AYUDAS DIAGNOSTICAS (Leucocoria)

El diagnóstico del retinoblastoma es fundamentalmente oftalmoscópico, pero las técnicas de imagen tienen especial importancia a la hora de realizar el diagnóstico diferencial, determinar el tamaño tumoral, detectar la presencia de calcio en su interior, valorar su diseminación y evaluar la respuesta al tratamiento conservador.

  • La US y el TAC orbitario se recomiendan como prueba de elección para confirmación del diagnóstico de RB (dada su sensibilidad para detectar calcio)
  • La RMN de elección para valoración de su extensión local, a SNC y como diagnóstico diferencial con entidades que simulan RB
  • Lo ideal es usar las tres técnicas en principio y controles sucesivos con US y RM.