Rimas.Trabajo‎ > ‎

Rimas.Selección poemas

A continuación tenéis una serie de poemas, que son una selección temática de las Rimas de Bécquer. Estas rimas os pueden servir de inspiración para el comentario de texto que debéis realizar. Os planteo preguntas para que os ayude a pensar.

II


Saeta que voladora
cruza, arrojada al azar,
sin adivinarse dónde
temblando se clavará;

hoja que del árbol seca
arrebata el vendaval,
sin que nadie acierte el surco
donde a caer volverá;

gigante ola que el viento
riza y empuja en el mar,
y rueda y pasa, y no sabe
qué playa buscando va;

luz que en cercos temblorosos
brilla, próxima a expirar,
ignorándose cuál de ellos
el último brillará;

eso soy yo, que al acaso
cruzo el mundo, sin pensar
de dónde vengo, ni adónde
mis pasos me llevarán.

 

 

 

¿Qué función tienen los elementos de la natureleza en la RIMAII?

¿Cuál es el tema del poema?

Señala al menos, dos recursos estilísticos.

 

 

IV


No digáis que agotado su tesoro,
de asuntos falta, enmudeció la lira;
podrá no haber poetas; pero siempre
habrá poesía.

Mientras las ondas de la luz al beso
palpiten encendidas;
mientras el sol las desgarradas nubes
de fuego y oro vista;

mientras el aire en su regazo lleve
perfumes y armonías;
mientras haya en el mundo primavera,
¡habrá poesía!

Mientras la ciencia a descubrir no alcance
las fuentes de la vida,
y en el mar o en el cielo haya un abismo
que al cálculo resista;

mientras la humanidad siempre avanzando
no sepa a do camina;
mientras haya un misterio para el hombre,
¡habrá poesía!

Mientras sintamos que se alegra el alma,
sin que los labios rían;
mientras se llore sin que el llanto acuda
a nublar la pupila;

mientras el corazón y la cabeza
batallando prosigan;
mientras haya esperanzas y recuerdos,
¡habrá poesía!

Mientras haya unos ojos que reflejen
los ojos que los miran;
mientras responda el labio suspirando
al labio que suspira;

mientras sentirse puedan en un beso
dos almas confundidas,
mientras exista una mujer hermosa,
¡habrá poesía!

 

Según este poema, ¿Qué es para Becquer la poesía?

El poema sigue una estructura paralelística, ¿sabriáis explicarme por qué?

 

X


Los invisibles átomos del aire
en derredor palpitan y se inflaman;
el cielo se deshace en rayos de oro;
la tierra se estremece alborozada;

Oigo flotando en olas de armonía
rumor de besos y batir de alas;
mis párpados se cierran... ¿Qué sucede?
- ¡Es el amor que pasa!

 

¿Qué ocurre cuando pasa el amor?

¿Qué recurso utiliza el poeta para describirnos lo que ocurre cuando llega el Amor?

 

XI


-Yo soy ardiente, yo soy morena,
yo soy el símbolo de la pasión;
de ansia de goces mi alma está llena.
¿A mí me buscas? -No es a ti, no.

-Mi frente es pálida; mis trenzas de oro:
Puedo brindarte dicha sin fin;
yo de ternuras guardo un tesoro.
¿A mí me llamas? -No; no es a ti.

-Yo soy un sueño, un imposible,
vano fantasma de niebla y luz;
soy incorpórea, soy intangible:
no puedo amarte. -¡Oh ven; ven tú!

 

¿Es optimista o pesimista el poema?¿por qué?

¿Qué dos tipos de mujer describe el poeta?

¿Qué rasgos del romanticismo destacan?

 

 

XIII

Tu pupila es azul, y cuando ríes,

su claridad suave me recuerda

el trémulo fulgor de la mañana,

que en el mar se refleja.

 

Tu pupila es azul, y cuando lloras,

las trasparentes lágrimas en ella

se me figuran gotas de rocío

sobre una violeta.

 

Tu pupila es azul, y si en su fondo

como un punto de luz radia una idea,

me parece en el cielo de la tarde

una perdida estrella.

 

¿Qué desea expresar el autor al describir su pupila?

Qué dos recursos retóricos destacan?

