Flora y Fauna
 

Disfruta de una diversidad de vida sin límites...

 
 
 

 

 

 

 

 

 

 
 

 

 

La Flora

 

La zona es caracterizada por una de la biodiversidad vegetal más alta del Ecuador y tiene una fuerte proporción de endemismo.

 

 

                         

 

Presenta bosques lluviosos siempre verdes, con árboles de entre 40 y 60 metros de altura; el soto-bosque es relativamente denso con alturas entre 10 y 15 metros. 

 

Muchas familias florísticas se encuentran representadas y la vegetación es siempre abundante, en constante proceso de evolución. Según unos estudios de caracterización vegetal realizados en sectores de Bosque Siempre Verde de Tierras Bajas (400–600 msnm), se encontraron    225 especies de árboles en una ha. de bosque, lo que significa que este tipo de bosque posee una gran riqueza florística. La flora silvestre de la zona comprende: Los guarumos, las heliconias, el árbol de balsa, la sangre de drago con propiedades medicinales, el palmito, matapalo y la tagua. Entre las especies forestales más importantes están el cedro (Cedrela odorata), el colorado (Guarea kunthiana), el porotillo (Erythrina edulis), el copal (Dacryodes cupularis); entre la palmas, tenemos a la chonta (Bactris gasipaes) y a la chambira (Astrocaryum chambira),   usadas para alimentación, construcción de viviendas y artesanías.

 

 

 

 

La Fauna

La riqueza faunística es muy alta en la Reserva Biológica del Rió Bigal y en esta parte occidental y baja del Parque Nacional Sumaco. La presencia  muy cercana del cono volcánico del Sumaco (3732 msnm),  verdadera isla ecológica, aumenta las posibilidades de la presencia de especies endémicas.

Las investigaciones en el Parque Nacional Sumaco y sus alrededores son limitadas y no existen evaluaciones completas de la diversidad biológica del área. Sin embargo, en ciertas áreas de bosque cerca del Parque en la zona sur, donde se ubica la Reserva Biológica del Rió Bigal, se ha registrado lo siguiente: 

 

  • Mamíferos: 101 especies de mamíferos; de las cuales, 35 pertenecen a los murciélagos y 18 a los roedores. Evidencias de especies grandes y amenazadas también han sido registradas como jaguar (Panthera onca) o puma (Puma concolor), tigrillo chico (Leopardus tigrinus), tapir (Tapirus terrestris), tigrillo (Leopardus pardalis), yaguarundi (Puma yagouaroundi), pecarí (Pecari tajacu), tigrillo de cola larga (Leopardus wiedii), entre otros. 
  • Anfibios: en los alrededores de la Estación  de Investigación San José de Payamino, muy cerca de la Reserva Biológica del Rió Bigal, se reportaron 22 especies de anfibios, entre ellos están: sapo (Rhinella margaritifer), ranita de cristal (Cochranella midas), rana venenosa (Ameerega bilinguis), rana arborícola (Dendropsophus sarayacuensis), rana amazónica (Eleutherodactylus altamazonicus), rana verde neotropical (Lithobates palmipes). 

Aves: Un estudio de 1999 en el sector de San José de Payamino registró el nivel más alto de especies de aves en el mundo con 840 especies  de aves en un cuadro de 10x110  km2.

  • Artrópodos: Los invertebrados, especialmente los insectos, con ciclos reproductivos muy cortos, ofrecen grandes posibilidades de endemismo y una variedad sin límites.

  

  • Reptiles: En las zonas bajas del Parque Nacional Sumaco, se han registrado más de 36 especies de reptiles, incluyendo serpientes y tortugas.

 

  • Ictiófauna: La población de peces, incluida dentro de la ictiófauna de la cuenca del rió Napo, es une de la más diversas del  mundo, con más de 470 especies.                                     

Comments