Radio y televisión

Historia de la radio Española

La estación pionera fue EAJ-1 Radio Barcelona, llamada la emisora decana de la radio española por ser, precisamente, la más antigua. La nomenclatura EAJ-1 hace referencia a los códigos de los radioaficionados, auténticos artífices del nacimiento de la radio. E por España, AJ porque designa a las estaciones de Telegrafía sin Hilos y, por razones obvias, 1 por ser la primera.

Sin embargo, y para ser fieles a la historia, las primeras emisiones radiofónicas en nuestro país corrieron a cargo de Radio Ibérica de Madrid, a finales de 1923 y principios de 1924, pero, debido a sus importantes irregularidades en lo que a continuidad temporal se refiere, los analistas del medio prefieren situar el nacimiento de la radio en otro momento. La principal razón que explica las irregularidades a las que nos acabamos de referir es que Radio Ibérica de Madrid fue fruto de la iniciativa de un grupo de personas dedicadas a la fabricación de aparatos -que por aquella época eran de dos tipos (los de galena y los de lámpara) en función del material que utilizaban para poder funcionar-. En definitiva, eran técnicos que experimentaban con el medio, pero sin una programación continuada. Radio Ibérica surgió de la unión de la Compañía Ibérica de Telecomunicaciones y de la Sociedad de Radiotelefonía Española. Meses más tarde, Radio Madrid y Radio Libertad, haciendo uso de las infraestructuras de Radio Ibérica, emitían su programación, que se reducía a unos pocos espacios a la semana.

A pesar de los intentos anteriores, no será hasta 1924 cuando la radio en nuestro país empiece a emerger definitivamente, en plena Dictadura del General Primo de Rivera. Este mandatario, al igual que otros políticos, vio en este medio un efectivo canal de propaganda.

Dada la situación que se estaba viviendo en relación con un nuevo sistema de comunicación que despertaba el interés de todos e iba consolidándose a pasos agigantados, las autoridades, como puedes comprender, no podían ser ajenas y decidieron poner un poco de orden convocando lo que se vino a llamar la Conferencia Nacional de la Telegrafía Sin Hilos, que durante seis meses deliberó sobre el contenido del futuro Reglamento de Radiodifusión.

¿Quiénes eran los responsables de establecer la legislación que normalizaría la radiodifusión española? Pues los Ministerios de Guerra, Marina, Gobernación, Instrucción Pública y Trabajo, aunque podían estar asesorados por algunas entidades relacionadas de una manera u otra con la radio, como la Compañía Nacional de Telegrafía sin Hilos, la Compañía AEG, la Ibérica de Electricidad, la Compañía Radio Ibérica, las Compañías de Radiotelegrafía Francesa, la Federación de Radiotelegrafistas españoles, la Asociación de la Prensa, la Agrupación de Constructores de material eléctrico de España y el Radio Club España.

En pleno verano del 1924, y una vez aprobado el Reglamento, se empezaron a otorgar las concesiones de emisión: EAJ-1 Radio Barcelona, EAJ-2 Radio España de Madrid, EAJ-3 Radio Cádiz, EAJ-4 Estación Castilla, EAJ-5 Radio Club Sevillano, EAJ-6 Radio Ibérica.

Todo empezaba a estar dispuesto para que el 14 de noviembre de ese mismo año Radio Barcelona se inaugurara oficialmente y empezara así sus emisiones, siete días después de que su hermana madrileña, Radio España, comenzara sus pruebas oficiales. En este archivo sonoro, extraído del CD que la emisora catalana Radio Barcelona editó con motivo de su 70 aniversario, podrás escuchar las primeras palabras que salieron de los estudios de EAJ-1, de la voz de la locutora María Sabater.

Las compañías radioeléctricas más importantes de aquel entonces tomaron la determinación de crear su propia empresa de radiodifusión: EAJ-7 Unión Radio, que se inauguró el 17 de junio de 1925. Esta emisora pronto se convertiría en la primera cadena de radio española, y, poco a poco, iría transformando el panorama radiofónico en un monopolio. No obstante, esta situación se vería truncada con el estallido de la Guerra Civil. Pero no adelantemos acontecimientos.

Tras la implantación de las primeras estaciones, durante 1925 y 1926 la radio fue extendiéndose por todo el territorio español: Andalucía, Castilla, País Vasco..., aunque con una programación muy limitada (fundamentalmente Diarios Hablados, espacios culturales y música). Sin embargo, Unión Radio consideró necesario mejorar las emisiones y por ello empezó a emitir en cadena con otras estaciones y a incorporar otros contenidos, como el deporte o los toros.

Durante siete años el panorama radiodifusor en España fue transformándose, tanto en cantidad como en calidad. El número de emisoras iba creciendo al mismo tiempo que la programación iba mejorando. En 1930, a partir de una iniciativa de la Asociación Nacional de Radiodifusión, nace EAJ-15, Radio Asociación de Cataluña, que emitirá su programación, apenas tres horas al día, en lengua catalana. Esta situación provocó una gran competencia entre las dos principales emisoras catalanas de la época, lo que desembocó en que Radio Barcelona, a partir de la implantación del autogobierno en esta comunidad, decidiera hablar a su audiencia también en catalán. De hecho, el 15 de abril de 1930, Francesc Macià, el presidente de la "República Catalana", eliminó la censura informativa, lo que sin duda alguna benefició, como puedes intuir, a la radio.

A finales de ese mismo año, se empieza a emitir el espacio informativo de Unión Radio La Palabra, que tenía una duración de media hora y que había sido una iniciativa de EAJ 15.

Con la llegada de la II República, el número de personas que disponía de un aparato receptor aumentó y la audiencia de este medio se engrosaba día tras día. Además, durante esta época fueron surgiendo un gran número de estaciones locales, que engancharon a muchas personas a lo largo de todo el territorio español.

Sin embargo, con el estallido de la Guerra Civil española, el 18 de julio de 1936, las cosas empezaron a cambiar. La radio se destapó como un gran medio de propaganda política que fue utilizado por los bandos combatientes para emitir sus particulares arengas.

La implantación de una nueva dictadura, encabezada por el General Francisco Franco, supuso una larga temporada de dominio político sobre el sistema radiofónico. El 19 de enero de 1937, poco antes de que acabara la Guerra Civil, se crea Radio Nacional de España, a la que se le otorgará el monopolio de la información en nuestro país, gracias a la promulgación, un año antes, de la Ley de Prensa, que estaría en vigor hasta 1966. Además, la entonces Unión Radio se transforma en la actual Ser (Sociedad Española de Radiodifusión).

La entrada de las tropas nacionales en Cataluña supuso la desaparición de la radio en catalán, incluida EAJ-15, Radio Asociación de Cataluña. A partir de ese momento la Falange será la responsable de los espacios que emiten las ondas radiofónicas.

Esta situación desembocó en nuevamente en la instauración de la censura (la Ley de Prensa así lo establecía), o lo que es lo mismo, las radios no podían programar nada que el poder político no quisiera. Los censores se ocupaban de revisar los guiones para que nada indebido se les escapara, al tiempo que las radios comerciales, las privadas, estaban obligadas a conectar siempre con Radio Nacional de España (Rne) para emitir los servicios informativos que elaboraba esta red gubernamental y que se conocían con el nombre de El parte, debido a que durante los años de la contienda civil, el espacio informativo por antonomasia era, precisamente, el parte de guerra. Las estaciones distintas a Rne sólo podían elaborar las noticias comarcales y locales, pero siempre bajo supervisión de la autoridad competente.

Llegados a los años 40, en concreto a 1942, el gobierno crea la primera red de ámbito estatal, la Red Nacional de Radiodifusión (REDERA). Hasta ese momento, el sistema estaba conformado por tres tipos de emisoras, por llamarlo de alguna manera: las estaciones locales, que tenían poca potencia, las comarcales (de las cuales la mayoría pertenecían a lo que es hoy la Ser) y, finalmente, las que estaban dentro de la Sociedad Nacional de Radiodifusión, es decir, las de Rne, y las del FET y de las JONS (Falange Española Tradicionalista y de las Juntas de Ofensiva Nacional-Sindicalista).

Así, en 1954 se constituye oficialmente la cadena Rem (Red de Emisoras del Movimiento); en 1957 se crea la Cope (Cadena de Ondas Españolas Populares) y cuatro años después, en 1961, surge la Ces (Cadena de Emisoras Sindicales.)

Con la muerte del General Franco, en noviembre de 1975, y por miedo a posibles cambios, la censura en la radio se incrementó notablemente. De alguna forma, esto es lógico, ya que por entonces no se sabía lo que podía pasar en España. Sin embargo, dos años después se produce un hito histórico en la radio: se aprueba la libertad de información, o lo que es lo mismo, por fin las emisoras no tenían que conectar con RNE para trasmitir los servicios informativos. Se había acabado el monopolio de esta cadena en este sector.

A partir de octubre de 1977, las emisoras empiezan a emitir sus propios espacios informativos y la radio en general comienza a parecerse al medio que hoy en día conocemos. De hecho, un año antes se aprobaría el Plan Técnico Transitorio de FM. Hasta ese momento sólo existían las estaciones de OM (Onda Media). La Frecuencia Modulada (FM), además de tener mayor calidad técnica, ofrecía la posibilidad de llegar a localidades más pequeñas. Sin embargo, los operadores de entonces no supieron sacarle provecho a la FM, excepto la cadena Ser, que vio en ella la posibilidad de explotar un estilo de programa norteamericano que se basaba en una lista de éxitos musicales, lo que supuso el nacimiento de Los 40 principales, que a buen seguro te sonará.