 

RIMA XX

 Sabe, si alguna vez tus labios rojos 
quema invisible atmósfera abrasada, 
que el alma que hablar puede con los ojos, 
también puede besar con la mirada.

 

¿Qué  quiere transmitirnos el poeta con los dos últimos versos?

Realiza la rima del poema.

 

RIMA XXIII

Por una mirada, un mundo; 
por una sonrisa, un cielo; 
por un beso... ¡Yo no sé 
qué te diera por un beso!

 

En este poema podemos encontrar elipsis, exageración, paralelismo, ánafora...¿qué quiere comunicarnos el poeta con la utilización condensada de estos recursos?

 

RIMA XXIV

 

Dos rojas lenguas de fuego 
que a un mismo tronco enlazadas 
se aproximan y, al besarse, 
forman una sola llama.

Dos notas que del laúd 
a un tiempo la mano arranca, 
y en el espacio se encuentran 
y armoniosas se abrazan.

Dos olas que vienen juntas 
a morir sobre una playa 
y que al romper se coronan 
con un penacho  de plata.

Dos jirones de vapor 
que del lago se levantan 
y, al juntarse allá en el cielo, 
forman una nube blanca.

Dos ideas que al par brotan; 
dos besos que a un tiempo estallan, 
dos ecos que se confunden; 
eso son nuestras dos almas.

 

¿Cómo define el poeta a las dos almas?

¿Qué elementos de la naturaleza destacan?

¿Qué recursos literarios destacan?

 

RIMA XVII

 

Despierta, tiemblo al mirarte; 
dormida, me atrevo a verte; 
por eso, alma de mi alma, 
yo velo mientras tú duermes.

  Despierta, ríes, y al reír tus labios 
     inquietos me parecen 
relámpagos de grana que serpean 
     sobre un cielo de nieve.

  Dormida, los extremos de tu boca 
     pliega sonrisa leve, 
suave como el rastro luminoso 
     que deja un sol que muere. 
                          ¡Duerme!

  Despierta, miras y al mirar tus ojos 
     húmedos resplandecen 
como la onda azul en cuya cresta 
     chispeando el sol hiere.

  Al través de tus párpados, dormida, 
     tranquilo fulgor vierten, 
cual derrama de luz, templado rayo, 
     lámpara transparente. 
                          ¡Duerme!

  Despierta, hablas y al hablar vibrantes 
     tus palabras parecen 
lluvia de perlas que en dorada copa 
     se derrama a torrentes.

  Dormida, en el murmullo de tu aliento 
     acompasado y tenue, 
escucho yo un poema que mi alma 
     enamorada entiende. 
                          ¡Duerme!

  Sobre el corazón la mano 
me he puesto porque no suene 
su latido y de la noche 
turbe la calma solemne.

  De tu balcón las persianas 
cerré ya porque no entre 
el resplandor enojoso 
de la aurora y te despierte. 
                          ¡Duerme!

 

 

El poema se basa en el contraste de dos acciones. ¿Cuáles son?

¿Qué va describiendo el poeta?

¿Con qué va comparando cada uno de los elementos qué describe?

 

RIMA XXIX

 

  Sobre la falda tenía 
     el libro abierto; 
en mi mejilla tocaban 
     sus rizos negros; 
no veíamos letras 
     ninguno creo; 
mas guardábamos ambos 
     hondo silencio. 
¿Cuánto duró?  Ni aun entonces 
     pude saberlo. 
Sólo sé que no se oía 
     más que el aliento, 
que apresurado escapaba 
     del labio seco. 
Sólo sé que nos volvimos 
     los dos a un tiempo, 
y nuestros ojos se hallaron 
     ¡y sonó un beso!

    Creación de Dante era el libro; 
     era su Infierno. 
Cuando a él bajamos los ojos, 
     yo dije trémulo: 
—¿Comprendes ya que un poema 
     cabe en un verso? 
Y ella respondió encendida: 
     —¡Ya lo comprendo!

 

¿Qué es lo que comprende?

Resume el contenido del poema.

 

RIMA XXX

 

Asomaba a sus ojos una lágrima 
y a mi labio una frase de perdón; 
habló el orgullo y se enjugó su llanto, 
y la frase en mis labios expiró.

