Creando el formato perfecto

NOTA IMPORTANTE: Esta sección está desactualizada ya que ha sido completamente superada por el libro Domando al escritor, Writer para escritores.


Introducción

Escribir libros es una ciencia compleja, editarlos, un arte complejo. En este artículo intentaré hablar sobre el «arte de la edición» mostrando las herramientas (y los trucos) disponibles para crear un libro «con aspecto perfecto» en OOo Writer.

Porque sí, fanáticos de LaTeX (sistema que he utilizado, utilizo y admiro): con Writer es posible conseguir documentos de aspecto profesional. En algunos puntos se necesita un poco más de trabajo (en otros bastante menos), pero se puede.

Pero antes de comenzar, algunas consideraciones generales: 

  • El aspecto del libro es menos importante que su contenido, por lo que debería dejarse para el final… ahora bien, esto solo puede hacerse cuando la estructura del libro (ver más abajo) está bien construida.

  • El aspecto del libro debería preocupar al escritor sólo si éste será también editor (por ejemplo, si utilizará alguno de los servicios de autoedición en línea), ya que si el trabajo de edición será realizado por una casa editorial nada de lo que el autor construya en cuanto a formato se refiere quedará en pie. Nuevamente, el escritor deberá solo preocuparse de dar al documento una estructura correcta en forma tal de facilitar el trabajo de los editores.

  • En este artículo se dará por supuesto que el lector está familiarizado con el concepto de «estilo» y con cómo está este concepto implementado en Writer. Es decir, se asume que el lector es capaz de definir/modificar sus propios estilos, ya sea de párrafo, carácter o página, que comprende los conceptos de estilos vinculados, que sabe crear encabezamientos y pie de página complejos, que sabe asociar saltos de página con determinados estilos de párrafo, etcétera. Si no es así, recomiendo primero leer las guías citadas en la sección Mini guías para OOo.

La estructura del libro

Por estructura se entiende la clara separación de cada parte del libro mediante una «jerarquía» de estilos. Por ejemplo: 

  1. Parte (agrupa capítulos)

  2. Capítulo (agrupa secciones)

  3. Sección (separa porciones de texto normal)

  4. Texto normal (el cuerpo principal del documento)

  5. Párrafos especiales (aclaraciones, etcétera)

Con OpenOffice.org Writer construir una estructura semejante es realmente simple: solo deben utilizarse en forma correcta una serie de estilos de párrafo apropiados y asignar un «nivel» a cada uno de ellos. La configuración particular de cada uno de esos estilos no es de importancia durante la redacción, solo al final del proceso.

Cuando el escritor es también editor

Terminado el contenido de nuestro magnífico libro, llega la hora de «poner todo en orden». 

Nuevamente, invito a leer las guías listadas en la sección Mini guías para OOo, como así también la sección Trucos para OpenOffice.org donde se encuentran ejemplos sobre cómo crear numeraciones especiales de capítulos o simular encabezados con formatos no aceptados por Writer (en línea y en dos líneas).

Consideraciones generales

  • No más de 70 caracteres por línea. Las líneas largas con mucho texto son difíciles de leer y cansan la vista.

  • A4 es generalmente una mala idea. El tamaño estándar de un libro es el A5 o semejante. A4 se utiliza generalmente para manuales y otros textos que tienen notas y/o imágenes fuera del margen, para lo cual es necesario utilizar un formato de página grande que dé lugar a grandes márgenes capaces de albergar esos elementos.

  • Encabezamientos de página completos… pero sin exagerar. Insertar algunos campos en el encabezamiento/pie de página es una buena idea (número de página, título del capítulo en páginas derechas, título de la «parte» en las izquierdas, o bien el nombre del autor…) pero no construyamos un nuevo libro en el encabezamiento: dos campos, uno alineado al borde externo de la página y el otro centrado son suficientes. Por defecto, el estilo de párrafo utilizado por Writer para los encabezamiento/pie de página está configurado con dos tabulaciones, la primera al centro de la página con alineación centrada y la segunda a la derecha de la página con alineación derecha, por lo que solo es cuestión de agregar algunos «tab» para separar los campos correspondientes y todo quedará perfectamente alineado. Generalmente agregar gráficos en los encabezamientos/pié de página no es buena idea: tener un gráfico que se repite constantemente en todo el libro puede resultar molesto luego de un tiempo. En manuales u otro tipo de documentación empresarial puede ser una buena idea tener el logotipo, pero no se debe exagerar con su tamaño. 

  • ¡Trate de pensar en las personas que leerán el libro!

