TACHA DE FALSEDAD

 

Trámite. En el proceso ejecutivo, cuando se tacha de falso un documento se tramita como incidente y no como excepción, si no se proponen defensas. 1992 julio 27. Magistrado Ponente: JORGE A. CASTILLO RUGELES.

 

2. De la manera como lo determina la ley, la parte contra quien se presente un documento público o privado, podrá tacharlo de falso en las oportunidades previstas en el Código de Procedimiento Civil. Ahora bien, en los procesos ejecutivos en que no se proponen excepciones, la tacha se tramitará y resolverá como incidente.

 

4. Los recibos referidos, visibles a los folios 2O y 21 del cuaderno principal, son documentos privados auténticos según la ley, pues habiéndose aportado al proceso y afirmado estar suscritos por la parte ajecutante, ésta no los tachó de falsos oportunamente, esto es, dentro de los cinco días siguientes a la notificación del auto que ordenó tenerlos como prueba, lo que para el caso sub-lite ocurrió el 29 de agosto de 199O, por lo que el plazo  para proponer la tacha vencía, como en efecto venció, a las seis de la tarde del pasado 5 de septiembre de 1990 (Fl. 26 Cdno. No. 1). Así las cosas, y habiéndose propuesto la tacha el día 19 de septiembre de 199O, tal como da cuenta el memorial visible al folio 6 del cuaderno número 4, habrá que darle aplicación a los artículos 252 No. 3 y 276 inc. 2 en concordancia con el artículo 289, todos del Código de Procedimiento Civil, para concluir en el reconocimiento implícito de los mentados documentos. Desafortunadamente, el señor apoderado de la parte demandante no se percató de la perentoriedad de las normas precitadas, por lo que la tacha la propuso sólo cuando terminó la diligencia de reconocimiento de los aludidos documentos siendo, como es, extemporánea (Fl. 5 Cdno. No. 4).”.