Además de estos cambios, en 1978 se incorpora al panorama radiofónico español una nueva cadena, surgida a partir de la fusión de otras emisoras ya existentes: Rem (Red de Emisoras del Movimiento), Car (Cadena Azul de Radiodifusión) y Ces (Cadena de Emisoras Sindicales). Todas ellas conformarán Radio Cadena Española (RCE), que finalmente será absorbida por RNE.

El mundo de la comunicación ha sido uno de los sectores que, a lo largo del siglo XX, más se ha transformado, especialmente por la importante influencia que han ejercido las que se han venido en llamar Tecnologías de la Información y la Comunicación. Sin duda, los avances en informática, telecomunicaciones e industria del audiovisual han contribuido, de manera definitiva, en la configuración de una Sociedad de la Información cada vez más compleja y dinámica, en la que Internet se ha erigido en el rey de una galaxia inmaterial en la que la información se distribuye a velocidades impensables hace unos años.

---------------------------------------------------------------------------------

APARCIÓN DE LA FM ESPAÑOLA

Posiblemente, el resultado más relevante de la aplicación del Plan Transitorio de Ondas Medias de 1964 fue el de impulsar de forma decisiva la implantación en nuestro país de la “novedosa” emisión en la banda de Frecuencia Modulada (FM), patentada por el ingeniero estadounidense Edwin Armstrong en 1933. Antes de que esto ocurriera, el régimen ya había aprobado dos decretos que allanaron el terreno, uno fechado en agosto de 1958 que establecía la obligatoriedad de transformar las frecuencias locales de OM a FM; y otro, justo un año después, que exigía que los aparatos receptores fabricados en España incorporasen la banda de Frecuencia Modulada a partir del día 1 de octubre de 1960. A pesar de que en un primer momento se fijaba en estos decretos un plazo de solo cinco años para la implantación de la FM, otros dos (octubre de 1963 y julio de 1967) dieron un respiro a los operadores, ampliándolo en algunos años más. Eso sí, la sanción para las emisoras que no cumplieran con esta norma era la retirada de la concesión. Sin duda, era un sólido argumento para animarlas a hacerlo. Para entonces, España ya disponía de una cantidad considerable de frecuencias de FM, que le habían sido asignadas en virtud del Acuerdo Internacional de Radiodifusión de Estocolmo de 1952. Radio Nacional de España llevó a cabo las primeras emisiones experimentales en FM en marzo de 1957, poniéndolas en marcha oficialmente a nivel local el 19 de julio de 1959. Siguiendo el esquema de la práctica totalidad de las corporaciones radiofónicas públicas de los países europeos en ese periodo, RNE constituyó el segundo programa –hoy Radio Clásica- en el mes de noviembre de 1964 y el tercero en 1967, la actual Radio 3. Las emisoras comerciales pioneras fueron, a comienzos de la década de los 60, Radio Mediterráneo de Valencia y Radio Barcelona FM, ambas pertenecientes a la Cadena SER.

 

Como se ha señalado, en un primer momento el objetivo de esta auténtica reconversión radiofónica consistía en que las emisiones en Onda Media fueran sustituidas en su integridad por las de Frecuencia Modulada pero, al final, supuso únicamente la obligatoriedad para todas las concesionarias de poner en marcha una frecuencia en FM, conservando la de OM, lo que no fue poco avance, pues los operadores habían mostrado su rechazo a implantar un nuevo sistema que les obligaba a cuantiosas inversiones en equipos, que limitaba sus coberturas con un dudoso incremento de la calidad del sonido y que, además, a corto plazo, no les iba a reportar ni más audiencia ni mayores ingresos publicitarios.

 

Por si fuera poco, las emisoras se verían obligadas a generar unas programaciones específicas para la nueva banda, pues no estaba permitida la multidifusión de la señal de Onda Media. Hay que señalar, en este sentido, que las primeras parrillas de estas nuevas emisoras no fueron musicales, sino que la radiofórmula acabó imponiéndose por la necesidad de cubrir la programación al menor coste posible, echando mano de los más jóvenes, los meritorios, que acabaron poniendo en antena música moderna. La lógica del mercado y la aparición del transistor, que miniaturizó y abarató el precio de los receptores, hicieron el resto. En apenas unos años, la Cadena SER descubrió y supo atender a un nuevo y numeroso segmento de la audiencia, los jóvenes del baby boom, acertando de pleno con la adaptación, a partir del día 18 de julio de 1966, de una fórmula de gran éxito en Estados Unidos: ‘Los 40 Principales’. Este formato tendría sus réplicas en ‘Los Populares’ y ‘Los Popularísimos’ de Radio Popular FM (COPE), ‘Los Peleones’ de Radio España FM de Madrid, ‘Los 25 Musicales’ de Radio Toledo FM, más tarde denominada Radio Tajo (Rueda Rato) o los éxitos de Radio Vinilo, la emisora en Frecuencia Modulada de Radio Intercontinental de Madrid.

 

En todo caso, la auténtica eclosión de la FM en nuestro país no llegaría hasta el periodo democrático. Concretamente, en octubre de 1978 se aprobó el Plan Técnico Nacional de Radiodifusión Sonora, que sirvió para ajustar el número de frecuencias en Onda Media a los acuerdos de la Conferencia de Ginebra de 1975, un total de 249. Meses más tarde, en junio de 1979, vio la luz el Plan Transitorio de Radiodifusión Sonora en Ondas Métricas con Modulación de Frecuencia, que llevaba aparejada la adjudicación de 299 nuevas concesiones. Así, en el año 1982 se producía el auténtico boom de la Frecuencia Modulada, que tuvo como principal consecuencia la ruptura del duopolio de la radio generalista protagonizado durante décadas por Radio Nacional de España y la Cadena SER, sin apenas competencia de la Cadena COPE -con una audiencia minoritaria hasta ese momento- o de Radio Cadena Española. Dio lugar a la aparición de nuevas cadenas de cobertura nacional, como Antena 3 Radio, Radio 80 y la Rueda de Emisoras Rato. Esta “explosión” de la FM también supuso el reforzamiento de las coberturas de las propuestas musicales ya existentes y la aparición de otras nuevas, como Radio El País o Radio Minuto-Cadena 16 etc…


Escrito por José María Legorburu


Decano de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación de USP CEU. Ha sido editor superior de los servicios informativos de Onda Cero.



----------------------------------------------------------------------------------


Nuestra tatarabuela, la radio

No porque sea vieja, no porque tenga ya muchos años, es porque ahí donde todavía está nos merece todo el respeto, pionera de las ondas hertzianas, compañera incansable de nuestro tiempo solitario, de nuestros viajes de trabajo y también de ocio, de nuestro despertar, amiga de darnos lo que sabe, buenas y malas noticias, diversión, entretenimiento, alegría cuando el locutor hoy nos llama por teléfono, ayer nos leía la carta que mandábamos a la emisora solicitando un disco, por ejemplo, que cosa nos hacía el corazón al escuchar en una cajita nuestro nombre, nuestra voz, hoy a través de nuestra llamada telefónica, y todo sin cables, nuestro conductor, el aire.

Yo particularmente la veo así, una amiga profunda que me quitó, y todavía me quita el sueño, y sueños que he tenido con ella, sueños y realidades que hizo de mi vida una ilusión que aún perdura y creo que hasta mi final permanecerá conmigo, pues donde haya un aparato de radio, una emisora, una antena transmisora, donde esas ondas sin percibirlas estén presentes, yo estaré inquieto por captar e incluso por modular.

La radio hoy tatarabuela de tantos y tantos medios, como la televisión, la telefonía móvil, los satélites y un largo etcétera que surcan no ya la tierra, si no el universo entero, pero que al final la comunicación entre ellos y nosotros son esos impulsos eléctricos que nos facilitan la comunicación e incluso el poder dirigir, lo que nosotros nos propongamos.

Amo la radio desde hace ya muchos años, empecé sintonizando las emisoras en amplitud de modulación (AM) emisoras lejanas de otras provincias y comunidades que por las noches era más fácil sintonizar, por la mejor propagación de éstas ondas durante ese periodo del día, que inquietud en escuchar las emisoras de distintas comunidades cuando desconectaban de la central y decían sus propias noticias locales y regionales. Yo no podía quedarme ahí quieto, porque a mí esto me fascinaba y quería entrar en ese mundo de la radio, pero ¿cómo?, pues de momento con unos simples transmisorespequeños de unos 40 mW.de potencia en antena, porque mi curiosidadera tal, que me gustaba indagar la cobertura, la calidad y la comunicación sin cables con otras personas, más tarde no me conformé con tan poco alcance, y la radio me hizo estudiar electrónica y montarme mi propia emisora de radioaficionado, con ya más potencia y por lo tantomás cobertura, ahí vi una puerta abierta más grande para disfrutar de la radio, para comunicarme con los demás yhacer amistades, por que quién siente la radio por lo general somos solidarios y abiertos hacia con los demás, pero no me conformaba sentía que quería meterme aún más hacia dentro de todo este mundo complejo de la radio, de las ondas, de esos postes con antenas, tanto emisoras como receptoras, y tras muchos años de indagar llegaron en los años 80 las emisoras de frecuencia modulada, un mundo que todavía en esos tiempos estaba por explotar, comenzarona surgir las emisoras llamadas libres, que ilusión para mí era un mundo más para experimentar, y tras cierto tiempo de espera por mis pocos ahorrillos y búsqueda de emisores, conseguí en una tienda de Valencia, que me mandasen por correo mi primera emisora libre de FM con una potencia en antena de 4 W, que ilusión, instalé en mi pueblo de Toledo con unos 950 habitantes una torreta de 18 metros de altura y una antena emisora hecha por mí, de antenas viejas de televisión, una antena dipolo unidireccional, y empecé mis propias emisiones, que solo eran los fines de semana y el total de horas de emisión eran unas ocho, de momento yo solo como locutor pero cuando ya la novedad en el pueblo iba ilusionando a las personas, fui ampliando programas, y gente que quería hacer sus pinitos en el fascinante mundo de la radio me fue visitando, dándome sugerencias e incluso participando en programas pensados, realizados y dirigidos por ellos mismos, yo solo les prestaba las instalaciones y equipos rudimentarios que yo mismo conseguí y monté, todas aquellas personas sentían la radio, les gustaba, participaban e incluso perdían ese tiempo libre de estar con sus familias y amigos para estar con otra gente que se suponía estaba detrás de ese aparatito llamado receptor de radio haciendo como no, esa compañía que necesita un locutor, oyentes que sin ellos no hubiese sido posible todo lo que en pequeño, conseguimos todos en esos años de 1980 en una pequeña emisora local, sin ayuda económica de ningún tipo, pero eso sí, con ganas de hacer las cosas bien y en definitiva con ganas de hacer radio.