Problemas y soluciones

A continuación, una lista de los problemas (con sus soluciones) que el escritor puede enfrentar para lograr «el formato perfecto», clasificados por la dificultad de la «solución».

Problemas simples

Registro de página. 

Diríjanse a una librería y tomen un libro de esos «que se ven bien», publicado por una casa editorial importante: ábranlo en cualquier parte que muestre dos páginas de texto completas y comparen las líneas de una página con las líneas de la de enfrente: están alineadas y el número de líneas es el mismo en ambas páginas. Si alguna de las dos páginas enfrentadas contiene algún elemento (un encabezado, por ejemplo), las líneas antes y después de este elemento estarán alineadas con las correspondientes líneas de la página de enfrente.

El estándar de la industria editorial no es preocuparse de las líneas «viudas y huérfanas» (que solo la primera / última línea de un párrafo quede aislada en la página anterior / siguiente del párrafo en sí), sino que las líneas de dos páginas enfrentadas estén lo mejor alineadas posible entre sí.

Lograr esto en Writer es muy simple… cuando se sabe dónde mirar. Editando el estilo de página utilizado y en la pestaña «Página» verán abajo a la derecha una casilla de verificación «Conformidad registro»: al activarla podrán seleccionar un estilo de párrafo del menú «Estilo de referencia». Es recomendable utilizar como «estilo de referencia» el estilo de párrafo utilizado para el cuerpo del texto.

¿Que qué hace esto? Utilizando la métrica del estilo de párrafo seleccionado, Writer crea una «grilla» en la página y «acomoda» todas las líneas de texto de acuerdo con esa grilla: si las dos páginas enfrentadas utilizan la misma grilla (la dada por el estilo de párrafo de referencia), las líneas de ambas estarán «alineadas».

Problema solucionado.


Eso sí, si bien en Writer está por defecto desactivado, asegúrense que NO está habilitado ni el «Control de viudas» ni el «Control de huérfanas» en el estilo de párrafo utilizado (abajo a la izquierda de la pestaña «Flujo de texto», ambas opciones deben estar deshabilitadas) 

Elementos fuera del margen

Bien, finalmente quiso usted utilizar una hoja A4 para «colgar» elementos fuera del margen. Insertar → Marco, con anclaje al párrafo o al carácter (NO como carácter), arrastre el marco fuera del margen y (si lo desea) aplique al marco el estilo de marco llamado «Nota al margen»: dentro del marco en cuestión podrá colocar cualquier tipo de contenido, como texto, tablas, figuras…

Imágenes rodeadas de texto

Inserte la imagen normalmente, con anclaje «al carácter» o «al párrafo» y arrástrela a la posición deseada. Haga ahora click derecho sobre ella → Ajuste → Ajuste de página dinámico. Si desea que el texto siga la forma de la imagen marque, en el mismo menú, la opción «Contorno» (si no está satisfecho con el contorno automático generado por Writer, puede seleccionar, también en ese menú, la opción «Editar contorno»). Para ajustar la distancia al texto, click derecho sobre la imagen → Imagen → pestaña Ajuste.

Trate de mantener la imagen no muy cerca del margen inferior de la página.

Es también posible posicionar perfectamente la imagen respecto del párrafo haciendo click derecho → Imagen → y en la parte inferior de la pestaña Tipo, bajo Posición utilizar las opciones «área del párrafo» o «área del texto del párrafo»

Tablas rodeadas de texto

Inserte la tabla dentro de un marco y proceda sobre el marco como para las imágenes.

Ajuste de par de caracteres

El «ajuste de par de caracteres» aumenta o reduce la separación entre determinados pares de letras con el fin de mejorar su presentación, como «TA» o «Va». Muchas fuentes incluyen información para realizar este proceso automáticamente. Para que Writer aproveche esta información, en el estilo de párrafo / carácter correspondiente, pestaña «Posición» se puede activar (en las últimas versiones de OOo suele estar activado por defecto).

Expresiones matemáticas de calidad

OOo Math es limitado: le faltan atributos, tiene problemas de ajuste de par de caracteres… La «solución» es una extensión llamada OOoLatex que permite insertar expresiones en LaTeX como imágenes.

Eso sí, se necesita claramente tener LaTeX instalado en el sistema. En Linux esto es simple, en windows o mac… ¡pregunten a otro!


Letra capitular

Conviene no exagerar con esto, pero a algunas personas les agrada… en fin. Click derecho sobre el párrafo → Párrafo → pestaña «Iniciales» → marcar «Mostrar iniciales».


