Trucos en ganchillo

Además de técnica hay que saber algunos trucos para corregir errores o solucionar pequeñas dudas.

  1. Para evitar que se formen volantes o se deforme el principio de una labor no hay que usar todos los puntos de la cadeneta base. Es mejor hacer los puntos de la segunda vuelta cada dos de la cadeneta. También se puede empezar la labor con una cadeneta de puntos bajos, y de esa manera queda recta.
  2. Es recomendable anotar todos los proyectos en una libreta, para poder consultar ciertos datos si es necesario, o para continuar la labor en caso no saber por qué vuelta vamos.
  3. Cuando interrumpimos la labor, al retomarla de nuevo sabemos por donde vamos fijándonos en la hebra. Ha de estar en la parte derecha.
  4. Cuando hacemos dibujo jacquard hay que dejar flexible el hilo que pasa por el revés del trabajo. Si lo dejamos demasiado tirante, encoge el dibujo. Antes de cambiar de color hay que sacar los últimos bucles con el hilo del nuevo color.
  5. Para unir dos cabos de lana, se puede pasar uno de ellos a una aguja lanera y atravesar con él el otro hilo.
  6. Para coser las piezas tejidas es mejor emplear la misma lana, pero si es muy gruesa se pueden tomar algunas hebras y formar un hilo con ellas.
  7. Para lavar prendas de lana (las de ahora suelen ser mezcla con acrílico u otras fibras), nunca hacerlo con agua caliente ya que encoge.
  8. Nunca secar una prenda en una percha, mejor ponerla recta sobre una superficie dura o sobre una toalla encima del tendedero.
  9. Con los restos de lanas de otras labores se pueden hacer amigurumis (muñecos) o piezas de patchwork para confeccionar mantas, colchas, etc.
  10. Los ojales, para que no se deformen los bordes, es mejor bordarlos. Se pueden usar varios cabos de la misma lana si ésta es gruesa.

Comments