Yo voy por un camino; ella, por otro; 
pero, al pensar en nuestro mutuo amor, 
yo digo aún: —¿Por qué callé aquel día? 
Y ella dirá: —¿Por qué no lloré yo?

 

RIMA XXXI

   Nuestra pasión fue un trágico sainete 
     en cuya absurda fábula 
lo cómico y lo grave  confundidos 
     risas y llanto arrancan. 
Pero fue lo peor de aquella historia 
     que al fin de la jornada 
a ella tocaron lágrimas y risas 
     y a mí, sólo las lágrimas.

 

 RIMA XXXIII

  Es cuestión de palabras y, no obstante, 
     ni tú ni yo jamás, 
después de lo pasado, convendremos 
     en quién la culpa está.

  ¡Lástima que el Amor un diccionario 
     no tenga donde hallar 
cuándo el orgullo es simplemente orgullo 
     y cuándo es dignidad!.

 

RIMA XXXV

    ¡No me admiró tu olvido!  Aunque de un día, 
me admiró tu cariño mucho más; 
porque lo que hay en mí que vale algo, 
eso... ni lo pudiste sospechar.

 

RIMA XXXVI

   Si de nuestros agravios en un libro 
     se escribiese la historia, 
y se borrase en nuestras almas cuanto 
     se borrase en sus hojas.

  ¡Te quiero tanto aún! ¡Dejó en mi pecho 
     tu amor huellas tan hondas, 
que sólo con que tú borrases una, 
     las borraba yo todas!

 

¿Qué tienen en común los poemas de esta serie?

 ¿Qué poemas tratan el orgullo?

¿Qué poema se centra en el despecho?

 

RIMA XLIII

Dejé la luz a un lado, y en el borde 
de la revuelta cama me senté, 
mudo, sombrío, la pupila inmóvil 
clavada en la pared.

¿Qué tiempo estuve así?  No sé; al dejarme 
la embriaguez horrible del dolor, 
expiraba la luz y en mis balcones 
reía al sol.

Ni sé tampoco en tan horribles horas 
en qué pensaba o qué pasó por mí; 
sólo recuerdo que lloré y maldije, 
y que en aquella noche envejecí.

 

¿Por qué dice el poeta qué envejeció?¿qué le ha podido pasar?

¿Con qué otros poemas de las rimas lo relacionarías?

 

RIMA XLIV

Como en un libro abierto 
leo de tus pupilas en el fondo. 
¿A qué fingir el labio 
risas que se desmienten con los ojos?

¡Llora!  No te avergüences 
de confesar que me quisiste un poco. 
¡Llora!  Nadie nos mira. 
Ya ves; yo soy un hombre... y también lloro.

 

¿Qué es lo que lee o ve en sus pupilas?

 ¿Por qué le dice el poeta qué llore?

 

RIMA XLVI

Me ha herido recatándose en las sombras, 
sellando con un beso su traición.
 
Los brazos me echó al cuello y por la espalda
 
partióme a sangre fría el corazón.

Y ella prosigue alegre su camino, 
feliz, risueña, impávida. ¿Y por qué?
 
Porque no brota sangre de la herida.
 
Porque el muerto está en pie.

 

RIMA XLVII

  Yo me he asomado a las profundas simas 
      de la tierra y del cielo,
 
y les he visto el fin o con los ojos
 
      o con el pensamiento.

  Mas ¡ay!, de un corazón llegué al abismo 
      y me incliné un momento,
 
y mi alma y mis ojos se turbaron:
 
      ¡Tan hondo era y tan negro!

 

RIMA XLVIII

  Como se arranca el hierro de una herida 
su amor de las entrañas me arranqué;
 
aunque sentí al hacerlo que la vida
 
        ¡me arrancaba con él!

  Del altar que le alcé en el alma mía, 
la voluntad su imagen arrojó;
 
y la luz de la fe que en ella ardía
 
ante el ara desierta se apagó.

  Aún para combatir mi firme empeño 
viene a mi mente su visión tenaz...
 
¡Cuánto podré dormir con ese sueño
 
        en que acaba el soñar!

 

¿Qué tienen en común estos tres poemas?

