Atel Crea-Sion Artes Visuales

Plástico-Diego Mato Toledo



"O Poder do Centro (Baia de Todos os Santos)"· óleo sobre Tela 120x150 cm.



*** Aqui estamos otra vez sintiendo el frenesí de la vida, sintiendo más una vez correr la sangre por venas y arterias, comprendiendo esa mixtura de colores que nos inundan, sintiendo el brotar de la vida, el bombeo siempre constante del corazón acompañando el primer golpe del nyahbinghi "chant down babylon".

Si bien esto es una página de plástica, no lo puedo separar de la vida que me lleva al "hacer", esta enseñanza se la debo al oriente y al gran artista occidental que fuera "Joseph Beuys" que me recordó donde radica el verdadero "Arte". Mi vida respecto al arte plástico fue influenciada desde temprano por mi padre, fue EL, el que me encantó con sus dibujos a grafito, sus experimentos con la luz, su deleite por el arte flamenco y por el mundo lleno de símbolos que respira el arte plástico. Era yo un niño cuando en sus vacaciones nos encontrábamos para pasar esos ratos de existencia juntos compartiendo, en la medida que se podía su mundo de increíbles pensadores (creadores).

 

 

Y fue así que el tiempo fue pasando hasta pasar mi adolescencia que, ya turbado y cansado por el estudio curricular del secundario que a menudo me preguntaba: "¿que estoy haciendo aquí?", mientras veía la vida correr loca a mi lado. Me introduje de a poco en el mundo del arte y sobre todo en un principio en la pintura usando el óleo como primer medio para el experimento, haciendo alguna que otra pintura sobre cartón como el viejo Figari, pasando luego por mis primeras telas, esto fue en el año 1997, en 1998 entré en la Escuela Nacional de Bellas Artes a la que le debo por su primer año la mayoría de mi conocimiento plástico.



Estando dentro de la escuela de Bellas Artes el resto de las cosas se fueron dando solas, como el hecho de conocer a grandes amigos que me enseñaron técnicas para abordar dibujos, pinturas y esculturas desde los puntos de vista que creíamos más apropiados , fue en este mismo año que empecé a concurrir a los Talleres "De La Clínica" donde conocí al excelente dibujante que es Rogelio Osorio, el único ser que conocía personalmente hasta ese instante, que podía vivir del arte sin dar clases, eso en el Uruguay es cosa notable, fue con él que aprendí de ritmos, lineas y de ver al desnudo como arte en sí.



En el año 1999 fue donde realicé mis primeras exposiciones colectivas: primero con el taller ¨De La Clínica" Ver - *1* , después fueron las ¨4 Muestras Individuales"Ver - *2* y por último

"Autorretrato"Ver - *3*. Todas fueron en el Centro Cultural Florencio Sánchez, apoyadas por Leonel Coló compañero de la Escuela y Pintor, que en ese entonces trabajaba en la parte de eventos de dicho Centro Cultural, éstas exposiciones no tuvieron repercusión en el medio, cosa que es bien normal en estas latitudes, pero la experiencia adquirida fue lo que realmente aportó.



El año 2001 se presentó mucho mejor, en ese año se realizó el ¨49º Salón Nacional de Artes Visuales" en el cual tres pinturas mías aparecieron expuestas en una de las paredes del Museo Nacional de Artes Visuales Ver - *4*, realmente fue gratificante asistir a mis pinturas instaladas en un salón del Museo, "carajo" pensé "mis pinturas en el Museo", pero, como todo en nuestra vida termina y las pinturas se fueron de vuelta para casa.

También ese año participé de dos exposiciones colectivas más, la primera con la Escuela Nacional de Bellas Artes en el Atrio de la Intendencia Municipal de Montevideo, el nombre de la muestra fue "Latidos de Vida"Ver - *5*, acompañando un simposio organizado por el Ministerio de Salud Pública abordando los problemas cardiovasculares, expuse en esa ocasión un cuadro, el retrato de mi madre que en ese entonces se dedicaba a ejercer la medicina. La Segunda exposición fue un homenaje que le rindió el Centro de Estudios Adlerianos y la Embajada de Suiza a "Carl Gustav Jung" en el Museo Pedagógico Ver - *6*, en esa ocasión expuse 5 pinturas, junto con el escultor Andrés Santángelo que expuso una serie de esculturas donde una de ellas era un busto de Jung.



El año 2002 fué sin dudas un año de cambios, participé de una exposición que se realizó en la Embajada de Uruguay en USA (Washinton DC) donde opera la "Uruguay Cultural Fundation Of The Arts" esa exposición contó con la instalación de dos pinturas mías Ver - *7*.

A principio de agosto de ese año ocurrió el quiebre económico que ocasionara el gran éxodo de uruguayos al extranjero, suerte que también me tocó. Fue así que volví a la ciudad donde pasé mi infancia, una ciudad bien particular ubicada al este del país, llamada Castillos, mi nueva temporada en la vieja ciudad dió para reactivar mis raíces reecontrándome con el surf.

 

 

Cuando llegó Marzo del próximo año (2003) tomé la mochila y partí de éxodo para el Brasil, fue en el estado de Bahía donde me radiqué, en una pequeña playa ubicada 100 km al nordeste de Salvador llamada Imbassai. Fue en esa playa donde descubrí la magia de la luz del nordeste, la exhuberancia, el "No Stress", la belleza de la raza negra y su imponente cultura con fuerza de tierra, mar, fuego y cielo (real roots). El tiempo iba pasando y mi paleta iba mutando, pasé de usar amarillo cromo por amarillo limón, las estructuras se fueron distorsionando y la pintura ganó una luminosidad que no había podido conseguir en el sur, parecía que estaba realizando el sueño de vivir en una playa donde pudiera pegar olas, desarrollar y vender "arte".




En junio del 2005 realizamos con el Grupo "Crea-Sion" una exposición llamada "Baía de Todos Os Santos" en la Galería "Solar Ferrão" ubicada en la rua Gregório Mattos 45, en el barrio de Pelourinho (centro histórico), fue desde el 1º al 30 de junio Ver- *8*. Dicha presentación contó con la exposición de una serie  de 16 (dieciséis) pinturas al óleo de mi autoria.

El tema de la muestra no era más que la simple realidad de estar vivos, compartiendo la magia de la Bahía, de su increíble luz, su arquitectura colonial coloquial y la exhuberancia de una cultura si bien relajada también por de más frenética.
 




Quisiera agradecer en esta parte a todos los que de alguna manera me ayudaron o compartieron la existencia de alguna manera conmigo y a los que no, también les agradezco, pero principalmente agradezco a Dios, Jah, Rastafar I, Haile Sellasie I, a mis padres por traerme a la tierra, a mis hermanos de sangre y a mis hermanos de espíritu, que hemos compartido cualquier tipo de cosas y sobre todo a mis hijos Ciro y Eze Amani, que me ha enseñado la forma más pura de amor que he conocido,

Un, Amor paz.