Día de las mujeres

 Contra la violencia de género
México requiere de sus mujeres: Margarita Zavala 

 

08 Mar (EFE).- Por lo general, las cifras tienden a ser frías, pero en algunos casos, como en el de la violencia contra las mujeres, hielan la sangre: una de cada cinco será violada a lo largo de su vida y la mitad de víctimas de homicidios son asesinadas por sus esposos, sus compañeros o por quienes lo fueron. Son algunas cifras que ofrece Naciones Unidas con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se celebra este 8 de marzo con la intención de erradicar la violencia de género y conseguir la igualdad de derechos.

En algunos países, una de cada tres mujeres son apaleadas, forzadas sexualmente o maltratadas de otras formas a lo largo de su vida.

La ONU lo recuerda ahora con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se celebra este 8 de marzo con un llamamiento a combatir la “abominación” que supone la violencia de género, además de combatir la discriminación.

“Unidos para poner fin a la violencia contra las mujeres” es el lema de la esta iniciativa, cuyos programas abarcan hasta 2015, encaminada a prevenir una lacra que, según Naciones Unidas, “no sólo es una grave infracción a los derechos humanos, sino que además impone enormes costos sociales y económicos y menoscaba la contribución de las mujeres al desarrollo, la paz y la seguridad. Plantea una grave amenaza al logro de los objetivos de desarrollo acordados internacionalmente, entre ellos los Objetivos de Desarrollo del Milenio”.

"La violencia de género es un ataque contra todos nosotros, contra los cimientos de nuestra civilización", afirmó el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en un discurso durante el acto en la sede de Naciones Unidas con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se celebra el 8 de marzo.

Ban resaltó que las mujeres son "las que dan a luz y cuidan de nuestros hijos y, en muchos lugares del mundo, son las que siembran los cultivos que nos alimentan".

Sin embargo, según los datos recogidos por la ONU, más del 80 por ciento de las víctimas de trata de seres humanos son mujeres, y para una pinza de edad de entre 15 y 44 años de edad, la violencia es una importante causa de defunción y discapacidad.

También se trata de concienciar a las propias mujeres para que salgan de esa espiral de violencia, ya que, según un estudio hecho en diez países, para un total de 24.000 encuestas, entre 55% y 95% de las mujeres que fueron sido objeto de malos tratos físicos por sus compañeros nunca acudieron en busca de ayuda a una ONG, a un albergue o a la policía.

No obstante, el propio secretario general de la ONU reconoció en el lanzamiento de la campaña que “no hay un enfoque predeterminado para combatir la violencia contra la mujer. Lo que da buenos resultados en un país tal vez no surta los efectos deseados en otro. Cada país debe elaborar su propia estrategia”.

Existen cuestiones culturales muy difíciles de erradicar; por ejemplo se calcula que más de 130 millones de niñas y mujeres que hoy están vivas han sido objeto de mutilación genital femenina.

“Pero hay una única verdad universal aplicable a todos los países, todas las culturas y todas las comunidades: la violencia contra la mujer nunca es aceptable, nunca es excusable, nunca es tolerable”, dijo Ban Ki-moon.

La campaña de la ONU hace hincapié en que los hombres tienen el deber de movilizarse para eliminar esas prácticas que perpetúan la pobreza y deterioran la salud de toda la sociedad.

Para poder medir el avance hacia ese objetivo, la ONU inauguró una base de datos en la que se registrarán las medidas adoptadas por los 192 países miembros de Naciones Unidas para combatir las agresiones contra la mujer.

La directora del Fondo de Naciones Unidas para el Desarrollo de la Mujer (UNIFEM), la española Inés Alberdi, recordó en un mensaje institucional que 185 estados han ratificado la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW), y 90 han ratificado su Protocolo Facultativo, que permite presentar directamente a la Comisión quejas relacionadas con violaciones a sus derechos.

En ese sentido, en al menos 89 países existe alguna provisión legislativa dirigida a abordar la violencia domestica, y la violación es ahora un crimen en casi todo el mundo.

"En la mitad del camino para alcanzar el año 2015, el momento se está forjando", concluye Alberdi. 

EN LATINOAMÉRICA.


En este combate por la igualdad de derechos preocupan también los efectos de la crisis económica: representantes de Naciones Unidas (ONU) en México expresaron su temor a que la crisis afecte en Latinoamérica más a las mujeres que a los hombres, y pidieron "más que nunca" medidas que exijan la "igualdad y equidad" de género.

"Es posible que las mujeres pierdan antes sus empleos, que se precaricen aún más, que volvamos a ver el trabajo infantil recrudeciéndose, en especial el de las niñas", afirmó el coordinador residente del sistema de Naciones Unidas en México, el español Magdy Martínez-Solimán.

La violencia de género en México puede ser paradigmática para otras zonas de Latinoamérica: siete de cada diez mexicanas mayores de 15 años han sufrido agresiones violentas por parte de sus parejas o en sus comunidades, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INEGI).

La directora de la Agencia de la ONU para la Mujer (Unifem) para México, Cuba, Centroamérica y República Dominicana, Teresa Rodríguez Allendes, hizo hincapié en el caso centroamericano, donde "no se ha visibilizado el aporte económico de las mujeres" a pesar de que la importancia del trabajo femenino para la zona.

"Ellas son las productoras agrícolas, las de la maquila, pero no se ha contabilizado ese trabajo", añadió.)

Por su parte la secretaria de Estado de EE. UU., Hillary Clinton, anunció que hará durante sus viajes por el mundo de “abogada” por la causa de las mujeres: "Realizar el pleno potencial y la promesa que representan las mujeres no es sólo una cuestión de justicia, es una cuestión de paz mundial, de progreso y de prosperidad para las generaciones venideras".
 En un artículo publicado en el diario francés “Le Figaro” con motivo del Día Internacional de la Mujer, Clinton añade que: "Ahora hay más mujeres que dirigen gobiernos, empresas y organizaciones no gubernamentales. Pero esta buena noticia tiene su reverso. Las mujeres siguen constituyendo en el mundo la mayoría de los pobres, de los mal alimentados, de los no escolarizados. Siguen siendo víctimas de violaciones utilizadas como táctica de guerra y explotadas por traficantes internacionales en un negocio de 1.000 millones de dólares",

Comments