Beneficios

 
 
En el fondo de todo este trabajo hay que tener siempre en cuenta que para el Método Feldenkrais es más importante lo que ocurre fuera de la clase que lo que ocurre durante la clase. Por lo tanto, estamos ante una disciplina “funcional” que busca incorporar a nuestra vida diaria los hallazgos a los que llegamos mediante la propia experimentación guiada por el instructor.

 

El objetivo final es lograr un bienestar completo, como estado interno y externo resultado de la conexión entre darse cuenta de cómo nos movemos, de cómo pensamos y cómo sentimos. De hecho, Feldenkrais trabajó su método desde el concepto de lo “somático”, entendiendo que todo lo que nos ocurre nos llega desde la percepción del cuerpo, que somos lo que sentimos y lo que pensamos. Por este motivo estableció la cadena entre movimiento-pensamiento-sensación-sentimiento.

 

Entre los efectos beneficiosos más inmediatos por la práctica de Feldenkrais se encuentra la adquisición de una mayor “disponibilidad” corporal, es decir, una mayor facilidad para realizar movimientos y acciones.

 

La práctica de este método también proporciona un considerable alivio de las tensiones crónicas y el dolor, mejoras posturales, aumento de la flexibilidad y reducción del deterioro de determinados tejidos (derivado de la rigidez crónica muscular, de una mala postura o una organización muscular deficiente).

 

El método puede mejorar la calidad de vida de personas que padecen alguna deficiencia o discapacidad, ya que no busca reparar esta dolencia ni sustituir el cuidado médico, pero puede ser muy útil para que las personas afectadas se muevan de manera que alivien las molestias derivadas de su patología. De esta manera, personas afectadas por artritis, por ejemplo, no lograrán que el Método Feldenkrais les cure su dolencia, pero sí aprenderán a moverse de manera que no presionen las articulaciones afectadas. Las personas con hernias discales, por ejemplo, aprenderán a moverse sin causar molestias en los discos intervertebrales. En definitiva, se busca el movimiento más eficiente capaz de provocar el mayor bienestar y reducir las posibles lesiones derivadas de un movimiento menos favorable.

 

También profesionales de áreas artísticas como el canto, la música, la danza o el teatro encuentran en el Método Feldenkrais una forma de educar a su cuerpo para poder realizar su trabajo de la manera más adecuada, reduciendo las lesiones que se derivan de patrones de movimiento menos eficaces.

 

Comments