POEMAS PARA DIVERTIRSE Y JUGAR CON LAS PALABRAS




MADRE, NOTABRE, SIPILITABRE


-Madre, notabre, sipilitabre
¿voy al campo , blanco, tranco, sipilitranco,
por una liebre, tiebre, notiebre, sipilitiebre?

-Hijo, mijo, trijo, sipilitrijo,
ve al campo, blanco, tranco, sipilitranco,
por una liebre, tiebre, notiebre, sipilitiebre.

-Madre, notabre, sipilitabre,
aquí está la liebre, tiebre, notiebre, sipilitiebre
que cogí en el campo blanco, tranco, sipilitranco.

-Hijo, mijo, trijo, sipilitrijo,
ve a casa de la vecina, trina, sipilitrina,
a ver si tiene una olla, orolla, otrolla, sipilitrolla
para guisar la liebre, tiebre, notiebre, sipilitiebre.

-Madre, notabre, sipilitabre,
dice la vecina, trina, sipilitrina,
que no tiene una olla, orolla, otrolla, sipilitrolla
para guisar la liebre, tiebre, notiebre, sipilitiebre.

-Pues hijo, mijo, trijo, sipilitrijo,
agarra la liebre, tiebre, notiebre, sipilitiebre
y llévala al campo blanco, tranco, sipilitranco.


 ACTIVIDADES:


- Lectura del poema: perseguimos la destreza y habilidad lectoras, ¿a ver quién lo lee más rápido?
- Memorizar el poema.
- Interpretar el poema: el poema es un diálogo entre un hijo y su madre.
- Realizar cuantos juegos orales se nos ocurran.



INVENTAR Y CREAR


1.- Comenzamos por inventar un diálogo sencillo entre dos personajes

2.- El diálogo resultante es el siguiente:


- Hermanito,
¿puedo jugar
con tus juguetes?

- Hermanita,

no me molestes,
juega tú sola.

- Yo sola

Me aburro.

- Vale

jugaremos juntos.




   PRINCESAS  


La princesa mona
me da su corona
de plata y coral
con pizcas de sal.

La princesa rana
me pasea los brazos
puesta de pendientes
y amor a pedazos.

La princesa hormiga
me mira y suspira
contando las horas
para ser señora.


Mª CARMEN DÍAZ NAVARRO

SUGERENCIAS:     

- Trabajar la idea de que en el reino animal también existen las princesas tal como lo refleja el poema.
- Recrearse en el poema y dibujar a las princesas que aparecen en el mismo.
- Imaginar otras princesas con sus cualidades y características y hacer pareados o pequeños poemas sobre ellas.
- Se puede componer un mural con dibujos y poemas que se elaboren en clase.
- También se puede hacer el libro de las princesas.
- Otra posibilidad es dramatizar los poemas y que cada niño/a de la clase represente a una de estas princesas, se disfrace y se presente al resto adoptando el poema como monólogo o carta de presentación.
- La actividad se puede extender a reyes, reinas y príncipes del mundo animal.



Comments