Fueron para mí unos años inolvidables, lástima que todo esto, se fuera al traste, por razones económicas, ya que había quemantener los equipos y era muy costoso, también por las normativas que salieron para las emisoras de éste tipo que ésta, nuestra emisoraya no cumplía, y por otros motivos legislativos que ya no vienen al caso, pero que en definitiva nos hicieron perder a unos pocos muchos, las ilusiones y el trabajo que habíamos puesto en éste medio tan maravilloso que es el comunicarnos con los demás sin ánimo de lucro, vía radio.

Ahora sigo metido en el mundillo de la radioafición a mis ya años, aunque para ser sinceros, la radio difusión es lo que a mí me ha apasionado, pero por desgracia, no he podido continuarlo y no será porque no he indagado e intentado seguir, pero esa puerta abierta todavía no la he encontrado y ya con los años he perdido la esperanza de hallarla, pero en realidad el no dejar el mundo de la radio, aunque sea con emisoras de radioaficionado es lo que todavía me mantiene ilusionado y activo en este mundillo, mejorando el alcance y la calidad de emisión, ya sea por una mejor antena, e incluso por unos más potentes transistores finales de potencia del emisor, por un mejor micrófono, en fin mejorando lo que uno dentro de sus escasas posibilidades puede hacer sin perder esa ilusión por las ondas, ya sean cortas, medias, largas, se modulen en frecuencia o en amplitud.

Espero que haya todavía personas que sigan con ilusión, experimentando lo que es todo esto, me consta que hay no solo profesionales, si no aficionados de este medio, que aún siguen haciendo sus pinitos no ya solo con la radio, si no con otros medios que ya se me van del alcance de las manos y me hubiese gustado experimentar más, pero resulta que mis años ya no me perdonan y hay que preocuparse por otras cosas que van más para mi edad, y dejar lo innovador para otra generación, que por cierto lo hace muy, pero que muy bien. Hasta siempre tatarabuela, no nos abandones nunca y sigue dándonos placeres, que tú eres como la noche buena ... “Noche buena noche buena, tu vienes tú te vas, nosotros nos iremos y no volveremos más”.

Sigue haciéndonos por mucho tiempo, esa compañía que a veces en nuestra soledad nos hace tanta falta.


Por J.M.González, creador y entonces director de lo que fue la emisora local de Cedillo del Condado, Radio Cedillo en FM 105.5 MHZ en aquellos años de 1978.



Antena emisora de Radio Cedillo en onda corta y FM en el año 1979

---------------------------------------------------------------------


Cadena Azul de Radiodifusión
 

La Cadena Azul de Radiodifusión (C.A.R.) era una cadena de emisoras Radio Juventud dependiente del Frente de Juventudes, que nació en 1954, al organizarse las emisoras escuelas surgidas en los años cuarenta, en diferentes puntos de España.

Aunque dependientes de la Secretaría General del Movimiento, que nombraba sus directores, eran emisoras comerciales que se financiaban con la publicidad.

El concepto de cadena que se tiene actualmente es totalmente diferente al de la época, ya que su programación era totalmente local y diferentes las unas de las otras.

No emitían prácticamente en cadena aunque había una programación que se grababa en la Productora de Programas de la calle Diego de León de Madrid (edificio en el que también se ubicaba Radio Juventud de España) y que se distribuía en cintas magnetofónicas a todas las emisoras. Su programación era fundamentalmente musical, novelas como "Simplemente María", infantiles, concursos, discos dedicados y variedades.

Conectaban obligatoriamente con los informativos de Radio Nacional de España (R.N.E.). Dado su bajo presupuesto, en la mayoría de los casos carecían de servicios informativos propios, limitándose a radiar las noticias de la prensa local.

La cadena de radio desaparece en 1979, al fusionarse con la Cadena de Emisoras Sindicales (C.E.S.) y la Red de Emisoras del Movimiento (R.E.M.) para formar Radiocadena Española (R.C.E.).

-----------------------------------------------------

Red de Emisoras del Movimiento

Originariamente, ésta agrupaba a las emisoras que habían ido surgiendo en el caótico panorama de las ondas radiofónicas españolas en los años cuarenta y cincuenta con la implantación de emisoras de onda corta, dependientes de la F.E.T. y de las J.O.N.S., y que tras la reordenación del sector con la creación de la Cadena Azul de Radiodifusión (C.A.R.) en 1958, que agrupaba las Emisoras Escuelas, y la Cadena de Emisoras Sindicales (C.E.S.) pertenecientes ala Confederación Nacional de Sindicatos, fueron disminuyendo hasta la reordenación definitiva del sector con la entrada en vigor del Plan Transitorio de Ondas Medias de 1964.

A partir de esa fecha, la R.E.M., cuya emisora de cabecera era La Voz de Madrid, constaba de diecisiete emisoras provinciales.

Las emisoras de la REM eran, salvo La Voz de Madrid, emisoras de potencia mediana de alcance provincial no superiores a 5 KW de potencia que, salvo excepciones, se localizaban en las capitales provinciales, con programación eminentemente local y predominantemente musical.

El contenido informativo de las emisoras era mínimo, ya que en aquella época era obligatoria la conexión a la programación nacional de Radio Nacional de España (R.N.E.), limitándose a una información local muy descafeinada.

La cadena creó el Festival de Benidorm en colaboración del Ayuntamiento de la ciudad, cuya primera edición se celebró en 1959.

En 1978, la Red de Emisoras del Movimiento cambió su denominación, transformándose en Radiocadena Española, a diferencia de otros medios como la propia R.N.E. o los periódicos del Movimiento, que continuaron con su apelación original.

 

Cadena de Emisoras Sindicales
 

La Cadena de Emisoras Sindicales (C.E.S.) fue una de las cadenas de radiodifusión española, de titularidad pública, dependiente de la Secretaría General del Movimiento

A lo largo de la década de los cuarenta, surgieron en todo tipo de poblaciones, diferentes emisoras de radio, que emitían en onda corta y onda media, de orígenes diversos: parroquiales, sindicales, juveniles o del Movimiento, generalmente de pequeña potencia, que con el tiempo complicaron de tal manera el panorama radiofónico que hubo que establecer una serie de reglamentos tendentes a organizar las ondas.

Ya el Plan de Copenhague de 1948, se asignó para España 11 frecuencias de Onda Media, del todo punto insuficientes para la gran cantidad de emisoras que existían.

Más tarde la Conferencia de Estocolmo de 1952, concedió 83 frecuencias de Frecuencia Modulada.

Ante las presiones de los gobiernos europeos, hubo que poner orden en esa maraña, y en el caso de las emisoras sindicales, el Decreto de 11 de agosto de 1953, creó la Cadena de Emisoras Sindicales (C.E.S.), agrupando todas las nacidas con ese origen.

Pero no es hasta el Plan Transitorio de Ondas Medias, de 23 de diciembre de 1964, cuando se pone en orden definitivamente el panorama radiofónico español. Así con respecto a las cadenas del Movimiento (R.E.M., C.A.R. y C.E.S.), se establece que al menos habrá una emisora de onda media en cada provincia. Desaparecen las emisoras locales de baja audiencia y se trasladan a F.M. las emisoras locales de radio, de audiencia media.

En el caso de la C.E.S. se le asigna 19 emisoras de Onda Media, y una serie de emisoras de Frecuencia Modulada, que son las que figuran en la relación que siguen.

Con el advenimiento de la democracia en España, las cadenas públicas dependientes del Movimiento, tales como Radio Peninsular, Red de Emisoras del Movimiento, Cadena Azul de Radiodifusión y Cadena de Emisoras Sindicales perdieron su razón de ser, fusionándose en 1979 para formar Radiocadena Española.

