QUITILIPI - CHACO - ARGENTINA


CENTENARIO DE QUITILIPI
1912  - 2012

Poema "Quitilipi"


                                                            Escudo de Quitilipi



COMENTARIOS: quitilipi@gmail.com
Menú Principal:
PERSONALIDADES

 Videos:




Link externo:






Contador de visitas

The gadget you added is not valid



Usuarios conectados

The gadget spec URL could not be found


Ubicación

Quitilipi se encuentra prácticamente en el centro Este de la provincia del Chaco y en plena región des Chaco Austral, a la vera de la Ruta Nacional N° 16 (conocida también como corredor bioceánico) Paralela a la Ruta Nacional N° 16 corre un ramal del ferrocarril que conecta rápidamente a Quitilipi con la vecina ciudad de Presidencia Roque Sáenz Peña la cual se ubica unos 25 kilómetros al oeste noroeste; la misma ruta 16 comunica a Quitiíipi con la ciudad de Resistencia, capital de la provincia de Chaco, que se encuentra a unos 120 kilómetros al este sureste de Quitilipi.

Demografía

Hacia el 2001 Quitilipi y su entorno ya superaban los 35.000 habitantes, la inmensa mayoría de la población (como en la mayor parte del país) es argentina con orígenes inmigratorios, especialmente con linajes español, italianos, croatas, libaneses, checos, etc, sumándoseles a estos la población criolla existente antes de la  inmigración. Sin embargo también gran parte de los quitilipenses posee al menos un ancestro aborigen, en especial de las etnias qom'lek, mocoví y wichi.

Reseña Histórica

El primer riel del Ferrocarril llegó al corazón del chaco en los últimos meses de 1911. La inauguración se opero en 1914, al principio fue llamada Estación del Kilómetro 148 (desde Barranqueras).
En el año 1912 el Superior Gobierno de la Nación decretó la medición y creación de la Colonia Presidente Uriburu, llamada después QUITILIPI, tarea ejecutada por el ing. Agrimensor Flemsburg. Fue una de las Colonias más grandes del territorio, reservándose en su centro, sobre las Estaciones de los Kms.148 y 128 espacios para los futuros pueblos de Quitilipi y Machagay.
El 30 de noviembre de 1912 fue instituido como fecha delnacimiento de Quitilipi, según interpretaciones históricas que fueron aceptadas por la comunidad. El ingreso delosprimeros inmigrantes itálicosdata de varios meses atrás.
Las tierras del centro chaqueño, vergel insondable de tobas y mocovíes, fueron cediendo al paso incontenible de la colonización gringa que fue llegando a pie, en carretas, a caballo, en un oleaje inmigratorio de voluntad inquebrantable.

Con bueyes y machetes la colonización fue avanzando en la espesura, espantando a la fauna silvestre y arrinconando al aborigen en reductos cada vez más escasos. Linchi Arribálzagazaga do la Reserva de la Colonia Chaco. El alambrado de las tierras era irreversible.

La libertad marcó al indio irreversibles límites.
Algunos episodios menores derramaron sangre entre indios y blancos, y el trágico "Combate de Napalpí" del 18 de julio de 1924 terminó con  toda posibilidad de resistencia. Apoyado en su cultura milenaria de trabaje; y ahorro, el inmigrante progreso e hizo el milagro del "Oro Blanco". El aborigen cambió sus "enramadas" por ranchos de barro y, salvo excepciones, quedó pobre e incomprendido.
Quitilipi, voz onomatopéyica de un búho prácticamente extinguido, abreva en esas raíces para ir cons­truyendo  su presente, está edificando una sociedad de instituciones solidarias y cría una juventud esperanzada en sus frutos generosos. El grito "Quitilipi" no habrá de extinguirse: era conocido por los indios desde tiempo inmemorial, los inmigrantes lo escucharon en 1912. El centro chaqueño se apropió de él para marcar un pueblo solidario.

BANDERA DE LA CIUDAD DE QUITILIPI

“El 30 de noviembre de 1912 fue instituido como fecha del nacimiento de Quitilipi, según interpretaciones históricas que fueron aceptadas por la comunidad. El ingreso de los primeros inmigrantes itálicos data de varios meses atrás, así como la punta de riel del Ferrocarril General Belgrano (entonces Central Norte Argentino) que se operara hacia fines de 1911.
Las tierras del centro chaqueño, vergel insondable de tobas y mocovíes, fueron cediendo al paso incontenible de la colonización gringa venida desde Reconquista y Avellaneda, como meta final de la aventura iniciada en Trento y Gorizin.

Y fueron llegando los Cinat, Strusiat, Mussín, Molfesse, Mattana, Brollo, Tomadín, Borelli… También los González y Alonso, de ascendencia hispánica. Más tarde los Carrió, los Asselle, Fernández, y Martina. Y en el ultimo oleaje inmigratorio los yugoslavos de voluntad inquebrantable.
EI damero del pueblo cobró forma tras la agrimensura del Ingeniero Flemsburg donde la población blanca sentó sus reales y eligió a José Alonso como su primer Intendente municipal. Con bueyes y machetes la colonización fue avanzando en la espesura, espantando a la fauna silvestre y arrinconando al aborigen en reductos cada vez más escasos de alimentos. Linch Arribálzaga intentó la incorporación de los mas dóciles creando la Reserva de la Colonia Chaco. El alambrado de las tierras era irreversible. La libertad marcó al indio sus nuevos límites.

Algunos episodios menores derramaron sangre entre indios y blancos, y el trágico “Combate de Napalpí” del 18 de julio de 1924 terminó con toda posibilidad de resistencia…

EI aborigen cambió sus “enramadas” por ranchos de barrio y, salvo excepciones, quedó pobre e incomprendido.”