Los concursos
Los certámenes de gaita tuvieron gran acogida desde finales del s.XIX, pero languidecieron hasta que a finales de la década de 1960 recobraron un nuevo impulso

Los concursos de esa época estaban dirigidos a dúos de gaita y tamboril, omitíendose el bombo excepto en algunos como el de Ponteareas. Normalmente requerían la interpretación de una pieza obligatoria y otra de libre elección durante un tiempo limitado. 


 Ánxel Muñoz, Carlos V.Cabrera, Xan R. Silvar y Paco Trillo
en un pasacalles del concurso de Santiago
de 1970

  Anxel Muñoz, Carlos V.Cabrera e Xan R.Silvar
en los últimos concursos juntos

 Imágenes de algún concurso de Santiago por la Ascensión,
de los más prestigiosos  de Galicia, junto con los de
San Froilán en Lugo y los de Ponteareas.

 

 Concurso de Ponteareas, 1977