 

Radio Cadena Española
La emisora surge de la fusión de la Red de Emisoras del Movimiento (emisoras Voz de...), de la Cadena Azul de Radiodifusión (emisoras Radio Juventud) y de la Cadena de Emisoras Sindicales. El 4 de diciembre de 1978 se publicaba un decreto del Ministerio de Cultura por el que se ordenaba su incorporación al Ente Público RTVE, que de ese modo quedaba integrado por tres sociedades estatales: Televisión Española, Radio Nacional de España y Radio Cadena Española.
Radiocadena Española estaba formada por un conjunto de 70 emisoras locales distribuidas por todo el país, contaba con una plantilla de mil trabajadores y al igual que Radio Peninsular era de carácter comercial.[]
Bajo la dirección de Juan Fernández Lozano y después del periodista Luis del Val, en 1980 se renueva la programación. Si bien se enfoca especialmente hacia las emisiones locales, se reserva un 31% de su horario a la programación nacional, potenciando la emisión de espacios dirigidos a los jóvenes en la frecuencia modulada (Antonio Fernández, Carlos Garrido, Rafa Fuentes, Antonio San José...) y los informativos, con María Teresa Campos. En 1981 alcanzaba una audiencia de tres millones de oyentes, sólo por detrás de la Cadena SER y RNE, y por delante de la Cadena COPE.[]
En 1982 se ficha al prestigioso Luis del Olmo, con el espacio Hora Punta, que permanece en antena durante un año.
En diciembre de 1982, tras la victoria del PSOE en las elecciones generales, y el nombramiento de José María Calviño como Director de RTVE, Ramón Criado es designado Director de Radio Cadena. La nueva dirección propugna nuevos cambios en la programación.
Nueve meses más tarde, Criado, al ser nombrado Director de TVE es sustituido por Jordi García Candau y en octubre de 1986, con la llegada de Pilar Miró a RTVE, es Clara Isabel Francia quien asume la dirección de Radio Cadena Española con la misión de desmantelarla, debido a la crisis económica que atravesaba el sector público, generada por la aparición de las televisiones privadas (los ingresos por publicidad en TVE no eran suficientes ni siquiera para financiar RNE).
En 1989 las 70 emisoras de Radio Cadena Española se fusionaron con Radio Nacional de España, convirtiéndose en Radio 4 de RNE, una cadena de 24 emisoras en Frecuencia Modulada de ámbito autonómico. Su elevado coste económico fue la causa de su desaparición a las 20 horas del 24 de julio de 1991 (con la excepción de Ràdio 4 en Cataluña) al conectar con Radio 1 de RNE.
En 1989 las 46 emisoras restantes de la extinta Radio Cadena Española formaron Radio 5, una cadena de ámbito local y de marcado carácter comercial, siguiendo el modelo de Radio Peninsular (desaparecida en 1984). Su escasa rentabilidad provocó el 18 de abril de 1994 su definitiva reconversión en radiofórmula informativa Todo Noticias.
-------------------------------------------------
 
Radio Nacional de España (RNE) es una sociedad mercantil estatal, financiada en su totalidad por los Presupuestos Generales del Estado, que se encarga de la gestión directa del servicio público de radiodifusión en España. Desde 1973 está integrada en el ente público Radiotelevisión Española (RTVE). Desde 2007 pertenece a la Corporación RTVE, regulada en la Ley 17/2006, de 5 de junio, de la radio y la televisión de titularidad estatal.
Radio Nacional de España fue fundada por José Millán-Astray y Terreros en Salamanca el 19 de enero de 1937, en plena Guerra Civil Española, adoptando el adjetivo "nacional" del bando rebelde y dependiendo de la recién creada Delegación del Estado para Prensa y Propaganda. Sus estudios estaban en el Palacio de Anaya de la capital salmantina, sede de la Oficina de Prensa y Propaganda cuyos primeros directores lo fueron asimismo de Radio Nacional de España.
El primer emisor, con una potencia de 20 kW, de la marca Telefunken, fue un regalo de la Alemania nazi al Estado Nuevo franquista.
En estos momentos se empieza a conocer el inmenso potencial propagandístico de la radio que sería ampliamente explotado por los dos bandos enfrentados en la contienda civil.
A partir del 14 de junio de 1937 Radio Nacional de España asume las funciones de cabecera de la radio del bando franquista. Hasta esa fecha esa función la había venido desempeñando Radio Castilla de Burgos, la cual elaboraba la información y la propaganda que obligatoriamente debían emitir todas las emisoras que iban cayendo en manos de los sublevados a la Segunda República.
Durante los primeros años de la Segunda Guerra Mundial, hasta el desembarco aliado en Italia en 1943 y el revés alemán en Stalingrado, Radio Nacional de España colaboró con las Potencias del Eje retransmitiendo los noticiarios en español de las radios oficiales alemana e italiana.
Una vez terminada la Guerra Civil española, Francisco Franco, como Caudillo de España, dictó una orden el 6 de octubre de 1939 por la que sometía a censura previa de Falange Española y de las JONS la programación de las emisoras privadas de radio y además otorgaba a Radio Nacional de España la exclusiva de los servicios informativos.
Como consecuencia de esta orden todas las emisoras, tanto públicas como privadas, debían conectar con Radio Nacional de España para transmitir los diarios hablados elaborados por la cadena oficial.
Estos diarios hablados, normalmente uno a mediodía y otro por la noche, eran conocidos como el parte, término de reminiscencia militar, que recordaba los partes de guerra, tanto es así que se iniciaban con el toque de atención de un cornetín de órdenes, y más adelante con una llamada militar a reunión del siglo XV (que se hizo famosa) y finalizaban con otro, seguido por la invocación Gloriosos caídos por Dios y por España. ¡Presentes! y a continuación el Himno Nacional.
En esta situación, la única información, distinta de la oficial, a la que podían acceder los españoles eran los informativos en español de la BBC, Radio Francia Internacional o los de Radio España Independiente, conocida como La Pirenaica, una emisora creada por el Partido Comunista de España con sede en Bucarest (Rumanía).
Aunque ya desde los tiempos de la guerra civil se habían venido efectuando diversas emisiones para el exterior en varios idiomas, hasta abril de 1945 no se instala el centro emisor de Onda Corta de Arganda del Rey (Madrid) dotado con un emisor de 40 kW, muy potente para la época, cuando el servicio exterior adquiere gran importancia, con emisiones, tanto en español como en inglés, especialmente destinadas a América.
 
https://sites.google.com/site/radiocedillo/radio-y-television/RTVE-Arganda.jpg
 
El centro emisor de Arganda del Rey (Madrid) lleva funcionando desde 1944,
entonces era el único emisor, con sólo 40 kilovatios de potencia, que sucesivamente fueron aumentando hasta los actuales.
Las emisiones de radio digital en Onda Media de RNE se difunden en la actualidad también desde el centro emisor de Arganda, con un transmisor de 10 kW en la frecuencia 1.359 (O.M.).
A partir de este momento se inicia un lento caminar de la radio pública española, motivado por la penuria de medios por una parte y el bloqueo internacional por otra y que impediría, hasta 1955, el ingreso de Radio Nacional de España en la Unión Europea de Radiodifusión (UER).
A finales de los cincuenta y principio de los sesenta comienzan a introducirse avances técnicos como la Frecuencia Modulada (FM) y las emisiones estereofónicas.
En 1964 se produce la primera gran reestructuración de Radio Nacional de España. Se crea una red de centros emisores territoriales dotados de potentes emisores de Onda Media, con potencias entre 250 y 600 kW, que permiten una cobertura total del territorio nacional y, en condiciones aceptables, de buena parte de Europa. Estos centros normalmente emiten la misma señal, al estar interconectados con los estudios centrales de Madrid, aunque también disponen de estudios en sus cabeceras territoriales para emitir información propia en determinados intervalos horarios.
 
 
El centro emisor del Atlántico, en Santa Cruz de Tenerife (Islas Canarias) fue inaugurado el 21 de septiembre de 1964, haydos equipos de 50 kilovatios cada uno de onda corta y 1 de 250 Kw en Onda Media (A.M).
Mensaje del Jefe del Estado D. Francisco Franco, en la inauguración de la emisora de onda corta de Canarias.Fuente diario ABC del 22 de septiembre de 1964.
Difundido por la emisora de onda corta de Radio Nacional de España de Santa Cruz de Tenerife, el 21 de septiembre de 1964.

Canarios y españoles todos:
En los días de nuestro glorioso Movimiento Nacional, una pequeña emisora de 20 kilovatios, desde El Tablero de Tenerife, fue uno de los escasos medios con que entonces contábamos para hacer oír nuestra voz en el extranjero y en la propia Península, frente a las falsedades y tergiversaciones del enemigo.
Desde hoy, dos potentes emisoras de onda corta, establecidas, en las Islas Canarias, orientan sus sistemas de antenas directas hacia Hispanoamérica, Norte de África y la Península. Nuevas y extensas zonas de servicio van, a ser incluidas de esta forma en el mapa radia! de las emisiones en lengua española. Este hecho se nos aparece pleno de significado. Por un lado, Canarias mira hacia la Península y llena los cambios del aire con su mensaje de renovado amor y fidelidad, integrándose a sí misma e integrando a todos los españoles en el común quehacer de la Patria. Por otro lado, se convierte, una vez más, en el eslabón último de la gran empresa de surcar los mares y ganar para España voluntades, inteligencias y afectos en aquellos países que hablan nuestro idioma y llevan nuestra misma sangre.
Con la puesta en funcionamiento de estas emisoras de onda corta de Radio Nacional de España, las Islas Canarias permanecen fieles a su destino hist6rico, el de ser avanzada de la tierra hispana, el último paisaje entrevisto y añorado por los navegantes que se lanzaban a mundos desconocidos, puerto de provisión en el camino de América, a la que ha dado sus mejores. En la línea de esta constante hist6rica, las Islas Canarias se convierten ahora, con su centro emisor de onda corta, en base atlántica firme, desde donde será propagada la verdad de España, su transformación y su grandeza, a un mundo que nos oye y nos entiende, que se siente heredero a su vez de los más altos destinos espirituales.
La radio salva las fronteras, penetra en los hogares y siembra la semilla de la solidaridad y el buen entendimiento. Por ello, convencido de esta realidad, de la enorme fuerza que la radio tiene como instrumento de comunicación social entre los pueblos, el Gobierno español está llevando a cabo una política radiodifusora que hoy, con la inauguración de las dos emisoras de onda corta de Canarias, cubre una de sus realizaciones más importantes, contribuyendo a nuestro sistema de transmisión en onda corta, que ha de completarse en breve con seis emisoras de gran potencia, que garantizarán nuestra presencia constante en Hispanoamérica y en el resto de las zonas de mayor interés, en óptimas condiciones de recepción.
A todos los españoles que me escuchan, donde quiera que estén, en alta mar o en tierra firme, en suelo africano o en los lejanos países que España descubriera para la civilización cristiana, un saludo muy cordial desde este nuevo centro emisor del Atlántico, en las Islas Canarias, que han recabado puesto avanzado en la tarea conjunta de hacer una, grande y libre a nuestra Patria.
¡Arriba España!
En noviembre de 1965 aparecía una emisora en FM denominada Radio 2 (desde 1994 Radio Clásica de RNE) a través de una red de emisoras en FM, dedicado especialmente a la música, aprovechando las especiales cualidades que para ello ofrece este método de transmisión.
También se crea una cadena paralela, de carácter comercial, denominada Radio Peninsular (desaparecida en 1973, a excepción de su emisora de Barcelona, en 1984).
Tras la reestructuración de Radio Nacional de España en los años cincuenta, con la creación de los Centros Emisores Regionales, las emisoras locales se transformaron en una cadena paralela con el nombre de Radio Peninsular "La más musical".
 