Notas:

  • La letra capitular se mostrará solamente si el párrafo en cuestión tiene más de una línea.

  • Es posible asignar a la letra capitular un estilo de carácter particular, el cual por ejemplo utilice otra tipografía.

  • Si desea utilizar esto en el primer párrafo de cada capítulo, lo mejor es establecer un estilo de párrafo vinculado con «Cuerpo de texto» que siga al estilo del encabezado y que sea seguido por «Cuerpo de texto», y configurar la letra capitular en ese nuevo estilo, el cual no debería tener sangría.

Problemas «medios»

Ligaduras

Algunas casas editoriales las usan. Otras no. 

A algunas personas les encanta. Otras son indiferentes.

Las ligaduras son una cuestión de pura estética y sobre la estética cada uno tiene sus opiniones... 

En la siguiente imagen, la línea de arriba muestra algunas «ligaduras comunes», mientras que la línea de abajo muestra las mismas letras sin ligaduras.


Soy una de las personas a las que le gustan, qué puedo hacer, pero desafortunadamente OOo no soporta las ligaduras en forma automática ni las soportará en un futuro cercano: 3.2 incluirá soporte para fuentes «opentype», las cuales incluyen, entre otras cosas, información sobre ligaduras… pero OOo no es capaz de utilizar esa información aún.

(No, MSOffice tampoco puede… al menos por ahora: al parecer la versión 2010 incluirá soporte parcial para esta característica)

LaTeX tiene soporte parcial para ligaduras (no he logrado que muestre la «Qu» ligada), mientras que XeTeX, pudiendo utilizar cualquier fuente otf del sistema es capaz de mostrar cualquier ligadura… siempre que la fuente la soporte, claro. El único programa «wysiwyg» (what you see is what you get, lo que ve es lo que obtiene) que conozco capaz de utilizar ligaduras automáticamente es  kword: este es el programa que he utilizado para la primer línea de la imagen anterior. Desgraciadamente, en su actual estado de desarrollo a kword le faltan muchas características importantes (estilos de página, estilos vinculados… estabilidad), por lo que no es recomendable aún para la realización de documentos complejos.

Pero nosotros estamos hablando de Writer: ¿qué podemos hacer? En primer lugar, utilizar una fuente que contenga las ligaduras (Linux Libertine, Junicode...) y luego, al final del proceso de redacción realizar un «buscar y reemplazar todo»: es decir, insertar la ligadura como símbolo (¡desde la misma fuente utilizada para el cuerpo de texto! ¡no mezcle tipografías!), copiarla al portapapeles, abrir el menú «buscar y reemplazar», buscar por el par de caracteres y reemplazar por la ligadura.

Sí, la vida es cruel…

Una nota importante: dependiendo de su sistema gráfico es posible que al insertar el carácter de ligadura éste se vea más pequeño. Si amplía el texto lo suficiente o si lo imprime verá que no es así, que es solo un problema visual de cómo OOo muestra los caracteres en pantalla por lo que no se preocupe: su documento se verá a la perfección.

Otra cuestión a tener en cuenta: insertar la ligadura como símbolo «romperá» el corrector ortográfico en esa palabra, es por esto que recomiendo realizar el reemplazo solo al final.

Imágenes que NO van rodeadas de texto

En esto LaTeX sigue siendo imbatible, es verdad: Se inicia con un \begin{figure}, se sigue un \includegraphics{…}, con un \caption{…} y se termina con un \end{figure}. Listo: LaTeX hace sus magias y la figura termina colocada en la posición perfecta. En Writer, como en todo procesador WYSIWYG esto no es así… pero no necesariamente la experiencia tiene que ser «traumática».

Para comenzar veamos (a muy grandes rasgos) qué es lo que LaTeX normalmente hace: considerando el punto donde la figura se ha insertado

  1. Si hay lugar disponible, la figura se mueve al principio de la página donde se encuentra el punto de inserción, sin dejar texto antes de ella.

  2. Si el principio de la página está ocupado, la imagen se mueve al final de la página sin dejar texto después de ella.

  3. Si tanto principio como final de la página están ocupados, se mueve a la página siguiente respetando el primer punto.

Para aproximarnos a esto en Writer, lo mejor es insertar las figuras en su propio párrafo en blanco, anclándolas al carácter (no como carácter) o al párrafo y solo al final del proceso de redacción del documento (es decir, cuando no tengamos más texto que agregar) hacer click derecho sobre el marco de la figura → Marco y en la parte inferior de la pestaña «Tipo», bajo «Posición», en «Vertical» seleccionar «Superior» o «Desde arriba» para las imágenes que deben ir al principio de la página («Inferior» para las otras). Aquí tenemos dos opciones: en el primer «a» escribir una distancia igual al margen superior (inferior) de la página y en el segundo «a» seleccionar «Página completa» o bien (más simplemente) dejar el primer «a» en cero y en el segundo seleccionar «Área de texto de página».

