Centenario

30 de Agosto de 2011

PRIMEROS INMIGRANTES


http://guraci18.blogspot.com/

QUITILIPI: HACE 100 AÑOS LLEGABA LA PRIMERA FAMILIA DE INMIGRANTES -

Por Belén R. Alvarez

Hoy se cumplen 100 años de la llegada de la primera familia de inmigrantes para radicarse en la zona rural, oriundos Udine, Italia y provenientes del norte santafesino. Se trató de José Cinat  y su esposa  Juana  Tóffolo con el resto de la familia, quedando uno de sus hijos en colonia Esperanza para recolectar la cosecha y entregar las tierras alquiladas. Los pioneros se establecieron en las cercanías de paraje conocido como Coco Blanco, a unos cinco kilómetros al oeste de la actual estación de ferrocarril, el 30 de Agosto de 1911. 
Los relatos de sus descendientes comienzan señalando que el matrimonio Cinat-Tóffolo partió de Udine en 1873 con tres hijos, asegurando que dos niñas: Rosa de tres años y Lucía de cinco fallecieron en alta mar, el cuerpo de la primera arrojada al Atlántico y el otro sepultado en costas uruguayas. Los inmigrantes  padecieron por años largo peregrinar por campos de Corrientes y el norte santafesino, sufriendo la conocida expoliación de los terratenientes con arrendamientos abusivos. Avisados de la propaganda de colonización en el Chaco y buscando nuevos horizontes,   decidieron explorar estas tierras vírgenes por un lugar de mejor trabajo. Eran José  Cinat, Francisco Stácul y Bernardis. Informan  que llegaron hasta Presidencia de la Plaza en tren y desde allí a pie, por la picada que se abría para el tendido de vías del Ferrocarril Central Norte Argentino. Se asegura que llegaron al lote N° 6 donde se encontraba ubicado un  pequeño campamento de gendarmería nacional para custodia de los obreros que trabajaban para el ferrocarril, razón por lo que consideraron conveniente poblar allí. Se indica también que -tras la exploración- los tres regresaron, pero llegados a Santa Fe, Stácul y Bernardis decidieron no volver de inmediato al Chaco, no así José Cinat quien envió a dos de sus hijos, Vicente (24) y Osvaldo (14) para levantar la edificación que les serviría de vivienda, con llegada histórica de toda la familia el día de Santa Rosa de Lima, en 1911. Se agrega que debido a sectores inundados, los Cinat debieron correrse al actual lote N° 13, hoy al sur de la ruta nacional 16 y que por mucho tiempo fue la vivienda grande del grupo familiar con 8 hijos: Albise, Florentina, Luis Gerónimo, Pedro Serafín, Antonio, Rosa María, Osvaldo y Lucía. El histórico lugar está a unos 300 metros de la cinta asfáltica y es ocupado actualmente por el bisnieto Emilio “Pocho” Stácul.
Estos retazos históricos fueron una inquietud permanente de otro bisnieto: Raúl Esteban Cinat, lamentablemente fallecido el 11 de abril del año en curso. De él, esta agencia de NORTE recibió también valiosos aportes y fotos  registrados en publicación del 30 de agosto de 2002. En ese documento se informa que la familia Cinat instaló el primer aserradero en la zona, asegurando haber ganado una licitación para provisión de varillas destinadas al primer alambrado de colonia Campo Feldman, además que en dicho establecimiento se construyeron los bancos para la Escuela N° 303 ubicada en el Lote 42 de colonia Uriburu. Resaltamos además que Raúl fue uno de los animados promotores de dos encuentros familiares cuyo árbol genealógico llegó a registrar nada menos que  1.077 descendientes.
RELATOS DE DOÑA VERÓNICA
Doña Verónica Stácul de Cinat -esposa de don Osvaldo- fue también especial informante de esta agencia de NORTE y con aporte de fotos en publicación que efectuamos el 26 de setiembre de 1981, en el marco recordatorio de los primeros 70 años del poblamiento rural de Quitilipi. En aquella nota, además de ratificar datos, doña Verónica nos dejó algunas anécdotas que merecen reiterarse. Así refiriéndose a las dificultades expresó: “Fijate como habrá sido de difícil que un hermano mío prefirió volverse a Italia e irse como voluntario de la guerra, antes que quedarse en el Chaco”. Al solicitarle más precisiones sobre los peligros existentes señaló: “No era problema con los indios, sino las enfermedades, la falta de alimentos, las alimañas, había que ir hasta Resistencia para conseguir un médico, yo no olvido al doctor Perrando, porque varias veces tomamos té en su compañía” para resaltar la presencia de víboras y felinos: “a veces teníamos que dormir en el techo del rancho”.
El recopilador quitilipense José Luis Recamán le dedica a Doña Verónica una página de su publicación “Personas destacadas de mi ciudad”. Registra el su nacimiento el 21 de diciembre de 1909 en Colonia Rivadavia y su fallecimiento el 24 de abril de 1988, recordando que una calle de Quitilipi lleva su nombre desde 1992.
FOTO:  Foto histórica de la familia de José Cinat y Juana Stóffolo, primeros inmigrantes en zona rural quitilipense.

Comments