautas de movimiento mediante el contacto manual. No se trata de manipulaciones o masajes, sino que las manos se utilizan para generar “conciencia corporal”. Esta parte del trabajo de Feldenkrais fue la primera en desarrollarse.

 

 

En ambos casos, las pautas (o “patrones orgánicos de movimiento”) están estudiadas y son orientaciones concretas fundamentadas en el conocimiento de que determinadas acciones conducen a movimientos más eficientes y más orgánicos, es decir, que cada movimiento tiene maneras más o menos eficientes de realizarse.

Algunos de los principios en los que se basan los patrones orgánicos de movimiento son:

 

-         Uso de todo el cuerpo como unidad

-         La reversibilidad del movimiento (todo movimiento es reversible, no rígido)

-         Un movimiento es más orgánico cuando tiene mayores opciones diferentes para realizarse.

-         Las pautas de movimiento proceden de la evolución del ser humano en sus dos vertientes: en su proceso de evolución como individuo (aprendemos a movernos desde la infancia hasta que somos adultos), y en su proceso de evolución como especie (el ser humano se diferencia de otros animales por la capacidad de realizar determinados movimientos: mano prensil, etc.).

Comments