GRUPOS ETNICOS‎ > ‎

COCOYOMES O TUBARES

Hallan restos de etnia de los tubares en Chihuahua

  • FOTO
  • Viviendas y tumbas al interior de cuevas

Restos humanos, viviendas y tumbas, algunos de más de 1.000 años de antigüedad, fueron encontrados en cuevas de la sierra Tarahumara de Chihuahua, informó el Instituto de Antropología e Historia.

"Más de una decena de sitios de carácter habitacional y funerario, algunos con más de mil años de antigüedad, se localizaron al interior de cuevas de poca profundidad en la Barranca de la Sinforosa, en Chihuahua", detalló un comunicado del instituto estatal.

Las construcciones fueron hechas al interior de cuevas de poca profundidad, son de tierra y piedra, tienen dormitorios, graneros y almacenes.

Algunas tumbas contenían restos "envueltos en mantas de fibras vegetales, atados con cuerdas y asegurados con agujas de madera y fue factible identificar que fueron sepultados con ofrendas, compuestas por artefactos de cerámica", añadió el comunicado.

En el sitio se encontraron además restos humanos -dos niños, cinco adolescentes y seis adultos-, que datan de los siglos XVI o XVII y que corresponderían a otra etnia indígena, los tubares, que se escondió en la sierra Tarahumara, para evitar ser evangelizados por los españoles.

habitantes de las barrancas de Chihuahua PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Silvia Macías/El Diario   
Lunes 22 de Noviembre de 2010 10:00

Chihuahua— La periodista Lourdes Díaz López ha realizado el primer documental de la cultura denominada “Cocoyomes”, cuya etnia es considerada por arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia y de antropólogos de la Universidad Autónoma de México, como la primera que habitó las barrancas del estado de Chihuahua, hace mil 300 años antes de Cristo. El documental está sustentado en un amplia investigación realizada durante poco más de seis años.

Un acercamiento gráfico del estudio será presentado este miércoles 24 de noviembre como parte de las Jornadas de Comunicación 2010 del Colegio de Periodistas de Chihuahua en el mezanine del Congreso del Estado. Y el día 5 de diciembre será proyectado el documental completo, y gratuitamente, en una de las salas del Cinépolis, a las 11 horas.

La periodista ---vicepresidenta del Colegio de Periodistas de Chihuahua---, precisó que esa cultura no se trata de la que habitó en el municipio de Madera, los Mogollones, en la región de las 40 Casas.

En ese sentido resaltó que los cocoyomes fueron una cultura que habitó las barrancas y los parajes ubicados en los municipios de Moris, Urique, Uruachi, Guadalupe y Calvo, Guachochi, Ocampo, entre otros; es decir, la franja serrana que colinda con los estados de Sinaloa, Durango y parte de Sonora.

Detalló que las zonas en las que se encuentran importantes vestigios de esa cultura prehispánica son las barrancas La Paloma y Los Parajes, del municipio de Guadalupe y Calvo; las de Güérachi, Houivo y Chorogue, del municipio de Guachochi; de Otachique, del municipio de Uruachi; el Sauzal, del municipio de Urique, por mencionar algunas.

Asimismo, recordó que fue en el 2004 a raíz de la denuncia pública que hicieron los pobladores de Atascaderos, del municipio de Guadalupe y Calvo, sobre un paraje en donde se encontraban expuestos restos humanos, como nació su interés por investigar sobre el tema.

Indicó que en esa región se le dio información sobre vestigios de esa cultura en el municipio de Uruachi y de Urique, en donde el INAH realizó pruebas de carbono 14, que establecieron fechas de mil 300 años antes de Cristo y 800 años después de Cristo, sobre la existencia de los cocoyomes.

Detalló que “en Guachochi comencé a investigar con los tarahumaras que viven en las barrancas. Ellos hablan de los cocoyomes como sus antepasados, y como la gente bárbara”.

Añadió que el ex presidente de ese municipio, Martín Solís, fue el único que se interesó en que se le diera seguimiento a la investigación y pidió al INAH que fuera al lugar”.

Indicó que esa instancia federal mandó un arqueólogo al sitio, quien llegó acompañado por antropólogos de la UNAM. “Yo los acompañé; fue entonces cuando se hizo un registro oficial de los sitios”, dijo.

Díaz López añadió que “en el 2009 se incorpora conmigo en el trabajo de investigación Ricardo Hernández, quien es vocero del Consejo Estatal Agropecuario. Ambos iniciamos las grabaciones de video, porque hasta ese entonces tan sólo tenía la recopilación de puro material fotográfico”.

“Este trabajo lo tenía pensado hacer en una edición impresa, pero coincidimos que era muy caro, y que mejor era realizar, por lo pronto, un documental en video. Fue entonces cuando le pedimos al presidente de Guachochi hiciera una solicitud formal al INAH para que nos permitieran filmar, porque se necesitaba la petición de alguna autoridad; para ello vino gente de la UNAM y el arqueólogo Enrique Chacón, del INAH Chihuahua”.

Asimismo, la periodista destacó que “inicialmente se habían interesado en los sitios que se usaban para habitación, pero cuando fui a una visita a la zona de Otachique, fue entonces cuando la investigación se extendió a las tumbas prehispánicas que yo había publicado en El Diario en varias ocasiones para el Día de Muertos, por tratarse de un cementerio múltiple”.

Resaltó además que, al paso del tiempo, “la investigación se extendió a los siguientes aspectos: cómo vivían, cuáles eran sus creencias, cómo se sepultaban”.

Señaló también que ese trabajo documental incluye entrevistas con representantes de la Iglesia Católica, jesuitas, así como pobladores de las diversas zonas en las que existen vestigios de esa cultura.

“La conclusión a la que llegué con este amplio trabajo, de poco más de seis años, es que los cocoyomes fueron los primeros habitantes, que se sepa, de esa zona serrana”, recalcó.

Dentro del marco de las VI Jornadas de Comunicación 2010, que se llevará a cabo a partir de este miércoles 24 de noviembre, en el mezanine del Congreso del Estado, Lourdes Díaz presentará una exposición fotográfica denominada “Cocoyomes; Tierra Prehispánica. Los primeros habitantes de las tierras de Chihuahua”, que será el preámbulo de la presentación oficial que hará del trabajo documental en video, el cual será el próximo cinco de diciembre en Cinépolis, Plaza Vallarta, con entrada gratuita, a las 11:00 horas.

 

 

Comments