QUE ES UN PLANETARIO


 

 

  advertising

 

Visita a un Planetario

 

advertising

 

SITIOS AMIGOS


Azucar en el Organismo

Vegetarianismo

Mitos y Cosmos

Telescopio

Mundo de las Abejas

Secretos en Red

Hoteles,Vuelos,Coches

Forma de ganar dinero

 

 

  advertising

Inicialmente, el nombre de planetario fue otorgado a un dispositivo construido por la fábrica de instrumentos ópticos y fotográficos de Kart Zeiss, de Jena, en Alemania, aunque al mismo tiempo esta palabra se utiliza para designar el edificio en forma de cúpula, y asimismo la sala en que se instalaun aparato proyector. Este aparato permite que veamos en la bóveda, lo mismo que si estuviésemos en un cine, una reproducción del firmamento: el sol, la luna, las estrellas y constelaciones, así como sus diversos movimientos.

La mencionada cámara o aparato proyector se coloca en el centro de la sala, que tiene una forma semiesférica y cuyas butacas están dispuestas en hileras circulares, y las imágenes se reflejan en la cúpula. El proyector Zeiss corriente se asemeja, en cierto modo, a unas pesas de gimnasio, con dos esferas de hierro, una de cada extremo, y cada una de ellas contiene 16 unidades de proyección. A su vez, dichas unidades presentan una delgada placa metálica, con abertura del tamaño de una punta de de alfiler, practicadas con rigurosa precisión en 65 proporciones diferentes, al objeto de proyectar las imágenes del cielo estrellado, en posición correcta, cual pequeños discos de tamaño y brillo correspondientes a su apariencia real en el firmamento.

Veamos ahora cual es la potencia de esta cámara: los rayos que envía a su gran pantalla circular están producidos por una ampolleta de unos 1.000 vatios en cada esfera; y al brillar a través de cada abertura, se enfocan en la capsula superior, gracias a un sistema de lentes llamados Ressar. Y si tenemos en cuenta que existen 32 unidades de proyección, mientras que en un cine corriente existe, naturalmente, una sola cámara, entonces podremos formarnos una idea aproximada de la complejidad de su mecanismo y de su funcionamiento.

En su importante obra De revolutionibus orbium coelestium, publicada en 1543, Copérnico lanzó el concepto –no creído entonces- de que el sistema planetario al que pertenece la Tierra tiene por centro al Sol. Esta tesis tardo casi un siglo en ser aceptada, y sobre ella basaronse el holandes Huygens y el danes Roemer para construir, durante el siglo XVII, los primeros modelos de planetarios. Con tal fin emplearon globos proporcionados, a distancias relativas, para representar a los planetas en cuanto se refiere a su tamaño natural y a sus respectivas posiciones reales.

Cuando en el trascurso del año 1913 se encargo a Zeiss la construcción de un dispositivo mejor, sugirióse que los astros deberían representarse mediante lámparas eléctricas fijas o móviles sobre una cúpula rotatoria. De cualquier modo, esta propuesta fue prontamente descartada a favor de otra, debida al óptico doctor Bauersfeld, en la cual las imágenes de los cuerpos celestes eran proyectadas por sendos rayos de luz sobre una cúpula fija. El aparato resultante significo un éxito notable para su creador. Se dedujo que si la bóveda planeada pudiera alcanzar los 50 metros de diámetro, el aspecto seria sumamente parecido al del cielo verdadero. Y, en efecto, así fue. El planetario cumple hoy sus objetivos de modo casi perfecto.

Visita a un Planetario