 

 RIMA XLIX

  Alguna vez la encuentro por el mundo, 
        y pasa junto a mí; 
y pasa sonriéndose, y yo digo: 
        —¿Cómo puede reír?

  Luego asoma a mi labio otra sonrisa, 
         máscara del dolor, 
y entonces pienso: —Acaso ella se ríe, 
        como me río yo.

-¿Con qué otro poema visto anteriormente lo relacionarías desde el punto de vista del tema y el contenido?

RIMA LIII

   Volverán las oscuras golondrinas 
en tu balcón sus nidos a colgar, 
y otra vez con el ala a sus cristales 
        jugando llamarán.

  Pero aquellas que el  vuelo refrenaban 
tu hermosura y mi dicha a contemplar, 
aquellas que aprendieron nuestros nombres... 
        ¡esas... no volverán!.

  Volverán las tupidas madreselvas 
de tu jardín las tapias a escalar, 
y otra vez a la tarde aún más hermosas 
        sus flores se abrirán.

  Pero aquellas, cuajadas de rocío 
cuyas gotas mirábamos temblar 
y caer como lágrimas del día... 
        ¡esas... no volverán!

  Volverán del amor en tus oídos 
las palabras ardientes a sonar; 
tu corazón de su profundo sueño 
        tal vez despertará.

  Pero mudo y absorto y de rodillas 
como se adora a Dios ante su altar, 
como yo te he querido...; desengáñate, 
        ¡así... no te querrán!

 

¿Qué función tienen las golondrinas en el siguiente poema?

Señala al menos dos recursos retóricos.

 

RIMA LXI

Al ver mis horas de fiebre 
e insomnio lentas pasar, 
a la orilla de mi lecho, 
        ¿quién se sentará?

Cuando la trémula mano 
tienda, próximo a expirar, 
buscando una mano amiga, 
        ¿quién la estrechará?

Cuando la muerte vidríe 
de mis ojos el cristal, 
mis párpados aún abiertos, 
        ¿quién los cerrará?

Cuando la campana suene 
(si suena en mi funeral) 
una oración, al oírla, 
        ¿quién murmurará?

Cuando mis pálidos restos 
oprima la tierra ya, 
sobre la olvidada fosa, 
        ¿quién vendrá a llorar?

¿Quién en fin, al otro día, 
cuando el sol vuelva a brillar, 
de que pasé por el mundo 
        quién se acordará?

 

RIMA LXIII

 Como enjambre de abejas irritadas, 
de un oscuro rincón de la memoria 
salen a perseguirme los recuerdos 
        de las pasadas horas.

Yo los quiero ahuyentar. ¡Esfuerzo inútil! 
        Me rodean, me acosan, 
y unos tras otros a clavarme vienen 
el agudo aguijón que el alma encona.

 

RIMA LXVI

¿De dónde vengo?... El más horrible y áspero 
de los senderos busca; 
las huellas de unos pies ensangrentados 
sobre la roca dura; 
los despojos de un alma hecha jirones 
en las zarzas agudas, 
te dirán el camino 
que conduce a mi cuna.

¿Adónde voy? El más sombrío y triste 
de los páramos cruza, 
valle de eternas nieves y de eternas 
melancólicas brumas; 
en donde esté una piedra solitaria 
sin inscripción alguna, 
donde habite el olvido, 
allí estará mi tumba.

 

RIMA LXIX

Al brillar un relámpago nacemos, 
y aún dura su fulgor cuando morimos; 
¡tan corto es el vivir!

La Gloria y el Amor tras que corremos 
sombras de un sueño son que perseguimos; 
¡despertar es morir!

 

- ¿Cuál es el tema de  estos poemas?

 

Preguntas generales:

Atendiendo a la clasificación temática, los poemas   dentro de qué apartado los incluiríais?

Mirando las Rimas de la página que tenéis a continuación (páginas con Rimas) , ¿qué otro poema trata el tema de los ojos? ¿de qué color son?

¿Qué rima de Bécquer nos dice “poesía... eres tú? (debéis buscarlo en páginas con Rimas)

Después de haber leído los poemas  ya puedes señalar los rasgos propios de Bécquer  ¿Cuáles son sus características?.

Comments