Actividad reciente del sitio

Contratorpedero Destructor


 Nombre:
 Astillero:
 Ordenado:
 Botado:
 Alta:
 Baja:  Comentarios:
 Destructor
 Thompson, Clydebank
 1885
 Julio de 1886
 19 de enero de 1887
 1909  

Especificaciones técnicas:
 
Desplazamiento: 380 toneladas
Dimensiones: 69,8 m de eslora, 6,8 m de manga y 3 m de calado
Propulsión: dos máquinas verticales Compound de triple expansión, dando 3.800 CV a dos hélices
Velocidad: 22,5 nudos
Autonomía: 4.500 millas náuticas
Blindaje: ninguno
Armamento: 1 cañón Hontoria de 90 mm
                            4 cañones Nordenfelt de 57 mm
                            2 cañones Nordenfelt de 37 mm
                            2 tubos lanzatorpedos
Dotación: 60


Historia:
 
    El origen de este barco está en la necesidad que había en la década de 1880 de proteger una escuadra de las lanchas torpederas. Estos torpederos, pequeños, muy ágiles y muy veloces, armados con potentes torpedos, eran capaces de poner en apuros a cualquier flota, ya que su armamento era capaz de hundir al más poderoso acorazado y eran demasiado rápidos y maniobreros como para "cazarlos" con la gruesa artillería de acorazados y cruceros. Desde la aparición del primer torpedero en la década de 1870 se había construído un gran número de embarcaciones de este tipo, dado que eran una alternativa económica y eficaz a los grandes acorazados y cruceros para las marinas de segunda línea.
 
    Ante esta necesidad, el Ministerio de la Marina encargó al Teniente de Navío Fernando Villaamil un estudio para la contrucción de un buque similar a un torpedero, lo suficientemente pequeño para ser rápido pero lo suficientemente grande y robusto como para ser capaz de seguir a la flota en alta mar, con la función principal de hundir a los torpederos que intentasen atacar a la escuadra. Villaamil solicitó proyectos a varios astilleros británicos, que eran los que más éxito estaban teniendo en la construcción de torpederos, firmando finalmente un contrato en 1885 con el astillero James & George Thompson, de Clydebank (Escocia), por valor de 38.000 libras esterlinas de la época.
 
    El Destructor se colocó en grada a finales de 1885, botándose en julio del año siguiente y entregado a la Armada a comienzos de 1887, siendo puesto al mando el propio Fernando Villaamil. Realizó sus pruebas de mar en Clydebank, alcanzando 22 nudos y medio. Cinco días después partió hacia España, llegando a la costa gallega antes de 24 horas, habiendo mantenido una velocidad media de 18 nudos. Su entrega oficial a la Armada tuvo lugar a mediados de ese mismo año en San Sebastián en una ceremonia, presidida por la Reina Regente, que causó gran expectación, por los elogios que recibió el Destructor de la Royal Navy. El buque superó las espectativas más optimistas. Era el nacimiento de un nuevo tipo de unidad, que pronto encontraría su sitio en las principales marinas de guerra del mundo: el contratorpedero, conocido desde la Primera Guerra Mundial como destructor.
 
    El Destructor era un buque de pequeño tamaño, con un desplazamiento inferior a las 400 toneladas. Cuatro calderas, del tipo locomotora, alimentaban dos máquinas de triple expansión que movían dos hélices, permitiendo al buque llevar una velocidad sostenida de casi 20 nudos. El Destructor llevaba velas como propulsión auxiliar, en tres mástiles abatibles con velas guairas y dos foques. Llevaba un potente armamento para su tamaño, con un cañón de 90 mm a proa, 4 cañones de 57 mm de tiro rápido en el centro y en la popa, 2 cañones revólveres de 37 mm apopa de la cubierta de castillo y dos tubos lanzatorpedos, una a proa y otro a popa, para torpedos Schwartzkopff.
 
    Durante la guerra hispano-americana de 1898, el Destructor estuvo encargado de la defensa del arsenal de Cartagena, formando parte de la tercera división de torpederos junto al Retamosa y el Rigel (ambos torpederos). Fue dado de baja en 1909 y desguazado posteriormente.

VOLVER

Comments