Radio Peninsular de Madrid, era una emisora de radio histórica que desapareció en 1979, tras la reestructuración de Radio Nacional de España, cadena a la que pertenecía.
Fue inaugurada el 2 de febrero de 1960. Emitiendo con una potencia de 50 KW.
Era la tercera emisora de radio de Madrid más escuchada después de Radio Madrid y de Radio Intercontinental.
A diferencia de la emisora madre (R.N.E.), Radio Peninsular se financiaba con la abundante publicidad que emitía.
Su programación era esencialmente musical, y por ella pasaron algunos de los profesionales más importantes de la radiodifusión española.
Desde las 7 de la mañana, que empezaban sus emisiones, hasta las dos de la madrugada que finalizaban, cabían todos los géneros musicales, jazz, folk, clásico, pop, etc.
Sus voces más populares fueron, Carlos Tena (Buenos Días), José Luis Uribarri (Matinal), Pepe Verdú (Radioperiódico), Mariano Otermin (Al volante), José Ramón Pardo, Luis del Olmo, Miguel Ors, Manuel Campo, Juan Manuel Gozalo y José Angel de la Casa.
 
 
https://sites.google.com/site/radiocedillo/radio-y-television/RTVE-Noblejas.jpg
 
En 1971 Radio Nacional de España inaugura un nuevo centro emisor de onda corta para el servicio exterior. Este nuevo centro, que supera con mucho al de Arganda, se sitúa en la localidad toledana de Noblejas, este nuevo centro emisor de onda corta contó al principio con seis transmisores de 350 kilovatios cada uno y 25 antenas, con mando electrónico a distancia.
Este servicio denominado Radio Exterior de España - R.E.E. sufriría en 1975 una profunda reorganización, potenciándose las emisiones con destino a los españoles en todo el mundo y suprimiéndose las emisiones en lenguas eslavas que hasta entonces se venían transmitiendo con destino a los países tras el Telón de acero.
Con la llegada de la democracia se producen diversos cambios. Uno de ellos es la supresión el 25 de octubre de 1977 de la obligación de conexión de las emisoras privadas con Radio Nacional de España para la emisión de sus diarios hablados. A partir de entonces cada emisora era libre de elaborar los contenidos de sus propios informativos.
En 1979 se extiende a toda España otra emisora más, denominada Radio 3 de RNE a partir de entonces, que había venido funcionando desde 1953 sólo en Madrid, con contenidos educativos y culturales y que fue ampliando su programación a temas musicales.
De forma paralela a las emisoras privadas y a las de Radio Nacional de España, durante la dictadura habían venido funcionando otras cadenas semioficiales (autorizadas), pertenecientes a la Cadena de Emisoras Sindicales - C.E.S., al Movimiento, R.E.M. - Red de Emisoras del Movimiento y a la Organización Juvenil, C.A.R. - Cadena Azul de Radiodifusión.
Disueltas las cadenas, sus emisoras se engloban el año 1981 en una sociedad estatal denominada Radio Cadena Española - R.C.E. No obstante, algunas de estas emisoras tuvieron que ser clausuradas al no estar sus frecuencias comprendidas entre las asignadas a España en los convenios internacionales de distribución del espectro radioeléctrico.
En 1989 las 70 emisoras de Radio Cadena Española se fusionaron con Radio Nacional de España, convirtiéndose en Radio 4 de RNE, una cadena de 24 emisoras en Frecuencia Modulada de ámbito autonómico. Su elevado coste económico y su escasa audiencia fue la causa de su desaparición del 24 de julio de 1991 al conectar con Radio 1 (desde 2008 Radio Nacional de RNE). Excepcionalmente, Radio 4 de RNE en Sevilla y las emisoras de Ràdio 4 en Cataluña se mantuvieron en activo hasta la clausura de la Expo de Sevilla y los Juegos Olímpicos de Barcelona respectivamente, en 1992.
En 1989 las 46 emisoras restantes de la extinta Radio Cadena Española formaron Radio 5 de RNE (hasta 2008 denominada Radio 5 Todo Noticias), una cadena de ámbito local y de marcado carácter comercial. Su escasa rentabilidad provocó el 18 de abril de 1994 su definitiva reconversión en radiofórmula informativa Todo Noticias.
Con la extinción del Ente Público RTVE y el nacimiento de la Corporación RTVE a partir del 1 de enero de 2007, Radio Nacional de España se convierte en sociedad mercantil estatal.
***********************************
Radio Toledo
Plaza de la Merced, Toledo
En 1933 y en periodo de prueba, con el distintivo de EAJ 49, comenzó a emitir Radio Toledo, y el propietario D. Pedro Pastor, que en 1950 fue comprada por D. Ramón Rato, empresario asturiano.
Las emisiones de prueba comenzaron en el mes de septiembre, y se regularon en 1934 el 1 de febrero.
Esta emisora se convirtió en la cabecera de toda la cadena de la rueda de emisoras RATO hasta la apertura de Radio Cristal de Madrid.
En abril de 1990 la ONCE se hizo la propietaria y surgió Onda Cero Radio, que hoy pertenece a Antena 3 Televisión.
Su primer director fue D. Manuel Martín y a este le sucedió D. Ángel Aguilar Navarro, funcionario este de telégrafos y valenciano de nacimiento.
La emisora tenía un horario de 17:00 a 18:30 y de 21:00 a 22:30, desde los estudios en la calle Silleria de Toledo.
En 1984 el Ayuntamiento de Toledo dedicó a la emisora la Plaza de la Merced, donde actualmente tiene sus estudios, siendo en la actualidad el único medio de comunicación que tiene este privilegio en la capital regional.
 
Radio Toledo emite en la onda media en amplitud de modulación en la frecuencia de 1080 KHZ y su segunda, emisora se inauguró en 1979 en FM, Radio Tajo en 100.8 MHZ., en la actualidad año 2011 emiten con el indicativo, Onda Cero Radio Toledo.
Al igual que Radio Toledo en 1934 se puso en funcionamiento Radio Talavera de La Reina, emisora EAJ 67 desde la calle Mayor nº3 de Talavera de La Reina, hoy desaparecida en onda media.
------------------------------------------------------------------------------------------------
Un poco de la historia de Radio Intercontinental de Madrid
 
