GAS DOMÉSTICO


 

Inicio

Conociendo del Gas Doméstico

Instalando un Regulador de Presión

Tubería de Cobre

Fuga de gas

Trucos

Uso del Gas Doméstico

Las bombonas de gas vienen en tres presentaciones: 10, 18 y 43 kilogramos. Todas contienen GLP (gas licuado de petróleo), hidrocarburo recomendado para uso en hogares y comercios e incluso se utiliza para transporte en otros países. Debido a que en el país se dispone con mayor frecuencia de las más pequeñas, éstas tienen menor carga y están equipadas con un sistema de chupón (clip on) que es antifugas. Si su consumo es inferior a una bombona al mes, se recomienda usar la de 10 kg para cocinar y sólo si tiene calentador a gas use la mediana o grande.

VENTILACION

Por regla general se recomienda instalar la bombona fuera del hogar, en un lugar lo suficientemente ventilado como para que cualquier escape de gas sea liberado al ambiente y no produzca una explosión si llega a tener contacto con una chispa. Los cilindros más pequeños con sistema clip no son la excepción a esta regla. La manera en que debe conectarse la bombona es a través de tuberías plásticas o de cobre, para evitar que ocurran fugas. En muchos edificios estas tuberías están empotradas, pero si están al aire libre debe asegurarse de no que queden colgantes.

 

PRACTICAS

Tanto las cocinas como los calentadores de agua deben estar equipados para el uso del GLP, lo cual en Venezuela no significa una dificultad, pues la mayoría de los fabricantes incluye los dispositivos necesarios. Si la bombona es transportada por el usuario hasta la casa, es pertinente tomar medidas durante el traslado para evitar que reciba golpes fuertes que puedan generar un escape. Cuando la compre, el usuario debe asegurarse, además, de que el cilindro esté lleno: un indicativo de ello es su peso. No pague sobreprecio: las bombonas están reguladas.