Fotos viejas

 

Fotos viejas mezcladas en una caja de cartón,

junto a partidas de nacimiento,

la medalla del colegio

y cinco dados en el cubilete gastado.

Fotos viejas que se tiran sobre el tapete

disparando la memoria en blanco y negro.

Sonrisas perpetuas, recuerdos de papel

que se repiten en cada mano

mirándonos desde ese instante congelado

donde fuimos o quisimos ser.

Fotos viejas de momentos remotos,

irrepetibles lugares sin regreso

que se revelan otra vez

para decirnos adiós.

La bicicleta apoyada en el farol

de la plaza iluminada contra el sol

y ella sentada en un banco

con el vestido a lunares

tirándome su beso eternamente

detenido en el clik.