Ronny Ransenberg es porteño y, como el mismo lo dice: “de las entrañas de mi pueblo, suburbio de mis sentimientos, por eso mi quehacer como poeta está profundamente ligado al cordón umbilical de la ciudad de Buenos Aires.”

Sus trabajos fueron editados por Ediciones Amaru, la Revista El enjambre Azul y en la Antología de Poetas de Plaza de Mayo, de la que forma parte desde su surgimiento en diciembre de 2001.

Ronny dice que una madrugada, comenzó a regularizar sus relaciones con la literatura; las palabras comenzaron a brotar como burbujas del alma. Fue un darse cuenta de que siempre fue y es poeta. Nunca había experimentado sensaciones tan intensas, ni siquiera en sus experiencias político-sindicales, ni como psicólogo social o psicodramatista. Anda día y noche con su libretón como apéndice de su cuerpo. Dice que en este valle llamado de lágrimas, planeta tierra, nada es casual, ni siquiera los poetas.