Rolando  Revagliatti


< REGRESAR A PAGINA PRINCIPAL >

 

Rolando Revagliatti (Buenos Aires, 1945)

      Fue uno de los responsables del Ciclo de Poesía y Prosa Breve “Nicolás Olivari” (1999) y el coordinador   general   de  los Ciclos  de  Poesía “Julio Huasi” (2001),  “Luis Franco”   (2002), “Carlos de la Púa”,    “Susana Thénon”, “Horacio Pilar”,   “Homenajes” (2003),   así como  de la Revista Oral    de   Literatura “Recitador    Argentino”   (2003) y      de   "La Anguila Lánguida" Muestra de Poesía 2004. Libros  publicados:  HISTORIETAS DEL AMOR,    1991; MUESTRA EN PROSA, 1994 (cuentos y relatos). LAS   PIEZAS   DE UN TEATRO, 1991 (dramaturgia).  OBRAS COMPLETAS EN VERSO HASTA ACADE MI MAYOR ESTIGMA   (SI MAL NO ME EQUIVOCO) L Fue actor en más de quince espectáculos teatrales (1972-1987). Además de piezas de teatro, dirigió nueve espectáculos en base a textos poéticos   (en su mayoría), propios y de más de cien autores.       Difundió las poéticas de otro tanto en lecturas públicas y en programas radiales.   Fue el editor de  los  tres  números de los cuadernillos "Musas de Olivari" (1994-1995), de los veinte números del pliego literario "Olivari" (1993-1995), de los veinte números del pliego literario "Huasi" (1996-2002). Parte de su obra en  narrativa y en poesía ha sido traducida y difundida en medios    gráficos y electrónicos a los idiomas francés   (Catherine Maury, Francoise Laly, Jacques Canut, Paula Salmoiraghi, Philippe Caquant, Stella Maris García), catalán (Julián Gustems, Pere Bessó), italiano (Carlos Vitale, Benito La Mantia, María Luz Loloy Marquina, Giorgio Casadei Turroni,    Elena    Aiezza,    Wenceslao   Maldonado,   Enzo   Bonventre,    Angelo   Di Mauro,  Carla Zancanaro,    Dino    Sileoni, Amerigo    Iannacone,   Silvia Favaretto),   maltés (Oliver Friggieri), euskera -vascuence-   (Iñigo Ruiz de Sabando,    José Ängel Pérez Berasategui),      esperanto   (Amerigo Iannacone), alemán (Simone Erwerle,    Horacio Torres,   Konradin Grossman, Renato Vecellio),    asturiano (José Luis Campal), portugués    (Iacyr Anderson Freitas, Moacir de Castro Ribeiro, Nilto Maciel, Teresinka Pereira, Cláudio    Portella,    Tono Báez, Joao Weber Griebeler,    José Luis Campal, Nilza Menezes,    Ricardo Pinto, Josefina    Neves     Mello, Olga Valeska,     Antonio   Miranda),    inglés (Karina Macció,    Leticia   Balonés), neerlandés (Fa Claes), rumano (Mirela Vlaica). Entre otras participaciones, durante 1965 fue corresponsal de la revista de poesía   "Orfeo"    de   Santiago de Chile, dirigida   por Jorge Teillier y  Jorge Velez, así como vocal de la Asociación Literaria Argentina, presidida por Carlos E. Larrosa.  En  el  lapso   octubre  1978  a julio   1981    se desempeñó    como secretario  técnico de la porteña revista de psicoanálisis,   psiquiatría y psicología "Imago", dirigida por Raimundo Salgado.  Formó parte del equipo de redacción de la revista de literatura "Sr. Neón" (N° 1, 1992 a N° 10, 1996),  dirigida por Daniel Rubén Mourelle.   Hacia 1997   y   hasta 2000 fue el encargado de    relaciones     públicas internacionales de la cuatrilingüe    revista  de literatura "Ruptures" de Montreal, Québec, Canadá,     dirigida    por Edgar    Gousse.  Desde 1998   es  corresponsal de "Literarte" (Sao Paulo, Brasil), editada por Arlindo Nóbrega.  Durante dos años (1999-2000) fue  miembro del equipo de la sección   Literarias   del    periódico  cultural "Nueva Avenida"   de  La    Plata, provincia de Buenos Aires, dirigido por Sergio Romano.  Ha sido  corresponsal   durante   1999   de la italiana revista de poesía "Il Majakovskij" de Laveno Mombello,    Varese,    dirigida por Matteo Pergolari y,    en 2003,    de la revista brasileña    "Arraia   Pajeurbe" de Fortaleza, Ceará, dirigida por José Maria Barros Pinho.   Desde el primer número,    en agosto de 2002,    es uno de los directores rotativos de "LSD - Los Sub-Desarrollados", boletín electrónico de El Ciruja, dirigido por Alejandro Manrique.

Rolando Revagliatti: invitado

-------------------------------

 

Ojo mío

Al ojo mío que no ve
contemplo con un ojo
alterado por el detrito
del ojo mío que no ve.

 

Me apego sonoramente

Me apego sonoramente
a tus fantasmas

Un buen tiempo
los interpreto

Pero después
no sueno.

 

Toma de partido

El amor es siempre amor:

más de lo mismo
En cambio, el odio e incluso, el desprecio
exultantes en su despliegue creativo
a causa de lo pernicioso o degenerativo de su arraigo
no dejan de fascinar y sorprender.