Mini-donuts de calabaza y chocolate

Tiempo de preparación: 1 hora aprox.
Dificultad: Fácil
Coste: Medio

Ingredientes (Para unos 36 mini-donuts)

Para los donuts
  • 100ml de aceite suave
  • 3 huevos M
  • 300g de azúcar
  • 350g de puré de calabaza*
  • 3/4 de cucharadita de canela
  • 1/4 de cucharadita de nuez moscada
  • 1/4 de cucharadita de jengibre molido
  • 1 cucharadita y media de sal
  • 1 cucharadita y media de levadura química
  • 225g de harina

Para decorar
  • Una tableta de chocolate blanco de repostería
  • Una tableta de chocolate negro de repostería
  • Colorante para caramelo naranja
  • Sprinkles o decos de azúcar de temática Halloween

*Para el puré de calabaza
  • Una calabaza grande (de asar)

Paso a paso

Preparamos con un poquito de antelación el puré para que se enfríe. Para ello, pelamos, limpiamos la calabaza y cortamos en trozos grandes. Ponemos en una olla, cubrimos con agua y cocemos hasta que esté tierna (en olla express, unos 15 minutos). Retiramos el agua y deshacemos con un tenedor o minipimer hasta que quede un puré homogéneo. Reservamos unos 350g.

Precalentamos el horno a 180º sin ventilador. Engrasamos el molde y reservamos. En un bol, tamizamos todos los ingredientes secos (harina, azúcar, levadura, canela, jengibre, nuez moscada y sal). En otro bol mezclamos los huevos, el aceite y el puré de calabaza hasta obtener una mezcla homogénea. Añadimos la mezcla de harina y batimos lo justo para que se integre.

Llenamos los huecos del molde hasta la mitad, no más, y horneamos unos 15 minutos en la parte baja del horno. Pasado ese tiempo, los pinchamos con un palillo y si sale seco están listos. Los dejamos templar cinco minutos y pasamos a una rejilla para que terminen de enfriarse. 

Preparamos el glaseado. Ponemos el chocolate troceado en un bol resistente al calor y lo derretimos en el micro a golpes de treinta segundos. El blanco lo teñimos con colorante naranja especial para caramelo. 

Para la deco, pasamos los donuts por el chocolate y los ponemos en una rejilla para escurrir el sobrante. Espolvoreamos con los sprinkles. Si hace calor, podemos meterlos unos minutos en la nevera para que la cobertura se endurezca más rápido. Listos.


Notas
  • Se conservan dos o tres días guardados en una caja hermética. En la nevera, una semana, pero acordaros de sacarlos media hora antes para que vuelvan a temperatura ambiente.
  • En lugar de comprar chocolate blanco y teñirlo, se puede sustituir por Candy Melts naranjas directamente. Como me quedaba chocolate blanco - y además quería estrenar mis colorantes - decidí hacerlo así.
Comments