La figura se colocará en la posición correcta.


Nota importante: Las notas al pie de página son parte del área de texto, por lo que si envía una imagen a la parte baja de la página ¡tenga cuidado que la imagen no cubra la nota al pie que allí se encuentre!

Notas al final del documento pero no en una nueva página

Actualmente cuando se trabaja con notas al final del documento (por oposición a «notas al pié de página»), estas comienzan en una página nueva y no permiten agregar texto después de ellas. Esto ha sido ya reportado:

[issue 3329]Should be able to disable page break before endnotes

Un reporte relacionado con este problema es el siguiente:

[Issue 37679]need option to place endnotes not at end of document

La forma de superar este inconveniente es escribir notas al final del documento sin utilizar las notas al final del documento

No, no he enloquecido (bueno, solo un poco): Comenzando con OOo 3.0 es posible y sumamente simple realizar referencias cruzadas a listas numeradas, por lo que la «solución» a este problema sería crear una lista numerada al final del documento (o donde se necesite) con las notas, ir al punto de inserción de la nota y abrir el menú Insertar → Campos → Otros → pestaña Referencias cruzadas: bajo «Párrafos numerados» tendremos la lista de nuestras «notas al final del documento». ¡Se deberá tener cuidado de que la lista esté en el mismo orden en el cual es llamada por primera vez desde el texto!

Sí, es un truco sucio…

Un posible problema con esta posible solución: si la lista numerada tiene un «separador detrás» (generalmente un punto), este separador será heredado por la referencia cruzada:

[Issue 94995]Number format of cross reference to numbered paragraph

Lo mejor en este caso es crear la lista sin el separador.

(25/02/2010) Otra posibilidad es realizar un «truco» igual de sucio pero más simple: construir un índice que incluya solamente el estilo de párrafo correspondiente a las notas al final (el cual, apropiadamente, se llama «Nota final») y editar el estilo utilizado por el índice para mostrar esos párrafos para que utilice una numeración. Haciendo esto al documento le «sobrarán» las páginas con las verdaderas notas, las cuales no debemos imprimir/exportar a pdf. 

He aquí un archivo de ejemplo

(09/03/2010) Una posibilidad más es seleccionar todo el texto del documento e ir a Insertar → Sección: en la pestaña «Notas al pie/finales» elegir, para las notas finales «Recoger al final del área».

Cada uno de los tres «trucos» aquí expuestos tienes sus ventajas y sus limitaciones: es necesario evaluar en cada caso cuál es aplicable y cuál no.

Campos e índice no reflejan el formato directo del texto original, primera parte

Si un encabezado contiene un subíndice, por ejemplo si dice «H2O», este formato se perderá en el índice de contenido y en todo campo que haga referencia al encabezado, apareciendo como H2O. 

Los reportes de error correspondientes:

[Issue 27377]Character formatting not retained in entries of TOC, table lists, etc.

[Issue 45579]Fields don't keep character formatting

Una posible solución es utilizar una fuente que contenga «verdaderos sub(super)índices» e insertarlos como tales, utilizando «insertar símbolo». La fuente Linux Libertine contiene no solo los números del 0 al 9 tanto como subíndice como superíndice, sino también casi todo el alfabeto.

Nuevamente, ¡no mezcle tipografías! ¡Utilice siempre la misma fuente tipográfica, tanto para el texto como para los «símbolos»!

Problemas difíciles

Campos e índice no reflejan el formato directo del texto original, segunda parte

En caso que utilizar índices verdaderos no fueran una opción viable (está escribiendo sobre relatividad general y necesita una letra griega como superíndice, o más simplemente desea/debe utilizar una fuente que no contiene estos caracteres especiales) la única opción es editar el índice manualmente: click derecho sobre el mismo → Editar índice → desmarcar «Protegido contra modificaciones manuales». ¡Tenga en cuenta que al actualizar el índice las modificaciones manuales al mismo se perderán! Esta edición deberá por lo tanto realizarse al final del proceso de redacción.

Para OOo 2.x existía una macro que reescribía el índice en forma automática, pero esta macro al parecer ya no funciona para las versiones 3.1.1 ni para 3.2 beta.

