Amenazas ecológicas

 
La Reserva Biológica del Río Bigal y sus alrededores estan actualmente en grave peligro debido a ciertas amenazas serias que existen en la zona.
 
 

 

Proyectos de carreteras:

El proyecto de carretera realizado por el Municipio de la ciudad de Loreto pronto (Julio   del 2008) permitirá el ingreso de la población colono-inmigrante que posee tierras tituladas en el sector de 8 de Diciembre, sector que hasta el día de hoy nunca ha sido poblado. Así, la Reserva constituye una alternativa a la tendencia de los campesinos de la región, quien, por la gran mayoría, ejercen una fuerte presión para  realizar cultivos y manejo de ganado al ingresar a nuevas áreas de bosques. El peligro para la Reserva Biológica del Rió Bigal y el Parque Nacional Sumaco es entonces muy real. 

 

 

 

Expansión de zonas ganaderas y agrícolas que generan una gran

 destrucción de los bosques:

La zona sur del Parque Nacional Sumaco, región que muestra altas tasas de endemismo, es la que presenta una mayor y constante presión por parte de la ganadería y demás empresas (mineras, madereras y petroleras) que buscan explotar los recursos del Parque. Entre los cultivos que más se encuentran en la zona es el de naranjilla. Existe una baja calidad del agua de ríos y erosión de los suelos por efecto del mal uso y manejo de los mismos, así como también por el uso de sustancias químicas para el control fitosanitario y fertilización de los cultivos agrícolas, como el caso de la producción de naranjilla..

 

 

Extracción selectiva de madera:

En los Bosques Protectores del límite norte del Parque existe influencia humana dedicada a las actividades extractivas extensivas que, sin medidas de protección eficaz, se podrían extender hacia la parte sur donde se ubica la Reserva Biológica del Rió Bigal.

 

 

 

Explotación petrolera:

 

Dentro del Parque Nacional se ubica una compañía de explotación de petróleo cuyas operaciones podrían afectar considerablemente las condiciones prístinas del Parque. En el futuro es muy probable que la presencia de áreas protegidas alrededor del Parque Nacional Sumaco permitirán prevenir la explotación de petróleo en otras partes ricas en biodiversidad.

 

 

 

El impacto de las comunidades locales:

casería y pesca para la carne, negocio ilegal de animales vivos, uso de venenos dañinos para el ecosistema para pescar y cazar, masacre de ciertas especies por miedo y sin razón racional aparente, son unas de las actividades de las comunidades vecinas que ponen flora y fauna en situación de alto peligro.

 

 

 

  

                

 

Comments