En el mes de abril de 1950 se inauguró Radio Intercontinental de Madrid, sus primeros dueños la familia Serrano Súñer, hasta la primera década de este milenio. A partir de 2009, su actual propietario, Julio Ariza, Presidente del Grupo Intereconomía.
En 2009, el cambio de titularidad y su inclusión en el Grupo Intereconomía han marcado una nueva etapa cuyos resultados aún están por ver.
Cuenta Aníbal Arias Ruiz, uno de los investigadores que más han estudiado los primeros años de la radiodifusión española, que el 9 de enero de 1947 se constituyó en Madrid la Compañía de Radiodifusión Intercontinental con la finalidad inicial de llevar a cabo la instalación de una emisora de 200 kilovatios en la isla de Fernando Poo, en la llamada meseta de Musola. El proyecto técnico de la emisora Radio Intercontinental fue presentado en 1948, durante las Ferias de Junio de Barcelona, por una empresa extranjera: La Brown-Boveri. Pocos meses después, la empresa instaló la emisora en un chalet de Santiago de Alba. El emisor fue colocado en la cocina de dicho chalet, situado en la calle Diego de León de Madrid, a la altura del número 50. Mientras se iniciaban los trabajos de montaje sus estudios de radio, la Compañía, que situó sus oficinas en Madrid, procedió a la instalación de un moderno equipo emisor de 10 kilovatios de potencia. Desde el año 1949 al 1950, se acondicionó el local, insonorizándolo e improvisando un pequeño estudio para actuaciones en público. Entre tanto, se tramitaron los correspondientes permisos para la salida al aire de la emisora.
Constituida en Madrid el 14 de diciembre de 1946, con un capital social de 600.000 pesetas (3.606,07 €uros), la Compañía pretendía unir tres continentes a través de la radio: Europa desde Madrid con África desde la isla de Fernando Poo y América, desde Buenos Aires. De ahí “Radio Intercontinental”. La idea no era original ni exclusiva de esta sociedad radiodifusora. El primer intento español para conectar África con Europa se perfiló ya en 1910, con la constitución de la Compañía Nacional de Telegrafía Sin Hilos, filial de la Marconi Gíreles Telegraph Company Limited. En aquel momento, ya figuraba en los planes de aquella Compañía el establecimiento de estaciones de radio en Cádiz, Las Palmas, Tenerife, y un trayecto que llevaba directamente a la isla de Fernando Poo y la, entonces, Guinea Española.
Tres años más tarde, en 1950, el equipo emisor de 10 kilovatios entra en funcionamiento como nueva emisora regular de Madrid, capital de España, bajo el indicativo de “Radio Intercontinental”. Conviene recordar que Radio España de Madrid, probablemente su competidora más directa, estaba funcionando desde 1924. A la puesta en marcha de la nueva emisora siguió la constitución de su red de 19 emisoras asociadas entre las que figuraban en el año 1951 “Radio Lugo”, “Radio Gijón”, y “Radio Asturias”.
Poco después llegarían, también, los acuerdos comerciales con otras emisoras extranjeras, como “Radio Lisboa Renascença”, “Radio Oporto Renascença” y “Radio África”, de Tánger. Radio Intercontinental, al amparo del régimen de emisoras comarcales de radiodifusión, recibió, en 1955, una prórroga de la concesión por doce años, situando sus instalaciones de alta frecuencia en las cercanías de Aravaca (Madrid), con una potencia en antena de 20 kilovatios.
Por esta época, la compañía de Radiodifusión Intercontinental incorporó como asociadas nuevas emisoras, hasta conseguir incorporar a su compañía 25 emisoras E.A.J. locales.
A finales de la década de los 70, la Compañía Intercontinental empezó a apostar por las emisiones en FM. En Madrid, la experiencia de Onda Dos de Radio España y de otras F.M. de Madrid, ya eran una realidad. A mediados de la década de los ochenta, el indicativo de las emisiones en F.M. pasó a denominarse Radio Vinilo, con una programación basada en la música Pop.
A partir de la década de los 80, sus planteamientos programáticos poco definidos y el continuo envejecimiento de su audiencia, hicieron descender su peso específico en los rankings de la radiodifusión española.
En los últimos años del milenio, lo más significativo fue el hecho de que Radio Intercontinental decidió recurrir al alquiler de espacios de emisión para emitir programas producidos por los propios patrocinadores. La crisis económica que sufrió España a partir de 1992, una vez acabada la Expo de Sevilla y los Juegos Olímpicos, provocó un declive de la emisora que llevó a una importante reducción de programas de producción propia. El alquiler de tiempos de antena y la cesión de la señal a Onda Cero, fueron las señas de identidad de esta etapa.
Radio Intercontinental llegó a un acuerdo con Onda Cero para emitir alguno de los programas de esa emisora. Entre, ellos el programa “Protagonistas” de Luís del Olmo que entonces formaba parte de su programación. Ni siquiera la puesta, a partir de la década de los 80, por una parrilla de emisiones basada en bloques horarios pudo evitar la presión publicitaria de la televisión y, como consecuencia, la pérdida de muchos patrocinadores de la emisora. La aparición de la televisión privada, a finales de la década de los 80, produjo un nuevo marco para la inversión publicitaria, provocando un desplazamiento de la publicidad radiofónica hacia la televisión.
En septiembre de 2009, el Grupo Interconomía adquirió el 96,7% de la Compañía Radio Intercontinental S.S.(CRISA). A partir de entonces, la emisora ha convivido con la otra marca radiofónica del Grupo: Radio Intereconomía.
Información de Radio Intercontinental de Madrid. Año 2012
//////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

 

 

La DRM

Cuando se escucha un programa en un radio de ondas cortas, rápidamente puede el oyente identificar ciertas características en el sonido que distinguen a estas frecuencias de otras a la que está acostumbrado a sintonizar.

En ocasiones la señal se encuentra acompañada de ruidos, desvanecimientos o interferencias en algún grado. Entre otras causas, esto ha ocasionado que numerosos oyentes dejen de oír cada vez más a las ondas cortas a favor de las emisoras de AM y FM, sobre todo en los últimos años con la aparición de emisoras locales en lugares en donde no había.

Gracias a una nueva tecnología que ahora ha aparecido, la DRM, no es aventurado afirmar que dentro de algunos años el panorama se revierta, y en un futuro no muy lejano volvamos a vivir de nuevo “los años dorados” de la radio. La DRM, Digital Radio Mondiale, o Radio Digital Mundial, en español, es un sistema que renovará la radio, eliminando interferencias, ruidos y desvanecimientos propios de la modalidad de amplitud modulada, incluyendo a las transmisiones en ondas cortas, las cuales serán sintonizadas en nuestros receptores con un sonido mejor que de las estaciones locales de Frecuencia Modulada.

Por supuesto que con la DRM no se eliminará totalmente el desvanecimiento en las ondas cortas, ya que este es un fenómeno natural, pudiendo entrecortarse momentáneamente la señal recibida en DRM, sobre todo si se reside en la periferia de la región a donde va dirigida la señal o en una región vecina al blanco primario de recepción de la emisión. Tampoco significa que toda emisión en DRM dirigida a nuestra zona la vayamos a captar instantáneamente: dependerá de la propagación adecuada de la señal, de su potencia y la sensibilidad de nuestro equipo receptor.

Pero la DRM tiene otra prestación, y muy importante: la posibilidad de recibir texto, imágenes y hasta pequeños videoclips juntos con la señal de audio. Esto tendrá gran impacto cultural en las zonas en donde es costoso o difícil introducir la televisión, las comunicaciones vía satélite y la Internet, servicios que en breve plazo tendrán que modificarse debido a la competencia que en algunos aspectos les va a hacer la DRM, la cual va a tener un tremendo impacto sociocultural, como puede preverse. No es difícil imaginar, por ejemplo, que en la radiodifusora ubicada quizá a miles de kilómetros se esté transmitiendo una charla sobre mejoramiento de tecnología para estudiantes en escuelas, un programa musical o de entretenimiento o bien un boletín meteorológico y el oyente podrá ver si así lo desea, las imágenes que se están produciendo simultáneamente, en la pantalla de su ordenador, texto o fotografías relacionados con los contenidos de esas transmisiones. El uso del ordenador aún es indispensable para escuchar la emisiones, pero pronto será posible recibir la señal de audio sin uso del ordenador, inclusive habrá receptores para automóviles, y posteriormente, de bolsillo.

Los receptores aún son costosos, ya que ésta tecnología se encuentra en pleno desarrollo. Sin embargo, tal como sucede en la introducción de nuevas tecnologías que se pretende sean usadas masiva y globalmente, los artículos electrónicos bajarán poco a poco de precio teniendo al mismo tiempo más prestaciones y calidad en general, gracias al sistema de competencia de las grandes corporaciones en los mercados mundiales.

La historia de la DRM inicia en 1994 en París Francia, en donde organizaciones radiofónicas, industriales y de investigación científica se reunieron para desarrollar un proyecto concreto en atención a un llamado que para incorporar la tecnología digital a la amplitud modulada hizo la Unión Internacional de Telecomunicaciones en 1992. El 4 de abril de 1997 se reúne formalmente, por primera vez, en Las Vegas, Nevada, EUA, el Consorcio DRM. En una reunión organizada por la Academia China de Ciencias de la Radiodifusión, en Guangzhou, China, el 3 de marzo de 1998, 20 instituciones iniciaron los planes en concreto para la creación y desarrollo de un sistema digital para mejorar la radio en frecuencias por debajo de los 30 MHz. y que pudiera ser aplicable en todo el mundo. Para fines de 1998, esta organización ya tenía 68 miembros de 27 países. El 4 de abril de 2001 la ITU recomendó la aplicación del DRM a las comunicaciones en ondas largas, medias y cortas. La DRM fue rápidamente superando diversos problemas técnicos, y el 14 de septiembre de 2002 fue presentado el primer receptor doméstico para este sistema. El 16 de junio del 2003, en Europa varias emisoras realizan la primera transmisión pública, y en Ginebra, Suiza, oficialmente se inaugura ese día la DRM con demostraciones públicas de recepción.

Ya existen transmisiones internacionales regulares en ondas cortas en DRM, que por lo pronto no sustituirá a la modalidad de AM, solo se está ofreciendo como una alternativa más. Muchos de los actuales transmisores en amplitud modulada seguirán operando por dos o tres décadas, hasta su total incosteabilidad de mantenimiento o inutilidad.

La DRM puede aplicarse a las ondas largas, medias y cortas, a diferencia de otros sistemas digitales como el DAB británico y el iBiquity norteamericano, que no buscaron ser aplicados en las ondas cortas.

La tecnología DRM ha sido recomendada por la ITU para su aplicación en un estándar universal, siendo el único sistema digital que tiene grado de aceptación. También otros organismos, como la EBU, European Broadcasting Union, reconocen a la DRM como tecnología de incorporación inmediata a las radiocomunicaciones.

La aplicación de la DRM no necesita nuevas frecuencias ni nuevas antenas. Las existentes pueden usarse sin necesidad de ajuste alguno.

Existe la posibilidad de usar la misma antena y transmisor para emisiones simultáneas.

En un mismo canal podrían realizarse emisiones en varios idiomas simultáneamente.

Con DRM, la potencia requerida de un transmisor para cubrir un área determinada es aproximadamente la cuarta parte de la que se requiere usando la amplitud modulada. Esto significa que con un solo transmisor se puede cubrir un área mayor.

También existe la posibilidad de que transmisores de construcción reciente, no diseñados originalmente para operar en DRM, puedan ser modificados para el uso de esta tecnología.

La DRM es una tecnología sin propietario, o sea que su uso podrá hacerse sin pagar derecho alguno.

--------------------------------------------------------------------------

Sistema de transmisión “DAB”

DAB (Digital Audio Broadcasting, Emisiones Digitales de Sonido) apareció en 1994 y fue inventado por La Unión Europea de Radiodifusión y la Unión Europea a través del proyecto Eureka 147. Por lo tanto es un proyecto europeo. Es evidente que otros países están estudiando el tema, pero lo hacen por sistemas diferentes.

Técnicamente esta forma de difusión SE CONFIGURA EN BLOQUES, que contienen varios canales estérero y múltiples servicios, con UN ANCHO DE BANDA INFERIOR A 1,5 Mhz que se puede dividir en varias portadoras de señal (ahora la FM tiene sólo una).
LA SEÑAL ES COMPRIMIDA (se filtra para transmitir sólo lo que el oído humano es capaz de percibir, con lo que se reduce 7 veces la cantidad de información a transmitir); también ES CODIFICADA, y se hace por medio de un sistema Musicam-mpg con un bit rate (volumen de bits por segundo transmitidos) de 192kbps, que proporciona una calidad similar a un cd.

