Enseñanza e Internet

Posibilidades y obstáculos de Internet: una pequeña experiencia 


          Comunicación presentada al I Congreso Internacional de EDUCARED. Madrid, Enero 2001.

Portada 

La importancia de la Córdoba islámica

Itinerario didáctico 

Rinconete y Cortadillo 

Escuela e Internet 

Uso didáctico de la Enciclopedia Libre

La Revolución Verde

Album de fotos 





Contador Gratis

El objeto de esta modesta comunicación no es otro que mostrar una pequeña experiencia llevada a cabo sin muchas ambiciones, pero que pretende servir como base real, aunque limitada, para la reflexión sobre el tema objeto de este Congreso. 

CUESTIONES PREVIAS 

La razón de esta experiencia fue el convencimiento de la necesidad de incorporar las nuevas tecnologías (en este caso INTERNET) a la enseñanza. La justificación viene dada por las enormes posibilidades de Internet en el acceso al conocimiento y la facilidad y rapidez de comunicación con otros interlocutores que nos ofrece este medio. En efecto, Internet nos ofrece algo con lo que la humanidad ha soñado desde los comienzos de la historia: una fuente de todos los conocimientos humanos a los que cualquiera pueda acceder de forma sencilla y rápida, y aun más con imágenes (e incluso voz y movimiento) en el acto. Nunca antes el acceso al conocimiento ha sido tan democrático ni económico. El punto de partida era bastante pobre, pues en el centro educativo en el que se realiza la experiencia cuenta tan solo con una sala de informática con veinte ordenadores bastante utilizada y solicitada por profesores de muchas materias académicas, en la que solo seis ordenadores cuentan con una conexión a Internet simple, que al estar formando una red hace que la navegación sea bastante lenta. Por otra parte, de una encuesta realizada al alumnado (100 alumnos/as encuestados) la conclusión era que solo el 7% del alumnado disponía de ordenador en casa, y de este porcentaje solo la mitad disponía de conexión a Internet. La mayor parte del alumnado nunca había accedido a la Red y el término INTERNET les “sonaba” a algo de ordenadores. Además solo en el pueblo cabecera de comarca (Montoro) existía una especie de “cibercafé” con siete ordenadores conectados, por lo que más de un 90% del alumnado nunca había accedido a la “telaraña”. Hemos de tener en cuenta que la comarca (el “Alto Guadalquivir” cordobés) es una zona agraria deprimida, con un bajo nivel de renta y alto de paro, y aunque el alumnado es interclasista, la gran mayoría pertenecen a familias humildes. 

 

LOS OBJETIVOS 

Partiendo de la situación descrita anteriormente los objetivos no podían ser nada ambiciosos, sino más bien básicos y simples: 1) Que vieran someramente las posibilidades que ofrece de Internet. 2) Que se familiarizaran con conceptos y operaciones imprescindibles. 3) Estimular el afán de conocimiento en general (aunque en este caso en Historia en particular). 4) Fomentar la participación y la comunicación aprovechando esta nueva tecnología.

 

LAS EXPERIENCIAS LLEVADAS A CABO 

Fueron dos: a) Crear una página web de la bastante dinámica asociación de alumnos del Centro. b) Búsqueda de contenidos de Historia (asignatura que imparto). 

EXPERIENCIA A) 

En el curso 1999-2000 se solicitó una subvención a la Junta de Andalucía (dentro de las subvenciones establecidas para fomentar el asociacionismo estudiantil en Enseñanzas Medias) para la adquisición de un ordenador con módem, a fin de conectarse a Internet y elaborar una página web de la asociación de alumnos. La subvención fue aprobada y se llevó a cabo lo previsto, estando la página web disponible en la actualidad en: http://www.pobladores.com/territorios/gente/Asociacion_de_Alumnos15N Sin ánimo ninguno de hacer publicidad gratuita, se eligió Pobladores como lugar de ubicación por la facilidad para gestionar la página con rapidez, sin conocimientos de informática elevados y con la posibilidad de que haya varios “administradores”, es decir, varios alumnos/as que pueden introducir modificaciones en la página web, dado que una página de este tipo debe ser muy dinámica. Además contaba con un canal de chat propio. La experiencia es positiva y el alumnado se encuentra orgulloso de su página web, el problema es que, como la mayoría no puede acceder a Internet, la utilidad real es bastante baja, es decir, el recurso está sumamente infrautilizado. 

