CREPES INTEGRALES RELLENOS DE ESPINACAS Y QUESOS AL GRATEN.

INGREDIENTES: (2 Personas)

 

Para las crepes:

-100 gr. De harina integral

-250 ml de leche semidesnatada

-1 huevo

-una pizca de sal

-aceite para embadurnar la sartén.

Para la bechamel:

-una cucharada de aceite de oliva virgen extra

-una pizca de mantequilla

-25-30 gr. de harina integral (una cucharada y media)

300-400 ml de leche semidesnatada.

-Un poco de espinacas cocidas para darle color.

Para el relleno:

-300 gr. De espinacas (frescas o bolsas que ya vienen con esa cantidad o también congeladas)

-½ cebolla

-50-60 gr. de quesos rallados mezcla, el que queráis (yo puse grana padano y pecorino romano)

 

ELABORACIÓN:

 

Empezaremos con los crepes, batimos el huevo y lo echamos a un vaso batidor, mezclarlo con la leche y agregar la harina y la sal, batir hasta que quede homogéneo y refrigerar como mínimo 30 minutos.

Echar unas gotas de aceite en una sartén antiadherente (de una medida adecuada para una crepe) y extender bien; cuando caliente, ir echando la masa de crepes y dejando que se hagan por ambos lados. Retirar a un plato y reservar (saldrán entre 4-6 crepes). Es fácil que el primer crepe salga mal, es el de prueba, no echéis mucha cantidad en el primero solo lo justo para extenderlo por la sartén.


Antes de elaborar la bechamel y el relleno coceremos las espinacas en abundante agua con sal durante unos minutos (5-7 minutos desde que el agua comience a hervir) y una vez cocidas las pasamos a un escurridor, dejando que suelte la mayor cantidad de agua. Una vez escurridas, troceamos y reservamos.

Para hacer la bechamel:

poned el aceite y la mantequilla en una olla o sartén, dejar que derrita la mantequilla, añadir la harina y cocinar, e ir añadiendo la leche (caliente) y removiendo con las varillas para que no haga grumos, ir removiendo unos 10-15 minutos y agregando mas leche si espesa demasiado. Hasta tener la consistencia deseada, añadir una cucharilla de las espinacas cocidas y remover, poner punto de sal y pimienta negra o nuez moscada. Reservar.

 

Pasamos a elaborar el relleno:

En una sartén con una cucharada de aceite oliva virgen extra, pochar la cebolla picada fina, cuando ya este bien pochada, añadir las espinacas (reservando unas pocas para la bechamel) y cocinar un poco. Añadir bechamel hasta tener una consistencia cremosa e incorporar los quesos, y dejar que derritan. Reservar.

Colocamos el relleno dentro del crepe lo doblamos y lo ponemos en una fuente apta para horno. Cubrimos por encima con parte de la bechamel restante, rallamos grana pagano o parmesano (sin abusar) y gratinamos 5-8 minutos a 200 grados en la parte alta del horno.

A emplatar y degustar.

Espero que os haya gustado.


Comments