Según la norma ETS 300 401 se definen TRES MECANISMO PARA TRANSMITIR DATOS, que a la postre son los que diferencia la radio digital de la tradicional frecuencia modulada, y son:

PAD; (datos asociados al programa). Se extraen de la trama Musicam (sistema que transmite a 192Kbps y da calidad similar a cd en emisiones) en el decodificador.

DSL= Dinamic Label Segment. Se utiliza para la información anexa al audio que irá en formato ASCCI.

NPAD; datos no asociados al programa. Se pueden enviar como un paquete de información independiente.

Los datos a transmitir siguen la norma EN 301 234 (el protocolo MOT).

Después de las primeras pruebas de DAB la UTI (Unión Internacional de Telecomunicaciones) estableció los principios técnicos en un documento que luego el Instituto Europeo de Estándares de Telecomunicaciones (ETSI) recogió en la norma ETS 300401.
En la conferencia de Wiesbaden (Alemania) 1995 se regularizó la distribución de frecuencias del DAB. Así pues, los diferentes canales y bloques fueron adjudicados a los distintos países europeos, los cuales a su vez, los han regularizado y adjudicado.
La comisión europea hizo, en marzo de 2000, un documento en el que se asentaban las bases para la progresiva implantación del DAB. Entre ellas podemos destacar: necesidad de comprimir la señal con el fin de dejar frecuencias libres, que los gobiernos de los países hagan sus propias reglamentaciones para hacer el paso de radio normal a digital lo más ordenadamente posible; aunque también ponía de manifiesto que se debería hacer una reglamentación común en Europa, utilización de la FM después de la implantación del DAB...

Como es de suponer la radio digital no podremos sintonizarla en los aparatos que tenemos en la actualidad. El receptor DAB, según el estándar Europeo, debe poder trabajar en frecuencias que vayan desde los 174Mhz a los 240Mhz (en banda III) y entre 1452Mhz y 1492Mhz (en banda L). Deberá contar con una salida de audio y según los modelos y necesidades con salida para datos. Deberá ser capaz de detectar el modo de transmisión y conmutar al modo de recepción correspondiente. El codificador utilizará una frecuencia de muestreo de 24 a 48 KHz y tendrá que ser capaz de conmutar entre las distintas tramas de datos cuando sea necesario (según los datos que se quieran recibir o si nos estamos desplazando). Debe ser capaz de decodificar un programa de audio estéreo con una tasa binaria de 256Kbit/seg. En caso de servicio cifrado (de pago) el receptor deberá informar al usuario-usuaria de este servicio. Es recomendable que tenga un display de 8 caracteres alfanuméricos (letras y cifras) como mínimo, que informen del servicio prestado, tipo de programa, trama y segmento seleccionado.

La cobertura puede ser local, regional nacional y supranacional. El sistema es capaz de añadir constructivamente las señales procedentes de diferentes transmisores en el mismo canal, lo que permite establecer redes de frecuencia única para cubrir un área geográfica determinada en la que es posible utilizar pequeños transmisores para cubrir las zonas de sombra dejadas por aquellos.

-----------------------------------------------------------------------------

La propagación de las ondas

El trabajo de propagar las ondas es de la antena transmisora, las antenas están sujetas a características que las hace muy efectivas o poco efectivas. Para transmitir con eficiencia la longitud de la antena debería de ser igual a la longitud de la onda electromagnética, bien, a la mitad o a una tercera parte, esto implica que su eficiencia se vaya reduciendo, pero si analizamos el largo de onda de una frecuencia baja, la antena tendría que ser muy grande. Este inconveniente se supera utilizando ondas de alta frecuencia y por lo mismo de una longitud de onda relativamente corta.

Las ondas electromagnéticas se dividen en bajas o de tierra y elevadas o altas, las ondas se propagan en todas direcciones, pero no toda la energía radiada es útil o aprovechada debido a la curvatura de la tierra.

Las ondas bajas inducen corrientes en la tierra y cualquier conductor que esté a su paso, como torres, edificios montañas, etc. ocasiona pérdidas de energía y cada vez la onda recorrerá menos distancia hasta desvanecerse por completo, decir también que las ondas son más eficientes sobre el agua. Otro factor que influye en éstas pérdidas de energía es la frecuencia a la que es transmitida la onda; las frecuencias bajas tienen menos alcance que las frecuencias altas.

La energía radiada hacia arriba (onda elevada), se perdería sin más, si continuara su recorrido hacia el espacio sin retorno hacia la tierra; pero gracias a la ionósfera esto no sucede. La ionósfera se compone de 2 capas de iones y se encuentra en la atmósfera, capa"E" y capa "F". La capa "E" regularmente se encuentra a una altura de 110 Kms., sin embargo puede variar entre 88 y 136 Kms.. La capa "F", se encuentra durante la noche a una altura entre 176 y 400 Kms. tiene la característica que durante la noche está formada por una sola capa, sin embargo durante el día, que es cuando ocurre mayor ionización por efecto de los rayos del sol, se divide en "F1"( altura de día únicamente: entre 136 y 248 Kms.) y "F2"( altura en verano: entre 248 y 352 Kms., en invierno: entre 144 y 296 Kms.).

También durante el día existe otra capa ionizada, la capa "D", la cual se encuentra entre 48 y 88 Kms., y sus efectos no son considerables en las ondas electromagnéticas. Importante es saber que la ionización de la atmósfera se debe a los rayos ultravioleta del sol y probablemente los rayos cósmicos tengan influencia sobre ésta. Por los efectos durante el día las capas tienen un efecto similar al de un oleaje (ondulante). Está comprobado que la capa "F" es la que permite que las comunicaciones de radio sean más efectivas durante la noche y puedan tener un alcance mayor, en tanto que las otras 3 afectan las comunicaciones durante el día, en la medida que se encuentren ionizadas y también por las frecuencias de transmisión.

Cuando las ondas electromagnéticas son de mediana o baja frecuencia, la ionósfera no tiene efecto sobre ellas durante el día y no las ayuda durante la noche, lo cual se debe a que las ondas son desviadas pero ya no pueden regresar a la tierra, a esto se debe que algunas emisoras de radio no se reciban a largas distancias a pesar de que su potencia sea relativamente alta (kilovatios). No es el caso de las frecuencias altas, las cuales sí son reflejadas de forma eficiente, y más en ciertos ángulos al llegar a la ionósfera. Con esto queremos decir que algunas ondas serán refractadas y otras reflejadas; en otras palabras, las refractadas cambiarán de dirección, las reflejadas pueden llegar o no a la tierra nuevamente. Las ondas que arriben a la ionósfera en ángulos abiertos con respecto a la horizontal, serán reflejadas a la tierra y nuevamente reflejadas hacia arriba, hasta que se pierda completamente.

Existe una zona muerta, la cual se encuentra entre el punto donde termina el alcance de la onda baja o de tierra y el punto al cual llega la onda reflejada, con esto queremos decir que cualquier receptor en este espacio, no recibirá la señal enviada por el receptor, y sí otros más alejados. También las zonas muertas están sujetas a la frecuencia de la emisora, a las condiciones en que se encuentre la ionósfera y de la altura de la capa ionizada en la cual tenga lugar la reflexión.

Probablemente una onda elevada con determinada frecuencia, traspase hacia la capa "E" y sea reflejada por alguna de las capas superiores a la tierra. Esto es posible debido a que las capas superiores tienen más facilidad de reflejar ondas de frecuencias más altas.

Otro efecto es el desvanecimiento de la onda, el cual sucede porque dos o más partes de la onda pueden recorrer diferentes caminos para llegar al mismo punto, es obvio que habrá una diferencia en la distancia recorrida, en otras palabras, estarán fuera de fase y por lo mismo, llegarán con diferencia de tiempo. Se dice que dos señales están en fase, cuando alcanzan sus valores positivo y negativo al mismo tiempo, si dos señales están en fase, se suman, pero si están fuera de fase en 180 grados, se cancelarán y desaparecerán. A esto se debe el desvanecimiento de las señales de radio por efecto de las condiciones de la ionósfera.

-----------------------------------------------------------

 

CENTRO EMISOR DE TORRESPAÑA, Madrid


 

Radio Cedillo7-6-2012._ El comienzo de las emisiones de televisión en España tuvo lugar desde el centro emisor del Paseo de la Habana en Madrid, por el canal 4 en VHF (banda II), el día 28 de octubre de 1959.

En 1964 se inauguraron los estudios centrales de TVE en Prado del Rey en Aravaca (Madrid).

El Centro Emisor Torrespaña conocido como “pirulí “en la calle O¨Donnell de Madrid, fue inaugurado oficialmente el 7 de junio de 1982.

Desde Torrespaña se da servicio alos principales radiodifusores españoles, públicos y privados, se difunde la señal de nueve múltiplex de TDT de ámbito estatal y autonómico que suman 43 canales, y los 15 programas de radio analógica más los 3 múltiplex de radio digital que suponen 12 canales.

Los principales objetivos de Torrespaña en 1982 eran responder a la necesidad tecnológica que planteaba la cobertura informativa del Campeonato Mundial de Fútbol en España y ofrecer la señal audiovisual a la ciudad de Madrid, su entorno metropolitano y provincias limítrofes, resolviendo, además, los problemas de cobertura que se producían desde otros centros emisores.

En sus 30 años de historia, Torrespaña ha estado gestionada por tres organizaciones.

Tuvo su origen como Centro Emisor perteneciente a la Red Técnica de RTVE hasta 1989, año en el que pasó a formar parte de Retevisión.