EXPERIENCIA B) 

Durante dos sesiones de una hora cada una, en noviembre de 2000, el alumnado se dedicó a buscar y navegar por webs de historia, tanto las indicadas por el profesor como por las encontradas en la búsqueda libre. Hay que señalar que lo reducido de la experiencia se debió a las limitaciones con que contábamos: una sala de informática con pocos ordenadores y menos conectados, con una fuerte demanda por parte de todo el profesorado del centro y constantemente ocupada y, por lo tanto, limitada su utilización a un cuadrante mensual de utilización en que las horas se reparten equitativamente entre las distintas asignaturas y profesores. En general, esta experiencia también se puede valorar como positiva pues se cumplieron los objetivos antes señalados: se abrió una ventana a los alumnos que les ofrecía nuevas posibilidades y de la que ya conocen en la práctica su existencia y sus posibilidades, etc.- Sin embargo, se constató también que el alumnado que no tiene un bagaje conceptual y procedimental mínimo, ni unas destrezas intelectuales imprescindibles, se encuentra perdido y es incapaz de “procesar” (entender, asimilar...en definitiva, utilizar y aprovechar) los contenidos curriculares que le ofrece la red. En resumen, es como el que sabe leer, identificar y unir las letras formando palabras, pero desconoce el significado de esas palabras. Es decir, la red por si sola no es una varita mágica que resuelve los problemas de conocimiento. 

 

CONCLUSIONES 

A mi modesto entender las conclusiones que se sacan de la experiencia son pocas pero contundentes: - Internet es un recurso valiosísimo para la enseñanza, quizás el más importante en la historia de la humanidad hasta nuestros días. - Hay que aumentar las posibilidades de acceso a Internet para toda la población, porque sino es así, verdaderamente –como ya algunos han anunciado- solo servirá para acrecentar las diferencias sociales, a pesar de su aspecto aparentemente democrático. - Si el alumnado no tiene una formación intelectual, conceptual y procedimental previa no podrá sacar partido a esta fabulosa herramienta que es Internet. O lo que es lo mismo, la cantidad de información disponible en la red no suple la falta de desarrollo intelectual. 

 

POSIBLES SOLUCIONES 

1) Las Administraciones Públicas deben hacer un esfuerzo veraz, no exclusivamente propagandístico, para que el acceso a Internet en los centros educativos esté al alcance de todo el alumnado con facilidad y fluidez, y lo debe de hacer pronto porque de otro modo nos quedaremos rezagados en el desarrollo. Los docentes estamos cansados de ver propaganda política de los distintos gobiernos autonómicos o estatales que hacen afirmaciones tales como que todos los centros educativos tienen tantos ordenadores o que están conectados a Internet, cuando en realidad se refieren a 20 o 30 ordenadores para centros de 600 o 1000 alumnos, en los cuales solo hay disponible una línea de conexión a Internet. El gasto sin duda es cuantioso, pero creemos que es una “inversión” necesaria y que tendrá una alta “rentabilidad”, por expresarlo en el lenguaje economicista al que tan acostumbrados nos tienen nuestros políticos.

 2) Las empresas relacionadas con Internet (de informática, de telefonía, etc.) también deben de hacer un esfuerzo en abaratar los productos (o bien mediante conciertos y patrocinios) para hacerlos llegar a la gran mayoría de la población. 

3) Es necesario concienciar a los padres de que el ordenador e Internet no son sólo un “juguete” caro, sino una herramienta básica para el futuro de sus hijos e hijas. 

4) Se debería facilitar a la iniciativa privada la instalación de “cibercafés” o salas de Internet con apertura en horas no lectivas, fines de semana y horario nocturno, pues además constituirían una de las posibles alternativas a los problemas de la “movida”. Esto es especialmente válido en los núcleos rurales de población –como en el caso del lugar a que se refiere esta experiencia- dónde además los ayuntamientos también deberían tomar la iniciativa, y ofrecer salas de Internet en horarios de ocio, gratis o a precio reducido, al igual que se está planteando abrir las bibliotecas públicas los fines de semana. 

5) No se debe olvidar la necesidad imprescindible de formar intelectualmente al alumnado, pues esta carencia no puede ser suplida por la Red.