Y ahora, la pregunta difícil: ¿y los campos? 

Si tenemos un campo en el encabezamiento/pie de página que hace referencia al nombre del capítulo nos tocará trabajar un poco, ya que los campos no pueden editarse de la misma forma que el índice: creando un nuevo estilo de página igual al «base» e insertando saltos de página oportunos podremos insertar manualmente el texto en el encabezamiento/pie de página para esa sección particular.

¿Dije ya que utilizar la fuente correcta es una buena idea?

Insisto en los reportes de error correspondientes

[Issue 27377]Character formatting not retained in entries of TOC, table lists, etc.

[Issue 45579]Fields don't keep character formatting

¡Por favor, vote/comente estos reportes!

Conclusiones

La primer reacción que puede surgir a este artículo es ¿vale la pena el esfuerzo?

La respuesta a esto variará según sus necesidades: corregir la posición de diez o quince figuras no es lo mismo que corregir un centenar. Tener que hacer malabares una vez para que el formato utilizado en los encabezados se refleje en el índice de contenido o en los campos no es lo mismo que tener que hacerlo para cada uno de los cincuenta capítulos.

Aquí el lector seguramente podrá oír a un amigo experto en LaTeX que por sobre el hombro le dice «no pierdas el tiempo, incluso hacer esto una vez es demasiado». Bien, es mejor que no lo escuche, ya que aunque él no lo quiera admitir LaTeX también está lejos de ser perfecto: 

  • El paquete que sirve para tener imágenes rodeadas de texto es inestable y podría suceder que la imagen desapareciera completamente de su documento si ésta cae cerca del final de la página… y LaTeX no le dará el más mínimo aviso del problema.

  • Aún cuando el mencionado paquete funciona bien y la imagen no se pierte, solo le permitirá utilizar imágenes rectangulares: si usted precisa que el texto siga la forma de la imagen descubrirá rápidamente el lado oscuro de LaTeX… pista: no es posible hacerlo automáticamente.

  • También descubrirá el lado oscuro de LaTeX al escribir la página de la dedicatoria y la del copyright: los «pequeños ajustes manuales» en LaTeX pueden ser un gran dolor de cabeza.

  • La única forma de saber si la imagen/tabla/ecuación/lo-que-sea-que-ha-insertado está dentro de los márgenes de la página es «compilando» el documento, lo cual significa que por cada imagen grande será necesario realizar varias pruebas hasta lograr la escala justa, por cada ecuación larga será necesario revisar si entra en el renglón, por cada tabla habrá que ajustar manualmente el tamaño, por cada… esto hace saltar por los aires la bella teoría de LaTeX de «preocúpese solo por el contenido»…

  • Definir una «clase de documento» es solo para gurús LaTeX. Podría argumentarse que hacer esta definición no es necesario dada la gran cantidad de «documentclass» disponibles… pero aún no estoy convencido, especialmente considerando que instalar un nuevo documentclass no incluido en su distribución LaTeX favorita no es justamente un trabajo para principiantes.

  • Si usted quiere generar un documento LaTeX para imprimir, deberá utilizar imágenes eps, pero si quiere generar un archivo pdf con enlaces vivos deberá compilar el documento con pdfLaTeX, el cual necesita imágenes pdf y un preámbulo diferente.

  • También necesitará cambiar el preámbulo (y el compilador, y quizás el formato de las imágenes) si quiere utilizar las fuentes del sistema a través de XeTeX.

En Writer se tienen todas las dificultades mencionadas en este artículo, pero

  • Es notablemente simple tener imágenes rodeadas de texto.

  • Es notablemente simple realizar los «ajustes finos».

  • Cuando inserta la imagen/tabla/ecuación/lo-que-sea-que-ha-insertado sabrá a la perfección el espacio que ocupa.

  • Es notablemente simple definir estilos y plantillas.

  • Se tiene mayor libertad en los formatos gráficos. De hecho se pueden utilizar varios formatos gráficos diferentes en el mismo documento.

  • Todas las fuentes de su sistema están disponibles (o al menos lo estarán a partir de OOo 3.2… aunque con las limitaciones de las ligaduras, es verdad)

En definitiva: no existe el sistema perfecto. Cada uno tendrá que evaluar cuál sistema le dará menos dolores de cabeza a la hora de realizar el trabajo. El objetivo de este artículo ha sido el mostrar que los dolores de cabeza por utilizar Writer no tienen que ser tan grandes como muchos podrían pensar de antemano.

Espero haberlos convencido…