VISITA A UN PLANETARIO


LA VISITA A UN PLANETARIO BRINDA UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE

 

 

  advertising

 

Qué es un Planetario

 

advertising

 

SITIOS AMIGOS

Azucar en el Organismo

Vegetarianismo

Mitos y Cosmos

Telescopio

Mundo de las Abejas

Secretos en Red
Hoteles,Vuelos,Coches
Formas de Ganar Dinero

 

 

  advertising

Imaginemos ahora una visita a uno de estos imponentes teatros o cines de la belleza celeste.

Antes de entrar en la sala de proyecciones propiamente dicha, forzoso es que recorramos las galerías y las salas aledañas que conducen a aquella. En sus recintos se hallan expuestas, distribuidas por “parentesco estelar”, las más admirables fotografías de toda clase de cuerpos y fenómenos astronómicos. Llaman nuestra atención las imágenes brillantes de las nebulosas inmensas, no menos que un impresionante meteorito en su acelerado viaje interplanetario, y alrededor de el, sobre un muro circular, pintado de color azul oscuro, el contorno plateado de las doce figuras de las constelaciones del Zodiaco.

Entramos en el salón, e inmediatamente reconocemos el perfil característico de nuestra ciudad, reproducido fielmente sobre la parte baja de la cúpula hemisférica. Las luces se van apagando, hasta quedar envuelto en penumbras el recinto, cual en un anochecer real. El proyector comienza a funcionar y aparecen, una a una, las imágenes de las soberbias estrellas de mayor magnitud. Luego les toca el turno a los planetas. Embelesados, nos dejamos conducir por el conferenciante a través de los senderos sin fin del éter.

Las 32 unidades de proyección del planetario crean ante nosotros un mosaico estelar de unos 9.000 astros visibles a simple vista, cuya magnitud oscila de 1 a 6,2. El amanecer y el ocaso del Sol, la Luna, Venus, Marte y, en suma, de todos los astros (que nosotros vemos debido al movimiento de rotación de la Tierra), pueden sumirse y verse en su totalidad en la pantalla en solo 48 segundos o incluso en menos tiempo. Los cuerpos celestiales se mueven a través de la cúpula siempre a su correspondiente y verdadera rapidez relativa. Así, pues, se nos muestran los movimientos, directos o retrógrados, de los planetas, al igual que las diversas fases lunares y la cambiante inclinación del aparente curso solar, lo que da lugar a las cuatro estaciones. En el planetario también podemos ver los equinoccios y eclipses, el paso de cometas, los choques de estrellas y toda la gran diversidad de fenómenos celestiales.

Durante el tiempo que con la imaginación hemos sido espectadores de todas estas escenas proyectadas, nuestro espíritu se ha mantenido suspenso ante la grandeza y la armonía universal, enriqueciéndose con toda suerte de nociones astronómicas.

Que es un Planetario