Este operador se encargó de la modernización, desarrollo y gestión de esta red durante 14 añoshasta que, en 2003, pasó a formar parte de Abertis Telecom, que en la actualidad dispone de más de 3.000 centros en todo el territorio nacional.

--------------------------------------------------------------------------

 

Un poco de historia de la televisión en España

 

A partir de una fecha indeterminada entre 1951 y 1952, lo que años más tarde se denominará TVE comenzará sus emisiones en prueba. Las emisiones regulares se iniciarán en 1956: la prehistoria de la televisión en España había finalizado.

El 28 de octubre de 1956 comenzaron oficialmente las emisiones regulares en España. Los programas inaugurales se iniciaron a las 20:30 y el contenido consistió en la retrasmisión de una misa, unos discursos oficiales, la exhibición de dos entregas del NO-DO, unos reportajes filmados y las actuaciones de unas orquestas y de los ‘Coros y Danzas’. Las emisiones se hacían desde un ‘chalet’ del Paseo de la Habana madrileño que disponía de un minúsculo plató de unos cien metros cuadrados. Durante casi tres años TVE fue una televisión local con ámbito de cobertura limitado exclusivamente a la ciudad de Madrid.
Dos años y medio más tarde, en febrero de 1959, se estrena el servicio en las ciudades de Barcelona y Zaragoza.
Sea como fuere, se tardó años en que la gran mayoría de los españoles tuviera acceso a los programas. La televisión llegó a ‘las dos castillas’ aprovechando el repetidor colocado en la Bola del Mundo en la sierra de Guadarrama, en octubre de 1959, a Valencia en febrero de 1960, a Bilbao en diciembre de 1960 (desde agosto los bilbaínos recibían programas... con un día de retraso), a Galicia y Sevilla en octubre de 1961 y, dando por cerrada la red, a Canarias en febrero de 1964 (también en este caso se emitían los programas un día más tarde que en la península).

Puede decirse que la edad de oro se inicia con la inauguración de los estudios de Prado del Rey en 1964, que acaban con la precariedad técnica de los orígenes, y continúa con la puesta en marcha de la oferta complementaria de TVE 2 (conocida popularmente durante lustros como “el UHF”).

En los primeros meses de 1965 comenzaron las emisiones en pruebas de la segunda cadena y el 15 de noviembre de 1966 las emisiones regulares. La segunda cadena nació con unos medios ridículos: un par de despachos en Prado del Rey, una unidad móvil construida por módulos, un estudio de cincuenta metros cuadrados con una mesa, una silla y poco más. De hecho, hasta 1982, el UHF no tendrá una cobertura verdaderamente estatal.

El Congreso de los diputados aprobó la ley de los terceros canales de televisión en diciembre de 1983; pero EITB, Euskal Irratí Televista, la televisión vasca, aprobada previamente por una prerrogativa de su Estatuto de Autonomía y TV 3, la catalana, se había creado meses antes (mayo de 1982 y mayo de 1983, respectivamente). A lo largo de la década de los años ochenta fue apareciendo una primera generación de televisiones autonómicas que constituyeron la FORTA, Federación de Televisiones Autonómicas: EITB (que comenzó sus emisiones el 31 de diciembre de 1982) TV3 (inauguración en enero de 1984), TVGa, (Televisión de Galicia, julio de 1985), Canal Sur (Andalucía, 1987), Tele Madrid (Madrid, 1989), Canal 9 (Comunidad Valencia, 1989). A lo que en la segunda mitad de los años noventa se han incorporado las televisiones autonómicas de las Islas Canarias (TVC) y de Castilla La Mancha (CMT), y antes los segundos canales de las emisoras de ‘primera generación’ (ETB 2, Canal 33/K3, Punt 2, Canal 2 Andalucía, La Otra).

En el mercado televisivo español, aparecieron a primeros de los noventa tres televisiones privadas de cobertura estatal. Dos de ellas de programación en abierto y de programación generalista similar a la de TVE 1: Antena 3 y Tele 5, que iniciaron sus emisiones en diciembre de 1989 y marzo de 1990 respectivamente; y una tercera de pago, Canal + que comenzó su programación en septiembre de 1990, codificada en lo más significativo de su emisión pero con varias horas en abierto y también con una programación de tendencia generalista.

España fue uno de los países pioneros en el inicio de las emisiones de TDT, desde que en 2000 se iniciaron las emisiones de la plataforma de pago Quiero TV y de algunos canales en abierto, la implantación de la TDT ha sido prácticamente nula. Hasta el 2005.

1998: Telefónica intenta, mediante varias filiales obtener permiso para operar en pruebas en la Comunidad de Madrid en emisiones digitales. Sin embargo, nunca logró obtener ninguna licencia que le permitiera realizar tales operaciones. Por su parte, se realizan las primeras pruebas técnicas desde la Torre de Collserola (Barcelona) por parte de la televisión pública de Cataluña.

- 1999: El 18 de junio se concedió a Onda Digital (posteriormente denominada Quiero TV, con Retevisión como socio de referencia) la concesión para explotar el servicio de televisión digital durante un tiempo de 10 años, con posibilidad de renovación por periodos similares.

- 2000, año del comienzo de emisiones: El 5 de mayo comenzaron las emisiones de Quiero TV, plataforma que llegó a contar con casi una veintena de canales temáticos, entre los que se encontraban los canales premium de Vía Digital llamados Gran Vía. Además, la empresa obtuvo una licencia para operar en la TDT de la Comunidad de Madrid a través de Quiero Madrid. En este año (en concreto, el 1 de octubre) salieron las emisiones del ente público de la Comunidad de Madrid: por un lado Telemadrid (misma programación que en analógico), y por otro, La Otra (segundo canal de Telemadrid, dedicado a la cultura y a la sociedad.

Ese mismo año 2000, se otorgaron dos licencias de carácter autonómico en la Comunidad de Madrid: Onda Seis (participada por Vocento, complementaba boletines informativos y reportajes con amplios servicios interactivos con vocación informativa y de servicio público) y Quiero Madrid (canal en abierto gestionado por Quiero TV).

2001: La Otra (Telemadrid) comienza sus emisiones regulares el 19 de marzo. Por otra parte, Quiero TV ofrece internet a través de la televisión, desarrollando la interactividad como uno de sus puntos fuertes. Sin embargo, la compañía mostraba síntomas de inquietud, puesto que había continuos despidos, reajustes de plantilla, ... Los accionistas empiezan, además, a tener discrepancias sobre el modelo de negocio y las posibilidades que les ofrece el mercado. - En junio de 201 se conceden las licencias para dos nuevas cadenas generalistas de cobertura nacional: Veo TV y Net TV. La primera está participada por Recoletos y el diario El Mundo, mientras que la segunda tiene detrás al grupo Vocento.

- 2002: Se inician en abril las emisiones en TDT de los canales nacionales que emiten en analógico: TVE1, TVE2, Antena3, Telecinco y Canal+ (sólo programación en abierto). Sin embargo, la implantación de la TDT no despega y el número de abonados a Quiero TV queda estancado. Esto puso en completo peligro la viabilidad de la plataforma, que finalmente dejaría de prestar servicio en junio de ese mismo año. Siempre resultará curioso cómo algunos accionistas nunca quisieron vender la compañía, sino directamente cerrarla. Fueron muchas las controversias creadas entre directivos y trabajadores, aunque las empresas accionistas también protagonizaron algunos escándalos por sus desavenencias.

En mayo de 2002 dan comienzo las emisiones de TVC en TDT con dos señales: TV3 y Canal33. Casi desde el comienzo, se realizaron varias pruebas técnicas sobre el estándar MHP.

Tras el fracaso de Quiero TV (la que podría ser considerada como "TDT de pago") y su cese de emisiones, el espacio radioeléctrico que utilizaba quedó libre. Una pequeña parte de éste fue utilizado para que pudieran ver la luz las nuevas cadenas generalistas Veo TV y Net TV el 18 de junio, prácticamente un año después de obtener las licencias.

Desde junio de 2002 hasta marzo de 2004 no hubo ninguna novedad en la TDT. Ésta había caído completamente en el olvido y nadie presentaba interés por la nueva tecnología. En el mes de marzo se sacó adelante una ley que permitía a Veo TV y Net TV emitir sólo en el 25% del territorio nacional, para abaratar el mantenimiento de las emisiones. Esas emisiones se redujeron a los núcleos de Madrid, Barcelona y Valencia.

En 2004, las cadenas Antena3 y Telecinco, apoyadas por fabricantes, llevaron a cabo una campaña de promoción de la TDT, explicando brevemente cuáles eran algunas de las ventajas que ofrecía la TDT respecto a la televisión convencional. La campaña publicitaria tuvo como efecto que muchos instaladores y antenistas comenzaran a recibir llamadas en las que la gente se interesaba por saber más sobre la TDT.

Por parte del Gobierno, se declara un plan de medidas urgentes para potenciar la televisión digital terrestre.

En 2005 las informaciones que aparecen referidas a la TDT, hacen referencia a los concursos que se convocan bajo la tutela de las Comunidades Autónomas para la concesión de licencias de cobertura autonómica y, sobre todo, de ámbito local.

En junio de 2005 se otorgaron, con el nuevo Plan Técnico elaborado por el Gobierno, dos canales multiplex a RTVE, uno de ellos con posibilidad de desconexiones regionales. Así, se propone a RTVE como principal motor de la TDT, puesto que contará con la oferta más amplia que ningún otro operador.

El 30 de noviembre de 2005 los canales de la televisión digital Terrestre (TDT) deberían de estar en el aire. Antes, los radiodifusores deberán solicitar formalmente sus frecuencias y presentar, a más tardar el 15 de septiembre, un plan con contenidos diferenciados e interactividad.

Comments